Suprime tú un ente público que a mí me da pereza

 

El Ministerio de Hacienda y AAPP ha publicado recientemente el segundo informe sobre la reordenación del sector público autonómico. El Secretario de Estado de Administraciones Públicas en declaraciones a los medios adelantó su principal conclusión: las CCAA sólo han suprimido dos empresas de las 600 que se habían comprometido a liquidar (consideró la cifra como un “absoluto fracaso”). Y es que si leemos el informe, vemos en efecto que desde enero hasta abril de 2012, las CCAA han eliminado 2 entes (7 bajas y 5 altas para ser exactos).

 

Recordemos que el proceso de racionalización de entes autonómicos “nació” en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de marzo de 2010 y se refiere a la denominada administración paralela o instrumental: sociedades mercantiles, agencias, consorcios, fundaciones públicas, etc. El primer informe sobre reordenación del sector autonómico publicado por el Ministerio de Hacienda hacía referencia al periodo entre julio 2010 y julio 2011. En ese primer año, de los 514 entes que las CCAA tenían que suprimir, solo se suprimieron 69 (100 bajas y 31 altas) lo que suponía un avance del 13,4%.

 

En este segundo informe, “descubrimos” que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el 17 de enero de este año, se acordó incrementar el número total de entes a suprimir, pasando de 514 a 593 (entendemos que el motivo es el empeoramiento de la situación económica del país). A 1 de enero de 2012 la cifra de entes suprimidos fue de 134. Es decir, en los últimos 6 meses del año 2011, se suprimieron 65 entes autonómicos. Parecía por tanto que el ritmo de avance en el proceso de reordenación había mejorado, porque en medio año se suprimieron casi los mismos entes que un año entero (65 vs 69). El problema es que la cifra de reducción de entes a 1 de abril de 2012 es de 136: en cuatro meses solo se han suprimido 2 entes autonómicos.

 

Después de la lectura del informe surgen algunas reflexiones. La primera es el tiempo que tardamos en conocer la letra pequeña de los acuerdos que se alcanzan en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Después de la celebración del Consejo celebrado el 17 de enero se anunció que se había acordado avanzar en el proceso de reordenación del sector público autonómico, pero hasta medio año después (que se publica el informe) no sabemos que la nueva cifra acordada de reducción de entes es de 593 (Beteta la redondeó a 600 en sus recientes declaraciones).

 

Hablando de 593 entes, lo que no encontramos en el informe es la explicación de cómo se llega a esa cifra. ¿Por qué 593 y no 100 ó 1000?. En un proceso de reordenación habría que analizar qué entes son realmente necesarios y tienen una justificación clara, porque ejercen una función pública necesaria bajo una personalidad jurídica que es la adecuada para esas funciones. Huelga decir que la huída del derecho administrativo no es una justificación válida.

 

Echamos de menos en el informe algún apunte sobre la “cocina” del acuerdo alcanzado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, es decir, el diagnóstico y los criterios que se han tenido en cuenta para llegar a la cifra pactada de entes a reducir (514 ó 593 después de la actualización de enero de 2012). Y no es lo único que echamos en falta, porque tampoco vemos ningún apartado donde se cuantifique el impacto en términos económicos y operativos del proceso de reordenación.

 

Sabemos que desde julio de 2010 hasta abril de 2012, se han eliminado 136 entes autonómicos. Pero, no sabemos nada del impacto que ha tenido esta reducción, por ejemplo ¿cuál es el ahorro presupuestario generado gracias al proceso de reordenación? Si hay menos entes debería haber menos gastos corrientes… ¿o no? Porque claro, si se fusionan tres entes en uno de nueva creación, la reducción neta es de dos entes (1 alta, 3 bajas) pero el ahorro presupuestario puede ser cero (patatero) según los términos en los que se realice la fusión. Las operaciones de estética o de cara a la galería no se pueden permitir y menos ahora en la situación económica actual.

 

Y finalmente cuando se alcanza un acuerdo en un Consejo de Política Fiscal y Financiera uno espera que se cumpla. Visto el grado de avance del proceso en este año 2012, está claro que algo falla … ¿va a mover alguien ficha?

 

8 comentarios
  1. robespierre
    robespierre Dice:

    Muchas gracias por el post. Nos queda claro que esto es una milonga, nadie está haciendo nada, y ciertamente como bien dice el autor, a lo más que se llega es a suprimir entes fusionándolos y creando uno nuevo donde por supuesto van a parar todos los “gastos corrientes” de anterior, pero que además sale más caro por aquello de los trámites administrativos, notariales, registrales, pago de impuestos, etc, etc. 

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hay que agradecer el artículo porque, como vemos, los medios sistémicos no consideran que estos asuntos antipáticos sean información relevante.

    A lo mejor es cosa de  llamar al Consejo Fiscal y pedirles formalmente algo más de diligencia en el detalle y en la evaluación de lo que está pasando.

    Me temo que si se permite a estas instituciones permanecer en el anonimato seguirán sesteando al menos en lo que a informar al público con presteza y precisión se refiere.

    Habrá que irse al fichero de Altos Cargos para identificar responsables de esa y otras instituciones y comenzar a pedírselas públicamente.

    Los españoles hacemos esto muy poco y a lo mejor es buena idea porque a la gente le gusta trabajar bien y que su esfuerzo sea apreciado así que quizás debemos darles la oportunidad.

    Saludos

  3. Jaime de Nicolás
    Jaime de Nicolás Dice:

    Este tema pone de manifiesto algo que personalmente me resulta muy molesto: la chapuza que es marca de fábrica en la política española. Y no me refiero a la falta de extinción de estos entes, que puede tener sus dificultades políticas y legales, sino a que como se pone de manifiesto, no se estudian las cosas seriamente, a fondo, con datos, cifras y nombres, y se exige a los organismosm que hagan sus trabajo bien. Quizá porque el Estado está invadido de muchos mediocres en todos los niveles, y sea imposible pedir peras al olmo.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Me he tomado el trabajo de leer uno de los PDF’s que por cada comunidad aparecen en la web del Consejo de Política Fiscal y Financiera. He tomado el más llorón. El de Catalunya.

      Es el primero entre los PDF’s en los que aparecen los Planes económico-fiscales para el 2012-2014.

      Estoy bastante curtido en leer estados financieros, en España y fuera de España. Desde balances y cuentas de P y G a estados de Origen y aplicación de fondos que son los que tanto la SEC como Hacienda como el Banco de España y la UE nos exigen a las empresas.

      Son casi autoexplicativos y, a poco interés que se ponga, cualquier persona los entiende porque se expresan en lenguaje común.

      Por ejemplo, Caja y Bancos, Cuentas a Cobrar,  Proveedores, Cuentas a Pagar, Ventas, Costes de Producto, Beneficio antes de Impuestos etc. Clarito.
      Realmente lo entiende cualquiera que lo desee.

      Pero con las cuentas públicas esto no es así. Están hechas para que nadie las entienda.

      Así hablan de “Capítulos” (del I al “N”) y nunca de Gastos o Ingresos por su naturaleza.

      No es posible saber rápidamente por entidad los gastos de personal, o el número de personas adscritas o los costes e ingresos de de cualquier otro tipo.
      Algo que en cualquier empresa, desde la General Motors al Corte Inglés o desde Frutería Jiménez a la Notaría de RibaPeces de Abajo, se entiende divinamente es imposible hacerlo en el caso de las Comunidades Autónomas.

      Esto sólo puede tener un motivo: que No Se Entienda. Y es una vergüenza que el Estado esconda y oculte de esta forma su desempeño económico.
      Se esconde como los malos administradores.

      Esto debe ser una reivindicación política de primer orden: Un Reporting para los ciudadanos que sea al menos tan comprensible como el que Obliga a las empresas.

      Por otra parte invito a leer los cuadros que en cualquiera de dichos PDF’s vienen como entidades que “no consolidan”. Son, como dice el artículo, miles y ofrecen un mapa de`primente de la deriva clientelar de nuestro sistema político. Pura basura que abochorna.

      En consecuencia: En toda España es imposible que haya nadie que sepa cuál es la situación concreta.

      Lo primero que se debe hacer es Instaurar reglas de Transparencia.

      Sin ellas es imposible que nadie nos tome en serio cuando un representante de España salga fuera y pretenda decir que conoce la situación. Es imposible.

      Saludos

  4. Elisadelanuez
    Elisadelanuez Dice:

    Cuanta razon tienes Manu. Estoy segura de que ya hace años que los tecnicos de Hacienda no saben leer las cuentas de las autonomias precisamente porque, como pasa con la miriada de entes publicos, estan hechas para ocultar cosas, por ejemplo, deuda.

  5. jorgescc
    jorgescc Dice:

    La necesaria reducción de impuestos, sin la cual la crisis económica no terminará, le otorga al Gobierno central una oportunidad fantástica para provocar esa imprescindible competencia entre Comunidades.
    http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2012/07/como-crecer-gracias-las-comunidades.html 
    Por cierto, la reducción del IRPF no es una reclamación de locos blogueros, pues el Primer Ministro Italiano parece que la va a poner en marcha en el país trasalpino antes de que acabe el año. 

  6. Franquete
    Franquete Dice:

    La verdad es que es una verguenza lo que está ocurriendo. Efectivamente Jaime por degracia estoy seguro que la mayoría de las bajas que comentas es por fusiones de entes. Yo conozco un caso cercano de un conocido que trabaja para una sociedad estatal que en 2010 había 4 en toda España que hacían lo mismo porque cada una tenía competencias para una región concreta del país.

    Pues bien, se propone fusionar todas en una única y lo curioso es que entonces se nombra un presidente para la matriz y los presidentes de las 4 empresas se convierten en vicepresidentes de las filiales. El que yo conozco no solo sigue en el mismo puesto sino que encima tuvo subida de sueldo! y para rematar con la historia, tuvieron el detalle de quitar el coche oficial al Sr.Presidente pero sin embargo el chofer sigue en la empresa cobrando 40.000 euros y a falta de coche que conducir le han puesto a hacer fotocopias!!

    Para terminar, otras noticias que me han llegado que son también vergonzosas. Una amiga que trabaja en el ayuntamiento de Madrid me ha dicho que acaban de contratar a dos que han echado de Bankia…

    De hecho he podido comprobar que en los BOE de agosto en la practica totalidad hay aprobaciones de cargos de libre designación. Conclusión, todo sigue igual metiendo a los amiguetes a dedo en puestos con niveles salariales de los más altos de la administración y en muchos casos con complementos adicionales. 

    Así, como nos va a prestar dinero la Merkel…   

      

Los comentarios están desactivados.