Las Políticas Fiscales en un entorno de crisis

 

 La crisis según Einstein:

“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.

La crisis es la mayor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis tiene progresos”.

 

Partiendo de la difícil situación económica y financiera que atraviesan algunos  países de la Unión Europea, vamos a analizar las medidas fiscales adoptadas por los Estados afectados así como el peso y la presión fiscal soportada hasta el momento por cada uno de ellos.

 

La crisis financiera está poniendo en cuestión el proyecto europeo. El entramado de Tratados, acuerdos, instituciones y voluntades se está tambaleando ante una crisis financiera, económica y social, que ha exigido a los países miembros un comportamiento común que no han sido capaces de articular, ni por consenso propio, ni por cumplimiento de normas previsoras que no existían. La Unión Monetaria se configuró con países en exceso heterogéneos, sin exigir el cumplimiento riguroso de las condiciones de entrada en el área monetaria y bajo el supuesto de que el éxito del euro era incuestionable y no era necesario tener previstas posibles salidas de la Unión monetaria.

 

En la actualidad nadie duda de la fragmentación, lo que nos hace diferenciar los países competitivos, los no competitivos como  Italia y Bélgica y los ya rescatados como Grecia, Irlanda y Portugal que, además de no ser competitivos, han necesitado ayuda para hacer frente a las deudas contraídas, principalmente por las Administraciones Públicas. Mención especial requiere España, que estando dentro de los no competitivos y no habiendo sido rescatada sí va a recibir ayuda para la recapitalización de sus entidades financieras. Además, por primera vez en muchos meses, el Banco Central Europeo ha decidido hacer frente a la inestabilidad financiera que está sufriendo la Eurozona comprando bonos en el mercado secundario de los países con problemas. El propio Presidente del Banco Central, recientemente, se ha referido de forma explícita a la fórmula del rescate total y a la del rescate precautorio, aunque sin mencionar a ningún país. Descartada la primera opción, si España finalmente pide el rescate, la fórmula sería la del rescate precautorio, sujeto a condiciones.

 

La Unión  Monetaria no ha tenido una acción común ante la crisis financiera, no la ha tenido ante la crisis económica y social que le ha seguido, ni ahora la está teniendo ante la crisis fiscal de los países no competitivos.

 

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha anunciado que está preparando un informe junto a los presidentes de la Comisión Europea, el Banco Central y el Eurogrupo para rediseñar la arquitectura de la zona euro: “Centramos nuestros trabajos en construir cuatro bloques que están unidos inextricablemente: una unión bancaria para evitar que los contribuyentes paguen sistemáticamente las facturas de los errores de los bancos; una unión fiscal para evitar los déficits insostenibles; una unión económica para mejorar conjuntamente la competitividad en la eurozona; y una unión política más profunda para garantizar que las medidas son respaldadas por una legitimidad democrática fortalecida”

 

¿Cómo han reaccionado los Estados ante la crisis, qué medidas fiscales han ido adoptando?

 

En los países del entorno de la Unión Europea y por lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, medidas tendentes a incrementar la renta disponible para el consumo (en general, no reducción de tipos sino introducción de bonificaciones / deducciones) o  subida de la fiscalidad en los tramos altos (United Kingdom of Great Britainadn Northern Ireland) – 50%, hasta 49%, Francia). Y en supuestos de rescate financiero, subida generalizada del IRPF.  En el Impuesto sobre Sociedades, no hay subida de tipos impositivos (incluso algunos países bajan los tipos o establecen regímenes especiales para incentivar la economía). Hay un trato más favorable a las empresas de reducida dimensión. Y como medidas temporales (amortizaciones aceleradas, créditos fiscales). Incentivos generales en el área de I+D y medioambiente; en el Impuesto sobre el Valor Añadido, mejora del trato en algunos países para los artículos de primera necesidad (alimentos, energía, etc.) frente al incremento de los tipos generales en países con tipos por debajo de la media (Países del Este y España); e incremento general de los Impuestos Especiales (tabaco, hidrocarburos, bebidas, etc.).

 

En USA se ha experimentado un incremento en obligaciones de comunicación y registro de operaciones con finalidad fiscal, así como restricciones a la deducibilidad de intereses por préstamos con entidades vinculadas, reducción de tipos impositivos unido a la desaparición de ciertas ventajas fiscales.

 

Veamos en el siguiente cuadro, con más detalle y en particular las medidas adoptadas:

 

 

 

                                         IRPF                            SOCIEDADES         IVA                     IIEE

GRECIA Subida tipo bonus banca2% inmuebles valor superior 5 millones € Subida tipos impositivos Subida tipos impositivos
IRLANDA Reduce primer tramo escalaGanancias capital 25%Se eliminan exenciones Potencia I+DRepatriación capitales exterioresElimina incentivos Subida tipos impositivos Mejora energética
UNITED KINGDOM OF GREAT BRITAIN ADN NORTHERN IRELAND Aumento plazo compensación B.I. negativasRepatriación capitales exteriores Subida tipos impositivos
ALEMANIA Compensación B.I. negativas en reestructuraciones Bajada tipo impositivo del 19 al 7%
FRANCIA

Exención 2/3 partes primer tramo escala del impuesto

Limita deducción primas admones

Devolución I+DRegularización patrimonios exteriores Devolución mensual
ESPAÑA

Sube fiscalidad ahorro

2013 eliminación deducción vivienda y

compensación fiscal de tal deducción

Subida tipo retención a profesionales

Incentivos I+DSubida pagos a cuenta I.S.Eliminada libertad de amortizaciónLimitación educción gastos financierosLimitación compensación BI negativasGravamen dividendos y rentas fuente extranjera Subida tipos impositivos

 

 


En España además, existen proyectos normativos que incidirán sobre la materia, Proyecto de Ley de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, entre las medidas previstas podemos destacar:

 

a) Limitación al pago en efectivo por encima de un determinado importe, medida que existe ya en otros países de nuestro entorno. Con un marcado carácter  preventivo la norma hará más difícil la disposición de dinero en metálico por quien lo pueda generar, así como la utilización de facturas falsas.

 

b) Obligación de informar sobre las cuentas, valores e inmuebles situados en el exterior, a cuyo incumplimiento se anudan importantes consecuencias, un severo régimen sancionador y el gravamen como ganancia de patrimonio no justificada de activos que no se hayan declarado.

 

c) IVA: se propone ampliar los supuestos de inversión del sujeto pasivo en determinadas operaciones inmobiliarias. Y así evitar que un contribuyente pueda generar un crédito contra la Hacienda Pública sin que, como contrapartida, otro ingrese el IVA repercutido en la misma operación.

 

d) Inversión del sujeto pasivo para corregir el fraude en la fase recaudatoria y la inclusión de un nuevo supuesto de responsabilidad subsidiaria, por el que se hace responsable de las autoliquidaciones por retenciones o impuestos repercutidos a los administradores de aquellas compañías que sistemáticamente dejan de ingresar sus obligaciones corrientes con grave perjuicio no solo para la Hacienda Pública, sino para la propia competencia del mercado.

 

e) Corregir las disfunciones existentes entre el IVA y la normativa concursal , evitando, como ocurre en la actualidad, que en determinados supuestos la Agencia Tributaria tenga que devolver cuotas por IVA soportado a contribuyentes en concurso que, a su vez, son deudores por IVA a la Hacienda Pública.

 

f) Se refuerzan las actuaciones de embargo. En el ámbito de las cuentas bancarias se amplía la posibilidad de embargo, no sólo de las cuentas que posea un deudor en la sucursal determinada en la que se presenta la diligencia, sino en el banco en cuestión.

 

 

Proyecto de Ley por el que se modifica la Ley Orgánica del Código Penal en materia de delito fiscal y contra la Seguridad Social.  Agravando la pena máxima de prisión de dos a seis años en vez de uno a cinco, ampliando el plazo de prescripción (diez años) o el tipo agravado de delito fiscal que se aplicará cuando la cuantía de la cuota defraudada exceda de seiscientos mil euros o cuando la defraudación se haya cometido en el seno de una organización o grupo criminal.

 

Y como último proyecto normativo, que ya ha tenido repercusión en prensa, limitación al 70% del importe de las amortizaciones (desaparecida ya la libertad de amortización), una nueva actualización de balances, tipos más reducidos microempresas….

 

Pero debemos preguntarnos ¿las medidas adoptadas por todos estos países son suficientes? Sin duda, son imprescindibles en el contexto económico pero insuficientes en el contexto internacional en donde prima la internacionalización de las empresas y la pugna por atraer inversión extranjera. La igualdad de moneda sin un mismo régimen fiscal es igual a la búsqueda del régimen fiscal más favorable.

31 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

     
    Buenos días, Pilar.

    Gracias por exponer con claridad que esta  crisis no está teniendo efectos en Van Rompuy y su staff que siguen tratando de arreglar el Frankestein aumentando lo peor de sus capacidades sin caer en la cuenta de que el “monster” no tiene arreglo.
    Que el problema está en la propia criatura, no en sus ropajes o en su cosmética.

    Ver cómo tratan de estimularnos…con el Código Penal es una perfecta ilustración de la ley de Ashby.

    El controlador condenado a restringir nuestros grados de libertad (limitación de la capacidad de pago obligando a transacciones electrónicas, por favor, ¡que venga Orwell!)aumentando la coactividad. Europa…cárcel extractiva. Amenaza. Big Brother. El ojo que todo lo ve.
    El Imperio, en Plenitudo Potestatis, profundiza en la Jurisdicción Coactiva Universal.

    Cada vez está más claro que un entorno donde el estado y sus organizaciones representan más del 50% no tiene otra solución que profundizar…en el Código Penal y en la montaña de regulación.

    Lo que emerge tras la lectura del artículo es un entorno hostil al esfuerzo espontáneo, protector del gran conglomerado extractivo semipúblico y, como resultado, una invitación a desplazarse a lugares más acogedores, libres y vivos.

    Como quedan pocos, la invitación es hacia la abulia y la pasividad

    Un  ciudadano que lo observe experimenta, en primer lugar y tras el espanto, una reacción instintiva de rechazo, miedo e incomprensión ante la maraña. La imagen primaria es la de entrar en la cueva incubadora de Alien

    Pongo el foco en lo instintivo porque es a ese nivel donde imperceptiblemente se graba en nuestra amígdala cerebral la convicción de que “esto está mal, el tumor crece, no tiene arreglo posible, peligro, peligro, lejos“.

    Estamos viviendo un salto cualitativo en la popularidad de políticas que recurren al “Independentismo”.
    Políticas que también son fruto de la psicología profunda, de lo instintivo.
    Tanto que a veces nos parecen patologías dada la cantidad de rasgos instintivos y emocionales necesarios para que estas ideas prosperen. Están en alza. 

    Pasa en España pero también en muchos otros lugares de Europa. Hace unos días el Véneto se sumaba a la promesa de lo balcánico como lugar mental de oportunidad, seguridad y de afecto.

    Una especie de retorno al seno materno, amable, protector, seguro y sencillo. Donde la vida no suponga amenaza de cárcel ni montaña reglamentaria. Donde podamos ser autores de nuestras propias vidas.
    ¿Quién quiere vivir en el mundo ofrecido por Van Rompuy y reforzado por su staff?

    Yo no. Ni decenas de millones de europeos que comienzan la desbandada y se agitan tras la reacción instintiva.

    Entre una UE extractiva y carcelaria donde los que han secuestrado el poder saben que lo hacen tras dos consultas negativas (Francia y Holanda, 2005) y un estado de opinión contrario a sus políticas, difuso, gestionado e ignorado y la promesa de una Arcadia amable fuera del monstruo comienzo a ver la lógica interna de lo que nos sucede. La promesa, aunque parezca falsa, gana de largo.

    Hoy todos los nacionalistas se proclaman europeos de boquilla, hasta Mas y Bildu lo hacen. Pero la gente sabe que mentir al enemigo es moralmente aceptable y tácticamente correcto. De hecho ya comienzan algunos a sugerir que fuera del euro hay salida y se está mejor. Hace unos días lo dejaba caer Sala i Martin.

    Por la noche entraré al detalle, Pilar. También tiene miga.
    Pero en este momento, a punto de salir a la atmósfera enrarecida del planeta de Alien, quería dejar constancia de la primera reacción instintiva.
    Sobrevivimos gracias a ellas.

    Buenos días.

    • pilar fernandez marin
      pilar fernandez marin Dice:

      Creo que también ha llegado el momento de plantearnos si no es necesaria una reflexión profunda sobre la UE, sobre el staff que la rodea y que ha ido creciendo a su alrededor si no desordenadamente si burocraticamente.  
       

  2. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Bienvenida al blog, Pilar, con un post que clarifica un tema complejo. La clave realmente la das en las últimas líneas: después de leer los diferentes caminos que se siguen en política fiscal dentro de la Unión Europea y su no coordinación, comprobamos que, como suele ocurrir, eso no es gratis, porque la falta de una política fiscal común dentro de una única moneda trae consecuencias: el dinero se va donde le ofrezcan mejores condiciones fiscales, de modo que se acaba compitiendo dentro de la propia Unión, peleándonos entre los países que debieran trabajar como grupo contra el resto del mundo.

    • pilar fernandez marin
      pilar fernandez marin Dice:

      Gracias Fernando,
      Efectivamente sin una politiica fiscal común no llegaremos a ninguna parte. Avanzamos pero poco y lentamente, cosa que no nos podemos permitir con la situación eruorpea actual. Por ejemplo se lleva trabajando desde hace algún tiempo en una Base Imponible Europea Comun en el Impuesto de Sociedades.

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Como dice Manu, cada vez esta mas claro que el modelo del bienestar del estado solo puede mantenerse con niveles de coaccion insoportables. Gran parte de la masa la aceptara como mal menor, porque el miedo a la libertad se ha hecho patologico y ya forma parte de nuestro ADN como se dice ahora. No estamos preparados para afrontar nuestro futuro con responsabilidad y al sordo malestar por la actuacion de unos gobernantes a quienes se piden imposibles se une nuestra propia incapacidad para batallar y luchar por nuestras propias vidas.

    Se habla mucho de unificar la politica fiscal europea pero muy poco de cual deberia ser una politica fiscal que estimulase el crecimiento economico, la competitividad, la productividad y la iniciativa privadas en vez de estar centrada en allegar mas y mas recursos para soportar una hiperestructura anquilosada, coactiva, ineficiente y voraz que se niega a reajustarse a los niveles que economicamente le permitirian sobrevivir.

    Seria mucho mejor para los europeos una pluralidad fiscal de estados en competencia entre si con politicas fiscales mas atractivas a la inversion e iniciativa privadas que una politica unitaria o armonizada que anulase lo poco que va quedando de ellas.

    Pido disculpas por la ausencia de tildes pero el teclado no me permite ponerlas.       

    • pilar fernandez marin
      pilar fernandez marin Dice:

      Totalmente de acuerdo en que las politiicas fiscales deben ser un instrumento para estimulo del crecimiento economico, competividad, productividad…., defiendo una politica armonizada que, entre otros, pueda adoptar medidas concretas en la lucha contra el fraude fiscal y la evasion fiscal (incluyendo terceros paises)

  4. LILI
    LILI Dice:

    La acción común en política fiscal tendria que ir precedida de una acción común en pedagogia fiscal.
    Ejemplo reales:: 
    1.- Comida en un restaurante español – Octubre 2012
    Uno de los comensales comenta que ha de ir al asesor fdiscal para declarar unas ganancias patrimoniales que habia obtenido.
    La reacción de la mayoria de comensales ( 7) es ridiculizarlo y llamarle “pringao”. 
    2.- Entrada a unas pruebas para obtener el título de gestor administrativo:
    El c omentario más general entre los aspirantes ” Me hace mucha ilusión sacarme este título porqué debe ser muy “guay” poder estafar a Hacienda aunque solo sea un euro.
    Saludos

    • pilar fernandez marin
      pilar fernandez marin Dice:

      Mientras no seamos capaces de superar comentarios como el que nos apuntas más separados seguiremos estando de la mentalidad de bastantes socios europeos, que ven y se enorgullecen de pagar impuestos. La AEAT, tiene desde hace casi diez años un programa de formento en escuelas de la educación tributaria. Es una tarea lenta pero esperemos que añgun dia se recogan frutos.

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      LILI y Pilar,

      Disculpen pero demasiada ingenuidad. Las políticas de redistribución de ingreso junto con la impunidad y corrupción de políticos y funcionarios son motivo para no pagar impuestos en todas partes del mundo –desde Japón a Argentina vía Asia y Europa con paradas importantes en toda Africa. Cuando no se puede controlar el uso de los impuestos, no se puede pretender que la gente alegremente los pague.

      Ustedes confunden el orden de los factores. La experiencia de cada uno de nosotros cuando se nos pide una contribución voluntaria es preguntar para qué, y estoy hablando de cualquier cosa que se nos pida y en particular una dedicación de tiempo, nuestro recurso más escaso. No debe extrañar que una contribución forzosa se base en no preguntarnos para qué porque el que pregunta sabe lo que le tomaría persuadirnos. Y entre una contribución puramente voluntaria y una claramente forzosa caben una gran variedad de situaciones en que se nos trata de persuadir con mentiras y medias verdades para que contribuyamos. Lo que está en juego en estas situaciones no es el lado oscuro del contribuyente sino el lado oscuro del que quiere disponer de nuestros recursos. 

  5. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Pilar, me permito discrepar profundamente de sus ideas básicas sobre la crisis económica y política. Si tuviera que apuntar a dónde está nuestra diferencia diría en precisamente las diferencias. Supongo que usted, como tantos miles de economistas formados en la escuela neoclásica y entre los que me incluyo aunque luego haya cambiado mucho, prefiere a nivel microeconómico reducir a un mínimo las diferencias entre personas y organizaciones y a nivel macroeconómico tomar como un dato los estados nación como la unidad donde se definen las políticas públicas reduciendo a un mínimo las diferencias entre estados nación. Dice usted para empezar que la crisis ha exigido comportamientos comunes que no se han dado y que la Unión Monetaria se configuró con países en exceso heterogéneos. Y yo digo que es un error gravísimo de cualquier análisis de los fenómenos sociales y económicos ignorar las diferencias entre personas, grupos organizados o no de personas, y sociedades humanas de cualquier tamaño. 
     
    En el mismo espíritu de la cita de Einstein que usted hace, yo le pediría que medite sobre por qué somos tan diferentes y qué consecuencias tienen nuestras diferencias (los psicólogos estudian estas diferencias a nivel personal y los demás científicos sociales, incluyendo economistas, deberían estudiar las consecuencias para las interacciones sociales de esas diferencias personales, y agregaría que gracias a esas diferencias abogados, médicos y otros profesionales tienen mucho trabajo). Las simplificaciones del análisis teórico para reducir las diferencias a un mínimo nos lleva a ignorar su importancia, especialmente cuando el análisis se centra a nivel de sociedades y en particular de estados nación. Por ejemplo, si usted tomara en cuenta las muchas diferencias pre-crisis entre los 50 estados de EEUU y las diferencias internas entre “provincias“ de la UE comprendería que la crisis se haya manifestado de manera muy diversa entre los más de 300 millones de personas de EEUU y de UE –y no hablemos de las profundas diferencias internas en China, India, Latinoamérica, Africa, etc. ¿Cómo se puede pedir respuestas comunes cuando las diferencias iniciales son tan grandes? ¿Cómo se pueden negar los beneficios de acuerdos parciales sobre temas específicos aunque existan esas diferencias grandes, acuerdos de cooperación que vemos todos los días que tienen en lugar entre dos, doscientos, dos mil, dos millones, de personas? Lo único que el reconocimiento derivado de esas diferencias personales y sus consecuencias implica es la imposibilidad del estado totalitario luego que este estado ha superado su tamaño óptimo –recomiendo leer The Size of Nations de Alberto Alesina y Enrico Spolaore y las investigaciones posteriores sobre el tema escritas por economistas neoclásicos viejos que han llegado a la frontera y cruzado, y también Autocracy de Gordon Tullock y otras investigaciones sobre dictaduras escritas por otros economistas neoclásicos viejos– y por suerte este tamaño es pequeño. Ojalá todos los que discuten sobre la independencia del País Vasco y Cataluña y todos los que alegan por una Unión Europea fuerte lo hagan a partir del análisis de esas investigaciones.    
     
    Además de lo anterior, su análisis supone ideas sobre qué es una unión monetaria y sobre qué hacen y cómo se financian los estados modernos que a mi juicio llevan a descripciones erróneas sobre lo que se podría lograr con la política monetaria y la política fiscal. Acepto que sus ideas son compartidas por una gran mayoría de (macro)economistas, pero no por eso menos equivocadas. En relación a la unión monetaria, esta unión solo implica un sistema de pagos común para sus miembros y jamás un sistema financiero común por lo que su evaluación no puede hacerse en base a cómo ayuda a estabilizar el nivel de variables agregadas reales (el producto y el empleo), algo que puede leerse en lo que Robert Mundell ha escrito en los últimos 50 años y no sólo en un artículo del que luego se tomaron ideas sueltas (recuerdo a los lectores que Mundell recibió el Premio Nobel de Economía porque supuestamente contribuyó a la adopción del euro). En relación al estado moderno, sus finanzas están condicionadas por obligaciones de largo plazo asumidas en nombre del “estado de bienestar“ que requieren el sacrificio de la segunda edad para beneficiar a la primera y a la tercera, agravadas por la impunidad y la corrupción extendidas de políticos y funcionarios, y que sólo se podrían financiar a la “Japonesa“, es decir, sacrificando el crecimiento de esas variables agregadas reales que tanto interesa estabilizar, pero que en la práctica funciona a la “Argentina“. 
     

  6. LILI
    LILI Dice:

    Pilar, estoy convencida de que la tarea pedagògica de la AEAT dará sus frutos, aunque espero que sea antes que después.
    En broma, le digo a mi hija de 12 años que sus nietos veran una democràcia de verdad si viven en España y que estaran orgullosos de pagar muchos impuestos, porqué eso significará que ganan mucho dinero.
    A titulo de anecdota, tengo una amiga que vive en Holanda y segun ella, la mayoria de holandeses comentan precisamente eso, que ojalá pudieran oagar muchos impuestos porqué significaria que las cosas les van bien y ganan mucho dinero y si esllos ganan mucho dinero, su pais progresa y todos contentos, no?.
    Bueno, yo espero que estos comentarios los puedan hacer mis nietos y no mis tataranietos,

  7. LILI
    LILI Dice:

    Sr. Quasimontoro , usted mejor que yo habrá oido hablar de la accountability, eso que suena tan abstracto en España, hay lugares donde realmente funciona y la gente ( salvo deshonrosas excepciones) paga “alegremente”, porqué sabe que el que quiere disponer de nuestros recursos de forma poco ética, acaba pagando por ello.
    Y, por tanto, como madre y ama de casa o economista doméstica,  si mis hijos o nietos deciden ir a vivir a España quiero que aprendan que a los que usan los recursos públicos para su lucro, se les puede hacer pagar por ello.
    Si eso es ingenuidad, espero que me den algun premio guiness a la mayor ingenua del mundo, OK?.
     

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      LILI, creo que no ha entendido muy punto. Está referido únicamente a la pretensión de que la gente pague sus impuestos por amor al prójimo y sin chistar. 

      Por supuesto, conozco muy bien el término accountability –con decirle que más de una vez me han pedido que fuera exigir a políticos y funcionarios en Africa, Asia y América Latina que devolvieran lo robado. Sí, lo conozco muy bien pero usted verá en mis comentarios que yo apunto a la impunidad y la corrupción porque si no hay amenaza clara de exigencia rápida y efectiva de la responsabilidad administrativa, civil y penal por los actos ilícitos de políticos y funcionarios (y agregaría de todos las personas que se sienten impunes por sus actos privados ilícitos) de poco valen los mecanismos controladores que verifican con medios limitados la licitud o ilicitud de los actos de políticos y funcionarios. 

  8. Federico Cárdenas
    Federico Cárdenas Dice:

    Efectivamente, en la UE hace falta una política fiscal armonizada, para poder ejercer acción sobre la redistribución, objetivo de cualquier política de rentas.
     Lo que hecho en falta del ejercicio mostrado por la autora es una parte importante que, y sobre todo en la actualidad, también nos marca como contribuyentes, en España muy por encima de otros países de nuestro entorno: la llamada presión fiscal municipal: tasas, impuestos y contribuciones especiales de carácter municipal.

    Es en ésto último en lo que se basan gran parte de los mas de 8000 municipios españoles, para que no hablemos de rescate municipal, ya que si se estudia la evolución de tasas e impuestos municipales en estos tres últimos años se puede llegar a la conclusión de que el ciudadano está sopotando un exceso de impuestos municipales, via IBI; tasas de recogida de basuras, IVTM, ….., que suben enormemente la presión fiscal individual y que raramente vemos en cualquier publicación o estudio sobre presión fiscal en España.
    Hablamos en muchos casos de subidas anuales superiores al 200 por cien, ya que la ley no establece a priori ni la jurisprudencia parece disponer, ningún techo o límite a las subidas aprobadas en Pleno por los gobiernos municipales y que están reduciendo enormemente la capacidad de ahorro de las familias en una situación como la que vivimos. Todos conocemos casos muy cercanos y ésto también está incidiendo en que nuestra renta disponible (Yd) en una situación de demanda de consumo como la que estamos viviendo, no permita salir de esta espiral recesiva.

    Por tanto no sólo es IVA e IRPF, pagamos muchos impuestos, sobre todo municipales y tasas (que no son progresivas ni proporcionales) e incluso con subidas muy superiores a lo que cabría imaginar en muchos casos. Lo que crea mucha ineficiencia y evita la igualdad que es principio básico de cualquier sistema impositivo moderno.

    Gracias Pilar por su artículo, un saludo

              

  9. LILI
    LILI Dice:

    En mi opinión, y concretamente en España, se ha dado poca importancia al estudio de las perspectivas sociológica y psicológica de la actividad financiera del estado y no se han estudiado suficientemente las pautas de comportamiento social o individual ante las medidas adoptadas por los poderes públicos en materia financiera, es decir, el grado de sensibilización social o individual ante las decisiones sobre el ingreso o el gasto (elección entre un impuesto directo o indirecto, por ejemplo). 
    Me imagino que todo llegará, pues como dice Pilar la AEAT está por la labor.
     

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Buenos días, Lili.

      Efectivamente hay un discurso en algunos lugares que dice que nos gustaría ganar millones y pagar muchos impuestos.

      Creo que es un discurso que cada vez se oye menos por diversos motivos. Es falso –sucede justo al contrario por razones muy comprensibles– y afecta a un porcentaje minúsculo de la población sin efectos cuantitativos relevantes en el conjunto.

      No me importa lo que ganen o tengan CR, Messi o Botín. Tampoco creo que porcentualmente deban pagar más. Salvo que es sencillo quitárselo porque son pocos no le veo otra defensa a la progresividad y esto no parece muy moral. Los metemos en un ascensor y los “equalizamos” a la fuerza.
      Rawls vino a decir eso pero le llama “acuerdo equitativo bajo el velo de la ignorancia“.

      El problema no son los pocos afortunados. Es el 99% de la población activa que vive bajo una losa fiscal hasta hace poco oculta pero que comienza a salir a la luz y nunca baja de entre el 55% y el 65% de sus ingresos cada vez más impredecibles e inseguros.

      Por otra parte, cualquier producto manufacturado de los que adquirimos normalmente  tiene un IVA al consumo final que es superior a su coste de fabricación más margen del fabricante.
      Si se trata de un producto alimenticio también es el caso a pesar de tener un IVA reducido.
      No incluyo el resto de decenas de impuestos, tasas y otros costes fiscales que gravan el producto final. Si lo hacemos pasamos siempre de un 60% de coste fiscal. Los productos energéticos y otros especiales mucho más. 

      En estas condiciones, la propia crisis, una vez se analice en serio y no de forma interesadamente cosmética como sucede, nos obligará a revisar cosas que, como la fiscalidad señalan problemas gravísimos.

      Problemas que garantizan la imposible coexistencia de un entorno productivo, con empleo digno y suficiente y una sociedad esencialmente libre. 
      O una sociedad que permita a sus ciudadanos ser los autores de sus propias vidas para lo cual en vez de “dependencia” del estado se requiere “independencia”. Y esta no se consigue sin autonomía económica.

      Creo que la gente comienza a percibir esta dinámica.

      Que no sólo es cuestión de que “lo gasten bien” sino que la pregunta es ¿qué idea tienen del ser humano que se atreven a explotarlo económicamente con más intensidad que en una economía esclavista extractiva?

      Buenos días

  10. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Políticas de rentas  = Transferir coactivamente recursos de personas y empresas productivas a funcionarios, políticos, personas y empresas no productivas.

  11. robespierre
    robespierre Dice:

    Me temo que la conciencia fiscal tiene bastante que ver con el uso que se hace del dinero público. Cuanto más se malgaste y se despilfarre, más fácil es que se considere que lo que hay que hacer es evitar los impuestos. De la misma forma,si hay impuestos excesivos, o si se percibe claridad que los “ricos” de verdad no pagan impuestos, la gente los evade con mejor conciencia que si el sistema tributario es justo y funciona. Supongo que está bastante estudiado. La situación probablemente ahora en España es la peor posible, con mucho despilfarro público, subida de impuestos y mucha evasión fiscal. 

  12. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Asunto susceptible de muchas perspectivas.

    Desde la que correctamente adopta Pilar en su artículo –tras explicar su objetivo concreto en el primer párrafo– a los puntos de vista que sobre la fiscalidad y la crisis manifestamos los comentaristas.

    Comparto muchos de los comentarios y echo en falta:

    1.  Un análisis evolutivo de la fiscalidad sobre la población activa (de menos del 10% a más del 60% en menos de 45 o 50 años).

    2. Una reflexión sobre sus efectos en el cuerpo social y en la competitividad (es el mayor coste de cualquier producto o servicio) y

    3. Una introspección serena sobre el juicio moral que hoy merece esta fiscalidad y un ejercicio de proyección para ver que, necesariamente, un sistema así construido no puede durar porque es destructivo. 

    Estamos en una situación en la que un trabajador que gane 25,000 euros brutos genera unos ingresos fiscales iguales al 60% de su tiempo de trabajo.
    Esto es mucho más de lo que se pedía a un cortador de caña en Cuba o un recolector de algodón en Georgia. Menos cruento, sí, pero más explotación.

    Y en esta situación estamos viendo que quienes dirigen la UE no han llegado a “su límite fiscal” porque siguen buscando nuevos “hechos imponibles”, “desplazamientos de carga fiscal” y triquiñuelas varias porque todos sabemos que, al final, toda la fiscalidad recae sobre el ciudadano.

    Desde los Impuestos Corporativos a las falsas tasas Tobin a las cuotas de CO2 que paga nuestra electricidad doméstica y hasta el IVA sobre los cadáveres incinerados.

    Todo pesa sobre el “producto” y aplasta al “ciudadano” que lleva la carga.

    Hemos llegado al punto en el cual, cuando escuchamos que “hay que reestructurar la fiscalidad de la UE”, uno no sabe si llorar porque lo que se necesita es una reducción de la fiscalidad que devuelva la razón de esforzarse.

    El sistema está kaput porque no interesa. Los únicos incentivos atractivos son las loterías y los pelotazos.

    Buenas noches

  13. LILI
    LILI Dice:

    Sr. Manu Oquendo, la posición originaria de Rawls tiene muy poco que ver con Rato, Urdangarin, y toda la panda que hacen que el resto de los mortales españoles no puedan hacer frente a unos impuestos que no son una “losa fiscal”,
    La conducta de los egoistas es el resultado de gustos y obstaculos, si no ponemos ningun obstaculo a estas conductas nos encontramos con lo que nos encontramo.
    No son los impuestos los culpables, usted cree que Messi, Urdangarin, Rato, los propietarios de SICAV’s estan siendo explotados?
    Creo que en España no son el 1% sinó muchos más, de hecho cada vez són más y más y nás, puede que lleguen hasta el infinito, si lo que ha ocurrido en Galicia ocurre en el resto de la piel de toro.
    Saludos

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Estimada/o Lili (Nunca sé si es su nombre o un apellido)

      Brevemente.

      No encuentro relación entre su referencia a los Sres Urdangarin y Rato y mi comentario –que no los citaba– por lo que paso a los dos asuntos que creo entender del suyo. SICAVs y RAWLS

      1. SICAVs (no tengo, ni como partícipe)

      Las SICAVs son un instrumento fundamental para que el escaso capital que aquí reside  no desaparezca definitivamente de España.

      Mucho me temo que al ritmo que estamos expulsando capital ni siquiera las SICAVs valgan para algo.
      Le recuerdo que la Globalización tiene tres fases: Libertad de Movimiento de Mercancías, CAPITALES y Mano de Obra.
      Cualquiera puede llevarse su dinero a donde quiera, es su derecho.

      De hecho si ustet tiene un fondo de Inversión privado gestionado por cualquier banco en España está recibiendo un trato fiscal más favorable que cualquier SICAV dado que ambos pueden demorar la tributación de plusvalías y rendimentos hasta el momento de su reintegro al partícipe.
      Pero las SICAV pagan un 1% adicional al año que su fondo particular no paga.

      Las SICAV son objeto de una demagogia  que no resiste papel y lápiz. Nos llevan a desahogamos sin entender bien lo que sucede. Es decir, desvían nuestra comprensible indignación hacia blancos falsos.

      Lo que realmente es injusto es que si usted o yo, personas físicas, decidimos constituir un pequeño fondo de pensiones o de inversión y gestionarlo nosotros mismos y para ello compramos 1000 acciones de IBERDROLA nos cobran cada año los rendimientos (dividendos, por ejemplo) aunque no los toquemos hasta nuestra jubilación.

      Lo mismo sucede si vendemos 500 de dichas acciones y ganamos 500 euros: tenemos que tributar por dicha plusvalía aunque la usemos para comprar TELEFÓNICAS y tampoco toquemos ni un duro hasta la jubilación.

      Este es el trato injusto (DESIGUAL en sentido Rawlsiano) y no lo que sucede con las SICAVs o los Fondos de Inversión o de Pensiones gestionados por un banco (a un coste anual del 2.5% de su patrimonio o del mío CADA AÑO)

      Es necesario entender el ¿perverso? funcionamiento de nuestro sistema financiero-fiscal para caer en la cuenta cómo somos llevados como remeros cautivos a los bancos para que éstos puedan tomar Deuda Pública del estado con apalancamientos dignos de un circo.

      Por ello creo que lo que hay que reivindicar es que las personas físicas podamos hacer lo mismo que es lo razonable: Tributar cuando se produce la disposición real de los fondos invertidos y no cuando se construye el ahorro.

      2. Rawls.

      Si le parece lo abordaré por la noche pero le adelanto que Rawls, en mi opinión fundada en datos y en tratadistas acreditados, es el filósofo que ha construido las bases ideológicas del declive de los estados occidentales conduciéndonos en apenas 40 años a esta situación lamentable. Además  es en casa donde tengo su obra por si necesitase citas concretas.

      Un saludo cordial

  14. José Jarauta
    José Jarauta Dice:

      Creo que sería interesante una entrada sobre la tributación de las empresas del IBEX35. 

      Ver apuntes de Gay de Liébana a partir del minuto 15.




     

  15. Federico Cárdenas
    Federico Cárdenas Dice:

    Distingudo ENNECERUS, uno de los objetivos de los impuestos en la redistribución, si no se aplica redistribución de rentas (no con el modelo actual), sólo habría dos clases muuuuucho más diferenciadas que ahora, además puede ser una política sectorial entre sectores productivos (cosa que ocurre bien poco actualmente), regional (este tema ya sabemos dónde acaba) y la personal (con un mercado de trabajo dirigido por el enchufismo y donde el factor trabajo parece un favor “de vida” es imposible crear empleo-riqueza, por lo que me niego a llamarles factores no productivos a los desempleados, cuando lo que no es productivo es este mercado de  trabajo de “caciques” del siglo XV).
    Un saludo 

  16. LILI
    LILI Dice:

    Sr. Manu Oquendo, como le dijo la prensa francesa a aquel individuo que amenazo al gobierno con irse a Belgica para no pagar impuestos, yo les digo a los ricos imbeciles propietarios de las SICAV’s que se pueden ir con su dinero y su imbecilidad a otra parte. Le puedo asegurar que miles de familias en España no notarian la diferencia, o tal vez si , peró para mejorar.
    Y dada su inclionación a la justicia social, le sugiero que queme cualquier obra que tenga de Rawls, o de Vicenç Navarro, si tan peligroso es para los estados occidentales y por extensión para los ciudadanos que viven en ellos.
    Estoy de acuerdo que el sistema fiscal es obscenamente regresivo en España, peró  eso no quiere decir que los impuestos sean los culpables, se cambia el sistema fiscal por uno mas justo y  los “malos” que se vayan al infierno con sus SICAV’s y sus fraudes fiscales.
    Que entonces los españoles no popdrán conducir un Cayene ni comer caviar? , no creo que sea necesario para vivir en una sociedad justa. 
    La fundamentales SICAV’s , según usted estan dando de comer y refugio a todos los pobres españoles?
    En realidad, es una pregunta retórica, porqué la tengo contestada la respuesta 

  17. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Estimado Lili.

    En mi post anterior trataba de explicar el malentendido de las SICAV y el maltrato fiscal que recibe el ciudadano de a pie en relación no sólo con este tipo de fondos sino con los fondos de inversión normales que tienen millones de personas en España.

    Es el ciudadano de a pie el que debe ser mejorado fiscalmente, tratado igual de bien.

    No los otros penalizados ni restringidas sus libertades entre ellas la de llevar su dinero donde mejor les parezca.

    Cuando alguien está mejor que nosotros lo sensato y correcto es pedir que se nos trate igual de bien.
    La alternativa: exigir que se le maltrate como a nosotros parecería muy extraña.

    En este momento cientos de miles de millones de euros abandonan España y  compañías españolas hace tiempo que invierten fuera. Más de un “billón español” de euros de deuda por ese motivo.

    De hecho muchas de ellas estarían mejor cambiando su domicilio social a países que, sin ser paraísos fiscales, son menos complicados, más económicos, fiscalmente menos exagerados y con mejores primas de riesgo. 

    Estas compañías cada cierto tiempo cobran dividendos de sus subsidiarias extranjeras y pueden, legítimamente, optar por traerlos o no traerlos.

    Que lo hagan –o no– depende de muchos factores y el Sr. Jarauta ha traído un vídeo interesantísimo de Gay de Liébana que explica por qué nuestras compañías cada vez pagan más impuestos fuera y menos dentro.

    La conclusión es que en un mundo globalizado, el capital –como las fábricas, los frigoríficos, los ordenadores y las personas– cambian de residencia y el que no anda fino tiene problemas.

    España tierne gravísimos problemas por esa mentalidad de que sólo se tienen derechos y ninguna obligación (excepto los ricos que tienen que dejarse freir a impuestos sin poestañear y pidiendo perdón)

    Personalmente yo no habría ido tan lejos en lo de la libertad de movimiento de mercancías y capitales pero, ya ve, hasta el marxismo más acendrado se calla ante el escenario globalizado. Debe ser que le ven ventajas.

    Lo que creo que no debemos hacer es usar las emociones para hablar de estas cosas que son importantes para nuestro bienestar común.

    Es mejor tratar de entenderlas fríamente y ver, con calma, lo que se puede hacer para mejorar a todos sin empeorar a nadie.

    Este uno de los principios de Pareto, alcanzar una estructura productiva y distributiva donde, al límite, la ganancia de unos no sea la pérdida de otros.Se denomina “Criterio de Eficiencia de Pareto” 
    Conseguirlo es difícil y requiere talento social y político, personal y colectivo.
    Me falta lo de Rawls.

    Saludos 

    • Marisol
      Marisol Dice:

      Sr. Oquendo, Creo, que anoche se le olvidó lo que prometió sobre Rawls.
      Si puede comentarlo se lo agradecería.

  18. LILI
    LILI Dice:

    Sr. Manu Oquendo,
    No se va solo el capital, sinó ese talento social y político, personal y colectivo que se necesita para poder crear algo bueno .
    Y si intentamos cambiar el principio de Pareto?: en vez de 80-20 podriamos intentar una sociedad de 50-50.
    Resulta que para eso, además de talento social y poítico, personal y político, se necesita VOLUNTAD Y UN POCO MAS DE VERGUENZA por parte de los atuales miembros del desgovierno español. Pero poderse hacer, se puede, creame.

  19. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Pues sí, Marisol, lo tenía hecho pero ayer por la noche se me olvidó enviarlo. Gracias por el aviso.
    En este foro y en Nada es Gratis Penny, Fran Saurí, DFC y otros colegas han escrito sobre Rawls y alguno de ellos es profesor de filosofía.
    Soy bastante crítico con Rawls pero ello no me impide admirar su obra. Recomiendo su estudio, lectura y relectura pausada porque pocas cosas con más efecto en nuestras vidas se han hecho desde Kant.
    Es trabajoso estudiarlo y no voy a resumirlo. En la red hay muchos buenos resúmenes.
    Rawls proporciona una eficaz “guía para legisladores” de los regímenes con raíces en la Ilustración durante el último tercio del siglo XX. El periodo Post Breton-Woods, que nos ha traído cambios muy profundos y poco perceptibles hasta que nos golpean.  
    Conocer sus ideas sirve para entender no sólo la base ideológica que reflejan algunos comentarios al artículo de Pilar sino muchas otras cosas.
    Cosas como, por ejemplo,  los titubeos y errores del estado en la lucha contra el terrorismo nacionalista e islámico o lo referente a la baja exigencia escolar o el por qué de la discriminación “positiva” o las razones que, –antes y después de constatar su fracaso como remedio–, se esgrimieron para dar subvenciones y desarrollar políticas paliativas de redistribución sin resolver la causa del problema. Más bien agravándola.
    John Rawls no es el único factor, por supuesto, pero ofrece la red de falsa seguridad moral que embota las mentes, anestesia a la sociedad e impide reaccionar ante auténticos actos suicidas a plazo fijo.
    Es decir, los frutos de Rawls tienen un lado amargo y han contribuido sobremanera a debilitar nuestra sociedad desde dentro.
    Por ello es necesario hacer un  esfuerzo de reflexión sobre esta obra que –aunque quizás escrita desde la buena intención, (esto no lo tengo claro pero lo concedo)– ha terminado poniendo uno a uno los adoquines que nos conducen al averno.
    La obra central de Rawls es “A theory of Justice” La edición “canónica” es de 1971 –revisada en 1999  para incluir todos los cambios que el autor introdujo en las traducciones al francés y al alemán. El editor es Harvard U.P.

    Los críticos y mentores la usan para citas y notas por lo que es muy conveniente tenerla a mano.
    Hay traducción española pero, si es posible, recomiendo el original porque muchos términos son desarrollos semánticos “made in USA” en la esfera de las ciencias sociales.
    En España destacaría los excelentes prólogos de Miguel Ángel Rodilla (Salamanca) sin duda el especialista en español y también traductor.
    No quiero repetir lo dicho en otras ocasiones pero, en resumen, las críticas más conocidas a su obra provienen de Robert Nozick (1974) “Anarchy, State, and Utopia” y de Michael Sandel (1981) “Liberalism and the limits of Justice”.
    Nozick se basa en la Necesidad de Coacción que el esquema de Rawls implica y Sandel, resumiendo mucho, en una larga lista de premisas cuestionables comenzando por el pobre concepto del ser humano que se deriva de lo especificado para el “Escenario Original” donde tiene lugar un contrato utilitario de mínimos que una vez establecido no se contrasta con sus efectos en la vida real. Se da por bueno per in saecula saeculorum.
    A mi modo de ver tiene otros problemas importantes: Por ejemplo nos lleva a confundir justicia con equidad aritmética –en lo económico–  y no ofrece una definición aceptable de un término del cual abusa: justicia.
    En los tres casos, Rawls, Nozick y Sandel, su lectura es un trabajo difícil que requiere estudio y consulta a filósofos profesionales hasta familiarizarse con los textos y con, al menos, Kant, Platón y Aristóteles.
    A mí me ha ayudado leer a una alumna de Rawls (Catherine Audard) y los ya mencionados prólogos de M.A. Rodilla.
    De vez en cuando vuelvo a abrirlos porque, a pesar de todo, Rawls es un gran personaje del siglo pasado y no podemos permitirnos ignorarle.
    Ni a él ni al gestor entre bastidores: el Rector Conant que fue quien le contrató.
    James Conant es un interesantísimo personaje que solemos pasar por alto cuando su influencia y rango de iniciativas y actividades es apabullante en la configuración del mundo actual.
    Saludos

  20. LILI
    LILI Dice:

    Robert Nozick renegó de la ideologia de izquierdas para no desentonar en “algún sitio” donde ha estado dando clases.
    Michael Sandel tiene unas ideas muy especiales respecto a las cuotas de inmigrantes ( salud, etc.)
    Sr. Manu Oquendo, como sabrá el iman tenia muchos libros, peró todos eran el mismo.
    No me sirven las críticas de estos dos individuos, peró gracias por el post.
    Saludos

  21. Marisol
    Marisol Dice:

    A mi me parece al contrario, Lili.
    Que no sólo no hay dos libros iguales sino que cada lectura reflexiva del mismo libro nos muestra un libro distinto. 
    Me sorprende porque ya se lo he leído varias veces que,
    estas alturas, su criterio sea la etiqueta en vez del argumento. ¿Sigue creyendo en Izquierda y Derecha? ¿En los reyes magos?  
    Mujer, no nos haga eso que bastante tenemos ya.  

  22. Carlos Cuadros
    Carlos Cuadros Dice:

    Magnifico el planteamiento. De esta manera se puede ver cuál es el efecto real sobre la economía de una u otra alternativa fiscal.
     
    Pero, a mi manera de ver, nos falta una propuesta que sea capaz de cuadrar el círculo de unas medidas que no incrementen la presión fiscal y que sin embargo puedan incrementar la recaudación.
     
    Dentro del marco de una subida de impuestos transversal creo que se pueden aprobar medidas que compensen la retirada de renta disponible en la economía.
     
    En primer lugar se trata de seleccionar como un bien en la situación actual el consumo antes que el ahorro. El ahorro en teoría podría servir para aumentar la capacidad de concesión de créditos del sistema bancario, pero realmente esto sirve para la adquisición de deuda pública con unas rentabilidades relativamente interesantes, con lo que no se cierra el circuito lógico de aumento de depósitos y aumento de créditos…
     
    Así se ve como más positivo que el dinero disponible sirva para el consumo y no para el ahorro. La circulación, pues, se desintermedia parcialmente y ello conlleva a una mejora en la eficiencia del sistema (bajo el principio de que la intermediación supone un aumento de costes)
     
    Seguimos. Con el nivel de recaudación en el IRPF actual, podría aumentar la recaudación en el sistema traspasando dinero de ahorro a consumo, ¿cómo se hace eso sin desincentivar el ahorro?
     
    Análisis de la economía de las familias. Las familias con más número de unidades son las que dedican más renta disponible al consumo de productos de conveniencia y de inversión duradera. No olvidemos que los productos de conveniencia se producen de forma mayoritaria en el territorio nacional. Si dotamos de más disponibilidad monetaria a las familias estas utilizarán ese dinero en consumo básico (alimentación, vestido, transporte, mobiliario…). ¿Y cómo se puede hacer esto?
     
    La idea sería la de gravar según la renta per cápita de la unidad familiar utilizando el concepto de progresividad aplicado a la renta per cápita familiar (sumando todos los ingresos de la familia y dividiendo por el número de miembros). Como Hacienda conoce cuál es la distribución de las familias sólo debería encontrar ese listón por el que la unidades menos miembros pagasen los mismos impuestos por persona que los de las unidades de más miembros cosa que actualmente no sucede en la proporción adecuada.
     
    De esta manera las unidades con pocos miembros y poca capacidad de consumo habitual (más si hay incrementos del ahorro) pagarían los impuestos que dejaran de pagar las unidades con más miembros. Estos últimos utilizarían, seguro, su incremento de renta disponible en consumir productos por los que el estado recaudaría el IVA correspondiente colaborando en el mantenimiento de puestos de trabajo en el sector del comercio y de la industria media nacional.
     
    Evidentemente los fiscalistas sólo ven el efecto final de la recaudación sin un análisis micro de las consecuencias de una subida indiscriminada de impuestos.
     
    Es curioso que con este sistema podría garantizarse la subida de las pensiones pues sería reabsorbida por una mayor recaudación en este colectivo (son unidades de uno o dos miembros) y así se daría una redistribución de renta de pensionistas a las familias (cuya renta per cápita ¡es menor que la de los pensinistas!)
     
    ¿Cómo lo véis?
     

Los comentarios están desactivados.