La floresta autonómica (IV). Brotes de Derecho foral extremeño.

Resulta paradójico lo parecidas que pueden llegar a ser las Comunidades Autónomas precisamente cuando se empeñan en buscar su diferencia. En la reforma del Estatuto extremeño y lo que anticipa encontramos una nueva prueba.

Hace años me contaron una anécdota que parece bastante cierta. Ciertas autoridades locales estaban interesadas en impulsar unos estudios previos para desarrollar el Derecho foral vigente en una pequeña parte de la provincia. Para ello reunió a un comité de expertos en Derecho civil de diversas profesiones y procedencias, que trabajaban gratuitamente, por puro amor a la tierra y sus tradiciones, pero al final de cada reunión eran convenientemente invitados a uno de los mejores restaurantes de la capital. Sea porque el plan les agradaba o distraía de la rutina cotidiana, o sea por el estímulo gastronómico, lo cierto es que las sesiones se extendieron lo suficiente como para proponer que un único aunque sustancial artículo se convirtiera en quince. Con el descubrimiento, no sabemos si favorecido por viandas bien regadas, de alguna interesantísima institución que si no tuviera arraigo histórico, merecería sin duda haberlo tenido. No hace falta decir que la propuesta fue acogida con entusiasmo por el legislador autonómico.

AFANOSA, AUNQUE NO BARATA, BÚSQUEDA DE PECULIARIDADES.

Algo parecido está a punto de ocurrir con el Derecho civil extremeño. Hasta hoy sólo se conocía un limitado régimen matrimonial excepcional en una limitada porción del territorio, el del llamado Fuero del Baylío. Pero nos cuentan que las autoridades autonómicas han gastado ya un presupuesto millonario en buscar en diversos archivos, particularmente los notariales históricos, el hecho diferencial de presuntas instituciones jurídicas consuetudinarias únicas y puramente extremeñas. Obviamente apenas han encontrado nada, pero probablemente pronto nos van a presentar insólitos hallazgos, adornados con el preciso perifollo para que parezcan algo más que lo mismo de otros sitios pero con el nombre cambiado…

El afán por encontrar justificaciones en la historia ha sido siempre un vicio inherente a los nacionalismos de todo pelaje, con la casi inevitable consecuencia del falseamiento de la Historia. Pero debe ser patología contagiosa, porque ahora cualquier autoridad local se empeña en la misma búsqueda casi arqueológica de argumentos.

Siempre me ha parecido sorprendente ese empeño foralista por buscar legitimaciones históricas a las instituciones jurídicas, incluso por encima de su real utilidad social. La eficacia de una regulación adecuada en el mundo actual parece pesar menos que el hecho de que tuviera antecedentes en alguna tribu que pasó por allí hace unos cuantos siglos. En nuestras regiones, hay quienes siguen empeñados en convertir el Derecho foral en una especie de museo antropológico, en una suerte de adorno heráldico destinado a dar una pátina de abolengo a la Autonomía.

LO MISMO QE LOS CATALANES … CUESTE LO QUE CUESTE.

La Ley Orgánica 1/2011, que reforma el Estatuto de Autonomía de Extremadura, reconoce en su nuevo artículo 9 como competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Extremadura lo relativo a:

“Conservación, defensa y protección del Fuero del Baylío e instituciones de derecho consuetudinario”.

Y “Regulación del recurso gubernativo en aplicación del derecho extremeño frente a la calificación por parte de registros de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles”.

Curioso que se considere al fuero del Baylío como necesitado de protección. ¿Contra qué? ¿Contra las necesidades de una sociedad moderna? Pero aún sorprende más (o no tanto…) que la regulación sea tan parecida a la que contiene el Estatuto de Cataluña que, como muchos nos temíamos, parece que ha establecido un nuevo paradigma a seguir.
Cabe por lo tanto esperar una ley autonómica reguladora del recurso gubernativo “extremeño” contra las calificaciones de los registradores, y la dotación del órgano administrativo correspondiente, según el modelo catalán.

Los problemas del recurso gubernativo, y las causas de que haya devenido en un mecanismo ineficiente, con la consecuencia de la sobrevaloración de hecho de ciertas calificaciones ante su falta de control, deben sin duda ser tratados en este blog. Probablemente, la reciente jurisprudencia que establece la nulidad de la resolución recaída fuera de plazo (véase la Sentencia del Tribunal Supremo 3-1-2011 aquí, puede suponer su crisis definitiva. Pero no parece que sumar a la actual atomización en múltiples instancias de recurso, la previa de múltiples organismos de resolución administrativa pueda ser una vía de solución.

Más escandaloso resulta la previsible utilización que se dará a la futura ley y organismo de resolución. No recuerdo que en muchos años alguna resolución de un recurso gubernativo haya versado sobre “cuestiones extremeñas”, como las relativas al Fuero del Baylío. Y si en Cataluña, con unos siete millones de habitantes, y un derecho propio extensísimo, se han venido dictando unas 20 resoluciones al año; si los extremeños sujetos al Baylío son unos 55.000, y su especialidad sólo se refiere al régimen económico matrimonial… Por todo ello parece difícil que pueda plantearse más de un recurso ¡cada diez años! Salvo que una vez más el órgano cree la necesidad y una nueva regulación lo suficientemente confusa promueva la multiplicación de conflictos, lo que tampoco es descartable.

Lo que parece improbable es que consideraciones de pura eficiencia, o incluso de mero sentido del ridículo, vayan a disuadir a nuestra oligarquía política autonomista de dotarse de su particular y flamante ley, y de su correspondiente órgano, todo a cargo del sufrido contribuyente. Para que legisladores y autoridades extremeñas puedan hincharse con el pueril orgullo de “nosotros también tenemos eso”.

Aunque hay que advertir que estos dispendios cada vez pesan más en una opinión pública azotada por la recesión. El rey está desnudo, y cada vez más gente se atreve a comentarlo.

11 comentarios
  1. jj
    jj Dice:

    Y, por qué, ya de paso, con esa reforma no han desgajado tb el tema de los concursos para la provisión de notarías y registros vacantes, de modo que cuando haya que cubrirlas salgan convocados tres concursos: uno para Cataluña, como ya pasa, otro para el resto de España, y el tercero para Extremadura??? ¿Qué sentido tiene eso? El papeleo que antes hacía uno, ahora se hace pagando más dinero, más personas… Felicidades por el post.

  2. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Para JJ. Mejor no dar ideas, que nuestra sofisticada oligarquía política suele creer que a más competencias mayor es su importancia en el mundo.

  3. Lorena Moreno
    Lorena Moreno Dice:

    Ya que lo menciona, los Recursos Gubernativos se merecen un Post y no pequeño precisamente.
    A la práctica, los registradores están “sujetos” a la Resoluciones de la DGRN que les vienen bien para sus propios intereses (pues paradójicamente están vinculados a las resoluciones de su superior jerárquico… pero no están obligados a conocerlas) y para las Resoluciones que no, caso omiso. Y hoy paz y mañana gloria.
    A todo esto cuando la DG se diga a Resolver, pues, ¿Cuántas calificaciones se recurren y caen desestimadas por un silencio vergonzoso? … más de las que se resuelven.
    Y cuando la DG resuelve y revoca una calificación nos lo hace público en el BOE con unas cuentas Resoluciones desestimadas (siempre con más desestimadas que estimadas –obvia la imagen que quieren dar-) por ejemplo: BOE del día 10 de Enero de 2011, Resolución 24 de Nov de 2010 se le da la razón al Notario D. Álvaro ¿Y con que lo hacemos público? Con 5 Resoluciones desestimadas. ¡¡Claro que sí, en la “buena” línea!!.
    Lo dicho, se merece un Post el tema y no pequeño.
    Felicidades Fernando por el post.

  4. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Bienvenido Fernando a la serie de la floresta porque evidentemente es tan nutrida y espesa que yo sola no daba abasto para denunciar tanta estupidez…a ver si nos animamos todos a ir hablando de estas cosas que tanto dinero nos cuestan y que producen verguenza ajena. Gracias por el post.

  5. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Para Lorena Moreno. Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que el mecanismo del recurso gubernativo ha devenido como absolutamente ineficiente, e incluso generador de inseguridad jurídica. Sin duda la cuestión será tratada.

  6. Lorena Moreno
    Lorena Moreno Dice:

    Gracias a ti Fernando. Por cierto, os ánimo a solicitar la calificación sustitutoria antes del recurso. Luchando poco a poco se va rompiendo el corporativismo registral.

  7. Jose Maria
    Jose Maria Dice:

    Enhorabuena por este post que pone al descubierto la evolución hacia la taifa inspirada en criterios medievalistas en la que estamos inmersos. Dentro de poco volverán a declararse vigentes los fueros de Vicedo y Sepulveda, superando caducas interpretaciones centralistas del Tribunal Supremo y eso será el primer paso para que, en aras de un progresismo inusitado, vuelvan a gozar de fuerza y vigor los viejos fueros municipales que nunca debieron derogarse.
    Vamos…, no se si se me entiende…

  8. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Para José María: Efectivamente, hay en todo esto una cierta vanidad paleta, que lleva a pensar que ser distinto es ser más, y el Derecho foral se utiliza así como un plumaje o adorno distintivo. No deja de ser lamentable que cierta clase política, de casi todos los partidos, haya asumido esos pseudo valores. Pero subyace un auténtico problema constitucional. En ningún país la distribución de las competencias está tan indefinida, y en ninguno la cuestión se ha convertido en moneda política de cambio habitual. Me parece se requiere una reforma constitucional para que dejemos de desbarrar. Lo trataré en otro post. Y muchas gracias por tu comentario.

  9. José Manuel Sánchez Tapia
    José Manuel Sánchez Tapia Dice:

    El que pase esto en Extremadura es una buena prueba de la sima que se abre entre los ciudadanos y los políticos que los representan. Yo he vivido casi tres años en Extremadura y no he conocido a un solo nacionalista. Eso sí, entre la casta política, el nacionalismo comenzará a tomar cuerpo, estoy seguro, porque les permitirá colocar las culpas en un ámbito externo, no asumir responsabilidades y reclamar desde el agravio y el victimismo. Sólo la necesidad lo puede parar, el que imperiosamente obligados por la realidad haya que recomponer el desastre.

  10. Fernando R. Prieto
    Fernando R. Prieto Dice:

    Efectivamente, José Manuel. Aunque ya no hace falta pecar de nacionalismo para contagiarse de sus peores vicios. Gran parte de nuestra casta política asume como propios sus anti valores.

  11. Ignacio Espinosa
    Ignacio Espinosa Dice:

    Felicidades Fernando,
    Con la que esta cayendo sobre España, es increible que nuestros politicos y gobernantes, pierdan el tiempo en tratar de buscar signos de identidad reginales, inviertiendo el dinero que no tenemos, con el fin de lograr algo como minimo inconfesable..
    Todo lo que sea para ir mas lejos del fomento y estudio de la gastronomia, el folclore, la historia, la literatura, y el arte, es en estos momentos cuanto menos obsceno.

Los comentarios están desactivados.