Valor de Ley. Nuestros políticos y el largo plazo.

Uno de los (muchos) parecidos entre el partido hoy gobernante y el anterior es esa fe casi supersticiosa en que los problemas se resuelven promulgando Leyes (o Decretos Leyes). Claro es que si los socialistas legislaban sobre los derechos del gran simio o la represión del lenguaje presuntamente machista, éstos parecen más preocupados por cuadrar cuentas, que ya es un avance. Pero ambos parecen considerar que lo que de verdad importa es alumbrar una ley para cada problema. Que se acierte en atacar la raíz de los problemas, establecer mecanismos eficientes de resolución o incluso asegurarse de que la norma se va a ejecutar y cumplir parece no tener para ellos tanta importancia.

 

Si vemos algunas noticias recientes, no resulta difícil relacionarlas y sacar algunas conclusiones. El lunes leo que la generalidad de los ayuntamientos van a afrontar el problema de sus déficit, a lo que les obliga la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, no con ajustes en el gasto corriente sino con subidas de impuestos. Y el martes, que España ya está en el “top five” de países con impuestos más altos  de la UE. Al parecer, sólo Bélgica, Francia, Dinamarca y Suecia nos superan… por ahora. Y si esa fiscalidad “sueca” se traduce en excelentes servicios públicos en esos países ¿Qué está obteniendo a cambio el sufrido contribuyente español?

 

Durante años ha sido evidente el disparate de que los ayuntamientos estuvieran usando unos ingresos extraordinarios y necesariamente sujetos a caducidad, los derivados del proceso urbanizador del boom inmobiliario, para engordar con organismos, personal y servicios que suponían gasto corriente indefinido. Supongo que esa evidencia tampoco se ocultaba a generalidad de la clase política. Sin embargo, con manifiesta irresponsabilidad, decidieron que sólo importaba el corto plazo y ganar elecciones. Por toda la geografía española los alcaldes se habían acostumbrado a ser como los Reyes Magos de las cabalgatas, repartiendo caramelos a discreción en forma de empleos, servicios y regalías, mientras recibían aclamaciones. Sin recibir por ello el más mínimo reproche por parte de los líderes nacionales de sus partidos. La cosa, al parecer, ni ocupaba ni  preocupaba a la clase política nacional. ¿Recuerdan ustedes si ello fue alguna vez objeto de un debate parlamentario de la entidad que el problema merecía?

 

Recuerdo haber pensado que la única forma de afrontar esa patología cuando el problema se manifestara en toda su crudeza iba a ser un duro régimen de adelgazamiento, una fase de dificultades para perder toda la grasa sobrante acumulada. Los Reyes Magos, empapados por un baño de realidad, tendrían que bajarse de sus camellos para quitar a los niños sus caramelos, y cambiar las aclamaciones por abucheos. Pero tal pronóstico ha resultado no solo optimista, sino una auténtica ingenuidad: la gravísima situación no ha vuelto a nuestros políticos locales más responsables.

 

Si algún alcalde estuviera enfrentándose de verdad al problema, al futuro a largo plazo y, en definitiva, a una planificación de un bienestar duradero de sus vecinos, tendría que haber agarrado el toro por los cuernos y estar enfrentándose a la cólera de los inevitables damnificados. A pintadas y protestas de mucha gente a la que necesariamente va a costar admitir que no pueden seguir subsistiendo del presupuesto o favoreciéndose de servicios que ya no se pueden pagar.

 

En vez de eso, que les resulta sin duda incómodo, nuestros próceres locales han decidido seguir cargando con la grasa a costa de subir los impuestos, hasta que el cuerpo (electoral) aguante. Una huída hacia adelante hasta que la realidad se les caiga encima con todo su rigor. Y a nosotros también.

 

Desde un blog jurídico como éste, ante esta al parecer inevitable deriva de la clase política local y la inexistencia de incentivos correctores, podemos echar de menos normas que hubieran prohibido, por ejemplo, destinar los ingresos municipales extraordinarios a gastos corrientes, o a inversiones que exigieran tales gastos corrientes en el largo plazo. Tal regla sería todavía bienvenida, a pesar de que el mal esté ya hecho y vayan a pasar muchos años antes de que esos ingresos extraordinarios se vuelvan a ver. Pero en su día contra una iniciativa así hubieran clamado sin duda algunos defensores de la sacrosanta autonomía municipal, como hay quien todavía clama contra cualquier intento de disciplinar el gasto regional, aunque cada vez menos porque algo de vergüenza ya les debe estar dando. Pero en cualquier caso, como conocemos el percal y vamos siendo viejos, pocas dudas tenemos de que tales limitaciones, como otras de la Ley Reguladora de Haciendas Locales  se habrían incumplido con pocas consecuencias. Que ya sabemos que las leyes aquí no rigen igual para contribuyentes y contribuidos.

 

En cualquier caso, nuestros dirigentes nacionales siguen ignorando el problema. Al parecer, todo va a ser resuelto por la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria por el simple hecho de existir. Pero ¿Alguien se cree que vayan a aplicarse las sanciones previstas contra ayuntamientos incumplidores?

 

No es de extrañar que el Gobierno nacional se comporte así cuando está haciendo exactamente lo mismo en su ámbito de responsabilidad. Nuestro equipo de gobierno todavía no ha sido capaz de sacar conclusiones del impresionante aumento de la prima de riesgo desde que el proyecto de presupuestos optó por el ajuste por vía de subir impuestos y de recortar inversión e investigación, es decir, de cercenar el crecimiento futuro, y todo para no tener que recortar gastos corrientes. Es decir, para no tener que enfrentarse a protestas incómodas. Sostenella y no enmendalla, el proyecto sigue su curso sin que se haya tocado una coma. Desperdicia así, de nuevo, el camino del sacrificio hoy y la esperanza para mañana, que la mayoría de la población estaría dispuesta a comprender, sobre todo si alguien desde el Gobierno se toma la molestia de explicarlo.

 

Como bien nos explica Jesús Sánchez Quiñones aquí, el problema ya no es la reducción del déficit para el año que viene, sino que el plan de reducción ha de seguir al menos hasta el 2012, y no sólo ya no van a poder hacerse esos recortes fáciles en inversión, porque no va a quedar nada que recortar, sino que con ellos se cierran también caminos de futuro. Como bien dice este autor, “Si España quiere cumplir su Programa de Estabilidad 2012–2015 inevitablemente tiene que redimensionar el sector público y aplicar reformas profundas de la Administración. No es cuestión de pequeños ajustes, sino de cambios radicales, incluso en la estructura actual del Estado”. Y de eso, por ahora, nada de nada

 

Con tan pobres mimbres, sin embargo, Guindos tiene la desfachatez de acudir a Europa a implorar ayuda del BCE con el argumento de que el Gobierno ya ha hecho “todas las reformas” y ahora le toca a los europeos ayudar. Cuando esa reforma fundamental, la de las administraciones públicas, ni ha comenzado. ¿O conocen ustedes a muchos organismos públicos desmantelados y empleados de los mismos despedidos?

 

Pero para vender esa burra nuestros dirigentes tienen un grave problema de credibilidad. A los centroeuropeos ya les han engañado los griegos, y ahora es bastante más difícil. Leemos también hoy que Instituto IFO de Munich, uno de los think tank más influyentes de la Unión Europea desaconseja cualquier tipo de ayudas, sea vía compras por el BCE, sea a través de los Eurobonos. Consideran con buenos motivos que “sólo una política restrictiva de rescate dará a los países más endeudados incentivos para reducir su gasto público y mejorará su competitividad a través de los precios y de los salarios”.

 

De hecho, esa presión que los acreedores externos y los líderes europeos pueden ejercer sobre los responsables políticos españoles es casi la única esperanza de reformas verdaderas. Y lo que ha provocado las escasas que hasta la fecha se han dado, como la laboral. Cito un artículo de McCoy en El Confidencial: “La única manera que los ‘rescatadores’ tienen de presionar para que esto ocurra es dejando que se hunda nuestra renta fija soberana, negando cualquier auxilio por el camino. Encarecer la financiación para provocar una reacción. Ahí fuera entienden mal la manera en que nuestros gobernantes se empeñan en llevar a España al matadero. El porqué, sabiendo lo que tienen que hacer, no lo hacen. Su facilidad para defraudar expectativas sistemáticamente y quedarse cortos. Su incapacidad de comprender que la tolerancia a la frustración de los ciudadanos tiene un límite. El tiempo les ha demostrado que solo llevando a profesionales de la política, como los que rigen nuestro destino, a situaciones extremas pueden extraer de ellos un deje de estadistas, un atisbo de algo que sea duradero y vaya más allá de la siguiente elección. Desgraciadamente son los mayores acreedores de nuestro país, están en su derecho. Lo triste es que, como a los peores morosos, nos tengan que apretar así. ¿No creen?”

 

Lo verdaderamente sorprendente es que todas estas cuestiones están absolutamente ausentes del debate político de nuestros partidos mayoritarios, no digamos ya de los nacionalistas. Parecen sentirse más cómodos discutiendo de sus problemas de cartón piedra, de espaldas a la realidad. No ya el muy largo plazo, sino toda esa montaña de problemas que amenazan a la vuelta de dos o tres años parecen no existir. Si en algo pueden ponerse de acuerdo es en mantener su ficción a salvo de la realidad.

 

Hay, no obstante, ya algunas voces discordantes que advierten que “el Rey está desnudo”, y dónde están de verdad los problemas. No es de extrañar que los que quieren, como decía el Príncipe de Salina retratado por Lampedusa, cambiarlo todo para que todo siga igual se pongan nerviosos al escucharlos.

 

Señores, no se puede hacer tortilla sin romper les huevos. A ver si se enteran de una vez.

24 comentarios
  1. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Fernando, tienes más razón que un santo. Que vayan por ahí diciendo que “ya lo han hecho todo” cuando han dictado unas cuantas leyes, o para ser más exactos, una ley y un montón de decretos-leyes (ya hablaremos de la extraordinaria y urgente recurrencia a a esta figura normativa) q que tienen toda la pinta, empezando por la de Estabilidad presupuestaria, de ser papel mojado, clama al cielo.
    Que los ciudadanos, aunque muchos les hayan votado, no son tan tontos. Aquí no se ha tocado nada de lo que afecta a la clase política, y lo que nos está arruinando a nosotros y a nuestros hijos y al paso que vamos nietos.
    Aquí tienen el post de Luis Garicano en Nada es Gratis sobre el mismo tema: !Pero como va a estar todo hecho!
     http://www.fedeablogs.net/economia/?p=22250

  2. Paco Moreno
    Paco Moreno Dice:

    Bastante cierto. Pero no es posible esperar mucho más de quienes (los políticos) consideran que la Ley es un instrumento de unos (ellos) para obligar a otros (nosotros). Las leyes para cada caso concreto a las que se alude en el texto principal.
    Esa mecánica va contra dos principios básicos; El de igualdad y el de Seguridad Jurídica.
    Ningún político piensa, ni por asomo, que a él se le vaya a aplicar una ley restrictiva. Ya encontrará la manera de evitarlo.
    Aunque es el primer artículo del blog que leo, me he dado cuenta que tengo que seguirlo más. A ver que encuentro de relativismo normativo, y a ver si leo algo de ciencia jurídica, que ya estoy algo harto de tanto positivismo.
      
      

  3. sitogr
    sitogr Dice:

    Muy buen artículo Fernando. Últimamente cansa mucho el escuchar “ya hemos hecho todas las reformas”, cuando como decís ni siquiera han empezado. El estado tiene todavía mucha grasa que cortar y Europa y nuestros prestamistas-acreedores lo saben. Falta fijar prioridades y un programa de Gobierno, claro, realista e invariable. Todavía hay políticos que rezan porque esto pase rápido y se ahorren hacer ciertas reformas que no les apetece abordar, cuando no. No va a escampar, es un cambio de régimen y o se abordan o las abordarán por ti. Además no se dan cuenta que les hace más impopular hacer los recortes a la ciudadanía sin recortar entes y organismos públicos, Senado, Diputaciones, fusión de ayuntamientos… Que recortar en todo y preferentemente en lo superfluo. No comprendo como prefieren una oposición ciudadana a una oposición de sus propios compañeros políticos. Ellos no les van a votar en las elecciones. Con lo cual o lo hacen o de lo contrario se disgregará el voto como en Grecia o vendrán los tecnócratas y lo harán.

    Estamos en un cambio de régimen, todo lo anterior no vale, y como dice Sala i Martin y anoche explicaba Guillermo Dorronsoro, hay que empezar el estado desde cero y mirar para el futuro. 

    Hoy hace un artículo también en el mismo sentido y bastante duro y necesario Roberto Centeno. 

    http://www.cotizalia.com/opinion/disparate%2Deconomico/2012/05/28/del%2Dfrankenstein%2Dautonomico%2Dy%2Dfinanciero%2D7069/

  4. Silvia Ostolaza
    Silvia Ostolaza Dice:

    Es un buen artículo, claro y meridiano pero te olvidas que España es un país de aficionados políticos pagados que no ocupan su puesto por vocación sino por el salario que ellos mismos determinan. O son indecentes o su decencia les lleva a querer contentar a todos; o son kamikaces o cobardones y reculones. Nos dicen que las cosas van mal, legislan los sacrificios de los demás, cambalechean los que siguen a los que les precedieron, y a estos los que vendrán. Pero el silencio de todos nosotros les avala mientras  nos permitirnos el lujo de esperar un nuevo Mesías.

  5. robespierre
    robespierre Dice:

    Totalmente de acuerdo en que hay que empezar desde 0, el presupuesto y todo. Como en la transición, necesitamos que esta casta politica de quinta se quite de en medio como no parece que lo vayan a hacer ellos solitos necesitamos a la UE. Lo saben y por eso se resisten como gato panza arriba, e insisten en que ellos ya han hecho todo lo posible y todas las reformas. Si, claro, las que suponen recortes para los ciudadanos. Para ellos ni han empezado, no  se ha tocado nada de sus chiringuitos! Nos dicen que sí, que sí, como bien dice el post, pero es mentira, es para que nos callemos  Menuda desfachatez.  

  6. robespierre
    robespierre Dice:

    Y muy bueno el video de Toni Cantó, muy interesante que para oír a un parlamentario decir la verdad tenga uno que esperar a que llegue alguien de la calle (lo digo en buen plan) y además actor al Congreso. Parafraseando a León Felipe, cualquiera vale para diputado, cualquiera menos un diputado. 

    • sitogr
      sitogr Dice:

      Propuestas hay por doquier. Este blog mismo ha propuesto muchas cosas, como por ejemplo recuerdo el post sobre los recortes lineales de Elisa, y otros muchos más. Sala i Martin también ha hecho un post sobre medidas a tomar. El blog de FEDEA aburre de tantas propuestas. El Blog Salmón ha hecho una consulta pública. Daniel Lacalle, Roberto Centeno, McCoy, Jesús Arroyo, José Carlos Díez, … Todos ellos son renombrados economistas y todos proponen en sus blogs otras medidas, qué se puede hacer, qué se propone, cómo solucionar esto. Llevo meses leyendo mucho sobre economía y eso que soy jurista, pero dada la situación creo que estamos viviendo un momento histórico y quiero ser consciente de ello. Y todos los mencionados (y seguro que otros muchos más muy recomendables que podéis añadir) llevan meses proponiendo medidas, soluciones, criticando actuaciones,  y anunciando que es lo que va a venir encima si no se hacen las cosas. 

      Pues ninguna de las medidas propuestas, de las que se critican, se analizan, etc. se toman. Es más, se adoptan las totalmente contrarias. Cada día veo a más gente consciente de la situación, gritando medidas muy coherentes, lógicas, de sentido común (si es que no es más que eso muchas veces), y no se toman. Es como si arriba estuvieran sordos. 

      Y que conste que no soy pesimista, pero creo que estamos ante un cambio de régimen, todo esto ha de salta por los aires, y cuanto antes ocurra antes saldremos y mejor. Hay mucha gente que lo está pasando mal, pero más se perdió en Cuba. La crisis pasará, el empleo   llegará (aquí o fuera), estos políticos y los otros se irán, y puede ocurrir de todo, que el mundo no se acabará.

      Un saludo.  

  7. Curro
    Curro Dice:

    Creo que estamos de acuerdo con Fernando la gran mayoría de los españoles, con la sola excepción de los nacionalistas irracionales. Incluso la casta política ha de ser consciente de ello. Cuestión distinta es que no estén a la altura de las graves circunstancias. Enhorabuena por el post.

  8. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Y con la que está cayendo, a qué espera el Gobi erno pasa salir a explicar cuál es la situación y qué medidas radicales se van a tomar? Esto huele a fin de régimen, y si no viene desde dentro tendrá que venir desde fuera.

  9. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Pues parece que va a venir desde fuera. En cualquier caso, acabo de llegar “de fuera” y me temo que parece que está claro, no hay confianza en el Gobierno español y la desastrosa comparecencia del sr. Rajoy el lunes acabó con la poca que quedaba. Y es que una cosa es hablar a los propios, entre aplausos y genuflexiones (habitualmente en la propia sede del PP, para mayor comodidad) y otra muy distinta hablar a unos acreedores que no tienen nada claro que les vayas a pagar.   

  10. Jeremías Cohen
    Jeremías Cohen Dice:

    Todas las noticias parecen ir en esa misma dirección: el Banco Central Europeo se niega a apoyar la deuda española para que la dramática situación nos lleve a unas reformas que son imprescindibles. Debajo de tanta noticia espectacular hay un regateo en que nuestra clase política se juega su futuro.

  11. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Muy recomendable éste artículo de González Quirós, en este misma línea. El Gobierno sigue, sin propósito alguno de enmienda, sin querer hacer las reformas necesarias, y pidiendo ayuda al exterior. En contra de toda evidencia creen que este tinglado que hunde nuestra economía puede salvarse sin siquiera asumir responsabilidad alguna. Veremos lo que les dura, pero todos lo vamos a pagar.

    • sitogr
      sitogr Dice:

      Buen enlace Fernando. Y aprovechando ya que habla lo de la Carta de Rajoy. 

      Carta? En serio? Barroso, Rajoy y Van Rompuy no tienen email? Quién escribe cartas manuscritas hoy en día? Tiene que existir una empresa pública en pleno siglo XXI que mande cartas o paquetes? Pues yo creo que no…

  12. robespierre
    robespierre Dice:

    Parece que ya han calado a nuestra irresponsable casta política, que escribe cartas y no muy finas precisamente para que le saquen las castañas del fuego y seguir gobernando como si nada. Si no saben arreglar los problemas, o gobierno de coalición o elecciones, Pero estos se van a dejar intervenir a cambio de no hacer ni una cosa ni otra. A nuestra costa, claro.

    • sitogr
      sitogr Dice:

      Pero Robespierre la intervención nunca es a cambio de nada. Por eso estoy seguro que se harán y si España es rescatada, tendrá que hacerlas la troika. Sólo recemos (y hagámosles ver cuáles son necesarias, aunque creo que ya lo saben) para que acierten y quiten grasa y no músculo asfixiando al ciudadano medio. 

      Y es que si este Gobierno se cree que los rescates son gratis o van a seguir en el poder, se equivocan. Por mucho que digan que no cerrarán Cajas, las cerrarán. O ellos o Europa. Tampoco España o sus bancos iban a ser rescatados y ya llevamos un rescate, a ver el segundo. Y tampoco iban a venir los Men in Black y ya están aquí. 

      Y es que esto consiste en una máxima tan sencilla coml ésta: “Quién paga, manda”.  

  13. sitogr
    sitogr Dice:

    Más actual que nunca es este discurso de Fuentes Quintana, Ministro de Economía con UCD en 1977 en plena Transición, sobre el déficit, el paro, la estabilidad presupuestaria… 

    Hay que mirar de dónde venimos para saber a dónde vamos y lo que vivimos ya ha sido inventado y está en la Historia. Este discurso memorable es un ejemplo de política y de valentía, de que a los españoles no hay que mentirnos y estamos preparados para la verdad y para luchar por duro que sea, es un ejemplo de lo que tenía que haber hecho Rajoy o debería hacer con “esa hoja de ruta” que dice De Guindos que hay pero que nadie conoce. Si se ha votado mayoritariamente al Gobierno ha sido para tomar decisiones por duras que sean, no para esconder la cabeza y pedir ayuda exterior y favorecer a los mismos de siempre. 

  14. robespierre
    robespierre Dice:

    Políticos como Fuentes Quintana ni hay ni se les espera. Mientras tanto, el sr. Rajoy es el hazmerreir de la prensa internacional. Vean también el tonillo chulesco en su contestación a la sra Diez, en este video:
    http://www.huffingtonpost.es/2012/06/13/rosa-diez-a-mariano-rajoy_n_1592378.html 

    Y mientras tanto, siguen corriendo como pollos sin cabeza.
     http://www.elconfidencial.com/espana/2012/06/14/el-fantasma-de-la-prima-presiona-al-pp-para-que-rajoy-y-la-vicepresidenta-den-la-cara-100049/

  15. sitogr
    sitogr Dice:

    Ya decíamos que Rajoy tendría que tomar medidas o las tomaría Europa. Al final las ha tomado obligado por Europa y el MoU. 
     
    Esperando a analísis más sosegados, y a pesar del craso error a mi parecer de subida IVA o eliminación paga extra a funcionarios, hay medidas que comienzan a parecerse a lo que se ha reclamado por estos lares: reducción pagas y sueldos diputados y senadores, eliminación concejales, integración ayuntamientos en Diputaciones, homogeneización sueldos alcaldes, recorte subvenciones sindicatos y partidos políticos, eliminación empresas públicas, cierre cajas-bancos no rentables, independencia Banco de España y más control y supervisión financiera …
     
    Son cosas que hace unos meses hubieran sido inimaginables. Además el Gobierno y la oposición se han ofrecido a pacto de Estado… Esperando a mañana analizarlas en detalle, y ver en qué queda todo, creo que comienzan a verse los resultados de la movilización ciudadana. Todavía queda mucho por hacer. 

  16. robespierre
    robespierre Dice:

    Me temo que soy mucho menos optimista que Sitogr. Aquí se han hecho los recortes que dice el MOU pero solo los que afectan a los ciudadanos, la estructura del gasto público y del Estado elefante sigue sin tocarse. Prefiero fusión de ayuntamientos a bajar número de concejales, y prefiero supresión de diputaciones que nadie elige y donde hay auténticos reductos de caciques, como la afamada diputación de Oursense, donde reina el cacique Baltar y familia, o la de Castellón, del cacique Fabra y la suya. No me ha convencido nada, pienso que todo es un enorme fracaso y que esto no ha hecho más que empezar. 

  17. Raquel
    Raquel Dice:

    Completamente de acuerdo.
    Sobre Leyes no tengo ni el conocimiento ni el atrevimiento para opinar. Pero como ciudadana que ejerce el derecho al voto y contribuyente al sistema del “malestar” exijo al Gobierno, que el dinero, vía impuestos coactivamente establecidos, sea gastado de manera efectiva. Pero para que eso ocurra, tiene que haber una profunda reestructuración de la Administración, empezando por los propios políticos. Cuando los ciudadanos veamos cambios, entonces volverá la confianza hacia el Estado de Derecho, fundamental para poder después exigir al ciudadano unos ajustes necesarios en esta situación. Leyes sí, pero aplicables a todos por igual, la misma Ley aplicada por distintos jueces a distintos imputados, da lugas a distintas sentencias. ¿Realmente necesitamos tantas Leyes? La única que no han sigo capaces de hacer es una Ley Anticorrupción Política.
    Mientras no haya un gran cambio en la conducta política de este país, no habrá soluciones. La recaudación impositiva seguirá en manos de malversadores de fondos públicos controlando nuestro dinero…

Los comentarios están desactivados.