La Plataforma Cívica por la Independencia Judicial en diariojuridico.com

Nuestro coeditor y socio fundador de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, Fernando Gomá, escribe en diariojuridico.com un artículo presentando los fines de la asociación. No cabe duda de que la eficiencia del sistema judicial y su independencia están muy unidas. Por eso estremece saber que al día de hoy España ocupa en el ranking mundial (según el Word Economic Forum on Judicial Independence) el puesto numero 57. Si quiere leer el artículo completo puede hacerlo aquí.

7 comentarios
  1. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    “Lo de los nombramientos de los cargos judiciales hace tiempo que se ha convertido en un mercadeo, un cambio de cromos y un tráfico de amiguismo. Lamentable y patético. Elijan ustedes el orden. El 28 de enero de 2010, el vocal José Manuel Gómez Benítez denunció que sus compañeros Margarita Robles, de Jueces para la Democracia, y Manuel Almenar, de la Asociación Profesional de la Magistratura, ideológicamente próximos al PSOE y PP, respectivamente, pactaban entre ellos los nombramientos, siguiendo el criterio de hoy mi amigo, mañana el tuyo, al margen de la Comisión de Calificación, que es la encargada de hacer el primer filtro de los candidatos y proponer al Pleno la terna de los mejores.”

    Así comienza su artículo de hoy en El País José Yoldi. Pero lo más interesante es lo que viene luego: la complicidad del Tribunal Supremo y de los propios jueces. La pregunta se impone: ¿Cómo conseguir la independencia de alguien que no quiere ser independiente? O por ser un poco más justos: ¿Cómo conseguir la independencia de alguien cuando los que tienen su máxima representación y deberían luchar por ella no están especialmente interesados?
    La Plataforma tiene por delante un camino muy arduo.

  2. Juan José González
    Juan José González Dice:

    ´Tomás Ramón Fernández abogó el viernes 8.7.2011, en un ciclo de conferencias auspiciado por el ex ministro Luis González Seara, por la SUPRESIÓN DEL CGPJ.

    A su juicio, es “un juguete roto que resulta disfuncional”. Ramón Fernández argumentó que el Consejo General del Poder Judicial “ha defraudado las esperanzas que se pusieron en él inicialmente”. Desde su punto de vista, “está politizado y sólo sirve para enmascarar los nombramientos de los grupos parlamentarios y presentarlos como resultado de la autonomía judicial”. “La autonomía es una coartada, enmascara la realidad, y esto no es aceptable”, dijo.
    El catedrático de Derecho Administrativo recordó que hay muchos países que funcionan sin estos consejos del poder judicial y no ocurre nada. En su opinión, sería bueno que en materia de gobierno de los jueces se volviera a la situación anterior a 1985, cuando de los 20 miembros del CGPJ, ocho eran elegidos por las dos cámaras legislativas y doce por los jueces y entre los jueces. “De esta manera acabaríamos con un modelo que está desprestigiado”, apuntó. Citó como ejemplo de mal funcionamiento de este órgano el hecho de que hasta 2010 pudiese nombrar a los miembros del Tribunal Supremo y al resto de altos cargos de la magistratura sin motivación alguna. Al menos, se alegró de que esta anomalía, “que suponía nombrar a los magistrados por criterio de reparto ideológico y sin argumentación de la decisión se haya revertido” por sentencia del Tribunal Supremo de 2010.
    Para Tomás Ramón Fernández, el origen de la politización del Consejo General del Poder Judicial se produjo a raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la expropiación de Rumasa en 1982. Como se recordará, la sentencia declarando constitucional la expropiación decretada por el Gobierno se ganó de manera ajustada, por el voto de calidad del presidente del Tribunal Constitucional. “El Gobierno socialista, que tenía una mayoría abrumadora, se asustó y se propuso controlar la elección de los dos vocales del TC que corresponde designar al Consejo General del Poder Judicial”.

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Juan José, muchas gracias por esta noticia, es muy alentador saber que personas tan prestigiosas como Tomás Ramón Fernández abogan por la misma solución en materia de elección del CGPJ que la Plataforma, volver al sistema de 1980.

  3. Juan cualquiera
    Juan cualquiera Dice:

    Me encantaría que la Justicia, fuera independiente. Entonces viviríamos en un país democrático. Desde que “Rl Guerra” – que no el torero- dijo que Montesquieu había muerto, se consagró el trapicheo. Estamos en un pais en el que impera el bipartidismo, pero no existe la democracia

  4. Fernando Andrés Villamil Chamarro
    Fernando Andrés Villamil Chamarro Dice:

     La propuesta anterior de 1980 tampoco garantiza la independencia judicial. La separación de poderes ha de ser en origen y en la elección del gobierno judicial no deben intervenir en modo alguno los otros dos poderes. La elección ha de realizarse por sufragio de todos los operadores que actúan el el poder judicial: Jueces, Magistrados, funcionarios de justicia, secretarios judiciales y fiscales; también es imprescindible la desaparición del Tribunal Constitucional y la figura del Fiscal General del Estado; las carreras judicial y fiscal deben unificarse y la policía judicial ha de ser un cuerpo directa y exclusivamente controlado por los jueces y magistrados. Asimismo, es necesario que se aseguren la independencia y suficiencia presupuetarias. Para mayor abundamiento, les recomiendo la lectura del Libro Teoría Pura de la República, de Antonio García-Trevijano, editorial el Buey Mudo y que se pongan en contacto con ell Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional (http://www.mcrc.com y http://www.diariorc.com).
     Muchas gracias yb un saludo

  5. Maria de Jinámar
    Maria de Jinámar Dice:

    Buenas ,jamás pense que la justicia se veria empañada de prevaricación,vergonzozo

  6. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    No solo lo que denuncia el post; hay más.
    Una Magistrada de la Audiencia Nacional impugnó nombramientos del Supremo cuanto menos pintorescos. Inmediatamente es expedientada Y SUSPENDIDA por motivos absolutamente extravagantes, como el que su marido ejercía de abogado…

Los comentarios están desactivados.