La remuneración de los depósitos bancarios: El tercer pacto del pasivo

A partir del próximo miércoles, los grandes Bancos españoles reducirán de forma coordinada la retribución de los depósitos de sus clientes. Ese día entra en vigor el acuerdo alcanzado por los consejeros delegados de los siete grandes y ratificado posteriormente por los presidentes en los últimos días.

El acuerdo, que se ha denominado “segundo pacto del pasivo” establece que estas entidades bancarias reducirán los tipos de interés de las imposiciones e iniciarán un proceso de supresión del sistema de pago en especies, que deberá desaparecer para las primeras marcas antes de octubre. Todo ello forma parte de la decisión de las entidades financieras de reducir el precio del dinero. Primero se llevó a cabo una rebaja de los tipos de interés de activo –créditos-, y ahora se ha extendido al pasivo –de depósitos.

Según este pacto ninguna entidad podrá ofrecer remuneraciones superiores al xx por 100 anual (…) Fuentes bancarias consultadas por este periódico señalaron que, aunque el pacto solamente haya sido acordado por los siete grandes, es casi seguro que todos los Bancos reduzcan su retribución del pasivo en las próximas semanas, siguiendo la iniciativa de los grandes.

Este acuerdo entre los Bancos se enmarca en el proceso de rebaja de los tipos de interés que tanto la Administración como los empresarios y las propias instituciones financieras han considerado necesario.”

 

Al lector de ¿Hay Derecho? seguro que le es familiar la noticia sobre la bajada de las remuneraciones de los depósitos bancarios que ha tenido lugar últimamente. El texto que acaba de leer (entrecomillado y en cursiva) merece, sin embargo, una aclaración: el truco está en la fecha de la noticia que, aunque podría ser de hace diez días, es de ¡29 de julio de 1984! Llevaba el siguiente título: Desde el próximo miércoles la banca pagará menos por los depósitos de los clientes y aparecía en la portada de ABC de aquel día.

 

El efecto déjà vu es tremendo: un alineamiento a la baja de los intereses de los depósitos bancarios ejecutado a plena luz del día (en las portadas de los periódicos) con la aquiescencia de la Administración Pública y en perjuicio de los consumidores/ahorradores… ¡Es como si hubiésemos retrocedido 30 años! Llamo la atención al sufrido lector de este blog sobre el hecho de que el de 1984 era ya el segundo pacto del pasivo, así que el de ahora, el de 2013, sería (que sepamos) el tercer pacto del pasivo de la banca española.

 

Creo innecesario extenderse sobre quién gana y quién pierde con este movimiento que supone la fin de la llamada “guerra del pasivo”: como siempre que se produce una restricción de la competencia, ganan las empresas que pactan precios o condiciones comerciales y pierden los consumidores; ganan los bancos porque, como afirmaba sin ningún pudor en Expansión un representante de la Banca March, “la menor remuneración de los depósitos implica un mayor beneficio para la entidad”. Pierden los ahorradores que recibirán una remuneración menor por esos depósitos o tendrán que invertir en otros productos con una rentabilidad menor (miren, si no, la opinión de la OCU sobre este tema). Gana el Estado también, porque el final de la competencia en este mercado eleva el atractivo de la deuda pública (para más detalle lean este artículo: Los depósitos bancarios: “Pa” echarse a la calle). En fin, cómo otras prácticas anticompetitivas esto es un robo: una expropiación del excedente del consumidor en beneficio de las empresas oferentes…

 

Queda por analizar el papelón del Banco de España en esta historia. A día de hoy no sabemos exactamente cómo ha sucedido este alineamiento de los tipos de interés de los depósitos bancarios: al principio todo parecía indicar que había sido una decisión unilateral del Banco de España; unos días más tarde, sin embargo, parecía recular dando señales de que no había habido ninguna recomendación general, que los límites se establecerían caso por caso y sólo para las entidades intervenidas, etc. Aparentemente, sin embargo, el lunes 14 los bancos ya habían alineado la remuneración de sus depósitos…

 

Desde el punto de vista formal, la actuación del Banco de España deja bastante que desear, porque esta intervención radical en el mercado habría requerido de algún tipo de respaldo normativo (no sé, una circular, dados los efectos generales de la medida). Lo chusco del caso es, sin embargo, que no sabemos dónde estamos (y no lo sabe el ahorrador que acaba de ver limitadas sus posibilidades de inversión): no hay circular, el Banco de España ni confirma ni desmiente que ha habido una recomendación, hay una tabla con rentabilidades por plazos pero no se sabe quién la ha establecido… En fin, no sigo que los lectores de este blog dedicado al Estado de Derecho se me pueden poner nerviosos…

 

¿Qué es lo único que no es igual que en 1984 de toda esta historia un tanto lamentable? Pues que ahora , al menos formalmente, tenemos una autoridad de competencia operativa y, como no podía ser de otro modo, ha levantado una ceja en cuanto se han empezado a oír las noticias de que se acababa la competencia en este mercado. Efectivamente, la CNC ha lanzado alguna señal de que no ve claros estos movimientos. Y habrá que estar pendientes de lo que hace Competencia porque si el Banco de España se desdice y declara que no ha habido recomendación por su parte, la única explicación que quedaría para el alineamiento de los tipos de interés de los depósitos sería un pacto de los bancos.

 

[Para cuando los responsables de las entidades financieras se dispongan a desmentir que haya ningún tipo de pacto para alinear los tipos de interés de los depósitos, les ahorro un trabajo y les recomiendo que reproduzcan las declaraciones de Rafael Termes, presidente a la sazón de la Asociación Española de Banca, asegurando en 1984 que “no puede existir ese pacto y no creo que exista”. De nada.]

 

Looking back in anger!

13 comentarios
  1. Isidro
    Isidro Dice:

    Estos neoliberales y capitalistas del PP, jajaja perdón es que no puedo decirlo sin reirme. Nacionalización bancaria, aumento de impuestos, la ley Wert para el control de Internet, privatizaciones anticompetencia para amiguetes, gasto publico desbocado a costa de sangrar a la ciudadanía, un Gobierno cada vez más enorme y negativa a meter mano a la Administración, politización e intento de control a la Justicia, subvenciones por doquier y sin control, limitación de la competencia bancaria, … Todavía hay alguien que piensa que el PP es liberal?

  2. VP
    VP Dice:

    Al final todo se reduce a regulación vs autorregulación… Ojalá algún día podamos autorregularnos, pero de momento ese momento está muy muy lejos. No podemos dejar que la economía se recaliente una y otra vez en épocas expansivas…. @verguenzapais

  3. Quasimontoro
    Quasimontoro Dice:

    Critilo,

    Excepto por su “anger“, totalmente de acuerdo con su análisis. En realidad, si uno toma una perspectiva histórica de la banca en España y todas las economías de mercado, nada de lo que usted apunta debería extrañar, incluso la participación rara del Banco de España. En estas situaciones, ni el gobierno ni los banqueros que sólo pueden operar por autorización del gobierno quieren aparecer como los culpables y buscan esconderse en el interés público, ese que tanto usan los privilegiados para justificarse. El motivo principal de esa colusión –sí, el mismo tipo de colusión que horroriza a los abogados y los economistas expertos en derecho de competencia, horror que no extienden a las actividades estatales– es reducir el costo de financiar a los privilegiados. En el corto plazo, lo logran, pero en el largo plazo los depositantes encuentran otras alternativas –es siempre la misma historia y los que enseñábamos economía monetaria y financiera 40 años atrás ya la contábamos.

    Algunos lectores de este blog también leen Nada Es Gratis. El viernes pasado y hoy lunes en ese otro blog Marco Celentani presenta un post sobre penalidades a impagos de préstamos con un título equivocado y dividido en dos partes. En el post de hoy aclara que el post del viernes se refería a la regulación de intereses remuneratorios, es decir intereses pagados a depositantes, y en el post de hoy lunes a las penalidades y en particular al interés penal por demora en servir un préstamo hipotecario (el tema social de moda que hoy entretiene a españoles indignados). Por supuesto, son dos temas distintos y es absurdo tratarlos bajo el mismo título. El post del viernes entonces sí tiene relación con la colusión que usted analiza en este post. Respecto del post del viernes yo envié un comentario a Marco criticando los supuestos de su análisis económico pero –algo común en NeG– cuando no les gusta la crítica no la publican. La esencia de mi crítica es que cualquier análisis que suponga (a) que el mundo puede ser perfecto, y (b) que políticos y economistas unidos pueden alcanzar la perfección, lleva necesariamente a concluir que los mercados fracasan y los gobiernos no, y por tanto el análisis es inútil.

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Muy interesante entrada Critilo. Y gracias por la referencia histórica. La verdad es que casi 30 años no son nada, y la velocidad de retroceso a épocas pretéritas de nuestra historia está siendo muy llamativa. Dentro de nada, ya entramos de lleno en el franquismo. Al tiempo.

  5. Miguel Anxo
    Miguel Anxo Dice:

    Interesante el punto de vista… Sólo una precisión: en 1993, el Tribunal de Defensa de la Competencia ya declaró acreditada la participación de los seis bancos más importantes de la época (Santander, Popular, Bilbao-Vizcaya, Central Hispanoamericano, Banesto y Banco Exterior) en un pacto para limitar la competencia en el sector. Así que a lo mejor no estamos ante el tercer pacto, sino ante el cuarto…

    http://www.cncompetencia.es/Inicio/Expedientes/tabid/116/Default.aspx?sTipoBusqueda=3&PrPag=1&PagSel=1&Numero=283%2f90&Ambito=Conductas

  6. Isabel Fernandez Torres
    Isabel Fernandez Torres Dice:

    Estoy de acuerdo en terminos generales. Solo añadiria un dato. Otra consecuencia q deriva de esa guerra d pasivo es el efecto positivo en el consumo. Es decir, como los tipos ya no son atractivos, quienes puedan en vez d tenerlo en el Banco, consumiran. Cierto q otros optaran x comprar deuda pero lo otro no debe olvidarse y creo q es parte de lo q se busca. No niego q des el punto d vista d la competencia es dificilmente aceptable

    • Isidro
      Isidro Dice:

      ¿Consumir en 2013? Que lo haga quien sea valiente. Puede estimular algo el consumo y la inversión pero no creo que mucho, la verdad.

      http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/27/economia/1354011249.html

      Al final está medida favorece como bien dice Critilo a la deuda pública, y renta variable. Los fondos de inversión serán los grandes beneficiados. Hasta las grandes SICAVS se habían metido en depósitos de alta rentabilidad. En definitiva, se trata de intentar sacar del hoyo a la economía financiera a través de una nueva intentona de derivar a ella a los pequeños ahorradores. Antes fueron las preferentes, “las bankias”, … Pero creo que demasiadas malas experiencias ha habido recientemente en Bolsa y productos financieros y la mayoría se conformará con un 1-2%, deuda pública o lo meterá en bancolchón. Y a quien puedan engañar los bancos le venderán fondos con altos gastos de gestión.

      La cuestión es que se elimina un instrumento fundamental que da rentabilidad al ciudadano de a pie, y que o espabila y busca un buen gestor o productos que den seguridad y rentabilidad, o cada día tendrá menos poder adquisitivo con cada subida de impuestos y con la inflación que es el peor impuesto de todos.

      ¿Y las medidas para la economía real para cuándo?

  7. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    O invertir en deuda publica a largo plazo. Coincido con Critilo en que el papelón del Banco de España y de la CNC (ambos reguladores con presunción de profesionalidad e independencia) es notable. Por cierto, la banca no intervenida se ha apuntado al bajonazo antes incluso que la banca publica rescatada por todos los ciudadanos (porque las Cajas eran Banca Nacionalizada en diversos sentidos…). Creo que Isidro acierta en su diatriba frente al disimulo: todos liberales, como el expresidente de Ceoe, pero comprando empresas publicas, quebrándolas y pidiendo ayudas de estado y regulacion para lo que les interesa. Gobierno y “sectores regulados”, y siempre pagamos los de siempre. Y luego hay posts que se quejan de la tendencia a la economía sumergida. Si es que aquí un alcalde cualquiera lleva varios cuerpos de ventaja al mafioso de turno que quiere abrir un centro comercial. Mas le hubiera valido contratar al mafioso a lobbistas de alto nivel. Los timos a sociedades enteras son demasiado difusos para el Derecho. Pues eso: no hay Derecho.

    • Jesús Casas
      Jesús Casas Dice:

      Aunque no comparto la tesis, un colega Prof. de la Universidad de Palermo me dijo esto en un Congreso, hablando del tema: “La disyuntiva es bastante sencilla para muchas personas. Si pagan a la mafia saben que van a cumplir el trato, siempre que sigan pagando,; si pagan a la República no tienen ninguna garantía de que cumpla los tratos y, además, la República se salta los tratos con los ciudanos en la Gazzetta Ufficiale”. Yo le dije que exageraba…pero el asunto tiene mucho hierro y si nos vamos a la “ética fiscal” como en el post de hoy (29/01/12). Me ha gustado el link. Gracias

  8. Matilde Cuena Casas
    Matilde Cuena Casas Dice:

    Seguimos con medidas que solo benefician a las entidades financieras y perjudican a los consumidores. Y todo sin disimulo alguno, sin ninguna medida eficaz de protección para el consumidor y las familias. Con esta decisión, de nuevo, se penaliza el ahorro y como bien señala el autor del post, se trata de estimular la compra de deuda pública y la inversión.
    La verdad es que pocos ahorros le quedan a los ciudadanos y los que fueron prudentes y no se dejaron arrastrar por esa política de estímulo al consumo irresponsable son muchos de los que ahora están evitando que sus familiares sufran las consecuencias de la crisis. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/09/22/economia/1316696529.html
    Lo que espero es que esta medida no tenga efecto retroactivo y no afecte a los contratos ya celebrados……Aunque aquí todo puede pasar…

  9. JJGF
    JJGF Dice:

    Tengo este artículo a mano, aunque hay gente más sesuda que el autor y que lo explican mejor.

    http://blogs.elconfidencial.com/economia/telon-de-fondo/2013/01/19/que-no-cunda-el-panico-7953

    En cuanto a la deuda pública, tampoco se presenta como una gran inversión para los próximos años. Y ahí están los grandes expertos en el mercado de bonos para decirlo. Desde Bill Gross, el jefe de la mayor gestora de bonos del mundo, hasta los artículos de Lacalle en Cotizalia.

  10. robespierre
    robespierre Dice:

    Aqui parece de nuevo que se mezclan churras y merinas,es decir, los bancocajas ruinosos y rescatados con los bancos normales y corrientes. Claro que tanta confusión parece más que voluntaria, y así arreglamos las reglas de la competencia para que los malos tengan menos problemas, qué guay. Realmente si el pobre Adan Smith levantase la cabeza con estas reglas de mercado donde los malos nunca quiebran y los buenos tienen que hacer como los malos para sobrevivir, le iba a dar algo.

Los comentarios están desactivados.