Dime a quién indultas y te diré quién eres

Josep María Servitje Roca, exsecretario general de Trabajo de la Generalitat de Cataluña durante el mandato de Jordi Pujol, y el empresario Víctor Manuel Lorenzo Acuña, ambos militantes de Unió Democrática, fueron condenados en 2009 por prevaricación y malversación de caudales públicos a cuatro años y medio, y dos y medio, respectivamente. Sin embargo, el Gobierno de España decidió el pasado viernes conmutarles las penas de prisión por una multa, pese a que el fiscal y el tribunal que dictó la sentencia condenatoria informaron en contra.

 

No, no eran los presos más antiguos de España. Tampoco eran toxicómanos rehabilitados con peligro de reincidir si ingresaban en la cárcel. Simplemente se dedicaban a lo de siempre: el político que ocupaba cargo público encargaba informes ficticios a la empresa del amigo (anteriormente condenado por un asunto similar) y los pagaba con dinero del contribuyente. Qué hacían luego con el dinero no se sabe exactamente, pero nos lo podemos imaginar (el que quiera más detalles puede consultar la noticia aquí o aquí).

 

Yo creo que podría ser muy interesante estudiar a qué tipo de personas indultan los Gobiernos, porque dice mucho sobre las prioridades, intereses e ideología (o falta de ella) del partido en el poder. Infinitamente más que su programa electoral, por supuesto. Existen partidos que hablan en sus programas de la necesidad de defender los intereses de la mayoría frente a los vinculados al gran poder económico, pero que luego indultan al consejero delegado del Banco de Santander del delito de haber utilizado torticeramente el sistema judicial, piedra clave de nuestro Estado de Derecho, para meter en la cárcel a sus clientes poco dóciles, por no hablar del indulto de otros financieros corruptos. También se pontifica contra el uso de la tortura en el extranjero y se firman ampulosas declaraciones y hasta alianzas civilizadoras, pero después se indulta a policías condenados por torturas o malos tratos. Pero, sobre todo, se habla mucho de la necesidad de asumir sacrificios y recortes, de apretarse el cinturón, de ser solidarios, de combatir el fraude fiscal, incluso de sancionar penalmente la mala gestión del dinero público… pero luego se indulta a los compañeros de profesión que asaltan las arca públicas, como demuestra el caso que comentamos ahora. La verdad es que si luego van a indultarlos no hay ningún problema en elevar las penas por malversación hasta el infinito. El papel lo aguanta todo.

 

El Gobierno ni siquiera necesita a CiU para gobernar, pero da casi igual (“perro no come perro”). Ante la simple conveniencia política coyuntural no importa tirar los principios -aunque fuesen del tipo de los meramente declarados- a la basura. Total, los indultos de la actual oposición eran igual de reveladores, así que a ver quién protesta. Pero esta claro que por esta vía la brecha entre clase política y ciudadanía crece y crece, y, sobre todo, nos hace sospechar que toda esta retórica de contención del gasto se va a quedar en eso, en recortar en los gastos básicos -para el país y para los ciudadanos- y en continuar igual con los superfluos que benefician a la clientela política. Si salvan de la cárcel a los compañeros que roban de manera reincidente (sea o no a favor del partido de turno), ¿cómo van a meterse a fondo con todo ese entramado financiero partitocrático que han montado entre todos en nuestras variadas administraciones públicas? Si un simple acuerdo estratégico con CiU lleva a perdonar a estos pájaros, ¿cómo van a privar del modus vivendi a los que les apoyan y prometen seguir haciéndolo?

 

Hace unos meses escribí en El Mundo una columna titulada “El médico de sí mismo” que comenzaba preguntado: “¿Puede un Estado abordar importantes reformas estructurales cuando los únicos que tienen potestad para adoptarlas son a la vez los que principalmente deben sufrirlas? Si hemos de confiar en la experiencia histórica, la respuesta es no.” Pues bien, si hemos de confiar en la experiencia de a quién indulta este Gobierno, la respuesta sigue siendo la misma.

20 comentarios
  1. Lorena Moreno
    Lorena Moreno Dice:

    Rodrigo, en primer lugar; Felicidades atrasadas, ayer fue tu Santo 😉
    Y en segundo; ¿Qué decirte cuando lo has dicho todo?… Me quito el sombrero con tu post y mis más sinceros aplausos… ¡¡plas, plas, plas!!

  2. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Pues sí, la verdad qué deprimente resulta todo. Porque por un lado nos cuentan que  a los malos gestores públicos se les va a condenar a la cárcel por despilfarrar nuestro dinero, pero mientras tanto sacan de la cárcel a los que ya han sido condenados por robarlo. Pero no nos preocupemos, que seguro que ha sido por una buena causa, como que estos señores de Unió no se molesten y voten, por ejemplo, a favor de la subida de impuestos a todos los españoles o de los imprescindibles recortes en nuestros servicios públicos. Favor por favor, ya se sabe, porque al final los favores siempre salen de nuestro bolsillo. Ah, y que no se les olvide firmar otro código de buenas prácticas y reformar la legislación para que no vuelva a pasar.   

  3. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Va a ser que la Partitocracia tiene sus desventajillas, gobierne quien gobierne…
    Personalmente me llevo una decepción. Creía que estos peperos en concreto no iban a hacer semejantes cosas. Quiero pensar que (en su fuero interno) por lo menos les habrá dolido un poco firmar este indulto. Estoy seguro de que habrá motivos, la política es así, no lo dudo; pero … ¿no van a dar ni la más mínima explicación? ¿Qué valor superior se está defendiendo al indultar a estos delincuentes? ¿Hemos de creer ciegamente que “Rajoy ha sempre raggione”, como il Duce? Credere, ubbidire, votare…
    Por otro lado, el asunto de la lucha contra las inmunidades de poder… ¿este tipo de indultos no son susceptibles de control judicial? ¿No hay quien pueda y se atreva?

  4. robespierre
    robespierre Dice:

    Está claro, si eres banquero o político, aunque al contribuyente o deudor hayas maltratado o robado, serás indultado. Esto son lecciones de moral y el resto son…pues eso, creo que se llaman “códigos éticos” “autorregulación” y “programas electorales”. 
    Ah, y para que no falte nada, nos recuerdan desde el Gobierno catalán, espejo de Gobiernos donde los haya, que el “indulto es lógico y justo” y que además “está previsto para todos los ciudadanos”. Así que nada, todos a no pagar impuestos que seguro que luego nos indultan !!!´s http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2012/03/celebra-indulto-logico-justo-exalto-cargo-20120313.html

  5. veedor
    veedor Dice:

     
    La verdad Rodrigo es que sólo nos das “disgustos” con tus posts J (¿se escribe así?, bueno pues entonces artículos), como nos tomemos en serio a estos políticos nos entran todos los males imaginables e inimaginables, menos mal que ironía no falta en este magnífico blog.
     
    Sólo se me ocurren dos palabras, parafraseando a aquél, IM-PRESENTABLES
     
    Y pregunto, ¿no hay forma que las, vamos a llamar, élites hagan de verdad algo para cambiar este estado de cosas? No se tata de tomar las calles con barricadas pero desde luego la mera participación política se ve que no sirve absolutamente de nada, vota lo que quieras que luego haré yo lo que me de la gana.
     
    Deprimente
     

  6. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Totalmente de acuerdo, Rodrigo. Actualmente los políticos se clasifican en tres grandes grupos, los malos, lo muy malos y los peores.

    Pero mientras que los ciudadanos estén dispuestos a tragar con carros y carretas y las mentiras de la clase política que les esquilma “por su bien”, no habrá nada que hacer.

    Pienso que la reforma más trascendental sería aquella que les corte el poder omnímodo de que disfrutan. Y si el poder lo da el dinero, pongamos límite al que pueden disponer. Propongo una reforma constitucional en la que se incluya el siguiente artículo:

    “Artículo ***.
    1.- Nadie podrá ser obligado a soportar tributo, tasa o contribución forzosa en importe que supere directa o indirectamente el 40 por ciento de su renta, incluyendo las cotizaciones a los regímenes públicos de Seguridad Social, debiendo ser reintegrado del exceso sin necesidad de reclamación expresa.

    2.- Los presupuestos de las entidades públicas deberán ser equilibrados. Se prohíbe la emisión de deuda pública que no esté directamente destinada a financiar la realización de obras públicas.

    3.- Quedan prohibidas las subvenciones, sean finalistas o generalistas. No se considera subvención el destino de fondos públicos para el pago directo por los ciudadanos de los servicios públicos esenciales, sean prestados por entes públicos o privados.

    4.- Los responsables del déficit público quedarán inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos, así como para desempeñar puestos directivos en todo tipo de personas jurídicas, tengan o no ánimo de lucro por plazo de 10 años. esta inhabilitación no podrá ser objeto de gracia o indulto. 

  7. Pepe Pótamo
    Pepe Pótamo Dice:

    Yo tengo un conocido que fue indultado. Tiene 40 años y no es ni setecentoseurista. Condenado a tres años de cárcel por recibir un puñetazo en un bar por una ex-novia acosadora cuyo padre resultó ser juez, aunque no merecería ser ni payaso, y con perdón para los payasos. El padre de mi conocido es amigo de la infancia de Rajoy, líder de la oposición a la sazonzonzón. 
    ¿A quién indultan? A quién va a ser: a sus amigos y convenientes, pobres o ricos, pero “gente de bien” (aunque mi conocido, en el fondo, lo sea), y así lleva siendo desde por lo menos El Cid. Yo me hubiera mamado los 3 años de talego y me lo merezco menos que él.

  8. robespierre
    robespierre Dice:

    A la vista de noticias como ésta, en que el indultado Saenz se deshace en elogios hacia la normativa del Ministerio se da cuenta uno realmente de como funciona el Tinglado. Me atrevo a pronosticar que el grado y la velocidad de adhesión a códigos de buenas prácticas y demás zarandajas de nuestros banqueros y políticos estará en proporción directa con el número de imputados e indultados que existan en sus entidades y partidos políticos. 

     http://economia.elpais.com/economia/2012/03/14/actualidad/1331762358_603707.html

  9. robespierre
    robespierre Dice:

    Sí, Numan, al menos que hagan como si lo sintieran un poquito al menos…La procesión de los indultados, y que se fustiguen delante de los ciudadanos…yo esa procesión no me la perdería.

  10. Antonio fernandez
    Antonio fernandez Dice:

    Lo malo que tiene Rodrigo es que es partidista (candidato por UPyD). Nunca critica a su jefa de filas, doña Rosa Díez, por sus desvaríos nacionalistas cuando estaba en el Gobierno Vasco.

  11. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    El post de hoy de Rodrigo Tena lo ha publicado también El Confidencial aunque con otro título Y para los que no puedan leer los posts de Rodrigo sin atender a su condición de candidato en las pasadas elecciones generales por UPYD, recomendamos otro post sobre el mismo tema de un señor que no creo que haya sido candidato por ningún partido. Aunque pudiera equivocarme, claro, es lo que tiene cuando uno lee una opinión sin fijarse en quien lo dice, sino en qué dice.  
    .http://www.elconfidencial.com/opinion/tribuna/2012/03/15/los-indultos-de-gallardon-8872/

      http://www.elconfidencial.com/opinion/analisis-politico/2012/03/15/delitos-y-faltas-8873/ 

    • Antonio fernandez
      Antonio fernandez Dice:

      El problema Elisa es cuando la crítica se hace de forma interesada al adversario político. En este caso, ya no se defienden los principios, sino los intereses. Esa es la diferencia entre un intelectual que defiende empíricamente la ejemplaridad, caso de Javier Gomá; y la de un político, que no lo defiende por razones empíricas, sino espúreas.

  12. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    Estimado Antonio, a diferencia de lo que parece pasar con usted (al menos así se deduce de su comentario) mis principios no se diferencian en absoluto de mis intereses. Mi interés principal es que España sea un Estado de Derecho digno de tal nombre. Como no lo es, he decidido apoyar públicamente un partido político que, con sus inevitables imperfecciones, es el que creo que mejor defiende ese objetivo en España. Ese compromiso me lleva a dar algún mitin y a pagar mi cuota, y nada más. El resto se limita a ayudar en algún tema técnico, lo que no hago por obligación, sino por convicción, pues coincide plenamente con mis principios y con mis intereses. Sobra decir que no cobro por ello, evidentemente (que es lo que parece que, en esta sociedad tan materialista, entiende todo el mundo por interés).
    En fin, que si usted está insinuando que lo que escribo no lo pienso realmente (o no es todo lo que pienso realmente, que viene a ser lo mismo) simplemente porque he sido candidato por un partido político, he de decir que se equivoca radicalmente -lo siento- y que como le acabo de explicar, no tiene usted el menor motivo objetivo para dudar de ello. Ahora bien, si usted personalmente tiene intereses sentimentales y partidistas cuando se habla de política (“si soy del Real Madrid no ha sido penalti) que le obligan a tergiversar sus principios hasta el punto de parecerle este indulto como algo normal y natural, entonces ese es SU problema, no el mío.

    • Antonio fernandez
      Antonio fernandez Dice:

      Estimado Rodrigo. De mi escrito no puede deducir que yo haya afirmado que no diga lo que piensa. No tergiverse mi comentario. Lo que le pido es que cuando haga comentarios de caráctar político, deje claro que lo hace en su condición de político. No hacerlo así, da la impresión de que habla en su condición de editor de un blog dependiente del Colegio Notarial de Madrid, atribuyéndose un plus de independencia, de la que carece.

      Sus textos se entienden perfectamente como candidato de UPyD. Pero no se entienden como coeditor de este blog.

      No utilice el prestigio del Colegio Notarial de Madrid y del resto de editores de este blog, en su intereses políticos.

  13. Rodrigo Tena Arregui
    Rodrigo Tena Arregui Dice:

    Estimado Antonio, creo que no ha entendido nada, y lleva mucho tiempo sin hacerlo. Ni yo soy político, salvo en el sentido de Aristóteles (Zóon Politikon) y en ese sentido lo deberíamos ser todos, ni dejo de ser independiente por estar afiliado a un partido político, ni el prestigio del Colegio Notarial de Madrid está en juego ni tiene nada que ver con esto. ¿Ha leído acaso el “acerca de”? En cualquier caso si a usted le molesta que me meta con la política del Gobierno del PP por indultar a estos colegas, y no con el Banco de Santander, ni con Telefónica, ni con el TS, el que tiene un serio problema con la independencia y con el prestigio es usted y no yo, le repito. En cualquier caso siempre tiene el privilegio de no leer el blog, pero veo que no puede resistirse.

    • Pepe Paco
      Pepe Paco Dice:

      Señor Tena-Arregui, me gustaría que leyera esta noticia y si le parece, escribiera un artículo para la página comentándolo, aunque sólo sea para ver las diferencias entre España y Europa en materia de defensa del consumidor, que en España estamos prácticamente indefensos. Sé que éste no es el canal más adecuado, pero he buscado por la página y no he encontrado la manera de enviarles nada. Pueden ustedes borrar el comentario si quieren.
       
      La noticia es esta: Indemnización millonaria exigida a la banca inglesa por las PYMES británicas por haberlas engañado para comprar unos productos financieros un poco sospechosos (derivatives, les llaman). ¿De qué me sonará esto? http://www.telegraph.co.uk/finance/newsbysector/banksandfinance/9136132/British-banks-hit-by-new-mis-selling-scandal.html

  14. Ignacio Gomá
    Ignacio Gomá Dice:

     
    En relación a lo que dice Antonio Fernández: la objetividad absoluta es imposible, porque todos estamos condicionados por nuestro nacimiento, educación, cultura. Pero lo que sí se puede pedir es el intento de serlo, la honradez en los planteamientos y la transparencia en aquellos presuntos condicionamientos. No sé si en el blog lo conseguimos, pero desde luego lo intentamos. Por ello, no veo por qué tener una determinada posición política, incluso militante, como ser juez, o catalán o empresario u obrero, o de una determinada raza o sexo ya de por sí anula tus planteamientos, si los haces honradamente y sin esconder nada; no se debe descalificar a las personas que intentan descubrir la verdad, aunque esta duela, porque me parece que es muy valiente hacerlo; eso sí, si hay argumentos, ofrézcalos, que a lo mejor tiene razón.
     

Los comentarios están desactivados.