Desmesuras institucionales: los parlamentos autonómicos

Hoy publicamos un artículo de nuestro colaborador Ramón Marcos Allo, que ha sido elegido recientemente diputado a la Asamblea de Madrid por UPYD y que reflexiona sobre el Parlamento regional. Se trata de una opinión crítica especialmente valiosa, por tanto, dado el cargo que ocupa el autor. A continuación, el artículo de Ramón Marcos.
Los editores.
_________________

La situación de España es complicada. Hay una profunda crisis económica que, como ya se ha subrayado, está agravada por la crisis política e institucional que padecemos. En este blog se han contado múltiples ejemplos de la deriva autonómica y de los errores que se han producido por tratar de reproducir en cada autonomía un mini estado. Continuando con la serie, voy a exponer otro ejemplo más de los defectos institucionales que nos llevan a ineficiencias y gastos innecesarios: los que afectan a los parlamentos autonómicos, que estoy conociendo en primera persona desde que salí elegido diputado el pasado veintidós de mayo en la Asamblea de Madrid.

La Constitución española previó, para aquellas Comunidades que hubieran accedido a la autonomía bien porque hubiesen plebiscitado afirmativamente proyectos de Estatuto de autonomía y contasen, al tiempo de promulgarse esta Constitución, con regímenes provisionales de autonomía (Cataluña, País Vasco, Galicia) o bien por el procedimiento agravado de su artículo 151 (Andalucía), un sistema institucional completo que incluía una Asamblea Legislativa elegida por sufragio universal. Sin embargo, para el resto de las Comunidades, que accedían por el régimen ordinario, la Asamblea no era un requisito institucional necesario. Pese a lo cual, todas optaron en sus estatutos por tener una, que aunque inicialmente eran sencillas, con la asunción de nuevas competencias, se fueron profesionalizando y asimilando al Congreso de los Diputados en su estructura y funcionamiento.

En principio no habría nada que objetar a ese desarrollo ya que en todos los Estatutos se establecieron competencias legislativas y para ejercerlas es necesario un parlamento. El problema ha sido su desarrollo posterior. Ya se sabe que el órgano hace la función, pero en este caso la función se ha desbordado. Esas Asambleas han pretendido emular a las Cortes Generales y se han puesto a legislar de manera alocada, y con escasa calidad (muchas de sus leyes no dan ni para ordenes ministeriales), dictando miles de normas que han roto el mercado interior y dificultado la libertad de circulación de los trabajadores. Por otra parte, y como símbolo del nuevo poder, han construido hermosos y caros edificios al lado muchas veces del de la diputación provincial o del ayuntamiento, con lo que pequeñas autonomías tienen hasta tres instituciones que mantener con los esforzados impuestos de sus ciudadanos.

Como consecuencia de esa emulación, un diputado de la Asamblea de Madrid cuesta unos doscientos setenta y un mil euros al año, poco menos de lo que cuesta uno en el Congreso de los Diputados, doscientos ochenta mil, a pesar de que la población de Madrid no llega a siete millones de habitantes mientras que la de España supera los cuarenta y seis millones. Claro que hay casos peores, en Cataluña el coste roza los quinientos mil, para siete millones, o en el País Vasco cuatrocientos ochenta mil, para poco más de dos millones. Así, sólo en mantener los parlamentos autonómicos se supera la cifra de cuatrocientos millones de euros al año.

Estos son datos generales que tienen su reflejo en el caso particular de la Asamblea de Madrid. La cual está ubicada en un moderno, pero disfuncional edificio -la acústica del Pleno es desastrosa-, y caro de mantener; y cuenta con un elevado número de personal, alguno ciertamente muy cualificado y eficiente, pero entre el que hay un exceso de eventuales (colocados a dedo), en puestos de escasa justificación salvo para que el Grupo con mayoría en la Mesa (el órgano de gobierno de la Asamblea) pueda repartir puestos de trabajo entre sus afines, y de personal auxiliar con funciones solo entendibles desde una concepción arcaica de la tarea de diputado. En cuanto a su funcionamiento, un botón de muestra de su arbitrariedad, como julio es inhábil según el Estatuto para el trabajo parlamentario, la Mesa decidió habilitarlo a efectos legislativos en junio para dar pruebas de trabajo, sin embargo en septiembre, que es hábil por Ley, no prevé nada relevante salvo la comparecencia de unos consejeros que aún no habían comparecido ante los diputados, a pesar de que han pasado casi cien días desde su nombramiento.

Pero además en la Asamblea de Madrid hay privilegios. Por ejemplo la Mesa dispone de un exceso de coches a su servicio, sus miembros pueden comer e invitar gratis a cualquier persona en el restaurante de la Asamblea, que ya de por sí es barato para todos (en Italia este verano algo parecido fue un escándalo), y junto a los Portavoces de los Grupos disponen de entradas gratis para ir a los toros en Las Ventas. A estos “pequeños” privilegios hay que sumar que, por decisión de la Mesa, los diputados están exentos del impuesto de la renta de las personas físicas en el veinte por ciento de una parte de su salario, porque se considera que se destina a viajes, aunque Madrid es una comunidad que se hace de punta a punta en menos de dos horas y que además tienen una tarjeta para taxis, el abono transporte pagado y autopista de peaje gratis. A lo que hay que añadir que como todos los parlamentarios de España no pagan de su salario la parte de cotización de Seguridad Social correspondiente al trabajador. Así, ambos beneficios suponen para un diputado ingresar al año tres mil quinientos euros netos más que un trabajador normal a igual salario. Por otra parte, en esa misma Asamblea se sientan concejales y alcaldes que ejercen ambas funciones, y que cobran dos salarios de los presupuestos públicos, ya que no hay incompatibilidad entre ellas.

¿Realmente España se puede permitir este sistema institucional? Creo que no. Es necesaria una reforma que adecue las instituciones a la realidad de sus funciones, que deberán ser menores por las competencias que debe recuperar el Estado, y unos políticos con prácticas más sencillas, sin privilegios frente a los ciudadanos. No tenemos mucho tiempo para esas reformas, hemos de empezar ya.

Ramón Marcos

26 comentarios
  1. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    En el País Vasco la cosa es aún peor, pues al Parlamento Vasco hay que añadir los Parlamentos Provinciales llamados Juntas Generales de cada Territorio Histórico. Las Juntas Generals aprueban mediante Normas Forales los Presupuestos Generales de la Diputación respectiva y además, las Normas Forales que establecen los tributos, de conformidad con la Ley de Concierto Económico y la Ley Vasca de Territorios Históricos.

  2. Fi
    Fi Dice:

    ¡Ay, cuanta razón tienes!
    ¡Y yo que me conformaría con el parlamento de la UE solamente!
    Pero es tan difícil eliminar privilegios…!
     

  3. José Luis de Andrés Huelves
    José Luis de Andrés Huelves Dice:

    El derroche, la inutilidad y el despilfarro público ha superado todas las cotas, y lo que es peor, realmente todavía no se están tomando medidas reales y recortes efectivos. Pienso que el contribuyente tiene cada más motivos para declararse en objeción fiscal. Si las administraciones públicas no saben controlar sus gastos, habrá que reducir sus ingresos, declarándonos objetores fiscales y obstaculizando el cobro de los impuestos. Desde luego tendremos que tomar medidas en defensa propia de nuestros propios administradores.
     

  4. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Muchas gracias Ramón por el post, que tiene un indudable valor en un doble sentido, el tuyo personal por hablar claro de los privilegios de los diputados de los parlamentos regionales y de la poca relevancia de su función en comparación con lo que nos cuesta a los contribuyentes y el general de contar “desde dentro” cosas que no son fáciles de saber desde fuera.  

  5. Juan
    Juan Dice:

    Artículo esclarecedor y brillante … y refuerza la pregunta que intuitivamente uno  siempre se ha hecho … y ¿para qué sirve un parlamento autonómico? ¿y para qué sirve una ley autonómica? … Despilfarro y despropósito de organización territorial.

  6. José Mª Pérez
    José Mª Pérez Dice:

    Enhorabuena por tu artículo Ramón, donde pones negro sobre blanco algunas “cosillas” que suelen estar envueltas por una niebla de silencio y que la gente de la calle merece conocer. 

  7. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Ramón, la información que nos proporcionas en un tu post solamente puede calificarse de obscena para los tiempos que corren. Que un parlamentario de la Asamblea de Madrid nos cueste a los madrileños ¡271.000 euros al año! es algo que merece una reprobación se mire como se mire. No es de recibo que por ejemplo un fiscal o juez con 20 años de antigüedad cobre unos 72.000 euros anuales  y el parlamentario cobre eso, con los privilegios injustificados de dietas, rebajas fiscales, etc. Un fiscal tiene que comprarse los códigos jurídicos con su propio dinero, y encima no se los puede deducir como gasto profesional, por ejemplo.

    Y además, como alguna vez he comentado en este post, me temo que el nivel intelectual y técnico de los parlamentarios autonómicos sea muy muy bajo, aunque de eso, Ramón, nos podrías  ilustrar más. Yo lo que sí sé es lo que ví cuando con ocasión del tamayazo en la Asamblea de Madrid, se retransmitieron por televisión las sesiones de la comisión. Lo que ví fue un nivel intelectual y de formación cultural penoso. Muchas de las personas que allí intervinieron sería imposible que por su capacidad pudieran alcanzar sueldos ni remotamente parecidos a los que cobraban, y muchos seguirán cobrando en la asamblea.

    Ramón, no es solamente lo que se cobra, sino además, me parece, el bajo nivel de formación, intelectual y profesional de muchos de los políticos que están ganando sueldos desproporcionados. Te animo a que esta información sea difundida en cuantos más medios mejor.

  8. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    La pregunta de MAT se contesta por sí sola, aquí en Madrid y en todas las CCAA de todos los colores. Porque los diputados autonómicos, presidentes y cargos de las diputaciones  pertenecen a la “casta” política. Lo mismo que los “embajadores” autonómicos, los presidentes y directores de empresas y fundaciones públicas autonómicas, tribunales de cuentas, de defensa de la competencia, de órganos consultivos variados, teles autonómicas, y suma y sigue. Puestos a echar a gente mejor empezar por los demás. Está claro que que van a acabar sobrando mucho antes todos los empleados del sector público, incluidos los funcionarios, antes que ellos. Y ojo, que con esto no quiero decir que no sobren empleados públicos, especialmente autonómicos. Pero por una mínima dignidad y responsabilidad ¿por qué no se recortan primero un poco a sí mismos?
     

  9. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    “Pero por una mínima dignidad y responsabilidad ¿por qué no se recortan primero un poco a sí mismos?” (Elisa).
    La pregunta es evidentemente retórica, no espera respuesta; la respuesta habría que darla en términos no jurídicos, con acres exhabruptos e improperios que no proceden en este blog. Bien que lo siento.
    Y sobre todo, suprimiendo la actual Cleptocracia. No sólo en Madrid, ¿eh MAT? que Profesores “echan” en muchísimos sitios. Y les aumentan las jornadas sin que pase nada, según el color del Partido gobernante.

  10. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Y en Andalucía. MAT, en Andalucía…
    Te aclaro que no soy pepero, pero tampoco “anti PP”, ya que en ese partido hay personas que creo ejemplares. Pocas, pero las hay. Pej, Esperanza Aguirre. Estoy en sus antípodas ideológicas (es liberal), pero me descubro ante su valor y ante su dignidad en la política. Y me parece reprobable que le monten los “sindicatos” todo tipo de agresiones, mientras en tantos otros sitios se callan como muertos.
    El día que se les acaben las subvenciones, pobres “sindicatos”.

  11. Ramón Marcos
    Ramón Marcos Dice:

    Gracias por los comentarios, creo que aclaran y profundizan el debate que quería plantear con el artículo: la imposibilidad de que un país como el nuestro, tan pequeño, mantenga unas élits regionales tan abultadas. Está claro que cuando son tan numerosas se acaba bajando su nivel intelectual y político -y me incluyo-, ya que dificilmen hay tanta gente preparada. Eso no quiere decir que no se trabaje y que no haya gente excelente también. Pero creo que hay que plantearse si es útil su trabajo para la sociedad o si sería mejor que se hicieran otras cosas Sinceramente creo que hay que simplificar nuestro entramado institucional para mejorar la democracia y poder elevar el debate público de este país para afrontar los difíciles problemas que tenemos.

  12. Juan Luis Moratinos
    Juan Luis Moratinos Dice:

    Queridos amigos, en estos momentos de profunda crisis económica y social debemos hacer un gran esfuerzo, un gran sacrificio como país para salir adelante. Como primera medida propongo eliminar un 80% de los puestos políticos a fin de liberar personas, hábiles, capaces y altamente preparadas para la gestión de personas y proyectos para que, desde la actividad privada, éstas generar empleo y riqueza para todos. Un país como el nuestro no puede permitirse tener tanto gestor cualificado tan pobremente utilizado.

  13. Julio Crespo
    Julio Crespo Dice:

    Debería ser obligatorio que nuestros políticos hicieran un test de sentido común , y el pueblo al que representan haga un curso de tolerancia suprema y aguante divino, porque al paso que vamos acabaremos echandolos, ya que se creen que somos gilipollas y no, ni mucho menos no lo somos, así que atentos al futuro !!!!!

  14. MAT
    MAT Dice:

    Pues lo de Los Profesores, y lo de los Mozos de Madroño que quiere crear Aguirre, no me parece digno. Y lo de no querer dar marcha atrás con los recortes educativos no me parece valor, sino el “sostenella y no enmendalla”tan castizo …y tan despótico.

    • Alfredo
      Alfredo Dice:

      Mat.- Lo del profesorado de Madrid es inaceptable. Estando España al borde del abismo por la incompetencia del gobierno socialista, que no supo ver la magnitud de la crisis económica, acuérdese de Solbes en el debate con Pizarro, o en el calificativo de antipatriotas a quienes con gran inteligencia veían la gravedad de la crisis, pretenden, estos profesores, mantener sus privilegios, con sueldo asegurado, a costa de la población. Se les pide dos horas más lectivas, dentro de la Ley aprobada por el PSOE, y con un horario inferior al del profesorado de Andalucía.

      España necesita trabajar más y ser más competitiva. Hay que darse cuenta de que la fiesta se ha terminado y ahora hay que pagarla y los profesores deben ser más solidarios con los españoles que les pagamos.

    • MAT
      MAT Dice:

      Sr. Alfredo: Lo que es inaceptable es despilfarrar el dinero de nuestros impuestos para crearse una Policía propia sólo porque parte de la ciudadanía escoge un lugar emblemático para manifestarse reivindicando aspiraciones legítimas, y dé la casualidad de que en ese lugar tenga su despacho la señora que hace esa propuesta y que despide, al mismo tiempo, a Profesores (¿dónde está ahora aquello de dignificar a los Profesores que era cantinela constante poco antes de las elecciones autonómicas? Porque en crisis llevamos desde 2008).
      Y se olvida Vd. que lo que han hecho es despedir Profesores en multitud de Centros, los públicos, sin recambio. en cambio, fuerzas policiales en Madrid hay muchas ya.
      Entre Profesores sin recambio y policías cuadruplicados, yo tengo mis preferencias, y a lo que se ve, Vd. también tiene las suyas.

  15. Álvaro
    Álvaro Dice:

    Ramón, enhorabuena. Es muy raro encontrar a alguien que en una situación con privilegios los critique, y tu actitud es la que debería servir para concienzar al resto de qué debe ser un cargo electo. Sin duda, lo primero es dar ejemplo y por supuesto estás muy por encima, en todo, de la mayoría.

  16. Robespierre
    Robespierre Dice:

    Sin duda, enhorabuena al autor que es capaz de denunciar sus propios privilegios aunque hayan sido recientemente adquiridos. No cambies!

  17. Francisco
    Francisco Dice:

    Gracias al comentarista por su honradez y valentía, exponiendo los
    abusos, privilegios y sin razones que existen en el estamento político,
    y más teniendo en cuenta que él es un beneficiario de esta situación.
    Urge la reforma de la ley electoral, la recuperación por el Estado de las
    competencias de Sanidad, Educación y algunas más, y la eliminación de
    Organismos y cargos públicos inservibles.

  18. Daniel
    Daniel Dice:

    Muchas gracias por el análisis “desde dentro” Ramón [perdone usted el tuteo]. Para imprimirlo, enmarcarlo y colgarlo en “la entradita”, de forma que visitas y parientes puedan disfrutarlo.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] se pincha aquí puede leerse el artículo. LD_AddCustomAttr("AdOpt", "1"); LD_AddCustomAttr("Origin", "other"); […]

Los comentarios están desactivados.