Enrique López, magistrado del Tribunal Constitucional ¿otra muestra de la marca España?

En agosto de 2012 se produjo el nombramiento de los titulares de algunos de los cargos más importantes del Estado: la Defensora del Pueblo y su Adjunto, 4 magistrados del Tribunal Constitucional, los consejeros del Tribunal de Cuentas y los miembros electivos de la Junta Electoral Central.

 

Siguiendo una práctica habitual, toda similitud entre las comparecencias parlamentarias previas a la designación y un procedimiento mínimamente serio fue mera coincidencia: la de la Defensora del Pueblo duró menos de 90 minutos incluyendo su presentación, las intervenciones de los Grupos Parlamentarios –en algún caso meros halagos- y sus respuestas; menos tiempo per capita se dedicó a los candidatos a magistrados del Tribunal Constitucional y consejeros del Tribunal de Cuentas -45 minutos a cada uno- y a los 5 miembros de la Junta Electoral Central -30 minutos-.  

 

Las preguntas que surgen ante este panorama son las habituales: ¿por qué lo llamamos comparecencias para ser examinados por las Cámaras cuando queremos decir mera ratificación de los ya designados por los partidos mayoritarios? ¿Por qué hay el mismo número de comparecientes que el de cargos a cubrir? ¿Por qué lo llamamos examen cuando más que preguntas se trata de laudatios que llegan, incluso, a abochornar a algunos comparecientes? ¿Por qué en la mayoría de los casos se celebran ante una Comisión de nombramientos y no ante una de parlamentarios expertos en la materia?

 

Así pues, si todo parecido entre lo que ocurre en España y lo que sucede en otros países en ese mismo ámbito es pura casualidad, no sería exagerado decir, empleando una expresión al uso en estos tiempos malos para la lírica y la prosa, que eso es una muestra de la “marca España”. Por si este producto “de la marca” no fuera suficientemente malo, el pasado 7 de junio de 2013 nos presentaron una muestra todavía más deteriorada con ocasión del nombramiento, a propuesta del Gobierno, de Enrique López como magistrado del Tribunal Constitucional.

 

 

Como es sabido, dice la Constitución (art. 159.2) que “los miembros del Tribunal Constitucional deberán ser nombrados entre Magistrados y Fiscales, Profesores de Universidad, funcionarios públicos y abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional”.

 

Pues bien, la candidatura del señor López al Tribunal Constitucional ya fue rechazada por el Senado en el año 2010 por considerar la Cámara Alta que no tenía la antigüedad mínima de 15 años de ejercicio profesional. Tres años después dicho requisito ha sido alcanzado, pero, a la vista del currículum que aporta el señor López, no parece que nos encontremos ante una persona que sobresalga, entre los miles de juristas de este país, por sus credenciales técnicas. Como nos recuerda la página web La Moncla.es: “ha estado destinado en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Arzúa (A Coruña), Valladolid y León. Ha ocupado diferentes puestos como letrado del Consejo General del Poder Judicial, organismo en el que fue vocal y portavoz. Fue profesor en el área de Derecho Procesal en la Universidad de Valladolid, profesor asociado del área de Derecho Penal de la Universidad de León y profesor de Derecho Penal en la Universidad Europea de Madrid, labor que desempeñaba en la actualidad. Desde junio de 2005 era magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional”.

 

Pero el problema mayor, con ser importante, no sería sus carencias técnico-jurídicas para ser magistrado del Tribunal Constitucional, sino su trayectoria hasta la fecha: como vocal y portavoz del Consejo General del Poder Judicial, lejos de mantener el perfil institucional exigido para el órgano de gobierno de dicho Poder, se implicó de manera contumaz en la maraña política, cuestionando la labor de la mayoría parlamentaria del momento y llegando al extremo de defender que el Consejo hiciera, sin concurrir los requisitos legales para ello, informes sobre la reforma del Estatuto de Cataluña y la Ley que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

¿Puede actuar como integrante del intérprete supremo de la Constitución una persona que parece ignorar, como dispone el artículo 9.1 de la Carta Magna, que “los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”?

 

¿Puede desempeñar sus funciones con la neutralidad exigida a una institución que controla la constitucionalidad de las normas legales aprobadas por el Gobierno (Decretos-Leyes, Decretos Legislativos) y por la actual mayoría parlamentaria (Leyes orgánicas, Leyes ordinarias) una persona que ha colaborado en más de 50 ocasiones con una Fundación -Faes- que se define como “vinculada al Partido Popular” y que pretende crear y difundir “ideas susceptibles de ser asumidas por los responsables políticos y transformadas en programas de acción política”?

 

Si, como nos dice su página web, “Marca España es una política de Estado, cuya eficacia reside en el largo plazo”, es evidente que el nombramiento del señor López se inserta en una política del Estado español que ha venido desarrollándose desde hace mucho tiempo y, sin duda, tendrá efectos a largo plazo (9 años nada menos). Lo que no parece tan claro es que, como pretende la citada marca, consiga “mejorar la imagen de nuestro país, tanto en el interior como más allá de nuestras fronteras”.

 

109 comentarios
  1. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Pues a mí me parece un curriculum brillantísimo, mucho mejor que tantos otros muy largos pero con bastante menos sustancia. Dignísimo (desde esa perspectiva) de ser nombrado; y bastante mejor que muchos de sus predecesores.
    Lleva en cambio razón elm post en lo de que se le nombra por ser afin a un partido. No es -desgraciadamente- ninguna novedad. Pero el sistema es ese, qué le vamos a hacer. Como en casi todo lo demás.
    Conste que personalmente jamás le he conocido de nada.

  2. izaskun
    izaskun Dice:

    El requisito objetivo: 15 años de “ejercicio profesional” y al parecer solo tiene 14. Se le computa ser vocal del CGPJ ¿es ejercicio profesional?
    El requisito subjetivo: “reconocida competencia” ¿Reconocida por quién? ¿Competencia para seguir los dictados del que le ha nombrado como cuando se es vocal del CGPJ?
    Ya sabemos lo que hay, pero ¿es tan difícil proponer juristas que no tengan tanta escora pública?

  3. J. Alonso
    J. Alonso Dice:

    Si hay gente a la que este nombramiento le parece “magnífico”, entonces es que nuestro país no tiene arreglo alguno.

    El único mérito del Sr. López consiste en haber sido el portavoz más cainita e ideologizado que ha tenido el CGPJ. Y da igual que fuera un mamporrero del PP. Tendría la misma opinión de él si lo hubiera sido del PSOE. Dicho esto, es Indudable que el Sr. López ha trabajado y mucho para lograr tal mérito, pero no confundamos estos méritos con los que exige la Constitución al hablar de “reconocida competencia” en el artículo 159.2.

    Es evidente que el Gobierno conoce perfectamente a juristas que le dan mil vueltas a Enrique López.. No hay más que preguntar a algún miembro de la judicatura, del notariado, de la abogacía del estado o del consejo de estado, por citar sólo algunos colectivos del estamento jurídico, y los ejemplos de juristas conservadores pero de incuestionable independencia y prestigio profesional son numerosos. Muy numerosos.

    Entonces, ¿por qué López? Y si uno de los objetivos de Rajoy era devolverle el prestigio perdido a las instituciones del Estado, me vuelvo a preguntar: ¿Por qué López?

    Esta es la pregunta del millón. Y lo gracioso es que todos conocemos la respuesta. Incluidos los que dicen que es “un magnífico nombramiento”.

    Mientras tanto, el país sigue hundiéndose. Y desde ayer un algo más.

    Gracias, Sr. Rajoy, le ha hecho un gran servicio a su partido. Pero mientras los políticos sigan anteponiendo sus intereses particulares (pues de eso estamos hablando) a los intereses generales, seguiremos siendo una triste y esperpéntica imagen de lo que pudimos haber sido como país.

  4. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Puestos a nombrar a un persona de acreditado perfil político, este señor me parece de los más brillantes.

    Se podrá estar a favor o en contra de su ideología, por supuesto, pero creo que el Sr. López no será mangoneable o bizcochable. Tiene más perfil de general que de soldado.

    En este sentido me parece un magistrado de peso, no un obediente lacayo de lo que dicte Génova 13. Otra cosa es que en Génova 13 estén más contentos con lo que pueda dictaminar Enrique López que con lo que pueda hacerlo otro magistrado “progresista”.

    Con independencia de su orientación política lo que a mí me gustaría es un cambio total del modelo de control de constitucionalidad. Pero con el actual, prefiero en el TC generales y no soldados. Con el Sr. López estoy convencido que no habrá escenitas como la bronca de la Vicepresidenta del Gobierno a la Presidenta del TC, sin consecuencia política alguna o manifestaciones del Presidente del Gobierno en el sentido de “¿pero no hay nadie que le diga a los jueces lo que tienen que hacer?”

    En definitiva me parece un artículo oportunista. Lo que yo le he leído u oído al Sr. López no es propio de un gañán jurídico, sino más bien de una persona con una muy sólida formación jurídica, claramente superior a la de muchos de sus colegas totalmente desconocidos en el ámbito jurídico, fuera de determinados ambientes “palaciegos”, radicalmente opuesto a la muy dominante ideología del uso alternativo del derecho y con una ideología “conservadora” de la que discrepo en muchos aspectos fundamentales.

    Hubiera preferido a Enrique López de ministro de justicia en vez de a Gallardón, como se rumoreó en su día. Espero que en el TC dé la talla como por ejemplo, lo ha hecho el Sr. Aragón, furibundo azote del inconstitucional, se diga lo que se diga, e impertinente, Estatuto de Cataluña, del que los magistrados constitucionales sólo se limitaron a eliminar lo que corporativamente afectaba a los jueces.

  5. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    No es normal que se proponga contra viento y marea a una persona, una y otra vez, para un cargo… hasta que por fin se consigue…, aun sabiendo las suspicacias y reticencias que en un amplio sector del arco político suscita. Tanto interés, tanto “a la próxima”, tanto “a ver si ahora sí”, … parece ocultar intenciones poco asépticas de colocar a uno de los nuestros.

  6. Errondo
    Errondo Dice:

    El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
    El Constitucional, la Audiencia, el Supremo, etc, todos son un grupo de “amigos” de los dos partidos mayoritarios, unas veces tiene mayoría uno y otras veces el otro, según coincida la renovación de sus miembros.
    Aquí lo que hace falta es una limpieza en profundidad de todo el sistema político, empezando por una nueva ley de partidos, eliminación del senado, eliminación de las CCAA, eliminación de las diputaciones y volver al estado central con sus ayuntamientos que son los que más cerca están del ciudadano.
    Y para evitar suspicacias, lo dice uno que está más a la derecha que el PP.

  7. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Sinceramente, si lo que queremos es magistrados de partido, pues seguramente este es de los mejores. Pero es que yo creo que en el TC no debe de haber ni magistrados de partido, ni conservadores ni progresistas sino juristas solventes de reconocida independencia. En este país hay muchos. Y si no se encuentran en las cercanías de los partidos, o éstos no les conocen (lo que sería sin duda un buen síntoma) pues que se abra un concurso público para presentar candidaturas. O empezamos a ver la realidad como es o lo llevamos claro. Yo en particular coincido con Miguel Angel, para hacer este tipo de nombramientos nos sobran las alforjas de las comparecencias y el paripé. Que se diga que cada partido nombrará a un jurista de su complacencia (o a quien sea, total para que se necesita que sea jurista) acabamos antes y resulta más adecuado a la realidad.

    • Verónica del Carpio Fiestas
      Verónica del Carpio Fiestas Dice:

      Esta cuestión concreta ha sido objeto de un reportaje, que yo sepa. En una revista sin relevancia mediática, que el tema no interesa a nadie, llamada Diagonal.

      Por cierto, una de las entrevistadas soy yo. Que sí he puesto de manifiesto esta cuestión en twitter, repetidas veces. Igual que he puesto de manifiesto que el Tribunal Constitucional portugués, ese que ha resuelto contra los recortes, y lo ha hecho además en meses y no en los 10 años que tardará previsiblemente nuestro TC, está ffifty-fifty mujeres-hombres,a diferencia del nuestro.

  8. Verónica del Carpio Fiestas
    Verónica del Carpio Fiestas Dice:

    Me alegra mucho que se considere un curriculum “brillantísimo” el del Sr. López. Sobre todo me alegro por los, pongamos, 200 profesionales de variado ámbito que conozco personalmente que tienen un curriculum mejor, y que yo creía que eran normales y corrientes. Y empiezo a preocuparme, porque he tenido entonces el honor de conocer a gente brillántísima sin darme cuenta. Imperdonable fallo mío. No volveré a repetirlo.

  9. J. Alonso
    J. Alonso Dice:

    El argumento de los generales y los soldados no me consuela, Ennecerus. Me consolaría si se tratara del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, pero desgraciadamente estamos hablando del Tribunal Constitucional.

    Para que lo veamos todos con algo más de perspectiva, querría llamar la atención sobre lo sucedido esta semana en Karlsruhe y en Madrid.

    En el suroeste de Alemania, un Tribunal Constitucional de intachable trayectoria, tanto en su independencia como en la calidad de su jurisprudencia, hacía bajar las bolsas del mundo entero con tan sólo hacer algunas preguntas a las partes del juicio sobre la constitucionalidad del programa de compra de deuda del Banco Central Europeo. No se sabe cual será la decisión final del Tribunal, aunque se cree que reinará la prudencia (a veces sinónimo de justicia). La independencia del Tribunal es tal, que nadie, absolutamente nadie, se atreve a decirle, directa o indirectamente, lo que tiene que hacer. Y porque es independiente, todos contienen el aliento.

    La misma semana, el Tribunal Constitucional español decide por seis votos contra seis sobre la idoneidad del Sr. López como magistrado de la más alta jurisdicción del país. El hecho no tiene precedentes. Sólo le salva el voto de calidad del presidente, don Pascual Sala, capo entre los capos del establishment, como bien decía Elisa. Tras el acto de toma de posesión del Sr. López, la prensa no hablaba de la incorporación de los nuevos magistrados, sino de la presencia de Silvia Jato en Domenico Scarlatti, acompañando “al George Clooney español” (el Sr. López, parece). Esta mañana, en una entrevista a RNE, el Sr. López decía que él sólo hablaba a través de sus sentencias, pero lo hacía mientras daba una entrevista en un conocido programa de radio escuchado en todo el territorio nacional.

    Ayer jueves The Economist llevaba a su portada a Alemania, llamándola “the reluctant hegemon” y confirmaba la incuestionable supremacía de este país en casi todos los planos, y gracias a un truco tan sencillo como el siguiente: hacer las cosas bien. Afortunadamente la revista no hablaba de nuestro país, pero sí lo hacía hace algunos unos meses, cuando puso en portada esa imagen del toro (siempre el toro, qué honor), y una “S” cayéndose de una palabra, dejando en la portada un expresivo “PAIN”.

    Yo no quiero generales en el Tribunal Constitucional. Quiero Magistrados, y magistrados de verdad. Como los alemanes, mal que me pese.

    Y haberlos haylos, Ennecerus. Lo sabes tan bien como yo.

    • Isidro
      Isidro Dice:

      O como el TS americano. El Tribunal Supremo de los Estados Unidos hizo pública su sentencia en el caso Bush v. Gore con una mayoría 7-2, allanando la presidencia al candidato republicano. Ni Al Gore, ni su equipo, ni sus simpatizantes pasaron más allá de manifestar su discrepancia respecto al fallo y acataron de forma respetuosa el parecer del Tribunal Supremo americano. Una sentencia que influyó decisivamente quién sería Presidente de los Estados Unidos. ¿Se imaginan al TC en un papelón así? ¿Cuál sería la reacción de los partidos? ¿Y del perdedor? ¿Y de los medios de comunicación? ¿De la ciudadanía?

  10. KC
    KC Dice:

    Yo recuerdo otro de aquellos juristas de reconocida competencia/prestigio del cuarto turno:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Pascual_Estevill

    De pastor de cabras a vocal del CGPJ. Una pena que un magistrado no solo tenga que ser jurista, que es la principal lacra del sistema judicial hespañol, donde el análisis, el criterio y la independencia dejan bastante que desear. La verdad es que este personaje tiene una biografía apasionante con la cual uno puede entender y explicar parte de ese sistema mediante el cual se ha llegado a formar Hespaña. Recomiendo que se la lean. Entenderán muchas cosas.

    Y obviamente la parte catalana, con esa paria de nacionalistas interesados en muchas más temas que la independencia de nada.

    En cuanto al susodicho objeto de la entrada, no opino porque no lo conozco, pero en el momento en que tenga intereses partidistas ya me parece bastante despreciable. Pero es que a mí me interesa el concepto esencial de Justicia más que a cualquier jurista mercante, charlatán vendehumos o ingeniero social.

    Debe ser que soy raro.

  11. Próspero
    Próspero Dice:

    Coincido con la perpectiva que le da Miguel Presno al asunto. Lo de menos es si el candidato (ya magistrado en el día de hoy) es o no un insigne jurista. ¿Acaso lo son o lo han sido los magistrados procedentes de un rectorado universitario cuasi-vitalicio o de la presidencia, medida en lustros, de un consejo corporativo? La época de los grandes juristas en el Tribunal Constitucional ya pasó y no parece que vaya a volver. Leyendo las antiguas sentencias (v. gr., las de Díez-Picazo o de Ruiz Vadillo) salta a la vista que las pensaban y las escribían ellos, y eso marcaba la diferencia. Hoy día, ¿para qué necesita un magistrado constitucional saber Derecho? Del trabajo “sucio” de cada día ya se ocupa una caterva de “letrados adscritos” y, cuando se plantea algún asunto que requiere de verdadero talento jurídico, todavía quedan cinco o seis letrados de carrera, que sin duda les sacarán las castañas del fuego. Lo que de verdad necesita un magistrado constitucional, en la España del siglo XXI es “saber quien manda” como diría Humpy Dumpty. Lo escandaloso del affaire López no es otra cosa que la exposición pública, patente y desvergonzada, de lo que viene siendo práctica habitual. Es una verdadera risotada del poder en nuestras narices. “¿Queréis regeneración democrática?, pues nombramos a este, que es tan de los nuestros que estuvo a punto de ser ministro de justicia”.

  12. David
    David Dice:

    Su brillante trayectoria como profesor de derecho procesal y penal… ¿Qué trabajos ha publicado? ¿Cuál es el reconocimiento académico que recibe por sus colegas investigadores? ¿Qué premios ha recibido?

  13. churito
    churito Dice:

    No digo yo que sea el candidato idóneo, ni siquiera que esté entre los adecuados, pero…. ¿no nos olvidamos de que el resto, por una u otra “historia”, “dependencia política” o “siseñorismo” están igual de incapacitados para el Tribunal. No es un problema de buscarle la vuelta a las formalidades con este señor, sino de responder sinceramente: ¿Cuantos “supuestos” juristas de reconocido prestigio, elegidos por la burocarcia/establecimiento partidista, saben del tema mas que yo, humilde economista y aficionado al derecho, o que Ud lector de este blog?
    Seamos serios: es una componenda o “trágala” para limpiar el texto y el contexto

  14. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    No sé si rcordáis a Camilo José Cela y Gonzalo Torrente Ballester comentar el acceso a la Real Academia. Don Gonzalo, encorvado, con sus gruesas gafas de cristales ahumados decía: – “Hay que darse cuenta de que la Academia es un club de señoritos”. No recuerdo con qué nombramiento se produjo la polémica, acaso el D. Jesús Aguirre, pero acaso no. Entrecomillo la frase para darle más teatralidad, pero no porque sea una cita literal, sólo aproximada. Es importante recordar la entonación gallega de Don Gonzalo, y su peculiar dicción, porque resaltan el concepto. No tengo nada en contra ni a favor del nombrado. Pertenece al Club de Señoritos y, por tanto, como en el fondo todo es “cooptación” de “cooptatio” que es la aceptación de un sujeto en una gens, en su etimología más antigua con o sn relación clientelar (me refiero a la latina, aunque no excluyo la acepción connotativa que le damos en el present) y, luego, según las fuentes jurídicas, incluido el Senatusconsultum de Collegibus, el modo e ser admitido en una corporación o collegium. Ser juez o magistrado es una de ls tareas más honrosas y difícils que pyeden recaer e un ser humano. Los griego sabían qe sólo estaba al alcance de los mejores (aristos) y por eso les exigía dictar sintencias (dikei) para ayudar a resolver conflictos y negarse era tan denostado como no financar el teatro o no dar simposios. ¿Queremos tener a los mejores al frente de nuestras Instituciones? Un ingeniero de telecomunicaciones a que tuve la infausta suerte de conocer decía que lo mejor era elegir por votación a popular a los jueces. Dscrepo, pero si al final los van a elegir por cooptación dejando al margen a personas demayor mérito y capacidad (sea hembras o machos de la especie, ya quese ha introducido el debate), mejor que los elijan los vecinos de cada pueblo, paguen el teatro y se inviten a unos refrescos, que hace calor…

  15. Panóptico
    Panóptico Dice:

    Ademas por si faltara algun impedimento mas, resulta que tiene PENDIENTE de admitir ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo desde el 26 de Abril de 2013 una QUERELLA por prevaricacion judicial, que esta -a mi juicio- muy bien fundamentada en un extraño caso sobre el “juez competente” (Bermudez vs Ruz) sobre la financiacion del Partido Popular o la coincidencia entre las adjudicaciones de obras a empresarios y los papeles de Barcenas.

    Ver aqui la querella:

    http://www.izquierda-unida.es/sites/default/files/doc/QUERELLA%20T.S.%20MAGISTRADOS%20A.N..pdf

    Asi que tenemos un “segundo caso” como el que le ocurriera al difunto Magistrado del Tribunal Constitucional que antes fue Gobernador Civil en Almeria y al que se acusaba de “sacar su pistola” en un asunto de trafico.

    Coinciden que ambos son “cazurros” (de Leon) y al igual que “el futuro presidenciable” (Sr. Hernando) no tienen un buen curriculum, pero ambos trabajan al unisono y la prueba es que hicieron un perfecto tandem en el CGPJ.

  16. Juan Ciudadano
    Juan Ciudadano Dice:

    Estos son los datos biográficos de los nuevos magistrados del TC nombrados a propuesta de Gobierno.
    Merece destacarse que Enrique López ni siquiera ha alcanzado el grado académico de doctor en Derecho, pese a su larga carrera como profesor universitario.
    D. PEDRO JOSÉ GONZÁLEZ-TREVIJANO SÁNCHEZ.

    Nacido el 13 de marzo de 1958 en Madrid, es Doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

    Ha desempeñado diferentes puestos docentes en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, donde fue catedrático de universidad, y en la Universidad Rey Juan Carlos, en cuya Facultad de Derecho es catedrático de universidad desde 1999. Fue presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Madrileñas. Actualmente es rector de la Universidad Rey Juan Carlos.

    Propuesta de nombramiento como Magistrado del Tribunal Constitucional.-

    D. ENRIQUE LÓPEZ LÓPEZ.

    Nacido el 18 de mayo de 1963 en Cacabelos (León), es Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y pertenece desde 1989 a la Carrera Judicial.

    Ha estado destinado en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Arzúa (A Coruña), Valladolid y León. Ha ocupado diferentes puestos como letrado del Consejo General del Poder Judicial, organismo en el que fue vocal y portavoz. Fue profesor en el área de Derecho Procesal en la Universidad de Valladolid, profesor asociado del área de Derecho Penal de la Universidad de León y profesor de Derecho Penal en la Universidad Europea de Madrid, labor que desempeñaba en la actualidad. Desde junio de 2005 era magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

    Aviso legal | Accesibilidad

  17. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días

    Al Sr. López le he leído y hemos cruzado algunas palabras a lo largo de los años. He decir que su nitidez de ideas es rara avis en un tribunal tan lleno de cautelas, deudas, compromisos, agradecimientos y sometimientos.

    A mí es una persona que me gusta en su nuevo papel porque las ideas que tiene, las tiene claras, no se esconde y las cuenta. Veremos.

    Entiendo que estamos mucho mejor en manos de un magistrado que sabe qué es España que en manos de la alternativa. Los magistrados apoyados por partidos empeñados en, directamente, vivir de su demolición.

    Esta también es mi opinión del presidente saliente cuya salida del tribunal quizás sea lo que más hemos de agradecer por votar a favor de Enrique López que tratará de arreglar el daño ya causado por, entre otros, el propio saliente.

    Ahora bien, el Tribunal Constitucional creo que debe desaparecer.

    Ha sido una trampa estructural, otra más, para asegurar que los partidos políticos pueden decidir sentencias y promover sus intereses con facilidad.

    Al igual que nos sobra, radicalmente, el cuarto turno.

    Otra trampa estructural que nos ha metido en el TS al jefe de la asesoría jurídica de la Caixa a los 69 o 70 años y tras toda una vida al servicio de dicha organización.
    ¿Qué piensa de esto el resto de magistrados de carrera? Pregunten, pregunten y verán.

    ¿No nos basta con el TS y jueces profesionales e independientes de los partidos políticos y sus apoyos en la estructura económica?

    Saludos

    • Pablo Fernández de la Vega
      Pablo Fernández de la Vega Dice:

      Señor Oquendo, discrepo de usted en lo relativo a la supresión del cuarto turno, y esto se lo dice alguien que ha entrado en la Carrera Judicial por oposición y lleva ejeciendo desde 1997.
      No se debe confundir el cuarto turno, por el que se accede con la categoría de magistrado, con el quinto turno, por el que se accede directamente al Tribunal Supremo.
      Le aseguro que el cuarto turno es una vía de acceso seria y rigurosa, en la que solo se tienen en cuenta los méritos de los aspirantes.
      También le aseguro que los compañeros que han ingresado por el cuarto turno con los que trato diariamente desmpeñan su función con la misma solvencia profesional que los que hemos ingresado pro oposición; y esto también lo dicen los abogados y procuradores con los que tengo amistad.
      No existe razón seria para suprimer el cuarto turno, y de hecho ninguna asociación judicial lo plantea actualmente.

    • KC
      KC Dice:

      Pablo, desde el mismo momento en el que el cuarto turno es una “vía rápida” y el candidato puede ser propuesto por personas que no tienen nada que ver en el ámbito judicial, debería ser regulada de otra forma.

      Lo de que “solo cuentas los méritos de los aspirantes” no se lo cree usted ni en sus sueños más orgásmicos.

      Saludos.

    • RC
      RC Dice:

      Sr. Oquendo,

      “un magistrado que sabe qué es España”

      Qué es España, casi nada…¿diferente?¿camisa blanca de mi esperanza?…no, ya sé a qué se refiere Ud.:
      ¡una unidad de destino en lo universal!

      Francamente, a mí me importa poco que un magistrado no ande muy fino en cuestiones de metafísica patriótica, pero le exigiría más bien que se supiese bien las leyes, empezando por la fundamental, y entendiese como aplicarlas. Todo lo demás es ideología y, la verdad, de eso ya nos sobra en el TC.

  18. Escribano
    Escribano Dice:

    ¿De verdad tiene un curriculum brillante? ¿En serio? ¿Es normal considerar jurista de reconocida competencia a quién tiene 50 años edad y parte de su trayectoria profesional ha estado ocupando un cargo no jurídico? ¿No es verdad que este premio se lo han dado por su vasallaje a un determinado partido? Esto no hay quién lo levante y produce vergüenza, repulsa y asco.

  19. T.S.Eliot
    T.S.Eliot Dice:

    Que haya personas informadas que, a estas alturas, piensen que el Sr. López es una candidato idóneo para ser magistrado del TC me produce estupor. ¿Qué diferencia al Sr. López de cualquier otro magistrado de carrera de su edad (hay miles)? Posiblemente, que haya dedicado menos tiempo a labores jurisdiccionales que el resto, y más a cuestiones políticas. Sus publicaciones científicas son muy discretas (miren sus datos en dialnet), a diferencia de su perfil beligerante contra el anterior gobierno y favor del actual. Su labor docente es también discreta. En fin, que todo el mundo sabe -salgo los que se ponen la venda ideológica- que le han nombrado porque saben votará siempre a favor de lo que defienda el PP. Por cierto, que el caso Bush v. Gore fue decidido por 5-4, no por 7-2. Los magistrados liberales votaron en bloque, y los conservadores también.

    • Isidro
      Isidro Dice:

      Tiene razón, gracias por la corrección. 7-2 fue la votación del TS sobre la violación del Equal Protection Clause por el recuento de votos, que luego dos de los siete, Breyer y Souter, discreparon sobre la reparación, convirtiéndose finalmente en un 5-4. Aunque no considero que fuera propiamente voto en bloque, pues la discrepancia fue sobre si detención recuento o devolución a Florida.

      De todas formas, mi analogía era por el respeto institucional y el prestigio de un tribunal y sus miembros y otro.

    • Próspero
      Próspero Dice:

      Lo que diferencia a López de otros magistrados de la misma quinta es que sus “compañeros” no tienen muy buena opinión sobre él, porque se ha conducido, desde mucho antes de hacerse famoso, como una persona solo interesada en la política, utilizando como simple instrumento la condición de juez, puramente nominal en este caso.

  20. Luis García
    Luis García Dice:

    Creo que ya se ha dicho todo acerca de la incompetencia y falta de méritos profesionales de Enrique López para la alta Magistratura que para desgracia nuestra va a ocupar. No obstante, dado que algún opinante le defiende por ser contrario al uso alternativo del Derecho , ideología según él dominante (?), simplemente recordaré una de sus últimas actuaciones al frente de una Sección de la Sala de lo Penal, a la que convocó de urgencia para acordar la inmediata suspensión de una diligencia acordada por un Juez que se reputaba competente para instruir un determinado asunto y que estaba en conflicto con otro, y ello pese a que el 759 Lecrim disponía expresa y tajantemente que cada uno de los dos jueces debía continuar practicando diligencias hasta que se resolviera la cuestión por el superior común. Por supuesto, la actuación vino precedida por grandes protestas del partido gobernante que tenía mucho miedo de lo que pudiera acordar el juez afectado respecto de su ex tesorero.
    ¿No es eso un puro acto de creacionismo judicial al margen de la voluntad legal? Pues, o entendemos ahí que Lopez se ha amparado en la teoría que tanto desdeña Ennecerus (el Juez no solo resuelve conforme a la norma escrita , dado el sistema normativo no es autosuficiente y el Juez busca valores sociales o insitos en la tradición jurídica que la integren) o la querella que por prevaricación está sólidamente fundada.

  21. Jurista
    Jurista Dice:

    A mi me gusta el Sr. López. Ya me gustó cuando estuvo en el Consejo General. Jurísta teórico, da clases en la universidad, y práctico, por su profesión de Juez. Ah, y con las ideas muy claras de lo que es España. Bien por Enrique López.

  22. Angel García
    Angel García Dice:

    Creo que un simple vistazo a los comentarios de este blog confirman que el nombramiento de este señor ha sido un gravísimo error. Si una persona provoca opiniones tan encendidas, entonces no puede acabar en el Tribunal Constitucional. Es así de simple, no le busquemos los tres pies al gato.

    No soy amante de las conspiranoias, pero la operación que ha puesto en marcha el PP (o una parte de él) me parece bastante evidente.

    El siguiente paso es encumbrar a Paco Hernando a la presidencia. Informaciones de muy alta solvencia confirman que este señor sufre claros síntomas de demencia senil o algo similar. Por tanto, con Hernando de presidente, un presidente inane y manipulable, López pasaría a ser el presidente de facto de la institución.

    A partir de ahí, todo es muy sencillo: gradual pero imparable cesión de los amparos en favor del Supremo, radicalización en el plano institucional y territorial, y así, poco a poco, hasta que en nueve años el desprestigio de la institución sea tal que terminen por acabar con ella. Los partidos y la opinión pública preferirán que se le eche el cierre y que se cree una sala especial en el Supremo. Se aprovechará una reforma de la Constitución que llegará tarde o temprano y se pondrá fin al experimento de la justicia constitucional, con el argumento de que, en definitiva, España es diferente y no lo necesita. Nadie rechistará. Además, ya hay precedentes: acaban de cerrar los organismos reguladores con el argumento de que son muy caros. Nadie ha dicho ni mú, ¿porqué protestarían esta vez?

    Y misión cumplida.

    Pero ojo: todo seguiría igual, sólo que en vez de politizar el TC se politizaría el Supremo. Pero en este caso la politización es mucho más sencilla y, además, unilateral: sociológicamente la judicatura es de derechas, de modo que el Supremo, siempre escorado a la derecha, dejaría eternamente en manos del PP (o de sus sucesores ideológicos) el control del poder judicial. El PSOE se consolaría pensando que algún día le tocará gobernar a él y que entonces algo hará. Pero, como siempre, la izquierda pecará de ingenua (o de idiota, mejor dicho) y eso no pasará.

    Dirán que esto es demasiado retorcido. Pero ojo: cosas más retorcidas han ideado Trillo y su gente (entre los que se encuentra López) y siempre les ha salido bien la jugada. Esta vez puede que sea hasta demasiado fácil.

    Alguien hablaba de Alemania. No, querido, esto no es como Alemania. Esto es Hungría.

    • Isidro
      Isidro Dice:

      Dudo mucho que al PPSOE le interese eliminar un tribunal político y cambiarlo por uno verdaderamente judicial en una nueva Sala del TS. Si así fuera todo iría mucho mejor. Los jueces de carrera, por oposición, la mayoría del TS, deben mucho menos, tienen mucha mejor formación, más casta y son mucho menos manipulables. Por mucho que los nombramientos los decida el Consejo. Sobre lo de que la judicatura “sociológicamente es de derechas”, me parece un argumento aberrante y falso puesto que la mayoría de los jueces son no asociados y si la mayoritaria es APM para muchos es para tener poder ascender en la carrera y no por comulgar con todo, véase la última huelga. Y argumento que siempre ha sido utilizado para intentar meter los jueces a dedo, sin oposiciones ni mérito y capacidad y que ya no sean de su padre y de su madre, si no “los míos y los vuestros”. Además pregunte a peperos si los jueces son de derechas, le dirán que son poco menos que indignados del 15-M. Lo que no entienden los políticos del PPSOE es que no tienen que controlar a los jueces y que estos no quieren ser mayoritariamente controlados.

    • Angel García
      Angel García Dice:

      Coincido con la mayor parte de lo que comenta usted. Ahora bien, politizar el Supremo sería la consecuencia lógica de acabar con el Constitucional, no he dicho que lo esté en este momento. De hecho, en esto precisamente trabaja ahora el gobierno, no tiene más que ver el proyecto de ley de reforma del CGPJ y ahí empieza la “politización” del Supremo, dejando en manos de un Consejo muy tutelado por el Ministerio de Justicia la política de nombramientos.

      Siento discrepar en cuanto a su argumento sobre la composición sociológica de la judicatura. Es cierto que la judicatura no es ni “del PP” ni “del PSOE”, pero hay un dato que es simplemente incontestable: la mayor parte de los jueces que integran la carrera judicial, y no sólo en España, tienen un perfil de centro-derecha, confirmado por el hecho de que las asociaciones más mayoritarias son de perfil conservador. Esto último es sólo un reflejo de una realidad, no necesariamente negativa, simplemente objetiva.

    • Aloe
      Aloe Dice:

      Sobre lo de que la judicatura “sociológicamente es de derechas”, me parece un argumento aberrante y falso
      No creo que lo sea, me parece bastante evidente.
      El estrato social de donde salen licenciados en Derecho que se encierran a estudiar temas varios años a costa de sus papás para ser juez es el que es. También suelen tener precedentes familiares, lo cual abunda en lo mismo, teniendo en cuenta de donde venimos. Y la ausencia de experiencia en pelearse con el mundo en los trabajos precarios habituales a los que está abocada la mayoría de los jóvenes no mejora eso.

      Yo veía en cierta época con frecuencia a los alevines judiciales en los pasillos de la Escuela judicial en sus cambios de hora y tal, y el parecido de la mayoria de ellos con el anuncio aquel de broma de “Amo a Laura” era estupefaciente.
      Por cierto, defender que las oposiciones tal como son actualmente dan una buena y suficiente formación a los jueces me parece indefendible. Sostener que es un sistema tan bueno que no se concibe mejor, alucinante. Reclamar que la experiencia jurídica en el mundo real no deba tenerse en cuenta porque no es un mérito, de la España cañi más penosa (curiosamente, otros páises con mejor justicia opinan justo lo contrario).
      Y no es que tenga manía a los jueces, que los hay buenos (a pesar de la oposición) y malos. De lo que se exige a los secretarios judiciales de la oficina judicial y de los (iinexistentes) recursos auxiliares de la justicia opino peor.

    • Paulo
      Paulo Dice:

      No sé en qué epoca conocía usted a los “alevines”, pero creo que se equivoca profundamente y me da mucha pena su mensaje por el desprecio que realiza hacia las oposiciones y los jóvenes que las preparan, y el esfuerzo y preparación que conllevan.

      Despachos Jueces Año 2013: Más de un 76 por ciento no tiene ningún familiar en el ámbito de las profesiones jurídicas. La número 1 es hija de maestros.

      Despachos 2012: Más de un 82 por ciento no tiene ningún familiar en el ámbito de las profesiones jurídicas.

      Despachos 2011: más del 80% no tiene ningún familiar relacionado con la judicatura.

      Despachos 2010: el 77% de los nuevos jueces no tiene ningún familiar en profesiones jurídicas,

      Y así podríamos seguir. En los últimos años, además, entre un 60-80% de los nuevos jueces son mujeres. No se puede negar que para preparar oposiciones hace falta un apoyo familiar y económico, pero hay jóvenes y no tan jóvenes que las compaginan con un trabajo, o que han ahorrado durante la carrera en esos trabajos precarios que usted dice para costearsas, familias de todas las clases sociales que hacen un tremendo esfuerzo, o hay unos pocos que pueden disfrutar de becas. A pocas familias hoy en día no les supone un esfuerzo ayudar a un hijo a opositar durante varios años.

      http://sobreviviraopositar.blogspot.com.es/2013/06/se-cual-es-mi-suerte.html?m=1
      Sobre el proceso de selección por oposición libre o el sistema anglosajón, ud reclama que se tenga en cuenta la experiencia, como mérito, no? ¿Abogados de reconocida competencia? ¿Reconocida competencia como la de Enrique López, no? Ser de los míos o de los vuestros y punto. Con eso y la instrucción a los fiscales, independencia judicial más que muerta y enterrada.

      Las oposiciones no es un sistema perfecto, es mejorable, pero es el mejor sistema que hay para mantener la independencia judicial y valorar el mérito y capacidad. A usted parece que no le sirve este argumento, pero es el mismo que se utiliza para defender la democracia, el mejor de los sistemas conocidos igualmente. Es más, es muy perjudicial para los opositores. Cierto conocimiento práctico, o inglés sería muy recomendable, un psicotécnico, también más dº europeo, como por ejemplo lo tienen los AE. Además son conocimientos que facilitarían la reincorporación al mercado de trabajo. Asimismo, los actuales opositores sufren un infierno, antes era bastante más sencillo memorizar todo el ordenamiento jurídico, no había ordenamiento europeo ni tanta ley especial ni complemento jurisprudencia. Ahora hay leyes que cambian cada año, incluso varias veces y la superproducción y velocidad legislativa convierte opositar en algo tremendamente complicado.

      Usted habla despectivamente de los opositores como si fueran bichos raros y asociales, pero nuestros futuros jueces serán como los anteriores en su mayoría, personas normales, preocupadas de su sociedad, responsables, serias, maduras, con una enorme capacidad de sacrificio fuera de la normal (y algo en bastante desuso en estos tiempos), y con muchísimos más conocimientos, profesionalidad y vocación que los anteriores por todas las complicaciones que están aguantando.

      Puede ser un desarrollo memorístico exagerado, pero no sólo es eso. Y los despachos lo saben y así se sigue valorando.

    • Aloe
      Aloe Dice:

      Pero a ver, si yo también he hecho oposiciones. Y, desgraciadamente, y viendo lo que hay cuando se nombra discrecionalmente, queda claro que hay sistemas peores, o quizá incluso que para nosotros, así somos de desgraciados, pueden ser el mal menor.

      De ahí a suponer que las oposiciones ungen con carisma especial o dan derechos vitalicios al reconocimiento público y al Presupuesto público (como si fueran premios en forma de rentas vitalicias que se ganan con horas de culo en la silla…) va un trecho. Pero ese trecho se recorre, porque esos sobreentendidos son omnipresentes.

      Si se limita a decirme: “es lo que hay, y de momento las alternativas son peores”, hasta le daré la razón. Sin entusiasmo.

      Pero aun así, las oposiciones son bastante mejorables.
      Como menciona, sí que creo que la exigencia de experiencia laboral o profesional previa durante un mínimo de años debería ser un requisito. No un mérito, sino un requisito para presentarse a los exámenes.

      Y que los temas de que se debe demostrar conocimiento deberían ser más amplios y mucho menos memorísticos. A mi me cabe poco en la cabeza que haya tantos jueces que no saben hacer la o con un canuto en el manejo de una minima tecnología (necesaria aunque solo sea desde el punto de vista forense y de procedimiento) y/o que no tienen unos mínimos conceptos financieros bien interiorizados. Y menciono esos dos aspectos porque puedo hablar de primera mano, que seguramente la falta de cultura en otros también será frecuente.

      Para peor, he leído autos y sentencias que dejan de piedra a cualquiera, y que hacen dudar de si su redactor comprende cabalmente lo que es una hipoteca o un balance. ¿Que es inevitable que haya un cierto porcentaje de errores o que haya gente de pocas luces en cualquier ámbito? Efectivamente, pero entonces parece que una oposicion tan memorística no filtra adecuadamente a los que no dan un mínimo de la comprensión necesaria, mientras filtra sin que se escape uno a quien no haya tenido posibles para memorizar cuatro años sentado en su casa, aunque llenase mucho mejor el puesto y la tarea, si se lo diesen.

      No digo que no deba haber selección, e incluso admito que no podemos tener una cercana a la óptima porque las instituciones y los que las ocupan no permiten tal cosa, como deja claro el tema de la entrada.
      Pero la selección opositora podría y debería ser mucho mejor, y mientras creamos que es estupenda no va a mejorar.

    • Aloe
      Aloe Dice:

      Añadiría que si el juez Santiago Vidal tiene razón y un tercio de los jueces son del Opus Dei, como sostiene, no solo eso me daŕia la razón en cuanto al aspecto y estilo “Amo a Laura” de los alumnos de la Escuela Judicial, sino que el asunto es muchísimo más grave:
      ¿Es lícito que un juez pertenezca a una sociedad secreta?
      (Que lo es en la práctica, puesto que su membresía y actividades lo son)
      ¿Y lícito o no, es bueno que la sociedad fomente ese “monocultivo” judicial?

    • Paulo
      Paulo Dice:

      Venga ya, Aloe. Dejese de falacias y demagogia con tal de desprestigiar a los jueces. Le acabo de enseñar que la mayoría de jueces carece de antecedentes judiciales, que muchos vienen de distintos orígenes gracias a mucho esfuerzo familiar (conozco jueces y fiscales hijos de panaderos, maestros, albañiles, arquitectos, comerciantes, … De todo). Y como bien ha dicho otro comentarista en torno al 60% son independientes no asociados.

      ¿Y me viene a decir que el 33% son del Opus porque así lo dice uno? Demuéstrenlo, datos y pruebas. Es como si ahora yo voy y digo que un tercio de los médicos son masones aún sabiendo que es mentira y encima me quedo tan ancho. Que si sociedad secreta, monocultivo, … Es usted un “illuminati”. Si no estuviéramos en un foro serio, y respetuoso, de grandes juristas y profesionales, le diría que lo que acaba de escribir es una auténtica memez. Pero mejor no se lo digo vaya que me acuse de opusino.

    • Aloe
      Aloe Dice:

      Demuéstrenlo, datos y pruebas.

      Sí, un momento, que voy a consultar el Anuario del OD a ver a qué se dedican sus miembros…
      Ops, espere, si esos datos son estricto secreto y no se publican.

      Bueno, entonces voy a hacer el esfuerzo de recopilar lo que dicen de sí mismos en sus curriculos o páginas web los jueces, o una muestra representativa….
      Ups, pues ni hay forma de tener datos biográficos de la mayoría de los jueces, ni, en el caso de que se consigan con gran esfuerzo, se declara esa pertenencia. Incluso de quienes se sabe con certeza.

      (Bueno, no la declaran ni los jueces ni absolutamente ningún funcionario público, representante electo o tendero de ultramarinos. Nadie)
      …Intrigante.

      La consecuencia es que las pruebas que usted me reclama son imposibles de conseguir, que supongo que es precisamente el objetivo perseguido con la ocultación.

      Y yo me pregunto cómo se defienden los derechos de quienes acuden a la justicia, en los casos en que eso sería motivo de recusación. ¿Consultando a la bruja Lola, quizá?

      De lo demás que dice, no quiero comentar nada. Reclamar una mejor formación y selección de los jueces, o disentir sobre las oposiciones, no es desprestigiarles, ni tenerles manía. Es querer lo mejor para la judicatura y para mi país y conciudadanos. El prestigio no se gana declamando que ya vivimos en el mejor de los mundos posibles, sino intentando que la realidad mejore.

  23. angeles g
    angeles g Dice:

    Vaya por delante que no soy jurista, ateniéndonos a la informacion de El Pais, no había consenso en cuanto a que algunos de los miembros del TC, consideraba que López no reunía el requisito de los 15 años de “ejercicio efectivo”. Se dirimió en votación, dado el empate, el presidente hizo valer su voto de calidad. De ello se desprende por tanto que varios de sus compañeros no lo consideran idóneo. Mi pregunta es: ¿se puede votar un “requisito”?

    http://politica.elpais.com/politica/2013/06/11/actualidad/1370964900_448238.html

    • Alan
      Alan Dice:

      Coincido con jurista. No se fíe de lo que publica El País, es un diario muy escorado y sectario. Lea La Razón, y en concreto los artículos de opinión de Enrique López.

    • Isidro
      Isidro Dice:

      Ahora resulta que el diario de Marhuenda es un ejemplo de independencia e imparcialidad. Oigan, ¿y han pensado en leer La Razón, el País y algún diario más, y un par de confidenciales, contrastar los distintos puntos de vista y opiniones y formarse su propia opinión?

      Está visto que desde el “viva las caenas” no han cambiado tantas cosas… Así nos va…

    • Josef K.
      Josef K. Dice:

      Alan, muy buen ejemplo de un diario no escorado y sectario, sí señor.

      Si queréis saber cómo es un juez, no leáis lo que escribe en la prensa, leer sus sentencias.

      Por otra parte, lo que tenemos en TC no es sino el reflejo de nuestra judicatura, muy buenos y muy malos jueces. Que mala suerte que a mí me ha tocado lo peor de lo peor. En fin…

    • Luis García
      Luis García Dice:

      Lamentablemente, así es, doña Ángeles. No estoy demasiado metido en el asunto, pero es posible que López, descontados los años que pasó de portavoz del CGPJ , no alcance los quince años. Me imagino que esa será la discusión, si ser vocal del órgano de gobierno de los jueces supone ejercer profesionalmente como “jurista”, teniendo en cuenta que la función, aun desarrollada por supuestos peritos en Derecho, no es propiamente una “actividad profesional”. El asunto es vidrioso, por lo que es posible sostener criterios opuestos.

    • angeles g
      angeles g Dice:

      Pues si me atengo a lo que me recomienda, señor jurista, navego por la red, desentendiéndome de la “canallesca” y sigo la recomendación de josep K , busco sentencias del señor Lopez, con ésta no sale muy bien parado : .
      El Tribunal Supremo ha reducido a dos años de prisión la condena de siete años y medio a cuatro borrokas que quemaron un cajero automático en Barakaldo en el marco de una acción de terrorismo urbano. La sentencia de la Audiencia Nacional, que el Supremo corrige con severidad, fue redactada en julio del pasado año por el magistrado Enrique López, al que el PP quiere promover al Constitucional. El Supremo estima tres de los cuatro motivos de casación que planteó la defensa de los condenados, al apreciar error en la aplicación del delito y error en la aplicación de la pena.

      El Supremo sí considera probado que Asier Gómez de Salazar, Sendoa Aratz Jurado, Unai Frías de la Red y Jon Villanueva Patin arrojaron un cóctel molotov a un cajero automático, provocando un incendio que calcinó varios elementos del mobiliario, si bien el fuego se extinguió rápidamente sin que se produjera riesgo para la vida o la integridad física. El cajero se encontraba en un inmueble de siete alturas, cuyas viviendas estaban ocupadas por sus moradores en el momento de los hechos.

      El Supremo rectifica la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, que aplicó el delito de incendio del artículo 571 del Código Penal, que es el que comete el integrante o colaborador de una banda armada, y que se castiga más gravemente. Según el Supremo, debió de aplicarse el artículo 577, que sanciona al que actúa “de manera ocasional y en concretos actos delictivos”, aunque se comulgue con la “patógena ideología terrorista”.

      Inadmisible
      La Audiencia castigó “el claro fin terrorista existente en el delito de incendio ocasionado”, pero según el Supremo, “tal razonamiento, ni es admisible ni coherente con la propia argumentación de la sentencia”, que rechazó el delito de integración, pertenencia o colaboración con banda armada. Para el Supremo, el modus operandi es el que se conoce como kale borroka, pero responde a la “colaboración excepcional de quien no está integrado en una banda armada”.

      La sentencia del Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado Joaquín Giménez, corrige también la tipificación del delito que hace la Audiencia Nacional como delito de incendio terrorista y lo sanciona con la pena prevista para el delito de daños, dado que la propia sentencia de instancia “excluyó claramente la nota del riesgo para las personas”.

    • Jurista
      Jurista Dice:

      Siendo ponente Joaquín Giménez, con eso queda todo dicho. Yo a don Joaquín le invitaría a pasar unos añitos en Oiartzun, que sus hijas vayan a la ikastola del pueblo y a su mujer que vaya todos los días al mercado. Quizá cambia un poco su opinión sobre la kale boroka. Es mu fácil dictar sentencias tomando cafelitos en embassy. Que vaya al goiherri y se espabila en un plis plas. Bien por la sentencia de don Enrique. Mano dura a los etarras.

    • Jesús D.
      Jesús D. Dice:

      Jurista, gracias por la valoración crítica de la sentencia y de su ponente. Aparte de los argumentos de barra de bar, ¿algún argumento jurídico que aportar? Llevando por nombre “jurista”, es lo que se esperaría.

      También del Sr. López, por cierto. Los artículos en La Razón no me impresionan mucho, la verdad.

    • Eduardo
      Eduardo Dice:

      Señor jurista: Joaquín Gimenez pasó muhos años en el País Vaco, su mujer iba al mercado, sufrió presión terrorista, vió cajeros quemados, y conoce Oiartzun. Por comentar.

    • Jurista
      Jurista Dice:

      Señor Eduardo.

      Don Joaquín vivió muchos años en Bilbao, hizo muchas amistades con los paisanos, y no fue un juez belicoso, sino amable con los de allí. A los de la tierra les parecía agradable. Don Rafael Vera, antiguo secretario de estado de seguridad, el de los gal, cuenta cosas pintorescas de algunos jueces de alli, no por supuesto, referido a don Joaquín. Pero el haber ejercido en el pais vasco no significa haber sido luchador contra eta, sino simplemente haber estado allí, mirando lo que pasaba. Sus posteriores sentencias contra eta no han muy aguerridas.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      Señor jurista: usted mismo reconoce que el juez Gimenez es un buen conocedor y sufridor de la realidad vasca, es es un dato objetivo, por lo tanto tiene poco que rascar por ahí. Para sufrir la presión terrorista no hay que ir ni a Oiartzun ni al Gohierri; el último juez asesinado, si no recuerdo mal, no ejercía en el Gohierri, sino en Bilbao. Lo que sus sentencias le parezcan es una opinión subjetiva, que me parece muy bien, pero utilice argumentos objetivos y jurídicos, y no utilice el terrorismo para criticar a un demócrata, a mi (es una opinión) me parece mezquino (con todos los respetos).

  24. Jurista
    Jurista Dice:

    Ángeles, la información del periódico el país es muy sesgada, siempre lo ha sido. No se fíe de lo que dicen.

  25. Luisa
    Luisa Dice:

    Un grave problema es que no hay alternativa política real, pues el PSOE carece actualmente de legitimidad moral para ejercer la oposición institucional, también en este ámbito, ya que sus nombramientos judiciales han estado siempre imbuidos de sectarismo partidista, y ahí está el caso de Eligio Hernández, cuya designación como Fiscal general fue finalmente revocada por carecer de los años necesarios de ejercicio profesional, cosa que por cierto en el caso del Sr. López tampoco parece estar clara (a menos que lo de “jurista de reconocida competencia” se lea como “de reconocida complacencia”, que es lo más probable…).

  26. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Un apunte rápido porque he visto comentarios hablando sobre posicionamientos en el eje Izquierda-Derecha.

    Este eje es un eje “Neurológico”

    Sabiamente elegido para fijar de modo instintivo improntas emocionales que puedan ser manipulables políticamente.
    Pocas o ninguna de las posiciones establecidas a lo largo de dicho eje son susceptibles de análisis racional científico.

    Una vez establecida la impronta de pertenencia se genera una serie de sinapsis casi indelebles que facilitan la adhesión emotiva a una marca política.

    Es un fenómeno desvelado paulatinamente a lo largo de los dos últimos siglos y confirmado físicamente hace diez o doce años.

    El manual de campaña -“The polítical Brain”, del Neurólogo, Psiquiatra y Activista del partido Demócrata USA, Drew Westen- lo explica con claridad y es muy recomendable su lectura.

    Hoy, la ciudadanía, en su 99% comparte intereses objetivos frente a algo menos del 1% que eficazmente controla el poder. (Stiglitz, 2012)

    Saludos

  27. Pablo Fernández de la Vega
    Pablo Fernández de la Vega Dice:

    Señor KC, me parece que esto foro merece argumentos de mayor enjundia que los que usted utiliza cuando dice “Lo de que “solo cuentas los méritos de los aspirantes” no se lo cree usted ni en sus sueños más orgásmicos”, cuando rechaza una opinión que no es de su agrado. También me parece que quienes damos nuestra opinión merecemos mayor respeto.
    También debe saber que se equivoca cuando dice “que el cuarto turno es una “vía rápida” y el candidato puede ser propuesto por personas que no tienen nada que ver en el ámbito judicial, debería ser regulada de otra forma”, porque a los aspirantes no les propone ningún padrino político, se proponen a sí mismos, y sus méritos son evaludos por un tribunal con arreglo a criterios objetivos. Además, en el curso del proceso selectivo tienen que elaborar un dictamen que permita al tribunal valorar su aptitud. Y finalmente pasar por la Escuela Judicial, como los opositores aprobados.
    Lea el artículo 313 de la LOPJ.
    Corto y cierro.

    • KC
      KC Dice:

      Señor Pablo Fernández, obviamente no me estoy refiriendo a magistrados de instancias inferiores, sino superiores. Debería usted haber leído que mi crítica iba en relación a un “famoso” jurista que entró en el CGPJ, a propuesta de CiU y que curiosamente tenía una relación bastante cercana con determinados miembros. Un auténtico ingeniero social que malversó y prevaricó como el que más (y los presuntos maletines de Pujol Jr. probablemente hasta se queden cortos). Llámelo usted “quinto turno” si lo considera más técnico. La cuestión es la que es y no tiene nada que ver con lo que usted comenta (ya que obviamente la politización de los puestos de instancias inferiores no interesan porque no dan frutos directos) , pero le aseguro que lo de los méritos en la parte a la que yo me refiero es casi tan ridículo como creer en el Ratoncito Pérez.

      La teoría ya nos la sabemos, repase Ud. la práctica, que de teóricos en este país ya tenemos de sobra.

  28. Jesús D.
    Jesús D. Dice:

    He sido votante del PP durante muchos años, pero el nombramiento de este señor es la gota que ha colmado el vaso. Hasta aquí hemos llegado. Buena suerte, Sr. Rajoy.

  29. Arcimboldo
    Arcimboldo Dice:

    Méritos seguro que tiene, y más que muchos de los personajes que pululan por nuestra escena pública, pero eso a lo sumo le convierte en tuerto en el país de los ciegos.
    El que personajes con este perfil ocupen una silla en la que antes se sentó Tomás y Valiente (con independencia del cargo de Presidente) es claro indicio de cuán bajo estamos cayendo.
    Cada día nos parecemos más a Argentina e Italia.

  30. Von Pangloss
    Von Pangloss Dice:

    Me produce una infinita tristeza que alguien relacionado con el mundo jurídico crea que Enrique López tiene un buen “curriculum vitae” para ser Magistrado del TC o que manifiesten que es un buen candidato (incluidos asiduos comentaristas del foro como Curro Arriola o Manu Oquendo, a los que siempre leo por sus valiosos comentarios).

    Cualquier magistrado de cincuenta años tiene igual o mejor CV que el señor López (si actualmente hay más de 5.000 jueces, se me ocurren mínimo 500 candidatos dentro de la Carrera Judicial de mayor valía por sus méritos jurídicos y académicos). Sólo diré una cosa, es el mayor descrédito que ha sufrido la atribulada Justicia en toda la época democrática, siendo la primera vez en la historia del Alto Tribunal que se elige un Magistrado que no pertenece al Tribunal Supremo (obviamente el señor López no tiene méritos para llegar al TS y es impensable que acceda a dicho alto tribunal; requisito mínimo 15 años para acceder al TS pero lo habitual son, al menos, 25 años de ejercicio jurisdiccional. Y muchos creemos que el señor López no llega al mínimo de esos 15 años de ejercicio jurisdiccional, que su labor ha sido otra más bien “política” y “contactos”, que redactar sentencias, autos y providencias).

    Y hablando de adscripciones ideológicas, comparen a los dos candidatos elegidos por el CGPJ con los del Gobierno: Martínez-Vares (muy conservador y expresidente de la APM) y Xiol Ríos (muy progresista, trabajó de DG con el ministro de Justicia Ledesma), en principio un lego pensaría que son casos similares. Pero ambos, son muy idóneos como Magistrados del TC, el primero es magistrado emérito de la Sala 3ª del TS y el segundo Presidente de la Sala 1ª (ambos son lo que se denomina “magistrados de reconocida competencia”, con una dilatada carrera, próximos a los 70 años y con numerosas publicaciones jurídicas y académicas de prestigio).

    Enrique López su único mérito conocido es ser muy afín a un partido político, realizar todo tipo de tareas salvo la potestad jurisdicional, escribir en La Razón o en FAES sus opiniones políticas pero ninguna publicación de renombre (atención a las posibles recusaciones), muy amigo de Michavila y Trillo, y ser discípulo e íntímo amigo de Enrique Arnaldo (al menos podían haber nombrado a este último en su lugar para el TC).
    Justo cuando lo nombraron estaba en la AGE-DSJE y a todos los presentes nos pareció un escándalo mayúsculo, y hablando con otros compañeros del TS y de la AN, a todos -sin excepción y sin importar el espectro ideológico- el nombramiento les produjo vergüenza ajena.

    Alguien debería recordar a los políticos actuales del PP y del PSOE, que el TC es un órgano de prestigio no para “palmeros” sino para juristas de reconocida competencia, donde a nadie le importaba la adcripción ideológica de Díez de Velasco, García-Pelayo, Tomás y Valiente, Díez Picazo, Latorre, Rubio Llorente, Truyol Serra, Aurelio Menéndez, Rodríguez Piñero, Gimeno Sendra, Rodríguez Bereijo, Garrido Falla, etc.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Estimado Von Pangloss.

      Si repasa mi comentario verá que no opino sobre los méritos del Sr. López.

      Doy por sentado que para formar parte de un tribunal político los méritos han de ser del mismo orden. Los de él y los de todo el resto.

      Lo que digo es que el Sr. López no se muerde la lengua en asuntos que me importan y que dicho tribunal ha trabajado con excesiva frecuencia para destruirlos apoyando los intereses políticos más inmediatos de determinados partidos que si por algo se distinguen es por causar daño objetivo al bien común de España y haciéndolo en su propio beneficio.

      En alguna ocasión hasta hemos contemplado atónitos un chorreo público de un cargo gubernamental, VP nada menos, a una magistrada del mismo.

      Reitero que, en mi opinión, este tribunal sobra. Como muchas otras cosas carísimas y nocivas, claro.

      Saludos cordiales y buenas noches

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Respetado Von Pangloss:
      A ver si te entiendo bien. Para acceder al TS, mínimo de 15 años. Pero ¿de qué clase de ejercicio?
      Me parece que conoces estos asuntos desde muy cerca; vamos, que luces puñetas hasta el codo 😉 conque seguro que esto me lo vas a saber aclarar.
      ¿Es verdad o no es verdad que hace un par de años, o tres, nombraron Magistrado del Supremo a un jurista, en cuya experiencia profesional se computó el tiempo que había andado por la asesoría de un partido político? o es que sea un mal jurista, es que su experiencia -para completar los 15 años- era en la sede de un partido. ¡Directamente!
      A mí eso no me pareció bien; pero me estuve callado, ¿quién era yo para hablar de eso, si no soy ni Juez? En cambio cierto Magistrado (de muy alto nivel, me imagino que tú ya sabes de quién hablo aunque despiste un poco con los datos, pero debe andar por un nivel como el tuyo más o menos) no se estuvo callado, e impugnó el nombramiento. Con dos cojones. Sigo despistando.
      El resultado me averguenza como jurista y como español: la reacción de nuestra Sistema fue abrirle un expediente disciplinario agarrándose a un pretexto absurdo que se rebuscó a tal efecto. Expediente que al cabo de los años ha ido a donde merecía. Pero que ha hecho sufrir muchísimo al denunciante.
      Aquí nos movemos y existimos, Von Pangloss; si estuviésemos en un Estado de Derecho, otro gallo cantaría: pero, total, para ser “magistrado” de este “TC”, sigo afirmando que el curriculum del nombrado me parece más que adecuado.
      Aparte que el tío me caiga muy bien, que no lo disimulo lo más mínimo.
      Un abrazo

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Jo, con mis dedos porros escribo fatal…. quería decir “NO es que sea un mal jurista…” 🙁
      Vaya, que no lo considero mal jurista al nombrado. Aclarado.

    • Patricia
      Patricia Dice:

      Suscribo plenamente lo dicho por Pangloss. Creo que para cualquier Magistrado o Juez de España que tenga el escalafón a la vista le resultará evidentísimo los “méritos” del Sr. López. Hay cientos de Magistrados no digo ya con mucho más prestigio profesional sino, simplemente con prestigio.

    • Von Pangloss
      Von Pangloss Dice:

      Estimados Manu Oquendo y Curro Arriola:

      Cierto es que la jurisprudencia del TC desde su creación (toda la década de los 80 e incluso principios de los 90), salvo contados y sonados casos, es digna de todo elogio (esencialmente toda la derivada del art. 24CE) y la composición del mismo con prestigiosos juristas -a los que a nadie importaba su adscripción ideológica con intensos debates de mucha calidad jurídica- así lo acredita… Actualmente, es un órgano político, completamente desacreditado, donde simplemente se vota por supuestos “bloques” y se dilucida más que Derecho positivo sobre “sesudos análisis” de términos como ‘soberanía’, ‘nacionalidad’, ‘nación’, ‘embrión’, etc. La sentencia del Estatut es una de las más esperpénticas de toda nuestra historia jurídica… Más que desaperecer, lo conveniente sería crear una Sección 6ª en el TS de “Garantías Constitucionales” con pocos miembros.

      Estimado Curro tiene Ud. toda la razón del mundo. Recuerdo, allá por el 2000, entre miembros de la Carrera Judicial ya fue un sonoro escándalo el nombramiento de Julián para la Sala 2ª TS, ya que “sólo” tenía 17 años de experiencia y 7 como presidente de AP (esos no eran méritos para acceder al TSupremo). Así que ese año se recibieron 12 solicitudes, tras ese nombramiento la siguiente vacante en el TS, el CGPJ recibió más de 50… Pues esto es igual si siempre se ha nombrado a un Magistrado del TS para el TC (actualmente habrá unos 80) y te saltas este requisito pues no está bien, es un descrédito… Después hubo nombramientos para altos cargos de la magistratura a personas que ni siquiera estaban en la terna de la Comisión de Calificación del CGPJ algo lamentable (como el hecho de que el 85% de dichos cargos sean para los asociados a la mayoritaria APM y a la minoritaria JD, cuando el 60% de los jueces son no asociados). O recientemente que un FGE -gran penalista y muy sectario- coloque a su mujer en la Sala 5ª del TS.

      Del señor López ya está todo dicho, no es nada personal, véase su número en el escalafón, sólo decir que su experiencia en un órgano colegiado (léase Tribunal) empieza en septiembre del 2008 en la AN (a todas luces escasísima), y como trabajos anteriores Letrado del CGPJ y Vocal-Portavoz del mismo… Es un tribunal político, pues nombramos un político. Esa plaza -a propuesta del Gobierno del PP- debía ser ocupada por Prego, Colmenero o Juanra Berdugo, con dilatada carrera y prestigio académico y jurídico, miembros de la Sala 2ª (bueno Adolfo ya se fue). Es una cuestión de respeto hacia la Carrera Judicial… Además el asunto del “revolving door” para oposiciones de prestigio como TECO o AE me parece absolutamente perfecto, pero nunca para un juez o magistrado (el señor López ha manifestado su opinión política en muchos asuntos), y la jurisprudencia del TEDH casos “Piersack” o “De Cuber” e.g. acerca de la presunción de imparcialidad va a acarrear muchas recusaciones… Como ya no tiene remedio, simplemente desearle suerte.

      Un abrazo a ambos.

    • Von Pangloss
      Von Pangloss Dice:

      Ah, acerca de los miembros que no son de la Carrera Judicial y Fiscal (o que entran por el quinto turno), me abstengo de todo tipo de opinión…

      Únicamente añadir, que si bien el PSOE y el PP se han equivocado en numerosas ocasiones en la elección de Vocales del CGPJ (más bien ha primado la afinidad política que los méritos jurídicos y académicos), los partidos nacionalistas (CiU y PNV se llevan la palma). Esencialmente los nacionalistas catalanes, que colaron en dicho órgano a Pascual Estevill (uno de los pocos miembros condenados -y muy justamente- por prevaricación) y al independentista Alfons Tena (también expedientado y sancionado por la DGRN por irregularidades graves como Notario).

      La clase política nos tiene hasta la coronilla, y tenemos que aguantar que Bermejo, Gallardón y cía, ejerzan el título de Notario Mayor del Reino sin contar nunca con la opinión y experiencia de los miembros de la Carrera (tampoco me lo tomen muy en cuenta, pero es que están agotando nuestra paciencia),

      Un saludo a todos.

  31. Jurista
    Jurista Dice:

    Siguiendo el comentario de Manu Oquendo, ¿de verdad doña Adela Asúa tiene más méritos que don Diego López? ¿De verdad doña Adela asúa va a defender mejor que don Diego López, los interese de los españoles, es decir nuestros intereses? Pero seguro que la mayoria de los lectores no sabe ni quién es doña Adela Asúa, ni con qué apoyos políticos cuenta. Atacamos a quienes nos defienden y callamos ante quien no lo hace. Fenómeno.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      Entre los juristas y especialmente los penalistas todos sabemos quien era Adela Asua, entre otras cosas porque la podíamos leer; y puedo valorar su nivel técnico de análisis de las cuestiones jurídicas (cosa que del señor López no puedo hacer). Su nivel de formación personal nacional e internacional, prestigio de maestra de escuela penalista y generación de discípulos penalistas no tiene discusión.

  32. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Estimado RC.

    A ver si estamos de acuerdo.
    España no es la de pandereta a la que acuden los que quieren destruirla mientras medran a su cuenta.
    Nos gusta pensar otra cosa de nosotros mismos. ¿No?
    Por ejemplo que somos gente de la suficiente inteligencia para que no nos manipulen con leyes de estricto corte étnico ni nos impidan libertades básicas.
    Nos gusta una España en la que no tengamos muros internos a la movilidad que tanto daño nos están haciendo y tanto empleo productivo nos están costando.

    La pandereta. la sardana y la txalaparta no son nuestra identidad. Ni el olentzero ni la xana ni la muñeira.

    No nos seducen nada como tampoco seduce la obligatoriedad de las cosas ni que éstas sean inventadas y falseadas para dar de vivir a una panda de señoritos que cuando vemos sus hechos desde la perspectiva jurídica es inevitable observar que son organizaciones delictivas. Literalmente y sentencia tras sentencia.

    Esa España -de 500,000 kms cuadrados- nos interesa a todos.

    La de pandereta, txalaparta y castellet interesa a quienes quieren meternos en viejos corralitos para seguir medrando su casta a costa del común.

    Seguro que coincidimos.

    Saludos

    • RC
      RC Dice:

      Estimado Sr. Oquendo,

      Me parece que estamos más o menos de acuerdo en lo que queremos para España, aunque disentimos en el método. Pero es que, hasta ahora, los argumentos que se han dado para defender a este Sr. son los siguientes:

      a) “Sabe lo que es España”…que me suena un poco a formación del espíritu nacional y bastante a “está de acuerdo con los míos sobre lo que debe ser España, con lo que me da igual que sea buen juez o no”, y
      b) los hay aún peores.

      El primer argumento me cabrea, la verdad. Yo no quiero de juez a uno que esté de acuerdo políticamente conmigo, quiero a un buen juez que justamente sea respetado incluso por mi contrario. Hoy por hoy la justicia española está deslegitimada, y eso es lo que permite que la Generalitat catalana, por ejemplo, se pase por el forro sentencias firmes sin que haya clamor popular más allá de aquellos que ya están predispuestos contra el nacionalismo catalán.

      En cuanto al segundo argumento, vale lo que vale. Yo lo que quiero del gobierno es que mejore las cosas, que desde luego falta hace, no que repita los errores (o peor) de gobiernos precedentes, y responda con un “y tú más” a quien se lo reproche. Porque si es así, lo siento mucho, pero en las próximas elecciones, no les pienso dar mi voto para que sigan ofreciendo más de lo mismo.

      Para utilizar el símil médico que ha utilizado ENNECERUS: si tiene que operarme un médico, yo quiero que sea el mejor, no aquel que escribe artículos de opinión con los que estoy de acuerdo. Y desde luego, no me van a convencer para aceptar a uno malo porque hasta ahora me hayan tratado otros aún peores.

  33. Jurista
    Jurista Dice:

    Adela Asua Batarrita (Bilbao, 1948)
    Progresista
    Elegida magistrada del Constitucional por el Senado en 2010 a propuesta del Parlamento Vasco con el apoyo del PSOE. Adela Asua es catedrática de Derecho Penal y llegó a ser vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad del País Vasco, donde sigue siendo profesora. Antes de centrarse en la docencia, fue magistrada suplente en las audiencias provinciales de Bizkaia y Gipuzkoa. Esta jurista vasca ha destacado por sus análisis relacionados con el terrorismo y la violencia de género.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      Si abrevias más, dices que nació mujer y ya está, por eso está en el TC. Curiosamente su labor investigadora no se ha centrado ni en la violencia de género ni en el terrorismo.

    • Verónica del Carpio Fiestas
      Verónica del Carpio Fiestas Dice:

      Por puntualizar, y hablo en abstracto: ser vicedecano de una facultad no deriva de elección ni exige categoría académica o docente o publicaciones, ni las presupone. Es elección del decano; un cargo de confianza dignísimo y utilísimo, y que tiene por finalidad la gestión académica. Y lo son profesores jóvenes con frecuencia. Salvo que los Estatutos de esa Universidad digan otra cosa, claro.

  34. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Que yo sepa la elección de magistrados del TC nunca ha sido un concurso de méritos sino una elección política por parte de políticos para un organismo constitucional de carácter político. El principal y casi único mérito para ser elegido miembro del CGPJ y del TC es la habilidad política demostrada a lo largo del ejercicio profesional, tanto en la creación e integración en las redes correspondientes como por la demostración de un liderazgo en la dirección de las mismas.

    En ese sentido defiendo que el Sr. López es un personaje de peso, con una valía política indiscutible. Sus opiniones jurídicas van a tener peso en el Tribunal y me imagino que con independencia de que “elijan” presidente a Hernando, el liderazgo político del TC lo va a tener el Sr. López, al menos entre los magistrados de perfil “conservador”.

    Por otra parte, tampoco se ha exigido nunca ser miembro de la carrera judicial para ser magistrado del TC.

    La posesión del título de doctor sólo tiene relevancia en el ámbito universitario, aparte del valor que subjetivamente quiera darle cada uno al esfuerzo para conseguirlo. A mí me parece como mínimo igual de meritorio aprobar una gran oposición (Abogado del Estado, Carrera Diplomática, Inspector Financiero y Tributario, Letrado de las Cortes Generales o del Consejo de Estado, Notario, Registrador de la Propiedad y por supuesto, Judicatura o Fiscalía) que obtener una plaza de Profesor Titular o una Cátedra en la Universidad, por más que éstas últimas exijan la obtención del título de doctor. ¿Cuántas tesis doctorales en materia jurídica son realmente útiles y aportan algo valioso a la ciencia jurídica? Ahí lo dejo.

    Si nos ceñimos a los estrictos méritos intelectuales, el curriculum del Sr. López no es inferior al de muchos de quienes le han precedido en el cargo, por desgracia.

    Cuando nos gusta el nombramiento, todo está bien y cuando no, todo está mal.Yo me he quejado siempre. Prefiero el modelo norteamericano al completo, es decir, control diseminado de la constitucionalidad de las leyes más un Tribunal Supremo formado por magistrados vitalicios nombrados por un presidente elegido por sufragio universal al igual que unas cámaras legislativas cuyos mandatos no coinciden y un sistema de controles y balances.

    Aquí al final el debate es sobre la extracción social del juez, asunto que a mí particularmente no me importa nada, como tampoco me importa la extracción social del médico que ha de operarme sino su competencia y habilidad profesional. Si fuera realmente importante no debería haber jueces sino jurados elegidos mediante sistemas que replicasen en cada momento las diferentes clases sociales. Absurdo.

  35. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Doña Adela. Nombrada por el PNV… con un curriculum brillantísimo, típico producto de la Universidad actual (menuda maravilla).
    Copartícipe en la sentencia madre del Gobierno de Bildu en el País Vasco.
    No puedo ocultar mi gozo… A ver si aunque solo sea el “TC” cambia un poquillo a mejor. Es facilísimo, visto cómo lo han dejado.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      No sé por qué hay quien se empeña en convertir este foro en otro semejante a tantos y tanto que hay para desahogarse mediante datos falsos. Fue propuesta por el PSOE. Resulta que esa universidad ha producido los investigadores que ahora Alemania viene a buscar y llevarse (tan mal no los habrán formado). Copartícipes son todos los magistrados del TC (todos tienen la misma corresponsabilidad). Si eso, plantear como tema de debate alguna sentencia que no os guste, y se comenta técnicamente; es así de fácil.

    • ENNECERUS
      ENNECERUS Dice:

      Que la universidad alemana venga a llevarse a titulados españoles y no a la inversa habla muy bien de la universidad alemana y muy mal de la española. Por otra parte Alemania hace muchísimos años que contrata miles de informáticos hindúes, mientras los alemanes se especializan en otras materias con notable éxito, por cierto.

      España, paraíso de la endogamia. Luego nos quejaremos de los nacionalismos.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      ¡Ojalá la universidad española pudiese contratar investigadores extranjeros! ¡Ojalá no fuese obligatorio saber castellano para ser funcionario en la universidad española!

  36. Ramon
    Ramon Dice:

    ¿Es cierto que el Sr López aspiró a ser nombrado miembro del TC cuando todavía no había cumplido los 15 años de ejercicio profesional?

    Y si eso fuera así ¿Cómo puede ser nombrado después miembro del TC una persona que quería serlo sin haber cumplido todavía los requisitos exigibles?
    y si eso fuera así ¿Cómo fallará un miembro del TC ante un caso de acceso de una persona a un cargo en el que no se hayan cumplido los requisitos de tiempo que exige la Ley?

  37. Josef K.
    Josef K. Dice:

    Después de leer todo esto, como ciudadano, lo que pienso es ¡Dios mío en qué manos estamos! Lo que menos importan son los ciudadanos, ni que el TC estuviera pensado sólo para asuntos políticos.

    Una vez leí una entrevista a una magistrada del TC –no recuerdo su nombre-, decía que lo único que le quitaba el sueño era saber que era la última oportunidad para un ciudadano. Esa es la mentalidad que deberían de tener todos los jueces, desde el primero al último.

    • Verónica del Carpio Fiestas
      Verónica del Carpio Fiestas Dice:

      Debió de ser hace mucho eso de que dijera alguien del TC que le quitaba el sueño ser la última oportunidad del ciudadano.

      Estadísticas del Tribunal Constitucional del año 2012 sobre recursos de amparo, y cito:

      “Por su parte, las Salas y Secciones inadmitieron por providencia la mayoría de los recursos de amparo presentados. Concretamente, en 2012 se admitieron a trámite 128 recursos de amparo y se dictaron hasta un total de 7.298 providencias de inadmisión.”

      http://www.diariojuridico.com/actualidad/noticias/el-tribunal-constitucional-inadmitio-a-tramite-7-298-recursos-de-amparo-en-2012.html

      La noticia con las estadísticas dice “la mayoría”. Se queda corto. Es la INMENSA MAYORÍA, PORQUE LOS RECUROS QUE SE ADMITEN A TRÁMITE ESTÁN ENTRE EL UNO Y EL DOS POR CIENTO DEL TOTAL PRESENTADO.

      Se admitieron a trámite 128 recursos de amparo -solo a trámite-, para luego ser estimados o desestimados en un plazo de pongamos, entre dos y diez años- frente a 7.298 recursos de amparo inadmitidos por providencia, o sea, sin fundamentación jurídica.

      ¿De verdad le quita el sueño a alguien esto?

  38. viernes
    viernes Dice:

    Creo que Ennecerus y otros lo ha expresado muy bien, hay una guerra fría entre partidos estatales, y una política de bloques – el consenso – que dura desde la transición.
    No debería sorprender la “realpolitik”, prefieren la adhesión incondicional de los magistrados a cualquier otro servicio, y eligen a César antes que a Cicerón.

    De ley de claridad a la canadiense nos olvidamos ¿no?.

    Saludos

  39. Luisa
    Luisa Dice:

    A mí lo que me parece, después de leer todos los comentarios anteriores, es que tenemos la gran suerte de disponer de Internet y de foros como hayderecho.com para hacer debates como éste. Sin Internet y sin este foro, el nombramiento de Enrique López habría pasado casi desapercibido, sin generarse este interesante debate, y se habría esfumado en un pispás.

    Al menos ahora los políticos tienen que hacer frente a una opinión pública que dispone de medios eficaces. (Antes de Internet sólo podían opinar los Cebrianes y los Pejotas.)

    De modo que también las sentencias del TConst en que intervenga el Sr. López vamos a poder debatirlas aquí, en los foros jurídicos. Y por ello a partir de ahora no va a resultar tan fácil, ni a López ni a nadie, arrimar el ascua a su sardina.

    • Verónica del Carpio Fiestas
      Verónica del Carpio Fiestas Dice:

      Hablando de hacer seguimiento de actuaciones de magistrados discutidos.

      El Sr. Sastre Papiol, magistrado actual del TS, exjefe de la asesoría jurídica de La Caixa, elegido frente a candidatos de indiscutible mayor preparación, sobre el cual hay aquí un post específico, no se abstuvo en la sentencia-hit de cláusulas suelo.

      De hecho no se ha abstenido en NINGUNA sentencia de Derecho bancario, materia en la que evidentemente es experto, pero también interesado, con una curiosa excepción: la sentencia que se iba a dictar sobre preferentes como conscuencia de un recurso del Banco de Santander. Cuando por la presión mediática el Sr, Sastre Papiol se abstuvo, curiosamente el Banco de Santander desistió de su recurso, dando lugar q que no pudiera dictarse sentencia por el Tribunal Supremo en materia de preferentes.

  40. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Cuando el PP pretendió nombrarle siendo presidente ZP le faltaban al parecer unos meses, plazo que debe haberse excedido ahora.

    • eduardo
      eduardo Dice:

      Por tanto la cuestión es ¿cómo pudo pretender acceder al TC sin cumplir un requisito objetivo? Hay radica el principio de desconfianza: sabiendo que no cumple los requisitos, pretende ser!

  41. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    La universidad (pública) española no puede contratar investigadores extranjeros porque se gasta sus ingentes presupuestos en cosas absurdas.

    No es cierto que sea necesario el dominio del castellano para ser profesor universitario. Muchísimos profesores universitarios cometen faltas de ortografía hasta cuando hablan. Lógico producto de un sistema en el que el castellano se aprende sólo, en la calle y en la tele.

    En cambio sí se exige acreditar nivel C de la lengua vernácula en algunas universidades radicadas en CC.AA. con lengua propia (entendida como ajena a los demás).

    • Albert
      Albert Dice:

      Supongo que no te refieres, por ejemplo, a casos como este: RESOLUCIÓN de 1 de febrero de 2013, del Rectorado de la Universidad de Valladolid, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso a la condición de Profesor Contratado Doctor Fijo, modalidad requisitos básicos. “Los requisitos establecidos en la presente base deberán cumplirse en el momento de finalizar el plazo de presentación de solicitudes y mantenerse hasta el momento de la toma de posesión. Para el caso de los nacionales de otros Estados a los que es aplicable el derecho a la libre circulación de los trabajadores, si en el proceso selectivo no resultara acreditado el conocimiento del español, las respectivas Comisiones de Selección podrán establecer, en su caso, pruebas específicas destinadas a verificar el cumplimiento de este requisito”. Ni siquiera es plaza de funcionario (que esa es otra).
      Porque tengo un amigo de nacionalidad francesa que también habla inglés, alemán y euskera, y ni siquiera puede optar a una plaza en la universidad pública vasca a pesar de tener capacidad de docencia en una lengua española (precisamente en euskera). Como para concurrir al de Valladolid.

  42. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    1.- Hablar no significa escribir ni tampoco dominar. Ninguno de estos verbos significar acreditar conocimiento alguno.

    2.- Los requisitos específicos para una plaza determinada no significa que se exijan para todas.

    3.- El problema de la universidad española es que no hace ningún caso a su pomposo nombre y al final todo queda en concursos y contrataciones amañadas para colocar a los miembros de la red clientelar, en un vergonzoso espectáculo de endogamia extrema. Con todas las excepciones individuales que se quiera que no hacen sino confirmar una regla general de cuya vigencia nadie puede dudar razonablemente.

    Volviendo al tema, me felicito por el nombramiento de la Sra. Asúa como vicepresidenta del TC. Su brillante curriculum hacía que cualquier otra opción resultara eclipsada.

    “Curioso” que el nuevo presidente del TC sea catedrático de Derecho laboral (y van …).

    • Albert
      Albert Dice:

      Sería interesante comparar la trayectoria y curriculum del presidente y la vicepresidenta.

  43. Alcides Bergamota
    Alcides Bergamota Dice:

    Lo que resulta tristemente obvio, pero desde hace muchos años además, desde 1985, es que no existiendo la división de poderes, todo lo demás falla. Razonar jurídicamente aceptando las premisas del actual sistema es un poco absurdo, pues falla la premisa mayor: la propia estructura jurídica necesaria para que podamos hablar, de verdad, de un estado de derecho. Estamos más bien ante un estado de derecho fallido. Desde el “Montesquieu ha muerto” de Alfonso Guerra que a nadie escandalizó, siendo una terrible y reveladora barbaridad, no hemos reaccionado. Hay que volver a empezar, y desde luego no serán los actuales partidos, los que se benefician del tinglado, los que nos ayuden a ello. Enhorabuena por el blog y sus contenidos.
    Alcides Bergamota

  44. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Totalmente de acuerdo y gracias Alcides Bergamota. A mí me pasa igual, ponerme a valorar este tipo de nombramientos, leyes disparatadas, acuerdos inverosimiles y so on me requieren un esfuerzo tremendo, porque como bien dices es como aceptar las reglas de juego y sencillamente yo creo que ya no valen. Es como ponerse a escribir sobre las Leyes Fundamentales en el año 1973. Porque o para bien o para mal no podían durar mucho. Tengo la misma sensación con estos sucesos de fin de régimen, y que conste que no tengo claro que esta historia vaya a acabar bien. Pero ponerme a hablar del TC, del sr. Lopez, la sentencia por la que el TC se autoproclama exento de responsabilidad, etc, etc. como si estuviéramos ante una institución que funciona con normalidad y no como una institución en estado de derribo me supera.

  45. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    «El dinero es el bálsamo racionalizador de Catalunya».

    «No hay en Catalunya acto político que se precie sin una o varias manifestaciones de onanismo», ( ¡ !)

    (Buscar más en google por “Pérez de los Cobos” “aforismos”.)

    Son algunos pensamientos del actual presidente del TConst. Esperemos que redactar sentencias se le dé un poquito mejor.

    • Pablo Escolar
      Pablo Escolar Dice:

      Bueno, a veces hay que llamar a las cosas por su nombre, sin eufemismos. Sin ir mas lejos recordemos los comentarios de la editora sobre la cuestión catalana.

    • Pablo Escolar
      Pablo Escolar Dice:

      Bueno Elisa, acuérdate de aquél artículo que publicaste, que fue comentario general, sobre la “intervención” en Cataluña.

  46. Juan Ciudadano
    Juan Ciudadano Dice:

    Soledad Gallego-Díaz 16 JUN 2013 – Diario El Pais
    No han aprendido nada. No se enmiendan
    En sus 50 años de vida, Enrique López ha sido ponente en un total de 64 sentencias, según datos de jurisprudencia de la Audiencia Nacional, el único tribunal en el que ha ejercido esa labor, durante cuatros años y medio. Previamente, el señor Lopez ha sido juez instructor en juzgados de primera instancia de Coruña, Valladolid y León, y letrado y portavoz del Consejo General del Poder Judicial.
    De las 64 sentencias en las que ha sido ponente, 28 fueron dictadas de conformidad entre el fiscal y los abogados defensores. De las 36 restantes, el propio señor López tuvo que dictar autos de aclaración en más de un 10% de los casos para corregir errores graves, no erratas, como declarar rebelde en los hechos probados al condenado o dictar una pena de cárcel no compatible con los hechos probados. Consta, por otra parte, que el Tribunal Supremo ha corregido un porcentaje sensible de las sentencias en las que el señor López fue ponente.

  47. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Estimado Pablo, me acuerdo y lo adjunto para disipar cualquier duda de los lectores sobre qué expresiones y términos uso. Estoy a favor del Estado de Derecho y del respeto a las leyes y a las sentencias, de los catalanes, de los madrileños y de cualquier otro colectivo de ciudadanos. El respeto a las leyes y la igualdad ante la ley es una gran conquista que ha costado mucho conseguir. Dicho eso, si los ciudadanos de un territorio ya no quieren seguir juntos, deberán decidirlo por los procedimientos establecidos y si no los hay, deberán de establecerse los procedimientos para ello. A favor de las leyes de claridad tipo Cameron y en contra del “porque yo lo valgo”.
    http://hayderecho.com/2012/10/11/articulo-de-nuestra-editora-elisa-de-la-nuez-en-el-mundo-el-estado-de-papel/

  48. Isidro
    Isidro Dice:

    Elisa, en relación con tu artículo, creo que los problemas políticos deben resolverse políticamente, no jurídicamente, ni mucho menos militarmente. Pretender resolver un problema político con estrictos criterios jurídicos es un error, muy típico de los juristas. Lo que hoy es ilegal, un referedum, mañana, por cambio legislativo por resultados electorales, puede ser perfectamente legal. Por eso, la política tiene sus propios parámetros, sus tiempos y sus astucias. Un cordial saludo.

  49. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Isidro, no puedo estar más de acuerdo. Pero los resultados electorales no convierten lo ilegal en legal, los resultados electorales lo que pueden y deben llevar es que a que se cambien las normas para que lo que ayer era ilegal mañana sea legal. Mi propuesta para ser breve y no irnos por las ramas sería un referendum nacional sobre la posibilidad de hacer una pregunta tipo Cameron. Creo que saldría que sí, sinceramente. A continuación, se hace la pregunta en Cataluña, eso sí, en serio. Tipo Quebec o Escocia, nada de sí pero no, pero me voy pero me quedo. Y a partir de ahí, según lo que salga, se inician los procedimientos para cambiar lo que haga falta. Esto daría para muchos posts y debates, pero si asumimos que porque hay una mayoría más o menos clara nos podemos saltar la incomodidad de tener que cambiar normas o procedimientos lo llevamos claro.
    Se ve que todavía hay que hacer mucha pedagogía en este país sobre el Estado de Derecho, que no es que sea inmutable, es que exige que los cambios se produzcan según los procedimientos establecidos, y si no los hay, habrá que establecerlos.

    • Isidro
      Isidro Dice:

      Sí Elisa, pero buscar la solución mandando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no es lo más adecuado. La solución política es la salida y en este momento las propuestas de Soraya – Rajoy están debilitando a Artur Más, que es quien de verdad puede plantear el riesgo secionista. No es mala noticia el nombramiento del nuevo Presidente del Tribunal Constitucional que en esto tiene las ideas claras.

  50. Isidro "el habitual"
    Isidro "el habitual" Dice:

    A quien lea los comentarios, le chocará que arriba un tal Isidro hable del TS americano, de la judicatura, y revele solapadamente su disconformidad con este nombramiento, mientras más abajo Isidro parece estar de acuerdo con el mismo. Y tiene una opinión del artículo de la editora diferente a la que yo creo que en su momento reflejé.

    La solución es que parece que hay dos Isidros. Estos dos comentarios últimos no son míos, del que firma más arriba. Así que para que no nos confundan y piensen que es una persona bipolar, firmaré como Isidro el habitual para no perjudicar a mi tocayo. Estaba entre “el cansino”, “el pesado”, pero he optado por “el habitual”.

  51. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Para Aloe:
    Ahora le toca al Opus, al que califica Ud. de “sociedad secereta”.
    Sabido es que la Constitución prohíbe este tipo de sociedades; y que el TC falló que la Masonería (¡nada menos que la Masonería!) NO era una “sociedad secreta”. (En esto coindice con la Masonería misma, que se califica de “Sociedad con secretos, no sociedad secreta”).
    Pero ahora resulta que -Aloe dixit- el Opus SI es una “sociedad secreta”. Por una razón evidente: no publica la lista de sus miembros ni la de sus actividades.
    Aloe… ¿no tendrá Ud. algún pequeñísimo PREJUICIO contra todo lo que huela a Iglesia Católica?
    Un saludo

  52. jose luis mazón costa
    jose luis mazón costa Dice:

    Lopez tiene un curriculum brillantisimo…como comisario politico en lides judiciales del PP, pero es que todos los que acceden al TC llevan la marca de la tribu a la que sirven, asi que es ignorar la realidad tratar el tema como si los demas no fueran lacayos de sus mandamases.
    El TC es un antro de arbitrariedad y perversion, es la Sodoma y Gomorra del sistema judicial y su medicina es la guillotina inhabilitandoles a todos y eso va a llegar.

Los comentarios están desactivados.