Síguenos: FaceBook Twitter LinkedIn RSS Feed RSS Comentarios

El Capítulo I no se toca. Y el empleo político, menos (o como dejar a los políticos y empleados públicos sin trabajo pero no sin nómina)

6 mayo, 2012 | Por Autor: Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado en Administraciones Públicas | Laboral

A medida que el Gobierno avanza en su política de recortes – y por una vez no vamos a hablar en este post de si está recortando bien o mal, porque  ya lo hemos dicho muchas veces uniendo nuestras voces a otras que claman en el desierto de la partitocracia (ver abajo posts sugeridos)-  en materias tales como  I+D+i, inversiones, proyectos varios, servicios públicos, esenciales o no esenciales (ya saben, teles autonómicas vs asistencia sanitaria, o embajadas autonómicas vs educación), etc, etc,  lo que uno esperaría es que se recortase en paralelo el empleo público asociado a su gestión. Pero por ahora, más allá de los anuncios de catástrofes por venir, que además tienen pinta de que van afectar bastante más a los trabajadores públicos de a pie que a los trabajadores públicos próximos a los partidos que allí los colocaron (vulgo “enchufados”),  y de la salida por la puerta de  interinos y profesores asociados de Universidad (por aquello de prescindir primero del que no vota al Rector aunque salga más barato y sea mejor profesor),  recortes sustanciales de empleo público, incluido lo que llamaremos el empleo de políticos, o “empleo político”,  no parece que haya habido por ahora. Ni siquiera de sueldos después de la famosa bajada del 5% del Gobierno del sr. Zapatero y de la practicada por la Generalitat Catalana dado que los Presupuestos Generales del Estado de este año congelan los salarios de los empleados públicos.

 

Y tiene mérito, en particular por lo que se refiere al empleo político. Al parecer, según un estudio tenemos más 445.000 políticos para una población de 46 millones de habitantes, el ratio de políticos por habitante más alto de Europa. Parece que son muchos. De entrada, hay 300.000 más que en Alemania. Aunque dada la opacidad característica de nuestro sistema me imagino que los datos se habrán obtenido con muchas dificultades. En todo caso, no ha habido recortes de cargos políticos, ni se ha tocado el número de ayuntamientos, diputaciones, entidades locales menores,  parlamentos autonómicos, etc, etc. Es más, como parece que no nos enteramos,  nos explican que realmente reducir Ayuntamientos tampoco ahorra tanto,  siempre que “se integren los servicios públicos”.

 

Hablando en plata, el empleo político no se toca, suponga mucho ahorro o poco ahorro. Aunque no duden que nos van a intentar convencer de que es el famoso chocolate del loro, y que pudiendo recortar en las grandes partidas (ya saben, sí, educación y sanidad) mejor dejar al loro tranquilo, sobre todo cuando es el de uno. Aunque si se integran los servicios públicos  -suponiendo que los grupos de trabajo, una forma de toda la vida muy rápida de alcanzar decisiones importantes, lo consigan- lo razonable es suponer que sobrarán al menos algunos de los políticos y de los empleos públicos que los gestionaban antes por separado ¿o no?

 

¿Y el resto del empleo público? Pues tampoco se ha tocado. Es verdad que tímidamente han empezado a darse algunos pasos, parece que  por ahora más para la galería que por convicción. Se han fusionado algunos organismos o/y empresas públicas (no muchos tampoco) y se ha suprimido alguno, pero no se tiene noticia de que esto haya supuesto por ahora una reducción importante de empleo público. Más bien se tiende a recolocar a la gente –especialmente a los próximos- en los organismos supervivientes, a ser posible sin minorarles el sueldo. Y eso aunque el organismo de recolocación sea tan superfluo como el suprimido. Por ejemplo, se suprime el Tribunal de Defensa de la Competencia de la Comunidad de Madrid, pero se recoloca  a su Presidente (D. Pedro Schwartz) como Presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid, al parecer con una cierta precipitación. Pero es que el CES regional es otro organismo perfectamente prescindible.  Y como él hay otros dieciséis por lo menos según la web del CES Madrid que enlaza a las de sus homólogos territoriales.  ¡Pero si hasta es prescindible el CES  estatal, como explican nuestros colegas de Fedea!

 

Pero, volviendo al principio, como lo que sí se ha recortado de verdad son las partidas dedicadas a  asuntos que gestionaban empleados públicos,  y como éstos todavía siguen mayoritariamente en sus puestos, lo que ocurre sencillamente es que hay mucha gente que ya no tiene nada que hacer aunque el gasto corriente (las nóminas, vamos) se mantiene.  Y conste que muchos están muy preocupados, porque piensan que este hecho puede hacer peligrar su puesto de trabajo. Pero no, al parecer pueden dormir tranquilos, por lo menos mientras se reunan los grupos de trabajo y decidan algo, y además, en el peor de los casos, ya ha dicho el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas que no van a dejar quebrar a nadie. Por lo que se ve, es preferible seguir pagando sueldos públicos con cargo a los impuestos de los ciudadanos que prestaciones de desempleo con cargo a los impuestos de esos mismos ciudadanos. Puede ser por aquello de que incrementar directamente las inauditas cifras de paro  mediante reducción del empleo público (no indirectamente que esto lo vienen haciendo las Administraciones desde hace muchos años sin mucho remordimiento, piensen sin ir más lejos en las deudas con proveedores que  han matado a tantas pymes perfectamente viables)  no está bien visto. Aunque probablemente los contribuyentes, que son los que pagan todo, puedan pensar, y no les falte cierta razón, que siempre será mejor dedicar los impuestos a pagar prestaciones de desempleo que finalizan en algún momento –incluso cabe la posibilidad de que finalicen porque se encuentre un nuevo empleo- que sueldos de empleados públicos sin trabajo para siempre.

 

Los ejemplos son numerosísimos. Piensen ustedes en un programa de subvenciones a la I+D+i que hasta ayer –es decir en los anteriores Presupuestos- disponía de cientos de miles o incluso de millones de euros y que se ha quedado reducido a la mitad o la tercera parte, o se ha suprimido. ¿Qué pasa con los empleados públicos que los gestionaban? Pues nada, que siguen en sus puestos de trabajo pero ya no tienen nada que gestionar. Y si piensan ustedes que alguien les va a recolocar o a dar algún otro tipo de trabajo es que no conocen el funcionamiento de las Administraciones españolas.  Aunque siendo justos, también hay que reconocer que  no es tarea fácil, dada la normativa que impide en la práctica la movilidad no voluntaria (el Estatuto Básico del Empleado Público),  con la imposibilidad de traspasar funcionarios o empleados públicos de unas Administraciones a otras (convertidas ya en miniestados también a estos efectos, lenguas propias incluidas)  la falta de información fiable (dada la maraña competencial y burocrática) y la falta de una mínima cultura de gestión que impide saber en la práctica que es lo que hace cada cual, todo esto sin contar con la tendencia natural del burócrata a eludir sus responsabilidades.

 

En concreto, tomo un ejemplo del libro “La casta autonómica”, cuya lectura no se si recomendarles porque dan muchas ganas de salir a quemar chiringuitos públicos con todo el mundo dentro.  Al parecer, en Extremadura existían para fomentar el “emprendimiento”  varios organismos públicos todos ellos con personal propio: Fomento de Jóvenes Emprendedores S.A.U,   Fomento de la Iniciativa Joven S.A, la Sociedad Pública de Gestión de la Innovación en Extremadura S.A.U y Avante Servicios Avanzados a pymes S.L.U

 

Pues bien, Fomento de la Iniciativa Joven S.A aparece hoy como “extinguida”  habiéndose, según esta noticia,  escindido su patrimonio en dos. El uno compuesto por una serie de derechos y obligaciones que pasan a la Sociedad Fomento Industrial de Extremadura S.A.U por sucesión universal; y el otro por un conjunto de derechos y obligaciones distinto, entre ellos las encomiendas de gestión de la propia Junta, que pasan también por sucesión universal a Extremadura Avante Servicios Avanzados a Pymes S.L.U.

 

Por su parte, la Sociedad pública de Gestión de la Innovación en Extremadura S.A.U,  aparece como absorbida por Extremadura Avante Servicios Avanzados a Pymes S.L.U siempre según esta noticia .

 

Es fácil imaginar que, dada la ratio entre los emprendedores extremeños y los empleados públicos dedicados a favorecer su “emprendimiento” (no tengo el número de emprendedores ni de pymes en Extremadura, pero según estos datos el empleo público en Extremadura representa el 29,8% del total del empleo de esa Comunidad Autónoma en enero de 2012), los empleados públicos de todos estos organismos deben o debían de hacer prácticamente lo mismo, suponiendo que hicieran algo. Aunque alguno sí debía de hacer cosas muy innovadoras relacionadas con la sociedad de la imaginación (sí, sí, han leído bien, no es “la sociedad de la información” ) dado que el objeto social de la extinta Sociedad Fomento de la Iniciativa Joven S.A era nada menos que “apoyar a la Junta de Extremadura en el cumplimiento de las políticas que se generen en el ámbito de la juventud y  de la sociedad de la imaginación…”  De hecho, todavía en 2011 la Junta convocaba resoluciones de ayudas públicas  para el fomento de “la sociedad de la imaginación”  en concreto para el Gabinete de la iniciativa Joven de la Junta de Extremadura.

 

Y la pregunta del millón es ¿Dónde están todos esos empleados públicos ahora?  No lo he podido averiguar, quizá algún lector extremeño nos pueda ilustrar. Pero puestos a apostar, apostaría a que siguen en sus nuevos organismos de adscripción, a diferencia de los profes interinos, pero sin trabajo, una vez que  en la Junta de Extremadura se les ha acabado la imaginación, a la par que el presupuesto como se puede ver aquí.

 

Los grandes números, aquí los tienen en este post de Nada es Gratis.  Así, el capítulo I, es decir, los gastos de personal en los austeros Presupuestos de este año  aumentan un 1,32% respecto del presupuesto inicial del año 2011 y caen un 0,26% sobre el ejecutado.

Sin comentarios.

 

Puede recibir notificaciones de nuevos comentarios a esta entrada a través de RSS 2.0 Puede responder, o trackback.

12 Respuestas

  • Luis Fernandez says:

    Estoy de acuerdo con la reflexión que hace Elisa de la Nuez. Es verdad que, para ser del todo rigurosos, la presencia de asesores políticos en los gabinetes de los ministros es lo que contribuye a respetar más el carácter técnico de los funcionarios. Pero eso se mezcla y confunde con el “reparto de cargos” y el “pago a los servicios prestados” que señala el artículo.

    El problema de fondo es que nos hemos acostumbrado a ver con desconfianza el papel de los políticos, a fiarnos cada vez menos de lo que dicen y hacen. Por ejemplo, aquí en España estamos asistiendo atónitos al incumplimiento uno detrás de otro de los compromisos electorales del PP. Pero es que en Francia, probablemente hoy van a elegir a Hollande sin que apenas se sepa qué piensa hacer. Y la gente se lo traga sin chistar. Recomiendo a este respecto, un artículo que acabo de leer y que me ha gustado mucho. Se titula “Elecciones francesas: ¿es Hollande el cambio necesario?” y lo podéis ver en el blog http://www.otraspoliticas.com

     

  • Páradox says:

    Este gobierno tiene pánico a las manifestaciones sociales de descontento, y así no se pueden hacer las reformas y el cambio radical de las estructuras del país que se neceita. Antes de las elecciones pronostiqué que si el gobierno entrante no tenía barricadas en la calle todos los días es que estaría fracasando. Y ya lo estamos viendo.
    Por supuesto que no sólo es cuestión de coraje y de conviciones, y que lo que más pesa es el instinto (primario) de conservación de la casta política. Pero la falta de valor (reflejo de insuficientes principios morales) también es un factor.

  • Perplejo says:

    Lamentablemente, tal y como están las cosas el bisturí no es suficiente. No basta con dejar de contratar empleados públicos, o incluso con despedir algunos, esperando a que pase la crisis y se recupere la recaudación para volverlos a contratar. Este modelo de Estado es estructuralmente insostenible, y la única solución es aplicar la motosierra. Y si el ritmo es el de retirar la competencia autonómica sobre un par de cuencas hidrográficas cada viernes, entonces se terminará la legislatura sin que nada haya cambiado, ninguno de los partidos mayoritarios obtendrá mayoría absoluta y volverán a caer en manos de partidos nacionalistas con exceso de representación en el Parlamento.

    Hay que aplicar la motosierra a la Ley Electoral.
    Y a las competencias autonómicas
    Y a la floresta legislativa autonómica
    Y a la estructura de Entidades Locales

    Si no se hace, la reducción del déficit será meramente coyuntural, con cargo a los presupuestos de los servicios públicos, que volverán a expandirse en cuanto se acerquen las elecciones, mientras que el gasto estructural de un modelo de Estado que no sirve eficientemente a los ciudadanos permanece intacto

    • Páradox says:

      Perplejo, tienes toda la razón.

    • Penny says:

      Perplejo:

      La idea de que los partidos nacionalistas están sobrerrepresentados por la actual ley electoral está muy extendida, pero no se ajusta a la realidad. Su porcentaje de escaños suele estar próximo a su porcentaje de votos

      El sistema electoral vigente perjudica a los partidos medianos con una dispersión geográfica del voto importante (IU, UPyD) y beneficia a los grandes partidos

      Esta entrada te puede resultar de interés 
      http://www.fedeablogs.net/economia/?p=12290  

      Un saludo 

  • Federico Cárdenas says:

    Totalmente de acuerdo Elisa.¿ Porqué en las grandes empresas si hay crisis hay que ajustarse vía salarial o vía plantilla como un acordeón y en la vida pública permanecer totalmente inmóviles? Desde luego no es el púlpito para dar ejemplo….

    Ante el mismo tamaño de lo público habrá que preguntarse después y de dónde lo sacamos para seguir financiándolo (conste que respeto al Consejo de Estado y su labor, pero seguir teniendo 33 miembros en épocas de bonanza como en épocas de vacas flacas, a mí me parece un exceso, sobre todo cuando muchos de sus miembros yá cobran de otras labores….)

    Gracias     

  • Lucas says:

    No sé si tuvisteis la ocasión de ver un reportaje de A3 sobre gastos superfluos; me dejó patidifuso ver el número de cochesoficiales que hay en España y quien los usa. Cómo es posible que se empleen por los directores generales y concejales? Pero es que nadie controla nada? Es que nadie tiene decoro en este pais? Qué hace, por ejemplo, el DG de planificación hídrica o el de vivienda con coche oficial? Para qué? Porque ademas del coche en si mismo, están chofer -otro empleo público- gasolina y mantenimiento. Alegría!! Como dijo aquella el dinero público es público porque no es de nadie 

  • robespierre says:

    Yo no he visto el reportaje, pero he leído el libro que cita Elisa “la casta autonómica” de un par de periodistas intrépidos que se han dedicado a patearse la España de las autonomías y se han quedado igualmente patidifusos con la información que han recopilado. Pongo el enlace por si alguien más quiere chutárselo y luego venir a desahogarse en el blog.No apto para espíritus sensibles.
    El subtítulo “La delirante España de los chiringuitos locales”.
     http://www.esferalibros.com/libro/la-casta-autonomica/

  • Gracias a todos por los comentarios, y perdón por las erratillas en el post, producto de la precipitación y casi la indignación con que a veces escribo…-)
    Desconozco que no sé si es cierto lo que se dice en este artículo ni como se hace el cálculo, pero dejo aquí este dato por si alguien lo puede confirmar o rebatir, porque me parece muy interesante:  cada puesto de trabajo improductivo en el sector público destruye 2,8 puestos de trabajo en el sector privado. Y cada puesto de trabajo público eliminado permitiría crear 2,8 puestos de trabajo en el sector privado
     http://www.cotizalia.com/opinion/disparate-economico/2012/05/07/rajoy-no-da-la-talla-de-las-mentiras-al-deshonor—-6984/

  • Pere Maneiro says:

    Delirante escuchar al Sr. Pedro Swartz despotricar contra el Estado, lo público y los funcionarios cuando él no es más que un parásito de lo mismo que critica.

  • Rafa Lodeiro says:

    Dense una vuelta por la Diputación de Orense y verán que hay 13 bedeles para una silla. Y sí, por lo visto han aprobado una oposición. Qué cosas. Mientras tanto, el culpable de eso y muchas cosas más, como ayuntamientos de 400 habitantes con gastos de un millón de euros al mes sólo en sueldos, se despide tocando el trombón y riéndose de todo el mundo, soltando cosas como “no sois empleados de la diputación, sois MIS empleados” y demás barbaridades. En un país normal, digo yo que entraria la policía y se lo llevaría en el acto, con trombón y todo.

  • robespierre says:

    Rafa Lodeiro el caso de la Diputación de Orense es muy conocido, por lo menos se cita también en el libro “La casta autonómica” como un maravilloso ejemplo de la colocación de familiares y amigos, lo que ya me asombra es que se jacte el colocador de haber dado empleo con tanta alegría a tanta gente. Y además en forma de bedeles, uno de los empleos más necesarios para cualquier Administración que se precie en los tiempos que corren!! No dude en mandarnos más noticias al respecto.
    Yo también quiero contribuir con una joya del día, el edil Pedro de Armas del Partido Nacionalista de Lanzarote (si, lo han leído bien) que lleva unos meses de viaje en un velero y carga los gastos de su móvil al Ayuntamiento de Arrecife, donde parece que por lo demás nadie le ha echado en falta para las importantes tareas que sin duda realizaba entre viaje marino y viaje marino. Además el tío cuelga sus fotos marítimas en Facebook para solaz, me imagino, de los contribuyentes. Eso sí, ha prometido devolver el dinero…del móvil. Al parecer no se le ha ocurrido devolver el sueldo, ni ya puestos, suprimir el puesto, el consistorio y el Partido Nacionalista de una tacada. A este paso los del Mundo today van a tener a poder competir con la prensa “seria”. 
     http://www.elconfidencial.com/espana/2012/05/09/un-concejal-canario-lleva-cinco-meses-de-crucero-por-el-caribe-y-sin-pisar-su-despacho-97632/



Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

 Caracteres disponibles (400 palabras aproximadamente)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *