El regulador británico FSA pone en evidencia al Banco de España y la CNMV

Vivimos en un mundo globalizado y en el sector en el que más ha avanzado la globalización es en el financiero. Grandes bancos de inversión marcan el paso del mercado. Deciden que productos se ofrecen en cada momento, generando si es necesario el apetito del cliente.

 

Un ejemplo de creación artificial de la demanda de un producto financiero es el de los swaps vendidos a las pymes. Al comienzo de la crisis, en 2007, se inicia la colación indiscriminada de swaps (*) entre las pequeñas y medinas empresas. Se les ofrece este producto como si fuera una  cobertura gratuita que permite estabilizar el coste financiero de los préstamos. La oferta se realiza por quien se presenta como asesor del cliente. Su recomendación destaca las ventajas del producto silenciado los riesgos. No informa de que se trata de un producto autónomo al préstamo con costes de cancelación que pueden ser muy elevados. Tampoco informa de que existen costes ocultos que desequilibran el producto a favor del banco. En suma no informa de que el swap vendido en esas circunstancias constituye una apuesta trucada a favor del banco. En lugar de un servicio de cobertura se crea un riesgo al cliente.

 

Estamos ante un problema de orden público financiero que no solo se plantea en España. Como decimos las pautas de la banca son globales y el mismo problema también se ha reproducido en otros países, por ejemplo en el Reino Unido.

 

Ante este problema la respuesta de los supervisores financieros ha sido muy diferente. En el Reino Unido, la Financial Services Authority (FSA) realizó una investigación detectando graves incumplimientos de las normas de comercialización de swaps entre pymes, requiriendo a 11 bancos la revisión de 40.000 contratos. En la primera encuesta de seguimiento de esta revisión la FSA ha comprobado que en el 90 % de los casos la comercialización de swaps ha sido inadecuada. Los bancos no habían informado del precio de cancelar anticipadamente el producto y no se habían preocupado de verificar que el cliente comprendía los riesgos. Los bancos se presentaban sin serlo como asesores y colocaban swaps por nocionales superiores a la financiación recibida del banco, convirtiendo al cliente sin saberlo en apostante sobre la evolución de los tipos de interés. Todo esto resulta muy técnico pero baste aquí apuntar que son malas prácticas que también se dan en la comercialización de swaps en España como podemos comprobar de la lectura de las numerosas sentencias judiciales que condenan a los bancos por estas conductas.

 

Ante estas evidencias de malas prácticas, la FSA ha logrado que los principales bancos del Reino Unido se comprometan a indemnizar a las pymes por el daño causado, fijando el procedimiento para lograr este resultado. Según este procedimiento los bancos deben nombrar un revisor independiente aprobado por la FSA para que determine que clientes deben ser indemnizados. En esta revisión se debe atender a la importancia de la empresa y a su capacidad para comprender los riesgos financieros, así como a la información comunicada a al cliente, en particular sobre el coste de cancelación anticipada del producto. La revisión es gratuita para el cliente salvo que recurra a una compañía que se encargue de la gestión de la reclamación. Los bancos se han comprometido a través de su asociación (BBA) a no realizar nuevos cargos en concepto de liquidaciones de swaps cuando se detecte un incumplimiento normativo.

 

El panorama en España es muy distinto. Ante el problema de los swaps colocados de forma indiscriminada entre empresas y particulares, el Banco de España presentó, el 27 de abril de 2010, un informe en el Senado para alertar de su alcance y de las consecuencias que tendría para la solvencia bancaria y para la estabilidad del sistema financiero revisar los contratos. A continuación, el Banco de España llegó a un acuerdo con la CNMV para sacar del ámbito de la Ley del mercado de valores, y por tanto de las normas de protección del inversor, todos los swaps cuyo nocional (**) no superara la financiación bancaria recibida por el cliente. En consecuencia, las reclamaciones sobre este tipo de swaps pasarían a ser resueltas por el Banco de España, quien prima la protección de la solvencia del banco sobre la tutela del cliente, quedando la CNMV para tramitar las reclamaciones de los swaps más especulativos.

 

Tras esta comparación podemos concluir que frente a la reacción de la FSA, que se ha puesto del lado del cliente obligando a revisar los contratos por expertos independientes y a reparar el daño causado en los casos en que se constate una mala praxis en la comercialización del swap, los supervisores españoles han apañado las cosas para proteger a la banca de las demandas de sus clientes.

 

Glosario

(*) Swap (permuta financiera): contrato en el que las obligaciones asumidas por las partes no están determinadas en el momento de su conclusión, sino que son determinables en función de los criterios establecidos por las partes por referencia a las oscilaciones futuras de tipos de interés, dentro de ciertos límites cuantitativos. Los swap son instrumentos financieros derivados incluidos en el ámbito de la Ley del Mercado de Valores.

(**) Nocional: Referencia sobre la que se calculan las liquidaciones del swap, tratándose de un producto de cobertura, el principal del préstamo bancario.

10 comentarios
  1. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Muchas gracias Fernando, y bienvenido al blog con un tema muy concreto pero que revela algo muy generalizado en España: cómo las instituciones que deberían ser independientes y controladoras de sus respectivas materias para beneficio y protección de la sociedad civil, han sido completamente desactivadas, o tomadas por los poderes económico políticos, tema que con frecuencia hemos tratado.

    Pero tu post aporta algo más, como es el que esa desactivación, esa inutilidad, no es algo que ocurra en tdas partes, hay países más serios que pueden haber sufrido similares problemas de comercialilzaciones abusivas por ejemplo como los swaps, pero sus reguladores tienen poder y auctoritas. En ellos sin duda debemos mirarnos. Hay países con los mismos problemas pero con soluciones muy diferentes.

    Enlazo aquí los dos primeros párrafos de un post que dediqué hace tiempo al ninguneo al que el Banco de España sometía al consumidor:

    “El Banco de España no es neutral en la relación que se produce entre una entidad financiera y su cliente. Por el contrario, se inclina habitualmente del lado del más fuerte, es decir, de la entidad. Estas duras afirmaciones no son mías, sino de la Defensora del Pueblo en funciones en su informe 2012 sobre crisis económica y deudores hipotecarios. Pero no solamente eso, de hecho, el informe, en apenas tres páginas (pp. 32-35), pinta un panorama bastante desolador respecto de lo que un cliente normal, un consumidor, puede esperar del Banco de España si acude a él. La conclusión, por decirlo en román paladino, es que puede esperar… sentado.

    Así es. Según el informe, el supervisor considera incompatibles la solvencia del sistema bancario y la protección de la clientela y se inclina por proteger aquélla en detrimento de los derechos de los consumidores, cuando deberían ser objetivos complementarios. Su servicio de reclamaciones rara vez se pronuncia sobre el fondo de las mismas por considerar ajeno a sus competencias las cuestiones que no estén precisamente relacionadas con la solvencia del sistema. El Defensor del Pueblo ha afirmado que lejos de ser una solución administrativa para los afectados por abusos bancarios, lo que hace es retrasar la reclamación judicial.”

    El enlace completo es: http://hayderecho.com/2012/03/12/el-banco-de-espana-ningunea-al-consumidor-y-algunas-ideas-para-que-deje-de-hacerlo/

  2. JJGF
    JJGF Dice:

    Buen post!

    Y aunque sea salirse del tema, la FSA también pone en evidencia al Banco de España y a la CNMV en otros temas. Por ej., con la condena criminal de Alfredo Sáenz. Tras conocerse la sentencia del Supremo la FSA no le permitió ser consejero de la filial británica del Santander, por falta de honorabilidad, pero en España día le dejan ser consejero de la matriz.

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Excelente artículo que se agradece.

    Como bien dice el autor el problema de los CDS’s no es explícitamente Español.
    Quizás algún día alguien explicará cómo un producto que en sus netos no debiera representar riesgo sistémico pasa a ser responsable de la quiebra de AIG, la mayor aseguradora mundial y de la desgracia de muchos timados estructurales, es decir, “nacidos para ello”. O cómo un sistema quebrado puede asegurarse a sí mismo y encima “vender-nos” derivados basados sobre esa ficción.

    Un producto que el astuto Clinton decidió no regular ya en 1994 del mismo modo que la Fed decidió excluir los Repos del reporting bancario un año antes de que Lehman quebrase por, justamente, sus “Repos”.

    Un producto que es parte fundamental y estratégica de la operativa global de la City londinense motivo por el cual la FSA tiene un especial interés en salvarse del descrédito y auto regularse antes de que todo el tinglado reviente.

    Esto no le sucede al Banco de España con una trayectoria en la lo que menos parece preocuparles es su descrédito entre subidas de comisiones indecentes a clientes cautivos y toleradas por el “Supervisor” a su papel de cooperador necesario del inmenso fraude social en el cual se ha convertido el sistema financiero por necesidades muy concretas del poder político y para tapar decisiones históricas de este mismo poder.

    La fábrica de burbujas legislada a conciencia y silenciada por la cúpula de la institución.

    No temamos el “corralito”. Ya estamos en él. Y tranquilos, que el jefe de la Asesoría Legal de la Caixa ya es miembro de la sala del TS que juzgará estas “cositas” si llegan tan alto.

    Para colmo, la UE dice que este sistema financiero es un bien público y hay que protegerlo penalmente. A ver, ¿el fraude conceptual, institucional y económico un bien público? ¿Esta gente nos gobierna?

    No estamos lejos de una Santa Inquisición laica porque hace falta mucha más fe ciega en este sistema de la necesaria para creer en la Santísima Trinidad. Un ente éste Imprescindible según acendrados filósofos para entender la Oikonomia del Universo.

    Sería bueno que con un papel y un lápiz repasásemos cosas tan sencillas como la evolución de la regulación bancaria y del propio dinero desde que el Dólar se desvincula del oro en 1971. Simplemente para ser conscientes de la ficción que nos “sostiene”.

    Saludos

  4. VP
    VP Dice:

    Otro post interesantísimo. Ya podrían explicar estas cosas en los medios. Pero aunque parezca que todo huele a podrido en España, no todo son motivos para avergonzarse… yestheycan.blogspot.com

  5. Fernando Zunzunegui
    Fernando Zunzunegui Dice:

    Muchas gracias Fernando por la bienvenida y por la oportunidad de colaborar en este medio pionero de la nueva literatura jurídica. Respecto a la certera cita al Informe del Defensor del Pueblo, en el que tuve el honor de colaborar [http://rdmf.wordpress.com/2012/01/26/informe-sobre-crisis-economica-y-deudores-hipotecarios/], decirte que sucribo totalmente tu comentario.

    ¡Que razón tienes JJGF! ¿Como Saénz puede ser honorable en España y haber perdido la honorabilidad en el Reino Unido por unos mismos hechos? La honorabilidad es como un vaso de cristal que una vez roto no hay quien beba.

    Manu coincido con tu comentario sobre el carácter sistémico de los derivados. Se han utilizado para crear riesgo como principal fuente de ingresos de la banca de inversión, sin importarles la ruina de los clientes o la amenaza que suponían para el conjunto del mercado.

  6. Jaime de Nicolás
    Jaime de Nicolás Dice:

    Los reguladores son un reflejo de un mal generalizado en España y que hay que extirpar como sea: el poder de los partidos y el económico forman un tumor que se extiende a todas aquellas instituciones que pueden limitarlos, desactivándolas por el expediente de colocar personas afines a ellos, e incapaces de vestir mínimamente la dignidad del cargo que ostentan, o su supresión práctica: así, TC, ahora el TS con ciertos nombramientos, la eliminación de los interventores independientes, el CGPJ, etc.

    Unicamente en estos momentos el actual Fiscal General del Estado parece que está siendo independiente de las presiones políticas, por sus declaraciones. Veremos.

  7. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Fernando, me sumo a la bienvenida de Fernando Gomá. Muy interesante tu artículo, en el que además de poner de manifiesto que nuestros problemas de corrupción o mala praxis financiera (como en este caso) no son “genéticos” ni cuestión de cultura, carácter o religión indicas también como lo que nos separa de otros países más serios es precisamente el como nos enfrentamos a ellos. Aquí, a base de capturar organismos supuestamente independientes como CNMV o Banco de España (bueno, lo del supuestamente y casi no lo podemos quitar después del nombramiento de Elvira Rodriguez y darlos por no independientes) y ponerlos al servicio del establishtment político-financiero y en contra de los ciudadanos y consumidores. Pues qué bien, aunque a estas alturas ya no nos sorprendemos de nada.

  8. Fernando Zunzunegui
    Fernando Zunzunegui Dice:

    Muchas gracias Elisa por tu amabilidad. Coincido contigo en la captura de los supervisores por la industria. Habrá que reconquistarlos y ponerlos al servicio de los consumidores y del mercado.

  9. carlos Hernandez Guarch
    carlos Hernandez Guarch Dice:

    “En la juventud, los reguladores son agresivos y contundentes, luego se ablandan y, tras quince años, se someten al control de los supervisados”.
    John Kenneth Galbraith Citado por Manuel Conthe en su toma de posesión.como presidente de la CNMV entre risas de los comparecientes.

    En España no hicieron falta ni dos años como tuvieron oportunidad de comprobar los clientes afectados por los preferenciales publicados por la propia entidad que se solucionó con el primer enjuague del Banco de España diciendo que las entidades estaban obligadas a alcanzar un acuerdo pero sin vigilar que se cumpliera y las entidades aprovecharon para deshacerse de ellos al ejecutarlos (hipotecariamente hablando) en la crisis de 1992/1993 y aportando certificados manipulados a los juzgados. Como pasó con los Contratos financieros atipicos o depositos financieros acciones que no eran más que derivados de las carteras empresariales colocados a ancianos y que fueron llamados en inglaterra precipice bonds y que supusieron la multa a lloyds de unos 100 millones de libras mientras que aquí se toleró. O la colocación de preferentes desde 1999, etc etc. Iba a poner un taco a medida que me voy acordando de gente estafada gracias a la complicidad de la CNMV pero me aguanto.

Los comentarios están desactivados.