La puerta trasera del Consejo de Estado

Una de las primeras cosas de las que se preocupó el señor Rodríguez Zapatero al llegar al Gobierno fue la de asegurarse su futuro económico, incrementando lo que le correspondería como ex Presidente del Gobierno con un confortable sillón bien remunerado en el Consejo de Estado. Al efecto se promovió una ley-medida, la Ley Orgánica 3/2004, por la que se modificó el artículo 8.1 de la Ley del Consejo de Estado:

“Quienes hayan desempeñado el cargo de Presidente del Gobierno adquirirán la condición de Consejeros natos de Estado con carácter vitalicio, y en cualquier momento podrán manifestar al Presidente del Consejo de Estado su voluntad de incorporarse a él.

Además de formar parte del Pleno del Consejo de Estado, podrán desempeñar las funciones y cometidos que se prevean en el reglamento orgánico, el cual incluirá las disposiciones pertinentes respecto de su eventual cese, renuncia o suspensión en el ejercicio efectivo del cargo de Consejero nato.

Su estatuto personal y económico será el de los Consejeros permanentes, sin perjuicio del que les corresponda como ex Presidentes del Gobierno”.

El Consejo de Estado, según el artículo 107 de la Constitución Española, es el supremo órgano consultivo del Gobierno. Es de suponer que para ser miembro del mismo deba tenerse un acreditado historial de servicios relevantes a la Nación.

La incorporación del ex Presidente al Consejo supondría una auténtica burla a los cientos de miles de españoles que lo están pasando económicamente muy mal precisamente por las malas políticas y decisiones adoptadas por el todavía Presidente del Gobierno en funciones. Qué no decir de los funcionarios que, lejos de contar con dos cuantiosos sueldos contra las arcas públicas, ven rebajada su remuneración.

Es costumbre que el Consejo de Estado de la bienvenida a los nuevos miembros de la institución. Me pregunto quién será el tiralevitas que asuma las funciones de padrino y pase el mal trago de tener que redactar una laudatio en la que se de cuenta de los “méritos” del ex Presidente para ocupar el cargo. Por lo general, se suelen silenciar los deméritos, pero en este caso son de mucho peso y de una notoriedad deslumbrante. Tanto que sus actuaciones más relevantes han llevado a la ruina económica y al descrédito internacional de España, y a la vergüenza nacional de tener que realizar una enmienda a la Constitución “ordenada” por las instituciones europeas, para escarnio de todos los españoles.

Creo que debería promoverse cuanto antes una derogación del artículo 8.1 de la Ley Orgánica del Consejo de Estado. Mientras tanto, el pundonor debería llevar al Sr. Zapatero a elegir la opción de no incorporarse al Consejo, como servicio a la Patria. Los dos ex presidentes anteriores así lo hicieron, pues parece ser que saben ganarse la vida sin un comportamiento parasitario a costa de las ubres del Estado.

23 comentarios
  1. Luis Bustillo
    Luis Bustillo Dice:

    Con todos los respetos. Este blog parecía una sede de reflexión pausada sobre los asuntos de actualidad económica, política, jurídica. Entradas como esta ya las leo en los foros de comentarios de noticias en Libertad Digital y demás.
    En fin, que se le va a hacer

  2. notas
    notas Dice:

    Pues a mi sí me parece de recibo. Independientemente de la mayor o menor utilidad real y de su carácter vinculante o no, lo cierto es que los informes del Consejo de Estado han de solicitarse en los casos previstos por parte del Gobierno de turno. Si uno de los objetivos del blog es la regeneración democrática, y teniendo en cuenta que el Consejo es un órgano de esta nuestra democracia incluso previsto en la Constitución, no parece coherente que uno de los peores dirigentes que ha tenido España, al menos en términos económicos es indudable, pase a formar parte del mismo.  Si encima que no va a asumir ninguna responsabilidad civil ni penal por su gestión, va a recibir una pensión vitalicia y demás, sería deseable que cuanto más lejos estuviera de las instituciones mejor para todos. Al menos creo yo que este el sentido de este post, y yo estoy de acuerdo.

  3. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Puede que tenga usted razón, pero quizá lo que no viene en Libertad Digital y en otros periódicos similares es el dato de cuando se produjo esta modificación en la Ley del Consejo de Estado ni su tenor literal. Yo desde luego no lo suelo leer en esos medios. En cuanto a la profundidad del análisis, depende mucho del tema tratado. Aquí se trata simplemente de llamar la atención sobre un punto que quizá haya pasado desapercibido, a mí por lo menos me llaman la atención este tipo de normas “ad hominem” ya afecten al Ex Presidente del Gobierno o al ex Presidente de la Junta de Extremadura, con la ley aprobada sobre el estatuto de los ex presidentes (por los grandes partidos todos a una) o al ex Presidente de la Comunidad de Valencia (misma cosa). Digamos que no es el tipo de Derecho que nos enseñaron en la Universidad y del que es partidario este blog. Dicho eso, tomaremos en consideración sus objeciones e intentaremos estar a la altura de sus expectativas. 

  4. Luis Bustillo
    Luis Bustillo Dice:

    La cuestión no es si es o no conveniente que el ex Presidente esté o no en el Consejo de Estado. Lo que me parece criticable es el tono en el que se formula la crítica a esa disposición. 
    A mi juicio, jugar a la antipolitica es peligroso, y las consecuencias pueden ser gravísimas.
    Critíquese la norma por su contenido. Véase, lo impropio del salto inmediato de la politica ejecutiva a la función consultiva; la posible utilización de la posición en el órgano para torpedear al sucesor; la incompatibilidad de la presencia de un politico con el carácter neutral del órgano; lo improcedente de la acumulación de retribuciones.
    Pero esa entrada no dice eso. Dice que un parásito se aseguró sus habichuelas nada más llegar al Gobierno.
    Quienquiera que sea el Presidente , y con independencia de que su desempeño haya sido malo (siempre que no haya sido delictivo o inmoral), es decir, el mal gobernante, en la medida en que es un gobernante democrático, merece un respeto formal. Con el insulto se pierde la razón que se pueda tener.
    Lo mejor de este blog es que nunca cae en esto. No se exige un sesudo análisis de cada cuestión, ni la impartición de doctrina en cada entrada, sino una invitación al análisis y a la reflexión, que se abre luego en los comentarios.
    Y si no lee esos medios, señora De la Nuez, se lo recomiendo vivamente,si me permite el atrevimiento. Reflejan el estado de opinión de un importante sector de la sociedad, y quien quiere de algún modo mejorar la calidad de la democracia, debe conocer como es el demos que gobierna. Lo contrario es intelectualismo y elitismo.
     

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Estimado Luis, le agradezco el comentario anterior porque ha definido lo que es, o modestamente pretendemos que sea, este blog: una reflexión no dogmática y respetuosa, aunque no necesariamente complaciente, sobre diversos temas tanto por el autor como por los comentaristas posteriores,

  5. Luis Bustillo
    Luis Bustillo Dice:

    ´La última frase d emi comentario anterior puede entenderse como ofensiva para su destinatario. Nada más lejos de mi intención, ruego me disculpe. No es mi intención hacer un argumento “ad hominem” sino que lo que quería era hacer una alusión a cierto estado de opinión, disolvente, que no puede desconocerse, sino que ha de afrontarse y rebatirse.

  6. adolfo
    adolfo Dice:

    Totalmente de acuerdo con el autor del artículo, que explica la génesis de la modificación normativa, redactada por el PSOE en provecho propio, como muchas de las leyes y normas reglamentarias que han producido. Que serán leyes -así, con minúsculas-, pero no Derecho. Al menos el Derecho que como dice doña Elisa nos enseñaron en la Facultad, y que es, única y exclusivamente, el que busca el interés general y el bien común. Me parece muy bien, también, la reflexión final, en el sentido de que este sujeto, Zapatero, si tuviera un mínimo de vergüenza, tendría que renunciar a esa bicoca…, pero no lo va a hacer, pues vergüenza no tiene. Y allí le esperan sus amigos Rodríguez Ibarra, la exvicepresidenta, cuyo nombre no recuerdo, y otros amiguetes… Vams, que en lugar del consejo de estado habría que ir pensando en llamarle el club de la comedia. Lo triste es que lo pagamos entre todos, mientras ellos se ríen de nuestras desgracias, que han contribuido a generar.

    • MAT
      MAT Dice:

      Ya verán Vds. cómo la nueva mayoría surgida de las pasadas elecciones no toca ni una coma de esa reforma. Y la criticada Ley de Extremadura sobre Ex-Presidentes de la Junta fue consensuada entre Rodríguez Ibarra y Carlos Floriano, es decir, en su día, entre PSOE y PP de Extremadura.

  7. Jeremías Cohen
    Jeremías Cohen Dice:

    Me parece que, en general, hay una falta de respeto de la clase política hacia instituciones que habían acumulado un merecido prestigio intelectual. Luego vemos cómo se desenvuelven esos políticos, de baja preparación jurídica, en tales ambientes. Es lo que se cuenta de las intervenciones de una tal Maria Teresa. Lo que, por otra parte, no ha extrañado a casi nadie.
    Si de verdad queremos que ese órgano cumpla su importante función, no puede ser un destino de colocación de políticos retirados. Ni exitosos ni fracasados.

  8. isaac ibañez
    isaac ibañez Dice:

    Estimado Luis Bustillo:

    Respeto tus comentario como espero que tu respetes los de los demás. Sin ánimo de seguir polemizando, quizá no me he explicado bien. Es un problema de simple competencia. Soy asiduo lector de los dictámenes e informes del Consejo de Estado, pues son muy dignos y relevantes jurídicamente. Y lo son porque el Consejo está formado por personas con gran competencia jurídica. Por ello me apena y me resisto a que al Consejo accedan personas sin la debida comptencia, por el mero hecho de la decisión política. Este es un caso patente de autocontratación.

  9. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Aunque ya le responderá la Sra. de la Nuez, creo que equivoca, Sr. Bustillo, su respuesta: Ella no ha escrito que no lea LD, sino que no lee ese tipo de análisis en LD.

    Yendo al fondo. En mi opinión, el sitio de los ex Presidentes del Gobierno sería el Senado, como senadores vitalicios, sin formar parte de ningún grupo parlamentario. De hecho, creo que el Senado debería reinventarse como Cámara Alta y de Representación Territorial. Cómo Cámara Alta, debería modificarse sustancialmente el régimen de incompatibilidades y separarlo nítidamente del de los Diputados, de manera que fuera una cámara más técnica y menos política. Y debería establecerse algún mecanismo por el cual el Senado pudiera vetar con mayoría cualificada legislación autonómica o estatal en caso de alegación de conflicto de competencias. Obviamente habría que cambiar el sistema de elección.

    Y el Consejo de Estado, a lo suyo.

  10. Simple
    Simple Dice:

    De acuerdo totalmente con Bustillo.Esta clara en el articulo una vision negativa del presidente del gobierno.Parece que lo que ha de plantearse es si los expresidentes del gobierno han de formar parte del Consejo de Estado y en que condiciones .Su base estara en la legitimidad democratica y en el principio de legalidad y no en una evaluacion a posteriori de su gestion como el autor sugiere.

  11. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    Luis, la comparación con Libertad Digital (tampoco muy distinto de otros muchos medios, desgraciadamente) me parece un poco injusta. En este blog intentamos no mirar sólo a un lado a la hora de denunciar y criticar los excesos de nuestros representantes y los ataques a nuestro Estado de Derecho. A diferencia de tantos otros, este foro, entre otros fines, pretende servir de vehículo a cualquier denuncia fundada de manejos jurídicos poco presentables (y casi peor, escasamente transparentes) ya tengan su origen en la “derecha”, en la “izquierda” o en nuestro sistema financiero. Y la verdad es que encontrar un medio en España que hable con libertad de unos y otros, no es que sea difícil, es que es IMPOSIBLE. Sin duda podemos mejorar en las formas, y nos vamos a poner a ello, porque siempre es muy necesario, pero en este caso creo que la comparación ha sido odiosa.

  12. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Efectivamente, aclaro que lo que yo decía es no que no leyera Libertad Digital (lo hago poco, en realidad, pero lo suficiente para comprender a lo que se refiere el sr. Bustillo) sino que no leo este tipo de comentarios. Pero realmente estoy de acuerdo en que el fondo del asunto es si los ex Presidentes por la razón de serlo, y con independencia de que su gestión haya sido acertada o nefanda -me temo que en este caso los hechos demuestran lo último sin paliativos- pueden saltar de la Moncloa al Consejo de Estado como si tal cosa. De acuerdo con lo que dice Isaac Ibañez, el Consejo de Estado, o por lo menos sus dictámenes, es una institución prestigiosa de carácter eminentemente técnico, o por lo menos así era hasta ahora mismo. Si hay que buscar una salida a los ex Presidentes, no me parece que esta sea la más oportuna, y menos introducida de tapadillo, como suele ocurrir, por mucho que esté en el BOE. Y como dice algún otro comentarista, también está allí la sra de la Vega, otra persona que no ha llegado tampoco alli por su competencia técnica.
    Por último, me cuesta entender qué va a hacer allí exactamente el sr. Zapatero desde el punto de vista profesional. Y desde un punto de vista político, no me parece adecuado tampoco. 

  13. Luis Bustillo
    Luis Bustillo Dice:

    Rodrigo,
    No quería ofender al medio, ni, desde luego, compararlo con Libertad Digital u otros.Interprétese sólo como una queja (a lo  mejor demasiado sarcástica) del consumidor.
    Ahora bien, si lo miras detenidamente, ha resultado de esto un diálogo entre tres de los editores y los lectores acerca de como es el propio blog y como creen los mismos lectores que debe ser.
    No era otro el objeto de mi primera intervención que poner de manifiesto lo desafinado del tono del post comentado. Sin entrar a valorar el fondo.
    También me gustaría hacer lo propio con los periódicos que leo habitualmente, pero no creo que sus directores se avinieran a hablar conmigo como vosotros, muy amablemente, habéis hecho, lo cual, sin duda, agradezco

  14. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Aquí tienen el texto completo de la modificación introducida por la Ley Orgánica 3/2004, que se refiere no al carácter de Consejero nato y vitalicio del CE que tienen los ex Presidentes del Gobierno, sino a su equiparación en cuanto a su status personal y económico al de los Consejeros Permanentes.Esta equiparación en cuanto al status económico no alcanza al resto de los Consejeros natos (es decir, a los que lo son por razón del cargo) Y no podrá decir D. Luis que este tipo de comentarios los encuentra en Libertad Digital…:-)
      http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo3-2004.html

     

  15. aldelgadog
    aldelgadog Dice:

    Me apena que un blog capaz de entradas de gran valor técnico, como la de la donación, caiga en la vulgaridad partidista e incluso la zafiedad tertuliana, objetivamente presentes en esta entrada y otras anterieros.

  16. adolfo
    adolfo Dice:

    Ni vulgaridad partidista ni zafiedad tertuliana… Lo que si detecto entre los lectores es muchos socialistas, e incluso simppatizantes del señor Zapatero, que ya es dificil encontrar ahora mismo en España personas que se manifiesten públicamente como partidarios suyos, pues su gestión ha sido similar a la de Nerón en la república romana: solo le ha faltado ordenar en incendio de Madrid. El autor, del cual soy compañero en el digno ejercicio de la abogacía, escribe muy bien y con toda claridad. Y estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. Pero como el mensaje es irrefutable, se trata de atacar la supuesta ausencia de calidad, cuando los hechos son tozudos y son lo que son. Se podrá decir más finamente, más diplomáticamente, pero no más claro.

  17. Galán
    Galán Dice:

    Me parece que el post es absolutamente pertinente, dado el caso concreto que nos ocupa. Unicamente considero que determinadas expresiones (“confortable sillón bien remunerado”, “tiralevitas”, “comportamiento parasitario a costa de las ubres del Estado”) lo desmerecen y no son propias de este blog.
    Coincido con el autor en que se trató en su momento de una operación para garantizarse, de futuro, un estatus profesional y eocnómico confortables a falta de uno propio previo.

     

  18. A. QUIRALTE
    A. QUIRALTE Dice:

    Siempre he entendido que la pertenencia a los grandes órganos productores de doctrina e interpretadores del ordenamiento jurídico parece exigir, a mi modo de ver, un profundo conocimiento demostrado, publicaciones, docencia o experiencia en la materia. Me parece un trabajo en equipo, el de los miembros del cuerpo consultivo,  en el que tanto las aportaciones desde la perspectiva del derecho administrativo especial como el conocimiento del derecho privado, el ordenamiento europeo o el derecho público internacional juegan  un papel determinante. Sería, para mi, el dominio, o sea  el  cometido,  de los “aristos”.

    En este sentido, este debate me parece insoslayable.

  19. mariano martin peña
    mariano martin peña Dice:

    Observo que tu post ha tenido un gran éxito por el número de comentarios y las opiniones encontradas que ha suscitado. Creo que es muy saludable que todos expresemos nuestras opiniones de forma correcta y sin denostar aquellas que sean contrarias a nuestro parecer.
    En mi caso, creo que la postura del Sr. Rodríguez Zapatero estará dentro de la legalidad puesto que así se contempla en la vigente Ley del Consejo de Estado pero me parece totalmente inoportuna pues a lo largo de su trayectoria política ha demostrado carecer de conocimientos suficientes para emitir juicios u opiniones sobre disposiciones o informes de carácter legal. Prueba de ello es la situación en la que nos encontramos.
    Se me ponen los pelos como escarpias al pensar en el papel que un analfabeto cultural pueda desempeñar en esta institución.
    Si lo que busca es un salario complementario es mejor que mensualmente le hagan una transferencia a su cuenta bancaria y deje trabajar a los demás consejeros. 
     

  20. Luis Bustillo
    Luis Bustillo Dice:

    Prescindiendo de consideraciones anteriores, estoy totalmente de acuerdo en que se esta rebajando el nivel de un órgano de constatado prestigio, no solo con esta incorporación sino con otras como la de la ex-vicepresidenta o la del presidente de la junta de Extremadura, que a su vez es exponente de un desprecio por la formación y el mérito que se ha manifestado en las dos últimas legislaturas. Véase si no, y a modo de ejemplo, la elevación a la magistratura ministerial de quien carecía de cualquier clase de experiencia e instrucción necesarias al efecto, encomendándole asuntos de un contenido ético e intelectual profundísimo, como el aborto; la separación de cualquier voz crítica con criterio propio de los círculos de poder; aquél ya lejano intento del ministro Bermejo por eliminar las oposiciones para tener “jueces empapados de vida” (creo recordar que dijo algo así). O la misma manifestación del expresidente de que “cualquiera podría ser presidente”, que o bien encarnaba una falsa humildad, o bien inconsciencia acerca de las tremendas implicaciones éticas y complicaciones técnicas que comporta tal condición (a la vista parece quedar que es eso lo que había).

  21. José Luis Villar Ezcurra
    José Luis Villar Ezcurra Dice:

    Pues me apetece tomar parte en esta discusión por varios motivos. En primer lugar, porque entiendo que siendo este un blog de juristas (o personas con inquietudes jurídicas) se está abriendo a temas de actualidad y trascendencia política lo cual me parece muy saludable y atractivo. Ni entro ni salgo en lo que se publica en otros blogs, pero desde hace tiempo aquí se están tratando temas “candentes” con rigor jurídico, tanto por parte de quienes escriben los posts como por quienes los comentan, lo cual quiere decir que los asuntos no son tratados a la ligera. En segundo término, porque siendo abogado ejerciente y profesor universitario desde hace muchos años, echaba en falta un foro jurídico serio pero al tiempo atractivo respecto a los temas que se sacan a colación.  Y en tercer lugar, porque este post incide en una cuestión reiteradamente denunciada por los juristas como es el de las normas “ad hominem” que afecta, nada menos, que a la composición de los Consejeros natos del Consejo de Estado. La Ley Orgánica 3/2044 es claramente criticable porque desprestigia a un Cuerpo de larga tradición al que sólo debería accederse por méritos jurídicos y no de otra especie (eso es lo que, a mi juicio, critica con atino el autor del post). El hecho de que se pongan nombre y apellidos a quien se beneficia de esta norma (es decir, al Sr. Rodríguez Zapatero) en nada desmerece ni hace criticable la realidad que expone el post, sino que corrobora que estamos en presencia de una norma “ad hominem” y no de otra cosa.
    Porque puede resultar que nuestro más alto órgano Consultivo en materia jurídica (que cuenta con magníficos Letrados) empiece a tener entre sus miembros a personas que, por muy Presidentes del Gobierno que hayan sido, no sepan razonar en términos jurídicos, lo cual es realmente preocupante. El modo jurídico de entender un problema dista mucho del modo político, que es en lo que pueden tener experiencia quienes solamente hayan sido Presidentes del Gobierno, porque, entre otras muchas cosas, se encuentra ausente cualquier afán de complacer a nadie. Es más, el Consejo de Estado tiene como misión asesorar al Gobierno, en términos estrictamente jurídicos, acerca de todas las cuestiones que se mencionan en los artículos 20 y siguientes de su Ley orgánica (Ley 3/1980, de 22 de abril con las modificaciones posteriores a la misma). Y la credibilidad del Consejo de Estado como Alto Órgano Consultivo del Estado radica, en muy buena parte, en la exquisita formación jurídica que ha de ser exigida a quienes lo componen -en todos sus niveles- así como en el rigor jurídico de sus Dictámenes (que no siempre son favorables para la Administración). Esto no obsta para que entre sus Consejeros natos se encuentren quienes desempeñan ciertos cargos -como son los enumerados en el artículo 8.2 de su Ley orgánica, pero solamente mientras desempeñen dichos cargos, lo cual les diferencia de los Consejeros Permanentes. Por su parte, los Consejeros Permanentes han de ser elegidos entre personas que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 7 de dicha Ley y se presupone -aunque el precepto no lo dice de forma expresa- que han de tener una solvencia jurídica acreditada. Por tanto, mezclar la permanencia vitalicia (propia de esta última clase de Consejeros) con el mero ejercicio de un cargo (que corresponde a la categoría de Consejeros natos) y vincular esa permanencia a los ex Presidentes del Gobierno, me parece un despropósito jurídico porque es un claro ejemplo de norma “ad hominem” que en nada contribuye al prestigio de nuestro Consejo de Estado.

Los comentarios están desactivados.