España en llamas

Después de otro verano muy intenso en incendios, y sin perjuicio de tratar el asunto con más profundidad y detenimiento en un post específico, dado que el tema (particularmente el competencial) lo merece, queremos presentar una nueva iniciativa de la sociedad civil para poner a disposición de los ciudadanos datos públicos sobre esta plaga. Ya que nuestros medios de comunicación y nuestros políticos no son capaces de darnos no ya explicaciones razonables sino datos razonables, tendremos que hacerlo los ciudadanos. En este caso la iniciativa es de la Fundación Civio,  una organización sin ánimo de lucro que utiliza la tecnología para fomentar la transparencia, la apertura de datos y el activismo ciudadano. La Fundación Civio también lleva la web tuderechoasaber,  de la que hemos hablado en alguna ocasión en el blog.

 

El proyecto en cuestión es  www.españaenllamas.es, una web que permite visualizar en un mapa todos los datos de los incendios forestales de 100 hectáreas o más ocurridos en España de 2001 a 2010. Como señala la Fundación, hasta ahora no ha sido posible disponer de datos tan detallados, lo que puede ayudarnos a tener una información precisa sobre este problema recurrente, del que se habla continuamente y que nunca se soluciona. Y desde luego, como no se soluciona es, como todos los veranos, pidiendo que se modifiquen las leyes, se endurezcan las penas en el Código Penal para los incendiarios, etc, etc. De leyes vamos sobrados, de cumplimiento de las leyes, de responsabilidad y de buena gestión bastante menos. Y menos todavía se soluciona con los habituales rifirrafes competenciales, a los que tan dados son nuestros gobernantes, de manera que al final no se sabe quien es el responsable de apagar qué, o mejor dicho, todos son competentes y ninguno es responsable.

 

Además la Fundación ha lanzado una  una campaña de financiación colectiva en la que se solicitan donaciones para investigar en profundidad la causa de los incendios: quiénes son los culpables, cuántos casos llegan a los tribunales, cómo afectan los recortes en prevención y extinción y si se aplica la ley o si es verdad que se quema para recalificar.  Que hay de verdad y que de mito. Cuantas sentencias se dictan. Cuantas se cumplen. Y ¿por qué no? si con la atribución de las competencias a las CCAA en esta materia se ha avanzado o se ha retrocedido.

 

Es interesante señalar que según los datos públicos ofrecidos por el Ministerio alrededor del 55% de los incendios ocurridos entre 2001 y 2010 son tipificados como intencionados. Sin embargo, parece que los casos cerrados son muy pocos. Entre 2008 y 2010, hubo 378 sentencias, según datos de la Fiscalía de Medio Ambiente. Un 72% lo fue con sentencias condenatorias.

Por supuesto si alguno de los lectores o colaboradores habituales del blog tiene algo que aportar a este tema, es bienvenido.

 

Porque como decían aquellos anuncios franquistas, cuando el bosque se quema algo suyo se quema…es decir, algo nuestro se quema. Aquí pueden encontrar el link a aquellas campañas  que a los más mayores les traerán recuerdos. Son nada menos que del año 1962-63.  Así que han pasado cincuenta años, que por lo que se, en materia de incendios, no son nada.

7 comentarios
  1. Galeno
    Galeno Dice:

    Buscando al pirómano: misión cumplida !!!??

    Me parece una excelente iniciativa, yo ya he colaborado con el proyecto, lo acabo de hacer y animo a más blogueros a que lo hagan

    Es muy común si no constante, que ante un incendio importante siempre salga el político de turno, cerca del incendio y muy cerca de la cámara de televisión, con cara de rabia asegurando que “es intencionado” y que “hay que aumentar las penas para los pirómanos”, sin embargo casi nunca se detiene al pirómano de turno. El político descarga inmediatamente su responsabilidad, misión cumplida, cuando todos estamos seguros que los recortes económicos en las partidas para prevención y cuidado de los bosques en España han tenido mucho que ver, seguramente mucho más que los pirómanos. Eso si, después los gastos en extinción deben superar en  cientos de miles de euros a lo recortado en prevención. La rabia y tristeza de los ciudadanos recae así, casi siempre, en un supuesto incendiario de bosques  y el político sin ofrecer información seria ni trasparente, queda exonerado de su responsabilidad en gestión de prevención de incendios: misión cumplida.
    Ayudando a este proyecto podremos obtener muchas respuestas del todo necesarias. Esto lo escribo mientras  helicópteros e hidroaviones llenan de ruido e inquietud lo que debería de ser una plácida mañana de vacaciones en Calvia, Mallorca, alterada por un gran incendio que rodea nuestra urbanización. Mientras tanto, los numerosos políticos que tenemos en el Govern Balear, en los cuatro Consells Insulares,  en Ayuntamientos (algunos de menos de 200 habitantes) y en labores de “gestión” de numerosas empresas públicas, siguen recortando y despidiendo efectivos de prevención de incendios, pero  eso si: buscando al pirómano !! 

  2. Federico Cárdenas
    Federico Cárdenas Dice:

    Aplaudo  la iniciativa de los editores, no sólo con el tema en el blog que me parece totalmente necesario de abordar sino también con el proyecto.

    Desde mi humilde punto de vista se necesitan acciones conjuntas y coordinadas  no sólo en la labor de prevención que para mí es primordial, sino en la propia actuación ante un incendio. Está muy bien que las brigadas del UME se activen para colaborar en la extinción, pero qué tal si se tienen brigadas específicas en zonas totalmente señaladas o calificadas como de riesgo más acuciante, para ésto si está muy bien gastado el dinero.

    Los cortafuegos, las unidades de coordinación, la equipación para la labor de extinción, el capital humano empleado en dicha labor,…… éso era lo que teniá que haber modernizado y desarrollado el pre_Ministerio de Medio Ambiente que en su día se creó, el futuro de nuestro país también ha pasado por ahí y también se ha quedado en blanco en esa cartera.

    Aquellas campañas de “todos contra el fuego”, la información y formación a los vecinos de localidades próximas a zonas de alto riesgo, la vigilancia forestal compartida civilmente, ……, todo lo que no se hace en este capítulo TAMBIÉN QUEMA EL MONTE.

    Y por supuesto, no es la solución, pero como habitante de este país a mi personalmente si me gustaría que quién fuera autor de un incendio totalmente intencionado se calificara legalmente como terrorista, para mí mata mucha vida: la del campo (flora y fauna) y la de aquellos que intentan extinguirlo. Además de provocar desplazamientos de vecinos de zonas colindantes. Lo siento pero sí exijo esta calificación a los politiquillos de turno.

    No son pirómanos, son asesinos.

    Participaré en el proyecto indicado y ojalá no sólo cuando se llevan mas de 140000 hectáreas quemadas en el mismo año, este tema esté siempre encima de la mesa, porque además tenemos la suerte de disponer de un país rico en diversidad biológica, mantengámoslo entre todos.

    Gracias y un saludo              

         

  3. Robespierre
    Robespierre Dice:

    Muy buena iniciativa. Esta claro que o empezamos a hacer este tipo de cosas o lo llevamos claro. Y luego cuando nos demos cuenta de que la sociedad civil puede ser mucho mas efectiva que 27 organismos publicos podremos prescindir de todos ellos.

  4. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    Primero quiero expresar mi repulsa total a los pirómanos que queman nuestros montes. Como alguien dice más arriba son asesinos, asesinos de algo que todos queremos, nuestro monte.

    Ahora sobre el tema coincido, aunque siempre salga con los incendios, en que las leyes y penas son más que suficientes, llega un momento que por mucha pena que exista su labor de prevención general deja de funcionar, la pena de muerte es un ejemplo. Y tampoco vamos a elevar hasta el infinito, aun siendo algo horroroso y deleznable hay muchos delitos mucho más graves.

    En lo que no coincido es en el la argumentación del artículo. Puede que haya deficiencias en el sistema de extinción, no sé si debido o no a que sea materia propia (no transferida) de las CCAA. El problema no es la extinción, el fuego, aun siendo provocado, es un elemento natural difícilmente controlable por el hombre por muchos medios perfectamente coordinados que exista. El problema es la prevención. Soy gallego y como tal me siento orgulloso de nuestros montes y, aunque poco, algo sé sobre el tema. El principal aspecto a tener el cuenta es qué se hace con el monte. No tengo datos ciertos, como dice el propio artículo, es difícil cuantificarlo pero cualquier persona que viva cerca del monte te dirá que antes había menos incendios. El porqué, antes el monte estaba explotado, es decir, el monte antes en Galicia era un elemento primordial, de él se sacaba material de combustión, se usaba como zona de pastoreo común y un largo etcétera. Antes era difícil
    encontrar zonas de monte, a no ser zonas inhóspitas, donde el monte no estuviese limpio, sin maleza. Eso hace que aun habiendo incendios, incluso provocados, su avance y control sea sustancialmente diferentes a si el monte no está limpio. Donde debe centrarse la lucha de incendios es en esta parte, la prevención. Claro está, sin descuidar la extinción, que con todo incendios seguirían existiendo

  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Algunos de los lugares con bosques más hermosos y nutridos de España están en Soria y en Navarra, lugares donde no llueve mucho pero en los cuales muy rara vez se escuchan noticias de incendios graves.

    Hace ya muchos años se me ocurrió preguntar los motivos y me respondieron que en esas provincias los bosques son comunales y su rendimiento revierte a los vecinos del municipio donde se ubican. Ellos lo explotan y ellos lo miman.

    Esto puede comprobarlo en muchas ocasiones, desde Isaba o Uztarroz al hayedo de San Miguel, al lado de Irurzun, o en los espléndidos pinares de Navaleno no muy lejos del pantano de Vinuesa.

    Un bosque, como un jardín, hay que cuidarlo y da un rendimiento económico, no sólo estético o ambiental.

    Pero el ciudado, según se haga, no es barato porque, entre plagas, talas y entresacas hay mucho trabajo periódico que puede ser carísimo e impagable si tenemos que crear toda una burocracia ad hoc.

    La hermosa sierra Madrileña/Segoviana tiene algo más de 4 millones de pinos de Balsaín y desde la edad media se ha tasado la tala en 40,000 troncos al año garantizando así la salud y el crecimiento del conjunto. La suelta de ganado también ayuda a limpiar el bosque y no cuesta nada al contribuyente.

    El ojo del amo cuida al caballo de forma mucho más eficaz y económica que las instituciones públicas creadas al efecto.

    De hecho un par de cabras cada tres años te limpia casi todo en un par de semanas y sólo te quedará recoger la leña seca, las piñas que no se han comido las ardillas y trocear los árboles caidos que son muy pocos al año. Trabajo para cuatro domingos. Donde así se hace nunca hay fuego.

    Ambos son modelos de propiedad compartida y las diferencias en eficacia son notorias.

    En este asunto, como en tantos, salen inmediatamente a la superficie dos actitudes.

    1. La de entender por qué algunos descerebrados antisociales repiten cada año la ceremonia pirómana y tratar de actuar no sólo en él código penal y en los servicios de vigilancia y bomberos sino en las causas. En por qué se producen estas conductas y en qué circunstancias no se observan.

    2. La que suelo llamar Estatista (en la que abunda todo un ecosistema de gente experta en captar subvenciones) partidaria de estructuras restrictivas, correctivas, preventivas y punitivas para las que nunca hay dinero suficiente (pagado por gente que en su vida ve el bosque más de unas horas al año y por la tele).

    Al socaire de esta última actitud en momentos en los que tiene que haber un downsizing importante del empleo público nadie puede excluir que haya incendios “preventivos”.
    De hecho mucho incendio es provocado por auténticos profesionales. Conocedores de cosas que sólo saben los del oficio.

    Un bosque es un tesoro que hay que vivirlo desde dentro y quizás deba ser cuidado por quienes lo viven y aprovechan. 
    Me parece que es lo más económico.

    Vienen tiempos en que o nos involucramos voluntariamente en cuidar nosotros mismos las cosas comunes o no tendremos dinero ni para tenerlas.

    Buenos días

  6. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Otro ejemplo más de lo que suponen las CCAA para España… el infierno.
    Metafóricamente ya queman todo lo quemable. Ahora, por su incompetencia, descoordinación y miromiombliguismo, España arde físicamente.
    Què bonito.

    • Deus ex Machina
      Deus ex Machina Dice:

      Esto siempre ha sido competencia de las CCAA, ¿entonces por qué hay más incendios ahora que antes? Son las mismas comunidades de hace 20 años, el modelo es el mismo, entonces ¿por qué?

Los comentarios están desactivados.