Tribalismo posmoderno I: algunas consideraciones de Derecho Internacional sobre la libre determinación de los pueblos

 

  1. Derecho internacional público.

Es sabido que la Carta de las Naciones Unidas se firmó el 26 de junio de 1945 en San Francisco, al terminar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, y entró en vigor el 24 de octubre del mismo año.

 

Es sabido que su artículo 1.2 dispone que es un principio fundacional  de las Naciones Unidas: “Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.

 

Es menos sabido que dicho principio, no por más debatido políticamente que sea, fue enunciado por el Presidente estadounidense Wilson como “self-determination” el 12 de febrero de 1918 en referencia a Europa durante la Gran Guerra.

 

También es conocido, aunque menos, que el marco interpretativo de ese Derecho se encuentra e las Resoluciones de la Asamblea General 1.541 (XV) de 14 de diciembre de 1960 y 2.625 (XXV)  de 24 de octubre de 1970, que distinguen con claridad el derecho de autodeterminación de los pueblos colonizados (el caso reciente más destacado es el de Timor-Leste, Estado Miembro de la ONU desde el 27 de septiembre de 2002, es decir desde hace exactamente diez años el día que estas líneas se redactan) del supuesto y no reconocido derecho a la autodeterminación de regiones de Estados existentes.

 

Estas resoluciones no amparan en modo alguno la creación de una atmósfera, tanto jurídica como política, tendente a la ruptura de Estados existentes y a la creación de nuevos Estados. Las dos Resoluciones citadas salvaguardan expresamente la unidad nacional y la integridad territorial de los Estados, especialmente en los casos de Estados dotados de sistemas democráticos, como es el caso de España desde 1978. En consecuencia, con la Carta de Naciones Unidas y las resoluciones vigentes en la mano, ninguna Comunidad Autónoma española tiene derecho de proclamarse independiente.

 

Resulta obvio que los individuos y las colectividades, pueden realizar actos contrarios a Derecho. La aspiración del sistema jurídico todo es que los actos contrarios a las normas sean evitados y, si no pueden serlo, que se establezcan consecuencias para la violación, ya que el incumplimiento de las normas y de los contratos conduce a la barbarie. Una persona o colectividad puede, por ejemplo, declarar su independencia de su Estado con base en los principios y hechos que considere oportunos. Yo mismo puedo declararme independiente del resto de la humanidad y pedir al Secretario General de Naciones Unidas (cosa que ya he hecho, siguiendo el ejemplo literario de Ernesto Sábato, pero en la realidad) sin ningún éxito. Mi declaración de independencia es jurídicamente irrelevante.

 

De mismo modo, como debiera ser sabido, el día 17 de Febrero de 2008, las Instituciones Provisionales de Autogobierno de Kosovo declararon la independencia de este territorio Serbio (Kosovo no es un Estado a fecha de hoy). El proceso hasta esa declaración de independencia, con intervención directa de Naciones Unidas, su Secretario General y un Enviado Especial del mismo, así de la “Troika”(Unión Europea, Estados Unidos y Federación Rusa) y del Grupo de Apoyo, empiezan jurídicamente en Junio de 2005, pero con base en la Resolución 1244 (1999) del Consejo de Seguridad, que se refiere a una situación humanitaria grave fruto de una guerra civil en Yugoslavia, es decir, a una circunstancia extraordinaria fruto de la cual, la República Federativa Socialista de Yugoslavia, miembro fundador de Naciones Unidas, tras una horrenda guerra civil de base medieval se fragmenta en varias naciones, de las que Bosnia Herzegovina, Croacia, Eslovenia y Macedonia son ahora, junto con la República Federativa de Yugoslavia, miembros de Naciones Unidas, con una compleja base jurídica basada siempre en el Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, previsto para situaciones de “conflicto”.

 

Sólo dos años más tarde, el 2 de febrero de 2008, el Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas remitió una Propuesta Comprehensiva a la Secretario General en relación con la UNMIK (UnitedNationsInterimAdministrationMission in Kosovo) indicando que las posibilidades de una solución acordada mutuamente (por el Estado Yugoslavo y la Provincia de Kosovo) estaban exhaustas (finalizadas) por lo que indica que “ha llegado el tiempo de resolver la situación de Kosovo. Dicho enviado, MarttiAhtisaari decía: “Hoy, tomando en consideración la historia reciente de Kosovo, las realidades de Kosovo y las negociaciones entre las partes, he llegado a la conclusión de que la única opción viable para Kosovo es la independencia”. El Secretario General apoyó “completamente” la posición de su Enviado Especial pero el Consejo de Seguridad no aprobó una propuesta de resolución a favor de la independencia de Kosovo, por lo que el actual Enviado Especial, FaridZarif, todavía no hace un mes ante el propio Consejo de Seguridad indicaba que la situación sigue siendo delicada y que Serbia y Kosovo deben negociar de “manera creativa”, pero ya se sabe que Belgrado y Prístina no se hablan.

 

La Asamblea General de Naciones Unidas ha consultado expresamente sobre la legalidad de Derecho internacional de la declaración de independencia al Tribunal Internacional. Tal declaración de independencia (redactada en albanés) es efectuada en febrero de 2008 tras unas elecciones el 17 de noviembre de 2007 a una Asamblea constituyente y para los Ayuntamientos los 30 (sí, sólo 30, municipios de Kosovo). La declaración se hace “en el marco de la Propuesta Comprehensiva” del  Enviado Especial”.

 

Los parágrafos 79 a 83 de la Opinión Consultiva del Tribunal Internacional de Justicia de 22 de julio de 2010 consideran que esa declaración de independencia no es contraria al Derecho internacional, incluyendo la interpretación que la Corte hace del “derecho de autodeterminación” de pueblos subyugados, si bien declara expresamente que no procede resolver esta cuestión en general, ya que la legalidad de la declaración en este caso debe hacerse exclusivamente a la luz de la Resolución 1244 (1999) del Consejo de Seguridad y actos de ejecución de la misma, y considerando si los autores de la declaración (la “Asamblea de Kosovo” democráticamente elegida) actuaban o no, bajo dicha Resolución como una Institución Provisional de Auto Gobierno de Kosovo o no, concluyendo (las sutilezas jurídicas de los parágrafos 102 a 109 merecen ser leídas con calma porque son un manual de instrucciones para redactar documentos de doble, triple o cuádruple lectura) que no, que la Asamblea no era una Institución Provisional extralimitándose en sus funciones, sino “personas actuando en su capacidad como representantes del pueblo de Kosovo”.

 

Hasta aquí Kosovo, que no es Puerto Rico, como también se sabe.

 

En nuestra historia recentísima Checoslovaquia y Sudán se han escindido (en un caso pacíficamente en otro también desde el punto de vista legal pero no desde el de la situación de la población) en 1992 y 2011 y la República Checa, Eslovaquia, Sudán y Sudán del Sur son Estados Miembros de Naciones Unidas a fecha de hoy.

 

España fue parte en este procedimiento de Consulta ante la Corte Internacional de Justicia. Sus tesis sobre el contenido del “derecho de autodeterminación” de la Carta de Naciones Unidas, anticipadas pensando en situaciones que no han tardado en comenzar a producirse, no fueron ni rechazadas ni aceptadas. Simplemente, el Tribunal entendió que no debía pronunciarse sobre ellas.

 

La Opinión Consultiva hace referencia expresa a la diferencia entre el supuesto de hecho que examina y el supuesto de hecho que estudió Opinión del Tribunal Supremo de Canadá  sobre la secesión de Quebec  (ver el post de Fernando Rodríguez en este Blog Recomiendo leer al Tribunal Supremo de Canadá con detenimiento, puesto que el Presidente de la Generalidad acaba de decir que el caso de Quebec es su referencia. Debe ser que no la ha leído o no la ha entendido. Data de 1998 y los “quebecoises” siguen con el “raca-raca”. Deberían contratar a Ibareche y Mas, y también a Pujol (jr) para conseguir que sus “sentimientos” y “aspiraciones” se conviertan en realidades federales o confederadas.

 

Trascribo sólo el parágrafo 151, en francés, en honor al Quebec como parte de la gran Nación Canadiense, cuya historia es mucho más  breve que la pertenencia de todos los pueblos y territorios de España (Arán y Babia incluidos) a España:

 

Le Québec ne pourrait, malgré un résultat référendaire clair, invoquer un droit à l’autodétermination pour dicter aux autres parties à la fédération les conditions d’un projet de sécession.  Le vote démocratique, quelle que soit l’ampleur de la majorité, n’aurait en soi aucun effet juridique et ne pourrait écarter les principes du fédéralisme et de la primauté du droit, les droits de la personne et des minorités, non plus que le fonctionnement de la démocratie dans les autres provinces ou dans l’ensemble du CanadaLes droits démocratiques fondés sur la Constitution ne peuvent être dissociés des obligations constitutionnellesLa proposition inverse n’est pas acceptable non plus.  L’ordre constitutionnel canadien existant ne pourrait pas demeurer indifférent devant l’expression claire, par une majorité claire de Québécois, de leur volonté de ne plus faire partie du Canada.  Les autres provinces et le gouvernement fédéral n’auraient aucune raison valable de nier au gouvernement du Québec le droit de chercher à réaliser la sécession, si une majorité claire de la population du Québec choisissait cette voie, tant et aussi longtemps que, dans cette poursuite, le Québec respecterait les droits des autres.  Les négociations qui suivraient un tel vote porteraient sur l’acte potentiel de sécession et sur ses conditions éventuelles si elle devait effectivement être réalisée Il n’y aurait aucune conclusion prédéterminée en droit sur quelque aspect que ce soit.  Les négociations devraient traiter des intérêts des autres provinces, du gouvernement fédéral, du Québec et, en fait, des droits de tous les Canadiens à l’intérieur et à l’extérieur du Québec, et plus particulièrement des droits des minorités.  Il va sans dire que de telles  négociations ne seraient pas aisées » (en énfasis es nuestro).

 

Si lo que quieren las legítimas autoridades catalanas que surjan de las elecciones convocadas para el 25-N es negociar con el resto de España bajo este modelo, dependerá primero de la voluntad democrática de los electores catalanes y, segundo, de la voluntad democrática de los electores españoles. Si hay una negociación y acuerdos,  nada impide que Cataluña se segregue de España. Si no la hay, si lo que hay, como se amenaza, es una secesión de facto si no se alcanza de jure, procede aplicar el Derecho vigente.

 

 

12 comentarios
  1. EstudianteUA
    EstudianteUA Dice:

    Muy esclarecedor su artículo Sr. Casas, pero visto que los sucesivos gobiernos de la nación, en su cobardía, han ignorado el atropello contínuo a España y la cultura española en Cataluña, poco hace pensar que se atrevan a “operar” ahora que el paciente está en estado terminal.
    Véan este video señores míos. 
    Una generación entera educada (¿lobotomizada?) en un nacionalismo abyecto.
    Esto lleva fraguándose 35 años y ya no tiene arreglo:
    http://www.youtube.com/watch?v=MDEUV0HeJCM
    ¡Penitenciagite!

  2. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Sospecho, estimado Jesús, que el interés de Artur Mas por el modelo  Quebec se debe a lo interesante que le resultaría convertirse en el gestor de la provincia durante el larguísimo proceso que se propugna precisamente en el párrafo que no has subrayado y que reproduzco como Nota 1 al pie.
    Pasar de funcionario de la consejería de Comercio a Hereu de Ferrusola es un buen salto.
    Ahí es nada, una casta de cuatrocientos convertidos en foco de atención y tensión prioritaria para in saeclula saeculorum.
    ¿Puede alguien imaginar el valor distorsionador como fuente de renta de tal situación en un país pequeño territorialmente y pobre en recursos como es el nuestro?
    ¿Lo que renta convertirse en otro kaleborrokero de la comunidad de vecinos justo cuado peor nos va?
    Menuda vecindad tenemos en casa. Nos han crecido los Batasunos.

    De hecho es lo que viene sucediendo en España desde la última parte del siglo XIX cuando el imperio dejó de suponer un imán para generar rentas a los oriundos de España.
    Me gustaría hacer unos apuntes.
    Seguimos cayendo en la trampa de entrar al trapo de la semántica y las proposiciones nacionalistas como base de cualquier discusión. Forma segura de jugar en terreno elegido por el contrario que además vive descojonándose de nosotros por repetidamente caer en sus trucos.
    Así nos tragamos su versión parcial de los decretos de nueva planta y dejamos de hablar de la historia real tanto económica como de sangre.
    Nunca se recuerda a los Gobernantes catalanes su origen que consistió en un genocidio total en el año 409 con el exterminio de toda la población de la entonces provincia romana de Tarraco comenzando por los 70,000 habitantes de Tarragona.
    O la propia existencia del término “catalán” (Goth-Aulanii– apellido este último aún vigente en Cataluña) grabado en nuestra memoria lingüística para los restos desde el horror de aquel holocausto.
    Francamente, los que se quieran hacer pasar por herederos de los causantes de aquella masacre que recoge la historia debieran leer más y pensar un poco. Por ejemplo, al historiador portugués Oliveira Martins en su Historia de la civilización ibérica, 1867, página 90 y siguientes.  Nota 2

    Aquella masacre se registra históricamente por anómala dado que lo habitual era vender a mujeres y niños como esclavos en vez de degollar uno a uno durante días.

    Y, naturalmente, aquellos que no son advenedizos en esta tierra y que hunden sus raíces en ella desde hace milenios tienen gran interés en preguntar a Mas o la los Pujoles por la fuente de su derecho como herederos supuestos de aquellos genocidas.
    Aquí estamos los descendientes de los Iroqueses o los Innuits locales desde mucho antes de que nos invadiesen los cazadores de nutrias franceses o los tratantes de pieles del Hudson Bay Trading Co.
    Por cierto que aquello se llama “Labrador” por el lado Atlántico y tiene el Cabo de San Ramón (tal cual) en la costa pacífica de Alaska.
    Así que menos cuento en lo que a raíces se refiere.
    Por algo dice Gellner que la obsesión del Nacionalismo es….la amnesia.
    Bon jour y un feliz día de la hispanidad (somos el único país vivo que aparece con su nombre en las Sagradas Escrituras)
    Nota 1. Parte no subrayada del texto citado por Jesús Casas.
    L’ordre constitutionnel canadien existant ne pourrait pas demeurer indifférent devant l’expression claire, par une majorité claire de Québécois, de leur volonté de ne plus faire partie du Canada.  Les autres provinces et le gouvernement fédéral n’auraient aucune raison valable de nier au gouvernement du Québec le droit de chercher à réaliser la sécession, si une majorité claire de la population du Québec choisissait cette voie, tant et aussi longtemps que, dans cette poursuite, le Québec respecterait les droits des autres.  Les négociations qui suivraient un tel vote porteraient sur l’acte potentiel de sécession et sur ses conditions éventuelles si elle devait effectivement être réalisée.

    Nota 2.
    Esta información –documentada incluso en la narrativa ibérica reciente y no sólo en los libros de historia extrajeros (los autores nativos actuales se autocensuran y reprimen por no molestar al “hereu” de los genocidas no sea que no se pueda distribuir en parte del territorio)– es perfectamente conocida por los líderes del nacionalismo catalán. Uno de ellos, antiguo Conseller de Pujol, es quien me introduce al tema y ofrece referencias documentales. Todavía vive

    • José Jarauta
      José Jarauta Dice:

       No tengo noticias del genocidio de Tarraco, y eso que en su día leí bastante de acerca de las invasiones bárbaras y las luchas por el poder tardoimperial en España (Geroncio & friends). 

        Tampoco recuerdo haber leído al respecto nada de Oliveira Martins, aunque no tengo el libro a mano y me lo tendré que agenciar. 

      En cualquier caso remontarse 1500 años me parece excesivo. Creo que para ahondar en la visión histórica del nacionalismo catalán el punto fundacional estaría básicamente en el compromiso de Caspe.

        “La iniquitat de Casp i la fi del Comtat d’Urgell “. 1930, Ll. Doménech. 

        En cualquier caso creo que no es momento de acudir al baúl de la historia cuando hay que renegociar una deuda que nos va a aplastar. El debate historiográfico y la “Richtungskampf” pueden esperar.

        Si vale el ejemplo, en un barco que se está hundiendo enzarzarse en discusiones sobre la historia de su construcción no lo veo útil, aunque sepa que va a ser inevitable. 

        Yo prefiero que la tripulación intente salvarse toda junta, pero si cada uno quiere apañarse como pueda no me voy a liar a tiros para intentar salvarlos. 

  3. JuanAV
    JuanAV Dice:

    Ponéis el énfasis donde queréis, como es natural, y no lo ponéis en donde no os interesa, como también es natural. Creo muy importante esta cita que no resaltáis: “L’ordre constitutionnel canadien existant ne pourrait pas demeurer indifférent devant l’expression claire, par une majorité claire de Québécois, de leur volonté de ne plus faire partie du Canada.  Les autres provinces et le gouvernement fédéral n’auraient aucune raison valable de nier au gouvernement du Québec le droit de chercher à réaliser la sécession, si une majorité claire de la population du Québec choisissait cette voie”. Aplicado a España, lo que dijo el Tribunal Supremo de Canadá es que la legislación internacional no ampara el derecho a la secesión de Cataluña; la Constitución española tiene un procedimiento muy riguroso y para decidir si Cataluña se puede independizar han de votar los ciudadanos de toda España. Esto, dice el TS de Canadá es la legalidad formal; ahora bien, en el siglo XXI, en Europa, en una sociedad democrática, si los ciudadanos de un territorio claramente definido manifiestan inequívocamente y democráticamente su voluntad de independizarse, el Estado no puede impedirlo dándoles con la Constitución en la cabeza. 

    Lo que nos puede llevar al desastre es que ante las salidas de tono de unos (convocaré el referéndum diga lo que diga el Estado) se responda con salidas de tono de los otros (no hay referéndum y puedo usar la fuerza para impedirlo). A mí
    me parece bastante inverosímil que se llegue a convocar un referéndum sin autorización del Gobierno central, pero creo que éste haría bien en decir cuáles son las condiciones para que se haga este referéndum: no puede ser que lo que es posible en Quebec o en Escocia no lo sea en Cataluña. Si no, facilita que la gente se tire al monte y que los independentistas cada vez sean más. Llegado el caso de que se produjera el disparate de convocar un referéndum de manera unilateral (para lo cual es necesaria la incompetencia e irresponsabilidad de los dos gobiernos), creo que sería una barbaridad intentar impedirlo mediante el uso de la fuerza. ¿Alguien realmente se imagina a la policía nacional o, peor aún, al ejército, intentando impedir una consulta en Cataluña?
    Soy catalán (nací en Cataluña, es decir, que podría ser cualquier otra cosa), no soy independentista, ni catalanista ni españolista. Soy unionista (así me definieron el otro día): soy partidario de mantener España unida, pero no porque crea que es la patria indivisible de todos los españoles o una unidad de destino en lo universal o cualquier otra zarandaja; creo que es la mejor forma de organizarnos para garantizar el bienestar de todos los ciudadanos; si creyera que la independencia de Cataluña mejoraría las condiciones de vida de catalanes y españoles sería independentista. Por esta razón, veo con indignación como crece el independentismo gracias (entre otras cosas) a las cada vez más frecuentes amenazas y salidas de tono de los nacionalistas españoles que son rápidamente aprovechadas por TV3, que como siga por este camino va a convertir a TeleMadrid en la BBC española. Estas amenazas y salidas de tono también sirven para que otras voces más sensatas, que no son pocas, que llegan desde Madrid queden silenciadas entre el jaleo de los extremistas de un lado y otro. Por ejemplo, mientras ayer Luis Garicano y Jesús Fernández-V decían cosas tan atinadas como “la demanda del pueblo catalán hay que verla como una oportunidad para hacer por fin la inevitable reestructuración del Estado autonómico y del sistema político entero que exige la mayoría de los ciudadanos”, en Cataluña estábamos comentando la última idiotez que ha dicho nuestro ministro de educación. 

  4. carlos coello
    carlos coello Dice:

    Pues a negociar el ius seccsionis y olvidarse del ius retentionis. De todas maneras una lectura de Americo Castro evitaría esas proyecciones históricas sobre la “antiguedad de las naciones” ( sea la que fictamente fuere). Lo señalaba Holmes, y lo recordaba CS no se puede justificar democrática y cívicamente las fronteras de un reino antiguo ni moderno.
     

  5. Marisol
    Marisol Dice:

    Si la historia se hace irrelevante tenemos un problema adicional porque en este momento no hay botín más goloso para un grupo organizado que conseguir el poder político “como sea” sobre una población sin capacidad alguna de reebelarse.  Una alianza entre partidos semiprofesionales en lo de alcanzar el poder y el resultado está a la vista.

    Esto explica las cesiones socialistas y pepeístas a los violentos y a los fascistas que se dedican a dominar poblaciones y meterlas en corrales lingüísticos con idiomas inventados ad hoc.

    Da cierto bochorno ver que hay gente que considera Quebec un ejemplo de algo y lo compara con España. ¿Cómo es posible?

    Menuda ignorancia y falta de autoestima en una generación que ni norte tiene y no es de sorprender porque quien ignora de dónde viene a ninguna parte llega.

    Cómo es posible que en medio de la mayor crisis que vivirá esta generación y las siguientes seamos incapaces de ver sus causas.   
    Donde no hay mata, no hay patata.   

    • Jesús Casas
      Jesús Casas Dice:

      Gracias por llamar a las cosas por su nombre, Marisol. A una parte de los responsables les han roto hoy el escaparete del chiringuito y ahora se indignan y dicen que es “totalitario”, si bien se abstuvieron en el “Parlament”. Menos mal que nos les han puesto “juden”, pero lo mismo les ponen “maqueten” o les sacan en un video en TV3 (cuyo déficit pagamos todos) a pistoletazo limpio y salpicón de sangre. El video de los “nens” independentistas, sinceramente, como las juventudes hitlerianas o las bendiciones de Khomeini a los niños en la Guerra Irán-Irák. No hay mata ni patata, en efecto.

  6. jorgescc
    jorgescc Dice:

    “¿Usted desea que Cataluña se convierta en un Estado de la UE?”.

    Esa es la pregunta que Mas pretende hacer en el plebiscito, según dice hoy en La Vanguardia.

    Por tanto, hasta que Cataluña no se integre en la UE, Cataluña seguiría en España.

    La pelota en el tejado de la UE y de España, y mientras tanto Cataluña a hacerse de rogar viviendo en un limbo jurídico-político: “un pasito palante si no me dan dinero, un pasito patrás si me lo dan”.

    Creo que Mas ha perdido totalmente el sentido de la realidad. Y eso es lo peor que le puede pasar.

    ¡Qué estafa para los independentistas!

    Sinceramente, creo que antes de empezar el asunto ha terminado. 

  7. jorgescc
    jorgescc Dice:

    La estrategia de Mas es nítida:

    Ha utilizado la “intención hostil” no como fin (la independencia), sino como medio para plantear al Estado una nueva partida del “juego del gallina”.

    Mas no quiere la independencia sino una ventajosa posición en cada negociación con el Estado, y una eventual victoria en un plebiscito en torno a la pregunta “usted desea que Cataluña se convierta en un Estado de la UE?, le otorgaría esa ventaja en forma de chantaje al Estado. 

    El plebiscito es un perfeccionamiento de la estrategia que lleva practicando Cataluña desde la Transición. 
    Es la más perfecta, por creíble, partida del “juego del gallina”.
    http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2012/04/la-gran-coalicion-ii.html

  8. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Sesudos y atinados los razonamientos del autor y de los comentaristas. Se aprende muchísimo con vosotros: ¡gracias!
    Ahora bien… todos estos razonamientos, ante unas consignas bien berreadas en una manifa… ¿sirven de algo?
    La “Democracia” actual está absolutamente desbordada; las masas perroflaúticas no toman el Congreso con sus habitantes dentro porque (sencillamente) les falta organización. Si no, ante una policía muy inferior en número y hasta en medios, lo harían fácilmente.
    La razón se ve desbordada por la fuerza, la Ley cede ante el slogan, el Derecho vive aparte de la realidad social. Máxime cuando esta “Democracia” se sabe absolutamente ilegítima (en obras y en orígen). Como bien se denuncia por algunos comentaristas, solo se trata de seguir robando. “Mas” y mejor.

Los comentarios están desactivados.