Porque yo lo valgo (sobre las declaraciones de los Consejeros de Bankia en la Audiencia Nacional)

El esperpéntico desfile de los antiguos gestores de Bankia por la Audiencia Nacional como imputados (a raíz de la interposición de una querella por UPYD de la que ya hablamos aquí  ha culminado -por ahora- con la declaración de D. Rodrigo Rato, ex Presidente de la entidad. momento que seguramente recordarán los libros que se escriban en el futuro próximo sobre estos años. No está de más recordar que a los 33 exconsejeros imputados, así como a Bankia y a BFA en calidad de personas jurídicas, se les atribuyen indiciariamente y de forma genérica los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida. Sus nombres los tienen aquí

 

A mi juicio este caso pone de manifiesto con crudeza la grave enfermedad moral, – a estas alturas no sabemos si ya incurable- que ha padecido nuestra sociedad durante los últimos años, la de la irresponsabilidad aguda de muchas personas cercanas al Poder, es decir, incapacidad de reconocer ningún error o/y la de asumir responsabilidad por los propios actos.

 

En ese sentido las declaraciones de los Consejeros de Bankia (incluidos los que tenían responsabilidades ejecutivas y los miembros de la Comisión de Auditoría) no han podido ser más reveladoras: ninguno tenía capacidad para desempeñar las funciones que teóricamente les correspondían, ninguno sabía nada de la gestión de la Caja primero y del Banco después, todos confiaban  ciegamente en el buen funcionamiento del “Sistema”, todos hacían lo que otros les mandaban, ninguno se ha planteado ni siquiera la mera posibilidad de que el desastre ocurrido y que tanto dinero nos ha costado a los contribuyentes españoles tenga algo que ver con su actuación por acción o por omisión. Pero, eso sí, todos estos señores y señoras sin trayectoria profesional previa que avalase su presencia en este Consejo cobraban unos sueldos más que considerables que recibían, me imagino, con la conciencia tranquila de quien está haciendo bien su trabajo.

 

A modo de ejemplo, aunque hay donde elegir, podemos seleccionar algunas declaraciones particularmente llamativas para ilustrar esta actitud. Así tenemos el caso de D. Arturo Fernandez, ex vicepresidente de la CEOE, Consejero de Bankia y empresario de cabecera del PP madrileño que confiesa que nunca se había leído sus cuentas, dada su total confianza en los auditores (Deloitte) que, al parecer, le eximía de tan engorrosa tarea. De la misma manera, Mercedes Rojo-Izquierdo miembro de la Comisión de Auditoría confiesa su ignorancia y su falta de capacidad para el puesto que desempeñaba (circunstancias de las que al parecer tuvo el detalle de avisar) lo que no le impidió ni ocuparlo ni cobrar el sueldo. Otros, matan al mensajero, en este caso al partido que osó querellarse contra el Régimen; así Jesús Pedroche considera que su imputación no se debe a su participación como Consejero en un desastre financiero sin precedentes sino a habladurías y chismorreos.

 

La pregunta del millón es entonces ¿qué tipo de trabajo hacían estos Consejeros que no sabían nada de cuentas, ni de auditorías, ni de gestión financiera? Porque ese es el quid de la cuestión. Parece que el trabajo consistía básicamente en obedecer órdenes y en seguir instrucciones, no precisamente de los impositores, por cierto. Se trataba, al parecer, de seguir las directrices que se les daban y aprobar aquellas operaciones que eran propuestas o recomendadas por el partido, los empresarios afines o por la Comunidad Autónoma. Pero, aunque a algunos les sorprenda, resulta que en la vida profesional ordinaria o en el mundo real los sueldos no se suelen cobrar por estos motivos, ni se consideran una recompensa por la fidelidad pasada o los servicios prestados: cobran a cambio de un trabajo, de unos resultados y de una responsabilidad. O por lo menos eso establecen todavía nuestras leyes, no por incumplidas menos vigentes. Y lo más interesante de todo es que precisamente porque se cobran esos sueldos y se asumen unas obligaciones determinadas (obligaciones que suelen estar en relación con la magnitud del sueldo, de forma que el CEO no cobra lo mismo que el becario, para entendernos) se responde en vía administrativa, civil e  incluso penal si las cosas salen mal. Son las reglas del juego, aunque en este país cada vez más las reglas del juego solo se apliquen a unos (ciudadanos de a pie) y no a otros (los que las hacen, o sus familias y clientelas políticas o consaguineas)

 

Ah, y por supuesto el supervisor de todo este desaguisado, la Comunidad de Madrid, tampoco tiene nada que ver y se lava las manos además de bloquear en la Asamblea Regional la correspondiente Comisión de Investigación con la mayoría absoluta del PP. Pues para ese viaje se podían haber ahorrado la Ley de la Comunidad 4/2003 de 11 de marzo reguladora de las Cajas de Ahorro de la Comunidad de Madrid que describe los mecanismos que la hubieran permitido –de haber tenido la intención- haber prevenido o evitado el desastre. Conviene repetirlo para que no se nos olvide, la Comunidad de Madrid era la competente de la supervisión de Caja Madrid. Pero, al ocupar políticamente la Caja, se convirtió a la vez en el supervisor y el supervisado. De este tema ya escribí en su momento en relación con la CAM (ya saben, lo peor de lo peor hasta que llegó Bankia)  pero el caso de la Comunidad de Madrid es exactamente el mismo como también comenté en su día aquí. 

 

Es verdad que el Banco de España tiene también una parte importante de culpa, pero no nos olvidemos de la Comunidad, que es lo que sus dirigentes quieren a toda costa. Conviene recordar que con carácter general, las responsabilidades de los miembros directivos de las Cajas de Ahorro, y en particular de los miembros de la Comisión de Control, que son muy específicas, están recogidas en la Ley 26/1988 de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, en relación con lo dispuesto en la Ley 31/1985 de 2 de agosto, de Normas básicas de órganos rectores de Cajas de Ahorros. Además todas las CCAA disponen de normativa específica. Por centrarnos en el caso más sonado, la normativa propia de la Comunidad de Madrid se encuentra en la Ley 4/2003 de 11 de marzo, reguladora de las Cajas de Ahorro de la Comunidad de Madrid  que contiene normativa en materia de responsabilidades administrativas y establece los órganos competentes para determinarlas y sancionarlas.

 

En fín, solo nos queda esperar que en este caso,  como en tantos otros, la maltrecha Administración de Justicia ponga las cosas en su sitio. De entrada, pase lo que pase con los imputados en el procedimiento penal, me imagino que la siguiente vez que les ofrezcan un “chollo” de esta naturaleza  a lo mejor se lo piensan. O a lo peor, no.

 

.

23 comentarios
  1. Iñaki
    Iñaki Dice:

    Un Banco es una de las Organizaciones más complejas que existen. Entender mínimamente el Balance de un Banco, es algo que ni un banquero muy experimentado llega a alcanzar siempre. ¡Ah, pero nuestros políticos sí! ¡¡Qué disparate!!

    Hemos dejado el funcionamiento de la maquinaria más sensible e importante en la organización social – los Bancos -, en manos de auténticos ineptos. ¿Dejaríamos que un avión lo pilotara un inexperto? Pues un Banco es infinitamente más importante que un viaje en avión…

    ¿Aprenderemos esta dura lección?

  2. Veronica del Carpio Fiestas
    Veronica del Carpio Fiestas Dice:

    Leyendo esto, poca duda queda de POR QUÉ y PARA QUÉ tenemos precisamente ahora tasas judiciales que tienen que pagar para reclamar su dinero los justiciables de a pie que han perdido sus ahorros en preferentes, experimentos bancarios y demás zarandajas, con estos señores al mando. ¿O soy malpensada?

  3. Palestino
    Palestino Dice:

    ¿Qué ha pasado con la entrada del día 17 de diciembre?. Era un POST de Gómez Jené sobre en Anteproyecto de Reforma Integral de Registros. ¿No interesa que se conozcan las verdades contenidas en los comentarios?

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Palestino, aunque no tenga nada que ver con el post de hoy, el post al que usted se refiere con todos los comentarios está aquí
    http://hayderecho.com/2012/12/17/el-anteproyecto-de-ley-de-reforma-de-los-registros-la-opinion-de-un-registrador/
    Se suben todos los comentarios salvo los que no responden a la política relativa a los comentarios lo que es poco habitual, afortunadamente. Ahora somos más estrictos también en cuanto a la longitud.

  5. Hackbogado
    Hackbogado Dice:

    En una situación como la que se estaba dando desde 2008, cualquier administrador de cualquier empresa estaba sufriendo de verdad. Todo el que tiene bajo su responsabilidad negocios de todo tipo vive desde hace tiempo con ojeras, estrés y agobios. En el caso de Caja Madrid, y después Bankia, era como para vivir al límite de lo posible respecto al pánico que cualquiera de nosotros tendría encima. Pero no. Atravesaron el tiempo sin muchas preocupaciones. Si te sabes amparado por el poder político, ¿para que preocuparte? En su momento, cambian las leyes, y ya está. El grado de inconsciencia y soberbia demostrado es tal que para mi claramente han cruzado la frontera que separa la negligencia (impune) del dolo eventual. Aunque aquí, con el agravante absurdo de que ni se plantearon en serio que podía salir todo mal. Se les ocurre fusionar quiebras, y sacar a bolsa una quiebra. Y solo, unos días antes de salir a bolsa, contratan a un señor que sabía de banca. Algo, porque tampoco mucho. Miren, hay un detalle que ilustra a la perfección todo. La imputada profesional de contabilidad parece que fue la única que dimitió antes de firmar unas cuentas absurdas. La única que actúo de acuerdo al sentido común. ¿Los demás? Les da igual todo. Saben que la justicia es ineficaz, y ni piensan en responsabilidades. Cuestión de abogados. Y lo curioso es que siempre andaban encargando informes para todo a prestigiosos despachos de abogados, sobre que hacer en cada momento. Y nadie, nadie, hizo lo más sencillo, decir: – paren esto, que nos la pegamos. Y claro, se la pegaron. Trescientos mil accionistas despeñados. Ahora se acepta que una SA emita CoCos por el triple de su capital social, decisión que no toma ni su Junta de Accionistas, ni su Consejo de Administración, sino el FROB, en el BOE. Y, todo prepotencia legal , se olvidan que el FROB es el 48%. Se da por hecho que el 52% del capital social no tiene ninguna posibilidad de hacer nada para evitarlo. Nada, absolutamente nada. En realidad es un juego tramposo. Todo es una trampa. Como indica la señora Verónica del Carpio, ¿quién osará siquiera acudir a un Tribunal para demandar qué cosa, si ya no solo las brutales tasas judiciales, sino la misma ley, establece que tus derechos quedan confiscados gratuitamente? Es más, sino los dimite el señor que nombra un dimitido (recuerden que a Goirigolzarri lo nombra Rato al salir ¿?) estos consejeros ni se plantean dimitir el 25 de mayo de 2012. Ni se lo plantearon. Señores a los que da igual un consejo de administración de un banco que un quirófano; ellos, a lo que les manden.

    • Veronica del Carpio Fiestas
      Veronica del Carpio Fiestas Dice:

      Conozco a Hackabogado y sé que sabe muy, pero que muy bien de lo que está hablando.

  6. José María de Pablo
    José María de Pablo Dice:

    He asistido, como abogado responsable de una de las defensas, a todas las declaraciones del Caso Bankia. También he estudiado una buena parte del sumario. Y no tengo más remedio que discrepar de este artículo por tres motivos:
    1.- se atribuye a imputados afirmaciones que no han hecho en sus declaraciones (tengase en cuenta que se trata de declaraciones a puerta cerrada, la prensa solo ha publicado filtraciones parciales -y desgraciadamente en mas de una ocasión inciertas- de una de las acusaciones).
    2.- criticar a un imputado su “incapacidad de reconocer un error” cuando declara ante el Juez es desconocer la existencia del derecho a no declarar contra uno mismo y a no declararse culpable, derechos fundamentales que reconoce la CE y la LECRIM.
    3.- debido a las filtraciones parciales e interesadas a las que me he referido, ha quedado la sensación en la opinión pública de que los imputados en este procedimiento están basando su estrategia de defensa en descargar responsabilidades echando la culpa a otros, algo que no es cierto. La totalidad de imputados han reconocido su responsabilidad en todas las decisiones de los Consejos de Bankia y BFA, pero mantienen -y yo lo comparto- que ninguna de sus decisiones fue constitutiva de delito.

  7. Luis García
    Luis García Dice:

    Si lo son, o no , señor De Pablo, ya se determinará después de la instrucción judicial, no antes. El hecho de que una persona se siente en el Consejo de Administración de una caja de ahorros impone una serie de obligaciones y si , como parece evidente, la desastrosa gestión de la misma ha originado cuantiosas pérdidas a sus accionistas (la acción ha pasado de 3,75 a 0,58), tras un proceso de ocultación de las cuentas sociales , solo descubierto cuando Deloitte se niega a firmarlas, aflorando un desfase patrimonial de, al menos, 3.500 millones de euros (luego hemos sabido que el agujero era aun mayor), ello es suficiente para someter a todos los gestores de la entidad a un proceso penal, por más que su patrocinado ejerza su derecho de defensa como le dé la gana (eso sí, es bastante gracioso que vd diga en el recurso de reforma contra el auto de incoación del procedimiento que el instructor tenía que haber llevado a cabo una investigación previa; si lo llega a hacer, vd. pediría inmediatamente la nulidad por hacerlo sin previamente atribuir la condición de imputado al investigado).

  8. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Los gestores de Bankia estaban a las órdenes de sus señoritos (políticos y sindicalistas), en primer tiempo de saludo. ¿Para qué necesitaban saber nada de cuentas? Bastaba con que supiesen conceder créditos a los promotores y a los constructores (a su vez amigos y aún socios de la “gente importante”).
    De ahí que el dinero, los ahorros de los españoles, haya desaparecido (previo paso por los ladrillos para disimular un poquito). Ahora está en Suiza y en las Islas Caimán, en compañía de los calés de los clanes Mas y Pujol.
    Pero al final -lo verán- nadie irá a la cárcel. Porque han sabido cumplir la máxima aquélla, errónemente atribuída a la Mafia:
    ” SI QUIERES ROBAR Y NO IR A LA CARCEL, APRENDE A REPARTIR LO ROBADO”.
    Y el pueblo, a disfrutar con sus ladrones; sarna con gusto pica, pero bueno…

  9. Luis García
    Luis García Dice:

    Señor De Pablo, llevo 10 años ejerciendo de Juez de Instrucción. Me quedé en el 486 Lecrim. Por favor, le ruego que me ilustre: de seguro que mis justiciables agradecerán que me dé clases un letrado tan sumamente cualificado. Tenga cuidado, no cobro de Unidad Editorial, ni le tengo que hacer la pelota.

  10. Arcimboldo
    Arcimboldo Dice:

    Estimado Sr de Pablo,
    Delincuentes no serán si en el proceso penal así se decide. Ahora bien, chorizos lo son y además de campeonato, y eso no hace falta que lo declare ningún juez, sino que que basta el artículo 20 de la CE.
    Nos gustaría más que quien lo mereciera pagase por ello, pero este tipo de desahogos es el único consuelo que nos queda a los ciudadanos decentes de este país, que afortunadamente (y esa es una de las pocas esperanzas que tenemos) somos muchos más que este tipo de clientes que supongo bien le pagarán a usted.

  11. jurista
    jurista Dice:

    Como dice la Sra. Verónica, cada vez se comprende más y se ve más claro (si es que antes alguno no lo veía así) el porqué de las tasas “judiciales”, el porqué la restricción de los recursos, el porqué empequeñecer el Poder Judicial, el porqué no darle medios, etc… Cuantos menos jueces, más agobiados y con menos medios mejor , … para algunos, claro…. FELIZ AÑO.

  12. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Gracias a todos por los comentarios. Pero quiero aclarar, como ya saben los seguidores del blog, que yo no soy penalista, y ciertamente el post no está escrito desde la perspectiva del Derecho penal; el Juez decidirá lo que proceda al respecto. De las posibles responsabilidades de tipo administrativo de estos gestores sí se más, pero obviamente no se han exigido ni se va a exigir, y ya veremos las posibles responsabilidades civiles de las que habló Rodrigo Tena en el post que he linkado en el otro comentario. El post está escrito desde una perspectiva ética y en base a lo que han publicado los medios de comunicación a los que he tenido acceso, como es lógico no he estado presente en las declaraciones de los imputados. Por lo demás, sobre el fracaso del sistema que supone reducir toda responsabilidad a la responsabilidad penal ya he escrito en prensa nacional dado que es un tema que me preocupa mucho
    .http://quiosco.elmundo.orbyt.es/ModoTexto/paginaNoticia.aspx?id=8216599&tipo=1&sec=El%20Mundo&fecha=31_01_2012&pla=pla_562_Madrid

  13. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Se han tensado un poquito los ánimos aunque posiblemente ha sido por un malentendido, Sr. de Pablo. A mí me parece que el comentario de D. Luis García era con sorna y nada amenazante.

    Una vez que hemos aceptado que cosas como la Torre Foster, estén en los libros de Caja Madrid (y ahora vaya usted a saber en los de quién) por unos 800 millones de euros (es decir a más de 22,000 euros metro cuadrado) no tiene, quizás, demasiado sentido criticar a los que fueron llevados a un consejo que, como bien se ha descrito, estaba para lo que estaba. El metro cuadrado construido es imposible que salga a más de 4000 el metro. Ni con Carrara, Caoba y Teca con incrustaciones de metales preciosos.

    ¿Quién promovió, empujó y forzó a que toda esa basura terminase en el balance de una caja pública? ¿Quién? Nadie del Consejo. Nadie esta comisión ejecutiva.
    Esto sí que sería un gran trabajo de investigación periodística y debiera serlo de oficio para la fiscalía porque los indicios son brutales.

    Estas son las cosas que necesitan respuesta.
    Y precisamente por la respuesta a preguntas como esa no creo que pueda suceder nada a estos consejeros. Lo merezcan o no.
    No sería justa la impunidad de los autores reales y el castigo de los que, simplemente, pasaban por allí.
    Este proceso de instrucción muy probablemente terminará siendo otra cortina de humo que alimente en vano la esperanza de encontrar a culpables buscando donde no están mientras pasa el tiempo.

    Es asombroso que se ignoren datos como lo de la torre Foster o la operación “sale-lease-back” con un grupo mediático madrileño liderada por uno de los Pujoles mientras nos distraen durante años y años con unos trajes de Camps, el bolso de la alcaldesa de Valencia o de las “cosillas” del yerno del Rey. Entramos al trapo como terneros.

    Mientras se les usa como cortina de humo y piezas de caza menor, gorriones todo lo más, mucha gente se estaba muriendo de la risa y mirándose en el espejo para admirar su saber hacer.

    Curro Arriola en su comentario lo resumía, tristemente, a la perfección.
    Qué pena.

    • Juan Jaime Cachazo Ibarreche
      Juan Jaime Cachazo Ibarreche Dice:

      Hola Fernando
      Muy oportuno en la advertencia .
      Nunca un comentarista , hasta donde recuerdo , le había dicho a otro comentarista en el blog que tuviera cuidado .
      Saludos cordiales

  14. José Yoldi
    José Yoldi Dice:

    Y dígame, señor Gomá, ¿Cómo refutas que uno de los comentaristas no dice la verdad, cuando se arroga ser paladín de ella, mientras imputa a los demás ser parciales o sectarios, si no es con el relato de actuaciones anteriores de ese mismo comentarista? Seguro que sus lectores preferirán conocer los hechos y juzgar por sí mismos, pero, en todo caso, el blog es suyo.
    Saludos cordiales y les deseo lo mejor para el año próximo.

    • Fernando Gomá Lanzón
      Fernando Gomá Lanzón Dice:

      Como ya he indicado a José Yoldi en privado, la referencia a la política de comentarios ha sido motivada no por uno sino por varios comentarios de personas diferentes, y en nombre de todos los editores. Es que me toca de guardia…

  15. Luis García
    Luis García Dice:

    Por cerrar con este desafortunado incidente; reconozco que el último post mio no estuvo demasiado acertado, pero creo que la primera incursión en el respeto personal fue del señor De Pablo, no mía (no fui yo quien le hizo alusiones ni a su competencia profesional -que no discuto- ni tampoco a sus escasas lecturas de la Lecrim). Constato, en cualquier caso que la crítica que hice debe estar debidamente fundamentada, porque sigue sin ser contestada, con argumentos y no con descalificaciones, por el señor De Pablo.
    Por cierto, y para el caso de que el señor Ibarreche no sea el propio señor De Pablo, el “cuidado” al que me refiero no supone, como interesadamente señalaba el mencionado señor, anuncio de mal alguno. Si vd lee el post ENTERO verá que lo que le pido es que contra-argumente con cuidado, porque no soy redactor del Diario El Mundo, publicación que habitualmente “corea” las iniciativas jurídicas del señor De Pablo. Disculpas al señor editor, en cualquier caso.
    PD: Gracias, Txetxo, por tu apoyo

    • Juan Jaime Cachazo Ibarreche
      Juan Jaime Cachazo Ibarreche Dice:

      Hola, Sr. García

      No soy el Sr. de Pablos .Mi identificación , nombre y apellidos , son los que aparecen en el encabezamiento.

      Saludos cordiales

  16. Luis García
    Luis García Dice:

    Encantado de conocerle, don Juan. Tan solo quería aclararle que la referida alusión no contenía amenaza alguna (circunstancia de la que se ha dado perfecta cuenta algún usuario del blog como don Manu Oquendo). Le deseo un muy Feliz Año Nuevo.

Los comentarios están desactivados.