Anuncio de Jornada sobre Diagnóstico de la Situación de la Administración de Justicia en España y posibles soluciones

Os dejamos el link a una interesante jornada que el Colegio Notarial de Madrid, junto con las empresas KPMG e Iclaves ha organizado para la mañana del día 1 de diciembre en su sede de Juan de Mena 9 con el título “Diagnóstico de la situación de la Administración de Justicia en España y posibles solucones”.
Como saben nuestros lectores, la preocupación por la situación de la Administración de Justicia en España es una constante en este blog. En esta jornada lo que se pretende es la realización de un diagnóstico lo más certero y realista posible y el planteamiento de soluciones prácticas, apoyándose en el Plan de Modernización de la Administración de Justicia que ha sido puesto en marcha estos últimos años y en la introducción de las nuevas tecnologías, que, siendo un requisito necesario, no es sin embargo suficiente para conseguir una Administración de Justicia moderna y eficaz. Y nos jugamos mucho con ello.
Os animamos a todos, editores, colaboradores y lectores a acudir (la asistencia es gratuita) aunque dado que el aforo es limitado es conveniente confirmar la asistencia.

http://www.amiando.com/evento_justicia.html;jsessionid=F6ADB04BEE1F8CF86949F74FACE40E29.web03?page=608146

7 comentarios
  1. adolfo
    adolfo Dice:

    Mientras la Administración de Justicia no depende de un solo poder central, es imposible que funcione. Los Jueces dependen del CGPJ, los Fiscales del Ministerio de Justicia, los Secretarios mitad del Ministerio y mitad de las Comunidades Autónomas, los funcionarios de las autonomías, la provisión de medios materiales también de las autonomías, en resumen, un desastre, un desbarajuste y un caos. Los sistemas informáticos no son compatibles, cada comunidad autónoma los tiene distintos, los datos de los juzgados no pueden pasarse vía informativa a las Fiscalías, y hay que volver a teclear de nuevo toda la información, con la lógica pérdida de tiempo y dinero, pero hay centenares, posiblemente más de un millar, que dedican la mayor parte de su jornada laboral a esta ocupación, etc. Un juez, por ejemplo, no puede sancionar a un funcionario de su juzgado; como mucho puede quejarse de él a la comunidad autónoma, que hará lo que quiera. Lo mismo les pasa a los Fiscales. Los enfrentamientos entre Jueces y Secretarios son el pan nuestro de cada día, pues muchos jueces todavía no se han enterado de que los directores de la oficina judicial son los secretarios, no ellos, que únicamente están para dictar autos y sentencias y celebrar juicios…

  2. juez
    juez Dice:

    Efectivamente, así es el caos que se vive dentro de la Administración de Justicia, que bien se describe en el comentario de Alfredo. Sólo una precisión : el que aún no se ha enterado de que no compete a los jueces la dirección de la oficina judicial, ni la organización, ni distribución del trabajo de los funcionarios es el CGPJ, y, en particular, su Servicio de Inspección, que sigue incoando expedientes disciplinarios a los jueces y sancionando por no vigilar el funcionamiento de la oficina, distribuir mejor el trabajo entre los funcionarios, etc… ; ¿en qué quedamos? Saludos.

  3. Cristina Falkenberg
    Cristina Falkenberg Dice:

    Hay dos cosas que son fundamentales:
    1ª – descargar la justicia
    2ª – mejorar lo que hay
    descargar la justicia es responsabilidad de todos, cada uno en lo que pueda. Por parte del legislador, la coletilla “resolverá el juez” es una que debe usarse con mesura y cuidado, no como el remedio a las leyes mal hechas o a unaAdministración que no funciona (mientras nos gastamos el dinero en Audis). Por parte de los ciudadanos, éstos deben entender que no se puede litigar a todas horas por cualquier nimiedad; aquí se incluye a los Letraados. Etc etc etc Hay además que hacer uso de otros mecanismos que facilitan la composción entre las partes, caso de la mediación, con acuerdos con valor de títulos ejecutivos. La experiencia y honradez del mediador debe ayudar a las partes a alcanzar acuerdos que razonablemente puedan verse cumplidos, sea por las buenas o acudiendo a su ejecución forzosa. Esto fuinciona de maravilla en otros países.
    2ª – Mejorando lo que hay. El judicial debe ser un poder del Estado como cualquier otro, lo cual entraña que como Cortes y como el Gobierno, es él quien prevé y somete a aprobación por las Cortes Generales de sup propio presupuesto. de momento es como un niño de cinco años al que si se porta bien le dan la “paga”. Luego los jueces deben responder cuando se extralimitan, cometen errores difícilemnte explicables, etc. En España, sin embargo, se dictan las sentencias más tremendas y aquí no passssa nada: y lo digo porque ahora mismo estoy escribiendo sobre una que cuesta mucho, pero mucho creer, que no tenga detrás toda clase de promesas extrañas asociadas. ¿Y va a ocurrir algo? Absolutamente nada… excepto que cuando alguien me pregunta qué hacer en España le digo, de entrada, que ciertas cosas que es de esperar funcionasen, no funcionan; que algunas personas son “intocables”; y que ciertas cosas y determinadas personas mejor no tener problemas con ellas, porque es altamente probable que simple y llanamente no haya justicia. Esa es la cruda realidad y eso es lo que un letrado tiene el sagradísimo deber de decirle a su cliente, porque es una verdad como un templo.
    ¿Que hay miles de jueces que funcionan fenomenal? por supuetso que sí. Pero también es cierto que hay que tomar las precaucione sque hay que tomar, porque determinadas formas de lo que alguien podría entender como la más grosera prevaricación, quedan impunes, y sabiendo que quedan impunes, hay quien parece no tendría mayor empacho llegado el caso…
    ¿Duro de oír? Sí, pero muy verdad, que todos sabemos muy bien lo que está bien y lo que está mal.
     
     
     

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Cristina, muy interesante y valiosa tu aportación. De uno de los remedios que propones, la Mediación, esa gran desconocida, voy a tratar en la jornada, entre otros medios alternativos de resolución de disputas (ADRs).
      De una cosa estoy seguro: ahí se van a decir cosas más interesantes y acertadas que las que se oyen en el Parlamento. Y no digamos que en la campaña electoral…

  4. Escribano
    Escribano Dice:

    Si hay problemas entre jueces y secretarios es fundamentalmente porque los primeros no aceptan la nueva situación. Por supuesto no puede aceptarse, si es verdad, que el SErvicio de Inspección del Consejo habrá expedientes a los jueces por mal funcionamiento de la oficina judicial que es una competencia exclusiva del secretario.
    Los jueces tienen que ser examinado por los juicios que celebran y por la sentencias que dictan, ese es su trabajo y eso es lo que quieren los ciudadanos

  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Se habla mucho de lo que está mal en la administración de justicia y sin embargo mi sensación es que en general tenemos una justicia bastante buena.
    Podríamos distinguir por especialidades: Penal, Civil, Mercantil Administrativo, Familia, etc.

    Lo que he visto que funciona peor desde la perspectiva temporal es el Administrativo incluyendo partes de Mercantil y de esto no se suele hablar. Cuando el Estado es una de las partes del litigio la desigualdad de armas raya en lo medieval.

    Es como luchar contra la Inquisición o contra alguien sacralizado e impune armado con el 58 del código penal soviético. Es de una injusticia y arbitrariedad flagrante. Esto tampoco es culpa de los jueces.

    Lo que uno destila desde la perspectiva de usuario antiguo con familia en la judicatura es que la lentitud es en gran medida función de artimañas de letrados más que estructural del sistema. Este se defiende mal ante las tácticas de los letrados de las partes.

    Pero en general los jueces me parece buenos, los funcionarios también.
    Los legisladores son penosos y los letrados, salvo excepciones, un mundo aparte.

  6. adolfo
    adolfo Dice:

    Aunque solo me represento a mí mismo, como Letrado me parece desafortunado el último comentario. Echar la culpa de la lentitud de la justicia a los Abogados me parece el colmo. Conozco Jueces y Fiscales que retienen meses y meses un procedimiento en su despacho, para un simple visto, o la emisión de un informe de formulario, de los que se emiten sin haberse tomado la molestía de enterarse del asunto. Es cierto que hay unos pocos Letrados que se dedican a retrasar los asuntos, recurriendo todo lo recurrible, pero no hacen más que ejercer el derecho de defensa. Derecho constitucional que con los juicios rápidos y demás inventos socialistas se están cargando. En esos juicios rápidos ya sólo falta que el agente dice: “Que pase el condenado…”, al llamar al estrado al imputado. Y, mientras tanto, otros pleitos, muchos de ellos contra el Estado o las diversas y numerosas Administraciones Públicas, tardan años y años en tramitarse. Vivir paa ver…

Los comentarios están desactivados.