Los entes públicos autonómicos: ¿ajenos a la crisis?

En un reciente post, a raíz de las declaraciones realizadas por el nuevo Presidente del Gobierno en su discurso de investidura, analizamos el presente y futuro del proceso de redimensionamiento del sector público en la Administración General del Estado. Adelantamos en esa ocasión que un análisis detallado de la situación a nivel autonómico y local requeriría por lo menos un post específico.

Examinamos ahora el sector público autonómico y empezamos por una cifra: 2.357, ni más ni menos. Ese es el número de entes públicos autonómicos (sin incluir el País Vasco) a 1 de julio de 2011, según la información disponible en la página web del recién desaparecido Ministerio de Economía y Hacienda.

Si analizamos los datos del inventario del sector público autonómico que publica el Ministerio, lo primero que llama la atención es que la crisis ha llegado tarde a este sector. Solo en el primer semestre de 2011 ha tenido lugar una leve reducción del número de entes públicos autonómicos (31 entes se han suprimido en los 6 primeros meses del año, lo que supone un descenso del 1,3%). Sin embargo, si comparamos la situación a 1 de enero de 2011 con la del mismo periodo de 2009, observamos un incremento del 23% en el número de entes autonómicos. Es decir, en dos años de grave crisis económica (2009 y 2010), el sector público de nuestras autonomías ha seguido aumentando de “talla” mientras que a nivel de la AGE se reducía un 5%.

 

 

 

 

 

 

Como se puede observar, el sector público autonómico está formado principalmente por sociedades mercantiles (656), consorcios (644) y fundaciones (562). En el primer semestre de 2011 el peso de estos entes sobre el total del sector público autonómico era del 79%, mientras que en la AGE su peso es del 56% (con datos provisionales a 1 de diciembre de 2011). Además en dos años de plena crisis (2009 y 2010) las fundaciones autonómicas aumentaron un 48%, las sociedades mercantiles un 31%, los consorcios un 13%… De los tres tipos de entes mayoritarios, el más “típicamente autonómico” es el consorcio, ya que tiene un peso del 27% mientras que en la AGE su peso tan solo es del 5%. De hecho, hay varias Comunidades (Cataluña, Andalucía, Baleares, Madrid, Murcia) que tienen más consorcios que el conjunto de la AGE. También nos encontramos Comunidades (Cataluña, Andalucía, Galicia) que tienen más fundaciones públicas que la AGE en su totalidad.

¿Qué “propiedades” tienen estos tres tipos de entidades para que crezcan al ritmo en que lo hacen en nuestras autonomías incluso en plena crisis económica?. En mi opinión, fundamentalmente dos:

1) Generan empleo. Las sociedades mercantiles, fundaciones, consorcios, etc generan oportunidades laborales en un entorno donde el empleo se está destruyendo masivamente en el sector privado. Un oasis en el desierto del mercado laboral. Esta virtud se puede convertir en problema si el ente público no tiene una finalidad y un ámbito de actuación claro y justificado, ya que estaríamos ante un modelo difícilmente sostenible y mucho menos en los tiempos que corren (de hecho en los seis primeros meses de 2011 han desaparecido 23 sociedades mercantiles autonómicas). Otro problema adicional surge cuando en el oasis solo se permite la entrada a personas afines al partido político de turno o al equipo de gobierno autonómico (lo que limita las oportunidades laborales a unos pocos privilegiados).

2) Son un instrumento para aumentar los niveles de endeudamiento autonómicos. Las cuentas de resultados de las sociedades mercantiles y las fundaciones no consolidan con los presupuestos autonómicos, lo que permite temporalmente a algunas autonomías superar sus límites de endeudamiento (temporalmente porque antes o después la Comunidad tiene que hacer frente a las obligaciones originadas por la deuda de los entes públicos).

El caso es que “por h o por b” el sector público autonómico ha resistido a la crisis y el proceso de adelgazamiento no se ha iniciado hasta el primer semestre de 2011. El origen de este proceso lo encontramos en los planes de contención y reducción del déficit público que se están poniendo en marcha en las diferentes Comunidades Autónomas para cumplir con el objetivo marcado para 2011 y 2012 (que el déficit no supere el 1,3% del PIB regional). En este contexto de reducción del déficit público, la siguiente vuelta de tuerca podría ser la privatización de los excesos cometidos en el pasado. Es decir, en la época de bonanza económica se pusieron en marcha con dinero público “grandes iniciativas” (en forma de proyectos estratégicos, entes del futuro, planes estrella, etc) que posteriormente no se han podido rentabilizar y su mero mantenimiento pesa como una losa en las arcas públicas. En época de vacas flacas parece que una posible salida puede ser (mal) venderlos a la iniciativa privada para que los mantenga de alguna forma. En prensa podemos leer algunos ejemplos que parecen apuntar en esta dirección (ver noticia).

El nuevo Presidente del Gobierno anunció en su discurso de investidura que va a “negociar con el resto de las Administraciones Públicas un Pacto por la Austeridad y la Eficiencia”. Veremos cómo se articula, negocia y ejecuta el Pacto. ¿De verdad quiere el nuevo gobierno reformar la administración, optimizar su estructura y mejorar su eficiencia? Si es así, no puede limitar su actuación al ámbito de la AGE, tiene que abordar el “melón” del sector público autonómico (y local), se mire por donde se mire.

Hasta Zapatero, en su primera entrevista como ex presidente concedida al Diario de León, asegura: “Todo el proceso de racionalización de las administraciones públicas planteará debates no fáciles, pero interpreto que es necesario entrar en ese terreno”. Y añade “La administración general del Estado, lo que es el Gobierno de la nación, tiene un funcionamiento serio, muy serio, es una administración muy racionalizada, con altos funcionarios de enorme capacidad, como he podido comprobar y quizá no está en la administración general del Estado donde se tengan que producir los cambios más importantes, sino en otras administraciones: comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones”. Una lástima que durante su mandato no quisiese plantear esos “debates no fáciles”.

13 comentarios
  1. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Jaime, no puede ser más oportuno tu post, dado que hoy mismo nos encontramos con la noticia de que el Gobierno por primera vez tiene que salir al rescate de la Comunidad Valenciana para evitar un impago con un banco. El desvergonzado derroche autonómico es una de las graves lacras de España. Hay que aprovechar para poner cierto orden, racionalidad y responsabilidad en el diseño territorial.
    http://www.cadenaser.com/economia/articulo/gobierno-rescata-comunidad-valenciana/csrcsrpor/20120103csrcsreco_12/Tes

  2. Crítico Autonómico
    Crítico Autonómico Dice:

    Me parece que el Pacto de Austeridad que se menciona el post va a quedar en papel mojado al igual que el programa electoral del PP después del segundo Consejo de Ministros. 

    Además como tarden en articular el Pacto, al final cada CCAA hará lo que le parezca mejor. Por ejemplo, hay Comunidades que se están moviendo ya. La Comunidad  Valenciana va a realizar en 2012 un nuevo ajuste de 1.000 millones de euros. ¿Donde está la actuación coordinada y conjunta que se pretende alcanzar con el Pacto?

    Si se quiere meter mano al “melón” de las CCAA y ayuntamientos hay que adoptar medidas que requieren una reforma constitucional y no creo que el nuevo gobierno esté por la labor. 

  3. Perplejo
    Perplejo Dice:

    A mi lo que me deja perplejo es como todos estos gobernantes lo tienen todo tan claro una vez abandonan sus puestos. Evidentemente, la ya bastante magra AGE no es el principal problema de las cuentas publicas. Pero me apuesto cualquier cosa a que si por arte de magia ZP volviese mañana a La Moncloa, esa clarividencia quedaria abandonada en Leon.

    Propongo un plan de accion:

    1.- Publicar todos los datos de todas las AA.PP, para que los ciudadanos sepan lo que les cuestan. Si, aquello del gobierno abierto…

    2.- Referendum para someter a los ciudadanos una reforma de la AP que devuelva competencias al estado, acompañado de una memoria economica con los ahorros que se conseguirian.

    3.- Si sale NO, pues se suben los impuestos hasta donde haga falta para cubrir los gastos del estado autonomico.

    4.- Si sale si, reforma constitucional para adecuar la estructura autonomica a los ingresos del Estado.

    Y entonces, suena el despertador…. Hay que levantarse para ir a trabajar para el Ministro de Hacienda….

    Feliz 2012

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Enhorabuena por el magnifico y muy oportuno post, Jaime. Los datos que das muy contundentes, mientras no mos pongamos en serio con el sector publico autonomico y local ya nos pueden crujir a impuestos que las cuentas no les van a cuadrar .

  5. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    La ruina a que nos llevan las CCAA al menos tiene una ventaja: que vemos satisfechas nuestras irrenunciables aspiraciones autonomistas (el que las tenga; yo tengo más bien poquitas…)
    Los independentistas, ni eso.
    ¿Cuándo vamos a modificar la Constitución y a acabar con ellas?
    Porque ya se trata de “ellas” (las CCAA) o “nosotros” (los ciudadanos).
    Uno de los dos tiene que ir a la ruina.

  6. Francisco García Gómez de Mercado
    Francisco García Gómez de Mercado Dice:

    Bueno, yo no creo que haya que eliminar las CCAA, pero sí hay que simplificar el maremágnum de gastos públicos estatales, autonómicos y locales, empezando por las propias organizaciones y sus funciones.
    Todo ello sobre la base de la autonomía, que no soberanía, pero también el control financiero hacia las Administraciones de menor ámbito territorial.

  7. Transparente Regional
    Transparente Regional Dice:

    Excelente post capaz de mostrar una realidad apabullante. Si ya el diseño autonómico es difícil de articular, el despropósito de sector público autonómico, está fuera de todo control, y de cualquier parecido con el sentido común. Es difícil creerse la petición de sacrificio que una y otra vez realizan los gobiernos (este y el anterior) si la verdadera fuente del despilfarro ni se aborda, ni parece que esté en la agenda política. Y lo de Zapatero, no deja de ser patético. Una vez fuera, y con un buen sueldo para toda la vida, parece que todos empiecen a atraverse a decir lo que para todos, menos para los gobiernos es evidente. Muy patético viniendo del artífice de un despropósito como el estatuto de Cataluña, y demás estatutos autonómicos derivados.

  8. Robeapierre
    Robeapierre Dice:

    Lo que mas me interesa de la entrevista con el sr Zapatero, a punto de desaparecer por el sumidero de la historia como uno de los peores gobernantes que ha tenido España, que ya es decir porque la competencia es tremenda, es el reconocimiento implicito de que en el resto de las administraciones los funcionarios y laborales son mucho menos profesionales y serios que en la AGE, pero nadie saca las consecuencias evidentes en materia de competencias y servicios a los ciudadanos que sufragan todo. Yo estoy decididamente con la propuesta de Perplejo, que nos cuenten todo con detalle y si al final nos interesa mejor servicio por menos dinero y eso implica devolver competencias, pues hale. O ¿todo esto no era para favorecer a los ciudadanos?

  9. Francisco García Gómez de Mercado
    Francisco García Gómez de Mercado Dice:

    Robespierre, efectivamente, aparte de pretender satisfacer las ansias de los nacionalismos territoriales, la descentralización se fundaba en un mejor servicio al ciudadano. Y si no presta mejor servicio y es mejor recentralizar hagámoslo. Lo que me gustaría precisar por mi parte es que esta operación no debe impregnarse de una especie de anti-autonomismo sino simplemente de un beneficio al ciudadano, sln que tampoco creo que vaya a convenir suprimir toda competencia regional. Eso sí, hay que racionalizar y reestructurar y si, por ejemplo, es mejor que la sanidad o la educación, o algunas facetas de ellas, se regulen o gestionen a nivel nacional hágase. No es cuestión de banderas sino de las personas y la sociedad.

  10. robespierre
    robespierre Dice:

    Pero claro luego pienso en Rajoy en Lisa Simpson, digoooo Soraya Saenz de Santamaría dando la noticia y la verdad es que no lo veo.  

  11. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Referendum… ¿Y los exiliados, podrán votar?
    Los amenazados que han dejado el País Vasco, ¿podrán hacerlo?
    ¿Con libertad o con la kale borroka de fondo? (Ya pasa, que conste; preguntad a álguien que haya estado de interventor del PP en el País Vasco, en España NO hay libertad).
    ¿Y la pregunta? “Independencia o Auotonomía” a mí personalmente me parece un parche. Tendría que ser “Independencia o Estado Igualitario”.
    Y sí, si álguien quiere irse, pues que se vaya; total, España está muerta, y para seguir aguantando nacionalistas quejumbrosos… Así al menos cuando la “Euzkadi” libre pretendiera anexionarse el 25 % de Aragón (es una de sus reivindicaciones irrenunciables, a ver si nos enteramos) y el 100 % de Navarra, y un buen trozo de Santander, y de Castilla, al menos tendríamos el placer de ver lo que dan de sí ciertos asesinos cobardes en una trinchera y contra un enemigo armado. Y sus repugnantes y melífluos cómplices.

Los comentarios están desactivados.