Síguenos: FaceBook Twitter LinkedIn RSS Feed RSS Comentarios

Tecnócratas versus ¿políticos?

15 noviembre, 2011 | Por Autor: Rodrigo Tena Arregui en Crisis política e institucional

La caída de Papandreu y Berlusconi en Grecia e Italia por la presión de los mercados y su sustitución por  dirigentes “tecnócratas” ha suscitado una rara unanimidad en nuestros medios de difusión nacionales y en nuestra clase política: el nombramiento de políticos tecnócratas debe ser algo completamente excepcional, en la medida en que, por apartar a los ciudadanos de las decisiones fundamentales sobre el destino de sus sociedades, socava el fundamento democrático de nuestros sistemas representativos. La conclusión es que su extensión generalizada en el seno dela UE no es algo en absoluto aconsejable.

Sin embargo, el principal enemigo de los sistemas democráticos no es tanto la tecnocracia como la partitocracia. La tecnocracia es la bendición de los afortunados ante el colapso político que se produce cuando los políticos burócratas anteponen sus intereses particulares (de partido o estrictamente individuales como en el caso de Berlusconi) a los intereses generales.  Ver una amenaza en la tecnocracia es confundir la quimioterapia con el cáncer, el tratamiento de choque con la enfermedad.

Hay que asumir, además, que la enfermedad tampoco es la inestabilidad política; ésta es simplemente uno de los síntomas. Mariano Rajoy, anticipando ya una holgada mayoría absoluta a su favor, se ha anticipado a reivindicar la política frente a la tecnocracia: “Hay quien dice que los mercados han ganado a la política, que están incluso por encima de la soberanía nacional y que llega la época de los tecnócratas. Pero yo os digo que lo que llega es la época de los buenos gobernantes elegidos por los ciudadanos. Sin embargo, el que los ciudadanos elijan buenos políticos no depende tanto del apoyo que obtengan como de las limitaciones del sistema político en que se viva: de su ley electoral, de la salud institucional del país, de la independencia de sus medios de comunicación, de la transparencia, de la “accountability” de los representantes y gestores. Y, desde este punto de vista, en España tenemos un sistema político e institucional que dificulta elegir buenos políticos. El PP puede conseguir una mayoría absoluta histórica, pero si no afronta la profunda crisis política e institucional española derivada de que los partidos sigan considerándose a ellos mismos como su principal prioridad, los mercados exigirán el mal menor: el tratamiento de choque de la tecnocracia, por mucha mayoría absoluta que uno tenga.

El argumento decisivo de la política frente a la tecnocracia es el de la participación ciudadana en las decisiones. Si una democracia se integra por hombres libres y responsables, los técnicos están llamados exclusivamente a desarrollar las políticas decididas por aquellos al respaldar una u otra opción política. Por eso, toda tecnocracia presume una minoría de edad en el electorado preocupante y amenazadora.

Sin duda es así, pero también puede ocurrir que los partidos dominantes hurten a la ciudadanía las cuestiones clave sobre las que éstas deben, a la postre, decidir. Toda partitocracia genera ineficiencias de tipo clientelar que a ningún protagonista le interesa airear. Y si bien en épocas de bonanza esas omisiones no generan consecuencias a corto plazo, en un momento de profunda crisis económica como la que atravesamos pueden tener una importancia decisiva. El coste desorbitado y las duplicidades de nuestro sistema territorial, la pérdida de autonomía de las instituciones clave del Estado de Derecho -como el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial- las turbias conexiones entre sistema financiero y partidos explicitados en el culebrón de las Cajas de Ahorro, son ejemplos de asuntos sobre los que no se debate y, en consecuencia, sobre los que no interesa un pronunciamiento político de los ciudadanos. Llegados a ese extremo de silencio y de ocultar la evidencia, es normal que los mercados elijan, al menos, la opción más eficiente.

Por eso, si la tecnocracia prescinde de la política, la partitocracia no le va a la zaga. La solución no es, por tanto criticar el tratamiento, sino la enfermedad, lo que pasa por reconocer necesariamente que nosotros, los electores, tenemos también nuestra parte de responsabilidad. Sería terrible asumir sin protestar que los ciudadanos españoles estamos condenados a ser tratados como menores de edad, por una vía o por otra.

Puede recibir notificaciones de nuevos comentarios a esta entrada a través de RSS 2.0 No se permite comentar ni hacer pinga.

48 Respuestas

  • JJ says:

    Este post esboza un tema capital en la política de nuestro tiempo que necesitaría de varios posts, cuando no de un libro.

    Me alegra leer en el último párrafo una apelación a la responsabilidad individual. De los votantes, dice Rodrigo. Pero también de los inversores, a los que nadie obliga a comprar acciones de Terra ni deuda irlandesa, ni un Porsche por mucho que el comercial del Banco de turno le facilite un crédito al consumo en estupendas condiciones, o una ampliación de la hipoteca… Y también de los países porque por mucho que Alemania trate de facilitarnos el crédito para que en Grecia se importen coches alemanes, al final la responsabilidad de comprar el coche es de quien decide comprarlo…

    En cuanto a la relación tecnocracia/política,el tema tiene muchas aristas. Un ama de casa que trata de sacar a su familia adelante y de no gastar más de lo que tiene, y de ahorrar para el futuro, es un ejemplo que a todos nos parece sensato y correcto. ¿Es eso tecnocracia? ¿Es política? ¿Son las dos cosas? ¿Es que la política no debe estar subordinada a la razón, a la sensatez? Debería, pero no está. Los votantes eligen opciones que no siempre son las más sensatas.

    Y ya que se ha citado a Rajoy conviene citar aquí sobre este tema de la tecnocracia a uno de sus principales mentores políticos. Gonzalo Fdez. de la Mora. Un auténtico experto en estasiología. A principios de los 80, Rajoy escribía articulos en prensa, sobre todo de provincias, alabando el pensamiento de Fdz. dela Mora sobre los peligros de la partitocracia, y sobre otros puntos de su pensamiento… Artículos imposibles de encontar hoy en internet (por qué será?? para que no le asocien con el pasado franquista de D. gONZALO??)

    Lo cierto es que hay libros de De la Mora como “El crepúsculo de las ideologías”, o “Del estado ideal al estado de razón”, o “el estado de obras” o “La partitocracia” que escritos hace 35-50 años son clarividentes sobre algunas de las cosas que hoy están pasando… La política debe desideologizarse -una cosa son las ideas, otra las ideologías- de modo que permita adoptar las decisiones más sensatas, las técnicamente más convenientes y realistas, para coadyuvar al progeso del país. Por eso se habla del estado de OBRAS (Por sus obras los conoceréis). No se trata de decir que vas a conseguir el pleno empleo, como dijo ZP, sino de hacer políticas realistas que tiendan a ese objetivo.  Y lo mismo cabe decir del crecimiento económico del país, o de la competitividad, o de la deuda pública. Y para hacer esas políticas los políticos (que no pueden saber de todo) deben hacer caso a los técnicos. Y los técnicos deben ser fieles a sus conocimientos y no halagar el oído a los políticos para que les asciendan de Director General a Secretario de Estado o a Ministro.

  • Muy bueno el post de Rodrigo, como todos los de su cosecha, por más que algunas veces pueda discrepar en algunos puntos, que para eso está el blog, que llama al debate y no al encefalograma plano.
    En mi opinión, como en tantas cosas, lo malo son los excesos (la partitocracia si la maquinaria de los partidos acaba manejándolo todo; o la tecnocracia si los técnicos gobernantes no se someten a la voluntad popular ni al control parlamentario), pero los partidos políticos son un instrumento útil, y que la Administración tenga buenos técnicos y, además, que los gobernantes tengan una buena capacitación profesional parecen verdades difícilmente controvertibles.
    No se trata de establecer una oposición para ser Ministro, pero todos (los que tengamos más o menos capacitación profesional) deberíamos desear que los que nos mandan sepan.
    Porque votar a quien dice chorradas para contentar al personal no debería ser lo habitual en una democracia madura de ciudadanos responsables.

  • Subyace un problema muy serio de inmadurez de nuestra sociedad civil. Para todo el que se quiera enterar es evidente que los representantes de todos los partidos con opciones de influir han estado mintiendo y ocultando datos durante esta campaña electoral. Y la verdad es que pueden encontrar buenas razones para ello. Si recordamos el famoso debate Solbes-Pizarro de la anterior campaña, el que más mintió, ocultó y regaló los oídos de los votantes, Solbes, es el que obtuvo más réditos electorales. El incentivo es claro.
    El probable ganador, no obstante, se va a tener que encontrar en la situación de explicar cuál es la verdadera situación, y lo que nos espera pasar, lo que no va a ser precisamente la música celestial a la que tan aficionado ha sido el partido gobernante durante años. Espero que así lo haga, y que lidere las necesarias y dolorosas reformas que nos esperan, y dejen a los técnicos y expertos cumplir su papel.
    En otro caso, como hemos visto en las barbas de otros países, los tecnócrtas nos los impondrán desde fuera, con costes adicionales y con aún mayor desprestigio de nuestroa clase política.

  • JJ says:

    Hilo los comentarios de Fernando y de Francisco.

    Se dice que es bueno que los políticos están capacitados profesionalmente. Claro. Pero eso no es lo que distingue a un político.

    ¿Solbes está capacitado profesionalmente? Sí, de sobra. Es técnico comercial del estado!! El propio Calvo Sotelo alaba en su primer libro de Memorias su gran competencia técnica.

    Entonces, si Solbes sabía tanto, ¿por qué falló su política económica?

    Pues porque Solbes (que en privado, a algunos familiares, a algunos antiguos amigos del cuerpo de técnicos comerciales del estado, les decía la verdad, que no se podía gastar más, que esto, que lo otro) en público se ponía de perfil y huía hacia delante…

    Son por tanto necesarias otras cosas: el coraje política, la integridad inelectual, la valentía para omitir si el Pte del Gobierno no te hace caso en las medidas que tú consideras necesarias para el bien del país. La falta de apego al cargo…

    Si te quedas, y haces lo contrario de lo que técnicamente piensas que conviene, ¿qué más da que sepas o que no sepas?

  • Tienes toda la razón, JJ.
    Y eso enlaza con lo que dice Rodrigo: en nuestra partitocracia entre los políticos se valora más la diciplina y sumisión al lider, por muy iluminado que éste sea y por muy equivocado que esté, que la honestidad y dignidad personal y profesional. Solbes fué consecuente con eso. Claro que, como no se puede escapar de la realidad impunemente por mucho tiempo, al final se quedó sin cargo y sin dignidad.
    De la sociedad debería surgir con más fuerza la denuncia de esta situación y una exigencia de cambio.

  • Galán says:

    Más sobre Solbes.
    Es indiscutible la valoración del debate Solbes-Pizarro que hace JJ, pero creo que le falta información sobre la posición y comportamiento de Solbes en el seno del Consejo de Ministros y en su relación con el Presidente. Permanentemente Splbes se estuvo oponiendo a iniciativas del Presidente que implicaban gasto, pero éste no aceptaba las limitacíones y en una ocasión (creo que en la deducción de los 400 €) le contestó “Ministro, no me digas que no hay dinero para hacer política”.
    Por eso Solbes estaba deseando dejarlo En una ocasión en que le preguntaron si envidiaba algo de Bermejo, el ex-Ministro de Justicia, respondió: “Sí, que ya no es ministro”. Está claro que la pregunta del periodista la había sugerido el entorno de Solbes para forzar su relevo.

  • JJ says:

    Pobre Solbes, que estaba retenido contra su voluntad como Ministro… Me imagino que custodiado por una pareja de la guardia civil, para evitar que dimitiera…

    Y siempre lo dejaba para el día siguiente… Y así 6 años!!! Ya sabe lo que dice el dicho…: Desde Ponferrada a Andújar, por la calle del mañana, se va a la plaza del nunca!!!

    Tras las elecciones del 2008, podía haber dicho: Pte, antes de que formes gobierno, te comunico que NO QUIERO SEGUIR… Y no habría tenido ni que hacer una dimisión en sentido estricto. Sencillamente, ZP, al formar gobierno, habría elegido al otro.

    Un señor de 65 años, hecho y derecho, con un patrimonio suficiente para vivir dignamente, si está en un puesto es porque quiere.

    A ver si ahora nos vamos a tener que compadecer del pobre Solbes!!

  • Curro Arriola says:

    ¿Somos los españoles “tontitos” (por usar la expresión de una inefable política profesional del PP, refieriéndose a lo que técnicamente se llama “idiocia” o “imbecilidad”)?
    Si NO lo somos, si además somos uno de los pueblos de Europa donde más se usa internet, donde más se debate en foros… ¿cómo es posible que sigamos tragando?
    Es absolutamente obvio que el norte de la clase política actual es -muchas veces- el propio interés. ¡A lucrarse! De ahí el amiguismo, la corrupción, el no atajar los cánceres (CCAA) que nos están matando.
    Y el pueblo, erre que erre, a votar a los de siempre. Los unos o los otros, pero más de lo de siempre. ¿Nos gusta?
    Se empieza a hablar de Fernández de la Mora… hubo más profetas del futuro que hoy es presente; pero si los citas, automáticamente eres un fascista. Vaya por Dios. Hitler fue profeta cuando vaticinó que podría anexionarse los Sudetes y nadie raccionaría. Lo reconozco. ¿Soy por eso naci?
    Me duele, pero creo que parte de la explicación a la situación actual hunde sus raíces en la Guerra Civil. España ha quedado marcada; se sigue pensando en “ellos” y “nosotros”.
    Y claro, antes que votarles a “ellos”, se deja uno sacar las tripas por la boca. Vota a “nosotros”. Aunque esos nosotros vayan a seguir sangrándote en provecho propio.
    Mientras no enterremos -pero de verdad- todas esas cuestiones, seguiremos por el estilo. Y nos estará muy bien empleado.

  • robespierre says:

    Yo creo que aquí lo que realmente se está discutiendo es el concepto de político. Me temo que los editores, colaboradores y lectores de este blog (que como tales revelan una cierta actitud ante la política) entienden que una cosa es ser político y otra cosa es ser un “partitócrata” por inventarme un palabro que designa a quien es capaz de hacer política para su partido o sus intereses particulares pero es incapaz de hacerla pensando en el bien común, el país, España, los ciudadanos o como se quiera denominar al conjunto de personas que vivimos aquí y ahora.

  • Alfredo says:

    ¿Mario Monti? ¿De qué me suena? Excomisario de la UE…informe Monti… 

  • Alfredo, ya que le veo por aquí no me puedo resisitr ¿y como calificaría usted al sr. Gallardón?
    Y para que vea que lo de la quiebra técnica del Ayuntamiento de Madrid no era solo cosa mía, le dejo este link Al parecer en otras latitudes con mucha menos deuda las Administraciones territoriales se declaran en bancarrota. Aquí todavía intentan tirar de tasas de basura, multas a tutiplén, IBIS estratósfericos y lo que pillan. Pero ni por esas van a cuadrar las cuentas.  
     http://www.cotizalia.com/opinion/valor-anadido/2011/11/15/boquetes–gallardon-y-la-inevitable-quiebra-de-madrid-6297/

  • Alfredo says:

    Doña Elisa:

    Alberto Ruiz Gallardón es un hombre muy inteligente. Vapuleó en el debate a cinco a los demás candidatos. Fiscal con 24 años.

    El túnel de la M30 ha mejorado todo el sur de Madrid. Ha sido una extraordinaria obra que ha beneficiado a las clases más humildes de Madrid.

    Madrid no está en quiebra técnica, como erróneamente afirmaba usted. No se fíe del Sr. MacCoy. Quizá convendría que leyera al Sr. Cacho en vozpopuli.com. Se lo recomiendo para que vea lo que ocurre en elconfidencial.

    Madrid está endeudada. Pero también lo está Ferrovial, ACS, Telefónica, sacyr…Los grandes empresarios lo están. No se obsesione con ello.

    Todavía estoy esperando su respuesta a la pregunta que le hice hace un par de semanas sobre el nivel de estudios de doña Rosa Díez. ¿Tiene estudios universitarios?

    También me gustará que me informara si fue don Nicolás Redondo quien obligó a doña Rosa Díez a abandonar el Gobierno Vasco. Me dicen que en aquella época, doña Rosa era muy amiga del Sr. Ardanza. Muy vasca en aquella época. ¡Cómo cambian las personas!

    UPyD ¿propone el copago sanitario? Al parecer hay división de opinones en UPyD. Por favor pregúnteselo al candidato Sr. Tena.

    ¿Irán ustedes a la sentada en la Puerta del Sol? Se lo pregunto porque defendían el 15 M. ¿Llevarán los protocolos notariales para hacer barricadas?

    Tómeselo con humor.                

  • Me encanta como me entra al trapo…Yo humor tengo mucho, espero que los lectores del blog lo tengan también. A quienes me parece que se les está acabando el sentido del humor es a nuestros acreedores.
    Con respecto a sus preguntas:
    Que yo sepa Rosa Diez no tiene estudios universitarios.
    No dudo de que el sr. Gallardón tenga una gran inteligencia y se haya sacado una oposición díficil a toda pastilla. Como muchos de nuestros editores, colaboradores y seguro que lectores. Esto no lo exime de sus responsabilidades como gestor.
    Leeré con interés lo que me recomienda del sr. Cacho, aunque por motivos profesionales algo conozco de la historia de el Confidencial y Vox populi.
    Lamentablemente mi relación personal con Doña Rosa es inexistente, por lo que díficilmente puedo hacerle preguntas de ningún tipo.  
    Las otras preguntas creo que no son para mí.
    Ah, y no, no voy a la sentada de Sol, yo voy a votar.
     

  • Alfredo says:

    Doña Elisa:

    Me encanta entrar al trapo…Sobre todo con usted.

    La veo muy política. Los electores nos merecemos que los políticos nos digan la verdad y a usted la veo muy esquiva…

    Doña Rosa Díez no tiene estudios universitarios, es administrativa. Como dije en un post anterior eso no es un demérito, sino que puede ser todo lo contrario. Lo incorrecto ha sido que ustedes han descalificado, en sus posts, a los demás políticos, afirmando que carecen de formación. No sé pero en el PP sobra gente preparada.

    Doña Rosa Díez hizo desaparecer de su curriculum que formó parte del Gobierno Vasco. Hay que asumir el pasado y doña Rosa Díez iba del brazo con el PNV. Bien es cierto que Arzallus, sí el impresentable, se reía de ella. Fue don Nicolás Redondo quien la forzó a marcharse del Gobierno Vasco. Usted, que es de UPyD debería saberlo.

    Usted rehuye mis preguntas a sabiendas. Don Rodrigo Tena es su marido y candidato de UPyD por Madrid, partido al que usted también pertenece.

    Usted defendió en este blog el movimiento 15 M. No sé si usted se parecía a Agustina de Aragón o a Dolores Ibarruri, pero no me encaja una Abogada del ESTADO casada con un Notario, presunta defensora del Estado de Derecho, defendiendo movimientos antisisterma. 

    Usted ha defendido, junto a UPyD, un referendum en la reforma de la Constitución del mes de agosto. Si España hubiera convocado un referendum, como usted pedía, hubiese sido un desastre, aún mayor que el “simple” anuncio de Referendum de Grecia.

    El Sr. Tena, su marido, hizo un llamiento en este blog para acudir a un mitin de UPyD. No creo que un foro de estas características deba ser el altavoz de ningún partido político.

    En resumen, en seis meses usted no ha parado de equivocarse en sus planteamientos políticos radicales.

       

                        

        

  • Manu Oquendo says:

    No sabía yo que Rosa Díez no tenía estudios universitarios según leo hoy en el blog. Trataré de verificarlo.

    Me sorprende, porque se expresa mejor que la abrumadora mayoría de políticos con oposición que conocemos.
    Además tiene unos reflejos que me llenan de envidia cochina y, esto ya es el colmo,  se hace entender divinamente aunque como todo el mundo incluido el que esto escribe tenga su historia y fallos. 

    Pero hay algo que he visto esta semana en Rosa: tiene corazón y sabe anteponer fidelidades y honor a su agenda y a sus intereses.  Al menos en lo que se me alcanza.

    El lunes, sin ir más lejos, junto a Gorriarán (que muy agraciado no es, pero de estudios y cabeza va sobradísimo) se plantó en la Audiencia Nacional a las diez de la mañana y allí estuvo, al lado de la viuda, los hijos y la hermana de Joxeba Pagazaurtundua, hasta las nueve de la noche que se levantó la sesión hasta el martes a las 5 de la tarde.

    A uno estas cosas hechas sin cámaras (sólo habia una apuntando siempre al estrado y a Gurutz Aguirresarobe) le llegan bastante hondo y por ende le sorprenden dado que lo habitual es huir de la vecindad de las víctimas porque, ya sabemos, ”algo habrán hecho” y hasta la mala suerte se puede contagiar.

    Hay algo profundamente erróneo en nuestro sistema político. Una falla tectónica monumental. No me siento capaz de expresarlo correctamente en un breve espacio pero la Compañía de Jesús,–una institución democrática donde las haya durante más de 400 años– lo define en sus reglas y cultura interna del siguiente modo cuando se trata de elegir a sus cargos, superiores y hasta las dignidades entre los alumnos de sus colegios y universidades (tienen 203 universidades en todo el mundo, como quien no quiere la cosa): La norma es así: “Si quiere serlo, no sirve para el cargo”.

  • JJ says:

    Yo creo que uno no es buen gestor por hacer muchas obras, si con ello genera un déficit elefantíasico… Hya que saber adecuar los gastos y las inversiones a lon ingresos que se perciben…

    Y no es verdad que todos los empresarios privados estén muy endeudados… Ahí tienen a Inditex… cuyo impulsor y alma mater no tiene estudios universitarios, como tampoco los tenía Ramón Areces.

    Así que la ecuación estudios universitarios=buen gestor público o privado, y ausencia de estudios universitarios=mal gestor NO ES CORRECTA… Como tampoco lo es que por aprobar uno las oposciones a fiscal, o a secretario judicial o a notario con el nº 1 devengas buen gestor.

    Lo que pasa es que los gestores públicos, como disparan con pólvora del rey, no acaban hundidos como los empresarios privados… Si Díaz Ferrán gestionara un Ayutamiento, seguiría ahí, pintando la mona, y no con veinte procesos judiciales abiertos por mal gestor…

  • Sin duda, la cuestión que plantea Rodrigo es una cuestión clave de nuestro tiempo: la representatividad de los partidos y la partitocracia. Ahora bien, ¿es este el momento adecuado para solucionarlo? Recuerdo como anécdota reveladora que en el sitio donde veraneo coincidían dos políticos de partidos distintos y un día les planteé esta cuestión, la falta de representatividad de los partidos, que el poder lo tenía el que hacía las listas, dentro de los partidos debería haber democracia…se me carcajearon a la cara, dándose expresivas palmadas. “Eso es imposible, hombre, con el “ganao” que tenemos, sería el caos”. Lo que me venían a decir es que el principio de democracia está en un extremo y el de eficacia en otro, de manera que si hubiera que consultar cada cosa el gobierno sería ineficiente. En el otro extremo están las opiniones del ínclito García-Trevijano, que en su tiempo tenían cierta repercusión y que patrocinaba la abstención porque consideraba que esto sencillamente no es una democracia, porque votar una lista no es lo mismo que elegir.  Vean http://antoniogarciatrevijano.com/ , particularmente “Lo que se vota”. No estoy ni con unos ni con otros, pues por un lado, me parece que el sistema actual en el que el que manda es el que hace las listas, el diputado obedece a este disciplinadamente (por lo que en definitiva sobra) y no se responde ante el ciudadano, es insostenible; pero por otro lado es indudable que una excesiva fragmentación del poder o una excesiva representación debilita la toma de decisiones. ¿Sería esto lo conveniente en este momento?  Pues no lo sé.

  • Muchas gracias a todos por sus comentarios. Efectivamente, estamos quizá un poco obsesionados con la teórica capacitación profesional de nuestros candidatos y olvidamos otras cualidades fundamentales exigibles a los políticos, glosadas por JJ (con su rigor habitual) y por Manu (en su maravilloso comentario).
    Pero quizá olvidamos también otra cuestión que me parece fundamental: las limitaciones que a un buen candidato le impone su adscripción al sistema partitocrático. La ley de hierro de la oligarquía (enunciada por Robert Michels) bajo la que viven los grandes partidos, impide a los buenos políticos de esos partidos (que también los hay) mostrar sus cualidades. Si no eres fiel, no prosperas y te apartan; si eres fiel, estas obligado a defender intereses partitocráticos indefendibles o caprichos absurdos (¿se acuerdan de la votación sobre la guerra de Irak cuando todo el PP votó en bloque?) que pueden llevar paradójicamente hasta la destrucción del propio partido.
    En definitiva, que a igual capacitación el político no partitocrático o el político tecnócrata presenta indudables ventajas. Porque si bien es cierto que todo partido impone una disciplina, fuera de la partitocracia esa disciplina no contamina el sentido común ni la apreciación de las necesidades perentorias de los ciudadanos, como desgraciadamente viene ocurriendo con nuestro sistema político desde hace tanto tiempo.

  • Cruz says:

    Felicidades por el post. Como dice JJ el tema da para mucho, pero quisera comentar solo una cosa en cuanto a la madurez y responsabilidad de los ciudadanos; Todos, votantes o no, inversores o no, me gustaría preguntar si han leído el programa electoral del partido al que votan; qué punto les ha parecido más importante y cuál menos; con cuál se sienten más de acuerdo y con cuál menos; si, en caso de no haberlo leído, han buscado información sobre ello (como este blog u otros); Si les ha facilitado la información alguien; qué relacion tienen con esas personas que les han informado. Si lo han comparado con (o han leído) el de otros partidos; Y finalmente, por qué han votado o van a votar a ese partido.
    Porque cada vez que se publican o emiten entrevistas en este sentido resulta apabullante leer u oir cosas como: “Es que era la ideología de mi abuelo”, “los otros mataron a mi bisabuela”, “siempre hemos sido de ese partido”, “me cae bien”, “es guapo/a y simpático/a”, “lo hacen muy bien todo (sin decir qué es bien y qué es todo)” y cosas semejantes.
    Sería estupendo poder comprobar hasta qué punto estas actitudes son anecdóticas o reflejan una realidad social y en qué medida. Aunque el resultado de las elecciones será bastante revelador…

  • Alberto G. says:

    El post es muy oportuno y lo que revela, me parece, es que estamos viviendo un fallo de la democracia al determinar que “gobierno del pueblo” era sinónimo de que “cualquiera” pueda gobernar (trasunto de la afirmación relativista de que “todos servimos para cualquier cosa”). Es el igualitarismo (a la baja) llevado al extremo. Sin embargo en el mundo griego democracia era un sistema de gobierno que no renunciaba al objetivo de que gobernaran los mejores ,los que poseyeran una mayor “virtus”. Esto lo hemos olvidado. Gobernar es la tarea más exigente del Estado que va mucho más allá de ser o no funcionario o de tener uno o varios títulos, sino que exige un perfil muy exigente del que nuestros partidos huyen o no promueven pues prefieren encumbrar al pelota o al generador de favores. No es por hacer propaganda pero esto lo había anunciado yo ya en junio de 2010 en http://www.elnotario.com/egest/noticia.php?id=2305&seccion_ver=3 Y lo he desarrollado aún más en un artículo “Políticod, gobernantes y directivos” en Revista de Documentación Administrativa, enero-agosto 2010, nº 286-287, para quien interese profundizar en la cuesitón..

  • Hablando de TECNÓCRATAS, una DUDA, a ver si alguien me la sabe resolver.... says:

    En el BOE de hoy, se publican varios Reales Decretos que fueron acordados el viernes pasado, día 11, entre ellos uno referido al arancel notarial y registral…

    Pero hete aquí que el BOE de hoy, día 17, publica esos RDs de fecha 14 de noviembre. He pensado que era un error, pero todos vienen con esa fecha, y se acordaron muchos el día 11. Y me he ido más atrás y veo que los RDs de meses pasados se aprueban un viernes (normalmente), y se publican unos días después, pero no con la fecha del día en que se aprobaron…

    ¿Ha sido siempre así?

    NO.

    Por ejemplo, el Consejo de Ministros del 30.1.2004 aprobó un RD por el que se regulaba la tarjeta sanitaria. Se publicó en el BOE el 12.2.2004, pero se publicaba el RD 183/2004, de 30 DE ENERO. Que es el día en que el Consejo de Ministros aprobó dicha norma.

    Y les he puesto solo un ejemplo, pero era siempre así.

    ¿Qué ha cambiado?

  • Curro Arriola says:

    ¡Hombre Don Alberto! Pero si acaba Ud de abandonar el anonimato… Al poner su link pasa de pseudónimo a  nombre y apellidos. ¡Bienvenido al club!
    No sé si su defensa del inefable Ruiz Gallardón la motiva la convicción, o la pertenencia al mismo partido.
    Uno (que no es pepero,  ni upedarra, ni sociata, pero tiene amigos de todos esos pelajes, también del PP) sabe bien que su homónimo el Fiscal  (gran cerebro, sin duda; seis meses estuvo en activo, lo que tardó la excedencia; pero a la que tiene ocasión suelta “yo, desde mi experiencia como fiscal…” lo aprendió todo en seis meses) no es precisamente santo de la devoción de muchísima gente del PP.
    Lo de tener una concejala DE CULTURA de ideología COMUNISTA; lo de fomentar a todo trapo el llamado “día del orgullo gay” que por sus resultados se podría llamar día del record mundial de basura por las calles de Madrid; ese izquierdismo de enfant terrible, que –congruentemente- luego arruina a los madrileños para tener un despacho digno de Mussolini en el Palacio de ex Correos… ¿de verdad, querido Alfredo, se cree Ud que le gusta a las bases peperas? ¿Y a los votantes?
    Don Alfredo,tranquilo; como mucha gente, creo que tendré que votar el 20-N al PP; básicamente, porque como no tenga mayoría absoluta, se coaligará con PNV o/y CiU y será un desastre para España. ¿O no? ¿Su patriotismo les llevaría a coaligarse con UPyD? ¿A que no? Pero les votaré con dolor. Me gusta muchísimo más el mensaje de Rosa Díez, sea lo que sea profesionalmente esta señora. Pero España está por encima; por ahora, creo que votaré al PP.
    Creo, digo. Porque sé muy bien que si en el momento de meter la papeleta en el sobre me viene a la cabeza la idea de que estoy votando a Ruiz Gallardón… sacaré la papeleta y meteré la de Rosa.
    Nada más que por eso. Porque hay reflejos orgánicos viscerales que uno no puede controlar. Por más que lo intente.
    Un saludo.
     

  • Ramón Marcos says:

    Podría hacerse un comentario largo sobre un post que deja claro porque la partitocracia es la enfremedad que nos conduce a esta grave crisis política e institucional. Pero prefiero dejar un vídeo que recoge lo que sucedió en el último Pleno de la Asamblea de Madrid. Es una prueba, me atrevo a decir que irrefutable, de que es la partitocraia y de como la vieja politica quiere mantener el estatus quo.

    http://youtu.be/qIqHyxt71Ts
     
    http://ramonmarcos.wordpress.com/2011/11/15/privilegios-sin-enmienda-2/

    • Triboniano says:

      “Nosotros no somos un trabajador más”, impresionante, verdaderamente impresionante el video. El PP y el PSOE no se ponen de acuerdo para sacar al país del agujero, pero para esto sí, desde luego, vaya si se ponen de acuerdo.

  • Alfredo says:

    Pero Curro…que Alberto, no es Alfredo…¡¡¡Quá despiste!!!

    Bromas aparte.

    Lo que discutimos es si Madrid está en quiebra técnica. Yo digo que no, pese a su endeudamiento, y doña Elisa dice que sí.

    Por favor que vengan las empresas esas de ratings y nos digan algo. Yo, lo último que he visto es AA-. Pero que vengan rápido, por si me tengo que llevar mis ahorrillos a las Islas Caimán.           

  • Anonymous says:

    hay reflejos orgánicos viscerales que uno no puede controlar
    No le gustan los COMUNISTAS, tampoco le gustan los gays, tampoco le gusta el izquierdismo, votar al PP le producirá dolor, Mussolini si que se merecía buenos despachos…
    ¡Uy, uy!
    No doy mi nombre por miedo…

  • robespierre says:

    Estos señores del video (representantes PP, PSOE y de IU) no es que se crean de una casta a parte, es que DICEN que son de una casta aparte. No son trabajadores como los demás, no, hombre, necesitan un “tratamiento diferenciado” (PP) -por eso tienen mejor IRPF y cotizan menos a la SS; toma ya- se niegan que la política sea “para los que tienen un patrimonio y unas rentas” (IU) por eso tienen coche oficial y un sueldete por no hacer nada, y dicen que si fueran un privilegio los quitarían ellos que son los que están contra los privilegios, hombre (PSOE) que no nos enteramos que los privilegios solo los detecta este benemérito partido no la ciudadanía de a pie que no se entera. La apoteosis de la partitocracia (y la cutrez).

    • Jeremías Cohen says:

      Hay que entenderlo: los muchos méritos exigidos, la usual categoría intelectual, y el gran prestigio social de … ¡los parlamentarios autonómicos! ¡Cómo no se van a creer una casta! :)

  • Jose Maria Pérez says:

    Cuidado con el lenguaje, que estamos entrando al trapo. Cuando la “casta” necesita de profesionales para que les preparen los papeles que luego leen en los Parlamentos y les resulevan los problemas que, se supone, tienen que gestionar por si mismos, buscan personas de perfil técnico; pero cuando piensan que esas mismas personas son una amenaza porque pueden sustituirles, entonces los califican de “tecnócratas” con toda la carga peyorativa posible.

  • elisadelanuez says:

    Sobre la duda, hasta donde yo sé, los reales decretos llevan la fecha del día de su aprobación,  como su aprobación compete al Consejo de Ministros, suelen ser del viernes en que se celebra el concreto Consejo de Ministros que los aprueba. En el BOE se publican más tarde habitualmente. No se a qué viene este baile de fechas, parece un error. 

    • JJ says:

      Elisa, no es un error aislado… Todos los RDs de este año se publican con una fecha distinta de la de su aprobación por el consejo de ministros y de la de su publicación en el BOE….

      El RD que aprobó el arancel notarial y el registral se aprobó en el consejo de ministros del 17-NOVIEMBRE-1989. Se publicó días más tarde, pero con la fecha del 17.NOV.89.

      Sin embargo, su modificación acordada en el Consejo del 11-NOV-2011, se ha publicado en el BOE del 17-nov-2011 con fecha del 14-nov-2011.

      Esa fecha “intermedia” del 14, ¿a cuento de de qué?

      No tiene sentido, y no es un error aislado… Es permanente desde hace meses/años… y creo que sin justificación…

  • elisadelanuez says:

    Pues la otra solución que se me ocurre es lamentablemente la incompetencia, porque se me escapa la razón de poner una fecha que no es ni la de la aprobación ni la de la publicación en el BOE. ¿Para conseguir qué?

  • Curro Arriola says:

    Pues igual ha vuelto de su excedencia el redactor del BOE que escribió aquello del “Conejo General del Joder Judicial”…

  • Horacio says:

    Este artículo, dicho en tono coloquial, creo que es un poco tramposo, trata de enfrentar como únicas alternativas a la situación de profunda crisis que vivimos dos cosas claramente negativas: partitocracia y tecnocracia. Ambas entiendo que son un timo para la ciudadanía. La opción frente a la partitocracia, tecnocracia o plutocracia, en mi opinión es, más DEMOCRACIA.
    A mi francamente la tecnocracia no me parece ninguna bendición de nada, y está claro que un sinvergüenza como Berlusconi da argumentos, aparentemente, contra la democracia. Creo que es más que velada la opción por la que apuesta el artículo donde los técnicos, no se sabe muy bien porque ley física o moral, son más honestos y están mejor preparados que los políticos que elegimos en las elecciones. Me parece cuando menos, algo totalmente opinable, yo personalmente creo que esa premisa es falsa pues podemos encontrarnos gente decente en ambos colectivos. Se citan una serie de problemas reales que tiene la democracia española, pero eso creo, no legitima a la tecnocracia. En España (época franquista) hubo un gobierno de tecnócratas que funcionó sin problemas, eso sí, solo rendían cuentas a Franco. Los gobiernos tecnócratas que se vayan nombrando a partir de ahora (estoy convencido que esto puede que no acabe con Grecia y con Italia) ¿a quién se supone que rendirán cuentas, a los mercados, a los grandes bancos, a las grandes fortunas….? A los ciudadanos estoy seguro que no.
    Aristóteles decía, más o menos, en su famoso texto de POLITICA que el hombre es un animal político, sólo los dioses y las bestias no lo son, decía. Mi opinión es que estamos en un momento delicado donde hay que reivindicar la política y la democracia para que podamos opinar y exigir todos, actuaciones más justas que eviten la partitocracia y la tecnocracia. Creo que es más que evidente el desprestigio de muchos de los políticos que actualmente pueblan la “fauna” ibérica, algo que sólo se contrarresta con más democracia no con menos, y me da la sensación (agradable) de que eso está siendo entendido por muchos ciudadanos en nuestro país en los últimos tiempos. Para acabar me gustaría señalar que los técnicos también tienen su ideología y sus intereses y dudo mucho que eso no les condicione, el problema es que ni siquiera los conocemos (su ideología y sus intereses).

  • Alberto G. says:

    Don Curro, no sé si lo de D. ALberto y el anonimato va por mí, pues escribo en este blog y no creía ser anónimo, pero lo de la defensa de Ruiz Gallardón, ¿de dónde lo ha sacado? Creo no haberle puesto nunca como ejemplo de buen gestor…

    • Curro Arriola says:

      No, D. Alberto, y Ud perdone; como salió el tema de Gallardón (que logra sacarme de mis habituales comedimiento y moderación), me encrespé bastante y tiré contra todo lo que se movía.
      Aunque un poco sí que la culpa es suya, por llamarse igual que Gallardón.. ;)

  • Horacio, creo que en mi post no se defiende a la tecnocracia, simplemente alego que ha venido impuesta en Italia y Grecia porque allí no había política democratica de verdad, sino partitocracia. Al leer la composición del Gobierno de Monti descubro para mi asombro que en Italia hay señoras estupendas con imponentes C.V. y larga y brillante experiencia como catedráticas y letradas: las nuevas ministras de Justicia, Interior y Trabajo. En mi ingenuidad yo pensaba que sólo había velinas, y que resulta que no, que los italianos también tiene otras cosas. Quien piense que en España los puestos de responsabilidad política no están también llenos de velinas o velinos (que son todavía peores) creo que está muy equivocado. La tecnocracia es un mal (aunque preferible a la partitocracia en estado agónico) que sólo se combate con política responsable, plural, verdaderamente democrática y transparente. El domingo tenemos los españoles una buena oportunidad para decidir qué tipo de política queremos. Yo sólo digo que si optamos por la partitocracia ojalá que cuando llegue el estado agónico (que llegará) alguien nos imponga unos buenos tecnócratas. Aunque reconozco que será un momento muy, muy triste, como afirmaba como conclusión del post.  

  • Curro Arriola says:

    ¡Caramba D. Rodrigo! ¿Pero ahora descubre Ud. que “en Italia hay señoras estupendas”?
    Claro, como es joven no ha alcanzado a ver en su esplendor a Sofía Loren, a Gina Lollobrigida…
    Ni tecnócratas ni políticos; lo que necesitamos en el Gobierno es álguien como el llorado Jesús Gil (Q.E.P.D.); vale que hacía lo que hacía (como casi todos), pero al menos nos divertía una barbaridad.

  • Horacio says:

    Lo siento si le he interpretado mal pero cuando usted decía que “La tecnocracia es la bendición de los afortunados ante el colapso político que se produce cuando los políticos burócratas anteponen sus intereses particulares (de partido o estrictamente individuales como en el caso de Berlusconi) a los intereses generales”, me parecía que sí la defendía y además ardorosamente. Yo sigo pensando que la tecnocracia no tiene nada de bendita, en todo caso de maldita, pues constata dos cosas a) Que la democracia es débil y b) Se ha impuesto la voluntad de los más fuertes frente al resto.
    Insisto, el dilema no es partitocracia vs tecnocracia; el dilema es DEMOCRACIA vs partitocracia, tecnocracia, plutocracia, aristocracia………………

  • Horacio, como ocurre en muchas ocasiones, quizá lo primero que habría que hacer es concretar de qué estamos hablando. El DRAE define tecnócrata como “Técnico o persona especializada en alguna materia de economía, administración, etc., que ejerce su cargo público con tendencia a hallar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas.” Este tipo de tecnócrata no me disgusta, antes bien al contrario, hartos como estamos de ver políticos ineficaces entre otras razones por relegar el interés público al cajón, poniendo por encima sus intereses de partido, electorales, de amiguismo, etc.

    Cuestión distinta es si por tecnócratas estamos hablando de técnicos que por ejemplo provienen de Goldman Sachs, como ocurre con el BCE, el primer ministro de Italia, etc y ejercen funciones políticas. Entonces se trata de ostentar el control político por parte de las grandes estructuras financieras mundiales, algo nada deseable.

    • Horacio says:

      Bien creo que vas matizando y ahora te entiendo un poquito mejor, de cualquier forma no es malo discrepar, ni mucho menos, lo importante es dar razones. Admito la definición de tecnócrata pero, fíjate, tecnocracia según el DRAE es el “Ejercicio del poder por los tecnócratas” , y ahí tengo yo mis problemas porque yo entiendo que lo mejor es la democracia o sea el ejercicio del poder por el pueblo (no por los tecnócratas, ni por los ricos, ni por los cultos, ni por los filósofos como defendía Platón).
      Pero abundando más ¿qué significa eso de buscar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas (gran falacia por cierto) en un asunto como la crisis en la que estamos? ¿Seguir las indicaciones de la Sra. Merkel y su equipo de técnicos, o seguir los planteamientos de Obama y los suyos o mejor aún, seguir las indicaciones de intelectuales de reconocido prestigio (Chomsky, Vicenc Navarro, C. Taibo)? Que como ya sabes son diferentes las tres. En el fondo lo que se discute no es una ciencia exacta como las matemáticas donde 2+2 son 4 y nadie lo discute, aquí hablamos de intereses de las personas y pienso que esos intereses deben ser los de la mayoría no los de una minoría por muy listos que sean.
      Por cierto te recuerdo que no sólo el Sr. Monti es un “paracaidista” de lo peor y que más responsabilidad ha tenido en la crisis actual sino que el Sr. Papademos también proviene de esos turbios mundos responsables directos de lo que está ocurriendo actualmente.

    • Horacio, te confundes con mi compañero editor Rodrigo.

  • Manu Oquendo says:

    Leo con un sentimiento indefinible, apreciado Horacio, tu alegato acerca de que la economía es una de las artes opinables y que, careciendo de reglas naturales, debe ser fruto de la confrontación democrática de intereses. Cierras el argumento sugiriendo que en esta contienda deben prevalecer las fuerzas más numerosas. Estas fuerzas según marcan las reglas asumen el poder del estado y haciendo uso legítimo del monopolio de la fuerza proceden a expoliar económicamente a las que han perdido.
    Es una legítima y democrática condena, señal de progreso, porque no son vendidos ni sometidos a servidumbre. Simplemente les obligamos a entregarnos el 65% de su trabajo.

    Básicamente esto es lo que sucede. Sospecho que has dado en el clavo al encontrar la clave de nuestros males. 

    Sucede que este sistema que tan acertadamente describes, sigue necesariamente, no las inexistentes leyes de la economía, sino las reglas inmutables del comportamiento humano.

    Por ello la sociedad que así actúa incentiva el crecimiento de los “free-riders”, los que viven de recibir y entorpecer el esfuerzo de otros, y desincentiva a los que son extorsionados para que el proceso de compra de votos a cargo de los perdedores pueda continuar por toda la eternidad.

    Nos falta solo encontrar al Dios que pueda hacer de prestamista eterno para garantizar que hemos alcanzado el paraíso donde ya nadie, nunca, necesitará pagar su billete.

    Vamos a tener que repasar cómo desde las monarquías absolutas que tenían que pedir autorización recaudatoria a los estados generales hemos pasado a un sistema de poder absoluto del estado en el cual los mismos que suben la fiscalidad se aprueban sus propias leyes comenzando por promulgar su propia inmunidad.
    Odio tener que entender a Rousseau, siempre me pareció un mal padre.
    Saludos

  • Horacio says:

    Lo primero de todo es pedir disculpas a Fernando, llevas razón te confundí con Rodrigo. No obstante, mis argumentos son perfectamente válidos en el marco discursivo que expones.
    Manu, no te entiendo muy bien lo que dices pero haciendo un esfuerzo hermenéutico te aclaro algunas inexactitudes que me achacas y te doy mi opinión en otras que sostienes
     “…Estas fuerzas según marcan las reglas asumen el poder del estado y haciendo uso legítimo del monopolio de la fuerza proceden a expoliar económicamente a las que han perdido.”
    Yo sólo he hablado de democracia, no he dicho nada de expoliar a nadie económicamente. Simplemente una democracia que permita a los vencedores en las urnas gobernar y a los perdedores ejercer una labor de control de ese gobierno, mediante el Parlamento, dicho de forma sencilla. Y por supuesto, a la ciudadanía expresar sus opiniones por métodos democráticos, uno de los cuales es la movilización social.
    “…Es una legítima y democrática condena, señal de progreso, porque no son vendidos ni sometidos a servidumbre. Simplemente les obligamos a entregarnos el 65% de su trabajo.”
    No se si aquí hablas de impuestos o política fiscal o a qué te refieres. Si es de política fiscal podemos hablar lo que quieras.
    “…Por ello la sociedad que así actúa incentiva el crecimiento de los que viven de recibir y entorpecer el esfuerzo de otros, y desincentiva a los que son extorsionados para que el proceso de compra de votos a cargo de los perdedores pueda continuar por toda la eternidad”
    No te entiendo muy bien lo que dices aquí, sólo te recordaría que las naciones más dinámicas, cultas y prósperas que yo conozco son todas democráticas. En el norte de Europa existen algunas aunque hay algún ejemplo más.
    “…hemos pasado a un sistema de poder absoluto del estado en el cual los mismos que suben la fiscalidad se aprueban sus propias leyes comenzando por promulgar su propia inmunidad.”
    El anterior argumento que te he dado vale también aquí. No obstante si aquí te estás refiriendo, como parece, aunque no me queda muy claro, al poder ejecutivo y legislativo, lo lógico es que ambos poderes se rijan por un sistema democrático, un sistema que por supuesto no permite o no debería permitir eso que llamas “promulgar su propia inmunidad”. De cualquier forma no conozco otro sistema más justo que el democrático, si existe te agradecería que me lo facilitases.

  • MILCO TORRES says:

    MUY BUENO EL BLOG  Y VEO QUE EUROPA ESTA SUFRIENDO ESTO DE L A CRISIS EN CAMBIO EN PERU EN MI APRECIACION NECESITAMOS  DE UN PARTIDO TECNOCRATA PARA QUE AYUDE EN  EL DESARROLLO SOSTENIBLE DE NUESTRO PAIS, AQUI EN PERU  NO EXISTE LOS TECNOCRATAS Y ME GUSTARIA SABER  COMO PUEDO SABER MAS  SOBRE POLITICA TECNOCRATICA, Y SI ES POSIBLE UNIRME A ESTA IDEA PARA PODER  ENTENDERLO Y PODER DIFUNDIR  EN MI PAIS.
     

  • milco torres says:

    estamos en la formcion de un partido  tecnocrata en el peru  si hay gente qu eles interese pueden comunicarse al correo milcotorresb@ingenieros.com para poder  cordinar reuniones  tanto en lima como en regiones, o provincias que tengan representacion  tenemos la conviccion que la solucion a nuestro subdesarrollo es  la conduccion de nuestro pais por tecnocratas que si saben lo que hacen y no por politicos que no saben donde estan parados, contamos  con el apoyo de la ASOCIACION DE PROFESIONALES TECNICOS DEL PERU que tienen sede e nivel nacional  asi que con este apoyo sera facil hacer las sedes y poder hacer realidad  el partido politico que el peru necesita.