El nacionalismo rescatado: Un país en el diván

 

Cataluña pide finalmente el rescate. La cuestión tiene su gracia, un gobierno nacionalista que defiende la separación de España pide ayuda a España para poder siguiendo ser separatista. Un territorio que emite bonos “patrióticos” pide ayuda al país que quiere destruir para pagar los intereses que adeuda a sus buenos patriotas. Y luego dicen que no son españoles: puro esperpento. Es verdad que el exceso de gasto es enfermedad nacional y que el rescate lo van a pedir otras comunidades “presuntamente” no nacionalistas, pero Cataluña tiene que ser diferente hasta en la forma de pedirlo: lo hace con exigencias (no quiere condiciones), aparentemente tarde y con amenazas (si no llega pronto y ya, va a arder Troya).

 

 

Es un asunto muy manido, algo aburrido, que llega al hartazgo en ocasiones, el de analizar el problema catalán y su incardinación en España, pero qué se le va a hacer, en plena crisis económica y política, querámoslo o no, es una cuestión que está ahí. No quiero entrar a examinar la cuestión de la independencia o no, que ya ha sido analizada en otros posts, solo me quiero limitar a analizar si el nacionalismo resulta rentable hoy para los ciudadanos vascos y catalanes, y por ende, para el resto (por ahora) de España; es decir si vivirían y viviríamos mejor sin nacionalismo. El concepto de nacionalismo que manejo es algo amplio por lo que prefiero hablar de “obsesión identitaria”, pues ésta puede observarse en comunidades que incluso no tienen lengua propia, pero que van imitando determinados “gestos” como la obsesión por contar con un sistema de radio-televisión propio y si es con más de una cadena mejor. El problema es que todo esto no es gratuito y tienen sus costes. Veamos algunos:

 

 

A)    Costes económicos y políticos.

 

Supongo que habrá algún catalán que se pregunte cómo puede ser que la región hasta hace poco más rica de España, con la burguesía más emprendedora y donde nadie quería ser funcionario, se haya convertido “en los últimos años” en una de las más endeudadas de España y la primera en pedir el rescate. ¿Tendrá algo que ver que ha sido gobernada ininterrumpidamente por gobiernos nacionalistas? Noooo. Aquí  para librarse de su responsabilidad el “régimen” identitario encuentra dos chivos expiatorios: uno interno, el tripartito con sus locas políticas de izquierdas, y otro externo, la falta de un verdadero pacto fiscal. Cierto que el desfase presupuestario se acentúa con el tripartito, pero no es tanto por políticas sociales sino por el acelerado gasto impuesto por Esquerra (y asumido por el PSC) en temas identitarios, como es que Cataluña comenzó a abrir embajadas por doquier y a financiar la enseñanza del catalán en países latinoamericanos, a pesar de haber conseguido que el Instituto Cervantes ofrezca cursos de catalán también (duplicidades). En cuanto a la llorera de la falta de financiación tal vez ocurra lo contrario: tanto el País Vasco como Cataluña han conseguido reiteradamente vía chantaje presupuestario (esto es chantaje para aprobar los presupuestos) vías adicionales de financiación a cargo del presupuesto del Estado a lo que se une en el caso vasco un cálculo pretendidamente erróneo del cupo. Éste es el verdadero hecho “objetivo” diferencial, el resto es interpretable.

 

 

En todo caso, parece claro que la obsesión por comportarse como si se fuera un Estado fuerza a incurrir en gastos que ya viene haciendo el Estado central, detrayendo así fondos para las políticas que sí le son propias a las comunidades (por ejm. educación y sanidad), es lo que hemos llamado en otro post la política de “camas por embajadas. En realidad, los gastos aquí no son nada residuales pues bajo el rótulo “acción exterior” se incluyen importantes fondos de cooperación internacional que se suman a los que hace la AECI: en total 120 millones de euros anuales presupuestados por este concepto en Andalucía y 30 en Cataluña.

 

 

Otro rasgo del modelo: puesto que ser nacionalista o, mejor dicho “reforzar la identidad propia”, se puso de moda, todas las CCAA se sumaron al festín recuperando históricas peculiaridades que estaban ya en el olvido (por ejm. el bable asturiano o el califato de Córdoba andalusí). Existe incluso un proyecto financiado por Cataluña que en su día envió una delegación a Canarias (verídico) para enseñarles a crear una lengua propia, ya que dado su carácter insular tenían “chupado” conseguir la independencia en pocos años.

 

 

Y ¿por qué el modelo de “búsqueda de una identidad propia” se puso de moda? Porque en un mundo de crisis religiosa y de las ideologías tradicionales, el nacionalismo ofrece un “maná” muy atractivo. Primero, hagamos de “lo español” sinónimo de todo lo cutre, perezoso, débil, carca…, luego afirmemos que “nosotros” no somos así, para nada, que obviamente somos mejores (cero auto-crítica), y saldrá la ecuación que cualquier psicólogo de opereta busca: refuerce su autoestima sin salir de casa poniendo verde al vecino.

 

 

B)    Costes sociales y psicológicos

 

A todo ello se une un coste oculto que a menudo se calla. El nacionalismo ha conseguido expulsar de sus casas a miles de ciudadanos, bajo la presión mafiosa de “si no eres uno de los nuestros mejor vete a vivir a otra parte”. Esta situación se ha vivido en silencio por demasiadas personas. Además en las escuelas y otros centros cívicos-deportivos, en lugar de promover la convivencia y la tolerancia que se predica en el exterior, se aprovechaba cualquier ocasión para exacerbar el odio a todo lo que sonara a Madrid o “español”. De esto pueden dar testimonio reciente algunos jugadores del Athletic de Bilbao, condenados socialmente por querer ir a la selección. La pregunta es: ¿cuánto nos cuesta el nacionalismo en consultas al psiquiatra?

 

 

Mientras, nuestra marca como país se deterioraba en el extranjero a pasos agigantados donde inversores y no inversores asistían a un espectáculo circense. ¿Usted es español? No, catalán, vasco. Y ¿dónde está Cataluña y el País Vasco? No sabían a qué atenerse: ¿era España un país donde merecía la pena invertir o un país en descomposición? Por cierto que de esta estrategia la primera perjudicada han sido Cataluña y País Vasco, vean las ratios de inversión extranjera en los últimos diez años. Otro coste del nacionalismo que pagan-pagamos todos los ciudadanos.

 

 

Y todo esto, finalmente, ¿para qué? Algunos desconocen que el bávaro es más antiguo que el catalán, pero que hace tiempo que Baviera hizo una apuesta por fortalecer Alemania y reconocer al alemán como lengua común del Estado y por tanto propia (y eso que el alemán se habla menos en el mundo que el español), logrando conciliar sin complejos sus peculiaridades con una defensa de su pertenencia al Estado alemán. Ahí van parte de los 500 puntos básicos de diferencia en la prima de riesgo.

 

 

Y ¿un nuevo Estado en un mundo global? Hace poco leí lo siguiente en un pequeño libro que tal vez le sirva a alguno:

“Allí donde resida la bondad, la inteligencia, la honradez, la sinceridad y una sonrisa dulce, esa es mi patria y mi bandera…, más allá de lo que decida el hecho casual de dónde he nacido, qué lengua hablo o quiénes son mis padres”.

 

 

Pues eso, que nos arruinamos y peleamos… para nada.

 

 

PD: Cuando estoy a punto de cerrar este post un amigo que ha vivido muchos años en Cataluña me manda un interesante comentario sobre el reciente y controvertido post de Sala i Martí:

 

 

“…dice que Cataluña sería súper solvente y mejor independiente. Pero si se lee bien el post, en realidad lo que dice es que Cataluña ha sido muy mal gestionada. Me temo que con estos gestores estaría todavía más hundida si no formará parte de España. De nuevo se antepone la magia de los deseos a la realidad. Y lo peor es que se obvia que Cataluña es lo que es por haber formado parte de España. Si no, de qué hubiera desarrollado su industria, con qué mercado, con qué demografía. Lo bueno es que este tipo de análisis los hiciera alguien que no fuera nacionalista”.

 

32 comentarios
  1. Éttore
    Éttore Dice:

    España dió un ejemplo al mundo con el Pacto de Moncloa, ello al atravezar el país una situación delicada, tal concertación inició su gran progreso, mucho esfuerzo y sacrificio que lamentablemente por circunstancias que deberán analizar los llevaron a esta crisis, es momento de unirse y concertar nuevamente, lamento decir que algunos comentarios tendrán que repensarse antes de publicarlos y hago votos por vuestro mejor entendimiento.

  2. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    Pues para no querer hablar de independencia bien que cargas contra ella.

    Pero vayamos al tema. En costes económicos y políticos, si afirma que el desfase presupuestario deriva de la políticas identitarias de ERC, lo de las embajadas y cursos de catalán. Pero veamos los datos. Entre 2003 y 2008, entre los gobiernos de Maragall y Montilla la deuda pública aumentó un 50%, sí sí, un 50%. En dinero contante y sonante pasaron de una deuda de 10.000 millones a 15.000. Pero la cosa no queda ahí ya que en 2010 cuando dejan en gobierno la deuda es de, OJO AL DATO, 34.000 MILLONES. Ahora por favor, no me intente colar que ese aumento de 24.000 millones se debe a cursos de catalán y embajadas, no me chupo el dedo.

    Lo de los temas psicológicos ya ni lo trato, me parece demasiado surrealista. Pero un apunte sobre lo que habla de Baviera. Cierto que la postura de Baviera no es la de Cataluña, pero veamos como es la política alemana en Baviera. Allí el partido más votado, de lejos, es la CSU, el cual en la federales se presenta en coalición con la CDU (Partido de Merkel). El partido mantiene su independencia y su característica regionalista y no siempre mantienen posturas iguales con sus colegas de coalición, con lo que los intereses de Baviera están bien representados. Dudo que puedas encontrar un ejemplo igual en España, quizás antes con UPN, pero contadas veces, por no decir nunca, vi que tuvieran otra postura que no fuese la del PP.

    Por cierto, basta ya de usar lo de “lengua común”. Se usa muy a la ligera y sin pensar las consecuencias y connotaciones que tiene. Porque lo contrario a común es raro, extraño, ajeno. Y aplícalo a las otras lenguas a ver que tienes. Acaso el gallego o el catalán son menos comunes que el castellano? Qué límites tomamos para medirlo? El término “lengua común” se creó con un objetivo, menospreciar a otras lenguas. Lo mejor de todo es que normalmente se usa contra discriminaciones que otros hacen al castellano. Algo absurdo. Ya va siendo hora de acabar con ese mito de la lengua común.

    Y sobre Sala i Marti, alguno se ha leído su artículo entero? Y quien lo haya leído entero, lo ha hecho sin estar pensando en cada párrafo: «este tipo es un independentista, este tipo es un independentista»?

    • zerohac
      zerohac Dice:

      Y lo de las embajadas ya cansa. Se llama embajadas a las oficinas de promoción comercial y turística en el extranjero y las tienen la mayoría de CCAA.  En este caso, la discusión es semántica, no económica.

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días y gracias por el artículo, Alberto.

    A ver si un día podemos tener alguna confidencia acerca de las respuestas que sobre este asunto llegan de personas que discrepen, es decir, de nacionalistas.

    El foro más combativo que he conocido fue el ya mencionado en El País sobre “el Proceso de Paz” que terminó cerrando el propio periódico cuando dejó atrás el millón de visitas por año y muchos lectores registrados presentes en simultáneo en determinadas horas. Entonces esta información era pública.
    Algún otro partícipe de este Blog lo recuerda y sabe que no eran muchos los defensores del nacionalismo. Muy pocos y en general malos, poco competentes o ambas cosas a la vez lo que les llevaba a la agresividad o a la fuga dejando un rastro de rencor y despecho.

    Típicamente el nacionalista se siente herido e injustamente tratado por opiniones como las que aquí expresamos y su tendencia es a ni siquiera entrar a leer porque sería un poco masoquista por su parte y suele ser gente emotiva y con necesidad de refuerzo de autoestima.
    También abunda el biotipo primario que definían algunos manuales psicológicos de mediados del siglo XX. 

    Esto es la metáfora del “Madrid” de Arzallus o de Pujol. Un sitio hostil, que induce a refugiarse de nuevo en el acogedor seno materno, donde moran los justos.
    La casa del “Padre/Madre”.
    El “Abba” bíblico por el que clamó Cristo en su pasión. 

    Esto es intratable desde la racionalidad porque ni la tiene, ni se busca, ni se la espera. Sobra.

    Se trata de algo mucho más sencillo y difícil: de sentir esa ancestral huella neuronal que sin necesidad de pensar nos calma y nos deja felices, sin miedo, entre personas que nos quieren y nos acarician.

    El sentimiento natural que precede al desarrollo de la memoria simbólica y el módulo lógico-relacional de la parte frontal del cerebro humano.

    Todo esto es muy anterior a la conciencia y a la autoconciencia. Es pura sensación placentera o de miedo que aconseja la huida. Es la base del conocimiento que no deja dudas.

    He de confesar que no sé como abordarlo para que tenga efectividad pero sin duda debe hacerse desde la emotividad más instintiva para que funcione.

    Quizás a través de las escalas de valores sociales.

    Los que han vivido en USA saben que cualquier forma de etnicidad es señal de muy mala crianza y de escaso valor cívico. Aquí es lo contrario.

    Hasta tal punto que algo que es allí de una cutrez impensable (que la biografía de un autor incluya su lugar de nacimiento, su patria chica, o cualquier referente etnicista o identitario) aquí lo normal es que el autor pida que aparezca en la primera línea del texto de la solapa. 

    Buenos días. 

  4. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    El País Vasco y Cataluña serán independientes. Y entonces verán lo que es bueno. Sus problemas no vienen de Madrid: vienen, como en el resto de España, de la gente, de la gente misma. Lo comprobarán.
    Enhorabuena a los artífices de todo esto: a los políticos, a los poderosos, al Rey, desde luego; pero también al pueblo. ¿O quién ha votado tantas veces, a pesar de lo que iba pasando? ¿Quién se ha dejado engañar una y otra vez? ¿Quién ha renunciado a todo ideal en aras del chalet, del coche, de las vacaciones…? Todos somos culpables. 
    Se ha conseguido el objetivo de aquélla “gloriosa” Constitución que “nos dimos” los españoles. ¡Libres al fin!
    La “Nación de nacionalidades” ha resultado absolutamente inviable y ha muerto. ¿Hay quien lo dude? Si a un león le tiras del rabo, le escupes y le arrancas los bigotes, y ni se menea… está muerto. Lo mismo España. Si tuviéramos vida, no aguantaríamos todo esto.
    Además, la degeneración moral (robo, sexo sin amor, falta de principios, opio del pueblo via TV, futbol y famoseo) que infecta a una gran mayoría de españoles, hace inviable cualquier resurrección.
    Tampoco es el fin del mundo; no es el primer caso en la Historia en que un Estado se fragmenta. Tampoco será la primera vez que unos ciudadanos pasan a ser esclavos, sin más porvenir que trabajar en Las Vegas en juego, droga y sexo, o ganarse la vida como políticos, robando a comisión al servicio de los intereses de unos pocos. De los amos verdaderos.
    La Cuba de Batista, eso es lo que empezamos a ser; y sin ningún Fidel Castro a la vista.
    Que, aunque surgiera, nadie le seguiría.

  5. robespierre
    robespierre Dice:

    La verdad es que es un tema que ya aburre, como está clarísimo lo que ha pasado en Cataluña, por lo demás una regresión muy interesante en pleno siglo XXI a la defensa de los intereses de la oligarquía catalana con el interesante acompañamiento de los “interesados” progresistas, a los que no les ha ido nada mal con esta historia.A los que les ha ido y les seguirá yendo muy mal es a los emprendedores, liberales, librepensadores y demás gente de mal vivir. Si es que queda alguno a estas alturas viviendo allí.

  6. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Estoy perdido en materia de flujos de caja BCE y Tesoro a Deuda Pública de todos los colores y sabores (como los quarks), y del Estado a las Comunidades Autónomas. Sé que es difícil, pero creo que sería de gran ayuda si alguno de los expertos en esta materia podéis resumir en un “post” los datos numéricos (que puedan conocerse, especialmente si alguien tiene acceso a datos no fragmentarios) y su base jurídica Comunitaria y Nacional. Aquí todo el mundo rescata a todo el mundo pero los que pagamos la fiesta somos los ciudadanos de a pie. Tal vez los datos estén ya en  Nadaesgratis (voy a mirar cuando pueda) u otra Web de la sociedad civil. Pero entre la Facilidad, el Mecanismo y los RDLs al final lo que hace falta es una hoja en blanco, lápiz y papel. Reitero que tenemos que poner en la Puerta del Sol o dónde queráis, un cartel sustentado con “crowfunding” indicando la deuda pública total y por habitante y año y su moviento total.  Finalmente, Ettore, supongo que desde Italia (o desde la visión italiana de España) da en el clavo al hacer votos porque nos entendamos mejor…ese es el problema de base, en el fragor político entre partidos y Gobierno-Autonomías, ganan los que dividen o parten y ya se sabe cuánto les gusta a los españoles el enfrentamiento, que evita el trabajo diario y sensato en una dirección común de consenso.

  7. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    A pesar de todo, creo que lentamente (y en buena medida gracias a Internet, las redes sociales, los foros de debate…) va calando en la opinión pública la idea de que con el Estado autonómico nos equivocamos y que, si bien ha tardado treinta años en explotarnos en las manos, ahora ya está claro que el diseño se hizo mal y que hay que reformar la Constitución.

    La reforma se hará más pronto que tarde. Afortunadamente estamos en Europa, y sus instituciones nos exigen rectificaciones y ajustes político-administrativos. Cuanto más Europa tengamos y más reducida sea nuestra soberanía autóctona, más probabilidades habrá de que salgamos del actual atolladero.

    Hay quienes sostienen que nuestros problemas vienen de Europa, pero no es así. Los grandes problemas de España (la desaforada especulación inmobiliaria, el constante y descomunal desempleo -favorecido por la vieja legislación laboral heredada del franquismo-, y el insostenible Estado autonómico) no nos los ha traído Europa. Antes al contrario, son problemas endémicos nuestros, son problemas “made in Spain”. Y, dado que no somos capaces de resolverlos por nosotros mismos, la única esperanza es que desde Europa se nos ayude exigiéndonos medidas

  8. Sergi Capell
    Sergi Capell Dice:

    Querido Alberto Gil, lamento que en tu post simplifiques interesadamente el debate sobre el problema de la financiación de Catalunya utilizando las embajadas, TV3 y las clases de catalán en Sudamérica. No soy independentista y quizá no esté de acuerdo en alguno de estos temas, pero su incidencia en el problema fiscal catalán es mínimo.
     
    Puesto que sobre este tema los catalanes ya hemos explicado sobradamente cúal es el problema de base y nuestras reclamaciones y puesto que la mayoría no eludimos la crítica a los respectivos gobiernos de la Generalitat, te voy a recomendar unos artículos del blog de Xavier Sala i Martín, a quien estoy seguro que conoces y cuyos artículos te ruego no prejuzgues hasta haberlos leído; sería un excelente ejercicio por tu parte que en un blog tan serio como “Hay derecho” o bien hicieras un resumen trasladando la información documentada que acompaña los artículos de Sala i Martín o bien directamente invitaras a los lectores a que los leyeran directamente de su blog, con ello quizá conseguiríamos un debate constructivo alejado de una visión de nacionalismo castizo español y también, porqué no, de nacionalismo independentista exacerbado.
     
    Para evitarte la búsqueda, te adjunto no solo el link del artículo principal, sino de un par de réplicas a interesantes objeciones que el propio Sala i Martín incluyó específicamente en su blog:
     
    http://salaimartin.com/randomthoughts/item/403-random-thoughts-sobre-rescate-de-catalunya.html
    http://salaimartin.com/randomthoughts/item/406-réplica-a-daniel-lacalle-sobre-el-rescate-de-catalunya.html
    http://salaimartin.com/randomthoughts/item/409-réplica-a-abel-fernández-sobre-el-rescate-de-catalunya.htm
     

    • Jordi
      Jordi Dice:

      Sergi, sinceramente creo que el argumento de Sala es muy endeble, se limita a echar la culpa de todo a la marca España. Al igual que las multinacionales españolas saneadas no se pueden financiar porque son españolas tampoco Cataluña porque no es un país independiente. Pero ¿quién ha contribuido al desprestigio de la marca España? ¿Todos menos Cataluña? ¿Es que ahí no hay clientelismo (3%), despilfarro, compadreo, como en el resto de España? ¿No se ha utilizado el dinero de la burbuja en beneficio de la clase partitocrática como en el resto de España? ¿No ha contribuido en nada a la ruptura de la unidad de mercado, a las duplicidades en la gestión, al descontrol normativo? Si estamos en esta lamentable situación es por culpa de todos. Es como si durante la guerra mundial un bávaro quisiera librarse de los bombardeos diciendo, eh, que soy bávaro, que no soy alemán, que ya sé que la marca alemana es una mierda, pero que yo soy otra cosa! Sí, claro, pero cuando Hitler se reunía con sus amigos en la cervecería de al lado, ¿tú que hacías?

    • Usuario
      Usuario Dice:

       
      Estimado Sergio, independientemente de la argumentación en un sentido u otro, quiero hacerle una matización formal importante, de lenguaje. Usted dice que “los catalanes” “hemos explicado” los problemas de base y “nuestras reclamaciones”. Esta forma de hablar es, discúlpeme, falsa  puesto que no refleja una realidad, sino un sentimiento de un pueblo único con una sola voz: sentimiento que es quizá suyo y de los que piensan como usted, pero no es real, porque esa única voz es imposible que exista,cada persona tiene una opinión y visiones de los problemas de Cataluña hay muchas, diferentes.
      ¿A qué catalanes se refiere usted cuando emplea esa expresión? ¿A todos? ¿Todos piensan exactamante como usted y como Sala i Martin? ¿Los de ERC, CiU y los del PP o Ciutadans tienen ese mismo concepto? La respuesta es no, en absoluto. “Los catalanes” no tienen ninguna opinión, ni reclaman nada en concreto y ni usted ni nadie puede hablar en nombre del “pueblo catalán”, del mismo modo que ningún madrileño como yo, de nacimiento, podría responderle: “pues los españoles pensamos que…”.
      A mayor abundamiento, le diré que mi familia es mayoritariamente catalana, y sus opiniones son bastante divergentes a las que usted expresa. Usted no puede englobarles en su argumentación.
      Sus opiniones, que expresa con gran corrección y de manera constructiva e interesante, son solamente suyas, como las mías únicamente mías.
       

    • Juan Luis Redondo
      Juan Luis Redondo Dice:

      Sergi, el artículo del Prof. Sala se debatió en este blog en el post del 30 de Agosto. También las respuestas de Daniel Lacalle y Abel Fernández.
      Como Jordi, creo que Sala pone su excelente inteligencia y conocimiento al servicio de una causa, mostrando bastante deshonestidad intelectual. En su artículo inicial, tras el diagnóstico obvio (mala gestión y derroche), concluye en un giro sorprendente y mal argumentado que el problema es España. En las réplicas, en la de Daniel Lacalle, pero muy en especial en la de Abel Fernández, más bien parece que juega con las palabras y la sutileza para no tener que dar marcha atrás. 

  9. Javier (Madrid, Spain)
    Javier (Madrid, Spain) Dice:

    El “problema” nacionalista es un asunto con el que este país (“país” versión España) lleva lidiando siglos y que no termina de solucionar. Esta constatación histórica nos debería llevar a muchos al desánimo o, incluso, a considerar que es un asunto poco menos que irresoluble, un desánimo en el que, como personas civilizadas y razonables que somos (o deberíamos ser) tendríamos que evitar caer.
     
    Mis propuestas de solución van en diferentes sentidos.
     
    En primer lugar, la evolución “de una santa vez” de este Estado autonómico por un Estado decididamente federal. Casi todos estamos de acuerdo es que la situación actual es inasumible. Un Estado en el que cada territorio mira por sus propios intereses (algunos más que otros, eso también), sin proyecto común, gobernados por una casta de políticos locales con la boina puesta y que no tienen sentido de Estado, dedicados exclusivamente a pedir más y más fondos para arreglar sus descosidos. Una apuesta por un Estado federal que, a la fuerza tiene que llevar a una reforma de la Constitución en la que se relacionen claramente las competencias y tareas de cada nivel de gobierno: municipal, autonómico y estatal. Detallando también claramente los recursos económicos y recaudatorios con los que contará cada nivel de gobierno para desarrollar esas competencias y donde cada una de esas Administraciones sea absolutamente responsable ante sus electores de sus decisiones de ingresos y gasto. Una reforma del sistema de organización territorial que lleve a la desaparición de las Diputaciones provinciales, que no son sino núcleos de poder caciquil desde las que los partidos mayoritarios dispensan gracias y favores a los municipios afines y despechos a los desafectos.
     
    Curiosamente, apunto, ninguno de los partidos nacionalistas mayoritarios (ya sean vascos o catalanes) quiere oir hablar de un modelo federal. Por algo será.
     
    Pero, en el otro sentido, esa reforma constitucional también debería llevar a la inclusión de una cláusula que estableciese previsiones para que si la población de un determinado territorio (la población de una de las unidades federadas) demostrase tener voluntad inequívoca de separararse del resto del Estado, todos sepamos el iter que hay que seguir y las consecuencias que tiene iniciar un proceso de esas características (competencia para convocar el o los correspondientes referéndums, competencia para aprobar la pregunta que se haga en el mismo, mayorías necesarias, etcétera). En este sentido, el ejemplo de Canadá y su valentía para abordar este asunto nos puede ofrecer muchas claves para regular este asunto. Lo que no es de recibo es que un día de estos el gobierno de una Comunidad Autónoma decida por su cuenta y riesgo convocar un referéndum de estas características y nadie sepa exactamente cómo manejar esta situación y el posible resultado. Una situación, además, en la que el Estado tiene todas las de perder de cara a la opinión pública internacional.
     
    Y termino, por último, la olvidada conversión definitiva del Senado en una cámara de representación territorial. Algo que llevamos oyendo muchísimo tiempo y que nunca parece ser el momento adecuado para ello.
     
    En definitiva, y termino ya: modelo federal, aclaración de competencias, detalle de recursos de los que va a disponer cada nivel de gobierno, reforma del Senado y “cláusulas de salida” para los que lo deseen.

  10. elisadelanuezsanchezcascado
    elisadelanuezsanchezcascado Dice:

    Creo que la mayoría de los editores, colaboradores y lectores de este blog leemos a Sala i Martín, otra cosa es que discrepemos con él, lo mismo que discrepan otros colegas suyos a los que también leemos, seguramente con más conocimientos técnicos que nosotros, que somos mayoritariamente juristas.
    A mí en particular me preocupa que un profesor de tanto prestigio y tanta inteligencia como es Sala i Martín se haga de vez en cuando trampas al solitario díficilmente compatibles con su habitual rigor y brillantez intelectual. Y es que el terruño tira mucho, y además decir cosas que no le van a gustar al establishment catalán no es fácil si eres de allí y la única forma de decir que todo esto no ha sido culpa tuya es invocar el pacto fiscal. El caso de Mas Collel es parecido.
    Desgraciadamente, a estas alturas es incompatible el rigor y la honestidad intelectual con decir que a Cataluña le hubiera ido de vicio con los mismos gobernantes con que hubieran tenido un pacto fiscal, independencia de España o cualquier otra cosa que se les ocurra para eludir la propia responsabilidad de sus políticos y gestores públicos durante más de 30 años.
    No pongo los links a los artículos y posts rebaten las afirmaciones de Sala i Martín porque supongo que los conocen, él mismo ha replicado a algunos (por ejemplo a Daniel de la Calle)

  11. Inaudito
    Inaudito Dice:

    Es posible que los problemas de España sean Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha, con su treinta por ciento de paro (dicen que el mayor paro del mundo). ¿Si esas comunidades autónomas fueran ricas, habría problemas de secesión de Cataluña y País Vasco? Es lo mismo que se dice en el post, pero visto desde otra perspectiva. Yo, empezaría por suprimir estas tres comunidades autónomas, por su ineficacia durane treinta años.

    • Javier (Madrid, Spain)
      Javier (Madrid, Spain) Dice:

      Los conceptos de riqueza y pobreza (o eficacia e ineficacia) son conceptos correlativos. Hay regiones ricas porque hay regiones pobres. De la misma forma que hay personas ricas porque hay personas pobres. Siguiendo tu argumentación, una manera de evitar que los ricos se quejen de los impuestos que pagan porque, según ellos, se desmotiva su creatividad y eu capacidad de emprendimiento, sería “eliminar” a los pobres. Pero si quedasen solo en el mundo Emilio Botín, Bill Gates y Amancio Ortega, seguiría habiendo ricos y pobres, porque de los tres, seguro que alguno de ellos tendría ingresos por encima de la media de los tres, y alguno que los tendría por debajo. Cosa de las matemáticas y la estadística. De la misma forma que si en España “eliminásemos”, como aconsejas tú, a esas tres CC.AA., lo que ocurriría es que seguiría habiendo regiones con un nivel de renta y desarrollo por debajo de la media y regiones que estarían por encima de ella. Un austriaco, holandés o finlandés también podría pedir “suprimir” las regiones “ineficaces” en el área euro. Y en ese supuesto, Cataluña y el País Vasco estarían probablemente en el grupo, porque son regiones menos desarrolladas que casi todas las regiones o territorios de esos tres países.

      En mi opinión, por el contrario, no se trata de “suprimir” nada, sino de que los ciudadanos de esas tres CC.AA., y de todas las demás, puedan exigir a sus gobiernos políticas eficaces y éstos tengan las herramientas y la responsabilidad correspondiente para llevarlas a cabo, sin dedicarse a políticas escapistas de gasto sabiendo que, al final, serán otros (los ciudadanos de todo el Estado) los que paguen las facturas locales.

    • Juan Luis Redondo
      Juan Luis Redondo Dice:

      Supongo que siguiendo tu razonamiento, estarás muy de acuerdo en que Alemania, Finlandia y Holanda están ya tardando demasiado en pedir que España, con todas sus regiones y autonomías salga inmediatamente del euro y de la Unión Europea, pues después del aporte, no pequeño, de Fondos Europeos durante muchos años, no parece que hayamos estado a la altura.

  12. Jorge
    Jorge Dice:

    “La cuestión tiene su gracia, un gobierno nacionalista que defiende la separación de España pide ayuda a España para poder siguiendo ser separatista”.

    Después de este principio, dejo de leer. Tal vez lo que viene a continuación sea muy interesante, pero esta frase es absolutamente incorrecta

  13. Inaudito
    Inaudito Dice:

    Javier (Madrid, Spain).- La afirmación que haces de que para que un Estado sea rico, otro tiene que ser pobre, no es correcta. Por ejemplo, la renta per capita de Connecticut, probablemente la más rica en USA es aproximadamente de 54.000 dólares; en Alabama, de las más “pobres” en USA es de 34.000 dólares. Pero no se puede decir que Alabama sea pobre, porque la renta per capita en España es de aproximadamente 30.000 dólares y en Alemania de unos 44.000 dólares.

    Juan Luis, me extraña mucho que haga esa comparación. España es un Estado soberano dentro de Unión Europea. Las Comunidades Autónomas bajo ningún concepto son Estados soberanos. Por eso el poder que tiene el Estado sobre sus Comunidades Autónomas ha de ser mucho más férreo que el que pueda ejercer la UE sobre España, sin perjuicio de que la actual crisis económica esté haciendo resentir nuestra soberanía.

    Hay que empezar por atajar los grandes males existentes en España, que en mi opinión son: Déficit comercial, ciertas comunidades autónomas, básicamente Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha, absolutamente deficientes, como lo demuestra su insumible nivel de paro.

    Empecemos por arreglar lo que constituye nuestro lastre económico. Si hay que empezar por suprimir autonomías empecemos por esas y que sus competencias las adquiera el Estado.

  14. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hay un libro que se titula “Violence and social orders” y otro titulado “The collapse of complex societies” que ayudan a entender el fenómeno de la fragmentación como el que acaba de suceder en los Balcanes, el nuestro, el belga, el italiano. el británico o el incipiente francés.

    Son todos distintos pero tienen algunas cosas en común.

    Por un lado están los altísimos costes inherentes a la complejidad. Se hacen excesivos y los rendimientos decaen lo que genera situaciones de descontento en élites con algún poder (esto es mucha gente en sociedades maduras).

    Por otro está el momento-bombilla en el que alguien (normalmente un ex-seminarista de letras que ha tenido la ocurrencia de leer cabreado) cae en la cuenta de que la violencia es atributo y condición del poder y de alguna forma decide asumir los riesgos de practicarla y ve que le funciona.

    Es el caso de la mafia napolitana, calabresa, siciliana o los capos del narco de Monterrey o Chihuahua, de los Etasunos del Gohierri o las guerrillas de Cali o los señoritos de Barcelona con esa forma peculiar de violencia impune “del 3% que es el 10%” o la violencia lingüística y educativa de nuestros nacionalismos que en contra del 90% de sus súbditos han conseguido enseñar en los colegios lo que ellos quieren. Violencia.

    La violencia tiene un efecto mágico.

    Si se practica con impunidad (porque el “estado” vigente no lo pilla) la gente distingue instintivamente quien manda y se alinea obediente al toque de diana para la tabla de gimnasia mañanera. 

    Muy pocos se salen de la norma y como suelen ser pacíficos porque los avispados se han ido quedando con los instrumentos de la violencia –y llevan años sacralizando la pasividad ajena– terminan por no entender nada y no rascar bola.

    Se vuelven marginales y la manada los mira recelosa como hoy pasa con las víctimas del terrorismo. Los sumisos no gustan de espejos.

    Si a esta audaz disposición al uso inteligente de la violencia se añaden mecanismos de refuerzo y compensación psicológica y económica, la victoria está asegurada porque del mismo modo que el PNV y CIU están plagados de hijos de funcionarios requetés y franquistas que supieron plegarse a tiempo, el resto de la población se hace sumisa, camaleónica y superviviente.
    Ahí están los capos de Monterrey o Palermo financiando barrios enteros con microcréditos y las miles de entidades autonómicas que “no consolidan”.
    Donde el estado ya no está,  llegan ellos y se quedan.

    Siempre es una renuncia a la violencia.
    Por pereza unas veces y por no haber leído, otras.

  15. Cvm Privilegio
    Cvm Privilegio Dice:

    Estimado señor Gil, estimados editores:

    ¿Se me permite decir que el presente envío no hace honor a los estándares de esta bitácora? Solo encuentro en él inexactitudes (el “idoma bávaro”), exageraciones (“embajadas por camas”) y sentimientos heridos.

    Seamos realistas: la secesión de Cataluña es cuestión de tiempo -de poco tiempo.  Y quien crea lo contrario, por favor, que encuentre diez justos en Sodoma, o sea, diez “opinion makers” o referentes mediáticos del Principado que, no ya defiendan públicamente la idea de España, sino simplemente se opongan con cierta energía a la idea de secesión.

    Lo que tenemos que ir pensando los restantes españoles es qué tipo de relación deseamos mantener con el nuevo estadículo. Y, considerando los complejos y limitaciones de nuestros intelectuales, me temo que será de vasallaje inverso.

  16. jorgescc
    jorgescc Dice:

    Hay distintas formas de integrar las nacionalidades periféricas o de acabar con su victimismo, que a fin de cuentas viene a ser lo mismo. 

    Primero, convertir el sistema español en presidencialista para que todos los ciudadanos (sea cual sea su adscripción territorial) voten a su Presidente. De esa manera la representación de la ciudadanía en el Poder ejecutivo no necesitará ni de la mediación de los partidos ni de los territorios. Es el sistema de USA. 
    En España, la oligarquía lo impedirá de raíz, pues supondría su final. 

    En segundo lugar, introducir competencia entre territorios.  
    Si ello se produjese, ninguna podría alegar que sus achaques son consecuencia de lo mal que les tratan los demás.
    Un ejemplo: http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2012/07/como-crecer-gracias-las-comunidades.html

    Entre el victimismo de las Comunidades Autónomas y que éstas sirven de chivo expiatorio a todos los males del país, no hay forma de tomar medidas que podrían suponer una mejora para los “hunos” (Ortega) y para los otros.    

  17. Antonio J.
    Antonio J. Dice:

    Hasta el menos informado, se habrá dado cuenta a estas alturas que tanto el País Vasco como Cataluña son de hecho independientes y si no lo son de derecho, esto es, si no lo verbalizan en modo más o menos formal o solemne tan sólo se debe en el fondo a su poco interés en sufragarse los gastos de su defensa nacional. Esta debería de ser la competencia que se les otorgara gratis et amore lo antes posible a fin de desvincularnos desde ya de esos dos aliens que no sólo nos consumen recursos sino sobre todo tiempo en discusiones estériles. Independencia cuanto antes y allá se las compongan.

  18. Javier (Madrid, Spain)
    Javier (Madrid, Spain) Dice:

    Inaudito:

    Yo no he dicho que para que un Estado sea rico otro tiene que ser pobre. Me he debido explicar fatal. He dicho simplemente que los conceptos de riqueza y probreza, eficacia o ineficacia están correlacionados. Si definimos la pobreza o la efiacia de una muestra de acuerdo con unos baremos determinados de los componentes de esa muestra, los baremos que sean, de acuerdo con los cuales los que se encuentren por debajo de ellos serían “pobres” o “ineficaces”, a la fuerza siempre habrá “pobres” o “ineficaces”. Por ejemplo, si consideramos que son “pobres” los que no alcanzan el 40% de la renta nacional, si “suprimes” a las tres CC.AA. de las que tú has hablado (Andalucía, C-LM y Extremadura) y haces nuevamente los cálculos con las CC.AA. “que quedan”, te saldrá una nueva media de renta nacional y volverá a haber algunas CC.AA. que estén por debajo de ese 40%, salvo que la desviación típica de la muestra sea mínima, lo que no es el caso. Y volverá a haber regiones “pobres” y regiones “ricas”. Eso es cosa de las matemáticas y la estadística, como apunté en mi comentario anterior.

    No puedes decir que Alabama es rica porque su renta per cápita es superior a la renta per cápita española. Siguiendo tu argumentación, una viuda anciana en España cuyos únicos ingresos fuesen una pensión no contributiva de 200 euros/mes, no sería pobre según tú, porque ingresa mucho más que un negrito del Congo. Estos conceptos de “riqueza” y “pobreza” hay que considerarlos siempre dentro de un ámbito determinado próximo al sujeto que se compara, no en términos globales. Alabama tendrá que compararse con el resto de Estados de la Unión. Andalucía, C-LM y Extremadura, con el resto de CC.AA. o, como mucho, con otras regiones europeas.

  19. Inaudito
    Inaudito Dice:

    Javier (Madrid, spain).

    La situación económica de Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha no es que sea mala en ´comparación con España, sino que en términos objetivos es catastrófica. El nivel de paro ronda el 30 % uno de los mayores del mundo. Esto es inaceptable. En estas comunidades se han dilapidado miles de millones de euros en subsidios. A esto hay que ponerle fin. Es intolerable. Y este es el verdadero lastre de España. A mi no me gustan los derroteros de Cataluña y del País Vasco: Lo rechazo frontalmente. Pero pese al “rescate” de cataluña, éste no es el mayor problema económico de España. Cataluña aporta mucho a España y eso es bueno para todos.

    También California se declaró en suspensión de pagos en el año 2009. Pero California es importantísima para USA.

    Hay que lograr igualar las Comunidades autónomas. pero no empobreciendo a Madrid, Cataluña o País Vasco, sino poniendo en funcionamiento a esas comunidades autónomas que llevan treinta años viviendo del subsidio. Ese es nuestro problema.

    La culpa de la crisis no la tiene el País Vasco, ni Cataluña, Aunque rechacemos sus derroteros nacionalistas. No confundamos las cosas.

    • Higueras
      Higueras Dice:

      Su primer post me hizo dudar, entre su mala fe intelectual o su absoluta cortedad de miras, pero como veo que insiste, sobre todo en considerar que todos los habitantes de estas tres CC.AA son (somos) unos vagos incultos y subsidiados. Seguro que es Vd muy trabajador y perfectamente independiente, pero de verdad que necesita Vd leer mucho más y sobre todo mucho más variado.
      D. Javier es Vd Job. 

    • Inaudito
      Inaudito Dice:

      Higueras, le ha molestado mi comentario. Lo siento. Ahora calcule lo que a mi me molesta oir todos los días, en las radios, televisiones, en este blog, ataques contra Cataluña y los catalanes.

      Yo, he dado datos ciertos, 30% de paro, y no he insultado a nadie, como usted ha hecho conmigo.

      Y no se olvide, yo le pago vía impuestos; y, usted cobra vía subsidios (se entiende que me refiero a las comunidades autónomas). Ya está bien.

  20. Alberto Gil
    Alberto Gil Dice:

    Gracias por los comentarios, incluidos los que descalifican al post o a su autor, aunque hunildemente pienso que estos se descalifican a sí mismo sobre todo cuando operan con seudónimo, algo desgraciadamente muy frecuente en Inernet. Hay otros comentarios que no salen en el blog pero que me llegan por otros medios. Quería compartir con ustedes uno de ellos: El nacionalismo, como ideología conformadora del paradigma dominante en muchos lugares ha intentado homogeneizar a los seres humanos en torno a un hecho tan “significativo” como el haber nacido en un determinado territorio y no otro, o hablar una determinada lengua y no otra. Sin embargo, en la actualidad, son probablemente otras cuestiones las que influyen más para crear grupos semejantes de individuos, como la edad, el carácter, las aficiones, la profesión o la cultura, lo que recuerda el adagio británico que sostiene que “when one man drinks water and other wine, it is imposible for them to think alike” , que traducido quedaría más o menos así: “Cuando un hombre bebe agua y otro vino, resulta imposible para ellos pensar del mismo modo”

Los comentarios están desactivados.