Privilegios forales en la España del siglo XXI

La mera lectura de la Disposición Adicional 1ª de la Constitución tiene un sabor arcaico y medieval: se reconocen y amparan los «derechos históricos» de los territorios forales. En el mundo moderno los derechos se le reconocen a los individuos o a los colectivos, pero no a la tierra. Es cierto que la Historia da derechos, pero los derechos sólo reciben esta denominación cuando han sido sobrepasados por la razón. De hecho, era un derecho histórico de la nobleza no tener que pagar impuestos. Sólo tenían esta obligación de sostener las cargas públicas los campesinos y los villanos, que habitaban las villas. No está de más recordar esto porque cualquier derecho supone siempre la correlativa obligación para otra persona. En cuestiones fiscales y de gasto público, lo que no pagan unos, lo pagamos otros.

 

La consecuencia más importante de esta disposición constitucional es el sistema de concierto y convenio económico. Esto supone que los cuatro territorios forales tienen una administración fiscal propia, recaudan todos sus impuestos y pagan, o deberían hacerlo, una compensación por los gastos generales del Estado que no asumen, como la Corona, la Defensa o el servicio diplomático. La primera implicación es que existen cinco administraciones tributarias para un territorio y una población muy pequeña. Esto no es eficiente, ni barato, y, evidentemente, dificulta la lucha contra el fraude fiscal. En estas mismas páginas, he criticado por idénticas razones el proyecto de fragmentación de la Agencia Tributaria en Cataluña. Evidentemente, que esta fragmentación se haga unos kilómetros más allá o tenga anclaje constitucional no altera la negativa realidad económica.

 

La segunda consecuencia de este sistema es la ausencia de solidaridad de ambas comunidades, que no son precisamente pobres: el País Vasco es la comunidad más rica con una renta per cápita del 131% de la media nacional y Navarra es la tercera con un 128%. En principio, sólo contribuyen a las cargas generales, pero no a la solidaridad interregional. Por estas razones, recientemente ha habido numerosos e importantes dirigentes del Partido Socialista que han abogado por la eliminación de este régimen; lo que implicaría una reforma constitucional; hoy por hoy, ésas son las reglas del juego.

 

También muchos expertos consideran este régimen un privilegio, como el profesor Ángel de la Fuente, que calcula una financiación superior en un 60% para las comunidades forales. Si estas comunidades sólo son un 30% más ricas, ¿qué está ocurriendo? En primer lugar que la recaudación de impuestos indirectos por las haciendas forales es un trasvase de financiación. Estos impuestos se cobran a las empresas, que luego los repercuten a los particulares. Por ejemplo, los impuestos a la gasolina se cobran en la refinería más grande de España en Vizcaya y no se ingresan a la hacienda común, aunque el ciudadano que finalmente consuma el combustible viva en Burgos o en Santander.

 

El caso del IVA es aún más sorprendente. Navarra y País Vasco, una de las zonas más industriales de España, venden más al resto de España que lo que compran del resto. Sin embargo, todos los años, la hacienda estatal paga al País Vasco y Navarra. En 2012, estosajustes ascendieron a 1.100 millones de euros en el País Vasco y a 600, en Navarra, con un incremento del 112% respecto del 2011, según los informes públicos de la Agencia Tributaria. Estos importes son superiores al cupo vasco, 546 millones, y a la aportación navarra, 534 millones de euros. Esto supone, en la práctica, un cupo y una aportación negativas: el resto de los ciudadanos españoles sostienen parcialmente los servicios públicos de dos de las comunidades más ricas de España.

 

Con este panorama uno podría esperar una aplicación exquisita del sistema por las autoridades forales. Sin embargo, recientemente UPyD no sólo se ha manifestado frontalmente contra el sistema, sino que ha llevado a los tribunales un acuerdo Estado-Navarra por el que se compensaba a Navarra «el cambio del esquema de comercialización de una marca de coches». Esta demanda, aunque ha tenido menos repercusión que otras iniciativas judiciales de UPyD como la de Bankia o las preferentes, también es muy relevante. Los automóviles se fabricaban en Navarra y se vendían a una filial en Barcelona. La fábrica ingresaba el IVA de la venta en la hacienda navarra y la filial pedía la devolución del IVA a la Agencia Tributaria, ya que los automóviles se exportaban. Aquí el que pagará el IVA será el comprador final en otro país, y todo el esquema supone una «simulación» en la que la se transfiere un IVA que no se recauda a la hacienda navarra. Esto es, al menos, lo que dicen los acuerdos de la Agencia Tributaria, que exigen más de 1.500 millones de euros a la hacienda navarra, según señala la demanda de UPyD. Para este partido, resulta chocante que el Ministerio de Hacienda haya otorgado a Navarra una compensación millonaria por acabar con este «esquema».

 

¿Estos privilegios forales son compatibles con la Europa del siglo XXI? Antes de contestar, sepa que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, máximo intérprete de los Tratados, considera que un subsistema fiscal en un Estado, como el vasco o el navarro, sólo es compatible con los tratados comunitarios si el Estado central no financia, directa o indirectamente, a las haciendas subcentrales (entre otras, S.6-9-06 Azores)… Son, también, las reglas del juego.

38 comentarios
  1. Isaac Ibáñez García
    Isaac Ibáñez García Dice:

    Estimado Francisco. Es muy importante lo que dices en el último párrafo de tu artículo, pues actualmente están pendiente de resolución por el Tribunal Constitucional varios recursos de amparo interpuestos por la Junta de Castilla y León, dado que losa tribunales españoles no aplican la jurisprudencia europea en cuanto a la obligación de verificar la denominada autonomía económica.

    El entonces Director de la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea, señor Don Cecilio Madero Villarejo (junto con Don Adolfo Barberá del Rosal, administrador en el Parlamento Europeo) escribió, el 30 de noviembre de 2008 en el diario El Mundo (Mercados) un artículo titulado “Autonomía fiscal y disciplina comunitaria”, en el que puede leerse lo siguiente:

    “El tribunal, siguiendo los principios establecidos en la sentencia del caso Azores (en la que se juzgaba la legalidad de una rebaja en el tipo del impuesto de sociedades en una parte del territorio portugués) confirma que para que un trato fiscal diferenciado en una parte del territorio de un Estado miembro sea compatible con el mercado común es necesario que la entidad infraestatal que adopte esas medidas fiscales tenga una autonomía suficiente, y en particular que las consecuencias financieras de una reducción del tipo impositivo nacional aplicable a las empresas localizadas en la región no se vean compensadas por ayudas o subvenciones procedentes de otras regiones o del Gobierno central.

    Incumbe a la jurisdicción nacional, según las propias palabras del tribunal europeo, «verificar si los Territorios Históricos y la Comunidad Autónoma del País Vasco gozan de tal autonomía», y, muy especialmente, la ausencia de compensaciones financieras provenientes de las arcas del Estado.

    A modo de conclusión, cabe decir que la sentencia ahora dictada ni va más allá de los criterios establecidos en la sentencia Azores ni convalida las ayudas fiscales que fueron objeto en el pasado de las actuaciones de la Comisión Europea y de varias sentencias de los tribunales europeos. Y es que del voluntarismo en la lectura de una sentencia a la desinformación no hay nada más que un corto trecho”.

    Estas apreciaciones sobre las obligaciones del juez nacional son también recalcadas en el Comunicado de Prensa nº 63/08, de 11 de septiembre de 2008, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el que se da cuenta de la Sentencia de dicha fecha recaída en los asuntos acumulados C-428/06 a C-434/06.

  2. Francisco de la Torre
    Francisco de la Torre Dice:

    Estimado Isaac. Sí creo que es importante. Precisamente por esa cuestión hay que verificar si los regímenes forales son financiados, o no, por el Estado. Los dos artículos de réplica que han aparecido en El Mundo, obvian la cuestión de los ajustes de impuestos. Aquí se puede leer el de Yolanda Barcina, presidenta de Navarra http://www.upn.es/10507/
    Es curioso que en función de que un pago se llame aportación o cupo, o ajuste, contribuye o no, a la solidaridad. El dinero que se paga o se cobra, es eso, dinero. Se le cambia el nombre y tenemos un cupo negativo….
    Gracias por el comentario.

  3. Javier Gomez Taboada
    Javier Gomez Taboada Dice:

    Valiente, Paco, muy valiente, abriendo el delicado “melón” del regimen foral, un genuino tabú de nuestra época. Un abrazo fuerte.

    • Francisco de la Torre
      Francisco de la Torre Dice:

      Javier: muchas gracias, pero el melón no lo abrí yo. No tengo esa capacidad. El debate lo abrió el líder del PSC, Pere Navarro,el viernes. El artículo simplemente explica técnicamente el mecanismo. Posteriormente, ha habido réplicas, pero nadie ha querido contestar a los argumentos. Cierto valor sí que hay que tener para escribir, pero aún más para publicarlo. Aquí no me refiero sólo a los editores de ¿Hay Derecho?, a los que agradezco su iniciativa de publicitar el artículo, sino fundamentalmente al periódico El Mundo. En el mundo real, no es lo mismo un diario de referencia que una página personal en internet. Francamente, les tengo que agradecer que me diesen sitio de forma urgente; y que como siempre han hecho, no me tocasen una coma del artículo.
      Por cierto, ha habido críticas, pero muchísimos más apoyos, de reputados economistas como Benito Arruñada o incluso de líderes políticos y partidos, que tienen el artículo reproducido en sus páginas: Desde José Montilla a Upyd.
      Un fuerte abrazo,
      Paco

    • Francisco de la Torre
      Francisco de la Torre Dice:

      Sí el post de Jorge Salto (no Cancio), Inspector de Hacienda, también, aunque ahora en excedencia, también está muy bien. Va en la misma línea, aunque insiste más en las trampas que en el diseño.
      Un abrazo,

  4. Fernando SC
    Fernando SC Dice:

    Conviene recordar que la Segunda República suprimió el régimen especial vasconavarro sin ninguna objeción, pues nadie en 1931 consideraba ese régimen compatible con un Estado moderno y democrático. Tras la guerra civil, Franco restauró el régimen fiscal para Vitoria y Navarra, pero no para Guipúzcoa y Vizcaya por haber sido “provincias traidoras” al triunfante alzamiento. Y en 1978 la constitución extiende el concierto a Guipúcoa y Vitoria.

    • Pablo Español
      Pablo Español Dice:

      Que yo sepa la República no suprimió los conciertos económicos. Fue en 1937 la junta militar de Burgos la que los suprimió a Vizcaya y Guipuzcoa por ser provincias traidoras.

      Al ponente del post me gustaría preguntarle si en Alemania Federal existen diferencias de régimen fiscal entre los distintos lands. Muchas gracias.

  5. Josep Parés
    Josep Parés Dice:

    No comparto idearios con Pere Navarro, pero le reconozco su valentia para afrontar temas tan “delicados” como la abdicación del Rey y los privilegios Vasco-NAvarros.
    Un planteamiento tan claro no merece respuestas tan surrealistas como las dadas por el PSOE, PSV i PNV,, tratando de tonto al bueno del Pere. Mal hace la clase política tratandonos de tontos, cuando su credibilidad esta bajo mínimos.
    Como que no me considero un tonto del bote, les planteo a esos “enterados” que dicen saber de lo qiue hablan, que si quieren la Independencia la tiene ya. Se lo pensarán, y dirán que no, pues, les saldrá mucho mas cara que ir a remolque de España..
    Otro detalle, y muyt importante, es que son ellos los que pagan a Madrid, y no al revés. Una vez acordada la cantidad a pagar, a veces, se recorta por esto, aquello, o por un apoyo parlamentario. De hecho, también lo hace Madrid con todas la s Autonomias; De ahí, la importancia de ser pagador y no cobrador.

  6. Francisco de la Torre
    Francisco de la Torre Dice:

    Para Pablo Español: No conozco en profundidad el sistema federal alemán, pero esta opinión del máximo experto en estas cuestiones, en mi opinión, el profesor de la Fuente, lo dice todo: “«El sistema de concierto no me gusta. No lo tiene ningún país federal del mundo y genera distorsiones, pero es un problema menor. El de verdad, el que cuesta muchos miles de millones de euros, es el Cupo», explica Ángel de la Fuente.
    Muy recomendable el reportaje sobre el tema de El Mundo de hoy.

    • Pablo Español
      Pablo Español Dice:

      Muchas gracias Francsco. Por lo tanto, el problema es del Cupo, no del Concierto.. Creo que el Cupo está vencido en 2011. Bueno, habrá que negociarlo en condiciones justas..

      También creo que andaluces y extremeños se tienen que ir poniendo las pilas. Me molestan las transferencias al País Vasco, pero también me molestan las tranferencias a andalucía para los eres, los per, y demás subsidios. Que espabilen un poco.

    • Albert
      Albert Dice:

      Más allá del titular periodístico, pretendía aportar la existencia de otros argumentos y otros datos. Yo no sé, si la CCAA se secesionase, si contribuirían más o menos. Son hipótesis que no se pueden demostrar hasta que observan y se hacen realidad (como el fenómeno de la superposición en la física cuántica).

  7. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Más verdades incómodas: Mikel Buesa, ex de UPyD, hermano de Fernando Buesa, asesinado por ETA:

    http://www.ilustracionliberal.com/34/el-pufo-vasco-mikel-buesa.html

    A mí en principio el sistema de concierto económico no me parece nada mal en absoluto. Es más, creo que sería un buen sistema aquel en el que la administración que gasta se genere sus propios recursos vía impositiva y que compita para generarlos con las restantes administraciones. Eso les obligaría a dejarse de demagogias y a gastarlos con eficiencia, sin acudir al manido “España nos roba” o “el Estado nos discrimina en perjuicio de…”.

    En el fondo no creo que sea muy discutible un sistema en el que determinados tributos sean recaudados directamente por las CC.AA. con amplias competencias normativas, en ejercicio concertado con el Estado, para la financiación de sus políticas, con la aplicación de determinados principios correctores de situaciones objetivas que impliquen un mayor coste en la prestación de algunos servicios públicos (insularidad, dispersión territorial, envejecimiento poblacional, etc.)

    Siguiendo el mismo esquema no hay razón de ningún tipo para que navarros y vascos no financien las políticas de cohesión territorial. Recordemos que una cosa es el Concierto económico: Yo legislo de forma concertada, ejerzo las competencias fiscales en la forma concertada, recaudo, gestiono e inspecciono.

    Luego del importe recaudado una parte se abona trimestralmente al Estado.

    El problema viene en la letra pequeña y los detalles:

    – Ejercicio desleal de las competencias fiscales aprovechando huecos y fallos (reales o no) en la legislación concertada: Problema de las “vacaciones fiscales” con tremendo efecto frontera o del punto de conexión del IAJD, cuando la rebaja del 0,5 al 0,1% sometía a las escrituras otorgadas en el País Vasco y luego en Navarra a una tributación 5 veces inferior.

    – Cálculo del cupo sobre bases económicas totalmente irreales o claramente favorables a los territorios aforados.

    Lo primero se arreglaría negociando en serio e incluyendo en la parte negociadora por parte del Estado a algunas de las CC.AA. de régimen fiscal común (por ejemplo, las limítrofes, las que más contribuyen y las que más reciben).

    Lo segundo, estableciendo unas bases de cálculo ligadas a la realidad económica y estimando de forma correcta las inversiones costeadas por el estado en dichas Comunidades e internado en la negociación por parte del Estado a las CC.AA. en la forma antes vista.

    Pero el sistema de Concierto no es una antigüalla. El nivel de presión fiscal es igual, si no superior, al del resto del Estado, con mucho menor fraude y un muy superior cumplimiento voluntario. El problema es que la negociación siempre se ha realizado con la espada de Damocles del terrorismo etarra: Mientras unos agitaban el árbol, otros reogían las nueces.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Buenas noches, Ennecerus.

      Recordarás a Ercoreca explicando que “Ya no se me ocurre qué más pedir” en la última legislatura de Zapatero.
      Por cierto, he pedido a Admin que te hiciese llegar mi email. Si no te ha llegado déjamelo saber.

      Saludos

    • Albert
      Albert Dice:

      La célebre frase atribuida por una periodista a un político que al parecer lo pronunció en una reunión secreta. En cualquier caso, el razonamiento del señor Buesa aboca a concluir que el terrorismo es finalista y funcional (eso sí es un balón de oxígeno para el activismo violento); y en último extremo, incluso que el Estado de las autonomías es consecuencia de la existencia de ETA.

  8. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Efectivamente, eso mismo dijo Erkoreka. Al final la realidad zapaterina desbordó por todos los lados la imaginación del portavoz peneuvista.

    No he recibido tu email (hágamelo llegar señor administrador a la dirección de consta en este envío).

  9. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    El terrorismo es siempre finalista y funcional. No hay terrorismo que no tenga una finalidad “política”: La independencia de un sujeto político, la implantación de un régimen legitimado en bases religiosas fundamentalistas, acabar con un poder que se considera ilegítimo, implantación de un régimen totalitario, etc. No hay un sólo caso de terrorismo conocido que no tenga otra finalidad que no sea la consecución de determinados objetivos políticos por medio de la violencia.

    La finalidad del terrorismo nunca es la violencia per se y en ningún caso de forma irracional. Otra cosa es que como en toda organización haya cerebros y peones y en el caso del terrorismo etarra, la tropa esté formada por muchos desnortados y gente de escasa inteligencia.

    Otra cosa es que exista un determinado caldo de cultivo que legitime socialmente la finalidad de los terroristas. Nos hemos cansado de oir en la España de la Transición que todas las ideas son legítimas siempre3 que se trate de conseguirlas por medios democráticos. Pero cuando se trata del País Vasco entonces no sólo se comparten los fines, sino que se justifican los medios: “Algo habrá hecho”, “Luchan por la libertad de su pueblo”, “El estado es ilegítimo aquí”, “esto no es España”, etc.

    Pero bueno, en el caso concreto: “Si nos quitan el Concierto sólo nos queda la independencia”. Sólo falta explicitar la alipsis “y haremos todo lo necesario para conseguirla”.

    • Albert
      Albert Dice:

      Precisamente, pero esa es una reflexión frontalmente chocante con la postura que durante años hemos escuchado de nuestros políticos. ¿Falta la elipsis? Pues bien, cada cual hace lo oportuno para defender sus posturas políticas siempre que se respeten los derechos humanos y los instrumentos democráticos. En todo caso, me sorprende últimamente que haya tanto especialista cualificado en el análisis económico del concierto/convenio económico, cuando durante más de 130 años casi nadie sabía ni lo que era.

  10. Perico
    Perico Dice:

    Si ustedes lo ven tan claro y son democráticos, por qué no se acepta “el derecho a decidir”.

    Permitamos que los vascos no garrapateen el estado español.

    También sería interesante un análisis con los mismos argumentos sobre la comunidad de Madrid.

    Y lo de de UPyD ya es de traca.

    ¿Cómo retocarían ustedes la constitución, si puede saberse?

    Porque el resto parece propaganda.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      El llamado “derecho a decidir” no es de territorios (como tales no son sujetos de derechos) ni puede ser ilimitado. Yo no tengo el derecho a decidir conducir por la izquierda o a decidir echarme de novia a alguna belleza que me encuentre por la calle. Todos los derechos son relativos y han de coordinarse en un marco de convivencia.
      Por lo demás es curioso que todo nacionalista sólo admita tal derecho a su real o imaginada porción nacional. ¿Aceptaría un nacionalista vasco que Álava, Irún o San Sebastián permanecieran en España tras una hipotética independencia del resto de las provincias vascas, por quererlo así la mayoría de su población? Muy dudosamente. Para un nacionalista el derecho a decidir lo tienen ellos, no los demás.

      Ese chantaje de o me das priveligios para quedarme o me voy dando un portazo, cual adolescente malcriado, resulta ya además bastante cansino.
      Le animo, Perico, a que lea este post donde se explica como plantear seriamente un proceso de secesión. Y si quiere animarse, pues hale, adelante, a promoverlo:
      http://hayderecho.com/2012/09/14/el-derecho-de-secesion-y-sus-limites-el-ejemplo-canadiense/
      Y por último le ruego que no diga “lo de tal partido es de traca” sin explicar sus razones. Pues aquí debatimos planteamientos con argumentos. Esto no es una charla de escalera.

    • Albert
      Albert Dice:

      A mi me parece que sí aceptarían. El problema de España es que no se ha construído de abajo hacia arriba, sino que ha sido el Imperio quien lo ha aglutinado de arriba hacia abajo. De hecho, existen precedentes históricos de localidades que deciden libremente estar en un territorio u otro: por ejemplo Fuenterrabía se unió a Guipúzcoa y en ocasioens a Navarra (cuando estos territorios tenían poder legislativo, judicial y ejecutivo independientes). En este ámbito resulta curioso que en Valladolid se impida que los de Treviño decidan su pertenencia al territorio español que geográficamente les corresponde (con lo que ello supone para la vida cotidiana de sus ciudadanos).

  11. Esaú Alarcón
    Esaú Alarcón Dice:

    Querido Paco,
    El asunto que expones acerca de la “simulación” de IVA consentida por el Estado es irritante, pues supone que el Gobierno nacional ha hecho la vista gorda durante años a que una Comunidad recaude un impuesto que, legalmente, no le toca.
    El problema es que casos como éste los hay a cientos y el contribuyente no llega a tener conocimiento de ellos más que cuando el daño está hecho.
    Ahora bien, dicho esto, mi opinión es que maximizar este asunto uniéndolo al debate sobre la legitimidad de los sistemas forales no es razonable. De hecho, me parece tan poco plausible como su contrapunto catalán: aprovechar la crisis para abrir otro debate como es el del supuesto “derecho a decidir” que, llevado al extremo, podría convertirnos a cada uno de nosotros en una mini-nación integrante del Estado español.
    En conclusión, me parece fabulosa la crítica hacia la compensación que se solicita por un IVA que jamás se debió consentir que se recaudara en Navarra; en cambio, no veo prudente unir esto al debate sobre el cupo que ha abierto Pere Navarro, que de bueno, por cierto, tiene poco y de tonto útil -para los independentistas sobre todo- mucho, con el consecuente daño que está haciendo al segundo partido nacional…
    Esaú

    • Francisco de la Torre
      Francisco de la Torre Dice:

      Esaú: Que la Agencia Tributaria exija a una empresa 1.500 millones de euros, que ésta previamente ingresó en otra Administración, y que para evitar un destrozo se demande directamente a la Administración Foral indica, entre otras cosas:
      – Que el asunto no es menor. 1.500 millones de euros no es poco dinero, especialmente para una Comunidad de 600.000 personas.
      – Que parece que no se está haciendo la vista gorda, el dinero se exige.
      – Una más que discutible lealtad institucional, y probablemente de la empresa.
      Un sistema de financiación no es sólo teoría, es también una cuestión de cómo se aplica en la práctica.
      La legitimidad radica más que en la Historia, en el ejercicio que se hace de las competencias y derechos. Si se utiliza el convenio, presuntamente, para obtener una recaudación a costa de que las devoluciones las practique otra Administración y es una cuestión importante, claro que la legitimidad del sistema se ve resentida. En fin, es mi opinión.
      Un abrazo,
      Paco

  12. Esaú Alarcón
    Esaú Alarcón Dice:

    Estamos de acuerdo, Paco: la ejecución torticera del concierto es lo criticable; no así el sistema que, si se aplicara en su justa medida no pasaría de ser un mero cambio en el sujeto recaudador (comunidad hca. y no el Estado). Lo que pasa es que las leyes las dictan los hombres, que son los mismos que las pervienten. Abrazo. Esaú

  13. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Parafraseando a Trillo, a la sazón, ministro de Defensa, ¡Viva Honduras!

    Este debería ser el ejemplo a seguir por quienes defienden el derecho de autodeterminación. A éste, sí me apunto:

    http://www.libremercado.com/2011-09-04/honduras-pone-en-marcha-el-hong-kong-del-siglo-xxi-1276434250/

    Respecto de Pere Navaro, o es muy listo o es muy tonto. No se me ocurre mejor forma de desactivar el proceso secesionista catalán que:

    a) Apoyar el “derecho a decidir” (que consiste en privar a una parte del pueblo español de su derecho a decidir y por tanto, de su soberanía, de forma ilegal, ilegítima e injusta, por cierto).

    b) Oponerse al actual proceso por no ser neutral (es decir, porque la Generalidad está tomando un obvio partido en favor de la independencia).

    c) Oponerse a que la concesión de un Concierto Económico catalán, llamado allí “Pacte Fiscal” sea la contrapartida política a la celebración del referéndum “por el derecho a decidir” (secesionista) y por ello, abrir el debate de la supresión del vasco y navarro.

    Me parece una postura muy inteligente, de la que discrepo radicalmente.

    • ENNECERUS
      ENNECERUS Dice:

      Albert, eso de que España se hizo de arriba a abajo y no al revés es harto discutible. En todo caso, aplicable a las CC.AA.

      España se forjó en la Reconquista, basada en la idea de la recuperación de la pérdida de la Hispania visigoda. Como todos los procesos históricos con sus altas y bajas, pero España fue indiscutiblemente la primera nación moderna, constituida en estado mucho antes que Francia, Reino Unido y no digamos, Alemania o Italia.

      El problema es que desde la Constitución hemos jugado a aumentar las estructuras estatales (central y periféricas) a costa de la nación, es decir, de los ciudadanos. Y se ha manipulado hasta el extremo los sentimientos exacerbando hechos diferenciales hasta extremos ridículos, mientras que la mera exhibición de un símbolo español era tildado automáticamente de fascista.

      Fue el “Estado español” y no la nación española lo que creó Franco. España necesita mucha más nación y mucho menos estado.

    • Albert
      Albert Dice:

      Esas afirmaciones (tópicas) no son ciertas; basta leer las fuentes documentales medievales para comprobarlo y así lo corroboran los congresos de historiadores que analizan el devenir español.

    • Albert
      Albert Dice:

      Basta acudir a cualquier seminario de historia medieval.
      Tienes razón, las fuentes documentales del Reino de Granada habla den España para arriba, España para abajo; las del Reino de Navarra que sus habitantes eran la quintaesencia del españolismo; el Señorío de Vizcaya enviaba embajadores a Londres en nombre del gobierno español; los mercaderes catalanes utilizaban la moneda española …

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Albert, hay seminarios y seminarios… como comprenderás si intento acudir a un seminario serio, en seguida me echan. Me ha pasado. Conque en ese terreno no te puedo discutir nada.
      Eso sí: me comprometo, en cuanto que tenga un ratillo, a señalarte alguna que otra fuente (bastante antigua) que habla claramente de España. Verás que sorpresa te llevas. Y más de una.
      Prometido.

  14. Msnu Oquendo
    Msnu Oquendo Dice:

    Este régimen ha conseguido que no haya dos lugares de España en los cuales sea posible tener los mismos derechos y obligaciones. No somos ciudadanos porque nos han hecho aldeanos. Las diferencias son muy fuertes.

    Esto es tan destructivo de cualquier economía moderna que explica buena parte de nuestra tremenda situación estructural económica.

    Evidentemente ha beneficiado a quienes viven del sistema político y han capturado el poder político.

    Esos colectivos —rodeados de sus Rent Seekers y sus Free Riders– son en España de dimensiones elefantiásicas al tener 17 Parlamentos volcados en crear diferencias y comprar votos con cargo a presupuestos.

    Por ejemplo, Nuestros sistema de enseñanza está apolillado, –podrido realmente–, por profesores que también viven de y fomentan “la peculiaridad separadora”. Es su protección del “puesto” de trabajo.
    Sea este la enseñanza del Batua, de la historia del legado andalusí o de la Franxa. ¿Qué prestigio pueden esperar tras su comportamiento?

    La narrativa medievalista inventada y la gestión deliberada del olvido se convierten así en Medios de Subsistencia con Daño (por reducción de ámbito vital) y en Barreras de entrada.

    Ha contagiado a todos y muy especialmente a la Iglesia Católica parte de cuyos cleros autóctonos han tenido y aún tienen comportamientos Indignos de su nombre.
    A sus problemas seculares nuestra Iglesia debe añadir el baldón de haber mantenido en su seno la perfidia de una conducta que si de alguien es impropia es de quien se proclama católico. Es decir, universal. Pura pornografía moral la de los prelados y ordinarios impulsores y protectores de la violencia nacionalista.

    En este entorno nos vemos en un contexto Europeo que también comienza a mostrarse Inviable a pesar de la Ilusión que tuvo.

    Y lo es por los mismos motivos: La Pertenencia a una Comunidad Política no es sostenible sin idénticos Derechos, Obligaciones y Oportunidades.

    Europa propone….justo lo contrario porque no quiere ni puede enfrentarse a los Colectivos que necesitan Sobrevivir a cuenta de sus especificidades.

    Al menos a mi me repugna formar parte de un Espacio Político que me obliga a definirme de modo identitario lo que me exige un comportamiento instintivo paranoico.
    Esto se nota muy bien en Vascongadas donde salvo en cada “cueva ideológica” se evita hablar hasta de las chorradas más normales para no herir o que no te señalen.

    De hecho soy testigo histórico de que buena parte de la Nueva Cocina Vasca nace como un Espacio Psicológico donde, más o menos, todos pueden hablar de algo que parece aséptico.
    Como no podemos hablar de lo que nos hacen día a día hablamos del cogote que nos dieron en Recondo. (Muy bueno, ciertamente). Siempre hay un lado bueno.

    Buenos días

    • ENNECERUS
      ENNECERUS Dice:

      Hasta hace poco se podía hablar del tiempo. Ahora ya no, todo el mundo es experto en clima, calentamiento global antropogénico y demás chorradas. El coco en versión postmoderna, mientras el sistema se nos viene abajo con estrépito.

      Leo en la prentsa local que el Ayuntamiento de Pasaia sigue en su pelea por las lindes con el de San Sebastián. El asunto lo está moviendo … el PSE, con la unanimidad de todos los partidos. Pretenden que tres barrios de San Sebastián pasen a Pasaia. Aquí nadie habla de derecho de autodeterminación, opinión de los vecinos, etc.

      Definitivamente nos hemos vuelto locos, los humanos.

Los comentarios están desactivados.