El cinco veces nulo negocio de las participaciones preferentes

¿Es usted una persona de avanzada edad, un ahorrador, una pequeña empresa, un parado, carece en todo caso de especiales conocimientos financieros, pero sabe qué son las participaciones preferentes? ¿Habla de ellas con frecuencia, incluso todos los días? Pues entonces lo siento mucho, y usted sabe por qué digo esto. Tiene sus ahorros atrapados en un producto financiero que no era consciente de haber contratado.

 

Las participaciones o acciones preferentes son una especie de mezcla entre acciones y títulos de renta fija, unos títulos valores mobiliarios que, aunque hay variaciones según la entidad emisora, suelen tener las siguientes características:

a) La inversión es perpetua, el cliente no la puede recuperar aunque el emisor se reserva la posibilidad a su voluntad de amortizarlas pasados unos años.

b) El inversor puede no obstante revenderlas en el mercado secundario, pero al precio que dicte el mercado en ese momento.

c) El inversor cobra unos intereses prefijados (cupón), pero no cobra nada si ese año la entidad emisora no tiene beneficios o no ha pagado dividendos.

d) No conceden derechos políticos, el inversor no es accionista ni por tanto puede influir en las decisiones de la entidad.

e) No son depósitos, ni están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos, por lo que en caso de quiebra de la entidad, el inversor tiene un crédito subordinado a todos los demás excepto los accionistas.

 

Así descrito el producto, queda claro que el mayor atractivo para el inversor –y casi el único- serían los altos intereses ofrecidos, superiores a los de un depósito normal (a partir más o menos del 5,75% el primer año). Porque lo que está claro es que el resto son desventajas, o, si se quiere, riesgos para el inversor. En contrapartida, para la entidad emisora era muy atractivo, puesto que se aseguraba una gran suma que añadir a los fondos propios obligatorios (Tier 1), aumentando su solvencia pero sin modificar el reparto accionarial, y sin el problema de tener que hacer pagos de intereses si las cosas van mal.

 

En 2009, la CNMV advirtió de las características de este producto en uno de los folletos de emisión: es un título perpetuo, ultra-subordinado, un producto complejo, no constituye depósito bancario, no tiene cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos, podrían dejarse de pagar los cupones cuando haya dificultades financieras, los intereses no percibidos en un periodo no se acumulan sino que se pierden para siempre…¿quién da mas?, o mejor, ¿quién da menos? Las participaciones pueden ser una inversión interesante para alguien experto en este tipo de mercados, pero sin duda ninguna son un producto de alto riesgo; y dado que la posibilidad revenderlos en el mercado secundario depende absolutamente de la solvencia de la entidad, desde que empieza la crisis son una inversión de altísimo riesgo, absolutamente inadecuadas para personas sin conocimientos profundos en este tipo de negocios, máxime cuando el mercado secundario en el que se negocian se quedó sin liquidez y sigue en este estado.

 

Lo que ha ocurrido sin embargo es que las entidades financieras españolas no discriminaron en absoluto y colocaron las participaciones a todo aquel que han tenido a tiro e independientemente de sus necesidades o perfil inversor: jubilados, ancianos, parados, pequeñas empresas, personas con ahorros por haber cobrado una indemnización, gente con evidente falta de cultura financiera para comprender estos riesgos…No repararon en si los clientes iban a necesitar liquidez en un momento dado, si habían comprendido que podían no recuperar nunca su inversión o no obtener ningún pago de interés. Les pusieron delante de los ojos el alto tipo de interés, y lo demás lo hacía la confianza que los clientes tenían en “su” banco y en “su” director de sucursal, la creencia de que esa persona que les sonreía y les trataba con amabilidad se preocupaba sinceramente de colocar bien su dinero, porque ellos no entendían de estas cosas. Actuaron sin complejos. Sin mirar atrás.

 

Obviamente ha habido inversores plenamente conscientes del negocio que otorgaban, pero es un hecho que existe un grupo importantísimo de personas que no sabían lo que estaban contratando, que pensaron, porque así se les vino a decir, que era algo así como un depósito bien remunerado y que podría recuperarse en cualquier momento. Que era algo seguro. Y a todas estas personas el banco les ha engañado. Las participaciones son un producto complejo pero puede explicarse de manera perfectamente comprensible para un cliente medio, como creo haber hecho al principio del post, y es altamente improbable que un número tan relevante de personas de historial inversor conservador, o para las que de manera evidente es un producto que no les conviene en absoluto, quieran conscientemente contratarlo.

 

Las cifras son muy importantes, se dice que hay 700.000 afectados, 25.000 millones de euros bloqueados y 52 bancos implicados según Adicae, que tiene una página específica sobre este caso. Se están buscando soluciones globales, como el canje de las participaciones por otros productos (acciones, bonos, deuda subordinada), en lo que en realidad viene a ser un reconocimiento de culpabilidad por parte de los bancos, admitido parcialmente por la CNMV que ha expedientado en 2011 a varias entidades, y también una oferta que no tiene nada de altruista: a las entidades ahora ya no les interesan las preferentes porque ya no les computan como capital a los efectos de alcanzar los mínimos que se les exigen (y sí lo hacen las acciones y las obligaciones convertibles). Pero aparte de la visión global no hay que olvidar que lo que existen son casos, inversores, individuales, y pueden también optar por una solución individual. Hablemos de dos de ellos, personas reales: una señora que invirtió en participaciones, y a la que por contrato se le devolverá el capital en el año 9999 (ella creyó que era un plazo fijo de 3 años), o un camionero jubilado cuya esposa está enferma y que puso ahí los ahorros de toda la vida cuando los empleados de la sucursal a los que conocía de 20 años le dijeron “firma aquí y no te preocupes de nada”. No leyó ni un papel.

 

En mi opinión, estos contratos y todos los que estén en la misma situación son nulos por varias razones y pueden acarrear para la entidad responsabilidades civiles e incluso penales. La primera nulidad deriva de que ha habido un error al prestar el cliente el consentimiento. El art. 1266 del Código Civil dice que “para que el error invalide el consentimiento, deberá recaer sobre la sustancia de la cosa que fuere objeto del contrato”. Aquí los clientes creyeron otorgar un depósito, pero era un contrato completamente diferente, por lo que el error es bastante claro y anularía el contrato.

 

Otro de los llamados vicios del consentimiento es el dolo civil y de él deriva la segunda nulidad. El art. 1269 CC declara: “hay dolo cuando, con palabras o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes, es inducido el otro a celebrar un contrato que, sin ellas, no hubiera hecho”. El engañar conscientemente al cliente abusando de su confianza para venderle un producto objetivamente perjudicial parece suficiente para apreciar la existencia de este dolo.

 

Hay también un incumplimiento palmario de la Directiva MiFID , de Mercados de Instrumentos Financieros, plenamente vigente en el ordenamiento español. Como pueden ver en este folleto, al inversor minorista solamente se le podrían ofrecer productos que encajaran en los resultados de un test de conveniencia hecho al efecto y las entidades deberían actuar “de forma honesta, imparcial y profesional en el mejor interés de sus clientes”, debiendo proporcionarle “información clara, honesta y no engañosa”, y la entidad “deberá evitar perjudicarle con conflictos de intereses”. Vistos los resultados, el folleto parece una broma pesada. Los bancos se han saltado olímpicamente estas obligaciones legales y han perjudicado a sus clientes para beneficiarse ellos mismos.  Hay una gravedad tal en su actuación que ha de ser causa de nulidad total del negocio. La tercera.

 

La cuarta nulidad resulta de la legislación sobre consumidores y usuarios. Dice el RD Legislativo 1/2007 en su art. 8.2 que son derechos básicos de aquéllos “la información correcta sobre los diferentes bienes y servicios”. Aquí es falso hasta su propio nombre, porque las participaciones son lo menos preferentes que hay. El engañar sobre la misma esencia, sobre el núcleo de lo que se está firmando, contraviene frontalmente un derecho básico del consumidor, reconocido constitucionalmente, como bien dice el art. 1 de la misma ley, y no cabe otra protección a aquél que la declaración de ineficacia de lo pactado, y la restitución de las cantidades ingresadas por él.

 

Y además de todo esto, está el aspecto penal que daría lugar a una quinta causa de nulidad. El Código Penal considera que han cometido estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno (248 CP). A mi juicio se dan en este caso los elementos del tipo penal: engaño para lucrarse, error en el estafado y disposición en perjuicio propio. Hay que tener en cuenta además que la estafa es un delito perseguible de oficio, por lo que incluso si entendiera que con la aceptación por parte del cliente del canje de las participaciones por otros productos había quedado extinguida la vía civil de reclamación, el camino penal seguiría por el contrario siempre abierto. Esta responsabilidad penal podría ser exigida también a los bancos como personas jurídicas, dado que el reciente artículo 31 bis establece que en determinados casos las personas jurídicas serán penalmente responsables de los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su provecho, por sus representantes y administradores.

 

 “Los bancos tienen la genética de hacer dinero, no de ganar amigos” , ha dicho un experto hablando de las preferentes. Los que las compraron lo saben perfectamente.

 

ADENDA AL POST: El RDL 2/2012 sobre saneamiento del sector financiero del pasado viernes día 3 de febrero, ha permitido a las entidades financieras dejar de pagar intereses de las preferentes durante un año, aunque no tengan pérdidas:

“Disposición adicional primera. Tratamiento excepcional de las participaciones preferentes y otros instrumentos en circulación.

Las entidades de crédito que tengan en circulación participaciones preferentes o instrumentos de deuda obligatoriamente convertibles en acciones emitidas antes de la entrada en vigor de este real decreto-ley podrán incluir en el plan de cumplimiento al que se refiere el artículo 1, la solicitud de diferir por un plazo no superior a doce meses el pago de la remuneración prevista a pesar de que, como consecuencia del saneamiento que hayan tenido que llevar a cabo según lo dispuesto en este real decreto-ley, no disponga de beneficios o reservas distribuibles suficientes o exista un déficit de recursos propios en la entidad de crédito emisora o dominante.

El pago de la remuneración así diferido solamente podrá efectuarse, transcurrido el plazo de diferimiento si se dispone de beneficios o reservas distribuibles suficientes y no existe un déficit de recursos propios en la entidad de crédito emisora o dominante.”

Ver también: http://www.elconfidencial.com/economia/2012/02/06/el-gobierno-permite-a-la-banca-dejar-de-pagar-las-preferentes-a-los-particulares-92120/

Esto es una nueva vuelta de tuerca al inversor que de facto lo desprotege aún más (o quizá es que se busque por parte del Gobierno que se acepte el canje y es una forma de presionar a los inversores para que lo hagan). En todo caso,  hace aún más planteable y posible la demanda de nulidad de este negocio, o la  querella.

 

45 comentarios
  1. José M. Sánchez Tapia
    José M. Sánchez Tapia Dice:

    Una estafa a gran escala y en toda regla, con el agravante del perfil de los estafados. Casi todos los que yo conozco son jubilados, que después de una vida de trabajo y ahorro, les privan del sueño de una vejez más o menos cómoda o desahogada y se ven viviendo exclusivamente de la pensión (que en el caso de los que fueron autónomos/empresarios es mínima).
    Felicidades por el post, Fernando. Aunque a veces parece difícil, no bajas el listón.

  2. Jeremías Cohen
    Jeremías Cohen Dice:

    Una auténtica estafa con la complicidad del Estado y del Banco de España. Agravada en el caso de la CAM, pues el “negocio” se “segregó” para dárselo al Sabadell, y sólo quedaron las participaciones junto con la obra social en la antigua CAM, con valor cero. Un escándalo por el que habría que hacer ruido en Europa.

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    No me cansaré de reprtirlo: El problema es que los Bancos en la práctica actúan como sucursales de los Bancos centrales que compiten entre sí, pero que en la práctica actúan como lo que son, un monopolio.

    Constituyen un monopolio porque:

    a) Hay fortísimas barreras a la entrada. Nadie puede operar como entidad de crédito sin una expresa autorización administrativa, que exige fortísimos requisitos económicos, jurídicos, administrativos y ¡ay! políticos.

    b) La regulación financiera es de las más prolijas y abundantes que existen en cualesquiera sector económico. ¿No me creen? Busquen el programa de las antiguas oposiciones a Agentes de Cambio y Bolsa y luego me cuentan.

    c) Todo lo anterior no es suficiente para evitar todo tipo de abusos con los clientes de las entidades, que tratan de eludir la prohibición legal que tienen de emitir dinero contra sus depósitos y a cambio de ello expanden la oferta monetaria mediante todo tipo de productos de ingenieria financiera-fiscal. Y ninguno de los franquiciados del sistema se resiste a esta forma de operar.

    d) Al final, de un modo u otro, a pesar de la normativa de protección de los consumidores y usuarios, prima el “interés general”, que no es otro que los del sistema político-financiero, de tal manera que el gobierno-legislador actúa como siempre, vendiendo una imagen de fustigador de los Bancos, mientras que con el BOE legitima todo tipo de prácticas irregulares (véase la admisión de los SWAPS en la Orden de “Transparencia” Bancaria, aprobada por el gobierno PSOE y la denunciada Disposición Adicional del RD-Ley 2/2012 deel Gobierno PP, que permite directamente expropiar a lo Chávez a los titulares de “participaciones preferentes).

    e) Y para todo ello no se repara en medios: Seexpande forma alocada e irreflexiba la oferta monetaria y de crédito; se elimina el tipo de interés como precio de referencia de inversores y ahorradores; se otorgan facilidades ilimitadas de crédito a los Bancos para que puedan suscribir la deuda pública emitida por gobiernos manirrotos … en gran parte para rescatar a los propios Bancos, en un círculo vicioso nauseabundo.

    Todo esto lo explica de forma genial el excéntrico candidato republicano a la nominación Ron Paul. Extremista, sin duda, propone la supresión del Impuesto sobre la Renta y la Reserva Federal. Lo saludable es que al menos al otro lado del charco hay un debate sobre las verdaderas razones de la crisis sin precedentes en que estamos sumidos.

    Aquí, ya se sabe, para superar la crisis, más regulación y subidas de impuestos. Normal que no cierren la tumba de Lenin.

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Fernando, enhorabuena por el post, que aunque no te dará muchos amigos en la banca si que te los dará entre los juristas decentes y los ciudadanos de bien que son mayoría, sin duda, entre los lectores de este blog. Lo que denuncias me parece, en mi modesta opinión, una estafa a gran escala, con el agravante de que quien estafa a los más débiles son los más poderosos, con el silencio cómplice de la mayoría. Un signo de los (malos)  tiempos que corren.  

  5. josef K.
    josef K. Dice:

    No sé si será el sitio adecuado para pedirlo, pero a ver si hablais del Servivio de Reclamaciones del Banco de España. Vergonzoso.

  6. javier r
    javier r Dice:

    Todos conocemos a alguien a quien le han “colocado” estas participaciones. Sé de un director de sucursal despedido precisamente por negarse a colocar (bonito eufemismo) este producto, a quienes desde hace años confiaban en él. Los que, firmaban donde él les decía, hasta entonces con buenos resultados para ambas partes. A mi amigo bancario le gustaba ganar dinero para su banco, pero una cosa es tener buen apetito y otra ser un atropófago.

    Fernando explica muy bien la oscura naturaleza de estos títulos, y por qué tienen un tufo defraudatorio de tirar de espaldas. La cuestión está en el nivel formativo de quien las suscribe probando caso por caso que se ha abusado de esa relación de confianza; en la información efectivamente dada al cliente; en la enorme disparidad de las contraprestaciones y los riesgos que cada parte asume. Pero que es una superchería, lo ve cualquiera.

    Las ofertas -y las maneras zalameras de presentártelas- que uno ha oído  a trabajadores del banco de toda la vida, me recuerdan al Paco y al Virgilio de Tony Leblanc y Ozores, pero a lo fino.

  7. Javier
    Javier Dice:

    Permítame estar plenamente de acuerdo con usted. No hay ninguna posible tacha a lo que uste manifiesta en su blog.
    Si me gustaría resaltar que, para mi, todo esto no es más que un componente más de una estafa financiera gran escala. En este caso gozaban con el visto bueno del Banco de España, con el inapreciable desinterés de la CNMV y ahora con la más vil complicidad del gobierno.
    Quiero no obstante, defender a los directores de sucursal. Me consta que ellos eran los primeros en no estar de acuerdo con este producto. Me consta que ellos son los primeros en apoyar a los clientes frente a sus jefes directos y me consta que ellos son los que mas han sufrido este problema. Primero con fuertes presiones y amenazas para colocarlo. Luego, dando la cara por los problemas coasionados. No son los grandes ideólogos financieros de estos productos los que se llevan las presiones o varapalos de los clientes, ni el sofocon de tener que colocarlos, a riesgo de sus puestos. Son los indefensos, sí indefensos, directores de sucursal. No dirijamos nuestra mirada a los pobres, dirijamosla a los altos directivos, a los ricos.
    Son los consejos de adminsitración, los BANCOS los que han estafado y, cómo mínimo, son responsables civilmente de esta estafa. 
    Por último, si me gustaría dejar constancia que la inmensa mayoría de la gente que invirtió en esto no sabía en que invertía. Eran pequeños ahorradores a los que vendieron seguridad y rendimiento. Los grandes inversores o los inversores con suficientes conocimientos no lo hiciero, no se dejarón coger en esa trampa.
     

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Javier: desde luego los directores de sucursales no son los culpables de este asunto. Hace ya muchos años, el director era una persona cuya función era ofrecer servicios a un cliente, el cual se convertía en cliente permanente por la confianza que depositaba en aquél. Ahora las entidades los convierten en terminales comerciales destinadas a vender como sea. Y si pierdes 50 clientes, pero ganas 80, has hecho un buen negocio.

    • Cvm Privilegio
      Cvm Privilegio Dice:

      Sr. Gomá, le felicito por su brillante alegato, pero lamento discrepar; no me convence jurídicamente.

      ¿Qué sociedad es esta, donde suponemos que la masa de la  sociedad no está formada por buenos padres de familia, sino por pródigos o incapaces para cuyos actos es necesaria la asistencia de un omnipotente, omnipresente y benévolo curador?

      Pero este mensaje suyo pone el dedo en la llaga: los directivos bancarios se comportaron como auténticos bellacos, forzando a sus empleados a abusar de la confianza de los clientes. Por tanto, tales directivos son dignos de todo desprecio y merecedores de la exclusión social. Pero… ¿conoce usted a alguien que les niegue el saludo? Más bien son mimados y adulados por todos, empezando por el Tribunal Constitucional, ¡dele Dios mal galardón! 

    • susana
      susana Dice:

      Hola Javier r,
      Me llamo Susana y soy periodista de EL PAIS. Estaba interesada en hacer un reportaje sobre las participaciones preferentes y quería enfocarlo desde el punto de los directores de sucursales. He visto en su comentario que conoce a un director que fue despedido por negarse a vender este producto, y quería saber si sería posible ponerse en contacto con él, y que me contase su historia. Muchas gracias. Le dejo mi email para cualquier cosa. su.gonzalez.vejo@gmail.com.
      Saludos.

  8. JAMAICA
    JAMAICA Dice:

    Honestamente, de un jurista se espera un análisis sosegado del problema, no un alegato demagógico.
    Y su análisis es profundamente demagógico, desde el inicio (aludiendo a parados y jubilados) pasando por el desarrollo (¿cinco causas de nulidad, nada más? ¿de verdad estaba en vigor Mifid cuando las preferentes eran comercializadas masivamente por las entidades bancarias españolas? ¿de verdad se atreve a generalizar el engaño a los clientes por las entidades financieras? ¿sabe que decía la CNMV de las preferentes antes del crash financiero?) y finalizando en los dos ejemplos expuestos (propios de un relato de Dickens).

    Lo cierto, por mucho que no guste, es que la amplia mayoria de inversores en preferentes no eran ni inversores conservadores, ni desconocedores del producto en el que estaban invirtiendo. Conocían sus riesgos (limitados, por cierto y muy dependientes del emisor del producto) y los aceptaban a cambio de la alta remuneración que ofrecían. Esta es la realidad que refleja la mayor parte de la jusrisprudencia que emana de nuestros tribunales y que, alejada de los casos de pobres  y devalidas viejecitas, ha analizado con rigor (y sin demagogias) la problemática de la comercialización de las preferentes.

    Una interpretacióin apagógica de su argumentación nos conduciría al absurdo de concluir que la responsabilidad de los muertos por cancer de pulmón es de los estanqueros que venden el tabaco y de su falta de escrúpulos por no ser más insistentes en la advertencia de los riesgos del tabaco. Si un ciudadano es adulto para manejar su dinero, para elegir el banco con el que quiere trabajar y para decidir en qué producto invierte, debe ser adulto para exigir las explicacones pertinentes y asumir la responsabilidad de sus decisiones.

    Sostener lo contrario –que es lo que hace Ud. en su artículo– supone partir de la consideración de que la sociedad, en su mayoría, está formada por estultos integrales.

    Con todo respeto, su argumentación supone una pobre aportación a un debate que debería plantearse en términos más objetivos y no conformarse por interesados alegatos que empujan a los clientes a formular reclamaciones judiciales que, en su mayoría, no acogen los parciales criterios de “nulidad” expuestos.

    Saludos

    • Glenn
      Glenn Dice:

      No se ha denunciado lo suficiente ese conflicto de interés evidente, pues eran productos comercializados por el propio banco y muy favorables para él, y muy desfavorables para los clientes. Y desde luego que se los colocaron a todos los que podían. A ver si todos esos cientos de miles de damnificados, muchos de ellos jubilados, son en realidad tiburones de las finanzas y amantes del riesgo.

    • kuzushi
      kuzushi Dice:

      Jamaica, sin duda tiene razón en que hoy en día parece que todos somos menores de edad sobreprotegidos, y que un poco de responsabilidad es necesaria. No coincido con usted en que sea el presente post un alegato demagógico. Lógicamente la propia naturaleza del post lleva a una simplificación, pero en él están apuntadas las cuestiones principales. Sin duda, en la regulación de todo contrato se procura la adopción de unas reglas, más o menos equilibradas, y que resuelvan los casos de conflictos y los imprevistos: teoría de los riesgos en la compraventa, saneamiento por evicción y vicios ocultos; aparte de los vicios del consentimiento, como el error o el dolo, ya mencionados en el propio post. Tampoco debe olvidarse la rescisión del contrato, en este caso ya por causas sobrevenidas (incluso en algunas legislaciones, por lesión ultradimidium, en más de la mitad del precio justo); aparte de la resolución por incumplimiento de lo prometido. Quiero decir, en el limitado espacio de un comentario, que en el ámbito jurídico, que no es el mismo que el económico, existen mecanismos que atemperar los desequilibrios iniciales o sobrevenidos en los contratos, en los que resulta perjudicada una de las partes. Ciertamente, en unos casos se producirán estas circunstancias y en otras no, pero no es impensable que en estas participaciones preferentes se hayan producido. En el ejemplo que pone, relativo al cáncer de pulmón, quiero recordarle que en los Estados Unidos sí han recaído sentencias en contra no de los estanqueros pero sí de las tabacaleras.

    • reddwarf
      reddwarf Dice:

      Permitame responderle JAMAICA: Se equivoca en casi todo. Hay miles de casos en los que los inversores han sido engañados y estafados. Y, desde luego, no creo que sea culpa de los trabajadores del banco, que estoy seguro que no conocen las características totales del producto (son más de 100 folios, 100, donde se detallan las normas que los rigen).
      Por mi parte, soy un afectado secundario. Mi madre, de 69 años, compró 97000 euros en preferentes aconsejada por el Director de un banco en el que mi padré trabajó más de 40 años. Somos de la casa, como quien dice.
      Mi madre no tiene conocimiento alguno de instrumentos financieros. Y yo, con estudios superiores, me manejo algo, aunque no soy ningún broker ni mucho menos.
      El engaño se basa en hacer creer a una persona como mi madre que el dinero va a un lugar seguro, con una rentabilidad algo superior (y no mucho, me rio de su comentario de ALTA RENTABILIDAD) a un depósito normal. Yo, con mis estudios superiores, estuve presente en esa conversación, y en ningún momento se mencionó dos de las características básicas del producto: PERPETUIDAD y NO COBERTURA del FGD. En ningún momento. Se le aconsejó como un producto de la máxima garantia y con liquidez  casi inmediata (¡el banco te las vende en un par de días, mujer!)
      Vd engaña al decir que las PP se suscribieron por parte de gente que sabía qué es lo que adquiría. Mentira. Es cierto que inversores privados e institucionales, empresas de cierto tamaño y demás invirtieron. No me quejo, ellos tienen sus departamento jurídicos y sus asesores económicos que saben lo que hacen (o no). Pero productos de esta complejidad no están al alcance de la comprensión del ciudadano medio. En absoluto. Vd no tiene verguenza al venir a decir que todos esos que invirtieron, confiados, en ese producto, aconsejados por sus bancos, eran una especie de buitres de las finanzas. ¿Tiene la más mínima idea de la rentabilidad del estos productos en otros paises europeos, o de la rentabilidad para el banco? La sociedad no está constituida por estúpidos, pero no pretenda que todos puedan entender la complejidad de un producto que necesita más de 100 folios para ser explicados.
      (este comentario ha sido moderado por los editores)

    • Cordobesa
      Cordobesa Dice:

      Señor Jamaica: me parece usted un prepotente, listillo y más cosas  que por educación me callo. No todas las personas estafadas por la Caixa y otras entidades bancarias, han tenido acceso a una carrera universitaria.
      Pongo el ejemplo de mi madre y otros/as conocidos.
       Mi madre tiene 84 años. En el 2010, el director de la Caixa, la llamó para decirle que se pasara por la oficina, para” firmar unos papeles”  respecto a sus ahorros que los tenía en un plazo fijo. Firmó dichos documentos, fiándose del director, porque es conocido “de toda la vida”. En enero, cuando fue a sacar parte de dichos ahorros para hacer una pequeña reforma en el cuarto de baño, ese mismo director, le dice que hasta el 2020 NO PUEDE DISPONER DEL DINERO.
      ¿Esto no es una estafa? ¿Engañar a una anciana y apoderarse de los ahorros de toda su vida, durante 10 largos años?
      ¡ País de chorizos! 

    • Tarik
      Tarik Dice:

      Me parece indignante que hagas semejantes comentarios, evidentemente o perteneces al gremio o eres familia o determinados prejuicios dogmático-económicos te impiden pensar correctamente, y lo digo con todo el respeto del mundo.
      En mi municipio, en la Sierra de Cádiz, hay un gran número de ESTAFADOS (sí, hay que llamarlo así) pero que casualidad que todos los que yo conozco, que son muchos, comparten el mismo perfil (personas sin formación y que confían ciegamente en su bancario “profesional” con corbata), y que a la gente que de verdad tiene dinero no le han intentado vender este producto, QUE ALLÍ NOS CONOCEMOS TODOS. 
      Mira, yo he hablado con un director porque se lo han hecho a un familiar, y al ver que controlaba me ha tratado con bastante cuidado pero hay gente a las que por no saber cómo funcionan estas cosas las ha tratado con la punta del píe.
      Quítate la venda de los ojos e intenta ver cómo funciona el mundo, que no todos leemos un blog jurídico.
      Así va España….
      Al autor del blog. Enhorabuena por su dignidad, que a este país ya le sobran caraduras, nuevos ricos y profesionales dogmáticos.
       

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Gracias, Tarik. Vive usted en la sierra de Cadíz. Como nota personal diré que comencé mi carrera profesional en Alcalá de los Gazules y Medina Sidonia, y que a ambos pueblos y a todo Cádiz les tengo un afecto especialísimo. Confiemos en que estos problemas tengan una solución asumible aunque no sea perfecta.

  9. Maria
    Maria Dice:

    Quizás sirva de ilustgración mi caso:
    Regresamos en 1991 del extranjero, con la devolución de las cotizaciones aportadas a la seguridad Social del país en cuestión, y los ahorros de más de 20 años de trabajo. Se lo confiamos todo a Banesto, y este al quedarme viudad,  sin trabajo, ni remuneración alguna, me recomendaron en 1998 un “Valor Privilegiado con garantía de otro importante banco”, me aportaría una renta regular, y me devolverían a los 5 años.  Participaciones Preferentes Santander. No me informaron de riesgo alguno, y yo contenta, al devolverme el capital pedí algo similar, para seguir viviendo, mientras mis hijos estudiaban, y yo cotizaba a la S.S. española, en un Plan Especial de Emigrante retornado. Estas segundas eran Par. Preferentes de un banco alemán, y tuvieron unas altísimas comisiones, que yo desconocía, de compra, recompra, y mantenimiento; el resultado fue una perdida de más de 10.000 € a la devolución. Antes le había escrito a Banesto recordandole que debía vivir de esas rentas, y no podía aceptar productos mixtos, o acciones, que conllevaban riesgos, ni tampoco un depósito al 3% que no me daba para vivir, asi que dije que depositaría los ahorros en una cuenta de ING. Me rogó que esperara un día, y al día siguiente la Directora me ofreció unos Bonos de Empresa de un gran banco, mejores que Las Preferentes, como Obligaciones, me dijo, Bonos Lehman Brothers 5,73%. con Vencimiento el 25.04.2012. Justo el tiempo que me restaba para pensionarme, cobrar mi modesta pensión y entregarles a mis hijos la herencia de su padre. No tenían información escrita, y yo confiaba en la información de los extractos, con el valor intacto de los ahorros, y la fecha de vencimiento en cada uno de ellos.
    No se si pueden imaginarse el terrible final: El banco americano quebró; los “magnificos Bonos” no eran otra cosa que PREFERENTES PERPETUAS, no recomendadas para no profesionales, cuya comercialización estaba prohiba en America; con innumerables riesgos, entre ellos el que causó la exclusión del Concurso de Acreedores del propio banco americano. Todos ellos datos que me visto obligada a mandar traducir de un documento de más de 200 páginas, al negarse Banesto a proporcionarme la información que ´me requerían de Nueva York,
    Pese a que la CNMV con todos los documentos existentes, emitió Informe favorable, las patrañas de los abogados de Banesto, y la falsa testificación de sus testigos, han tenido más peso que el Contrato, los extractos, y la carta donde les afirmaba que debía vivir de esas rentas, y mostraba mi desconocimiento al decirles que los ahorros me los iban a devolver a los 5 AÑOS.
    El Banco de Espña recientemente a la vista de los documentos me dijo, que era UNA ESTAFA Y DEBERÍA HABER RECLAMADO POR LO PENAL.
    Sin embargo, ignorante, reclamé por lo civil, nadie tuvo interés en preguntarme; he perdido, tengo que pagar costas ¿no sé como?…
    ¡Estos son los bancos y la Justicia que tenemos!

  10. Robeapierre
    Robeapierre Dice:

    Que interesante que los ciudadanos y consumidores solo sean considerados adultos cuando tienen que pagar los platos rotos por lo menos entre todos y con bastante mas culpa del que los fabrica con materiales dudosos…teniendo en cuenta ademas que si eres banquero en el peor de los casos te absuelven…

  11. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Totalmente de acuerdo con el autor del post y con algunos comentaristas que destacan que  jurídicamente la cuestión no se despacha con una reflexión sobre si los inversores eran huérfanos o tiburones, o si nuestro Derecho y nuestra sociedad “sobreprotege” a los ciudadanos, especialmente los más débiles o no (más en la teoría que en la práctica, hay que decir). Nuestro Derecho Civil siempre ha recogido mecanismos para resolver o anular contratos donde se entendía que se había producido un resultado demasiado lesivo para una de las partes, como apunta Kuzushi aunque no se trate de participaciones preferentes, y mucho antes de que existiera la CNMV por cierto. En cuanto a lo de Dickens, a mí sí me parece que nuestro sistema tiene cada vez tiene más relación con las obras de Dickens, efectivamente,   

  12. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    La verdad es que el post de Fernando plantea una vez más uno de los rasgos típicos de nuestra época: el gravísimo problema de la huida de la responsabilidad y de su incorrecta asignación. El caso de las preferentes no es muy distinto al de las subprime y conlleva las mismas paradojas. Unas personas sujetas a un régimen de incentivos perverso -que les permite escamotear su propia responsabilidad- diseñan productos sofisticados que luego colocan a otras personas (algunas menos preparadas), que confían en ellas (o en determinados terceros como las agencias de calificación en el caso de las subprime) y que cuando todo se va al garete pretenden eludir la suya por haber confiado, solicitando la ayuda del contribuyente. Pero creo que la clave de la cuestión es que no se puede exigir a todo el mundo el mismo nivel de responsabilidad por el desastre, ni puede recaer sólo y siempre en los más desfavorecidos.

    En eso estoy de acuerdo con Fernando, la información asimétrica y el abuso de posición dominante no se pueden solucionar exclusivamente invocando nuestra responsabilidad de personas adultas. Son necesarios mecanismos equilibradores, y no sólo por razones de justicia, sino también de eficiencia económica, porque por mucho que insistamos en la propia responsabilidad (“la próxima vez se lo lee despacio o consulta con su abogado”) no vamos a evitar que el caso se repita en el futuro una  y otra vez (con otras personas quizás) y los recursos se sigan asignando de manera ineficiente (como todo lo que se basa en el abuso).

    En lo que no estoy tan de acuerdo es en que la solución la pueda proporcionar el Derecho Civil, y todavía menos el Penal. El Derecho Civil y el Penal exigen un examen caso por caso y ponderar muchas cosas nada fáciles: hay que tener en cuenta que para que el error sea relevante tiene que ser excusable (y es inexcusable cuando se hubiera evitado empleando una diligencia media o regular);  que el dolo es de prueba complejísima en este caso, pues exige que se demuestre una intención de engañar, pura y simplemente (tan difícil como apreciar la intención injusta del juez que prevarica);  que entender que estos contratos incluían cláusulas abusivas en los términos que la LDC recoge a los efectos de su nulidad tampoco es sencillo, etc.

    El Derecho civil no está para salir al paso de estos fenómenos. A mi me parece que la solución tiene que ser más política que jurídica, más macro que micro, por así decirlo. Hay que atar a los bancos más corto, hay que vigilarles más, hay que exigirles responsabilidad en el origen y hacer pagar a los directivos por los abusos cometidos. Pero es una quimera, lo se. En pocos sitios se exige responsabilidad a los banqueros; pero aquí, en España, se les indulta por los delitos cometidos.

    • Cvm Privilegio
      Cvm Privilegio Dice:

      ¿Se les indulta, estimado sr. Tena? Aún peor; se les mima, se les adula, se les protege, ¡y de qué manera! 

      Antes citaba yo ese monumento a la infamia que es la <a href=””> STC 29/2008 </a> (recordemos: ponente, d. Pascual Sala; votos a favor, d. Guillermo Jiménez, d. Vicente Conde, da. Elisa Pérez y d. Eugeni Gay).

      Alguno dirá que los amparados no eran ya banqueros… pues bien, citaré entonces  un incidente menos famoso pero aún más lamentable:
      <a href=”http://www.elconfidencial.com/buscador_2008/noticia.asp?sec=21&id=188&fecha=25/04/2005″> el caso Peces-Barba</a>. 

  13. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Pues, querido Rodrigo, estando bastante de acuerdo contigo (discrepo en que el “pobre” Derecho Civil no pueda dar una solución global), creo que habría que actuar en distintos frentes:

    1º.- Ampliar la cultura financiera de la gente: En los estudios obligatorios y “gratuitos”, en vez de perder el tiempo con chorradas, más valdría enseñar a todos los fundamentos del sistema económico y unas nociones básicas de lo que es un préstamo, el tipo de interés, etc. Lo que nuestros padres decían que se enseñaba en las “escuelas de comercio”, vamos.

    2º.- Ampliar el número de operadores en el mercado financiero, estableciendo un régimen importante de fianzas y garantías, incluyendo seguros de RC, sobre las que se pudiera hacer efectiva la responsabilidad de los gestores. En última instancia si con su patrimonio no pueden compensar todos los perjuicios, al menos que sufran en carne propia lo que causaron con su actuación. Las medidas del Gobierno van en sentido contrario: Minimizar el número de operadores reales a 6 o 7. En los USA hay 15.000 bancos compitiendo entre sí, no sé por que aquí no podría haber, en proporción, unos 150 (nos corresponderían unos 1.500 en proporción). Monopolio perfecto, que generará incompetencia y abusos crecientes.

    3º.- Restringir la comercialización de productos financieros que no estén referenciados a mercados secundarios oficiales e independientes de los operadores. Recordemos que la venta de valores cotizados fuera del mercado secundario está sometida a fortísimas restricciones y obligaciones de información a la CNMV. Precisamente el modelo de la Bolsa es el que hay que seguir para los demás productos financieros.

    4º.- Por último y aquí entra el derecho civil, querido Rodrigo, ¿qué tal si se incorpora al Código una regulación completa del contrato de préstamo de dinero? Es curioso que el Cc tiene 400 artículos para la compraventa y no llegan a 30 los que regulan el contrato de préstamo y no todos referidos al préstamo de dinero o mutuo. Lo msimo respecto del Código de Comercio.
    Se me antoja absolutamente imprescindible su regulación, estableciendo las obligaciones de las partes, que proteja al prestatario al tiempo que le recuerda su responsabilidad económica y que actúe con una potente vis atractiva para acabar o al menos acotar la actual atipicidad inadmisible de tantos y tantos contratos bancarios.

  14. Jesús Garzás
    Jesús Garzás Dice:

    Estoy de acuerdo en que las medidas preventivas hoy día no son suficientes. Y también que no hay indicación alguna del riesgo que asume el cliente al formalizar uno de estos productos, ni tampoco el cliente medio puede estimarlo, porque si no sería un profesional de las finanzas. Lo cierto es que estaría encantadísimo de que el banco me diera una “hipoteca preferente”, o sea, un préstamo perpetuo a un tipo de interés fijo – nunca amortización de capital – y si las cosas me van mal un año pues no pago el interés, que el banco no podrá recuperar. ¿Alguien conoce algún banco que la oferte?.

  15. Jaime de Nicolás
    Jaime de Nicolás Dice:

    El Ministro de Economía declara que ojalá desaparezcan todas las preferentes con la reforma financiera, o solamente queden las que los bancos han comercializado correctamente. Es un reconocimiento palmario de la toxicidad del producto, y desde luego apoya la tesis de que los bancos tienen mucha responsabilidad en todo lo que está pasando:http://www.elconfidencial.com/economia/2012/02/10/economia-ojala-desaparezcan-todas-las-preferentes-con-la-reforma-financiera-92374/

    • Maria
      Maria Dice:

      Si Sr. Ministro, ojalá desaparezcan, pero ¿quien nos va a devolver los ahorros de toda una vida perdidos en el engaño de esas Preferentes de Lehman Brothers, que han sido hasta excluidas del Concurso de Acreedores por el propio banco americano, y que también me fueron erroneamente(por decirlo suave) comercializadas por el banco a quien entregué mi dinero y confianza, al decirme que eran Bonos garantizados a Vencimiento: 25.04.2012.
      ¿Y que clase de Justicia tenemos que apoya a los más fuertes, y arruina a los debiles?
      R/886/2008 – Banco Español de Crédito, S.A. En este caso quedó acreditada la existencia
      de una orden de compra y de otro documento acreditativo de adquisición de
      bonos emitidos por Lehman Bros UK Capital Funding IV LP en los que se incluía un
      concepto de “Fecha de vencimiento: 25-04- 2012” .
      Consideramos que la inclusión de esta información, tanto en la orden como en el
      documento acreditativo de adquisición, pudo inducir a error al cliente a la hora de
      interpretar las condiciones del producto contratado, puesto que lo que en realidad
      correspondía a una fecha de posible amortización anticipada en caso de que el emisor
      lo considerase oportuno, podía interpretarse, de manera lógica, como la fecha
      de amortización ordinaria, con lo que el escenario de planificación temporal de la
      inversión variaba sustancialmente.
      Asimismo, quedó acreditado que a través de su servicio telemático, la entidad ofreció
      una información sobre la composición de la cartera del reclamante que le podía inducir
      a error respecto al valor real de los bonos de los que era cotitular, en tanto que
      se indicaba una cotización del 99,5% de su importe nominal a fecha 13 de noviembre
      de 2008, y otras del 104,77 o del 104,85% a fechas 27 de marzo y 1 de abril de 2009,
      cuando la realidad es que se trataba de unos valores listados en un mercado extranjero
      cuya cotización había descendido de manera más que notable para esa fecha, dada
      la situación concursal de Lehman Brothers.
       
       

  16. Lydia
    Lydia Dice:

    Uf , que de tecnicismos que ni siquiera llego a entender más de la mitad…, lo que si entiendo és lo que ha pasado, y es que han estafado a un monton de gente sin el más minimo rigor ni escrupulo, lo peor de todo esto és el mutismo de la justicia , y en cuanto a la señra JAMAICA…que decir desde mi casa…pero señora de que arbol se ha caido us, pensando que la gran mayoria de españoles saben o entienden algo de finanzas , querida mia se le olvida a us que durante 40 años hemos sido un pais de analfabetos???, es que no le han enseñado a us en el colegio que los bancos no tienen escrupuos ni con su madre…, y cuando menos llama usted a la mayoria de españoles imbeciles que hacen las cosas sin pensar, pues mire , quizas tenga algo de razón , si , es que durante muchos años se nos nego la facultad de pensar por nosotros mismos y quizas eso ha sido lo que ha pasado , pero mire usted por donde los que se supone que deben velar por nuestros intereses , esos que si que piensan cada dia , desde la mañana hasta la noche, nos la han jugado bien, pero no sufra que el gato con agua caliente se escalda, y las urnas serán las que dirán lo que hay que hacer , las urnas y la calle , que mire por donde ya no tiene dueño y la puede tomar quien crea que la debe tomar , a lo mejor se entera usted de que la gente a pesar de ser buena por naturaleza , la sociedad la corrompe y como bien decia aquel… toda acción tiene una reacción y para eso no hace falta entender de finanzas, cuando a uno no le dan más opciones que la legitima defensa , me imagino que debe hacer lo propio, no cree usted , o contemplamos la posibilidad de emmendar la estafa??
    MIRE … MIRE , no calentemos al personal… que mi padre ni siquiera fue al colegio eso era pan para pocos , lo único que ha hecho toda su vida és trabajar para mantenerse en pie y pagar a una tropa de ladrones, he dicho.

  17. Ana Caldero
    Ana Caldero Dice:

    JAMAICA, mis padres de 84y 85 años viven en un pequeño pueblo de Valladolid, Caja España al vencimiento de un deposito les vende las participaciones preferentes sin ninguna información, solo que era como un plazo fijo pero que daba más intereses. Este verano me acerque con mi madre a la sucursal y cuando pregunté que eran esas 6 acciones me contestaron que eran acciones del banco y que podia venderlas en cualquier momento que quisiera (yo ni siquiera sabia que existieran las preferentes). Cuando mi madre oyo en televisión que habia gente protestando en la calle por este asunto, se acercó a la sucursal a preguntar y le dijeron que estuviera tranquila que lo suyo era otra cosa. ¿Es o no es un engaño? 

  18. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    El Banco Santander condenado en un juzgado por no informar adecuadamente acerca de la verdadera naturaleza de los bonos convertibles. http://www.elconfidencial.com/economia/2012/03/08/botin-sufre-su-primera-condena-por-la-venta-de-convertibles-del-santander-93941/ Probablemente la causa sea la primera que indico en el post respecto de las preferentes, el error en el consentimiento.

    En los comentarios a esta noticia que enlazo hay quien dice que cada palo debe aguantar su vela, porque el que hizo una inversión pensando que iba a ganar más, debe informarse y asumir las consecuencias. En eso estoy de acuerdo básicamente. Pero hay un factor que no cabe desconocer:

    La banca clásica, la que se dedicaba a depósitos y préstamos, ofrecía al cliente productos comprensibles y que le podían interesar. La banca actual lo que hace es crear productos prefabricados, “Frankenstein” hechos a la medida de las necesidades coyunturales del propio banco, no del cliente normal. Como la mayor parte si se explicaran bien serían intragables, lo que hacen es explicarlo de una manera confusa y compleja. Esta es la realidad. 

  19. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Un directivo de Goldman Sachs para Europa dimite y escribe una carta en la que entre otras cosas, dice esto sobre los derivados financieros que negociaba la empresa:

    Me pone enfermo cómo la gente habla cruelmente de timar a sus clientes. Durante los últimos 12 meses he visto a cinco directores referirse a sus propios clientes como ‘marionetas’, algunas veces en correos internos”, afirma Smith, que ha trabajado durante 12 años en la entidad.

    “No tengo constancia de ningún comportamiento ilegal. ¿Pero se llevan las cosas al límite y se coloca productos complicados y muy lucrativos a clientes incluso si no son las inversiones más sencillas o las más adecuadas para ellos? Absolutamente. Cada día, de hecho”, asegura el ejecutivo.

    “Actualmente, la pregunta más común que recibo de mis analistas ‘junior’ sobre derivados es: ¿Cuánto dinero podemos sacarle a este cliente?”.

    Ver enlace:http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/14/economia/1331719816.html

    ¿Tenemos verdaderamente motivos para pensar que nuestras instituciones financieras se diferencian sustancialmente del comportamiento de ésta? ¿O tenemos motivos para sospechar que no existe esa diferencia?

  20. Luis A.R.
    Luis A.R. Dice:

    Me hace gracia la defense que algunos hacen de la comercializacion de las preferendes argumentando que los clientes conocian los productos y sus riesgos, si no todos, los mas importantes. A mis padres, en 2003, les metieron participaciones preferentes en Caixagalicia, con 83 y 80 años, y en caso de mi padre un Alzheimer avanzado. Eran jubilados de cuenta a plazo fijo toda la vida y no tenian ni idea ni siquiera de lo que es la bolsa. El director de la oficia, con el que tenian una buena relacion desde hacia lo menos 20 años, les dijo que era como una IPF pero con un poco mas de rentabilidad para los buenos clientes.

  21. Carolina
    Carolina Dice:

    Sr. Gomá, me he enterado hace media hora que a mi madre también le colocaron participaciones preferentes, por un montante de 15.000 euros.

    Mi idea inicial el lunes, cuando entre por la puerta de la sucursal, es agarrar la grapadora que hay sobre la mesa del director y llenarle la cara de grapas, aunque no creo que se deje, forcejeando si fuese preciso, y de paso, y además, cantarle las cuarenta. Porque yo sí creo que es nulo negocio, el simpatiquísimo señor no siguió las directrices de la CNMV que recomendaba comercializar estos productos solo a inversores con conocimientos sobre la mecánica de los mercados financieros, incluso recomendaba el CNMV que se realizaran tests de idoneidad antes de permitir que un cliente suscribiese un producto de este tipo. Mi madre sólo le pidió, textual, “plazos fijos sin correr riesgos”, y el tío le colocó esto.

    Mi madre es ama de casa, sabe cocinar como nadie, nos cuida a toda su familia como la mejor, es muy sabia, porque la vida la ha hecho sabia, pero como la mayoría de su época cursó estudios básicos. Mi madre creyó firmar exactamente lo que le pidió a su director preferido y en el que confiaba, plazos fijos sin correr riesgos.

    Por lo que estoy leyendo por ahí todo esto va para largo, pero, partiendo de la base de que mi madre tiene en esa entidad “plazos fijos sin correr riesgos”, como dice ella, por importe total de 100.000 euros, que es todo lo que tiene para pasar el resto de su vida, pues no cobra pensión de ningún tipo ¿me podría usted instruir del talante que he de tener el lunes, cuando me plante ante el director, y de qué he de decirle, más o menos, entre “Buenos días sinvergüenza” y “adiós”?

  22. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Siento lo que cuenta, que es un caso desgraciadamente muy frecuente. La opción de llenar la cara de grapas no la pondría en primer lugar (no podría asegurarle además que no hubiera una comisión bancaria por uso de grapas en caras de director).

    Un cordial saludo.

     

    • Carolina
      Carolina Dice:

      Sí, pero también nos va a doler a nosotros, 3.000 euros lo menos, entre abogado y procurador. ¿Es mejor pactar con el diablo, menos sangrante?Esto es una vergüenza

  23. daniel
    daniel Dice:

    Compré preferentes de Washington Mutual previo a la bancarrota, me las canjearon por ordinarias en forma unilateral, sin consultarme, y sin advertirme que podían hacerlo. Puedo reclamar?? Gracias

  24. sabrina
    sabrina Dice:

    Ante todo, muchas gracias Fernando por este blog tan instructivo e interesante.
    Me preguntaba que pasaría si los ciudadanos nos organizáramos y si 10.000 afectados por las preferentes de Caja Madrid/ Bankia, decidiéramos sacar todo el dinero que tenemos en la entidad exactamente el mismo día, y cancelar todas nuestras cuentas y depósitos? Porque imagino que al igual que yo, no tenéis todos vuestros ahorros en preferentes, sino que también tenéis cuenta a vista, donde todos los meses se abona mi pensión, depósitos a plazo y/o depósitos garantizados.  10.000 afectados x 20.000 euros que podamos sacar de media = 200 millones, algún problema podríamos crearle a Bankia.  Podriamos mandarle una carta ultimatum al director de Bankia señalandole que “o se devuelve a los ahorradores el total del dinero invertido o que vaya preparando dinero pq se va a quedar sin liquidez al tener que soportar la cancelación simultanea de miles de cuenta”

  25. eloisa
    eloisa Dice:

    Ante todo gracias a la valentia de Fernando expuesta en este post. La conclusion a la que, desde que descubri lo que hay en España, he llegado es que es urgente que todos juntos exijamos la normativa QUE NOS HAN OCULTADO en el armario con una formidable trama, son contrapesos no implementados y leyes vulneradas. es imprescindible PONER UN FRENO A LA CORRUPCION JUDICIAL que aunque miticamente no queramos señalar es necesaria y promovida, para que todos estos desmadres que nos ha llevado a la ruina puedan tan generalizadamente ocurrir.. Si quereis sabe la solucion pedirmelo por favor.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] los clips o los estructurados (un ejemplo de explicación sencilla de las preferentes lo tienen en este post). Si son así es en mi opinión por una mezcla explosiva de traslados literales de conceptos desde […]

Los comentarios están desactivados.