A propósito de Bárcenas y el acta notarial: valor de las declaraciones “políticas” ante notario

Como es conocido hoy ha saltado la noticia de que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas declaró otorgó un acta notarial de manifestaciones en la que indicó que durante años llevó una cuenta de donativos y pagos al partido.

 

Sin perjuicio de comentar este hecho más adelante y para centrarlo jurídicamente, puesto que se están haciendo interpretaciones de lo más dispares, recordemos este post del editor Fernando Gomá: Valor de las declaraciones “políticas” ante notario.

6 comentarios
  1. Fernando Gomá Lanzón
    Fernando Gomá Lanzón Dice:

    Según consta en la noticia de El País que hemos enlazado, lo que precisamente ha otorgado Bárcenas es un acta de manifestaciones, es decir, en la que simplemente declara una serie de hechos, lo que no significa, como digo en el post enlazado, que sean verdad en sí mismos.

  2. Pedro
    Pedro Dice:

    Si de los hechos narrados había indicios de delito ¿debería el notario haber remitido copia al fiscal?

  3. Jesús M. Morote
    Jesús M. Morote Dice:

    El acta notarial, como bien decís, sólo prueba la fecha de las manifestaciones hechas por el requirente del acta, pero no la veracidad de éstas. Aunque el acta puede llevar también documentos unidos. En todo caso, el objetivo fundamental buscado siempre es el mismo: “preconstituir” una prueba, ya sea documental, testifical o declarativa.

    Yo pienso, con los datos aparecidos hasta el momento, y sin perjuicio de que vayan apareciendo más que obliguen a cambiar esta opinión, que el problema penal de Bárcenas es el de su posible autoría o complicidad en un delito de cohecho o de tráfico de influencias (caso Gürtel). Si una trama organizada se dedica a captar fondos para un partido político con el fin de obtener ciertos actos administrativos o político-legislativos favorables al “donante” de los fondos, el tesorero de ese partido puede autoexculparse probando (de cualquier forma, incluso mediante presunciones) que él recogía el dinero y lo repartía a otros (los políticos cuyo acto favorable se buscaba mediante la entrega de dinero por el “donante”), trasladando la autoría del cohecho a esos otros. Si Bárcenas demuestra que él sólo recogía y entregaba dinero sin quedarse él nada, queda fuera del círculo de tráfico de influencias que está siendo analizado en la instrucción del proceso penal. Creo que la estrategia de Bárcenas pivota sobre estos dos ejes:

    1. El dinero de mis cuentas en Suiza lo obtuve mediante operaciones especulativas en Bolsa y con obras de arte (No procede de haber participado en tráfico de influencias.). Lo he regularizado a través de la declaración tributaria especial.

    2. El dinero que entraba en el partido yo lo repartía en “sobres” a quienes tenían poder para sesgar posibles decisiones legales y administrativas. Pero yo de eso no sé nada, yo sólo era el cajero y seguía instrucciones de la Dirección del partido. Habrá que preguntar a quienes recibían el dinero, a cambio de qué lo recibían. Prueba: los papeles contables y el acta notarial que formalicé antes de ser imputado (pero después de haber tenido conocimiento de que ya había conocimiento judicial de mis cuentas en Suiza).

    Creo que la estrategia penal de Bárcenas es ésa. Habrá que estar al tanto de nuevos acontecimientos

    • Paulo
      Paulo Dice:

      Interesante comentario D. Jesús. Sería la persona interpuesta esos tipos penales de la que se sirven como instrumento, una autoría mediata y desplazaría la misma tanto a los que dan como a los que reciben. Eso supone tirar de la manta, la doctrina del “hombre de atrás”. Pero claro para ello tendría que demostrar que no hay intermediación, ofrecimiento, pero además que se han valido de él, y dejando de lado inimputabilidades y coacción/violencia, sólo le quedaría un error/ignorancia sobre la ilegalidad de la conducta, ¿verdad? Parece algo complicado si tenemos en cuenta la ceguera jurídica, mera indiferencia o ignorancia deliberada en un dolo limitado, pero como estrategia la verdad es que no es desdeñable.

      A mí la impresión que me da es que el Sr. Bárcenas cada paso que hace es bien meditado y con unos buenos asesores jurídicos detrás.

    • Paulo
      Paulo Dice:

      Y otro escollo en caso de cohecho, por ejemplo, era tesorero, pero también senador. Con lo cual habría que ver si él realizó o no actos con tal condición.

  4. robespierre
    robespierre Dice:

    Muy interesante su tesis D. Jesús. Yo también pienso que Bárcenas debe de estar bien asesorado, por lo menos seguro que se puede pagar a los mejores asesores del mundo. Y que el chantaje a la cúpula del PP es muy evidente. Curioso que todavía haya periodistas que le den más o menos importancia a las querellas, demandas, contraquerellas (confundiendo por cierto su valor desde un punto de vista jurídico y hasta mediático) y demás zarandajas de Génova. Aquí el que manda está claro quien es. Ya no es el sr. Rajoy, que tampoco mandaba mucho porque le mandaban a él, pero ahora ya es su extesorero.

Los comentarios están desactivados.