Artículo de RODRIGO TENA en El Mundo de hoy, martes 15 de febrero

Nuestro editor, ensayista y articulista, Rodrigo Tena, publica en el el diario El Mundo hoy martes un artículo titulado Cortesanos y Ciudadanos. Como la temática, contenido y espíritu tienen mucho que ver con los que suelen inspirar este Blog, no podemos dejar de recomendar su lectura.

Su contenido puede leerse aquí

7 comentarios
  1. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    JJ sin duda lo más cercano al espíritu santo estos días son los medios de comunicación, donde se pueden denunciar estas cosas incluído nuestro (todavía) modesto blog.

  2. Jorge de Miguel
    Jorge de Miguel Dice:

    El problema, como apunta Rodrigo Tena en el artículo, es que la existencia de una íntima conexión entre el poder político y económico es un fenómeno bastante general. Entiendo que puede ocurrir con poderes políticos de todos los colores. Por eso creo que va a ser difícil que se solucione votando al partido que prometa más transparencia (va a estar cuatro años antes de que vuelva a rendir cuentas). Hay ideas que deberían estar en el programa de todos los partidos. Más bien creo que habría que seguir potenciando la sociedad civil con blogs como el vuestro. Quizá otro día podáis escribir un artículo sobre las posibilidades de la iniciativa ciudadana desde vuestro punto de vista de juristas.

  3. jj
    jj Dice:

    Transparencia en la contratación pública?????, leo en EL MUNDO Transparencia formal, transparencia material… Legalidad formal, legalidad material… Un ejemplo verídico: Un Ayuntamiento decide enajenar suelo patrimonial, y lo hace con una subasta pública al mejor postor: quien más puje, se lo lleva, y así el ayuntamiento saca más dinero… Pero hete aquí que en el ayuntamiento hay algunos políticos y funcionarios… que tienen lazos importantes con la sede nacional del partido… El procedimiento se tramita formalmente de manera impecable, con los retrasos y deficiencias habituales que, a pesar de ser intencionados en este caso, no llaman la atención… Las subastas quedan desiertas… Mala suerte… Tiempo después, conforme señala la ley, el suelo se vende por enajenación directa, sin publicidad, por un precio mucho menor… Y se vende a una sociedad de capital riesgo donde hay familiares de políticos afines… Ha ganado el partido, ha ganado algún funcionario, y ha perdido el interés general, la hacienda pública municipal… Denuncie usted esto, no??? Y cómo demuestra uno la intención?? El procedimiento se tramitó más o menos bien, los defectos no se puede probar que sean deliberados, la crisis hizo que no hubiera postores…….. Corrupción indemostrable de ayer y de hoy mismo…. Los golfos saldrían absueltos…hay que dejar de reverenciar lo que dicen los tribunales y circunscribir a su ámbito el principio de presunción de inocencia, como siempre dice JL Manzanares: un asesino absuelto no deja de ser un asesino. La presunción de inocencia no es un certificado de buena conducta. La verdad judicial no es la verdad material, no es la realidad. No conozco a R. Tena, pero sé que no es un cándido. Lo cual hace todavía más encomiable su esfuerzo por luchar contra molinos imposibles: ¿la transparencia???????? Solo nos queda confiar en el Espíritu Santo.

  4. Rodrigo Tena
    Rodrigo Tena Dice:

    Hola Jorge: Nosotros pensamos que la transparencia es una vía de actuación de la sociedad civil muy prometedora. Se están desarrollando ya muchas iniciativas, en todos los países y a muchos niveles, pero una especialmente interesante en España es pro bono público (http://blog.probp.org/), una asociación de técnicos informáticos que desarrollan programas cuya finalidad es analizar las políticas de gasto público. Si juntamos ese análisis técnico con uno más jurídico en una única plataforma conjunta se podría ofrecer a la sociedad una información muy accesible sobre cómo y en qué gastan el dinero nuestros representantes públicos. Todo ello al margen, por supuesto, de presionar para que nuestro Parlamento elabore una ley de transparencia digna de tal nombre. El que toda esa información esté accesible en la red supone un medio de control externo y de autocontrol interno (cuando las cacicadas pueden divulgarse fácilmente resultan menos tentadoras) muy poderoso. O por lo menos, hoy por hoy, el único factible. En cualquier caso prometemos un post más elaborado sobre el tema.

  5. JULIO
    JULIO Dice:

    Felicito a “Hay Derecho” por el carácter pedagógico que su blog está tomando, por momentos. Un artículo bien construido (pero con algunos errores y contradicciones que en días posteriores pondré de relieve) por el articulista Rodrigo Tena sobre “Cortesanos y ciudadanos” terminaba con una conclusión tajante, casi próxima a los sucesos de las tierras fértiles receptoras de turistas ávidos de formas geométricas, expresando que “en una democracia no es necesaria una revolución para acabar con los cortesanos. Puesto que basta exigir transparencia y rendición de cuentas a nuestros representantes para que la corte desaparezca como por ensalmo, fijemos esa prioridad a la hora de ejercer nuestro derecho al voto. No es época de fobias o de fidelidades mal entendidas. La hora de la responsabilidad ha llegado.”

    Mi desazón con el articulista no podía ser mayor. Había construido una tesis pero no había definido su concepto esencial: ¿qué es ser cortesano y cómo se ejerce ese digno oficio en estos tiempos?

    Semejante descuido no podía ser negligente. La razón era otra. Su autor pensaba en unos lectores de alto nivel a los que no se puede explicar lo obvio. Sucede siempre que, al final, el autor no puede reprimir la natural codicia de todo escritor: ser leído.

    Decidió no explicar el concepto de cortesano en su artículo, para no rebajar su nivel. Lo que hizo fue “colocar” un ejemplo de qué es ser cortesano en tiempo real, como la vida misma, pero en campo de juego ajeno al abstracto del pensamiento escrito. Por la vía de los hechos, que diría el otro. Patatas con chorizo donde antes se servía aire de cortesano.

    Y lo hizo de forma magistral y contundente. Nada de cortesanos de “alta estopa”. Los ejemplos deben ser desnudos para contemplarlos en toda su plenitud. Con las costillas al aire y los colgajos debajo de las axilas desafiando la gravedad.

    Recurrió a la figura del paje de hacha. Esa persona a la que el noble encarga que con su hacha anuncie la presencia del autor y su obra.

    Y ésta es la luz del hacha: “Nuestro editor, ensayista y articulista, Rodrigo Tena, publica en el diario El Mundo hoy martes un artículo titulado Cortesanos y Ciudadanos. Como la temática, contenido y espíritu tienen mucho que ver con los que suelen inspirar este Blog, no podemos dejar de recomendar su lectura.”

    Esta interacción entre el artículo publicado y la vía de hecho del ejemplo real pedagógico abre una nueva etapa en la historia de la comunicación. Quizá es la aplicación del cine en tres dimensiones al artículo con pluma de toda la vida.

    Todo nuevo invento siempre produce daños colaterales.

    Aunque esto nos lleva a otro interesante tema: ¿se puede ser protagonista de una historia sin saberlo? Quizás próximo artículo sobre “Protagonistas sin dolo”, hoy de moda en la política del más alto nivel.
    Entretanto, ¿pero qué he hecho?, miradas de desconfianza y no escribir con mayúsculas porque parece que estás gritando. Al fondo la misma piedra, esperando al caminante circular: ¿qué hará la próxima vez?
    Con ánimo constructivo: Sugiero un comentario global, de esfuerzo, sobre tres sentencias del Supremo del que daré sólo las fechas, debiendo los editores acertar su contenido: STS 20 mayo 2008, STS 3 enero 2011, STS 14 enero 2011.
    Por la transparencia, anímense a comentarlas. El castillo de naipes se viene abajo.

  6. jj
    jj Dice:

    Los cortesanos son lo contrario de los virtuosos. Éstos últimos, como desprecian las honras y vanidades, aún corporativas, viven de ordinario en sus casas apartados de las inquietudes de la Corte. Por contra, los cortesanos son aquellos que saben que acercándose al poder, incluido el judicial, sean en cócteles, sesiones pseudoacdémicas, seminarios, y sabiendo elegir bien a la concurrencia se consigue más que fiandolo todo a una justicia ciega, como debiera ser en un estado de Derecho. Pero la naturaleza es débil y por eso siempre está presente la tentación de dosificar la coacción con estrategias sutiles. Por eso, algunos no dejan nunca de querer, de festejar al poderoso cuando tienen clara la necesidad de sus decisiones. Pero el mismo entusiasmo con que ahora se envancen de lo hecho, lo convertirán en recriminaciones contra ese poderoso cuando el viento de sus decisiones haya cambiado y ya no les sean favorables.

  7. Fernando R. Prieto
    Fernando R. Prieto Dice:

    Julio, cada vez que escribes reflejas tu categoría personal e intelectual. No es, por tanto, preciso contestar tu comentario. Este es un foro para asuntos de interés general, no un escenario para tus particulares obsesiones.

Los comentarios están desactivados.