Anécdotas de un país en derribo: si fuera alemán y supiera que…

El Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid presentó una Ley de modificación de sus presupuestos para “ahorrar” 1.000 millones de euros en partidas presupuestarias, cuando llevaba gastados ya más de 1.500 millones en cinco meses sobre las partidas concretas del presupuesto que se aprobó en la Asamblea autonómica en diciembre de 2011 para 2012. Lo que demuestra que las cifras que figuraban en los presupuestos eran ilusorias, que no servían para valorar cuál iba a ser el gasto real y que el recorte acordado con esa Ley en las partidas de presupuestos dudosamente puede ser creíble ya que, visto lo visto, lo pueden volver a modificar al día siguiente de aprobarlo.

 

Esa misma Ley anuncia que se quitan las subvenciones que la Comunidad da a los partidos políticos, cuando resulta que no da subvenciones a los partidos, sino a las fundaciones de los partidos. Sobre las cuales no hace ninguna referencia. Rechazando, por otra parte, la enmienda que presenta el Grupo UPyD para que las fundaciones de partidos dejen igualmente de recibir subvenciones.

La referida Ley propone reducir el parlamento autonómico a la mitad. Pero lo hace como un mero enunciado propagandístico, ya que esa reforma exige una modificación del Estatuto de Autonomía. Por tanto, la presentación de un proyecto de Ley específico y no su mero enunciado en una Ley cuya aprobación no conllevará la efectividad de la medida.

La introducción de esos artículos, ha servido para dar titulares a la prensa y así intentar tapar las razones de la Ley y las medidas que realmente tendrían vigencia y efectos: la rebajaba del salario a los funcionarios y la creación y subida de muchas tasas; o sea, tributos.

La Comunidad de Madrid no tiene un cuerpo de interventores independientes. Lo que permite entender por qué la desviación del déficit de la Comunidad en más de un punto del PIB regional puede aparecer de repente sin que haya información rigurosa previa. En estos momentos, cualquier funcionario que haga las funciones de interventor y diga algo que no guste al Gobierno regional puede ser cesado, ya que todos los puestos son de libre designación.

La Comunidad de Madrid ha suprimido un organismo: el Defensor del Menor. Y para que quien ocupaba el cargo no tenga que buscarse trabajo, le ha colocado en la “independiente” Cámara de Cuentas de Madrid, a pesar de que no reúne los requisitos legales exigidos por la Ley de la Cámara de Cuentas en su artículo 33. Eso sí, reunía la cualidad de ser una persona muy próxima al PP, para el que ha desempeñado múltiples puestos en diferentes administraciones -consultar su curriculum pinchando aquí-. El PP se opuso en la Mesa a la petición del PSOE de un informe sobre su idoneidad alegando que el PSOE ha colocado a mucha gente que tenía circunstancias similares; lo que reiteró su portavoz en Junta de Portavoces. Ya se sabe: el argumento de callate quetu hiciste lo mismo.

La Mesa de la Asamblea ha decidido que la Comunidad de Madrid no tiene competencia sobre Caja Madrid y por ello, ha impedido cinco iniciativas de UPyD para que se debata en Pleno sobre el mayor fiasco financiero de las últimas décadas de España. Ello a pesar de que el Estatuto de Autonomía de Madrid dice en su artículo 3.1.5 que tiene  competencias sobre “instituciones de crédito corporativo público y territorial. Cajas de Ahorro” y que hay una Ley de Cajas 4/2003, de 11 de marzo, aprobada por la Asamblea de Madrid. Para colmo han pervertido la institución encargando dos informes, uno hecho por el Secretario General de la Asamblea y otro por un letrado, de escaso rigor jurídico, pero que han llegado a la conclusión que interesaba al PP: declarar que la Comunidad no tiene nada que ver con la crisis económico-financiera de Caja Madrid. Y digo perversión porque quieren juridificar unos hechos para eludir el debate político.

La Comunidad de Madrid está reduciendo los interinos –personal funcionario- en educación y sanidad; sin embargo, en la Asamblea de Madrid, a propuesta del PP, se crean seis plazas nuevas para no tener que prescindir de los interinos de la Asamblea, con el único voto en contra de UPyD.

En Tres Cantos, para no aplicar la congelación del salario a los empleados públicos, se aprobó modificar su categoría profesional y así subirles indirectamente el salario. Y ahora tampoco quieren aplicar la Ley del Estado que suprime la paga extra y están buscando fórmulas para bordearla.

Hay más ayuntamientos de Madrid, entre ellos Las Rozas, que están buscando fórmulas como en Tres Cantos para no aplicar la supresión de la paga extra. El propio alcalde de Las Rozas ha dicho al concejal de UPyD que la FEMP (Federación de Municipios y Provincias de España) está pensando encargar un informe para que aquellos ayuntamientos que quieran no tengan que aplicar la supresión de la paga extra.

Podría seguir contando más y más “anécdotas”. Por ejemplo, que el portavoz adjunto del PP en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz Abrines, en la última Diputación Permanente de este verano nos respondió que plantear un debate este mes sobre si la supresión de la paga extra de los funcionarios se va a sumar a la rebaja de salarios de la Comunidad de Madrid; la posible necesidad de que Madrid acuda al Fondo de liquidez (rescate); la quiebra técnica de Telemadrid; las subidas de tasas en educación, etc. es “pretender resolver un catarro yendo a urgencias”. Que  no hay prisa, que se podrá hablar sobre ello en octubre, en el periodo ordinario de sesiones. Ya en una Diputación anterior nos había dicho que con Caja Madrid sólo queremos hacer historia, que no urge. Lo que urgía era la ley de casitas, que si tuvo su Pleno en el que, para rematar la faena, la consejera de Medio Ambiente del PP le ha dicho a IU que no les acusen de robar, “que ellos tienen mucho que callar”.

Queridos alemanes, europeos varios, esto es lo que hay.

8 comentarios
  1. Iñaki
    Iñaki Dice:

    Lo de que los seudo-Interventores de la C-A de Madrid puedan ser cesados,porque ocupan puestos de libre designación,esto ocurre también con los Interventores de Hacienda.¿Qué independencia real tiene el Interventor General de la Administración del Estado,que es nombrado por el Gobierno?

    La fiabilidad de las cuentas públicas españolas pasa por una reforma profundísima de nuestro sistema de contabilidad pública.La IGAE ejerce competencias que en sí mismas son incompatibles ,y que por ello deberían ser ejercidas por órganos diferentes :

    a.- Aprobación de las normas de la contabilidad pública.
    b.- Inspección de esa contabilidad.
    c.- Llevanza y gestión diaria de la contabilidad.
    d.-Auditoría de las cuentas.
    e.- Elaboración de los requerimientos del Sistema de Información contable.LLevanza y gestión directa de este Sistema informático.

    Es el “yo me lo guiso,yo me lo como.” Si el software de las Cuentas públicas lo controla la IGAE,que también dicta las reglas contables, las ejecuta después, y por último las audita :¿no está ejerciendo funciones incompatiblres entre sí?

    El órgano que dicta las normas contables, no debe ser el mismo que gestione la contabilidad,sobre todo su Sistema informático; ni quien audite las Cuentas.

    Esto lo tienen que corregir los “hombres de negro.” Pasa como con lo del Banco de España 😮 reformamos nuestro Sistema contable público, o no seremos creíbles ante nadie. 

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Nos estamos cargando de anécdotas sobre actos impresentables dedesde hace mucho tiempo. Tenemos callo.

    El suficiente para irnos haciendo a la idea de que, como bien apunta Iñaki, mientras el poder se base en una réplica de Juan Palomo con capacidades ilimitadas sobre los ciudadano, estas cosas seguirán pasando.

    El resultado es la conciencia de que somos incapaces de resolverlo, una gran frustración colectiva y un gran hastío que nos empuja hacia la oferta televisiva de fútbol lejos de todo lo que huela a vida pública y política.

    Esto no es un problema de un partido, es un rasgo del sistema.

    Y sucede esté quien esté como bien sabe el autor del artículo.

    Hay un enorme espacio intelectual y social para hacernos preguntas diferentes.
    Por ejemplo:
    ¿Será posible que en el proceso de evolución de la especie estemos condenados a sufrir esta peste de tener que ser dirigidos y pastoreados por toda la eternidad?
    Así está sucediendo y cada vez contando menos con nosotros.
    ¿Es esto progreso humano o es una descarada y fraudulenta regresión hacia la infancia perpetua?

    ¿Alguien vislumbra en un  futuro remoto un estado de ciudadanos adultos  o necesitaremos eternamente un Dios Mundano Sacralizado que acapare todo el poder dirigiendo un patio de colegio o un campo de trabajo?

    ¿Es razonable pensar que a lo mejor se puede vivir en una sociedad en la cual el poder se limite a hacer que las cosas funciones, la gente tenga un trabajo serio y productivo y que para ello nadie no tenga que tener tanta capacidad como la que hoy tiene?

    ¿No será precisamente ese inaudito poder la raíz del problema?

    Si el futuro que hay por delante es una proyección del pasado con tendencia a degradarse estamos fritos.  

    Buenos días.

  3. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Muchas gracias Ramón por compartir tu experiencia con los lectores. Lo que cuentas ilustra muy bien, con ejemplos concretos, que tipo de gobernantes tenemos. Y hasta qué tipo de periodistas y de ciudadanos, que se dejan engañar tan fácilmente por cuatro anuncios sin efectividad ninguna. En cuanto a los trucos para saltarse los recortes, dignos del Lazarillo de Tormes versión siglo XXI. Anda que como empecemos a traducir al alemán los posts…:-) 

  4. Aitor Suárez
    Aitor Suárez Dice:

    En relación con la Comunidad de Madrid, sería estupendo dedicar alguna entrada al despilfarro que ha supuesto el proyecto megalómano (y fallido) de la Ciudad de la Justicia, en la zona de Valdebebas, donde se han dilapidado millones de euros en un proyecto elefantiásico y faraónico que finalmente ha quedado en nada.

    Se adjudicaron los proyectos de los edificios (cada uno con una configuración y estructura distintas) a sendos arquitectos de vanguardia, muchos de ellos extranjeros, que han cobrado sus enormes honorarios sin que finalmente se hayan realizado los edificios. Todo esto, en lugar de hacer unos edificios funcionales y austeros que satisficieran razonablemente las necesidades judiciales de Madrid.

    Entre tanto, los edificios judiciales siguen dispersos en múltiples sedes, creando graves problemas a los abogados y procuradores madrileños. Y lo proyectado en Valdebebas languidece (sólo hay un edificio concluido -el que iba a destinarse a Instituto Anatómico Forense-, muy bonito (eso sí) y que ha costado carísimo, edificio éste con el que la Comunidad de Madrid no sabe qué hacer (pero hay que seguir pagando el coste de su vigilancia, para que no sea “okupado”).

    Todo un ejemplo de buena gestión. 

  5. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    Mira que es cansino la tendencia imperante últimamente de querer reducir diputados para ahorrar. Ni que 5, 10 o 20 diputados supusiesen en gasto un pastizal. Eso sí, lo de los cargos de libre designación pasan de puntillas. Si esos cargos fuesen verdaderos funcionarios daría igual si hay 40, 80 o 100 diputados, porque ellos serían los que impedirían a los políticos hacer políticas derrochadoras, que es por donde se va el dinero

  6. robespierre
    robespierre Dice:

    Si, estaría muy bien que el autor se explayase como bien señala Aitor sobre los delirios de grandeza de la gran Esperanza. Ella no tendrá aeropuerto (porque estaba ya el gran Barajas) pero tiene su Ciudad de la Justicia. Queremos saber qué nos ha costado esta broma y qué pasa ahora con la Ciudad. ¿O también es para que se paseen por allí los jueces y los abogados con sus togas?

  7. Alberto Gil
    Alberto Gil Dice:

    He oque hay ta también algún alcalde de la CA de Madrid con más de 40 asesores que seniega a reducir, ya se sabe “amigue tes entertainment”. Ya puestos que Santiago Segura dirija el cotarro

Los comentarios están desactivados.