¿Por qué hacerlo 1 vez si lo podemos hacer 17?

Como ya se ha comentado en el blog, hace unos días celebramos junto al Colegio Notarial de Madrid una jornada sobrela “Situaciónde la Justicia en España: diagnóstico y posibles soluciones”. En particular mi ponencia fue sobre las claves para aplicar con éxito la tecnología a la modernización de la Justicia.

Me voy a centrar en la primera clave (quizá la más importante) que está resumida en el título del post, ¿por qué hacerlo 1 vez si podemos hacerlo 17? Y con ello me refiero a los departamentos de sistemas informáticos, cada uno con sus correspondientes aplicaciones, que han proliferado por las consejerías de Justicia de las comunidades autónomas. La historia comenzó a raíz de la sentencias 56/1990 y 62/1990 del Tribunal Constitucional en las que se decidió admitir la adecuación a la  Constitución de las transferencias autonómicas en materia de Justicia siempre que se tratara de la “administración de la administración de Justicia”, es decir de los medios materiales y del personal no judicial de los órganos judiciales. Esto de “derivar” en sentido matemático hasta encontrar un orden de derivada que nos sirva, es muy curioso. Si la administración de la administración no hubiera colado podíamos haber seguido con la administración de la administración de la administración y así sucesivamente. Aunque vista la gran “flexibilidad” de nuestro Tribunal Constitucional no hace falta llegar a tanto, con una única derivada suele ser suficiente.

Pues aquí empezaron nuestros males. Porque si ya resulta extraño que la transferencia de los medios humanos y materiales fuera a mejorar algo, más allá de calmar temporalmente el apetito insaciable de transferencias de algunas de nuestras autonomías, en el caso particular de las aplicaciones y servicios informáticos, que también cayeron en el paquete, es seguro que no solo no lo iba a mejorar sino que cualquiera que supiera un poco del tema sabía que iba a provocar el caos en el que ahora nos encontramos. 17 comunidades cada una con su plan de modernización, desarrollando cada una sus propios sistemas, el Ministerio tratando de poner orden en el caos en base a complejos proyectos de interoperabilidad. El Consejo desarrollando aparte sus propias aplicaciones y estableciendo un test de compatibilidad para que las Comunidades puedan hablar entre sí gracias al proyecto del Ministerio.  Y en el camino todos ellos despellejándose, que de eso si sabemos los españoles.

Como una imagen vale más que mil palabras aquí tienen algunas que muestran esa dispersión de planes y aplicaciones.

 

 

Supongo que la modernización de un juzgado de Albacete debe diferir mucho de la de uno de Almería para exigir tener planes diferentes y lo peor, sistemas informáticos diferentes.

Es absurdo.

De verdad, es que no encuentro ninguna razón para justificar el hecho de que haya sistemas de gestión procesal diferentes entre las comunidades autónomas. Y sin embargo encuentro muchísimas para no hacerlo. ¿Ustedes se imaginan que banesto, el corte inglés, zara tuvieran aplicaciones diferentes en cada provincia?. ¿Qué fueran a sacar dinero a una sucursal de su banco en otra provincia y le dijeran que no pueden darle dinero porque no están conectados?. Todas las organizaciones modernas de servicio que se precien (y la Justicia lo debería ser) tienen todas sus sedes interconectadas, su información centralizada y a disposición de los interesados. Y no solo a nivel nacional, sino internacional. Y aquí no podemos consultar desde el juzgado de Albacete la información del de Valencia. Y ya no digo que un procurador pudiera acceder a toda la información de sus expedientes judiciales desde su oficina, eso ya sería increíble, ¿verdad?

Y además tiene otros efectos perversos. ¿Se imaginan al pobre Secretario Judicial que se muda de Córdoba (Adriano) a Valencia (Cicerone)? Tendrá que aprender la aplicación otra vez porque es totalmente distinta. Algún espabilado se atreverá a decir que es lógico que sea distinta para poder atender al hecho diferencial de los juzgados valencianos frente a los cordobeses. En fin.

A partir de ahí el Ministerio ha hecho un esfuerzo muy grande para tratar de poner orden y ha puesto en marcha costosos proyectos de interoperabilidad que, sinceramente, en el entorno actual nunca conseguirán nada. Y no conseguirán nada porque el caos no se puede ordenar. El caos se tiene que evitar. Nadie es capaz de coordinar a 17 comunidades autónomas con sistemas diferentes porque el propio entorno hace que el caos sea cada vez mayor. Y si no me creen echen un ojo a los informes del observatorio de la interoperabilidad, como este de Septiembre. A partir de la página 21 pueden ver la situación de los diferentes proyectos. Incluyo el texto de uno de ellos (solo de uno de ellos, el de itineraciones), bastante indicativo de lo que hay:

 

Tienen en ese informe varias fichas como esta, imagínense. Pero como no hay mal que por bien no venga, al menos estos informes demuestran que el Ministerio está haciendo un esfuerzo de transparencia, algo que como ciudadanos agradecemos.

La única alternativa a este caos es que haya una única solución informática para todos los juzgados españoles. Es la única, y acabará llegando, por razones de coste y de calidad de servicio.

Cuando he comentado esta propuesta a algunos compañeros, me miran asombrados ante tamaña dosis de sensatez y obviedad y me dicen: “bueno si, pero es que eso es política”.  Claro, claro, pero es que yo creo que la política debe estar al servicio de los ciudadanos, y no los ciudadanos y sus impuestos al servicio de la política, porque no me negaran que lo de la “administración de la administración de Justicia” no es más que una veleidad política que le cuesta muy cara a los ciudadanos, tanto en términos económicos como de calidad del “penoso” servicio ofrecido.

Como ha dicho el profesor Julio Banacloche en el informe 2009 del Foro dela Sociedad Civil, el Estado debe asumir “al menos, la informatización de todo el sistema judicial y la centralización de toda la información relativa a los procesos en curso”.

Comparto plenamente con él esta afirmación. Antes que después llegará. No queda otra.

30 comentarios
  1. @aldelgadog
    @aldelgadog Dice:

    Si no dejan de hacer posts ideológicos (normativos) y hacen más posts científicos (positivos) voy a tener que buscarme otro blog de refrencia en temas jurídicos.

    • Rafael Rivera
      Rafael Rivera Dice:

      Estimado aldelgadog, defender un poco de racionalidad en los desarrollos informáticos de las AAPP tiene poco de ideología y mucho de ciencia. Lo que es ideológico es transferir competencias por la puerta de atrás sin más ánimo que transferir por transferir y sin ningún criterio técnico y con un pésimo efecto sobre la calidad de los servicios y sobre el coste que supone para los ciudadanos.
      Y ayer se lo escuchamos a Rajoy al hablar de la Justicia en su discurso de investidura: “Debemos promover un uso eficiente y coordinado de las nuevas tecnologías, compatibilizando los ocho sistemas informáticos actuales, que son incompatibles entre sí”. No me diga que no suena sensato y “técnico”. ¿O le suena ideológico?

    • usuario
      usuario Dice:

      Sr adelgadog: pretender que racionalizar, simplificar y hacer más lógico el caos en la Justicia en el que se encuentra sumida por mor de políticos incompetentes sea una cuestión ideológica es algo tan fuera de la realidad de lo que verdaderamente necesita el ciudadano que solamente puede decirlo alguien completamente contaminado por la ideología, como parece que debe ser usted. Espero que no tenga relación con los temas de modernización de la justicia, porque vamos apañados…

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Excelente artículo.
    Pocas cosas como los procesos informáticos ilustran mejor la aberración económica operativa y funcional que supone nuestra fragmentaria estructura de estado.

    Lo que puede ser gestionado en un sólo ordenador, con un sistema operativo y un software de base y otro en cada aplicación lo pagamos 17 veces. Es como compoar a Oracle 17 bases de datos en vez de una o 17 aplicaciones de gestión de expedientes en vez de una.
    Si esto además se pone en manos de neuras identitarias está garantizada hasta la desaparición de una justicia y el nacimiento de 17.
    Si de paso se entorpece la movilidad funcionarial y de procesos mucho mejor. Las taifas cabalgan hasta su destrucción.

    Saludos y enhorabuena.
    PD. Ya veremos cuánto tardan los partidarios de las Taifas en pedir que no se hable de “estas cosas”.

  3. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Rafael … ¡Vaya regalo!
    Nos expones con datos abrumadores, irrefutables, la situación en que las CCAA han colocado a la Justicia, en este caso en la faceta de lo que debería ser un lenguaje común informático.
    En vez de eso, Babel.
    Por cierto… ¿cuánto dinero habrán movido tanto sistema informático y su “implementación”? Curiosamente, a los de las CCAA siempre les parece magnífico todo lo que mueve dinero en sus proximidades, a su alcance.
    Todo viene de aquél inmenso cuento con que se engañó al pueblo español en 1978: las CCAA te acercarán la resolución de tus problemas. Y si algún inocente decía “es que yo no tengo problemas”, pensaban los autonomistas “no te preocupes; cuando mandemos nosotros, los tendrás”.
    Además, las CCAA eran parte del paquete constitucional. Iba todo junto. Era el “SI” o el enfrentamiento civil, la barbarie. Y CCAA tuvimos.
    La unión hace la fuerza, mientras que Babel ya sabemos cómo acabó.
    Espero que la reforma que de verdad necesita la Constitución (la supresión de las CCAA) esté cerca.

  4. Jon
    Jon Dice:

    Enhorabuena y gracias por el post. Este tipo de cosas tienen que recibir la visibilidad suficiente de cara a la opinión pública y por otra parte tiene que servir para que no se vuelvan a cometer los mismo errores en el futuro inmediato.

  5. Perplejo
    Perplejo Dice:

    La eficiencia en la prestacion del servicio publico deberia estar por encima de cualquier ideologia.
    Y este post trata de eficiencia. Bueno, para ser exactos de ineficiencias. De caras ineficiencias que consumen recursos y plazos.
    No entiendo el comentario de adelgadog. La ideologia tiene un sitio, por supuesto. Pero en este caso le agradeceria que me indicase donde esta. Y si se trata de introducirla artificialmente en campos que deberian ser exclusivamente tecnicos, que no se haga ni con mi dinero ni con mi tiempo

  6. Francisco García Gómez de Mercado
    Francisco García Gómez de Mercado Dice:

    La multiplicación por 17 de los sistemas informáticos de la Justicia y de tantas cosas es absurda. Las CCAA, y el Ministerio de Justicia, han tenido un comportamiento irresponsable. Urge unificar esfuerzos y medios, con independencia de que la gestión pueda estar dividida.

  7. David
    David Dice:

    No hay 17 sistemas informáticos diferentes, (indicas que hay 9) y 17 implantaciones.
    Los sistemas informáticos deben diseñarse teniendo en cuenta a sus usuarios, es positivo que haya diferentes sistemas que respondan a diferentes realidades (leyes, casuistica, medios, etc..)

    La diversidad, produce mejores resultados, con menos recursos, también en software, siempre que se sepa gestionar. (esto es opinión, como las afirmaciones que hay en el articulo)

    El fallo principal ha sido de coordinación, responsabilidad del estado central y de las comunidades, la interoperatividad debió ser un requisito de diseño desde el principio, pero no solo a nivel autonómico, también a nivel europeo e internacional.

    El caso que comentas de un funcionario que cambia de aplicación y tendrá que aprender, en fin… La respuesta claramente es si, tendrá que aprender, igual que tendrá que aprender el nombre de sus nuevos camaradas, otra cosa es que el esfuerzo de aprendizaje, no este previsto, en un traslado.

    Gracias por recopilar esta información, para los ignorantes en las realidades de las TICs aplicadas a la justicia, nos aporta
    una foto fija del estado actual.

    • AM
      AM Dice:

      “La diversidad, produce mejores resultados, con menos recursos, también en software, siempre que se sepa gestionar. (esto es opinión, como las afirmaciones que hay en el articulo)”

      La realidad administrativa (y no administrativa) lamentablemente desmiente esta afirmación.

      Lo cierto es que desarrollar o implementar 17 sistemas/aplicaciones diferentes es 17 veces más costoso en términos de euros y tiempo, que desarrollar un único sistema.

      El mismo problema que en justicia sucede por ejemplo en la sanidad.

      Y en otros muchos.

    • Rafael Rivera
      Rafael Rivera Dice:

      Estimado David, siento no compartir tu punto de vista. Es difícil defender que el desarrollo de 17 sistemas (o 9 sistemas en 17 implantaciones que me da igual) más el coste adicional de integrarlos cuesta menos que el desarrollo de 1 sistema.
      La diversidad en este caso no aporta ninguna ventaja. Decir que responde a diferentes realidades es muy discutible dado el principio de jurisdicción única recogida en la constitución en su artículo 117. Otra cosa es que nos empeñemos en crear esas diferentes realidades de forma artificial.

    • David
      David Dice:

      Implementar varios sistemas iguales es más costoso en términos de euros pero no de tiempo, se puede desarrollar en paralelo, puede tener sentido probar varias formas para quedarse con lo mejor de cada aproximación.
      La clave es que desarrollar un sistema que se adapte a todo, es más complejo que la opción de varios sistemas y es logico pensar que la complejidad aumenta el coste y sobre todo el tiempo. Sistemas diversos y adaptados son más eficaces, os estais centrando solo en el coste y no comentais nada sobre el beneficio que aporta informatizar la justicia (ordenes de magitud respecto a su coste). No sabia que en la constitución se hablara de jurisdicción única, asi que lo he buscado: Constitución 117.5. “El principio de unidad  jurisdiccional es  la base de  la organización y  funcionamiento de  los Tribunales…” No soy jurista pero para mi unidad no significa lo mismo que unico. En cualquier caso, para mi, la constitución es más un libro de deseos e intenciones que de realidades (la realidad es muy tozuda).

  8. robespierre
    robespierre Dice:

    El caos queda garantizado a mayor gloria de la “grandeur” autonómica, que deja pequeñita a la francesa ¿se han fijado qué nombres tienen estas aplicaciones autonómicas incompatibles entre sí? Adriano, Cicerón, Atlante, Minerva…pero qué disparate, Dios mío.

  9. Felix Serrano
    Felix Serrano Dice:

    El asunto está muy claro, meridiano. Pero es que no es la primera vez. Desde el comienzo de transferencias a las CCAA, se ha llevado a cabo una política de “diferenciación” para cada asunto (cuestiones tecnológicas incluídas), como forma de demostrar independencia. Hay muchos más ejemplos, como la multiplicación de entidades de certificación electrónica (PKI) autonómicas e incluso locales. ¿No basta con una (eDNI) para certificar la identidad de cada español?.

    Claro que es política.

    La opción de descentralización, que tiene cosas positivas, también tiene cosas negativas, como por ejemplo que es mucho más cara. ¿Es lo que queremos?. Entonces debemos estar dispuestos a pagarlo.

    Lo que no funciona es elegir un modelo de estado caro y luego no querer pagarlo.

  10. Santiago Garcia
    Santiago Garcia Dice:

    Voy a diferir un poco de la tónica general de los comentarios. La realidad es que el estado de desarrollo tecologico de la justicia, asi como otros ambitos (sanidad, educacion) tras 20 años de democracia y en manos de la Administracion Central solo podia calificarse de lamentable con una falta de interoperabilidad (entre hospitales del INSALUD por ejemplo) aun mas inexplicable. La transferencia a las CCAA ha contribuido en muchos casos a modernizar y mejorar notablemente la prestacion de esos servicios publicos, tambien en el ambito informatico. Estoy absolutamente a facor de potenciar la interoperabilidad y la creacion de centros de servicios TI compartidos entre AAPP pero me parece que algunos hablais desde vuestra experiencia en la AGE o incluso desde fuera de la Administracion sin conocer la realidad del pais. Saludos desde Cantabria

  11. Rafael Rivera
    Rafael Rivera Dice:

    Quería hacer una última reflexión sobre este asunto. Se ha hablado en algunos de los comentarios de la similar situación de la sanidad y la educación respecto a lo comentado en la justicia. Pero no es lo mismo; hay una diferencia fundamental con la justicia. En España el sistema sanitario y el sistema educativo son diferentes para cada Comunidad Autónoma (nos guste o no) y corresponde al Estado una coordinación mínima, llevada con más o menos éxito, para garantizar la equidad de los servicios y la no discriminación. Y como parte de esa coordinación el Estado es responsable de que los diferentes sistemas hablen entre si para garantizar esa equidad y no discriminación. Por ejemplo el Ministerio de Sanidad es responsable del nodo central de sanidad para garantizar el reconocimiento de las tarjetas sanitarias entre distintas autonomías o la existencia de un mínimo historial clínico electrónico compartido. Por tanto que sistemas educativos y sanitarios diferentes cuenten con aplicaciones diferentes entra dentro de la lógica aunque siempre seria más eficiente compartir esfuerzos.

    Por contra el sistema judicial en nuestro país es único, como establece la constitución, y tener sistemas informáticos diferentes, para ese único sistema judicial, en función de la ubicación geográfica de los juzgados es lo que constituye un dislate.

  12. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días.

    Hasta las estaciones de radiofrecuencia de telefonía móvil, ninguna de fabricación española y homologadas en todo el mundo, están sujetas a las peculiaridades reglamentarias de algunas autonomías para pasmo de los fabricantes y de la industria de las telecomunicaciones.
    El síndrome identitario es incapaz de verse en el espejo.

    Va siendo hora de afearles esta conducta y exigir que regresen a la normalidad.
    El nacionalismo es insensible al raciocinio común pero, como buenos narcisos, detestan que se les llame feos. Y la verdad es que están “afeando” del mismo modo que mi cuñada Edurne, esposa de notario, nos contaba que al aprobar la oposición su futuro esposo había “guapeado” cantidad.

    Serán feos, pero son berroqueños estrategas y usan la semántica como buenos latinistas.
    No en vano estas cosas nacieron en seminarios y sacristías. Los mayorazgos crían hijos malqueridos que se pasan la vida rumiando sinsabores.

    Uno de los trucos semánticos todavía en vigor consiste en confundir deliberadamente Fragmentación llamándola Descentralización.
    Dos conceptos diametralmente opuestos.
    Nuestras autonomías están diseñadas para Fragmentar y en absoluto responden a una Descentralización.
    Pero a veces cuela.

    Buenos días.

  13. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Santiago, la realidad del país por ahora es un sistema judicial único y la situación de la Administración de Justicia (a la que hemos dedicado una jornada y ahora una serie de post) la misma en todo el territorio español, un desastre sin paliativos. Por otro lado, desconozco la situación del INSALUD en el año 1996, que fue si no recuerdo mal el año en que comenzaron las transferencias de Sanidad, debido a la exigua mayoría del sr. Aznar, si tampoco recuerdo mal. Ya me imagino que no sería el colmo de la modernidad, han pasado 15 años.

  14. Javier V
    Javier V Dice:

    La dispersión y la ineficiencia son unas constantes en materia de TI. Fijémonos solo en el correo electrónico ¿que sentido tiene que en la AGE cada ministerio tenga su dirección espécifica (@mpt, @meh, @@fomento, @educacion, etc) cuando bastaria con tener @age? En la Generalidad de Cataluña por razones identitarias, claro, pero también por eficiencia tienen @cat.

  15. Felix Serrano
    Felix Serrano Dice:

    Querría apuntar una última reflexión sobre este asunto.
    A veces tendemos a pensar que las cosas en el mundo virtual funcionan igual que en el mundo real, solo que con el apellido “electrónico”. Pero no es así.
    Pondré un ejemplo:
    Si desarrollamos una nueva medicina y queremos aplicarla a un paciente, le daremos una pastilla. Pero si queremos aplicarla a 17 pacientes, necesitamos 17 pastillas, una para cada paciente.
    Pero si desarrollamos una aplicación nueva (por ejemplo, de control de aplicación de la medicina), la misma aplicación valdrá para un paciente, para 17 o para mil.
    De modo que en el mundo virtual, la multiplicación de los objetos, tiene prácticamente un coste casi cero: esta característica de escalabilidad hace que las cosas funcionen de forma muy diferente.
    Y eso sin contar con el fantasma de la interoperabilidad, cuyo necesario cumplimiento a la postre supone un coste adicional (que podría incluso superar a los anteriores).
    Dicho en fórmulas:
    Coste del sistema centralizado = Coste unitario de desarrollo y explotación
    Coste del sistema descentralizado = 17 * costes unitarios + costes de interoperabilidad.
    Lo que quiero decir, en resumen, es que la contabilidad de costes no funciona igual en las TI que en el resto de recursos, y que es necesario tenerlo en cuenta si queremos tomar las decisiones correctas.

    • David
      David Dice:

      No coincido con tu formula aplicada a lo “electrónico”, el coste de desarrollar un sistema “para todo” puede superar, por complejo, el coste de desarrollar sistemas más específicos.

      Respecto al coste de explotación (supongo que te refieres unicamente al centro de datos), puede ser menos costoso varios centros de datos menos exigentes, que un megacentro. (Por no hablar de la tolerancia a fallos)

      Escalar un sistema informático, no es lineal, llega un momento en que no se puede escalar verticalmente (aumentando la potencia del ordenador) y hay que escalar en horizontal (añadiendo mas nodos).

      Cuando se escala en horizontal, se tiene que tener en cuenta la comunicación entre nodos lo que se va pareciendo mucho a tener varios sistemas diferentes interconectados, con una forma estándar de comunicación (bus de mensajes).

      Coincido en que incluir el requisito de interoperatividad a la postre es costoso, incluso puede suponer tener que rehacer los sistemas.

      Yo incluiría en la ecuación de costes, de aprendizaje de los usuarios.

    • Felix Serrano
      Felix Serrano Dice:

      En respuesta a David:

      No, David, si los factores comunes son dominantes, es mucho más barato desarrollar y explotar un sistema que N sistemas. Entre los innumerables ejemplos que podemos encontrar citaré solamente uno: GMAIL.

      Otra cosa es que se trate de sistemas diferentes e independientes por completo, entonces no tiene sentido aplicar una única solución a todo. 

      Pero me parece que en este caso, es el mismo problema para todos, y además la información debe estar conectada, con lo cual, sin ninguna duda, un sistema único es mucho más barato y eficaz que N sistemas.

      Tampoco es cierto que muchos DATACENTER pequeños sean más baratos que uno grande. Es justo al revés. La tendencia actual es de concentrar los CPD pequeños y dispersos en grandes CPD, precisamente por motivos económicos.

      Luego me hablas de la escalabilidad del hardware como problema, cuando mi tesis es justo la opuesta: precisamente la virtud de las TI es su poder de escalabilidad. Lógicamente es tecnología, hay que saber hacerlo. Pero no te quepa duda, el mundo TI no va hacia los sistemas pequeños dispersos, va justo en la dirección contraria.

      Por último, por aclarar lo de la explotación, se trata de los costes del servicio: hardware, software, soporte, en fin, todos los costes directos e indirectos. También los costes de formación, por supuesto.
       

  16. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Bien dices, Robespierre, que les encantan los nombres grandilocuentes. Los autonómicos son así. No para el asunto en los programas informáticos. Yo soy catalán y hablo de Cataluña:  mira por ejemplo los títulos, “Molt Honorable”; mira el lenguaje absolutamente artificial en que se redactan las normas jurídicas, puro Pompeu i Fabra totalmente alejado del catalán que se usa de verdad, encima rebuscado : “Sea notorio a todos los ciudadanos…” … pero todo tiene su explicación.
    Para mí que les pasa como esos señores que se compran un coche inmenso y llamativo, con el secreto fin de compensar ciertas pequeñeces ocultas que les acomplejan. Se va lo uno por lo otro.
    De igual modo, los autonómicos, conscientes de que su pretendida “nación” es, a nivel universal e histórico, la más absoluta nadería, que son una mera broma en el concierto mundial, y acomplejados por esa realidad, la tratan de compensar con mucha prosopopoya. Mientras les dure; que el viento de la Historia se va huracanando cada vez más. Gracias a Dios.
    Ellos solitos se retratan.
     

  17. Alberto
    Alberto Dice:

    “Los sistemas informáticos deben diseñarse teniendo en cuenta a sus usuarios, es positivo que haya diferentes sistemas que respondan a diferentes realidades (leyes, casuistica, medios, etc..)”   En la administración de justicia,  las leyes procesales son idénticas en todo el Estado, la casuística es infinita incluso  dentro del mismo partido judicial y respecto a los medios…, en fin, no creo que tenga los mismos medios la audiencia de León que el juzgado mixto de Cistierna y comparten la misma aplicación de gestión procesal. Las aplicaciones de gestión procesal están hechas a mayor gloria del político de turno. No conozco a nadie que trabaje en la administración de justicia que le encuentre sentido a que un señor localizado en Granada esté declarado rebelde  en Zaragoza. No veo la necesidad de nueve aplicaciones en la administración de justicia.

      Respecto al tema del funcionario no es que tenga que aprender, que se aprende, es que el mismo dato se tiene que registrar tantas veces como aplicaciones procesales haya “sufrido”. Es un poco absurdo.

  18. Carlos Javier Galán
    Carlos Javier Galán Dice:

    Completamente de acuerdo con el post. Me parece evidente que, si la legislación procesal, los órdenes jurisdiccionales, la organización judicial, etc., son los mismos, no hay fundamento para desarrollar 17 sistemas distintos. Bastaría con contemplar la cuestión de la pluralidad lingüística, que no parece tan complicado.
    En general, el grado de modernización y de informatización de la Administración de Justicia es aún ridículo, no ya comparado con quienes están a la cabeza (la Agencia Tributaria, por ejemplo) sino con todas y cada una de las administraciones. Todos los Ministerios, todas las Comunidades autónomas y prácticamente cualquier Ayuntamiento permiten ya las gestiones telemáticas. En los Juzgados aún estamos con los mismos medios y sistemas de presentación de escritos, de intercomunicación entre órganos, de control de expedientes y de notificación de hace décadas. Así funciona.

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Estimado Carlos, la mención a la Agencia Tributaria es muy pertinente. A lo largo de los comentarios se ha suscitado un interesante intercambio de opiniones en relación a la necesidad de un sistema de información único toda la justicia, como propone el autor del post, o bien la defensa de sistemas de ámbito inferior interconectados adecuadamente.

      En un post anterior “¿Por qué no hay en España una Justicia eficaz?”, enlazado al final de éste, decía precisamente que la ATributaria era la piedra de toque. Existe un único sistema para toda España, el usuario tiene una relación con la Agencia a través de las NNTT muy avanzada, siendo así que la complejidad y variedad de la documentación y tramitación que se hace a través de la AT es muy superior a la que provocan los juzgados, los cuales son básicamente movimiento de textos y bases de datos. En mi opinión, lo más adecuado hubiera sido repetir lo que está funcionando como un cohete, y no se ha hecho por una mezcla de falta de interés y cierto temor por parte de la clase política en general a una justicia “demasiado” eficiente.

      Una política, antiguo verso suelto, decía que la Justicia no da votos, porque el ciudadano acude pocas veces a lo largo de su vida a ella, mientras que otras cosas sí lo hacían como carreteras u hospitales. Seguramente es cierto, pero habría que recordar a la clase política en general que su misión cuando tienen poder no es ganar votos, aunque esta idea sea un wishful thinking.

  19. Carlos Javier Galán
    Carlos Javier Galán Dice:

    ¡Ah! Y el blog, se titula de “actualidad jurídica y política”, y no hay más que leerlo para entender que es un medio de información, pero también y, sobre todo, de opinión, de reflexión, de debate… no es un blog de mera divulgación neutra de novedades legislativas o jurisprudenciales. Así que no entiendo que nadie se sorprenda de que el firmante exponga sus ideas propias y se pueda opinar sobre ellas.
    En este caso, además, en buena medida parecen de elemental sentido común y están expuestas desde la argumentación jurídica y técnica, no desde la ideología o la etiqueta política.

  20. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    En la jornada sobre la Administración de Justicia Santiago Segarra, ex Director del Departamento de Informática de la AEAT nos explicó como había sido el proceso (bastante largo y complejo, aunque ahora no lo parezca) de informatización de la AEAT. Entre otras cosas, habló de una apuesta decidida para darle importancia (el Departamento de Informática dependía directamente del Director de la AEAT) continuada (muchos años) centralizada, lógicamente, y también de como se implicó a los colectivos que debían colaborar en el éxito del proyecto (bancos, gestores, contribuyentes, etc). En fin, hay un modelo previo de éxito (está también la Seguridad Social)  pero con unos requisitos que ahora mismo brillan por su ausencia en el ámbito de la Administración de Justicia, como muy bien pone de relieve el autor del post. Por otro lado y para terminar este comentario, no olvidemos que esta situación de fragmentación no le viene mal a las empresas (venden 17 veces lo mismo) a las CCAA (ya saben, impulsan la industria local y el “hecho diferencial”) y a los políticos locales. A los que les viene fatal es a los ciudadanos.  

  21. adolfo
    adolfo Dice:

    Las Fiscalías cada día funcionan peor, especialmente desde el mandato del señor Conde Pumpido, afortunadamente ya cesado. Su gran impetú por informatizar todo, siete años después, ha devenido un total, completo y absoluto fracaso. Los fiscales tenemos que estar haciendo constantemente estadillos, y explicando a nuestros jefes el trabajo que hacemos, ya que ellos al parecer son incapaces de saberlo, pese a que todo se registra veinte veces, en aplicaciones informáticas distintas. Pero tiene un lado positivo, ha servico para que varios fiscales se hayan instalado permanentemente en la fiscalía general del estado, dedicándose a controlar todo el proceso informático, y deben de hacer bien poco, o sus conocimientos inform áticos son escasos, a tenor de lo mal que funciona todo…

Los comentarios están desactivados.