¿Cómo salir de la crisis del euro? Una visión desde España

A finales del junio José Ignacio Torreblanca y José M. de Areilza, que ha colaborado con este blog, publicaron un documento de trabajo que plantea una hoja de ruta para salvar el euro desde España. El análisis y las conclusiones a las que llegaron siguen siendo válidos en este comienzo de agosto en el que nadie sabe lo que puede ocurrir con la moneda común en los próximos meses. Este papel forma parte de una serie titulada “La reinvención de Europa”, un proyecto del European Council on Foreign Relations. Os invitamos a leerlo y comentarlo. Como veréis, Torreblanca y Areilza tratan de ofrecer una visión suprapartidista y centrada en los problemas de diseño del euro, que demanda soluciones europeas de enorme complejidad política y constitucional. Pueden verlo aquí.

 

15 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días.

    Anoche guardé el PDF y esta madrugada lo he leído. Voy a tratar de resumir unas impresiones rápidas.

    En primer lugar notar que los autores pertenecen o están próximos al “paradigma” de la UE y que esto podría explicar en buena medida tanto su análisis como la constatable reverencia por la UE o el Euro.

    Desde esta perspectiva tratan de preservar ambos iconos y para ello ofrecen una integración política (ésta resume todas las otras) que es ciertamente una de las vías de aplazamiento del colapso sistémico de una UE construida sobre la actual fortaleza exportadora de Alemania y de algún otro pequeño país.

    Es un escenario lleno de lógica.

    Una vez alcanzada esta integración, la UE tendría un banquero “of last resort” que podría monetizar deuda a raudales y estaríamos en la misma posición de UK o de USA aunque en este último caso sin su vocación imperial ni su determinación militar.

    Por lo tanto y desde la perspectiva de los autores nada que objetar.

    Construimos una unión que ya rechazaron franceses y holandeses vía refrendo hace seis años, lo seguimos haciendo top-down y –tras asegurarnos de que los periféricos nos hemos vietnamizado lo suficiente en Euros para no representar un serio peligro para el conjunto– intentamos seguir adelante en un contexto mundial de grandes y fuertes naciones con la diferencia de que Europa, la UE, no es una nación y los más listos de la clase se han quedado fuera o al timón.

    Es la vía estratégica que mejor defiende los intereses de quienes, como explicaba Kuhn, “viven en o del paradigma”: La inmensa burocracia y casi toda la estructura de poder político y económico. La legión de Rent Seekers.

    Por otro lado este enfoque peca en el diagnóstico al decir que esta crisis es o bien una crisis “de Deuda” o una “de Diseño de la Zona Euro” cuando, siendo ciertas ambas cosas, ninguna de ellas es causa de la crisis. El diagnóstico no es completo.

    Porque lo que tenemos entre manos es otra cosa. O mejor: otras cosas.

    En primer lugar una crisis de empobrecimiento y desempleo de todo occidente.
    Lo que el ya célebre y reciente párrafo de Stiglitz resume como el secuestro del 99% por los intereses del 1%.

    Esta crisis se manifiesta en la pérdida continuada de empleo industrial desde hace 40 años, el crecimiento desaforado de los estados para tratar de esconderlo a base de empleo público, en un sistema financiero de dinero sin valor intrínseco, apalancado a niveles inverosímiles hasta para un circo y que desde los años ochenta sólo despunta a través de una secuencia continua de burbujas financieras diseñadas a golpe de ley.

    Aderecemos todo ello en la filosofía de la Organización Mundial de Comercio OMC-WTO) y veremos que los acuerdos y normas firmados por nuestros “Desgobiernos” (no hay otro nombre) están en la raíz del desempleo y el crecimiento desaforado de deuda.

    En el fondo debe ser que los que así lo vemos estamos confundidos y cuando pensábamos que la misión de un gobierno que nos representa, mucho antes que ocuparse de becerros de oro –Como el Euro o la UE– consistía en asegurar la Prosperidad Real de la mayoría de sus ciudadanos de modo que sean capaces de realizar sus vidas en trabajos de su elección y no dependiendo de limosnas o deudas.

    Esta crisis es la de un modelo de estado con objetivos secuestrados por una pequeña casta que huye y traslada deuda a futuro mientras a presente trae desempleo, expolio fiscal y pobreza.

    Por eso, aceptando la lógica interna del excelente artículo, me veo en la tesitura de discrepar afectuosamente con firmeza.

    Saludos
     

     

    • Juan Jaime Cachazo Ibarreche
      Juan Jaime Cachazo Ibarreche Dice:

      Hola Manu.
      Gracias por la  lectura que planteas al  documento  de Areilza y Torreblanca.
      Por cierto, preparé la receta de la sopa de hígado con cebolleta que colgaste el 31 en NeG. Excelente. Pero aún alimenta más  ( si cabe) el comentario a Rawls que la contiene .
      Saludos

    • Penny
      Penny Dice:

      Esta crisis es la de un modelo de estado con objetivos secuestrados por una pequeña casta 
       
      De acuerdo, Manu, pero ¿por qué no se ha visto reflejado en las urnas? ¿no está perfectamente claro el problema que tenemos encima?

      … aunque algo se empieza a barruntar en las últimas encuestas 

      Saludos

      PD Cuando encuentre un rato, leeré el documento de Areilza y Torreblanca 

  2. Marisol
    Marisol Dice:

    Lo veo muy parecido a lo que apunta Manu y además acabo de leer en Corriere della Sera a Monti en un foro de Helsinki diciendo algo que suena más suave pero que en el fondo es casi lo mismo si descontamos el lenguaje diplomático.
     
    De todas formas, nosotros, con la bomba que tenemos organizada en las CCAA, no podemos ni pedir ayuda porque nos lo hemos buscado a pulso. Somos muy mala compañía. Muy irresponsables y eso que sabemos la mitad de la mitad.

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Estoy con Manu en lo fundamental (no en su crítica a la OMC). El problema de fondo es que las sociedades occidentales no quieren oir hablar siquiera de que el Estado del bienestar que se ha construido es incompatible con cualquiera de los siguientes escenarios:

    – Una decadencia demográfica que invierte la pirámide de población.

    – Una decadencia económica derivada del hecho de la pérdida de los valores que crean productividad y su sustitución por una dinámica infernal de buenos y malos y de “derechos y conquistas sociales irrenunciables”.

    – Un escenario de globalización mundial de los mercados que ha aportado innumerables ventajas pero a cuyos retos nos hemos enfrentado generando burbujas monetarias cada vez mayores, en vez de tomando medidas estructurales que permitieran a nuestras economías competir de forma eficiente precisamente en aquello en que somos mejores.

    – Una psicología que nos lleva a un permanente círculo vicioso: El sistema es injusto porque genera desigualdad. La desigualdad es culpa de nuestro sistema injusto. Debemos ayudar a los inferiores en la forma que a nosotros nos conviene y no en la que se necesite. Si crecemos, es de forma insostenible y poniendo en riesgo al planeta. Si no crecemos, la culpa es de los especuladores. En definitica, siempre buscando culpables, en vez de soluciones, desconfiando siempre del genio del ser humano que siempre aparece cuando más falta hace y esta vez, no será una excepción.

    La diferencia de esta crisis frente a otras es que ahora se dan todos los factores a la vez. Hace falta un cambio de paradigma y líderes capaces de llevarlo a cabo.  

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hola, Penny.

    La verdad es que no tengo respuesta a esa pregunta que a todos nos ronda estos días por la cabeza.  En el fondo tu pregunta es la misma que se plantea Stiglitz en su último libro.

    ¿Cómo es posible que el 1% sea capaz de manipular el proceso democrático-electoral en su beneficio y en contra del 99% restante?

    Habría que ser experto en ciencia política y en derecho al menos constitucional para apuntar respuestas.
    Amén de que está bastante claro que los procesos electorales tienen un enorme componente instintivo-emocional y que entre los votantes estamos muchos que nos dejamos llevar por “los colores” más que por el sentido común o el raciocinio.

    O que hay un profundo hastío porque como dice Cohen “The dice are loaded ….the Captain lied” 

    A ver si alguien nos echa una mano y estas vacaciones me meto con esa pregunta porque es…la pregunta del momento. Han conseguido tenernos acogotaditos e incapaces de mover un dedo. Ahora ya sabemos que los grandes partidos no resuelven y los pequeños no pueden resolver.

    Saludos

    • Penny
      Penny Dice:

      Hola Manu y José
       
      En Controlling Governments: Voters, Institutions, and Accountability  Maravall y Sánchez Cuenca (2007) presentan evidencia empírica en consonancia con lo que mencionas  http://www.amazon.com/Controlling-Governments-Institutions-Accountability-Cambridge/dp/052171110X 
      Encuentran que, cuando la pasión (ideológica, lingüística, étnica,…) puede a la razón, es mucho más sencillo que los malos gobernantes lo continúen haciendo. A los votantes se les nubla la vista
       
      Controlar la información también es muy importante. 
      (De ahí el interés en las televisiones cortesanas. Y vamos a cuidar bien a otros medios de comunicación no sea que digan que el emperador está desnudo. Tampoco vamos a hacer nada por tener un sistema educativo que fomente el espíritu crítico)
       
      Y también hay mantener contenta a la cúpula de los partidos y allegados (¡Que no se respire miseria!) 
       
      Dada la fecha de publicación, el libro no aborda la gran recesión en la que estamos metidos y los cambios que se están produciendo. Pero esperaría que en una situación tan grave la gente despierte de una vez y se reforme lo evidente. Si hay voluntad, no es tan difícil
       
      Está claro que hay que cambiar al entrenador y cruzar los dedos
       
      Saludos 
       

       
       
       

  5. José Jarauta
    José Jarauta Dice:

    ¿Cómo es posible que el 1% sea capaz de manipular el proceso democrático-electoral en su beneficio y en contra del 99% restante? .

    Para mí la respuesta es bastante simple:

    Comparten entre sí mucho más de lo compartimos el resto.
    Tienen en general las ideas más claras, así como el tiempo y los medios para elaborarlas.
    Su poder y cercanía a los centros de decisión es mayor y eso se refleja en su capacidad de influencia.  
    Pueden permanecer en el puesto durante décadas.
    Las necesidades de los grandes negocios no necesariamente coinciden con las aspiraciones de los ciudadanos de muchos países.

      Este artículo puede servir aunque discrepo con el en algunos puntos: 
     
    “The Rise of the new global elite”
     

    F. Scott Fitzgerald was right when he declared the rich different from you and me. But today’s super-rich are also different from yesterday’s: more hardworking and meritocratic, but less connected to the nations that granted them opportunity—and the countrymen they are leaving ever further behind.

    By CHRYSTIA FREELAND

    http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2011/01/the-rise-of-the-new-global-elite/8343/

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Hola, José.

      Hoy solemos hablar de diferencias entre los very rich y el resto porque ya tenemos grabado a fuego lo de la igualdad necesaria pero por muchos yates de 150 metros que anden por los puertos del mundo pocas cosas marcan la diferencia social a través de la historia como una visita al palacio de los Duques de Marlborough cerca de Oxford una tarde de otoño.

      http://www.blenheimpalace.com/

      Hace muchos años, antes de que este lugar fuese un destino turístico, puede ver los jardines privados de la familia. Pegados al ala oeste de la casa y minúsculos comparados con los 8 millones de metros cuadrados del terreno del palacio.
      Me llamó la atención el pequeño espacio dedicado al crockett y su cesped impecable que los greens de Augusta no son capaces de reproducir.

      Ese césped perfecto no se compra, requiere un afectuoso jardinero mimando la hierba y cortándola durante 200 años. Cada día. Estos, los días de doscientos años de manicura, son inasequibles.

      El caso es que quizás hoy tenemos muchos más ricos (sin cesped perfecto) que nunca en la historia.
      Ojalá hubiese muchos más y tuviésemos claro que lo mejor para los pobres es que seamos muy pocos y rodeados de muchos ricos y no al contrario.

      Saludos.

      PD. Fran Saurí tiene unos buenos apuntes sobre la evolución de la filosofía política del poder.

    • José Jarauta
      José Jarauta Dice:

          A los jardines de Mambrú, soldado de buena fortuna, en unos terrenos regalados por la corona en una tierra de buenos pastos no les veo gran mérito. Que su heredero al frente del mayorazgo fuera salvado de la ruina por matrimonio con Consuelo Vanderbilt es un comportamiento muy usual. “Casarse bien” es una estrategia muy conocida, también por estas tierras. 

       http://en.wikipedia.org/wiki/Consuelo_Vanderbilt

  6. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Gracias por la referencia, Penny. Ya está pedido en papel.

    Hace unos cinco años, Drew Westen publicó “The political brain“. Drew es neurólogo, psiquiatra y consejero electoral del partido demócrata USA.

    Algunas veces he citado este autor porque fue de los primeros en explicar a la luz de datos recientes nuestro funcionamiento neuronal y por qué en muchas situaciones políticas y especialmente el voto, la respuesta que predomina es la instintiva incluso en contra de hechos nefastos cometidos por “los nuestros”.

    Una vez constatada esta realidad biológica a través de huellas neuronales (algo intuido pero sin evidencia desde hacía mucho tiempo) el proceso de captación de voto se vuelca más todavía en mensajes subliminales que nuestro sistema sensorial no percibe conscientemente y se aleja de la visión ya caduca de abordar los temas políticos desde la racionalidad de los hechos y el empirismo. 

    Gracias y buenas vacaciones.

  7. Elisadelanuez
    Elisadelanuez Dice:

    Pues con todos sus defectos de diseño, me sigue pareciendo que la UE es la mejor opcion politica disponible. Especialmente despues de la visita a Auschwitz, que quieren que les diga….y mas con los nacionalismos caseros que fabricamos en Europa con tanta alegria y en España como setas. Manu, me hare con el libro que recomiendas a mi me cuesta mucho entender porque la gente NO adopta decisiones racionales (votando o tomando cualquier otra decision) aunque le convengan y descubrir que tiene una base neuronal me tranquiliza un poco….

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Buenos días, Elisa.

      Te gustará. Sigue siendo libro de cabecera en campaña para muchos políticos. 

      Nos es difícil imaginar el poder de instintos elementales como el miedo, el frío, la inseguridad, el hambre o la envidia. Lo fácil que resulta sentirlos de modo inconsciente, imperceptible, y su persistencia en el tiempo.

      Al igual que la fuerza de las primeras impresiones que nos hacemos de algo y que una vez construidas en nuestras mentes (muchas veces depositadas allí con anterioridad calculada por propagandistas habilidosos) son prácticamente imposibles de erradicar.

      Hoy día para defender el Euro (y las políticas fiscales, by the way) se está tratando de dejar la marca del miedo reflejo (Paulov) en nuestras mentes.

      De tal modo que en cuanto escuchemos un argumento en contra de alguna de las vacas sagradas del sistema (Euro, Impuestos abusivos, nacionalismos periféricos, etc.) el sentimiento reflejo que esto suscite sea el del miedo y la inseguridad.

      Lo normal es que se incentive el gatillo neuronal del miedo a la violencia física, terrorismo, robos por los “desposeídos”, guerras siniestras y holocaustos entre pueblos europeos).

      La mejor defensa es reaccionar también de modo reflejo, instintivo para regresar a la racionalidad.

      Es decir, cuando ante un argumento racional y merecedor de discusión como sería la frase “salir de euro es una opción razonable porque nos genera un desempleo que a base de subsidios nos destruye a fecha fija” se nos ha creado el reflejo de que las dos guerras mundiales, Kosovo, el Gulag y el holocausto fueron debidas a la ausencia de dicha moneda lo lógico e instintivo es caer en la cuenta de dos cosas.

      1. Están intentando manipularnos emocionalmente.
      2. No tienen argumentos y estamos en lo cierto.

      Resulta que las dos ideologías que produjeron todas estas desgracias son en su versión light las que están detrás del Euro, la socialdemocracia y el neonacionalismo.

      Son las ideologías que directamente descienden de la rama jacobina del socialismo y de la más estatista de Hegel –ver capítulo XI y XII de Popper en “La Sociedad Abierta y sus enemigos” y son las que –haciendo gala de sus reconocidas habilidades para la manipulación a través del miedo y del terror instintivos– tratan de asociar las guerras con el no-euro.

      Como si Polonia, Suecia, Hungría, Dinamarca o Inglaterra no fueran Europeas y hubiesen sido los causantes de todas las guerras y muertes continentales.

      Hay un documento de una gran importancia histórica que está accesible en francés arcaico en Internet. Se trata del “éloge de Richardson” de Diderot. Es una carta circular que envía a todas las “sociedades de filósofos”, los centros de diseminación y formación de las ideas de la Ilustración.

      La carta es una arenga para que todos los escritores ilustrados copien el estilo subliminal de Richardson en su novela “Pamela o la virtud“. De hecho, Rousseau, que dependía económicamente de gente como Diderot, escribió entonces su “Julie o la nouvelle Héloïse” para demostrar que era posible hacerlo como el inglés Richardson unos 40 años antes.

      Es un ejemplo de cómo se produce históricamente la deriva hacia la emoción al comprobar que la racionalidad, siendo importante, “tira” mucho menos que las carretas del instinto.

      Quizás debiéramos preguntarnos el por qué de la llegada del movimiento Romántico alemán y de las cosas que crecieron tras  su siembra. El Sturm und Drang ¿fruto casual o necesidad histórica sembrada oportunamente?

      A lo mejor resulta que todo tiene explicación y lo que aparece como fruto del azar no es más que instrumento del cálculo.

      Todos somos europeos, terráqueos, españoles, bermeotarras o ilicitanos.

      Y todo ello al mismo tiempo y en fracciones, por lo que en todo caso la visita al psiquiatra debería ser para entender por qué nos centramos en algún aspecto de nuestra identidad y tratamos de borrar los otros.

      Bueno, saludos.

  8. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Muchas gracias Manu, tomo nota Como te puedes imaginar por lo que escribo detesto a Rousseau y admiro a Diderot, asi que me intento hacer tambien con el elogio de Richardson y hasta con su novela, a ver si asi me da la vida. Aun asi, discrepo y sigo pensando que con o sin euro .esto se lo dejo a los economistas- la Union Europea con todos sus fallos es un proyecto politico mucho ,as atractivo que ningun otro que me hayan puesto por delante a estas alturas del siglo XXI.

  9. Penny
    Penny Dice:

    La verdad es que los votantes ponemos fácil que nos manipulen

    Generalmente, somos muy poco exigentes con los partidos políticos que nos resultan más afines y tendemos a hacer la vista gorda con sus despropósitos. Y, claro, se aprovechan

    Dan Ariely -un catedrático de psicología y economía del comportamiento en la universidad de Duke- nos lo confirmaba recientemente

    http://danariely.com/2012/07/30/partisan-standards-of-ethics/ 

    ¿No es posible una regeneración ética? 

    Bueno, disfrutad de las vacaciones

    PD Con los equipos de fútbol o las confesiones religiosas ocurre otro tanto

     

Los comentarios están desactivados.