De pactos de gobierno, sueldos públicos y autonomía local.

 

Supongo que alguno de los lectores estarán al tanto del sainete de los sueldos públicos del Ayuntamiento de Alcalá, pero si no, se lo resumo brevemente. Tras alcanzar un acuerdo sobre un documento que incluía, entre otras condiciones, una rebaja del sueldo de los ediles, los concejales de UPYD en el Ayuntamiento de Alcalá votaron al alcalde propuesto por el PP 

 

Sin embargo, transcurridos pocos meses, comienzan las escaramuzas legales para evitar el cumplimiento de lo pactado. El alcalde, siempre según estas noticias, no lleva al Pleno el tema. P ero es que, además resulta que, según el informe jurídico emitido por el Secretario del Ayuntamiento de Alcalá, (titular del órgano de apoyo a la Junta de Gobierno Local) no se pueden bajar los sueldos de los ediles sin modificar previamente  el régimen retributivo que se contempla en el ROM (Reglamento Orgánico Municipal de Alcalá de Henares) que ha sido a su vez aprobado por el Pleno, en uso de las competencias que al efecto tiene atribuidas. Y como eso lleva mucho tiempo, y total ya va a entrar enseguida en vigor el Proyecto de Ley de Transparencia un año de estos, se acaba decidiendo que no merece la pena realizar un procedimiento tan complejo y tan largo, que encima requiere un montón de informes de un montón de técnicos municipales. Pero eso, si algún concejal tiene prisa, que no se preocupe que puede renunciar voluntariamente a parte de su sueldo sin esperar todo ese tiempo. Conclusión, los que renuncian a su sueldo son ¡oh sorpresa! los dos concejales de UPYD.

 

Por cierto, que es interesante, en los tiempos que corren, recordar que las deliberaciones de la Junta de Gobierno Local son secretas, según el art 126.5 de la Ley 7/1985.

 

¿Tiene razón el informe jurídico? Efectivamente, la Ley de Bases del Régimen Local   7/1985 de 2 de abril  atribuye al Pleno las competencias para la aprobación de los reglamentos de naturaleza orgánica, mencionando cuales tienen esta naturaleza ( entre los que, por cierto, no están recogidos los relativos al régimen de retribuciones), y en el apartado n) “el régimen retributivo de los miembros del Pleno, de su secretario general, del Alcalde, de los miembros de la Junta de Gobierno Local y de los órganos directivos municipales.”

 

Además, hay que tener en cuenta las previsiones del art.75 y del art. 121.1 d) de la misma norma, que permiten al Ayuntamiento de Alcalá, debido a su gran población, acceder a un régimen especial de retribuciones, dicho sea en plata, ponerse unos sueldos más elevados. Aunque visto lo que hemos visto en materia de sueldos municipales sobre todo gracias a sueldospublicos.es la verdad es que parece que todo Ayuntamiento o Diputación que lo ha tenido por conveniente ha establecido un sistema “especial” de retribuciones, de manera que muchos de estos sueldos superan ampliamente los de un Ministro. En ese sentido, la Diputación de Barcelona ostenta el record absoluto, hasta donde yo conozco.

 

Pero volviendo al aspecto jurídico de la cuestión, y con independencia de que  el Pleno del Ayuntamiento de Alcalá haya regulado en su ROM la retribución de sus Concejales y demás personal mediante referencias a los sueldos del personal de la Comunidad de Madrid porque así les ha parecido oportuno o se lo ha recomendado la propia Comunidad, lo cierto es que lo que no se entiende bien  por qué cuesta tanto modificar estas normas que aprueba el propio Pleno, ni se entienden ciertamente las consideraciones relativas a que mejor esperar a que entre en vigor el Proyecto de Ley de Transparencia, que acaba de aparecer por la puerta del Congreso y cuya disposición final 6ª prevé que “las Leyes de Presupuestos Generales del Estado de cada año fijen el baremo al que habrán de ajustarse las retribuciones de los miembros de los órganos de gobierno de las Entidades Locales atendiendo al tipo de entidad local de que se trate, así como a criterios objetivos de población, circunstancias socio-económicas del entorno y otras circunstancias de carácter administrativo”.

 

Me pregunto sinceramente si en el camino de ida para subir sus retribuciones  tardaron tanto.

 

Y ya puestos, no está de más recordar que la propia LBRL contempla varias posibilidades para remunerar a los miembros de las Corporaciones Locales (incluidas Diputaciones) de manera que que no hace falta que salgan tan caros, ya que según su art.75 LBRL pueden tener concejales a tiempo total, a tiempo parcial (sin exclusividad) o simplemente concejales que acuden a reuniones y cobran por ello (dietas) Merece la pena leer el artículo completo, sobre todo por lo mucho que se aleja la teoría de la realidad. Mención especial merece el apartado 4 relativo a las indemnizaciones por gastos efectivos ocasionados en el ejercicio de su cargo según las normas generales de las Administraciones Públicas (aquí es donde vienen las tarjetas corporativas, taxis, comidas, etc, etc) y el apartado 5 relativo a la publicidad de estos acuerdos sobre retribuciones y a sus límites (porque alguno se supone tendría que haber).

 

Efectivamente, las Corporaciones locales consignarán en sus presupuestos las retribuciones, indemnizaciones y asistencias  dentro de los límites que con carácter general se establezcan, en su caso.

 

Así que, de entrada, no hay límites. En la misma línea, el art.13 del Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de organización, funcionamiento y régimen jurídico de las Entidades locales que en su párrafo 4 dispone que: “ El Pleno corporativo, a propuesta del Presidente, determinará, dentro de la consignación global contenida a tal fin en el presupuesto, la relación de cargos de la Corporación que podrán desempeñarse en régimen de dedicación exclusiva y, por tanto, con derecho a retribución, así como las cuantías que correspondan a cada uno de ellos en atención a su grado de responsabilidad.”

 

En el caso concreto de Alcalá de Henares, las retribuciones se encuentran fijadas en el art.13 de su Reglamento Orgánico Municipal (que tiene nada menos que 250 preceptos, dicho sea de paso)   por referencia a las de la Comunidad Autónoma de Madrid de manera que el alcalde cobra igual que un Consejero, y el resto en función de los cargos unos porcentajes de dicha retribución.

 

La LBRL recuerda además, en cuanto a la transparencia, que “deberán publicarse íntegramente en el Boletín Oficial de la Provincia y fijarse en el tablón de anuncios de la Corporación los acuerdos plenarios referentes a retribuciones de los cargos con dedicación exclusiva y parcial y régimen de dedicación de estos últimos, indemnizaciones y asistencias, así como los acuerdos del Presidente de la Corporación determinando los miembros de la misma que realizarán sus funciones en régimen de dedicación exclusiva o parcial”

 

Creo que la frase destacada  en negrita y esta pequeña historia normativa nos aclara muchas cosas sobre como han funcionado las Entidades Locales en España en materia de retribuciones y sobre la asombrosa disparidad reinante. Básicamente, ellos se fijan el sueldo como tienen por oportuno, y no resulta sorprendente que consideren que merecen un sueldo importante por el desempeño de sus funciones. Todo ello, me imagino, es mérito de la famosa autonomía local que como la universitaria o la autonómica ha producido resultados esperpénticos. Si creen que exagero, echen un vistazo a la web sueldospúblicos.es.

 

Por último, y para que no haya sustos, es conveniente elegir el Interventor a dedo, siempre según estas noticias 

 

Eso sí, el que se atreva oponerse a este interesante sistema de autorretribución con cargo a los contribuyentes, ya sabe lo que le espera.

http://www.youtube.com/watch?v=nyOtjisVFT0

 

¿Hay solución? Pues parece que sí. Se pueden hacer las cosas de otra forma como explicamos aquí.  Y la pregunta del millón ¿Por qué los alcaldes tienen que ser políticos? o más exactamente ¿Por qué las entidades locales tienen que reproducir en pequeño una especie de Comunidad Autónoma o incluso de Estado? ¿Por qué tienen que tienen que tener un Alcalde que salvando las distancias, se parece a un Presidente del Gobierno y un Pleno que se parece a un Parlamento? ¿Cuales son las funciones de los municipios? Porque para administrar bien una ciudad no parece esencial hacer política, la verdad. O por lo menos es las pequeñas y medianas. Y no digo ya en municipios pequeños.  Es más, el componente político se acaba introduciendo hasta en la gestión de las basuras y en la necesidad de rentabilizar electoralmente todo, de forma que al final las poblaciones acaban con tranvías imposibles, centros culturales cerrados, o macroproyectos abandonados. En definitiva, con  despilfarro y a la mala gestión, en el mejor de los casos, y al clientelismo y  la corrupción en el peor. Si chequean la lista de imputados de todos los partidos verán la cantidad de cargos locales que hay.

 

Y resulta que nos comenta Jesús Fernandez Villaverde que en USA esto de tener alcaldes gestores no políticos  es de lo más normal… de hecho es lo que hay en su pueblo Lower Merion  que compara (favorablemente) en su ya famosa charla en ICADE  con Majadahonda en cuya web, lo primero que salta a la vista es la imagen de  su alcalde, que por lo menos no está imputado. Porque recordemos que algún ex alcalde de Majadahonda, y de otros ayuntamientos importantes de Madrid,  están imputados en la trama Gurtel.  En fín, si no tenemos tener gestores profesionales en vez de alcaldes políticos, por lo menos aspiremos a tener políticos que se comporten como buenos gestores, o elijamos a  buenos gestores para alcaldes.

9 comentarios
  1. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Elisa, muchos considerarán el caso que usted analiza como algo menor, quizás atípico en una democracia constitucional, merecedor en el mejor de los casos a una referencia en la página 88 de la sección Z de los medios masivos, aunque en tiempo de crisis quizás lo publiquen algo más adelante o incluso en primera página si es conveniente a la ideología del editor. 

    Como en otros países desarrollados, en España destaca una elite intelectual que por mucho tiempo ha preferido ignorar esos problemas menores, dedicar su tiempo a celebrar el poder de los políticos para lograr privilegios, y reservar su indignación para denunciar a los responsables de que ellos no puedan disfrutar tranquilos la buena vida. En mi diario recorrido por blogs encuentro hoy esta columna de Jeff Jacoby en Boston Globe que me recuerda a esa elite y su posición dominante en los países desarrollados

    http://bostonglobe.com/opinion/2012/10/13/true-moral-giant-and-dogmatic-leftist-creep/jlnwDU6jUSpm8O8ZeBRnzK/story.html

     

  2. Luisa
    Luisa Dice:

    Lo único bueno que hallo, en este panorama desolador que nos rodea, es que al menos ahora, gracias a Internet y a webs como ésta, podemos denunciar el comportamiento innoble de la clase política. No sé si la libertad de expresión que Internet propicia (antes de Internet no había propiamente libertad de expresión, a menos que te llamases Cebrián o Pedro Jota), no sé -digo- si esto se traducirá electoralmente en votar candidaturas decentes, pero quiero creer que -más pronto que tarde- así ocurrirá. Es la única esperanza que nos queda.

  3. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Una reflexión sobre el caso planteado por Elisa a partir de la teoría económica de los incentivos. Esta teoría es base de una extensa investigación sobre la importancia de los incentivos en (a) relaciones en que una persona (el principal) contrata a otra (el agente) para que haga algo en beneficio de la primera, y (b) relaciones entre personas que controlan colectivamente algo (socios). 
    El caso de Alcalá de Henares es un buen ejemplo de malos incentivos. Por un lado los vecinos de Alcalá de Henares son los “socios“ del Ayuntamiento en cuanto “empresa“ de servicios y como principales de esta “empresa“ contratan agentes (los funcionarios) para presten los servicios. En cuanto socios, los vecinos deben controlar la “empresa“ pero enfrentan el típico problema de que cada uno no tiene incentivo suficiente para hacerlo, y peor todavía si aparece un vecino muy interesado en hacerlo se sospecharía que es porque ordeñara la vaca en beneficio propio (si alguien tiene duda sobre la importancia de este punto recuérdese los grandes debates sobre el control de las sociedades anónimas, un ejemplo relativamente exitoso, y de las cooperativas, un ejemplo claro de fracaso). Ese problema se agrava y mucho porque los vecinos fracasan como principales en controlar a los funcionarios que a su vez se aprovechan de que han quedado encargados de ordeñar la vaca. 
    Muchos pensarán que el problema está en el control del agente, pero en buena medida es derivado del fracaso de los socios en asumir su responsabilidad de controlar efectivamente el Ayuntamiento. Hoy día este control queda limitado a una participación electoral cada cierto tiempo y con un conocimiento pobrísimo de la situación efectiva del Ayuntamiento. No es suficiente contratar gestores privados, algo que tampoco ha funcionado bien en EEUU. Lo primero es el control efectivo del Ayuntamiento por los vecinos, algo que solo podría lograrse si cualquier decisión importante fuera ratificada por una mayoría de vecinos en asambleas seriamente organizadas, algo fácil de enunciar pero difícil de implementar (recordar experiencias de asambleas de accionistas).     

  4. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Es al final del artículo de Elisa donde se toca, creo yo, la cuestión verdaderamente grave.
    Lo más grave no es que alcaldes y concejales se asignen, en Alcalá o en donde sea, sueldos a los que jamás habrían aspirado si tuviesen que salir de las finanzas privadas y no de las públicas. Eso esta feo, aparte de ser de un paleto que hacer sonreir; pero no es lo más grave.
    Lo más grave son los “macroproyectos”, los “tranvías”… y demás gastos faraónicos a que alude el post.
    En ellos el político de turno (en este caso autonómico-local) se lleva ingentes comisiones. Además en B. Es cosa ultrasabida, es notoria.
    El perjuicio que se causa a la cosa pública es muchísimo mayor que el sueldo elevado; porque la obra así adjudicada luego o se hace con calidades deleznables o sencillamente no se hace; pero se paga. Y al erario público le cuesta, no ya la comisión del munícipe de turno (pej un milloncete de leuritos) sino diez o doce millones más de “mala obra”.
    Los políticos cesantes resultan en muchos casos ser asombrosamente ricos; se construyen lujosísimos chalets (ex presidentes del Gobierno) que ni habiendo ahorrado todo el sueldo podrían explicar la procedencia del dinero; o bien aparecen ingentes inversiones en Méjico y Miami, de decenas de millones de euros (del Clan Pujol, conocidos en los bajos fondos como “los Honorables”). O tienen hípicas asombrosamente productivas, espejo en el que habrían de mirarse todos los negocios de hípica del mundo. O…  la lista es inagotable.
    Y lo peor es que quien debiera dar el ejemplo más alto lo da, en efecto; pero no precisamente en el sentido de la honestidad. ¿Qué diablos pasa con las comisiones del petróleo? ¿Cuándo se levantará el tupido velo de silencio? No es que lo afirme yo, yo no lo sé; es que lo afirma un libro que se sigue vendiendo en España “El negocio de la Libertad”, de Cacho, y que jamás – que yo sepa- ha sido secuestrado ni objeto de una querella siquiera.
    Dije hace mucho por aquí que esto era una “CUEVA DE LADRONES”. ahora es aún peor; los ladrones no se molestan siquiera en esconderse en una cueva. Roban a plena luz del día.
    Pobre España, hay que ver qué profanaciones hacen con tu cadaver.
     

  5. carlos coello
    carlos coello Dice:

    esa fue una de las consecuencias presidencialistas nefastas de la Ley de 2003 de reforma de la LRBRL. ¿ quien la aprobó? ¿fuenteovejuna?
     

  6. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Elisa, lo que más me gusta de este post, en relación con el de Jesús Fernandez es el planteamiento de los ayuntamientos dirigidos por gestores. Los servicios municipales no necesitan ser gestionados por políticos, aunque esa haya sido la tradición milenaria, ya que la Ciudad es anterior al Estado. Con los sistemas electónicos (véase lo que tarda en gestionarse la notificación de una sanción de tráfico) el régimen de concejos abiertos, como en Suiza los Cantones, permitiría dar instrucciones directas al “equipo de gestión municipal” (como les gusta denominarse) sobre el presupuesto y modo de gastarlo (en la línea de Quasimontoro sobre que los ciudadanos son “socios” de sus ciudades). Lo que no dice tu “post” es que han hecho los concejales que votaron a favor del partido gobernante en el municipio cuando éste incumplió el acuerdo…

  7. robespierre
    robespierre Dice:

    Y se puede seguir añadiendo otras bondades del sistema, las concejalías, al menos las de los ayuntamientos grandes, o simplemente de los ayuntamientos con delirios de grandeza, se asemejan sospechosamente a los Ministerios, con todo el escalafón completo, pululan las empresas y fundaciones públicas por doquier, se firman a diestro y siniestro Convenios con todo lo que se mueva, por supuesto se desplazan los srs. Concejales en coches oficiales, gozan de todo tipo de prebendas, etc, etc. Y al final nos dan un servicio muchísimo peor, aunque solo sea porque es mucho más caro y porque hasta para gestionar las basuras hay que celebrar Plenos. En fin, delirante todo.

  8. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Gracias por los comentarios. Para los curiosos, ya le he preguntado a los conceljales de Alcalá como ha acabado la película, si es que ha acabado. Y efectivamente, más allá de la anécdota, lo que quería poner de relieve es que tenemos también unos Ayuntamientos absolutamente mal diseñados para gestionar los no tan humildes problemas municipales, para los que nos bastarían unos cuantos gestores bien pagados y profesionales en la mayoría de los casos (salvo quizá, y con cuidado, en los grandes Ayuntamientos pero que en ningún caso deben jugar a reproducir esquemas “imperiales” e ineficientes desgraciadamente vigentes en Administraciones territoriales de mayor tamaño). Seguiremos hablando del tema.  

  9. LILI
    LILI Dice:

    Ya que internet nos ofrece innumerables instrumentos para obtener información, porqué no se presenta una ILP para poder elaborar una lista de aspirantes al poder en la que figuren 3 columnas con nombres de candidatos a las elecciones generales, autonomicas y locales.
    Como todos sabemos, quien hace política aspira al poder como medio para la consecución de otros fines,
    Columna 1 : PERSONAS QUE ASPIRAN AL PODER COM MEDIO PARA CONSEGUIR FINES IDEALISTAS 
    Columna 2 : PERSONAS QUE ASPIRAN AL PODER COM MEDIO PARA CONSEGUIR FINES EGOISTAS

    Columna 1 : PERSONAS QUE ASPIRAN AL PODER COM MEDIO PARA CONSEGUIR FINES DE PRESTIGIO SOCIAL
    Si todos los ciudadanos estubieran informados a priori sobre las fines que persigue cada persona que aspira al poder, estarian mucho más protegidos  frente a la corrupción.
    O este sistema o la “recall election” , a elegir.
    Cualquier cosa, menos estar en manos de una banda de sicópatas que no son capaces de compadecerse del dolor y del sufrimiento ajeno.

    En la mayoria de los casos, los prpios políticos se han publicamente en una de estas columnas, por tanto se trataria de recopilar información y que los ciudadanos la pudieran utilizar para ir a votar de forma informada y racional.
    (Si X dice que está en política para forrarse, ya sabemos que X estará en la columna 2, peró si a la hora de las elecciones nadie se lo recuerda a los votantes, tal vez se les olvide.

Los comentarios están desactivados.