El misterioso caso de los ipads perdidos y recuperados en el templo (de la ley)

Estos días ha habido noticias tan importantes como la reelección de Obama o la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los matrimonios homosexuales, y yo he hecho esta semana otro post más sesudo, sobre la delación, pero hoy, en este día festivo madrileño, se me va la vista, también festiva, a una noticia menor, pero no por ello irrelevante, como la de que el presidente del Congreso ha dispuesto que ya no se repongan más ipads a sus señorías, porque al parecer ya van por 30 perdidos o destruidos.

 

Es necesario hacer de esta cuestión un análisis riguroso y no dejarnos llevar por la fácil demagogia. Si mis cálculos son correctos, hay 350 diputados y ya se han cargado 30 ipads, o sea, estamos hablando del 8,5 % de los diputados favorecidos con la dádiva. Y como los diputados llevan menos de un año en su cargo, estamos hablando de un porcentaje de pérdida o destrucción de más de un 8,5 % al año

 

Pudiera parecer un porcentaje amplio respecto a las estadísticas de torpicie de la población en general, cierto. Pero no debemos ser excesivamente duros con los diputados. Razonemos. En primer lugar,  sus obligaciones son de tal naturaleza e importancia que les obligan a estar fuera del Congreso en muchas ocasiones, así que el ipad es una herramienta totalmente imprescindible. Piensen cómo si no van a expresar sus profundos pensamientos y ejemplares disquisiciones a través de twitter (aunque a veces meten la pata estridentemente, lo admito). Porque el iphone está bien, sí, pero es un poco impreciso e incómodo para los dedos de algunas señorías y hay un cierto riesgo de error ortográfico al que no deben arriesgarse. Imagen, vamos.

 

Por otro lado, nuestro país ha de ser pionero en la conciliación de la vida familiar y laboral, y la caridad bien entendida empieza por uno mismo. Por ello no ocurre aquí como en muchos países, en los que la asistencia a los templos democráticos es casi del 100 %, como por ejemplo en Chile, vean ustedes aquí qué niveles, demostrando una total falta de sensibilidad con el concepto de conciliación; no, en España hay muchas cosas que hacer fuera y además es que hace muy buen tiempo y ahora con las calefacciones esas que ponen en las terrazas, se está muy bien al aire discutiendo asuntos importantes, lo que además es más ecológico pues no se gastan las bombillas aquellas del ministro Sebastián, que se colocaron en el Congreso (suponemos). Por todo eso la asistencia al Congreso es menor, claro. Bueno, al menos eso creemos por las fotos del congreso medio vacío, pero en realidad no hay datos ciertos de cuál es la asistencia de los diputados o senadores; debe de ser un gran secreto para que no les tengan localizados por el tema del terrorismo o algo así, porque no quieren decirlo, aunque les sea preguntado, según parece, vean aquí.

 

Y claro, lo normal es que, con el trajín, pues se caigan o se pierdan estos delicados aparatillos. Parece un nivel de torpeza superior al normal el de nuestros diputados, es cierto, pero hay que valorar que se suben al AVE, luego el taxi, meterse en el Palace, cruzar la calle. Es mucho movimiento. Se pueden romper. E incluso perder y no saberse dónde están. Porque pensar que se lo han dado, para así tener dos, al cónyuge o compañero/a (de cualquiera de las orientaciones sexuales posibles y de uno y otro sexo, pues a todos les gusta) es una infamia… y pienso que no está bien que Posada diga que las conexiones de las tabletas que Sus Señorías pierdan de vista “se anularán inmediatamente de forma remota para hacerlas inservibles” y que “se trata, -esa es también la vocación de la Cámara-, de evitar cualquier sospecha”.

 

Vamos, me parece que son muy mal pensados, no creo que eso pueda ser así. ¿Cómo van a hacer esa inmoralidad, hombre? Y no me vengan con lo de la amnistía fiscal, las pensiones vitalicias, las exenciones, menús baratos, etc. No tiene nada que ver. Y además, aunque fuera así; porque, sea sincero, lector, ¿quién no se ha llevado las toallas del hotel? ¿O sisado la propina del restaurante cuando nadie te ve? ¿Quién no ha cogido el periódico de la puerta del vecino que está suscrito,  guardado dinero negro u obtenido una baja falsa? Toooodo el mundo lo hace.

También se ha dicho con mucha mala baba que esos ipad son bienes públicos, y que si lo rompes, lo has de reponer tú. Como si fuera esto una empresa privada, sujeta al Derecho Privado, esa cosa capitalista y globalizadora. Esto no es así, perdonen. Los ipad, como el dinero público, no son de nadie, Carmen Calvo Pixi y Dixit.

 

¡Son los Padres y Madres –o progenitores A y B- de la Patria, leche! No son como usted y yo, no les vamos a hacer un ERE como a los demás y suprimir el cincuenta por ciento de ellos: todos y cada uno son totalmente imprescindibles, con sus correspondientes ipads (al que por cierto habría que añadir ahora el ipad mini porque hay que estar perfecta en cada ocasión y no vas a sacar el aparataco normal en una reunión en el Ritz, digo yo).

 

Lo interesante sería –vean que soy proactivo- que pudieran conectar vía wifi los famosos pinganillos que el PP no ha querido suprimir en el Senado para las traducciones simultáneas (a pesar de que votó en contra de su establecimiento) a dichos ipads para poder seguir las sesiones desde fuera del Congreso o Senado. Eso sí sería aprovechar los recursos públicos de manera eficiente.

 

Perdonen que me extienda, pero es que hay mucha demagogia. Ahora me viene a la memoria lo del 25-S, los revolucionario rodeando el Congreso, ¡precisamente cuando estaban a punto de resolver los diputados sobre sus retribuciones! Claro, con esa presión no tuvieron más remedio que dejarlas como estaban. Y ahora cómo las van a bajar, si les han hecho esta jugada, ¡ni que fueran como Artur Mas, que se va a un hotel de 1600 euros noche, es que España les roba!

 

De verdad, un poquito de por favor.

 

18 comentarios
  1. KC
    KC Dice:

    Parece ser que los susodichos iPads ya han aparecido. Han sabido de su procedencia porque la mayoría están rayados con bolígrafos BIC.

    Ahora se entiende lo de algunas leyes.

    • ignacio (el tocayo)
      ignacio (el tocayo) Dice:

      rayados con boligrafo BIC. No puede ser. Montblanc como poco. Si las rayaduras proceden de boligrafos BIC entonces los IPAD no son los de sus señorías.

    • KC
      KC Dice:

      Cierto, buena deducción, Ignacio. Deben de ser de aspirantes a legislador, pero no iba mal encaminado el fundamento de la sospecha. Habrá que hacer un peritaje para establecer la existencias de Montblanc. Y, a poder ser, ya para formalizar la perfecta acusación en base a pruebas irrefutables, Montblancs subvencionados por el Estado y susceptibles también de ser “extraviados”.

      Entonces ya no cabría duda. 

       

  2. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Ignacio,

    En todos los tiempos hay abusos de poder que nos indignan. Hoy, tiempo de crisis, estas situaciones parecen más frecuentes que en tiempos buenos y nos predisponen a indignarnos fácilmente. Pero, la pregunta es qué hicimos en tiempos buenos para contener el poder y en particular por qué fracasamos en usar el derecho para contener el poder.

    El poder, definido como la capacidad de una persona o grupo para imponer costos a otros, siempre existirá en las interacciones sociales y el problema es cómo contenerlo para prevenir conflictos y facilitar la cooperación. El éxito en su contención depende primero de la legitimidad del poder porque el derecho se puede usar sólo por referencia a lo legítimo (uno puede analizar la historia de la humanidad desde la perspectiva de la legitimidad del poder, de cómo hemos ido trazando líneas para reconocer y aceptar el poder como necesario para algo positivo y de cómo estas líneas han reflejado nuestra preocupación por el mal uso del poder). En el mundo moderno, todos podemos estar convencidos de que el derecho es necesario para contener el poder legítimo, pero también entendemos que el derecho está lejos de ser suficiente.

    Nuestra preocupación mayor siempre ha sido y será el poder del Estado porque le reconocemos legitimidad a su monopolio del uso de la fuerza. Nos damos miles de vueltas en el aire pero siempre volvemos a lo mismo –cómo contener el poder del Estado. De poco sirve que a nivel constitucional se hayan establecido normas y órganos para limitar ese poder y evitar su concentración en un único órgano y peor en unas pocas personas, si no revisamos continuamente sus deficiencias (por ejemplo, la politización de los tribunales constitucionales ha dejado en evidencia su poca eficacia). De poco sirve centrarse en algunos malos usos del poder estatal (por ejemplo, la corrupción entendida como el mal uso para beneficio personal de quienes ejercen legítimamente ese poder), o en ritos y formas que aparentan prevenir los malos usos (por ejemplo, obligaciones de publicar regularmente información que nadie puede verificar), si las personas que ejercen el poder estatal tienen privilegios, en particular el privilegio de la inmunidad y por tanto de la impunidad. Hemos avanzado algo, pero falta mucho, muchísimo, y la indignación no ayuda, sobre todo si es selectiva.      

  3. Luisa
    Luisa Dice:

    La crisis no tiene nada de deseable, pues muchísima gente está sufriendo y pasándolo muy mal, pero si algo positivo o aprovechable puede tener es precisamente cambiar una serie de hábitos perniciosos que en España se habían instituido como normales.

    Me refiero a los gastos suntuarios, al derroche de dinero disparando con “pólvora del rey” (ahí está la famosa cúpula de Barceló en la Unesco, financiada por España y que costó millones de euros). Me refiero a las televisiones autónomicas, los consejos audiovisuales y de administración de empresas públicas, los asesores de nosecuanto y los observatorios de nosequé; todos los cuales sólo sirven para colocar acólitos y adláteres del partido que cobran millonadas llevando una vida meramente vegetativa.

    En esta línea, la supresión de coches (y chóferes) oficiales es una noticia que a todos nos llena de alegría. La pena es que esto es sólo en la Administración del Estado, porque en las CC.AA. y ayuntamientos hasta los últimos carguitos siguen con sus coches (y chóferes) oficiales pagados por todos.

  4. ignacio
    ignacio Dice:

    El Congreso podría ofrecer una gratificación de 200€ por cada IPAD recuperado y hasta 50€ a quien diera pistas que pudieran conducir a su localización y recuperación. Con varios miles de euros se imprimian los carteles de “SE BUSCA IPAD DE SUS SEÑORIAS” y con varios miles de euros más se reactiva el empleo temporal pagando a quienes empapelen los alrededores de los hoteles, restaurantes y saraos de 5 estrellas/tenedores/gintonic premiun que frecuentan sus señorías. Todo ello con la condición del completo anonimato del sujeto devolvente/informante

    • ignacio
      ignacio Dice:

      …que soy Ignacio, pero otro. No el autor del post con el que tengo, en este caso, el honor de ser tocayo.

  5. Sitogr
    Sitogr Dice:

    En el blog de David Maeztu ha surgido una discusión interesante sobre la negativa del Congreso a dar los nombres de los despistados y la aplicación de la LOP.D. Me parece interesante dados los últimos post también sobre la transparencia.
     
    http://derechoynormas.blogspot.com.es/2012/11/el-control-de-los-diputados-y-otros.html?m=1

     
    Como dice Quasimontoro, al final, la gran mayoría de los post de este blog reflejan claramente un problema de falta de libertad, un poder descontrolado. Como he defendido en otros post y no me cansaré de hacerlo, pues estoy firmemente convencido de esta idea, la solución en este país es más liberalismo.  El poder por naturaleza tiende a ser insaciable, parasitario, a alejarse del ciudadano, a corromperse, fomenta el clientelismo, malgasta y derrocha por no ser recursos propios y tienden a defender sus propios intereses. La única solución es poner coto a eso. Limitar al máximo el Estado. Como dice el economista Rallo, esto ya no es el Estado del Bienestar, es el Bienestar del Estado. 
     
    Luisa, los coches oficiales van a pasar a uso común, pero no se quitan. Cuando vea esos coches subastados lo creeré. Aún así, como dices faltan todos los coches oficiales autonómicos, provinciales y municipales. 

     
    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/4384771/11/12/el-ayuntamiento-de-madrid-suma-255-coches-oficiales-mas-de-lo-que-tendra-el-gobierno-.html

  6. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    ¿Y los datos sensibles que estaban en los iPads? ¿Algún diputado “perdedor” pertenece a la Comisión de Secretos Oficiales? ¿Cuántos de los 30 presentaron denuncias (aunque sea por internet!) a la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Municipal, Ertanza, Mossos, Mignones o secreta? ¿Podría darse el número de diputados “perdedores” según el grupo al que pertenecen tipo “quesito” como los de las elecciones? ¿No será que dadas las necesidades de movilidad de Sus Señorías, nuestros padres de la patria, preferirían un nuevo iPad mini o cualquier otro “pizarrín” más “trendy”? ¿Hay información sobre si disponen con cargo a nuestros impuestos (o sea, a nuestro tiempo de vida) de estos adminículos los concejales, diputados provinciales, miembros de cabildos insulares, parlamentarios autonómicos, parlamentarios europeos…y cuántos pueden haberse extraviado? Porpongo cambiar la expresión “tirar con pólvora del rey” por “perder los ipads de los ciudadanos” en nuestro lenguaje cotidiano. Es cierto que hay tantos problemas que este puede paracer nimio (por ejemplo, ante el suicidio de la señora a punto de ser deahuciada hoy en Baracaldo, de 53 años) pero creo que es una matáfora excelente de una causa de nuestros males: cuando el dinero es de todos, no es de nadie, como dijo ese bien de Estado que era la ministra citada. Para no hablar de los cargos de los parlamentarioa ingleses, por ejemplo.

  7. elisadelanuez
    elisadelanuez Dice:

    Lo de ampararse en la LOPD para decir que no se pueden dar los nombres de los diputados que han perdido los ipads me gustaría que alguien me lo explicase. ¿por qué? Les contesto: porque ahora toca invocar la protección de datos cada vez que no se quiere dar un dato que molesta, como es el caso, venga o no a cuento. ¿Qué datos personales se protegen en este caso? ¿en qué fichero automatizado están los ipads de sus señorías? ¿Es el dato relativo a señoría que pierde ipad susceptible de protección? En fin, yo esto de la protección de datos lo entiendo cada vez menos…o más bien, lo entiendo cada vez más. Es la frontera contra la demanda de transparencia de los ciudadanos a sus gestores públicos y ya van a ver como la sacan a pasear. Ojalá que me equivoque. Y por favor, si hay un informe jurídico que avale esta conclusión que alguien me lo pase.

  8. av83
    av83 Dice:

    el problema que veo aqui es que somos unos cobardes y estamos anclados en el pasado cultural e ideologico, no solo en el reino sino en todo el mundo. de que tenemos miedo? todo esta en la educacion señores, esa que cada vez esta peor

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      Ignacio,

      Estoy seguro que la lista de estupideces lícitas e ilícitas de los políticos españoles es larguísima y todos los días podemos agregar muchas líneas. Lo mismo pasa con los políticos en todas las democracias constitucionales.

      Yo, sin embargo, considero mucho más grave la larga lista de estupideces de los medios masivos de comunicación porque se arrogan el privilegio de controlar a todos los demás y a los políticos en particular. Pero bien sabemos que esa arrogancia no es más que un disfraz para tapar primero y ante todo sus complicidades con políticos amigos y segundo su propia ineptitud y corrupción. Recién leí online El Mundo y El Confidencial y le aseguro que si pudiera manifestarle mi reacción a sus directores tendríamos una gran pelea porque simplemente dan asco en todas sus secciones, incluyendo deportes. Lo peor es que uno se siente obligado al ejercicio diario de leerlos para estar al tanto de lo que se está diciendo y para recordar que hay gente mala, muy mala, dispuestos a joder a los demás. 

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      Ignacio,

      Le recomiendo leer esto

      http://cafehayek.com/2012/11/food-for-thought.html

      que no le dejará dudas sobre la estupidez de los políticos. Tenga en cuenta que además de político el alcalde Bloomberg es una persona muy rica. Nunca confíe en los ricos que usan su riqueza para acceder al poder del Estado –son tan malas personas como los políticos que habiendo accedido a ese poder lo han usado para enriquecerse. 

      El autor de la carta y la nota periodística de CBS no mencionan las críticas a cómo el alcalde Bloomberg ha estado manejando la asistencia y la reconstrucción causada por Sandy. Hay pocas referencias a ese manejo y al manejo por parte de los gobiernos de los estados de New York y New Jersey y del gobierno federal, pero todo indica –tomando en cuenta las diferencias entre las dos situaciones– que ese manejo por lo menos ha sido tan criticable como la gestión post-Katrina durante el gobierno de Bush, pero ni el NYT y otros medios demócratas informan sobre las críticas a ese manejo. 

    • Ignacio Gomá Lanzón
      Ignacio Gomá Lanzón Dice:

      Quasimontoro. Muy buena la carta que enlaza. En relación al tema de la prensa, sin duda tendrá razón. Pero la diferencia es que esos periódicos los sostienen sus acconistas y sus lectores y los cargos públicos y sus actuaciones los financiamos todos. Lo que se deduce de esta pequeña anécdota es el poco cuidado que tenemos, probablemente todos, con los bienes públicos y -objeto de mi post del miércoles- las normas que nos rigen a todos. Pero ello es mucho más grave en quienes nos dirigen y deben darnos ejemplo.

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      Ignacio,

      Discrepo sobre lo que usted dice respecto a los medios. Los grandes medios masivos han llegado a ser grandes por el acceso privilegiado a información de los gobiernos (privilegio esencial para su actividad), a otros privilegios de los gobiernos (la libertad de prensa y restricciones a la entrada de nuevos medios) y al financiamiento de los gobiernos a través de la publicidad estatal y otros mecanismos. Guste o no los medios masivos de comunicación son parte de una industria protegida por los gobiernos, si bien esta protección se ha ido quebrando por las nuevas tecnologías. Lo que ha estado ocurriendo en Argentina por muchos años y especialmente en estos últimos 8 años es lo mismo que ha sucedido en otras partes, con la diferencia de que los sucesivos gobiernos de los Kirchner han querido quitar protección a los medios opositores, mientras dan todo su apoyo y protección a “sus“ medios (sean de propiedad estatal o no). 

  9. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    La LOPD tiene un pequeño caballo de Troya, que es el consentimiento de los interesados. Esto se debería usar más. Si los diputados o senadores quieren no degradar más a sus respectivas instituciones, que den su consentimiento y se acaban las zarandajas de la protección de datos Por ejemplo, los diputados que NO han perdido sus IPAD o los Senadores que no se han dedicado a llamar a 902 y concursos de pago seguro que están muy interesados en que se sepa que ellos no han sido…entre otras cosas para no pagar justos por pecadores. 

Los comentarios están desactivados.