¿Nos conformamos con esta conformidad? Reflexiones sobre el caso Pallarols y el sr. Durán i Lleida.

El último ejemplo (mientras escribo estas líneas, porque seguro que cuando las termine ya hay otro escándalo que “lo tapa”) que nos ha dado nuestra clase política de su nivel de irresponsabilidad y de su sensación de estar por encima de la Ley es el protagonizado por el sr. Duran i Lleida con  la sentencia de conformidad con la que ha terminado antes de empezar el caso Pallarols. Como sabrán, el caso Pallarols es el enésimo caso de financiación irregular de un partido político español. Con independencia de que ya estemos acostumbrados a ver un día sí y otro también una noticia relativa a la financiación irregular de los partidos políticos, por cierto jamás descubierta por el órgano teóricamente competente, el Tribunal de Cuentas (ya hemos explicado aquí las razones) el caso Pallarols, o el caso Durán i Lleida tiene algunas particularidades que lo hacen especialmente irritante para la ciudadanía. O por lo menos para mí.

 

Una es, evidentemente, la del contexto en que se produce. Cuando las encuestas del CIS (la última aquí) y de los medios proclaman de forma creciente la desafección de la ciudadanía por la clase política que se supone que la representa, y algunas hasta señalan que el 95% de los españoles consideran que los partidos políticos protegen la corrupción de los suyos no habría estado nada mal aprovechar la ocasión para demostrar que, aunque sea muy de vez en cuando, la justicia es igual para todos. Incluso para los políticos, aunque luego los indulten, ya saben.

 

Así por lo menos durante unos días o unos meses los más inocentes o más crédulos pueden creer a quienes nos dicen que la corrupción no está generalizada, que los políticos son honestos en su mayoría y que la Fiscalía es muy independiente del Gobierno, especialmente la catalana. En definitiva, se trataba de celebrar el juicio oral, como ocurre habitualmente por cierto. Eso sí, hubiera supuesto la pequeña incomodidad de una previsible declaración como testigo del sr. Duran i Lleida y una pena, supongo, seguramente bastante superior para los culpables.

 

En segundo lugar, tenemos también a unos protagonistas especiales, el partido UDC y su líder, el sr. Durán i Lleida. El partido, como sabemos, ha sido de los preferido de los sucesivos Gobiernos nacionales para “tender puentes” con la tradicionalmente más nacionalista y ahora directamente echada al monte CIU. Como partido político catalán y encima  de partido bisagra de la bisagra me imagino –aunque reconozco mi ignorancia sobre el tema- que dispondrá de una buena red clientelar con la que conseguir un número de votos suficientemente relevante al efecto. Y luego está la autodefinición como partido moderado  que se ve que tranquiliza mucho a la hora de negociar con él.

 

En cuanto al sr. Durán i Lleida es desde 1990 el presidente del partido y lleva en política nada menos que desde 1982. Es un personaje al que los medios han tratado siempre con guante blanco  y no olvidemos que gracias a este trato ha sido siempre uno de los políticos mejor valorados por los ciudadanos españoles. En la actualidad además preside la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados, pese a sus posturas más o menos independentistas (como saben sus fans la cosa cambia según donde esté y con quien hable, o incluso según como vea el panorama, a este señor claramente le gusta ganar siempre) con el beneplácito del PP. Este tipo de actitudes (unida a ya la famosa historia de la suite del Palace donde se aloja cuando se traslada a Madrid ) le han convertido en uno de los ejemplos máximos de políticos expertos en decir una cosa y la contraria a la vez sin perder la compostura, sacar el máximo provecho de las instituciones a las que pertenece pero a las que con su conducta y declaraciones contribuye a degradar y desprestigiar, y , en definitiva, en tomar por tontos a los ciudadanos.

 

En tercer lugar, abundando en esta última reflexión, tenemos también las explicaciones que nos han dado desde el partido, en forma de un comunicado en el que se dice que el partido como tal (es decir, como persona jurídica) no ha sido imputado (normal, no se podía) y además su directiva desconocía los hechos, aunque sorprendentemente reconocen que se  beneficiaron de los efectos de tales hechos (vulgo, se quedó con el dinero de las subvenciones concedidas). Nos aclaran que si se ha acordado devolver a la Administración catalana ciertas cantidades es porque hay una “responsabilidad civil a título gratuito” por haberse beneficiado de buena fe de unos actos ilícitos de cuya existencia no sabían nada. Bueno, aunque yo no soy penalista toda esto suena a tomadura de pelo. Total, que se reconocen los hechos (se desviaron al partido 388.483 euros destinados por la Unión Europea a formación para parados) pero resulta que el partido como tal, como persona jurídica, no ha sido imputado, y además sus dirigentes lo ignoraban todo, aunque me imagino que no ignoraban que sus cuentas presentaban unos ingresos caídos del cielo, qué suerte tienen algunos. Así que nada, se niega la responsabilidad penal, se pide perdón –ahora está de moda pedir perdón y pelillos a la mar- y se viene a decir que encima se han portado de lujo devolviendo el dinero, cosa que no hace nadie (ahí tienen razón). Todo esto sin contar con que probablemente el dinero que se devuelve me imagino que procederá de los fondos públicos con los que subvencionamos a nuestros partidos, se ve que de forma muy cicatera porque todos acaban necesitando un dinerillo extra. Un poco más y la culpa va a ser nuestra.

 

A estas alturas, y sin entrar en muchos tecnicismos,  conviene cotejar la versión de UDC de lo que supone una sentencia de conformidad en términos penales y de responsabilidad civil derivada de la comisión de un delito con la regulación de la ley de Enjuiciamiento Criminal sobre las sentencias de conformidad, recogida en el art. 787 de la LECRim

“ Antes de iniciarse la práctica de la prueba, la defensa, con la conformidad del acusado presente, podrá pedir al Juez o Tribunal que proceda a dictar sentencia de conformidad con el escrito de acusación que contenga pena de mayor gravedad, o con el que se presentara en ese acto, que no podrá referirse a hecho distinto, ni contener calificación más grave que la del escrito de acusación anterior. Si la pena no excediere de seis años de prisión, el Juez o Tribunal dictará sentencia de conformidad con la manifestada por la defensa, si concurren los requisitos establecidos en los apartados siguientes.

2. Si a partir de la descripción de los hechos aceptada por todas las partes, el Juez o Tribunal entendiere que la calificación aceptada es correcta y que la pena es procedente según dicha calificación, dictará sentencia de conformidad. El Juez o Tribunal habrá oído en todo caso al acusado acerca de si su conformidad ha sido prestada libremente y con conocimiento de sus consecuencias.

(…) 4.  Una vez que la defensa manifieste su conformidad, el Juez o Presidente del Tribunal informará al acusado de sus consecuencias y a continuación le requerirá a fin de que manifieste si presta su conformidad. Cuando el Juez o Tribunal albergue dudas sobre si el acusado ha prestado libremente su conformidad, acordará la continuación del juicio.

También podrá acordar la continuación del juicio cuando, no obstante la conformidad del acusado, su defensor lo considere necesario y el Juez o Tribunal estime fundada su petición.

(…) 6.  La sentencia de conformidad se dictará oralmente y documentará conforme a lo previsto en el apartado 2 del artículo 789, sin perjuicio de su ulterior redacción. Si el fiscal y las partes, conocido el fallo, expresaran su decisión de no recurrir, el juez, en el mismo acto, declarará oralmente la firmeza de la sentencia, y se pronunciará, previa audiencia de las partes, sobre la suspensión o la sustitución de la pena impuesta.

7.  Únicamente serán recurribles las sentencias de conformidad cuando no hayan respetado los requisitos o términos de la conformidad, sin que el acusado pueda impugnar por razones de fondo su conformidad libremente prestada.

 

Pues ya ven, según el documento de UDC la regulación de la LECrim de las sentencias de conformidad no equivale para nada a una condena penal. Y la responsabilidad civil no deriva tampoco de la condena penal, es una responsabilidad “gratuita”. Si piden perdón es “en nombre de quienes cometieron los ilícitos”, que, afortunadamente a estas alturas (los hechos acontecieron hace más de trece años) o se han dado de baja voluntariamente o han sido expulsados del partido. Y hasta ha tenido mala suerte -el partido, no los interfectos- de que ninguno haya fallecido dado el tiempo transcurrido.

 

En cuarto lugar, nos informa la Fiscalía que esto de las sentencias de conformidad es muy común. Ninguna duda al respecto, la pregunta es cuantas sentencias de conformidad similares hay en supuestos  de desvío de fondos públicos (en este caso nada menos que dinero de la UE para formación de desempleados) para fines particulares, prescindiendo de la consideración de si los fines de un partido político merecen más que los de un ciudadano corriente que para atenderlos se cometan delitos, discusión que nos llevaría demasiado lejos. O si es normal que una instrucción para ver si se han desviado fondos públicos de una subvención para otros fines dure más de trece años cuando se trata de ciudadanos o empresas privadas, incluso en España. O si esto tendrá algo que ver con que se está investigando a un partido político, y además catalán  y en Cataluña, lo que debe de rozar lo heroico. En cualquier caso, yo no les animaría a comprobar si es verdad esto de que las sentencias de conformidad son iguales para todos, y los fiscales igual de considerados siempre, no solo porque haya que cometer un delito aunque sea de cuello blanco para comprobarlo, sino porque a lo mejor se encuentran con una sorpresa. Porque además seguramente ustedes, como ciudadanos de a pie, no tengan un “conseguidor” de campanillas, nada menos que Consejero de Estado, socio del sr. Michavila, abogado del Estado y diputado de Unió, que medió ante la Fiscalía para conseguir una conformidad tan conveniente según esta noticia.

 

Y por último, terminamos con las elucubraciones del sr. Durán i Lleida sobre su responsabilidad política, inexistente, por supuesto. Pese a que, al parecer, hace más de una década se comprometió a dimitir si se demostraba que su partido se había financiado irregularmente. Bueno, pues ya está demostrado para todo el mundo menos para él y para su partido. Así que, faltaría más, no dimite. Se ve que ya hasta las palabras más sencillas como “demostrar”  tienen significados distintos para políticos y ciudadanos.

 

Eso sí, yo sacaría ya al sr. Durán i Lleida de las encuestas del CIS cuando den nombres para su valoración. Es que les va a hundir todavía más la media.

 

 

 

21 comentarios
  1. Luisa
    Luisa Dice:

    De todas formas da igual. Aunque haya una sentencia condenatoria, no pasa nada: luego el gobierno los indulta. Lo único que una se pregunta es si en estas condiciones vale la pena invertir el dinero que cuesta una instrucción judicial y un juicio oral, si después se traduce en nada. Es cierto que, al menos, con una sentencia judicial hay una declaración de hechos probados, hay una “verdad jurídica” que permite a la sociedad conocer los ilícitos que se han considerado acreditados por un órgano imparcial y después de una investigación rigurosa. Pero si no hay efectivo cumplimiento de las penas, entonces lo que existe es un vaciamiento de la sentencia penal. El efecto positivo del conocimiento de la verdad queda contrarrestado por la mofa o burla que supone la ineficacia total de la sentencia condenatoria. En un país donde, además, los indultos no han de ser motivados (ya se habló de esto en otra entrada), cabe plantease si merece la pena mantener el coste de un sistema penal para delitos de corrupción pública.

  2. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Elisa,

    Si quiere que la ley se aplique a TODOS por igual y que ningún político esté por encima de la ley, le recomiendo que forme un grupo especial para investigar las últimas 100 decisiones de un Presidente que deja el poder. Y para probar que no es hipocresía y se aplicará por igual cuando Rajoy deje la Presidencia, le recomiendo que empiece ya con las últimas 100 decisiones de Zapatero. La diversión está garantizada (lo siento por Mouriño), pero lo importante es el mensaje que se estaría enviando a futuros presidentes.

    • Quasimontoro
      Quasimontoro Dice:

      Elisa,

      Otra idea. Leyendo sobre el indulto al kamikaze y la liberación de Bolinaga, le sugiero ejercer su derecho de petición al gobierno proponiendo un proceso judicial único de revisión de condenas para el otorgamiento de beneficios parciales o totales a los condenados y que tenga en cuenta el derecho de las víctimas a su integridad psíquica. Basta de privilegios de políticos y jueces cómplices. Por lo menos se puede intentar abolir un privilegio por mes.

  3. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    El verdadero problema es que la gente sigue votando a los corruptos. Lo hemos visto reiteradamente y por ello no hace falta poner ejemplos, pues están en la mente de todos. Un electorado maduro nunca votaría a los políticos corruptos; y, a falta de un sistema penal eficaz (que para la corrupción institucional se diluye por el juego de la prescripción, las conformidades y los indultos), quedaría al menos la sanción de “expulsión de la vida política” decretada por los ciudadanos: por el cuerpo electoral. Pero, dado que la sociedad sigue votando a políticos corruptos, pues el mensaje que damos es que “No pasa nada”.

    Una quiere creer que esto va a cambiar, que están surgiendo iniciativas políticas al margen de los partidos tradicionales y con otros planteamientos y otra moral. Con esa esperanza vivimos.

  4. Javier Aparicio
    Javier Aparicio Dice:

    Coge el dinero y corre y si te pillan suelta el botín y sigue corriendo, que hay más oportunidades que longanizas. Esta es la moral que cada día muestran nuestros representables políticos, legítimos depositarios del mandato máximo y de la soberanía popular.
    ¿puede haber alguien que piense que el sistema actual tiene remedio, que un cambio de gobierno puede resolver esto?
    Ayer leí el artículo de Cesar Molinas sobre la clase extractiva, citado en los comentarios al magnífico resumen de Ignacio Gomá sobre el fracaso de los países, y me quedé desmoronado, coincido plenamente con este autor en la causa esencial del problema y la única solución posible. Pero parece que, aunque hay muchos ciudadanos que empiezan a ser conscientes del cambio que hace falta, la clase extractiva continúa en su huida para adelante, plenamente consciente de lo que no quiere es perder el chollo.
    En los 80’ se hablaba de la cultura del pelotazo y hoy se ha evolucionado al robo impune, pero sin perder el pelotazo, que aun sigue rindiendo buenos frutos.
    Pero tampoco creo que un cambio económico pueda arreglarlo. Alguien insertó hace poco un comentario en el Blog en que venía a decir que si se resuelve la crisis económica hay un riesgo muy grande de que todo siga igual. Pues no, se ha sobrepasado el punto sin retorno, aunque aún no se haya llegado al límite de saturación, que todo apunta a que llegará y la degradación evoluciona a una velocidad de vértigo.

  5. Maria
    Maria Dice:

    Sra. Lucia de las Heras, el verdadero problema es que hay corruptos y su conducta no tiene ningun obstaculo,
    La conducta de un corrupto es la mezcla de dos cosa; sus gustos y sus obstaculos, les gusta el dinero ajeno y no encuentran ningun obstaculo para apoderarse de él.
    Los ciudadanos que intentan poner obstaculos, por ejemplo manifestandose, son duramente reprimidos y estigmatizados por la policia, los medios de comunicación y participantes de blogs que los culpan de que votan a los corruptos.
    Lamentable,

  6. JJGF
    JJGF Dice:

    Javier, en el mismo sentido de lo que tú dices, una frase que repite mucho BALBÍN, el de “La clave”:

    Si uno no vive como piensa, acaba pensando como vive.

    Que enlaza con lo que decía FRPrieto en su post del 31.12.12, con cita bibliográfica incorporada: es más fácil cambiar de ideas que de conductas!!

  7. ienterria
    ienterria Dice:

    Unos apuntes:
    Por lo que conocemos por la información suministrada por los medios, a la espera de poder tener la sentencia que en su caso se dicte, a UDC se la ha considerado responsable civil por haberse beneficiado a título lucrativo de los efectos del delito cometido por sus afiliados (conviene recordar que las máximas penas impuestas lo son a sus afiliados que ejercían puestos de responsabilidad en el departamento de trabajo de la Generalitat).
    Aquella responsabilidad está regulada en el artículo 122 CP. Un caso de manual para entenderlo sería el del ladrón que roba un dinero y luego muere. El dinero del botín lo adquirirían “de buena fe” sus herederos, pero, dado su origen ilícito, lo deberían de devolver, siempre que lo tuviesen a su disposición. Es decir, no hay participación en la comisión del delito, pero el origen ilícito del dinero vicia y anula los posteriores actos.
    Duran i Lleida puso un muy mal ejemplo cuando intentó exculpar sus responsabilidades y las de su partido, comparando el caso pallerols con el supuesto que “alguien está en tu casa y se deja el grifo abierto”. Olvida la responsabilidad “in vigilando” e “in eligendo”, a la vez que el “operario” no era alguien externo a UDC, sino que eran afiliados que destinaron dinero de la comisión de los delitos en beneficio del partido.
    Es aquí dónde habría que buscar responsabilidades políticas y preguntarse el cómo y el porqué UDC aceptó un dinero de una donación “anónima” (iba a decir cuantiosa, pero vistos los 22M€ del Sr Bárcenas, parece el chocolate del loro 400.000 €), es decir, la falta de filtros en su recepción, en su contabilidad, etc todo lo cual nos llevaría a hablar de la mala regulación de la financiación de los partidos políticos, del Tribunal de Cuentas y el tema sería mucho más extenso.
    Lo que sí me gustaría acabar resaltando es que cuando el legislador (LO 5/2010 de modificación del Código Penal) acabó con el principio de “societas delinquere non potest” e introdujo en el derecho español el principio de “societas delinquere et puniri potest” (artículo 31bis del Código Penal), en un principio se excluyó expresamente a los partidos políticos de dicha responsabilidad criminal. Por suerte esta inmunidad se ha modificado con la muy reciente Ley Orgánica 7/2012, de 27 de diciembre, lo que abre un nuevo escenario para, esperemos en el futuro, el ciudadano no perciba en los múltiples casos que hay pendientes de juzgar por corrupción, la injusticia por los claros privilegios que gozan hoy en día los partidos políticos y a sus representantes.

  8. Javier
    Javier Dice:

    Desgraciadamente para los que esperan que todo vaya mal, que todo el mundo es corrupto per se y hace mal su trabajo, menos uno mismo, la fiscalía de Barcelona , que ha llevado el caso, no ha recibido presión ninguna de ningún superior jerárquico en este asunto, y, aunque no se lo crea nadie, ha sacado petróleo de un caso que iba directamente hacia la exculpación.
    El fiscal ha hecho su trabajo bien, sin interferencias, y es una afirmación que sustento en un conocimiento directo.
    No creo que interese a los propios participantes del blog, muchos funcionarios de alto rango, extender la sombra de la duda y exigir una probatio diabolica como sistema para defender el mal funcionamiento general del Estado, pues se acaba echando piedras sobre el propio tejado.
    Y si todos los fiscales, funcionarios por oposición, están mediatizados y reciben presiones porque su superior jerárquico es nombrado por el Gobierno, lo mismo podrá decirse de los abogados del Estado, notarios, registradores, magistrados etc… pues sus superiores jerárquicos son cargos políticos.
    Lo que no puede ser de recibo es hablar sin conocimiento ni pruebas de personas que hacen su trabajo conforme a su estatuto profesional, y que deben gozar, como mínimo, de una presunción de integridad y diligencia.
    Si el resultado no gusta, de ahí no se puede seguir necesariamente, como a menudo se sugiere, la corrupción o la dejación.

    • ienterria
      ienterria Dice:

      Ciertamente no tengo conocimiento directo del asunto, o tan directo como el que vd dice tener. Lo que sí que me causa verdadera perplejidad es que afirme que el “caso que iba directamente hacia la exculpación”.
      Entonces me pregunto ¿cómo es posible que un fiscal calificase provisionalmente los hechos y solicitase condenas tan elevadas como 11 años al Sr Pallerols, 8 años a su esposa, 9 años para el director de empleo, la misma pena para la “número 2” del departamento de trabajo, etc? ¿qué criterios en defensa de la legalidad y el interés público le llevó a un fiscal a calificar tan gravemente unos hechos si “iban hacia la exculpación”? ¿era una mera de banquillo lo que se pretendía? ¿qué responsabilidad tiene el ministerio fiscal frente a la sociedad de crear “expectativas” de lucha contra la corrupción que luego no se ven plasmadas en una sentencia porque los hechos “iban hacia la exculpación”? ¿no nos podría haber ahorrado esos 14 años de instrucción?
      En mi practica habitual en los juzgados a veces tengo la impresión que, desgraciadamente, algunas calificaciones provisionales están hechas “al alza”, quedándole a uno la impresión que lo que se pretende con ello es “asustar” al imputado para luego ya arreglarlo antes de la vista del juicio oral con una conformidad. El problema es cuando no se llega a ese acuerdo y se siguen manteniendo como definitivas aquellas calificaciones, normalmente porque lo ha hecho un compañero y no vamos a rebajarla, obviando lo que pasa en el acto del juicio oral.
      Sinceramente me preocupa, y mucho, que lo que vd afirma venga, de nuevo, a corroborar esa imagen que tenía, ese “mercadeo” de penas y acuerdos que tan poco tiene que ver con los principios de legalidad, defensa del interés público e imparcialidad.

  9. RC
    RC Dice:

    Es publico y notorio que lo del dinero del Fondo Social Europeo para formación de parados, en España, ha sido desde el principio un pesebre para partidos, sindicatos y patronal. Es algo que el gobierno Aznar en particular promovió para asegurarse de que los sindicatos le dejasen tranquilo. Si la justicia ha pillado a UDC es unicamente porque son los más tontos del barrio, pero como se empiece a tirar de la manta, aquí no queda títere con cabeza (y mientras tanto, seis millones de parados “estupendamente” formados).

  10. Juan Jaime Cachazo Ibarreche
    Juan Jaime Cachazo Ibarreche Dice:

    Hola Elisa.
    La conformidad es una pieza procesal tenida en cuenta por fiscales y abogados en su estrategia procesal, de modo y manera que la fiscalía general del estado y el consejo general de la abogacía española firmaron un protocolo relativo a las conformidades (cuyo texto puede consultarse en el Diario La Ley, Nº 7215, de 10 de Julio de 2009) lo que proporciona una cierta idea de la importancia que ha alcanzado tanto si se acusa como si se defiende .

    Por otra parte, la sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de 5 de junio de 2009 de la que fue ponente el Magistrado Andrés Ibáñez ( en un caso de difusión de pornografía infantil en internet ) ofrece una visión desde el lado de quien juzga cuyas observaciones también pueden ser un buen marco para el debate :
    “El expediente de la conformidad con los hechos y con la pena, está adquiriendo de manera progresiva cierto estatuto de normalidad en la legislación y en la jurisprudencia. Pero trastoca profundamente la naturaleza del momento jurisdiccional: al hacer disponible la pretensión punitiva; y por abrir la puerta a asentimientos meramente adhesivos fundados en razones pragmáticas, de pura oportunidad, y a ejercicios poco rigurosos del derecho de defensa, a costa, sobre todo, de imputados de escasa capacidad económica, principales beneficiarios del sistema. Además, favorece aplicaciones rutinarias de esa opción, a impulsos de un simple eficientismo procesal; y puede contribuir activamente a la degradación del papel del juez, que, de decisor autónomo con base en la prueba, pasa a ser simple notario , encargado de dar fe de un acuerdo negocial con antecedentes exclusivamente sumariales como presupuesto. Y cuya fundamentación resulta por completo elidida, como lo demuestra el inexpresivo tenor literal del acta de tal clase de juicios , en la que salvo la expresión ritual del término sacramental de “conformidad”, todo queda sobreentendido y, por tanto, inmotivado e infiscalizable. Una inexpresividad y opacidad, éstas, que suelen transmitirse mecánicamente a la sentencia”.
    Saludos cordiales

  11. jorgescc
    jorgescc Dice:

    La pregunta del artículo debe ser contestada: sí, nos conformamos.
    Llevamos más de treinta años haciéndolo.
    Y no sólo aquí.
    En cualquier sitio.
    Tomemos hoy el caso italiano.
    Cae el “pentapartito” por corrupto y llega ¡Berlusconi! a hombros de la mayoría que se oponía al “pentapartito” para limpiar la corrupción.
    ¿No será que el pueblo tiene la intuición de que la corrupción es una “donné” de la política, como el mando y la obediencia?.
    http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2013/01/la-oligarquia-es-eterna-i.html

    Debemos ir pensando que la corrupción y la oligarquía son algo natural al ser humano.
    La famosa “ley de hierro de la oligarquía”.
    Quizás de esa manera podremos aprender a controlarla.
    Jamás a evitarla.

  12. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Premonicion de la autora: “El último ejemplo (mientras escribo estas líneas, porque seguro que cuando las termine ya hay otro escándalo que “lo tapa”) “.

    NO nos conformamos, ocurre que sería necesario organizar un “turno de oficio” o “asociacion pro bono” para agotar las vías jurídicas en todos estos asuntos y promover (Derecho de petición, firmas para referendum) la aplicación de las Leyes vigentes en materia de control administrativo y transparencia (ver posts de este mismo blog), esto es, el ejercicio efectivo de las acciones posibles. ¿Podría ser esa Fundación o Asociación exquisitamente neutral en todos los casos? Podría. No sé si las asociaciones que existen ya y presentan querellas son neutrales o no, pero los españolitos sí están por acabar con esto, como lo demuestra que antes incluso de la publicación de este post ya hay varios escándalos de corrupción y favoritismo más, incluido el indulto del que habla algún comentario.

  13. Indignada
    Indignada Dice:

    Me siento impotente! Tengo pensamientos violentos ante esta impotencia y por primera vez entiendo algunas reacciones. Q se puede hacer cuando tardas años en probar algo tan importante como lo hizo Fernando Rodríguez Rey y el gobierno del pp con una publicación en el BOE tumba esos años de trabajo con un indulto??? Q hacemos ante esto?? Yo salgo a la calle cada vez q tengo ocasión pero al hablar con otros compañeros aún llego más cabreada…estoy al borde de la locura!!!!!!

  14. Verónica del Carpio
    Verónica del Carpio Dice:

    Me pregundo si tambien nos conformaremos con al sentencia de conformidad que se dicte contra el Sr. Undargarín.

    Y, sobre todo, si también nos conformaremos con el indulto que después se dicte.

    Porque la bonita lista de indultos que estamos teniendo de un tiempo a esta parte será por algo. ¿O no?

  15. ienterria
    ienterria Dice:

    Acabo de ver publicada la sentencia del “Cas Pallerols” http://estaticos.elperiodico.com/resources/pdf/1/1/1359110404511.pdf
    He de destacar 2 hechos:
    1.- El primero más o menos conocido, UDC es condenada como responsable civil a título lucrativo (recordemos que implica la ignorancia de la comisión delictiva), pero con la sorpresa que no ha sido condenado al pago del total del perjuicio económico causados a la Generalitat de Catalunya, esto es de 388.484 €, sino solamente de aproximadamente la mitad: 38.978,23 € por la compra de material de oficina e informática para sus sedes y de 158.306,59 € en concepto de nóminas de trabajadores de UDC pagadas por Pallerols y desviadas de las subvenciones que le otorgaron.
    2.- El hecho nuevo, ocultado y negado repetidamente por el dirigente democratacristiano Sr Duran i Lleida, es que UDC también ha sido condenado como responsable civil subsidiario del Sr Vicenç Gavaldà al pago del total de lo defraudado a las arcas públicas: 388.484 €
    Cabe recordar que el Sr Vicenç Gavaldà era entonces secretario de organización de UDC y hermano del director general de ocupación de la Generalitat, Sr Lluís Gavaldà, que también ha sido condenado, que – según sentencia- intervenía de forma decisiva en la concesión de las subvenciones.
    Lo relevante de la sentencia es que establece que el Sr Vicenç Gavaldà actuó siempre en calidad de secretario de organización de UDC PROCURANDO UN BENEFICIO PARA AL PARTIDO Y ALGUNO DE SUS MIEMBROS ASÍ COMO VÍAS DE FINANCIACIÓN PARA LAS ACTIVIDADES Y GASTOS DE UDC
    Es decir, UDC está respondiendo en razón de los delitos que ha cometido su representante/gestor en el desempeño de sus obligaciones o servicios en el partido.
    Esperemos que pronto el Sr Duran i Lleida de las oportunas explicaciones y presente su inmediata dimisión, tal y como prometió. Pero eso es mucho esperar de los políticos en general y del Sr Duran i Lleida en particular.

  16. robespierre
    robespierre Dice:

    Y yo que pensaba que el sr. Duran i Lleida era incapaz de mentir..qué decepción tan grande. Pero vamos, tranquilidad, que ahora dimite fijo. Un caballero como él..

Los comentarios están desactivados.