Sobre la congelación de las oposiciones a jueces y fiscales anunciada por el ministro de Justicia

El ministro de Justicia anunció ayer que este año no se van a convocar oposiciones para jueces y fiscales, y que en el 2013 la cifra de plazas va a ser muy pequeña: 35 y 20, respectivamente. La reacción del CGPJ ha sido inmediata: “sorpresa, malestar y preocupación”, entre otras cosas porque es una competencia compartida con esta institución, y aunque no lo dicen así, esperan que sea un globo sonda. Más contundente ha sido la asociación de jueces Francisco de Vitoria: “es un error gravísimo” que además puede provocar la desaparición como tal de la Escuela Judicial, pues sería complicado que se mantuviera con un número tan bajo de alumnos.

 

Comprendo el peligro, estimado lector, de que este tipo de noticias le provoquen un pensamiento del tipo “efectivamente, señor Gomá, puede ser un error grave, puede deteriorar aún más la administración de Justicia, así como nuestra percepción de encontrarnos aún en un sistema en el que los derechos son más o menos protegidos por el Estado.  Pero comprenda que no puedo indignarme más de media hora, lo que tarde en cruzarse otra línea roja en cualquier sitio que hace nada estimábamos intocable”. Y tiene usted razón. Apenas en los años 2007 y 2008, cercanos en el tiempo pero ya lejanos en  tantos aspectos de la vida española, pretender que se nos recortara un centímetro en cualquier aspecto que se estimara inmanente al Estado del Bienestar hubiera sido poco menos que casus belli. Desde el 2010 vemos cómo las líneas rojas son ahora semáforos verdes (copagos sanitarios y judiciales, reformas laborales, subida del IRPF, amnistía fiscal para los defraudadores, rebajas de sueldos de los funcionarios, posible subida del IVA, reducción generalizada de la calidad de los servicios públicos considerados básicos…), que ahora firmaríamos haber retrocedido solamente un kilómetro y quedarnos ahí, y que aceptaríamos pulpo como animal de compañía, o lo que usted quiera.

 

La tremenda aceleración en el ritmo de reformas hace que prácticamente cada semana se adopten medidas que requerirían un estudio reposado y a fondo. Los editores de este blog nos las vemos y deseamos muchas veces para conseguir ofrecer una visión más profunda que el mero minuto y resultado, en varias ocasiones a costa de horas de sueño o días festivos, pero, parafraseando una conocida película, nos podrán quitar la (buena) vida pero no vamos a renunciar al matiz, nos negamos a ver solamente el bosque sin analizar árbol por árbol. Y la Justicia es uno de los árboles más importantes que tenemos y cuya sombra necesitamos para no abrasarnos.

 

Hay recortes en todos lados, como en la sanidad, y la Justicia no puede librarse de ellos, es obvio. Pero no por ello dejo de matizar con los efectos que cada uno quiera sacar de estos matices: la sanidad es un servicio público básico para el Estado del Bienestar; la Justicia, como acertadamente recuerda Jesús Casas en un comentario al post de ayer, tiene por objeto hacer realidad la tutela judicial efectiva, es decir, es una de las columnas del Estado de Derecho porque es condición necesaria para el ejercicio de todos los derechos. Como diría un economista, estamos hablando de “los fundamentales”. La Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, de la que formo parte, informa de que la media de jueces por habitante ahora mismo es la mitad que en Europa.  Las medidas del ministro no van por la dirección de reducir esa distancia, y hay que pedirle que busque soluciones alternativas, entre las cuales puede estar la que parece que apunta la asociación Francisco de Vitoria: convocar un número razonable de plazas cuyos aprobados vayan paulatinamente cubriendo los puestos de trabajo que en la actualidad son servidos por personas que no son jueces o fiscales de carrera (sustitutos) y cuyo número llega a 800 aproximadamente a día de hoy.

 

La crisis pasará, como pasaron otras, y no es indiferente cómo salgamos de ella, cuánto tejido civil, social, intelectual, de personas preparadas, nos hemos dejado en el camino. Ahora, aún siendo tan difícil, es cuando debemos mirar (también) a cinco, diez años vista. Una medida tan drástica puede poner en peligro la propia existencia de un cuerpo estable de licenciados en Derecho que quieran dedicar varios años de su vida a estudiar para ser jueces o fiscales, y en unos años quizá tengamos un problema mayor: si nadie quiere ser juez, ya saben, siempre sobran muchos amigos de los políticos de cualquier signo dispuestos a dar ese paso y sacrificarse (¡abran turno, señores!). No, por favor, pasemos como podamos el trago de una Justicia demediada, pero no más politización.

 

Las expectativas frustradas y la ansiedad que esta medida puede provocar a muchos opositores pueden ser quizá, en estos tiempos de tantas vidas frustradas, otra cuestión de matiz para muchos, pero quien ha sido opositor lo ha sido para siempre, de modo que comprendo humanamente su situación. Una sedicente Plataforma de opositores ha redactado un manifiesto, en el que recuerda que el recorte en el ministerio es del 6,3%, mientras que el número de plazas lo ha hecho en un 86%. Es un dato, desde luego. No estaría mal que los propios opositores plantearan alternativas, por ejemplo  posibles situaciones interinas de los aprobados mientras se normaliza la economía a cambio de una convocatoria más amplia.

 

Para el ciudadano en general y los profesionales jurídicos en particular, quizá esta noticia pueda servir para plantearse que a lo mejor es el momento de confiar más en los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, de los que el editor Fernando Rodríguez Prieto ha hablado tanto y tan acertadamente en el blog. Probablemente resolvería antes su reclamación, liberaría a los tribunales de trabajo y al mismo tiempo contribuiría a ayudar a despegar a la que debe ser una de las columnas de la Justicia del futuro.

 

63 comentarios
  1. Opositor
    Opositor Dice:

    Enhorabuena a tod@s es@s valientes impulsores de la plataforma por dar la cara, esperemos que no tomen represalias contra ellos o contra sus preparadores…, sería el colmo de la desverguenza, pero en éste país las cosas funcionan así, por desgracia

  2. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Verdaderamente duele ver cómo se ahorra en servicios absolutamente esenciales (los jueces), y se dejan sin apenas tocar derroches perfectamente prescindibles (subvenciones a partidos, sindicatos, “creaciones artísticas”, televisiones…).
    Es como comer sólo patatas para poder pagar la cuota del club de polo. Un disparate.
    Encima se excluye a opositores, es decir, gente que se lo gana a pulso, gente capaz de esfuerzo y de sacrificio,  seleccionada por los criterios de “mérito y capacidad”; veremos cómo en su lugar se colocan amiguetes y trepadores de partido: ya hay algunos en altísimos puestos del Poder Judicial. Interinos y sustitutos y todo eso… para luego pasar a fijos sin oposición o con oposición “de  por-ser-vos-quien-sois”.
    Otro síntoma de grave descomposición de nuestra sociedad. Y van…

  3. Cris
    Cris Dice:

    Buenas tardes.
    Soy fiel seguidora de este blog, hasta el punto de que intento no perderme ni un artículo ni cada uno de sus comentarios.
    Hasta el día de hoy nunca me había “atrevido” a comentar nada dado el nivel de quienes aquí escriben; llámenlo humildad, vergüenza o como prefieran.
    Pero hoy he decidido hacerlo para darles las GRACIAS.
    Soy opositora a judicaturas y el anuncio de la “no convocatoria” es algo que, tanto a mí como a otros muchos compañeros, nos impide una concentración en el estudio, ya que es un tema preocupante. No ya por el hecho de tener o no una plaza, o mejor dicho, una oportunidad de luchar por una plaza, sino por el peligro que todo esto supone para  nuestro Estado de Derecho (otro peligro más de entre tantos), el peligro de enchufismos varios, de estampida de opositores preparados, etc.
    Tanto el anuncio de la no convocatoria de 2012 como las escasas plazas que se prevén para 2013 nos coloca en una posición de total inseguridad, que llevará a que mucha gente preparada durante años abandone la oposición, y como he leído en el comunicado de la Asociación Francisco de Victoria, se trata de un capital humano que se forja durante muchos años y que costará recuperar.
    La reducción de presupuestos no es excusa para no convocar, ya que los posibles jueces que saliesen de esta convoatoria no se pagarían con cargo a los presupuestos de 2012. El proceso de examen no estaría terminado, hasta junio de 2013 y los aprobados todavía tendrían que superar el periodo de escuela judicial y de prácticas, por lo que en realidad, afectaría más a los presupuestos de 2015 (las retribuciones desde en el inicio de la escuela judicial sí existen pero son menores, no suponen un gran desembolso para el Ministerio).
    Por otro lado, a día de hoy sigo sin entender la figura del juez sustituto. Si tenemos alrededor de unas 800 plazas ocupadas por sustitutos, ¿qué problema hay en que esas plazas pasen a jueces de carrera? Creo que la mayoría sabemos que una gran cantidad de jueces sustitutos en este país entran “a dedo” (no me atrevo a decir todos porque seguro que no es así, pero sí conozco muchos casos, quienes por cierto, lo reconocen abiertamente).
    En fin, no quiero alargarme más, me gusta más leeros… Simplemente quería dar las gracias al blog por hacerse eco de la noticia y por su apoyo. Y, por supuesto, felicitar a Fernando Gomá por este EXCELENTE artículo. Me ha parecido muy interesante el tema de las alternativas sobre la posible interinidad de los aprobados mientras dure la crisis, aunque yo, en primer lugar, sacaría a oposición las plazas de sustitutos. Soy insistente en el tema, porque de verdad que no lo entiendo, agradezco cualquier ilustración sobre la materia si es que tiene algún tipo de justificación.
    Lo dicho: gracias, y enhorabuena por el blog.
     

  4. sitogr
    sitogr Dice:

    Muchas gracias Fernando y a la Plataforma por el apoyo a los opositores. Se nos hace muy necesario y se agradece tomas de posición como éstas, dada la situación actual pues no tenemos más voces que las que anónimas en la red y las que como vosotros se ofrecen a velar por nosotros. 

  5. sitogr
    sitogr Dice:

    El recorte, como dice el artículo me parece desproporcionado, más aún cuando una convocatoria no supone un gasto inmediato, sino a largo plazo. Un recorte así considero que aboca a la Justicia al colapso total. Los exámenes duran casi un año, luego supone otros dos años de escuelas, con lo cual el gasto más importante de creación plazas judiciales de la convocatoria presente se alargaría casi 3 años.

    Además es necesario esa sustitución, como dice la Francisco de Vitoria, de jueces sustitutos y magistrados suplentes que no han pasado las oposiciones respectivas, por gente que sí ha demostrado el mérito y capacidad.

    Y tampoco es indispensable la creación de plazas judiciales, se pueden aumentar el número de jueces y fiscales en ejercicio con la consiguiente labor para la agilización de la justicia a través de los jueces adjuntos, Jueces de Adscripción Territorial o Tribunales de Instancia, cuyo desarrollo legislativo es inaplazable.

    Soluciones mejores hay, sólo hay que buscarlas, aplicarlas, acordarse de los años de oposiciones, temas y sacrificios, y no defender el status quo y buscar la justicia para los compañeros y los que puedan serlo en el futuro. Y además que lo decidan por consenso y con firmeza. Es muy difícil concentrarse tantas horas con tanto ruido, rumores, declaraciones,… y así llevamos desde enero. 

    Un saludo y gracias 

    • sitogr
      sitogr Dice:

      Se me ha solapado el comentario, con el de mi compañera anterior, que comenta en la misma línea. Pido disculpas

  6. Preguntón
    Preguntón Dice:

    Bueno y si congelan los procesos de oposiciones en justicia… ¿de dónde sacaran a los jueces, abogados del estado, secretarios judiciales, etc?

    ¿Los meterán ahí dentro por apellidos o qué? pregunto…

  7. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Cris: la toga es pesada carga, pero necesitamos buenos jueces buenos, no sustitutos a dedo. Hay unos 100.000 cargos públicos en España, sólo 5.000 jueces y unos 50.000 funcionarios de justicia de todos los niveles. Las TVs públicas cuestan (que se sepa) unos 2.500 millones de Euros al contribuyente, el presupuesto del Estado para Justicia ha quedado en 1.571 millones de Euros (faltaría sumar y consolidar los de las CC.AA. con competencias en Justicia (a pesar, sí, del 149.1.5ª de la Constitución, como se dice en el otro post de hoy y sus excelentes comentarios, como los de éste) (ver STC 392/1981). La Plataforma para la Independencia merece un premio. Paragraseando a Melquiades Álvarez citado por Fairén en los Anales de la RAcad de Jurisprudencia: si un país no tiene sistema judicial independiente, huye de él. Lo dije en las Jornadas sobre la Justicia de iClaves y el Colegio Notarial, y lo repito: si no salimos con las togas a la calle como nuestros colegas tunecinos, las generaciones futuras nos lo echaran en cara. Y lo reitero, diga lo que quiera hoy en Actualidad Jurídica Aranzadi el Presidente de los Secretarios españoles: la Justicia no es un servicio público, es mucho más que una administración o un servicio. Es la clave de bóveda, la última protección del ciudadano en un Estado que pretende ser de Derecho, porque no lo es el que más leyes publica, sino el que hace cumplir las vigentes. Si el anterior Gobierno y éste, el anterior Parlamento y éste siguen maltratando así al Poder Judicial, es por algo. Creo que basta un solo argumento: ¿cuántos imputados – no digo ni procesados – de las Administraciones Públicas y los bancos hay de todo este “Gran Golpe”? Pues eso, mejor que no haya jueces suficientes ni preparados; que los jueces pidan excedencias en cursos pagados por los imputados; que haya muchos jueces sustitutos (como en Venezuela, acabaremos por nombrarlos por casos y los “imprebogados” se podrán de acuerdo en “engavetar” el caso para que el juez sea el que interese, cuando el titular esté de viaje). No vamos por buen camino.

  8. Patricia Suárez
    Patricia Suárez Dice:

    Desde Asuapedefin sólo tenemos palabras de agradecimiento a esos jueces que han estimado las demandas de los afectados por SWAPS más de 640 veces (ver ranking). Nuestro más sincero apoyo al colectivo de jueces y fiscales!

  9. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Gracias a todos, tanto por seguirnos como por exponer sus impresiones. Cris, Sitogr y Jesús Casas ponen en primera línea algo que menciono en el post, como es el sistema tanto de selección como de trabajo de los jueces y fiscales sustitutos y las razones -que las habrá- por las que esas plazas, si son tantas como se dice, no son cubiertas por titulares aprobados en la correspondientes oposición. Es una materia que habrá que estudiar en el futuro en el blog.

    Un saludo.

  10. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Vaya por delante que me parece que la decisión de “congelar” o suspender unas oposiciones a Jueces, después de años de decir que hay pocos Jueces me parece un error garrafal, por todas las razones que se han expuesto en el post y en los comentarios, y por supuesto me solidarizo con los opositores que llevan tiempo preparando la oposición y que ahora no saben si o cuando se van a convocar. Como antigua opositora les entiendo y me puedo poner en su lugar perfectamente.
    Dicho eso, comparto con Fernando Gomá y con algún comentarista la necesidad de debatir si el acceso a la Judicatura exclusivamente por la vía de la oposición, con independencia de los ejercicios que la compongan y de las prácticas posteriores. Con esto quiero decir que los principios de concurrencia, mérito y capacidad -y aún sabiendo Sitogr que este país no es Inglaterra o Alemania, pero por qué no aspirar a que algún día gracias a gente como usted no llegue a serlo-siendo irrenunciables pueden demostrarse no solo por la vía de la oposición.Conozco un poco como funciona el 4º turno y también el sistema de sustituciones, que por cierto es muy heterógeneo en España y no siempre es un horror. Desde luego los dos sistemas son muy mejorables pero sinceramente, no creo que debamos renunciar a ellos simplemente porque ahora funcionan fatal. En particular estaba pensando en un 4º turno para juristas jubilados o prejubilados, abogados, por ejemplo, o incluso personas procedentes de otras oposiciones jurídicas ¿por qué no? Hay muchos profesionales con 30 o 40 años de ejercicio que pueden preferir dictar sentencias por poco dinero antes que jubilarse.
    Y sin duda pueden tener mucho que aportar. Gente que ya no necesita el dinero, para entendernos, pero que puede tener muchas ganas de seguir en activo y de a través de una profesión tan bonita como es la de Juez, pese a todas sus problemas, poner en valor su experiencia y sus conocimientos jurídicos resolviendo asuntos en un Juzgado. ¿Por qué no?
    Y en cuanto a los Jueces sustitutos ¿de verdad es muy díficil saber después de que hayan pasado por un Juzgado, algunos después de muchos años, si lo han hecho bien o mal?  Por otra parte muchos son opositores que no han pasado la oposición, a lo mejor algún ejercicio. Otros, ya lo sé, son amigos de alguien. Pero sobre todo después de haber ejercido de Jueces sustitutos, seguro que hay algo objetivo sobre lo que apoyar su equiparación (o no) en los términos que sean a jueces de carrera.
    Y una última reflexión que liga con el post de Alberto Gil; la oposición no es el final. Incluso cuando se saca. Es solo el comienzo. Es importante pensar en esos términos, creo que muchos de los problemas que tienen los juristas que han sacado oposiciones duras es pensar que después de la oposición ya puede uno dormirse en los laureles, ya es Juez, Fiscal o Abogado del Estado, o Notario, o lo que sea.   Si nos olvidamos de esto nunca seremos de verdad buenos profesionales, buenos  juristas ni buenos servidores públicos.
    Y mucho ánimo a todos los opositores, creo que ser Juez, un buen Juez, es de las profesiones más bonitas a las que un jurista puede aspirar.

         

  11. Licenciado Univ. Zaragoza
    Licenciado Univ. Zaragoza Dice:

    Lo que propone ésta señora de suprimir las oposiciones y que la gente entre por el 4º turno, es sencillamente, disparatado. El poder judicial perdería así la muy poquita independencia que le queda. Las oposiciones son un medio de obtener profesionales del derecho de forma transparente y en igualdad de condiciones, sin ningún tipo de componente político o ideológico. Hablar de que hay que aumentar el 4º turno o premiar a la gente que no ha preparado oposiciones me parece una barbaridad. Sí se podría discutir si las competencias y conocimientos que se exigen podrían ser mejorables: es el caso de exigir algún idioma. Para Abogados del Estado se exigen hasta 2 idiomas ¿Porqué no exigir, al menos, inglés en las judicaturas y secretarios judiciales? ¿No estamos hablando de la modernización y transformación de la justicia? Pues qué mejor que exigir ese conocimiento de idiomas con carácter no excluyente, pero si a valorar positivamente. El ahorro en intérpretes sería considerable.

  12. robespierre
    robespierre Dice:

    Licenciado, al paso que vamos, mucho que nuestros jueces aprendan idiomas autonómicos (ya sabe, las lenguas propias). Y desde luego a los abogados nos toca, porque hay que ver la cantidad de escritos procesales que llegan en lengua propia y no en la lengua del Estado, vulgo español. Que bueno, sí, se parecen, pero vamos, que hay que leérselo bien. 
    Por cierto, hablando de leer bien, yo no veo por ninguna parte que esa señora proponga nada de suprimir oposiciones.

  13. LC Un. Zgz
    LC Un. Zgz Dice:

    Eso eso que fomenten el cuarto turno así se llenan los juzgados de políticos fracasados, que ahora que hay que recortar de las administraciones políticas bien habrá que guardarles un huequecillo en los tribunales..
     

  14. angel perez
    angel perez Dice:

    no hay dinero… así que salvo que los jueces y fiscales aceptaran una rebaja de sus honorarios para destinarla a crear nuevos vacantes, debemos de ser capaces de asumir que el mercado es el que hay.

    Los notarios han creado una burbuja notarial, y no han tomado nota de las medidas necesarias. Es necesario reajustar… como quebremos no habrá ningún funcionario público con su sueldo asegurado. ¿cuándo se tomará nota en el ámbito notarial? 

  15. jurista
    jurista Dice:

    No habrá dinero, pero se gasta .. véase todos los días en el BOE, por ejemplo, hace dos días casi un millón de euros para ordenadores y portátiles para el Senado, véanse en los distintos Boletínes las convocatorias constantes de plazas para organismos diversos, por no hablar de tv públicas por doquier en exceso. Un Poder del Estado, como es el Judcial no puede quedar desmantelado

  16. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Hay menos dinero para todo, y el Ministerio de Justicia no es una excepción,  pero es obvio que las decisiones de en qué recortar son decisiones en las que si hay un margen. Y en cuanto a lo que dice un comentarista más arriba, el dinero se sigue tirando en un montón de sitios, los ejemplos que él pone son unos, pero hay muchísimos más, todos los días salen en prensa muchos y muy escandalosos. Por seguir con el Senado, cuya misma existencia se podría cuestionar, como ya hemos dicho alguna vez en este blog, este año siguen con su presupuesto para traducciones, porque ya saben que los senadores españoles necesitan de traductores en el Senado 
     http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2012/03/denuncia-senado-gaste-traductores-acusa-cambiar-20120321.html

    • sitogr
      sitogr Dice:

      De esto también cae recorte, como decís, un poquito digo yo. 

       http://www.diarioelaguijon.com/pda/noticia.asp?pg=1&s=0

      Pues hoy parece que se decidirá si el Ministro rectifica o no.  Rectificar es de sabios, y en mi opinión, la propuesta del CGPJ no puede ser más lógica, comedida y coherente, comprensible con la difícil situación y a su vez un soplo de aire fresco. 

       http://www.cadenaser.com/espana/articulo/poder-judicial-pedira-convocatoria-oposiciones-juez-fiscal/csrcsrpor/20120418csrcsrnac_14/Tes

  17. angel perez
    angel perez Dice:

    la mayor aportación al funcionamiento de la justicia, y la mayor inversión a su correcto funcionamiento, tal como está la economía, es la siguiente medida : conseguir que los jueces y fiscales cobren a fin de mes su nómina.
    Tal como está la economía, es un extraordinario logro. Esperemos que siga la cosa así, pero el pais está en bancarrota, y llegará un momento que las nóminas comenzarán a peligrar. 

  18. Opositora
    Opositora Dice:

    Después de leer el artículo y los comentarios, queda poco que añadir. Sólo quiero hacer dos reflexiones, una de carácter particular y otra general.
    Cuando comencé la oposición lo hice creyendo en un Estado Social, Democrático y de Derecho. Después de dos años, me pregunto dónde está realmente la separación de poderes. Cómo es posible que uno de los tres vértices del Estado esté sometido a las imposiciones y directrices del Ejecutivo.Si realmente se llegan a cumplir las declaraciones del Sr.Ministro, creo que estamos ante un paso previo para la desmantelación total del poder judicial independiente.
    Por otro lado,aunque seguramente seréis conscientes de ello, estudiar durante unos años una oposición, supone un esfuerzo económico, y sobre todo,mental. Es una prueba muy dura,en la que el desgaste psicológico puede llegar a ser brutal. Las exigencias de voluntad, disciplina y motivación son tremendas. De éstas, las dos primeras son imposibles sin la última, ¿Dónde buscamos en estos tiempos nuestra motivación?

    Por último,gracias a artículos como éste, a los comunicados de las asociaciones, a las presiones del CGPJ, hacen que yo no pierda la esperanza, y que siga creyendo que otro rumbo es posible.

  19. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hace un par de años el CGPJ sacó una nota de prensa recordando que en muy poco tiempo (cuatro años creo recordar) se habían producido 480,000 denuncias por maltrato doméstico.
    De éstas, un 9% a la fecha del informe habían resultado en condena, un 70% en archivo o absolución y el resto estaba en proceso con lo que se puede deducir con alta probabilidad que ese pico se distribuiría estadísticamente como el resto. Es decir, un 15% de condenas y un 85% de Absoluciones o Archivos durante la instrucción.
    En buena parte este impulso desde el gobierno a la denuncia entre civiles emparejados –y poco beneméritos, por cierto– forma parte de la vieja táctica electoral de promulgar leyes que sean de interés emocional o económico de un segmento de potenciales votantes en contra de otro.
    Profesores y doctorandos de Harvard, hace ya unos treinta años ilustraron cómo se fue moviendo el voto femenino desde un 3% más conservador que el masculino a un 3% más proclive a partidos de izquierdas por dicho procedimiento.
    Imaginemos el efecto social y en el sistema de Justicia de una epidemia de este calibre.
    Un millón de personas enfrentadas penalmente en tribunales y comisarías para menos de un 15% de condenas. No quiero ni pensar la cantidad de miseria y tragedia humana innecesaria en el 85% restante.
    ¿A qué coste social y económico? ¿Cuál es la carga que repentinamente asume el sistema judicial para nada o, peor, para contemplar una sociedad destrozada de por vida por el propio legislador?
    ¿Cuánta gente ha aprovechado este inmenso coste como una oportunidad económica, un estímulo Keynesiano antes de caer por el precipicio de la miseria?
    ¿Cuál puede haber sido el grado de pérdida de confianza de los ciudadanos en sus instituciones y entre ellos mismos?
    No lo sabremos pero sin duda altísimo.
    Francis Fukuyama en su obra “Trust” describe la confianza social, la que emerge de modo natural y no requiere de leyes ni de procesos costosos, como un requisito importante de la prosperidad económica.
     Y lo explica con mucha lógica: “La falta de confianza social encarece el coste de transacción“.
    A veces reforzar el sistema de castigo del pecado no es la solución.
    Con una mejor definición del pecado, un buen examen de conciencia para ver si el pecado de verdad existió y sin incentivos económicos para ir a juicios nos ahorraríamos un gasto inmenso y la sociedad estaría mucho mejor.

    Buenas tardes

  20. Raquel
    Raquel Dice:

    Voy a demandar a la juez sustituta (no ha conseguido aprobar la oposición) Purificación Pujol por incluir en su libro párrafos de otro escrito por mi y que, dicho sea de paso; NI ME HA AGRADECIDO, NI PAGADO
     

  21. sitogr
    sitogr Dice:

    Dejo aquí una bonita iniciativa en estos tiempos de tanta crítica a la Justicia, de unos jóvenes que a pesar de estar opositando para ser jueces consiguen sacar tiempo para defender causas sociales, justas y poder sacarse un dinerillo para seguir costeándose la preparación en una situación para todos nosotros tan dura. 

     http://www.lanzanos.com/caja/proyecto/2723/

  22. sitogr
    sitogr Dice:

    Que Gallardón un 26 de julio a 30 grados diga que hay que sustituir a los jueces sin oposición por jueces con oposición y defienda que los opositores son garantía de calidad, para los que nos quedan semanas en la brecha para las vacaciones se agradece. Aunque un poder del Estado no tendría que tener “que convencer a Hacienda”, pero se agradece. Y mucho.  A ver si se cumple. Al César lo que es del César. 
     
    http://www.20minutos.es/noticia/1549579/0/ruiz-gallardon/ministerio-hacienda/jueces-interinos/

  23. Andrés Daniel
    Andrés Daniel Dice:

    Hola a todos. Yo todavía soy estudiante de Licenciatura (de último año, es decir, que los de un curso inferior están en grado) y me gustaría opositar para Juez-Fiscal, me entristece mucho que también se reduzcan drásticamente estas convocatorias y más sabiendo lo necesarias que son estas personas.

    Vivo con la esperanza de que en 5-6 años (lo que calculo que podría tardar en presentarme a la oposición) España haya retomado el camino a la recuperación económica y el número de plazas convocadas sea notorio, todavía mejor si se amplían para compensar la reducción de estos años.

  24. adolfo
    adolfo Dice:

    Los jueces sustitutos no desaparecerán, pues son más manejables que los jueces por oposición. Y como al poder político le interesa controlar la justicia, presiento que su número no sólo no va a descender, sino que va a aumentar. Y sino, al tiempo…

  25. No se lo merecen
    No se lo merecen Dice:

    Multiplicando el número de temas por los minutos de exposición oral de cada uno, la oposición de Juez es, o era hasta hace poco, la de mayor dificultad en España, desmintiendo las consabidas leyendas e historias para no dormir sobre las de Notario o Registrador. Añádase que el primer ejercicio, un “test” a imagen y semejanza del “MIR” de lis médicos, aunque no es comparable en dificultad con los dos orales, obliga a estudiar los temas en dos vertientes: la del detallismo paranoico (para el test) y la tradicional para una exposición oral en 15 minutos hablando el doble de rápido que en una conversación normal. Todo lo anterior es lógico si tenemos en cuenta que los Jueces tienen por función, entre otras, el controlar la actividad de quienes aprobaron cualquiera de las restantes oposiciones (u oposiciones a funcionarios, cosa que no son los Jueces). Dicho todo lo anterior, resulta terriblemente injusto que se traicione el terrible esfuerzo de los opositores a este Cuerpo de no-funcionarios tan excelsamente cualificado como pésimamente pagado. La sobrecarga de trabajo que soportan los Juzgados españoles, y por ende los Jueces (a cambio de ninguna retribución por el trabajo extraordinario, que resuelven sacrificando a cambio de nada su vida familiar y social) no se merecía esta patada, en un escenario donde, junto con los recortes, seguimos siendo testigos de impresentables derroches.

  26. miquel
    miquel Dice:

    Hay que ser valientes. Porque no reivindicamos examenes escritos y nos olvidamos para  siemppre de los “orales”, que son el paradigma de la falta de seguridad juridica y por ende de la injusticia. Un examen justo es el que es revisable y sino ‘no puede ser justo’ “los  orales han sido en algunos casos un ‘coladero’ para la propia casta. LUZ Y TAQUIGRAFO.

  27. Aitor Suárez
    Aitor Suárez Dice:

    La existencia de jueces sustitutos (en juzgados unipersonales) y magistrados suplentes (en órganos colegiados) -o sea, personas que, sin haber superado una oposición, se dedican a impartir justicia- constituye un escándalo del que curiosamente nunca se habla.

    En España estos jueces sustitutos actúan incluso en jurisdicciones especializadas, como la social o la contencioso-administrativa. En los órganos colegiados los magistrados suplentes revocan las sentencias de los jueces titulares. Con frecuencia, su único mérito es la licenciatura en Derecho (a menudo recién terminada, lo que actualmente ni siquiera basta para ser Abogado).

    La sociedad no entiende que, por un lado, exista un sistema de oposiciones más una estancia en la Escuela Judicial de dos años para los jueces titulares, y por otro lado se permita que impartan justicia personas sin otro mérito que la licenciatura en Derecho.

    Da la impresión de que en el CGPJ no quieren saber nada de esto. Al parecer sus 20 vocales (21 contando al presidente) sólo se dedican a viajar “gratis total” y al trapicheo conservadores-progresistas (siendo la voz de su amo).

  28. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Creo intolerable que, habiendo plazas judiciales cubiertas mediante interinajes, no se convoque la oposición. Me parece una total falta de respeto a toda esa gente (como mi hermano) que está renunciando a lo mejor de su juventud, embarcándose en la preparación de unas oposiciones durísimas, y que ahora se encuentra con que tendrá que esperar al menos dos años para que vuelvan a convocarse. Y mientras tanto contratando a jueces sustitutos. Lo dicho, una vergüenza (o una desvergüenza).

  29. ABO
    ABO Dice:

    Hola
    Soy Juez Sustituto y no estoy de acuerdo con mucho de lo que se dice. En mi caso, soy opositor, aprobé los dos primeros y el tercero lo canté entero. No soy Juez titular después de esperar más de una hora en el pasillo que el Tribunal decidiera sobre mi vida. Igual que me suspendieron, me podían haber aprobado. Con esto quier decir que tengo la misma preparación jurídica que cualquier Juez titular. Todos sabemos que hay gente que aprueba por suerte y que no está capacitada, y al revés, gente que vale y sabe mucho, que no tiene suerte y no pasa.
    Sólo trabajamos fines de semana, cubrimos bajas, asitencias a cursos, vacaciones,…, y alguna vez se hace alguna sustitución larga si hay suerte. No es ningún chollo, ni puedes vivir de esto. Además de la dedicación exclusiva que exige. Para acceder a este puesto, tienes que presentar unos méritos y pasar una entrevista con un breve examen oral.
    No me conformo, y quiero oposiciones y optar a Juez titular.
    Saludos

    • Sitogr
      Sitogr Dice:

      Por lo que cuenta ABO, nadie puede dudar de su bagaje jurídico, pero no tiene la misma preparación jurídica que un juez titular. No ha pasado por la escuela judicial el mismo tiempo que un titular ni ha hecho la adjuntía igual, sino me equivoco. Tiene otra amplia experiencia como reseña, pero no es la misma, me atrevo a decir que ni mejor ni peor, distinta. Es como las discusiones entre quien defiende el acceso por experiencia anglosajón o el nuestro por oposición. Sinceramente en este país, todo lo que no sea acceso por oposición libre tiene mucha probabilidad de ser politizado y utilizado para enchufes. Todos lo sabemos. 

      Soy opositor, y como a cualquiera me puede pasar lo mismo que a usted. Y seguramente me alegraría si no apruebo ser juez sustituto. Pero no todos los jueces sustitutos ni magistrados suplentes son como usted, es más, me atrevo a decir que ud. es un “rara avis” y lo sabe. Si ha opositado, seguramente tenga vocación. 

      Sabemos que las oposiciones tienen un alto componente de suerte, que no son perfectas y podrían ser mejorables, sabemos que hay personas preparadas que no las pasan y otras que lo hacen y no deberían pasarlas, pero si el acceso a la judicatura ha de ser por mérito y capacidad, no tienen encaje otras formas que no sean por oposición libre y en la forma prevista para titulares. Más aún cuando hay más de 3000 personas buscando su oportunidad. Todo eso no quita como decíamos, que no haya errores en el sistema, ud. cuenta los orales. Yo le cuento que este año con las 400 plazas de la pasada convocatoria hay gente aprobada con cinco raspado y se han quedado unas 40 y pico plazas vacantes. Si se cumple la promesa del Ministro y convocan las 55 prometidas en 2013, eso supone una reducción enorme y una exigencia tremenda (conforme están las cosas ojalá, pero no me fío, aunque deberían por lo menos añadir las vacantes presupuestadas). El 55 de este año ha sacado en torno a 8,5. Lo que significa que en una diferencia de una promoción va a haber jueces que aprobaron casi por los pelos (una oposición durísima, eso sí) mientras que en la siguiente sólo va a poder entrar lo mejor de lo mejor. Una desventaja competitiva clara únicamente por un año. Y veremos los siguientes qué ocurre.     

  30. ABO
    ABO Dice:

    Hola
    No he dicho también, que hace mucho años también aprobé el primero de Secretario Judicial y suspendí el práctico por un artículo;el primero de Judicaturas y el de Fiscales; tengo aprobados de Técnico de Hacienda, de Gestión Procesal, de Tramitación Procesal (suspendí mecanografía), de Agente Judicial; aprobé una oposición y renuncié a ella por el destino; hablo perfectamente inglés y me defiendo en otros idiomas; he estado de pasante dos años en un prestigioso despacho sin cobrar un duro, etc. Y, sigo preparando Judicaturas. 
    Creo que tengo méritos suficientes como para sustituir a un Juez un fin de semana o cuando tiene gripe.
    Cuando leo algunos comentarios, como el que dice que los jueces son unos más “manejables” que otros, o comentarios de ese tipo, siento lástima.
    Tembién es cierto que hay Jueces Sustitutos o Magistrados Suplentes que nunca han opositado. Se supone que tienen otros méritos: años de ejercicio, profesorado, doctorados, etc.
    Saludos

  31. Aitor Suárez
    Aitor Suárez Dice:

    Siento si he ofendido a alguien por mi referencia crítica a la existencia de los jueces sustitutos. Pero creo que lo lógico es, como dice L. de las Hera, que todas esas plazas judiciales salgan a oposición, pues no tiene ningún sentido que, habiendo plazas vacantes, se congelen las oposiciones como ha decidido Gallardón. SEguro que si esto lo hubiera hecho el PSOE le habrían llovido las críticas desde el PP., Saludos.

  32. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Y sobre todo creo que debería haber un poco más de respeto hacia los opositores que han dedicado varios años de su vida a esta durísima preparación. Frente a ello, los del llamado cuarto turno no tienen este problema. Ellos siguen trabajando en la abogacía o en la universidad, ganando sus ingresos y sin depender de su familia. ¿Es que se quiere acabar con la oposición a Judicaturas, para así tener sólo jueces aprobados por el turno de no-oposición y tal vez controlados políticamente?

  33. ramón
    ramón Dice:

    Soy juez y fiscal sustituto, y como tengo enchufe, creo que voy a trabajar mucho los próximos años, gracias a la congelación de las oposiciones… Y espero que luego convoquen plazas por el cuarto turno, para poder entrar directamente como Magistrado, también gracias a mis amistades, relaciones y afinidades ideológicas, aunque sea un inútil y un vago, incapaz de aprobar cualquier oposición. ¡Viva el PP!

  34. ABO
    ABO Dice:

    Hola
    Estoy de acuerdo con lo que dice Sitorg. Es muy cierto que hay Jueces Sustitutos y Magistrados Suplentes que no conocen el esfuerzo enorme que supone estudiar diez horas al día durante años. No es justo. Yo, ciertamente tengo vocación, y de hecho desde que conseguí la plaza de Juez Sustituto, he vuelto a retomar las oposiciones que tenía totalmente dejada por circunstancias personales y económicas que no me permitían estudiar. De hecho, hace muchos años pasé de ser prácticamente Juez, a vender enciclopedias a domicilio.
    Ahora me encuentro que se congelan las oposiciones, lo que es un palo tremendo. Yo voy a seguir estudiando, con la vista puesta en 2014-15. Para mi, el culpable de todo esto es el PSOE, que ha arruinado el país, lo que ya es algo habitual.
    También puedo decir que estuve dos meses acompañando a un Magistrado de civil y a otro de penal antes de la primera sustitución (de motu propio) . Ahora que conozco la judicatura desde dentro, puedo decir que hay Jueces titulares bastante malos y Jueces Sustitutos muy buenos. Pasa como con los abogados o como en cualquier oro ámbito de la vida.
    Si hay Jueces Sustitutos o Magistrados Suplentes que han entrado por enchufe, lo desconozco, por lo que no puedo opinar. Si así fuera, sería enormemente injusto.
    Lo que sí que me gustaría dejar claro es, que ser Juez Sustituto no significa que te adjudiquen un juzgado, sino que trabajas de forma esporádica. Lógicamente sólo cobras esos días. No puedes trabajar en otra cosa, por lo que tienes que tener vocación real, o hacerlo por currículum, o tener otros ingresos,…, ya que no puedes vivir de este trabajo.
    La verdad es que yo estoy muy feliz siéndolo, y lo considero una recompensa a todo el esfuerzo que he hecho y la mala suerte que tuve antes. pero mi objetivo es ser titular. Me ha parecido interesante el comentario de Elisa de la Nuez,y lo comparto, respecto a la posibilidad de acceder a través de exámenes para Jueces 
    sustitutos. Así se vería quien vale y quien no.
    En fin, esperemos que cambien las cosas.
    Un saludo 

  35. antonio
    antonio Dice:

    Me parece lamentale, con todo respeto hacia las personas, que aquellos que han SUSPENDIDO las oposiciones de Juez o Fiscal se consideren legitimiados para actuar como tales, por la vía de las sustituciones. Es como si un cirujano suspendido en el MIR pretendiera operar en la seguridad social. Al menos los ingresados por el extinto tercer turno o por el cuarto tienen otros méritos objetivamente acreditados, pero los SUSPENDIDOS, repito, ¿qué méritos aducen…? ¿Tal vez haber suspendido la oposición? Y me da igual que digan que han dedicado tres ó cuatro años de su vida a prepararla. Resulta evidente que no lo han conseguido, bien por su incapacidad, por mala suerte o porque la oposición les viene grande…

  36. Aitor Suárez
    Aitor Suárez Dice:

    Y hay otras “vías falsas” para acceder a la judicatura, mediante nombramientos a dado de magistrados efectuados por los Parlamentos autonómicos. Y encima, y para más inri, estos magistrados del TSJ se encargarán de juzgar a los políticos autonómicos en caso de incurrir en responsabilidad penal.

  37. Luisa
    Luisa Dice:

    No hay terceros ni cuartos turnos para otros cuerpos jurídicos superiores. Sólo para juez. ¿Por qué?

  38. ABO
    ABO Dice:

    Hola

    La ignorancia es realmente atrevida.

    Voy a dar algunos ejemplos de los méritos que se pueden acreditar objetivamente, que suman puntos, y dan preferencia a unos aspirantes sobre otros. El haber estudiado la oposición algunos años y haber SUSPENDIDO, evidentemente no da ningún punto.

    – Expediente académico

    – Ejercicios APROBADOS de judicatura, fiscales, secretario judicial, u otras oposiciones con contenido jurídico.

    – Años de ejercicio profesional.

    – Estudios jurídicos publicados.

    – Docencia de materias jurídicas.

    – Master o especializaciones jurídicas.

    Creo que son suficientes ejemplos de méritos que se pueden presentar para aspirar al puesto, si se cumple alguno claro. Una vez que se acredita objetivamente que tienes más puntos que otros aspirantes, debes pasar una entrevista y un examen oral. En mi caso el tribunal lo componía el Presidente del TSJ, el Presidente de la
    AP, y el Decano.

    Adelante y suerte.

    Un saludo 

  39. Sitogr
    Sitogr Dice:

    (Copio el comentario también aquí, debido a su importancia a mi parecer y en cuanto el tema de jueces y fiscales sustitutos se ha desarrollado en este hilo, borrénlo los editores si lo creen conveniente de alguno de los dos post)

    Hoy en El Economista se filtra parte del Informe del CEPEJ que se publicará hoy a las 3 de la tarde.  La filtración por parte del Ministerio está claro en el sentido que va: “reducir la proporción de jueces profesionales permanentes (que han sido capacitados y que cobran como tales) frente a los ocasionales (que cobran, pero actúan de manera temporal)”. “En 16 de las 48, fundamentalmente en Europa Occidental, el número de jueces profesionales por 100.000 habitantes ha disminuido.” “España cuenta con una media cercana a los 10 jueces por cada 100.000 habitantes (10,2), en la misma línea que Francia (10,7), Italia (11), Grecia (10,6) o Suecia (11,2).”

    Sí que menciona los datos de “Rusia hay 22,6 jueces profesionales por cada 100.000 habitantes, 23,6 en Lituania, o 24,3 en Alemania.” Pero esta noticia olvida (qué casualidad, por cierto, esta filtración hoy con un paro el viernes preparado) que en los datos de siempre de CEPEJ sitúa a España “en el puesto 37 de un total de 46 países del continente. Europa dobla la proporción española”

  40. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Aumentar la ratio jueces/habitantes no sirve de mucho si no se adoptan medidas serias y tajantes para reducir la litigiosidad. Todos  sabemos que, cuando se crean nuevos órganos judiciales y por tanto empiezan a acortarse los tiempos de respuesta, gran parte de los asuntos que se resolvían extrajudicialmente (porque la tardanza o demora del sistema judicial incentivaba a los abogados a buscar una solución conciliada), gran parte de esos asuntos -digo- se judicializan en la constatación de que valdrá la pena acudir a los tribunales pues la respuesta judicial llegará relativamente pronto. Con lo cual, al poco tiempo los nuevos juzgados están tan colapsados como los viejos, es decir, hay la misma saturación que antes de crearse las nuevas plazas judiciales.

    Habría que avanzar en la línea de reducir la litigiosidad mediante medidas rigurosas e intensas, imponiendo costas y multas procesales a quienes, ya sea como demandantes o como demandados, provoquen el uso innecesario del sistema judicial, de modo que valga la pena (y sea rentable económicamente) obtener una solución conciliada y extrajudicial.

    Quien acude, u obliga a otro a acudir a los tribunales, tiene que pagarlo. Incluida la Administración cuando, como ocurre a menudo, actúa torticeramente.

  41. adolfo
    adolfo Dice:

    Amigo ABO SAYS, efectivamente, la ignorancia es realmente atrevida. Y me parece muy lamentable que personas que son simples licenciados en derecho, sin haber aprobado oposición alguna, n recibir preparación previa, ni hacer prácticas, ni nada de nada, se permitan JUZGAR A LOS DEMÁS… ¿No te parece una actuación muy atrevida, además de ignorante?

  42. Sitogr
    Sitogr Dice:

    Acaban de comunicar la mejor noticia que muchos esperábamos desde hacía tiempo: 

    Gonzalo Moliner informa al pleno #CGPJ que el Gobierno convocará oposiciones ingreso en carrera judicial en 2013 y las mantendrá anualmente. — Poder Judicial_Es (@PoderJudicialEs)
     

  43. Fernando Gomá
    Fernando Gomá Dice:

    Enhorabuena Sitogr y todos los que como tú están opositando. Buena noticia. Un cordial saludo.
     

    • Sitogr
      Sitogr Dice:

      Muchas gracias Fernando y a todos los editores. Creo que este blog ha contribuido bastante a que se desbloquee este tema tan importante, del que depende tanta gente y que supone el futuro de la justicia en sí mismo. Mucha suerte a los compañeros y ánimo! 

  44. Luisa
    Luisa Dice:

    Ánimo, opositores. Supongo que debe ser muy duro ver que estáis dedicando los mejores años de vuestra vida a preparar una durísima oposición  y comprobar que, mientras tanto, va entrando gente “de tapadillo” vía jueces sustitutos, cuarto turno y nombramientos autonómicos de acólitos. La oposición debe ser la única vía de acceso a la judicatura. Ánimo, admirados opositores, y a lograrlo. 

  45. Juan Español
    Juan Español Dice:

    Estan infundadas las críticas al cuarto turno
    ¿Qué sentido tiene no integrar en la judicatura a personas con una amplia experiencia de muchos años en profesiones jurídicas? El cuarto turno esta pensado para que existan jueces apegados a la realidad social. ¿es que un opositor puede hacer valer sólo sus horas de flexo, por encima de la experiencia, el conocimiento teórico y práctico del Derecho, etc.? 
    El acceso por el cuarto turno exige méritos importantes: años de ejercicio de la abogacía (10 o más años) o de profesor juez sustituto, masters, cursos de especialización (más de 300 horas) y otras más.
    El Tribunal lo preside el presidente del tribunal Supremo, esta formado por especialistas. Es necesario superar un dictámen que entraña dificultad. Las plazas para el cuarto turno son inferiores a las de la oposición (una de cada cuatro). No sé por qué se habla de política y enchufes. No es cierto. 

  46. Sitorg
    Sitorg Dice:

    Más arriba he comentado a ABO que habrá de todo en el cuarto tirno, pero la explicación que hay a esa crítica, a mí parecer es muy sencilla, salvo el expediente y los ejercicios de oposición aprobados (quien los tenga), el resto de méritos no son contrastables de una forma objetiva, o por lo menos pueden no serlo. 

    Me explico, los años de ejercicio profesional no tengo conocimiento de que haya una manera objetiva de acreditarlos salvo con los defendidos que haya llevado. Y no existen unas certificaciones en este sentido salvo el reconocimiento y el prestigio que los demás le otorguen por los casos ganados. Pero, uno puede llevar 10 años como ejerciente pagando cuota y no haber defendido a nadie. 

    Los máster y especializaciones jurídicas ya son muy comunes, y por regla general los tiene mucha gente y un requisito básico es pagar. Yo por ejemplo, a quien se plantee hacer un máster siempre le recomiendo coger el mejor que pueda permitirse y si hace falta pedir un préstamo, pedirlo. Hay tantos que la gran mayoría ya no dan un rendimiento coste-beneficio. 

    El acceso a la docencia en las Universidades ha sido ampliamente criticado me parece que en este blog y en nadaesgratis. Lamentablemente en este país no se trata de un acceso de la mejor manera que podríamos desear en muchos casos. 

    Y por último, las publicaciones. Bueno, en otros concurso-oposiciones como maestros, ha sido muy habitual el fraude de las llamadas “editoriales patera”. De ahí, que su valoración se haya reducido en los baremos bastantes. 

    Bueno, creo que de esas razones proviene la crítica al cuarto turno. Sean infundadas o no, según opiniones, lo que es verdad es que la crítica a este sistema de acceso siempre ha sido muy abundante. 
     

  47. Luisa
    Luisa Dice:

    Lo que pasa con el cuarto turno es que es difícil cambiar el chip. Por ejemplo: abogados laboralistas de sindicatos que han pasado a jueces de lo social. Es dudoso que, tras media vida a un lado de la trinchera defendiendo sistemáticamente la posición de una de las partes, después puedan mantener la neutralidad e imparcialidad en un conflicto laboral (por ejemplo, un ERE). Y luego están las afinidades y amistades creadas con compañeros de ese despacho o asesoría. Se supone que para adquirir los conocimientos prácticos que un juez necesita está la Escuela Judicial de Barcelona. También hay que tener en cuenta que en ningún otro cuerpo jurídico superior hay cuarto turno. ¿Por qué sí para juez? Finalmente, en un momento de congelación de oposiciones, las pocas plazas que salgan deben ser para los opositores, por respeto a su titánico esfuerzo de estudio.

  48. Paulo
    Paulo Dice:

    Para los que se sorprenden de las críticas por la politización al cuarto turno que se desayunen hoy el BOE. Número 1 en acceso a Magistrado entre juristas de reconocida competencia con más de 10 años de ejercicio profesional, Manuel Jaén Vallejo, actual asesor del Ministerio de Justicia. Sin desmerecer sus méritos, que tendrá, pero los más importantes no salen en el baremo…

    • Próspero
      Próspero Dice:

      No, Paulo, hay demasiados escándalos reales para inventarse uno que no lo es. SI lees con detalle el acuerdo, verás que esa lista se corresponde con una convocatoria de 2005, resuelta en 2006, y es en esa fecha cuando ingresó Manuel Jaén, posteriormente -años después- asesor del ministerio de justicia. La nueva publicación se debe a las vicisitudes de un recurso contencioso interpuesto en su día contra la decisión del tribunal.

  49. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    En un momento de congelación, o cuasi-congelación, de creación de plazas de juez, a mi modo de ver las vías de acceso a la judicatura distintas de la oposición deben desaparecer.

  50. Juan Españoñ
    Juan Españoñ Dice:

    Se habla de la poca objetividad de la valoración de méritos del cuarto turno. ¿es sensato pensar que el sistema de oposición es mucho más objetivo? Esto es muy discutible. ¿Se es mejor juez porque se reciten muchos articulos de memoria? ¿Quien lo hace, con qué criterios y como se valora la capacidad del opositor? ¿Es que aquí no cabe la subjetividad? Estoy en contra del actual sistema de oposición para el acceso a la carrera judicial, que deja bastante que desear y es necesario se reforme a marchas forzadas.

  51. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    La oposición es lo más objetivo que existe. Todos los cuerpos jurídicos superiores ingresan por oposición. ¿Por qué los jueces no?

    Tal vez Españoñ considera mejor el sistema que rige en la universidad española: caldo de cultivo del nepotismo, la arbitrariedad y la cooptación. 

  52. adolfo
    adolfo Dice:

    Soy abogado y todos los compañeros que han accedido por el cuarto turno, sin excepción, son -o han sido- abogados mediocres, tirando a malos. Es evidente que un abogado que triunfe y tenga éxito profesional no se embarca en la aventura de ser magistrado, a una edad avanzada, y normalmente con familia, teniendo que coger la maleta e ir de aquí para allá, hasta lograr un destino medianamente bueno… Por respeto a las personas, no voy a publicar nombres, pero ganas no me faltan, pero que los profesionales del foto digamos el respeto -profesional- que nos inspiran nuestros ex compañeros. Simplemente decir que les deseo más éxito como jueces que como abogados.

  53. antonio
    antonio Dice:

    Lo que pasa es que se pretende una justicia politizada, manipulable, manejable, y eso se consigue más fácilmente con jueces sustitutos, nombrados “a dedo”, y solamente por un año, con lo cual es muy fácil echarles, o magistrados por el cuarto turno, procedentes de la “cantera” de los partidos políticos, con lo cual se van repartiendo las plazas entre los grupos políticos mayoritarios. Por estas razones entiendo que ni los del cuarto turno ni los sustitutos van a desaparecer nunca. Y, en el caso de los sustitutos, hace falta mano de obra barata para que saque el trabajo, que muchos jueces “por oposición” han terminado tan agotado de la oposición que no tienen ningún interés en trabajar… ¡Conozco muchos casos! Afortunadamente, también se de gente muy competente y trabajadora. Pero como no ha realmente sanciones, cada cual hace lo que le da la gana, con arreglo a su conciencia, y, en algunos casos, a su falta de principios.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] unos fondos desde luego que puede considerarse como excesivo, máxime cuando ahora resulta que se congelan las oposiciones a jueces y fiscales porque no hay presupuesto, con los evidentes perjuicios que ello puede producir sobre el derecho […]

Los comentarios están desactivados.