La Junta de Andalucía gasta en la mejora de la alfabetización mediática e identitaria.

Pilar, una joven e inquieta lectora, me envía una referencia de la Orden de 6 de junio de 2013 del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, que regula la concesión de subvenciones para la “mejora de la alfabetización mediática” mediante la promoción de la lectura de la prensa en Andalucía.

 

Son tiempos de tribulaciones y de austeridad. Pero parece que no para todos. Los recortes generales deberían haber afectado radicalmente a las subvenciones, al menos a las que no fueran destinadas a paliar necesidades básicas. Pero en la Arcadia feliz de ciertas administraciones autonómicas parece que aún no han llegado a esa conclusión.

 

Sobre la consistencia de los fines.

 

¿Para qué destinar 484.716 euros a fomentar la lectura de la prensa? La Orden expone su finalidad: para incrementar el nivel cultural y revelar la identidad propia de los andaluces, estimular su interés por el conocimiento y fomentar su participación activa en la vertebración del territorio. O sea, cultura y fomento de lazos identitarios.

 

Pero ¿Incrementa la lectura de la prensa el nivel cultural? Supongo que depende de la sección que se elija. No me da la impresión que una lectura devota de las página de deportes, de cotilleo, o de la sección de contactos, tenga mucho de cultural. Aunque no carezcan tales secciones de indudable interés antropológico. Y sin perjuicio de que, buscando bien pueda encontrarse buena literatura, por ejemplo, hasta en ciertas crónicas deportivas.

 

Pero puestos a incrementar el nivel cultural (y si admitimos que ello debe ser responsabilidad de las Autoridades, cosa que muchos dudamos), se me ocurren mejores fórmulas: mejora de la educación (donde por cierto Andalucía no destaca precisamente para bien si atendemos al Informe Pisa), alfabetización básica de adultos, dotación de bibliotecas públicas, etc.

 

Pero más lamentable me parece la finalidad confesa de “revelar la identidad”. La acción pública en este campo me plantea toda una batería de preguntas que echo de menos en el debate público ¿Es que la identidad andaluza (sea lo que sea lo que se entienda por tal) es algo tan débil que es necesario detraer recursos públicos escasos para su supervivencia o, incluso, para que los despistados ciudadanos puedan por fin encontrarla? ¿Es que solamente así pueden encontrarse a sí mismos? Y ¿Cómo esa indudable personalidad cultural andaluza ha conseguido subsistir a lo largo de los siglos sin una Junta regional que la apuntalase y explicase?

 

En estas “actuaciones culturales” de nuestras regiones subyace en realidad un mal disimulado propósito auto propagandístico. Se trata de justificar la existencia y utilidad de esas sobredimensionadas Administraciones y sus diversos tentáculos. “Gracias a nosotros”, vienen a decir, “tú eres más rico y feliz, porque entre nuestros servicios está el revelarte tu identidad regional y el hacerte sentir orgulloso de la misma”.

 

Es decir, que como bien nos explica Gregorio Morán , “estamos pagando los errores de la transición: las autonomías, por ejemplo. Han creado el nacionalismo en Asturias… ¡y hasta en Murcia!“. Y no digamos en Andalucía. Al menos tal como han sido configuradas.

 

En definitiva, parece que órgano ha creado la necesidad y necesita seguir creándola. Asegurar el futuro de nuestra peculiar estructura territorial exige a los caciques que la controlan el producir este nacionalismo o cuasinacionalismo legitimador. Y más en estos tiempos en que se extiende la idea, tan peligrosa para ellos, de que nuestra configuración como nación ha terminado siendo un fracaso que amenaza con atraparnos en la decadencia.

 

Y es que en ese envolverse en la bandera identitaria hay en realidad mucho de instinto básico de supervivencia. Y hay también un manifiesto desprecio por la autonomía personal. No puede dejarse a los andaluces que busquen por su cuenta y sin ayudas su propia identidad regional. El resultado para nuestras oligarquías caciquiles regionales podría ser dramático. Por ejemplo, si una parte sustancial de la población acaba decidiendo que esa “búsqueda de la propia identidad” resulta un juego de estéril onanismo que no merece la pérdida ni de tiempo ni de esfuerzo.

 

Subvención y sociedad.

 

La anécdota de esta subvención para la alfabetización mediática e identitaria me permite una disgresión sobre el efecto sociopolítico pernicioso que muchas subvenciones generan. Estas políticas de riego con dinero a las empresas y ciudadanos privados incrementan el poder discrecional de las élites gobernantes, que pueden usar pensando en sus particulares objetivos electorales antes que en el interés general. Y su capacidad de elegir los destinatarios fomenta una sociedad civil más dependiente del poder, menos crítica con el mismo.

 

En ciertos sectores y ámbitos geográficos una considerable porción de la población se acaba convirtiendo en adicta a estas dádivas públicas, en estómagos agradecidos. Es parte de la red clientelar que nuestra partitocracia ha sido capaz de tejer. Esta “sociedad capturada” no puede madurar, es retenida en un estado de dependencia. Los valores de mérito, esfuerzo, iniciativa, son degradados en favor de la fidelidad, el amiguismo y la sumisión al poder. En definitiva, esa población es corrompida. En algunos casos podemos aplicar a la misma la feliz expresión de Conthe: han llegado a ser una “mayoría extractiva”.

 

Tal vez en ninguna otra región de España se haya dado esta patología social con mayor extensión y profundidad que en Andalucía. Pero las bases de este “paraíso para algunos e infierno para otros” se resquebrajan con la crisis y el consiguiente cuestionamiento del sistema. En tiempo de vacas flacas es legítimo que los habitantes de otras regiones se preguntes si es preciso que los flujos financieros de solidaridad interregional deban utilizarse de esta forma, si es admisible el objetivo, más o menos disfrazado, de la subsistencia de la red clientelar de la oligarquía política regional andaluza.

 

Ocurre que en tiempos de crisis no es tan fácil seguir ocultando la realidad detrás de vistosas banderas. Y que en muchas otras regiones crece el descontento generado porque los impuestos que aplastan al país e impiden crecer a la economía productiva se destinen a estas finalidades.
Es en este contexto donde podemos leer, sin sorprendernos tanto, esta orden reguladora de estas subvenciones tan pintorescas.

 

 

 

19 comentarios
  1. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Igual que hayderecho.com tuvo la iniciativa de hacer un seguimiento de los indultos que se publican en el BOE, para desenmascarar casos como el conductor kamikaze indultado por Gallardón, deberíamos también en esta página denunciar todas las absurdas subvenciones que se conceden por las Administraciones. Al menos aquéllas que, al tener que publicarse en los boletines oficiales, pueden ser conocidas y criticadas por la opinión pública.

    Esas subvenciones esconden transferencias económicas a los partidos que de hecho las conceden, como las fundaciones Faes y Sistema, dependientes de PP y PSOE respectivamente.

    Otras subvenciones se conceden a organizaciones, asociaciones o fundaciones de muy dudosa utilidad y también dependientes (directa o indirectamente) de los partidos políticos.

    En momentos de grave restricción presupuestaria en servicios esenciales (educación, sanidad, protección social, dependencia…) y amortización de puestos laborales y funcionariales en la Administración, no podemos tolerar que se utilice dinero público para fines ajenos a su función, como ocurre en el absurdo caso que denuncia la entrada.

    Desde esta página debemos vigilar atentamente y denunciar tantas absurdas subvenciones como se conceden pues es claro que, en cuanto la sociedad se despista, nuestros políticos se desmandan y descontrolan.

    • Pilar Infante
      Pilar Infante Dice:

      Pues el grado de hipnosis en que se encuentran los andaluces, en general, hace considerar incluso favorables estas medidas y egoísta a quien las denuncia.
      No son conjeturas.
      Respeto las excepciones a esta regla, que existen.

  2. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Y a mí que todo esto me suena a delito de malversación.
    Se ve que no tengo ni puñetera idea de Derecho Penal.

    • Isaac Ibáñez García
      Isaac Ibáñez García Dice:

      Estimado Curro. Tienes alguna idea de política criminal: Debería ser un delito de malversación.
      Intuyo que alguien acabará trincando de este momio.

  3. Isidro "el habitual"
    Isidro "el habitual" Dice:

    Lo de “revelar la identidad” me parece una de tantas “memeces” que al final tratan de justificar administraciones, gastos, competencias y buscar el hecho diferencial autonómico más que la igualdad española.

    Respecto a la subvención para fomentar la lectura de la prensa. Pues qué quiere que le diga claro que hay gastos más prioritarios, pero con la inmensa cantidad de despilfarro y gastos supeeflúos que hay pues no me parece que sea de los peores gastos. Hacen falta ciudadanos, cultos, formados e informados, y para eso la prensa es fundamental. Prefiero la subvención a la prensa que la existencia de Canal Zú y el programa de Juan Imedio y María del Monte de los abuelos buscando novia. Por lo menos en la prensa leerán los casos de los ERES, la corrupción que hay, economía, política internacional, entrevistas, etc.

    http://youtu.be/hbaARiG0cBc

    Esa crítica velada formulada de denostar a la prensa no la comparto, si estamos como estamos es verdad que ha contribuido un mal periodismo pero si ahora están saltando caso de corrupción y despilfarro es gracias a los jueces, la prensa y la sociedad civil. Para un blog como este, la prensa ha de ser más un aliado que un enemigo. Y así parece verse cuando los artículos más importantes también se publican en medios tradicionales para lograr una mayor repercusión.

    Sobre las subvenciones, es verdad que sobran. Muchas, por no decir casi todas, más en Andalucía. Pero volvemos a lo mismo, prefiero esta a la prensa que otras miles por ejemplo a los sindicatos y organizaciones empresariales y mucho más cuantiosas. La pregunta es, ¿las subvenciones suponen esa captura o dependencia, en este caso de la prensa? Está claro que una prensa libre, independiente y de calidad es fundamental para un estado democrático, su regeración y una opinión pública crítica e informada. La respuesta a la pregunta será que independientemente de subvenciones y contrataciones en los medios, los poderes públicos deberían saber que eso no supone “comprar” el medio ni éstos son esclavos de aquellos. Y esto depende de la ética, independencia y profesionalidad.

    Y esto ocurre no sólo con ésta subvención, cuya cuantía proporcional no es tan relevante, sino sobretodo con la publicidad institucional (concursos, expropiaciones, campañas publicitarias, eventos… Ej campaña FROB). Hay algunos políticos que utilizan frente a ciertas informaciones amenazantes o inconvenientes el arma de la retirada de esta publicidad. Esto también puede ocurrir con empresas, ¿cómo críticas a un gran anunciante?

    Por fortuna, ante estas presiones y amenazas el TS del ámbito público ha establecido en jurisprudencia consolidada que la publicidad institucional por ser de interés general no puede ser repartida de forma arbitraria a unos medios afines y a otros no, lo que favorecería ese clientelismo, sino que debe ser repartida en función de la difusión de los medios. Es por ello, que se hace fundamental que esto se establezca por ley, para su cumplimiento inmediato y no tener que acudir a los Tribunales ante Administraciones privilegiadas con medios infinitos para litigar. Propuesta Liga Anticorrupción.

    http://www.ligaanticorrupcion.net/2013/05/liga-anticorrupcion-propone-una-ley.html?m=1

    En los medios en los últimos tiempos se está dando una nueva situación de negocio. Aquellos que son más afines al poder y con más servidumbres son los que peores resultados de difusión y lectores están dando. Han perdido su prestigio e influencia en la sociedad y los ciudadanos les ven parte del establishment. Veáse el caso de El País, ABC, la caída de audiencia de RTVE o el hazmerreir entre los profesionales de La Razón. Y ocurre que dada la caída de publicidad corporativa e institucional, casi la principal fuente de ingresos se dirige a los lectores. Es por ello que los medios buscan que los lectores sean socios, se impliquen y se identifiquen. La información no deja de ser poder, y una buena es cada vez más un club elitista. Con lo cual, un buen periodismo independiente y comprometido llama a los lectores a que se identifiquen con el medio, eso aumenta la difusión, la lectura, los ingresos, y los anunciantes que quieren una rentabilidad de su publicidad y una buena imagen corporativa acudirán a estos medios. Lo que les hará con más ingresos, más independientes. Para ello también los lectores han de saber que una buena información y un periodismo independiente es caro, cuesta dinero y hay que pagarlo. Ese es el camino a recorrer.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Estimado “Isidro de habitual”,

      Agradezco tu comentario y tu lectura atenta. No tenía el post intención de ser una crítica a la prensa. La prensa tradicional es digna de alabanza por unas cosas, y también de crítica por otras. La información es con frecuencia sesgada y llena de opinión que deforma la noticia. Y ciertas noticias que deberían serlo apenas aparecen en los medios. Pero no trata sobre eso el post, sino sobre la subvención, su finalidad manifiesta y la que yo creo que oculta.
      Es verdad que es necesaria una prensa libre. Pero dudo que ello se vaya a conseguir a base de subvenciones. El caso de Cataluña es, al efecto, bastante paradigmático.
      Por otra parte, por supuesto que puede haber subvenciones bastante peores, y que de hecho las hay. Pero el caso me parecía que podía servir de ejemplo de lo que, a mi juicio, es una patología en una sociedad que quiere ser avanzada. Y una estupenda excusa para unas breves reflexiones a vuelapluma.

  4. José Eladio
    José Eladio Dice:

    Queridos amigos, por desgracia solo hay dos tipos de periodismo, los medios públicos y los concertados (Carlos Martínez Gorriarán dixit). Por otra parte, el periódico lo leen cuatro gatos y la televisión la ven seis millones de gatos. Si tenemos prensa basura es porque la gente la ve, sucede como con los políticos: éstos no son marcianos que nos han invadido desde el espacio sideral, sino que la mayoría de ellos son como somos la mayoría de los ciudadanos. Por eso en Italia votan a Berlusconi. Yo también dudo que la prensa libre se consiga a base de subvenciones, más bien es al contrario. De acuerdo con la autora en que esa población es corrompida. Y también con Curro Arriola en que es delito de malversación. La critica que hago es que desde el poder hay que dar ejemplo, hacer pedagogía democrática, y educar, no colaborar en un modelo pesebrero y corrupto.

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Pues si lo que preocupa son las audiencias este es un buen ejemplo de lo que se practica en tierras “allendelmar”.

      No se mueve en millones de visitas, lo hace en cientos de millones.

      http://www.youtube.com/watch?v=ASO_zypdnsQ

      ¿Qué hubiera hecho Diderot al ver este furor de multitudes? ¿Y Rousseau?
      Morirse de envidia.

  5. Lucas
    Lucas Dice:

    Magnífico retrato de este país y sus miserias, Fernando. Recuerdo los gritos contra la reforma del 135 CE porque anteponía el pago de la deuda a otros menesteres o contra la ley organica de estabilidad presupuestaria porque obliga a respetar reglas de orden presupuestario.

    Con estas noticias, todas esas críticas suenan interesadas. Son gritos sobre la necesidad de la falta de controles. Se trata de gastar sin rigor. Porque lo que importa es la identidad, antes que comer o trabajar. Es el circo antes que el pan.

    No crees una industria, ni impulses un proyecto; paga a alguien, colega a ser posible, para que te asegure que desciendes de Hércules o de Tartesos. En eso si que merece gastar el dinero y no en educación o ciencia.

  6. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Muchas gracias, Lucas!

    Por cierto, me pasan la lista de los Observatorios Andaluces, Organismos sin duda utilísimos … si de lo que se trata es de derrochar dinero de los contribuyentes.
    Ahí va, no se la pierdan:

    1. Observatorio del Flamenco.
    2. Observatorio de la Internacionalización de la Economía.
    3. Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones.
    4. Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista.
    5. Observatorio Andaluz de Nuevas Tecnologías.
    6. Observatorio de Participación Ciudadana.
    7. Observatorio de Voluntariado.
    8. Observatorio de la Calidad de Vida de los Andaluces.
    9. Observatorio de la Infancia.
    10. Obs. de Política de Empleo.
    11. Observatorio Argos.
    12. Obs. de Empleo Agrario.
    13. Obs. Violencia de Género.
    14. Observatorio Andaluz para la Calidad de e-learning.
    15. Observatorio Andaluz de Enfermedades profesionales.
    16. Laboratorio-Observatorio de Riesgos Psicosociales.
    17. Obs. de Riesgos Laborales.
    18. Laboratorio-observatorio de I+D+I en Prevención RR.LL.
    19. Observatorio andaluz de Prácticas Innovadoras.
    20. Observatorio andaluz de Seguridad del Paciente.
    21. Obs. Salud y Medio Ambiente.
    22. Obs. de la Vivienda.
    23. Observatorio del Agua.
    24. Observatorio la Calidad de la Formación.
    25. Observatorio de RR.HH. en el Sector Turístico de Andalucía.
    26. Observatorio de la Lectura.
    27. Observatorio Turístico del Interior de Andalucía
    28. Obs. del Deporte Andaluz.
    29. Observatorio para la Convivencia Escolar.
    30. Observatorio Permanente Andaluz de las Migraciones.
    31. Observatorio de Cooperación Territorial de Andalucía.
    32. Obs. de la Movilidad.
    33. Observatorio de Logística.
    34. Observatorio Territorial.
    35. Observatorio para la Mejora de Servicios Públicos.
    36. Obs. de Precios y Mercados.

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Fernando… ¡qué mal pensado eres!
      Esos Observatorios son esenciales para la calidad de vida y los derechos democráticos de los andaluces.
      No te quejes tanto y disfruta de las CCAA que “nos hemos dado”… y “nos llenan dorgullo y satisfasión”.

  7. Patricia
    Patricia Dice:

    Lo de la subvención es de traca, pero como bien dice Fernando lo más lamentable es su finalidad. No puedo con este mantra identitario. Me gusta mucho una frase que leí hace tiempo, no recuerdo de quien es: « No hay tiranía peor que la de una conciencia retrógrada o fanática que oprime a un mundo que no entiende en nombre de otro mundo que es inexistente».

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Estimada Ángeles G,

      No es bueno generalizar como haces cuando dices “los mismos que censuran la cultura de la subvención no le hacen ascos …”. Bueno, pues por ejemplo no es mi caso. Critico muchas subvenciones, pero trato de ser coherente. Por eso tampoco me gustan ni un pelo las subvenciones a patronal o sindicatos.
      En cuanto a fomentar la lectura en la escuela, ello puede ser parte del proceso educativo. Pero creo que, en general, mucho más útil y formativas van a ser, para los niños, otro tipo de lecturas. Literatura, por ejemplo.

  8. Lucas
    Lucas Dice:

    Fernando, había leído ese grandioso listado.

    Un observatorio ha de producir informes, generar opinión sobre un sector determinado y valorar la incidencia de la actividad pública relacionada con ese sector. No son Administración, o no deberían. Son plataformas, mesas en las que se sientan la sociedad civil y las administraciones implicadas para valorar la acción pública presente y futura. No debe haber remuneración no prebendas para sus miembros.

    Dicha mi opinión mi personal, me temo que no refleja la realidad.

  9. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Fernando el que te ha proporcionado esa gloriosa lista de Observatorios ¿te podría pasar también presupuestos y composición? Porque me da que no responden al concepto que menciona Lucas, que evidentemente sería el único adecuado y sostenible. Pero es que entonces no iban a querer Observatorios para currar y no cobrar me temo…:-)

  10. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    (Leído en cadenaser.com)

    La Diputación Provincial de Ávila ha iniciado el proceso del pago de las retribuciones a los diputados provinciales que asistieron al pleno extraordinario que se celebró el día 14 de junio en Arévalo. Esas retribuciones ascienden a 400 euros por cada diputado no liberado, que en el caso de Ávila son 20, pero en ese pleno asistieron 19.

    El pleno duró doce minutos y en él se aprobaron dos puntos, una declaración institucional de apoyo a la exposición “Credo” de Las Edades del Hombre que se está celebrando en Arévalo, y el compromiso de convocar otros dos plenos extraordinarios al año, a celebrar en otros pueblos de la provincia, para tratar asuntos relacionados con el patrimonio histórico, cultural, natural y turístico de la provincia.

    • Curro Arriola
      Curro Arriola Dice:

      Es notorio que la exposición “Las edades del hombre” no la ha ido a ver nadie; a partir de ahora, con el apoyo (moral) de la Diputación, será un éxito inenarrable.
      El inmenso agujero negro de las CCAA nos hace olvidar a veces los múltiples agujerillos que son las Diputaciones.
      Ojalá ambas administraciones se fueran por el mismo sumidero. Y sus paniaguados, al paro sin subsidio; que como -evidentemente- son personas preparadísimas, no tardarán en encontrar salidas en el sector privado que les permitan una vida, como hasta ahora, bastante más que digna. Evidentemente.

Los comentarios están desactivados.