Fiscalidad ¿hay expectativas?

El Consejo de Ministros del pasado 26 de Abril anunció y aprobó unas (escasas) medidas fiscales incluídas en el  Programa Nacional de Reformas 2013.

 

Por su carácter parcial y su inconcreción , resultan claramente insuficientes a mi juicio para afrontar la situación de crisis en que se encuentra España desde hace cinco años y para dar adecuada respuesta a  las exigencias dela UE sobre consolidación fiscal.

 

La mayor parte de ellas son meras medidas de ajuste (“ punción “) fiscal , encaminadas principalmente a obtener  recursos adicionales , sin pretensión de abordar una reforma del sistema tributario en su conjunto y que abarque los diferentes tributos exigidos en los tres niveles de gobierno del Estado (central, regional y local)

 

Por tanto , se sigue aplazando – o simplemente ignorando- la creciente demanda de buena parte de la sociedad española que, hastiada de un contínuo aluvión  de  mini-medidas fiscales , aspira a dotarse de un sistema fiscal coherente y consensuado , que persiga a la vez la  suficiencia financiera, una justa distribución de la carga fiscal y un crecimiento sostenible . Poco de estos objetivos encontramos en un breve repaso de  las medidas anunciadas por el Gobierno.

 

Es obvio que en una situación como la española, con una economía sumergida de en torno al 20% del PIB y unos niveles de fraude fiscal insostenibles , las primeras  medidas a adoptar debieran ser las encaminadas a combatir la evasión y el fraude fiscal tanto en el ámbito interno como  internacional . Nada de eso se contiene en el Programa, quizás porque que el Gobierno se da ya por satisfecho con las establecidas recientemente en la Ley 7/2012, que fueron adoptadas en el contexto de la reciente “amnistía fiscal”.No obstante, tal conformismo no es aceptable cuando todavía se mantiene a la Agencia Tributaria Estatal infradotada en medios humanos y financieros y a la vez se le plantean retos importantes  en relación con la investigación de la  economía sumergida, la deslocalización fiscal de personas y capitales , la instrumentación de operaciones a través de paraísos fiscales y la coordinación de actuaciones de gestión e investigación del resto de  las Administraciones tributarias .

 

Tampoco se anuncian medidas referentes a la imposición directa. En relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto sobre el Patrimonio  la novedad consiste en  prorrogar las medidas que el actual gobierno adoptó  en su día , nada más ser elegido y “con carácter transitorio “. Así el Programa prolonga la vigencia del recargo  complementario sobre IRPF hasta el año 2015 y La ley de Presupuestos prorrogó durante el ejercicio 2013 el viejo y tan denostado y rescatado Impuesto sobre el Patrimonio (verdadero Guadiana de nuestro sistema fiscal ). No se anuncia ninguna medida en relación con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, ni siquiera una eventual coordinación en el uso de las competencias normativas de las Comunidades Autónomas, cosa que sería altamente deseable para evitar una competencias fiscal excesiva entre ellas . Todo esto aunque previsible  denota la incapacidad del Gobierno para abordar una reforma fiscal en profundidad -sea cual sea su contenido- a pesar de la existencia de una creciente demanda social para hacerlo.

 

En cuanto al Impuesto de Sociedades se anuncia – sin concretar las correspondientes medidas- la intención de eliminar algunas deducciones para los grandes contribuyentes considerando como tales aquellos cuya facturación anual supere los veinte millones de euros. A este respecto es preciso recordar que, a partir del RDL 12/2012, se han venido adoptando medidas sucesivas tendentes a la ampliación de la base imponible del impuesto . Así  en la actualidad se limita la deducibilidad de los gastos de la actividad: las amortizaciones, los gastos financieros, y las pérdidas de ejercicios anteriores. El resultado es que pueda darse el caso de que empresas en situación económica muy precaria paguen un impuesto que en teoría debe ser  sobre los beneficios. Añadir a lo anterior medidas nuevas y sin concretar puede tener como precio una pérdida de confianza de los inversores , incluidos los internacionales Todo ello pudiera traducirse en menos crecimiento y, en consecuencia , más paro.

 

Es en el campo de la fiscalidad indirecta es donde el gobierno pretende concentrar la carga fiscal (“ajuste”) adicional . Nada se dice , al menos de momento, en relación con subidas en el Impuesto sobre el Valor Añadido (”el innombrable” IVA). En cambio  se anuncian eventuales incrementos en Impuestos. Especiales ¿para cuando y cómo?.  También el establecimiento de impuestos medioambientales “Fiscalidad Verde” sobre actividades contaminantes . Ahora bién  ¿cómo opinar sobre lo desconocido ?. Ante ello sólo caben meras expectativas o lo que es peor vanas esperanzas : ¡que no suba el precio de la energía!, ¡ que no suba el recibo de la luz! ¡ que al final no nos vendan unos impuestos como “verdes” pero de hecho  sin verdadero contenido medio ambiental ¡.

 

Por último – dentro de lo podríamos calificar de fiscalidad sectorial y para consumo interno- el Programa mantiene la pretensión del Gobierno de extender a todo el Estado el que estimo pernicioso Impuesto  sobre los depósitos bancarios , que lo es por un doble motivo: Porque su carga no incidirá sobre la banca, sino que se trasladará al cliente y porque al establecerse a la contra del ya existente en determinadas CCAA. , en  compensación a la  pérdida de recaudación de su  actual impuesto autonómico , habrán de ser indemnizadas con cargo a lo que se recaude por el nuevo impuesto de ámbito estatal. De ser así 14 CC.AA. deberán financiar a 3 con lo recaudado por este impuesto.
¿Darán crédito a todo esto nuestros amigos dela UE?. Lo que si es cierto es que tales medidas suscitan –a mi juicio y quizás al del resto de la ciudadanía y contribuyentes -una fuerte reticencia. Ello se debe a la falta de certidumbre o fiabilidad acerca de cual vaya a ser el contenido final de estas medidas simplemente anunciadas, cual su eficacia para el logro de los objetivos pretendidos, y cual el tiempo previsible para su implantación y el de su  vigencia ulterior una vez establecidas .

 

No hay que olvidar que en finanzas y en política (también en política fiscal) lo fundamental es el crédito, la confianza y la certidumbre. Sin embargo el contribuyente español y también el inversor se están viendo abocados a moverse y a desentrañar lo que podría calificarse de oxímoron (“contradictio in terminis”) fiscal, esto es en UNA INCERTIDUMBRE CIERTA, lo que está generando entre los mismos un creciente estupor.

7 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    De acuerdo: Se está generando un creciente estupor.
    O peor, incluso: otra operación engañosa.

    Recordemos que los pronósticos, hasta los del gobierno, anuncian lo que todos sabemos: seguirá cayendo el PIB en 2014. Algo enteramente lógico porque este país sigue hinchado, fuera de su tamaño y capacidad natural.

    Nada de lo que sucede es natural porque no puede serlo.

    La burbuja no fue sólo financiera sino humana: Además de Créditos, metieron Millones de personas para hacer y comprar las viviendas que pasaron de 250,000 al año, a 375,000 y, ya con Zapatero hasta las 800,000, año.

    Los emigrantes crecieron en 1.7 millones con Aznar. Zapatero añadió 5 Millones más.
    Esa es la burbuja que hace crecer el consumo (y por tanto el PIB) en tanto todos y cada uno se empobrecen excepto la casta.

    Sebastián, que vuelve a dar titulares del mismo tenor que sus bombillas chinas, fue quien dijo “Aquí cabemos 66 millones” Y en esas siguen..

    Ayer fue un día no sólo de estupores sino de auténticas sandeces en boca de corifeos. Uno de ellos, un alto cargo transversal pedía que se multiplicase el IBI por tres o cuatro veces.
    Supongo que también pediría algún descenso cosmético. Las subidas merman recaudación. Los IBIs arrebatan ahorro. El poco que queda.

    Supongo que él no paga IBI’s porque se vienen subiendo exactamente en esa proporción desde que él estaba al servicio de Zapatero y Salgado. Otros, algún servicio de estudios de super-banco oligopólico, apoya a los hooligans sistémicos.

    Estén atentos: Ya se preparan motores para una nueva burbuja inmobiliaria. Ya están los muñidores del nuevo pelotazo presentes en tertulias radiofónicas y en titulares.

    Buenos días.

    PD: Un apunte semántico: La crisis no lleva 5 ó 6 años. Lleva muchas décadas. Lo que lleva 6 años es el reventón de la burbuja construida para disimularla a nuestra costa.

  2. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Modesto, gracias por la clara exposición y bienvenido al blog, aunque sea con un tema que resulta tan deprimente como resumen de la incompetencia y la incapacidad de este Gobierno para abordar una reforma fiscal seria que se está pidiendo a gritos. Claro que con los mimbres que tienen,díficil es que se les salgan otro tipo de cestos..:-)

  3. Xoshe
    Xoshe Dice:

    Por desgracia la situación es todavía peor de lo que se dice. Por razones profesionales tuve que seguir el mercado de automóviles a mediados de los noventa. En aquel momento España tenía una dimensión (+/-) un millón de coches. Este pasado año ha sido de 656.000 unidades. La cosa llega al punto de que el Salón del Automóvil ha estado a punto de no celebrarse. El que un país de 45 millones de habitantes tenga ese mercado automovilístico es incomprensible. Como se ve, las consecuencias de jugar a aprendiz de brujo están llegando mucho más lejos de lo que podríamos haber previsto los más pesimistas de entre nosotros. Y lo peor es que la debacle sigue su curso.

  4. Javier Gomez Taboada
    Javier Gomez Taboada Dice:

    Esa “cierta incertidumbre” es, efectivamente, especialmente grave en el ámbito del IS ( mas de 60 normas que inciden en este impuesto en el cuatrienio 2009-2012!!!). El difuso anuncio hecho el pasado 26/4 en tal sentido no hace sino abundar en la inseguridad jurídica, siempre tan perniciosa para atraer la necesaria inversión.

    • Francisco de la Torre
      Francisco de la Torre Dice:

      Enhorabuena Modesto: el artículo es muy clarificador. Coincido también, como es habitual, con Javier, el ámbito donde hay más incertidumbre es en el impuesto de sociedades. Recaudatoriamente es el impuesto menos importante de los grandes tributos, pero es, con mucha diferencia, el que más condiciona la inversión empresarial. A medida que se cambia sin control el impuesto de sociedades, se reducen cada vez más las inversiones empresariales y aumenta el desempleo: No es una casualidad.

  5. Abogados Startup
    Abogados Startup Dice:

    Enhorabuena por el artículo y por las reflexiones, Modesto.
    En materia fiscal las medidas son claramente lentas para una crisis que a lomos de la credibilidad se mueve cada hora según la información de los paqués.
    Gracias

  6. Modesto Ogea
    Modesto Ogea Dice:

    A la vista de las circunstancias referidas en mi post – que algunos habeis corroborado e incluso comentado amablemente- quisiera completar mi relato considerando que el contribuyente puede correr el riesgo de pasar , desde “estupor” inicial ante el mero anuncio de medidas fiscales inconcretas, a la “decepción” una vez que su verdadero alcance es conocido.

    Así suele ocurrir cuando la medida consiste , como viene siendo más frecuente que deseable, en un retoque o “mero ajuste fiscal” y más todavía si se limita a un simple incremento de tipos de gravamen realizado por la vía de urgencia, sin debate ni ponderación suficiente y , a veces, inspirado e inducido desde instancias internacionales.

    Frente a este tipo de actuación una verdadera “reforma tributaria” lleva implícita una tensión entre un determinado modelo suministrado por la ciencia económico-financiera y la realidad socioeconómica a la que se pretende aplicar. Supone además un acto de voluntad política , puesto que el reparto de las cargas fiscales implica necesariamente la solución de conflictos de intereses entre individuos, grupos o clases
    .
    No parece que el gobierno actual esté en condiciones o en disposición de abordar con decisión esta tarea en su total alcance y complejidad.

Los comentarios están desactivados.