La Carta Abierta al Presidente del Gobierno por la Reconversión del Estado.

En este blog han sido innumerables los llamamientos que muy diversos autores han hecho para una mayor madurez y la consiguiente participación de la sociedad civil en los asuntos públicos. Como dijo Napoleón respecto a la guerra y los generales, las cuestiones de interés general son demasiado importantes para dejarlas totalmente en manos de los políticos. Esta regla general se hace especialmente necesaria en momentos críticos de profunda crisis económica e institucional, como le ocurre ahora a España. Máxime cuando la clase política se está configurando como una oligarquía demasiadas veces más atenta a sus propios intereses que a los de la nación, y por ello renuente a cualquier reforma que pudiera cuestionar su estatus dentro del sistema.

 

Este mismo domingo, Elisa de la Nuez, recogiendo también ideas de Alberto Gil, nos daba algunas pistas sobre iniciativas que se podrían desarrollar, y los instrumentos a utilizar. Una iniciativa de ese tipo es la que está desde hace pocos días en la red, la carta abierta al Presidente del Gobierno para una Reconversión del Estado (www.reconversion.es), promovida por  varias importantes personalidades de muy diferentes ideologías, y para la que se solicitan adhesiones individuales.

 

Se puede o no estar de acuerdo con el contenido. Pero lo que no es de recibo es ese manto de silencio que, a pesar de la relevancia de los promotores, la mayoría de los medios de comunicación han echado sobre esta iniciativa.

 

Que una clase política partitocrática con tendencia al autismo y a una miope defensa de su condición haya recibido la iniciativa con hostilidad, incluso a veces sobreactuada  puede ser comprensible. Pero que además se ejerzan presiones sobre los medios para que ejerzan esa especie de censura  consistente es el ostracismo informativo resulta intolerable.

 

Esta misma semana Ramón Marcos nos hablaba de la excesiva dependencia entre Administración y empresas, y cómo ganarse apoyos políticos era una práctica habitual para hacer negocios. No queremos pensar que esto les esté ocurriendo también a algunos medios que están pasando apuros económicos, máxime con tanto banco nacionalizado al que se puede acudir en busca de crédito.

 

Tales presiones, sin embargo, no van a ser suficientes. Si en otros tiempos las diversas formas de censura se burlaban con publicaciones clandestinas, ahora este bloqueo se va a eludir con esas potentes armas que las nuevas tecnologías han puesto al alcance casi de cualquiera. Efectivamente, parece que contra viento y marea las adhesiones al manifiesto, gracias a internet y a las redes sociales, continúan de forma creciente.

 

Hoy, no sin advertir que, aunque no he tenido nada que ver con su génesis, yo sí he expresado mi adhesión, me voy a permitir el invitarles a leer el manifiesto. Y, si y solo si están conformes con su exposición y objetivos, les pido también que se adhieran. E incluso, aunque no estuvieran de acuerdo, y como forma de rebeldía social frente a este intento de manipulación del poder político y de los medios a él sumisos, les voy además a sugerir que lo difundan.

 

No falta quien manifiesta reservas por antipatías personales con alguno de los promotores. Frente a ese argumento, creo que lo importante es el contenido y los fines declarados. Otros han aludido al hecho de que entre los promotores hay personas que han formado parte de ese establishment que tan a la defensiva está reaccionando. Pero yo creo que es precisamente la existencia de tales disidentes la mejor prueba de la necesidad de las reformas que se proponen. Sin duda ese elemento “quintacolumnista” puede ser determinante para el éxito de la iniciativa.

 

Como nos ha recordado esta semana Fernando Savater  citando a Paolo Flores d’Arcais, “la ciudadanía no es un derecho adquirido en el que reposar, sino una permanente exigencia de militancia… lo cual contraviene nuestros tiempos abúlicos, en los que muchos despotrican pero pocos están dispuestos a sacrificar algo de su comodidad en informarse a fondo y reunirse con otros para reivindicar los cambios necesarios”.

 

Es preciso que la decepción e incluso la legítima indignación de tantos ciudadanos no les lleve a un fatalismo resignado, sino que pueda traducirse en acciones colectivas, como la referida en este post, que tengan una posibilidad de influir de verdad. Como decía el artículo de Francisco Sosa Wagner publicado también esta semana en El Mundo, que los pocos solistas que hoy tararean se conviertan en un coro que inunde el escenario.

20 comentarios
  1. JJGF
    JJGF Dice:

    Patética Élvira Rodriguez, intentando limitar los derechos de los ciudadanos a reunirise, expresarse y tomar iniciativas.

    Y eso que pasa por ser del sector moderado y más cualificado del PP. Mejor no pensar en el otro sector, menos dialogante y con menos formación. Solo le hubiera faltado escupir a Ortega Lara.

    Ya sabemos una cosa. Si las nombran Pte. de la CNMV no será de extrañar ver que usa esos mismos criterios sectarios en su labor supervisora. Que esta operación toca a mi otrora compañero…archivemos el expediente. Que esta operación no afecta a nadie del partido, cúmplase la ley como es debido en un estado de derecho….

    Argumentos de quita y pon. Políticos de tercera.   

  2. Javier Oñate Cuadros
    Javier Oñate Cuadros Dice:

    Yo también he firmado el manifiesto. Al fin y al cabo propone una “hoja de ruta” concreta con final abierto y por tanto, sujeto a negociación o como se dice ahora, “diálogo”:

    DIAGNÓSTICO:

    – Estamos ante una crisis sistémica cuya solución no pasa por una simple mejora, por importante que sea de la gestión. 

    – La estructura del estado es inadecuada, parte y causa fundamental del problema.

    – Hay que cambiar radicalmente esa estructura lo que precisa un nuevo acuerdo constitucional entre los dos grandes partidos.

    – El PP, puesto que es el partido del Gobierno, es quien debe abrir el proceso.

    – Si el PSOE se niega el PP debe seguir adelante y convocar un referendum consultivo para pulsar la opinión de la ciudadanía.

    A mí me parece muy razonable.                

  3. Purgandus Populus
    Purgandus Populus Dice:

    Lo que tenemos que hacer ahora es unirnos todos, de diferentes tendencias, hacia un proceso de reforma política. A ver si convencemos a Colectivo Burbuja, a Asociación Democracia Real Ya, … y nos unimos

  4. robespierre
    robespierre Dice:

    Solo ver la histérica reacción de Elvira Rodriguez es motivo más que suficiente para firmarlo.

  5. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Vale, lo firmo; pero sin esperanza.
    Creo sería mejor, en vez de firmarlo “digitalmente” , que lo firmásemos en hojas de papel físico. Suavecitas. Así al menos la clase política y “los que son álguien” lo destinarían a “otros usos” y serviría para algo.
    ¿A referendum las CCAA? ¿Para “fortalecer la unidad nacional”? Bueno, no creo que yo sobreviviese a semejante alegría. No lo verán mis ojos.
    En fín, así podré decir en un cercano mañana a mis nietos, mientras rebuscamos juntos en los cubos de la basura de los “fashion”, peleándonos con los inmigrantes y usando tuppers comprados en los chinos: yo protesté por medios democráticos…
     

  6. Jose A.
    Jose A. Dice:

    Me adhiero a esta iniciativa. Me parece bien intencionada e ilusionante para regenerar esta democracia corrompida por una mafia de partidos anquilosados

  7. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    No queda otra, como ya escribisteis algo de vosotros en otro artículo si la sociedad civil no es la que se pone en marcha ni el sistema ni los políticos lo harán. Debemos ser exigentes con ellos y estar vigilantes, para que así actúen como deben hacerlo

  8. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    No se si estoy de acuerdo. Tampoco tengo la mas mínima esperanza de que hagan caso. Ni aunque lo firmemos millones de sufridos ciudadanos y contribuyentes. No obstante, concuerdo con Fernando y los demás en que es necesario sumarse a estas iniciativas. Pero tal vez habría, en efecto, que sumar las iniciativas en si mismas y convertir esto en un clamor evidente, porque clamor ya es. Permitidme que proponga una botare: y si hacemos un crowfunding para situar una pantalla en un lugar emblemático, como la de NY, que diga la deuda publica y total por ciudadano y luego los datos de internet de las iniciativas sumadas. Así. En vez de pasar cotizaciones, irían pasando ideas y sus webs, para que lis ciudadanos nos sumásemos, hasta que nos unamos y nos oigan, pero sin tenderetes. Claro.

  9. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Creo que cada batalla tiene su tiempo y que antes de ofrecer “soluciones” hay que tener ciertas capacidades y haber acumulado determinadas fuerzas.

    En este momento la preocupación de la ciudadanía es económica, a muchísima distancia hay una cierta conciencia de que el sistema político (cada vez menos democrático y más distante entre otras cosas debido a un proceso extremado de globalización) es una parte central del problema incluyendo en el “problema” la situación económica.

    Esta asociación aún no está firmemente implantada en las creencias ciudadanas pero no anda muy lejos. Ya despunta.

    Por otra parte los sistemas constitucionales modernos, mal que nos pese, son construcciones muy engañosas del “sistema” de adquisición de poder por lo que ofrecer al “sistema” oportunidades extemporáneas de cambio cuando los gestores de loa opinión serían los actuales puede ser el equivalente de un viaje a Guate-peor.

    En mi opinión el momento actual es el de configurar criterio y opinión como prioridad casi absoluta.
    Otras iniciativas deben esatar subordinadas a esta tratando siempre de no comprometer los  objetivo últimos.

    En otras palabras: antes de formular estrategias o tácticas es imperativo conocer y compartir el objetivo, la misión básica que se quiere alcanzar. Además Hay que Creer en ese objetivo que no puede ser, digamos, “material”. Tiene que tener gran fuerza moral para poder servir de guía a estrategias y tácticas.

    Lo construido en ausencia de esta “arquitectura” tiene gran fragilidad.

    Un saludo cordial.

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Bien centrado el tema, Manu: estrategia, táctica, objetivo, fuerza… términos militares.
      Al final todo eso vale … si la tropa vale. Si no el General será Alejandro, Hernán Cortés, o Napoleón; pero será derrotado.
      Mientras la tropa no cambie y siga pensando en el júrbol y el famoseo, no hay nada que hacer. De acuerdo.
      Firmar el manifiesto de marras es poco eficaz, muy poco; es como lo que hacían -al principio- los patriotas húngaros de la Revolución de los 50: tirarles piedras a los tanques comunistas. No les hacían nada.
      Pero luego descubrieron que con una botella de gasolina, unas pastillas de clorato, un chorrito de ácido de baterías…
      Conque poquito a poquito; y tiremos -por ahora- solo nuestras piedras. Firmemos el manifiesto, que por algo se empieza.

  10. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    Un Nuevo Pacto Constitucional en el que se ponga patas arribas este disparate de Estado de las Autonomías;se encare a fondo el tema de las Comunidades Autónomas de verdad(Pais Vasco,Cataluña,Navarra y Galicia) caminando hacia un federalismo con un Estado federal fuerte recuperando educación y sanidad: Reino de Castilla, Principado de Cataluña/Condado de Barcelona,Reino de Navarra y Territorios Históricos Vascos y Estado Español,como verdadero Estado Federal.-
    Leyes de Claridad a lo Quebec reconocidas en la  Nueva  Constitucion.-
    Desconstitucionalidad de Sindicatos y Asociaciones Empresariales.-
    Instauración   de  una Economía real de Mercado integrada en una verdadera Unión Europea,politica y economica,Estado Suprafederal en la que el Reino de España sería un Estado Federal más.-
    Imperio de la Ley y Poder Judicial Independiente.-
    En fin….soñando.soñando… ¿por qué no?

     

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Quisiera recordar que el vigente paradigma autonómico se desarrolla tutelado por una mafia terrorista en la que unos pegan los tiros y otros han recogido los frutos. Entre esos frutos están 326 asesinatos sin esclarecer, miles de heridos y cientos de miles de exiliados para conseguir un censo adecuado a los intereses nacionalistas.

      Un escenario de indignidad civil y política por parte del estado en el cual cada vez que la policía y la gente han puesto a la mafia de rodillas algún partido e institución gestor o representante del estado ha venido solícito en su ayuda a darles aire y revivirlos.

      Así, entre otros, se produce “Estella” por el PNV de Arzallus e Ibarretxe tras el asesinato de M.A. Blanco.
      La negociación subterránea del PSE y PSOE –de Eguiguren y Zapatero– tras las leyes de cumplimiento integro de penas y de partidos y, tras la sentencia favorable al estado en Estrasburgo, la inaudita sentencia del constitucional que vuelve a posibilitar que la mafia reciba (gracias nuevamente a PSE y PNV) la Diputación de Guipúzcoa.

      Es decir, imaginen que una mafia “derrotada” por el estado recibiese de manos de éste la Gestión de su Agencia Tributaria (Para quienes no lo sepan la Diputación de Guipúzcoa ES la Agencia Tributaria Foral)

      La tentación de Conceder lo que este conjunto mafioso ha obtenido (con leyes étnicistas y fascistas vigentes hoy día sobre la población) debe ser combatida por ahistórica, falsa, e inmoral a fuer de genocida y delito contra la humanidad. Imprescriptible.

      Un estado que consiente la mentira y el genocidio es un estado sin legitimidad. El poder sólo se puede cimentar legítimamente sobre la verdad.

      ¿O no es así?

      Saludos

  11. Antonio
    Antonio Dice:

    Antes de destruir, ¿no deberíamos saber lo que se va a construir? Porque en los años treinta del siglo pasado, también se quería modificar el “sistema” y acabó con el asesinato de millones de personas, en Alemania y en la ex URSS.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Bueno, Antonio, pero yo no veo que en la carta se diga nada de dictaduras del proletariado o de exigencia de espacio vital. Algunas pistas hay sobre el futuro que se quiere, y ninguna es solución totalitaria.
      Como no se trata de negar la democracia y el pruralismo, y se quiere aglutinar a todos los que ven que es sistema exige una reforma, tampoco se debería precisar mucho más.
      Pretender que se defina un programa político completo es una forma de buscar contradicciones donde no las hay, y de poner palos en las ruedas. Si la cosa sigue creciendo, como parece, y no pueden seguir silenciándolo, vamos a ver a figuras del estáblishment usando esa estrategia. Seguro.

    • Antonio
      Antonio Dice:

      Fernando, en ningún momento he dicho que defiendas soluciones totalitarias. Conozco tu opinión y nada más lejos del totalitarismo. Lo que digo es que a lo largo de la historia muchos intelecuales han buscado la utopía y han llegado al horror. En grandes momentos de crisis económicas, se han producido gravísimos holocaustos. Nadie discute la necesidad de reformas. Toda Europa estaba buscando soluciones y todos sabemos que estamos viviendo una verdadera guerra financiera, como sutilmente nos dice don Antonio Garrigues en el post traído por Fernando Gomá.    

  12. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Muy buenas todas vuestras aportaciones. Ojalá viéramos debates de este nivel en el Congreso, pero eso es soñar.
    Yo creo que uno de nuestros prolemas, quizá el peor, es el de la excesiva estabilidad de nuestro sistema constitucional, con una rigidez que impide la evolución. Sin duda los que deberían moverlo son precisamente la minoría favorecida por esta situación que perjudica a casi todos. Por eso todo lo que sean empujoncitos, bienvenidos.

    • sitogr
      sitogr Dice:

      Y eso Fernando que nuestra CE carece de cláusulas de intangibilidad o límites materiales a la reforma, si no tendrían la excusa perfecto. 

      Aún así se escuchan cosas de boca de la Vicepresidenta del Gobierno y encima Abogada del Estado como que “para reducir el número de Diputados hay que reformar la CE y no es el momento”.  

Los comentarios están desactivados.