Algunas reflexiones sobre el “Barcenasgate”

El morbo mediático y popular que produce ver a los poderosos en apuros y la delectación que da recibir sus contestaciones atropelladas y torpes, así como la vergüenza de ver a algunos de sus enemigos políticos lanzándose contra ellos aprovechándose de su debilidad, como si ellos estuvieran exentos de culpa, no debe impedirnos analizar la trascendencia de la cuestión.

La cuestión es, por supuesto, el asunto de Bárcenas, cuyas últimas noticias implican al PP en prácticas ilegales de financiación al punto de que ha dejado de ser “el asunto Bárcenas” y ha adquirido un nuevo alcance –el de un verdadero Barcenasgate– en el que conviene distinguir diversos aspectos. Bárcenas habrá de pagar sus culpas penalmente y sus deudas civil o fiscalmente, pero ello tendrá una importancia relativa si él era simplemente la oveja negra que puede ser fácilmente sacrificada, o brazo gangrenado que se pueda amputar.

Pero si  la enfermedad ha pasado al resto del organismo la cosa es muy diferente y habrá que ver qué tipo de terapia es necesaria. Y, aparentemente al menos, parece claro que ha pasado al resto del organismo y que las excusas y alegaciones de los allegados proporcionando diagnósticos alternativos y de pronóstico no fatal parecen un poco ridículas a la vista de los síntomas.

Las terapias pueden ser varias, y se llaman responsabilidad. Y hay de varias intensidades. En lo alto de la “pirámide de las responsabilidades” estaría la penal. Y en este ámbito, y en concreto en cuanto a la entidad de los hechos, se está diciendo que de todo este asunto no saldrá nada porque no existe el delito de financiación ilegal de los partidos y se trataría de meras faltas administrativas; que, en todo caso, estos hechos son muy antiguos, y de haber algún delito, quizá fiscal, estaría prescrito y sería responsabilidad de quien no declaró el sobresueldo y, en todo caso, no podrá posiblemente probarse suficientemente por lo que la presunción de inocencia impedirá una condena efectiva.

Esto me parece desenfocado: no creo que el problema consista en que el partido se haya financiado de una manera ilegal, o que se trate de donaciones de militantes o simpatizantes que no se hayan documentado debidamente o que se haya movido dinero opacamente frente Hacienda. Ello, con ser importante, podrá alcanzar efectivamente el nivel de una falta administrativa, quizá saltando al campo del Derecho penal según las circunstancias y las cuantías. No, lo importante no es eso: lo que sería verdaderamente grave, en mi opinión, es que ese dinero se hubiera recibido a cambio de favores no del partido (en cuyo caso será un contrato oneroso como cualquier otro) sino de favores del Estado, es decir, de un tercero que el partido controla: es aquí donde estaría la verdadera corrupción, en la utilización de los recursos públicos por quien tiene su control en favor no de todos los ciudadanos sino sólo de unos pocos que previa o posteriormente han lucrado el patrimonio particular –sea de un partido o sea de un individuo- de quien tiene ese control. Eso sí que es un grave delito -como el cohecho– que, por sus amplias penas, es más difícil que haya prescrito caso de haberse cometido.

Una segunda cuestión importante es la actitud que haya de tenerse ante las informaciones que están surgiendo en relación a este asunto. Es frecuente alegar que ha de mantenerse la presunción de inocencia ante tales acusaciones porque esto es un principio reconocido en el artículo 24 de la Constitución. Sin duda esto es así, pero sólo en el ámbito para el que se ha ideado, que es el del proceso penal: habida cuenta las tremendas consecuencias que para la libertad y el patrimonio de los ciudadanos tiene el Derecho penal, es lógico que se arbitre un sistema a favor del ciudadano que haga que la duda juegue a su favor.

Pero si eso es así en ese ámbito, no lo es en los demás: en el ámbito civil cualquiera está perfectamente legitimado para pensar mal y actuar en consecuencia. Si tengo sospechas de que un empleado, un socio o un hijo están actuando mal y se ha roto la relación de confianza, nadie me va a reprochar que tome las medidas pertinentes –siempre legales- aunque no pueda probar sin ningún género de duda que se ha cometido alguna cosa ilícita o en contra de mis intereses.

Y en el ámbito de la responsabilidad política –más baja en la pirámide, menos dura en las sanciones, pero más exigente en las conductas- no va a ser de otra manera: no basta con no cometer delitos, es necesario mantener la confianza en que quien nos gobierna mantiene la actitud irreprochable que se supone que ha de mantener el que tiene en sus manos nuestra vida y nuestra hacienda y que soporta un deber moral de ejemplaridad si quiere que las normas que va a aplicarnos sean vistas como un deber democrático y no como una imposición oligocrática. Si soy acusado de tener en mi bolsillo unos billetes que deberían estar en la caja de alguien no basta con negarlo todo y decir que no se ha demostrado. Eso valdrá para el proceso penal, pero para la vida civil y la política es necesario enseñar el bolsillo y pedir que le registren a uno.

Si no es así, se rompe la confianza. No digo yo que cuando las explicaciones alternativas lícitas sean el noventa por ciento de las posibles (el Papa no mató a un pobre en Madrid, era un hombre vestido de Papa) sea normal no perder la confianza. Pero cuando estas alternativas lícitas son cada vez menos y a ello se añade una actitud no ya del PP, sino de toda la clase política que tiende a crear unas condiciones que propician la ocultación de los actos ilícitos (politización de la justicia y del Tribunal Constitucional, minusvaloración del Tribunal de Cuentas y de otras instituciones de fiscalización, el escapismo de las normas de Derecho administrativo, la falta de control en los partidos y tantas otras cosas de las que hablamos constantemente en este blog) no cabe sino entender que la presunción en el tema de responsabilidad política es la contraria: la de culpabilidad, mientras no se demuestre lo contario. Algo así como lo que ocurre –perdonen la salida iusprivatista– con el concurso de acreedores, que es calificado de culpable cuando el deudor ha agravado su insolvencia con dolo o culpa grave, lo que tiene unos efectos mucho más importantes que el fortuito. A efectos prácticos, estas situaciones deberían conducir a la dimisión de los cargos políticos que no lograran explicar suficientemente estas acusaciones, aunque no derivaran en responsabilidad penal.

Es cierto que estos deberes no tienen sanción y que, de no cumplirse, sólo nos queda la moción de censura que, por el juego implacable de las mayorías, serán salvas de  fogueo si los que la interpongan no reúnen los votos necesarios; y ello sin entrar ya en la cuestión de que los que la pudieran interponer –o al menos una buena parte- no deberían tirar la primera piedra pues hechos pasados o incluso presentes demuestran que pecan de lo mismo.

Sin embargo, me temo que la situación de irritación generalizada de la mayoría de la población va a hacer que ésta no acepte fácilmente una larga cambiada para aguantar a que escampe. Necesitamos, si no justicia, al menos víctimas propiciatorias, algo por lo que clamaba ya hace un año.

No se me oculta que una dimisión en este delicado momento económico podría crear una importante inestabilidad que afecte a las inversiones y a nuestra calificación como país, pero peor calificación nos deparará un problema como este no resuelto. Tampoco sabemos qué podría ocurrir con unas elecciones anticipadas que dieran lugar a un tripartito o situación parecida de coalición en la que el remedio sea peor que la enfermedad, como ha ocurrido en otros países.

En cualquier caso, parece evidente que la cosa no puede seguir así. Necesitamos la verdad. Sea la que sea: quizá es un chantaje, quizá esta financiación ilegal era una práctica antigua que ha sido ahora eliminada (y por ello ha ocurrido lo que ha ocurrido), quizá el dinero de Suiza es sólo de Bárcenas o a lo mejor es del partido, o a lo mejor, a lo mejor….lo que quieran ustedes poner. Pero ya no vale callarse o hablar por plasmas porque, lamentablemente, lo que nos está diciendo la prensa no es nada que sea inverosímil o absurdo sino algo que todo el mundo sospecha que pudiera ocurrir –y no sólo en el PP- aunque ahora que lo vemos negro sobre blanco, contemplando los montoncitos de dinero –“uno para las elecciones, otro para él y el tercero para repartir”- la plasticidad de la imagen nos estremezca.

Queremos explicaciones y las queremos ya. Y si alguien tiene que dimitir, que dimita y a ser posible que lo haga sin causar ningún cataclismo. Y queremos que el que venga no se limite a ser honrado: es imprescindible que cree los instrumentos necesarios para que aunque el que gobierne no sea honrado de por sí, no tenga más remedio que actuar como si fuera honrado porque el sistema no le deja actuar de otra manera; y si se escapa, que pague rápido por ello. Para eso están las instituciones, para permitir que el sistema funcione bien con independencia de cómo sean las personas. Y nuestro problema es que las que tenemos ahora no incentivan que las personas actúen bien.

Ojala esta situación haga crisis para mejorar, y no para empeorar.

26 comentarios
  1. Josef K.
    Josef K. Dice:

    Pedazo de artículo. Tenemos políticos sin dignidad; no se van, hay que echarlos. Y desgraciadamente en todos los partidos.

  2. ignacio (el tocayo)
    ignacio (el tocayo) Dice:

    Me resulta desolador que este valiente y necesario artículo me produzca alegría. Y lo hace. El nivel de irresponsabilidad y alejamiento por tantos y tantos profesionales de la política de los estandares del “buen padre de familia”, “buen comerciante” es tan intenso, tan esencial, tan genético que carecen de las aptitudes para proponer y pilotar medidas valientes y desinteresadas. Desconozco el detalle de la estrategía política del cardenal Richelieu y tal vez debería conocer mejor la de Nicolas de Machiavello, los consejos de Baltasar Gracían y de Clausewitz. Desde mi ignorancia me atrevo a decir que de Mariano EL TIMORATO no podemos esperar ningún cambió esencial ni en el partido y ni el gobierno. Especialista en darle hilo a la cometa y gobernar para el statu quo.

  3. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Una reflexión al hilo de lo que está pasando:

    Un periódico (sólo uno) está empeñado en sacar la verdad. En informar a sus lectores: al público, al pueblo.

    Y mientras tanto, los demás periódicos van a remolque. Y no sólo eso, sino que censuran y reprochan al periódico que sí saca la información.

    ¿A qué juegan los otros periódicos? ¿Qué clase de favores o prebendas esperan obtener, en el futuro, en pago a su silencio?

    Pero la gente no es tonta y las cifras de ventas demostrarán que el pueblo quiere saber la verdad. Y sólo el periódico que la cuente obtendrá el favor de los lectores (aunque no el del poder).

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Es obligado ser realistas y recordar leyes universales.

    1. “Los objetivos reales de un sistema se definen por sus resultados”.

    Esta ley fundamental de la cibernética resumida con elegancia y gracejo por Stafford Beer en “Platform for Change” (1975) no deja lugar al engaño y si se ignora, como continuamente hacemos, se paga un precio.

    2. Quienes se abstienen de la acción política están condenados a ser manejados por quienes hacen de ello su modus vivendi.

    3. Opera con intensidad la Disonancia Cognitiva.
    El no querer saber porque nos resulta incómodo. Nos hiere y causa daño.
    Saber que en sentido estricto estamos gobernados por grupos dedicados al Crimen Organizado es doloroso.

    En casa hemos dejado de comprar periódicos que cuentan estas cosas en primera página. Por cierto, los dos más importantes ya cuentan entre sus accionistas de referencia a los tres más grandes del IBEX. Justo cuando esto arrecia.

    4. Duele la certeza de que nos muestran sólo pequeños detalles y dirigen nuestra atención hacia ellos.

    Hemos pasado 7 años detrás de los trajes de Camps, del bolso de una señora alcaldesa, de unos trapicheos de los gurtelillos y 27 millones de Bárcenas.

    Mientras tanto tenemos en el “backburner” entre 750 y 1500 millones en Sevilla y unos chicos catalanes gestionando 2000 millones entre Baja California, London-Town y la Pampa.

    5. A todo esto nadie se pregunta a cómo sale el precio del m2 de la Torre Foster (hoy Bankia, antes Repsol, etc) ni se asusta al ver que con plazas de parking y miles de m2 de zonas comunes sale a más de 10 veces el precio de construcción de lujo. Metros TOTALES 56,000, precio en libros 825 millones.

    Así está todo, se mire por donde se mire.

    Sólo se escucha el silencio del espanto ciudadano y, de vez en cuando a Ignacio llorar en el desierto a ver si regando salen flores.

    Saludos y enhorabuena por el artículo.

  5. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    Enhorabuena por el artículo Ignacio. Me quedo con el último párrafo de que “aunque no sea honrado, el sistema no le deje actuar de otra manera” y con lo que denominas como “presunción de culpabilidad”. Estoy investigando ese asunto y por ahí anda una clave de todo el sistema actual.

    Y parte de la culpa la tenemos nosotros, los ciudadanos, los españoles. Por no preocuparnos, por no molestarnos, por no informarnos, y por seguir votando a presuntos corruptos y que los casos oscuros no les salgan caros. Cómo van a dimitir, si total, van a volver a salir elegidos.

    Igual que la Administración sospecha del ciudadano y éste ha de desvirtuar una presunción de veracidad de una sanción, el ciudadano ha de sospechar de forma permanente de todo cargo político y más dada la situación actual. No se trata de vulnerar la presunción constitucional de inocencia en una presunción de culpabilidad, sino de aplicar la obligación de presunción de honradez que debe ser inherente a todo cargo público. A la menor sombra de duda, como dices, debería desvirtuarla inmediatamente y probar su inocencia de forma clara y contundente o ser suspendido o separado judicialmente de forma inmediata del cargo. Deslindando así las muy diferentes responsabilidades políticas y penales de las que habla el artículo. La mujer del César no sólo ha de ser honrada, también parecerlo.

    Toca exigir responsabilidad a los políticos, pero para eso, nosotros mismos hemos de ser responsables. Y ahora estamos adormilados, atolondrados, domesticados para depender de lo público, e infantilizados para no asumir responsabilidades y que todo sea culpa de otro. Para ello hay que aumentar esfera de libertad, y por lo tanto reducir el poder del Gobierno, del Estado y demás administraciones, eliminar barreras, impuestos, funciones que no le corresponde ejercer, impuestos y coacciones, y demás dependencias de ciudadanos y empresas, para así aumentar el poder de decisión y por lo tanto de responsabilidad.

  6. Juan Corbera
    Juan Corbera Dice:

    De acuerdo con todo salvo con una cosa. No creo que haya caso Barcenas o “BarcenasGate” sino caso Rajoy. Barcenas solo era el contable y lo que planea sobre este asunto es un caso de cohecho generalizado.

  7. CMaruenda
    CMaruenda Dice:

    La cantidad de favores de partido o contratos onerosos según su clasificación es ínfima en relación a los favores de Estado que ud. denomina. La “financiación ilegal” o “compra directa” de los favores políticos se llevan a cabo para cuando estos estén en toma de poder y puedan ayudar al “empresario” en cuestión con la concesión de determinada obra pública, etc. etc. Oseasé, que me atrevería (la osadía no es estadística hasta el momento) a decir que el 95% de estas prácticas se engloban en lo que califica ud. como verdadera corrupción.

    Excelente artículo una vez más.

  8. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Pocas novedades, Ignacio.
    ¿Qué el Sistema está podrido? ¿Qué los partidos se financian vendiendo favores que pagamos todos los ciudadanos, y vaya si nos salen caros? Ese es el principal orígen económico de la crisis.
    ¿Que aquí roba hasta el lucero del alba, sin que falten ejemplos muy altos, pero que muy muy altos (léase “el Negocio de la Libertad” de Cacho, contra quien –que se sepa- nadie se ha querellado hasta la fecha, a pesar de sus gravísimas acusaciones)?
    Esto los sufrimos desde hace décadas ¿Se acuerdan de los marcadores del mundial aquél de Naranjito? Ya entonces se echó tierra encima.
    ¿Dónde está la novedad? ¿En que ahora estamos atufados por la peste de la cloaca del PP, que tiene mayoría absoluta y de otro modo no se le puede desalojar? ¿Y las demás cloacas, qué tal huelen? (Me refiero, claro, a partidos que ya han tenido poder; los otros aún no han tenido la posibilidad e igual son virtuosos, candorosos y primorosos. Ya, seguramente…)
    Bárcenas tiene aterrorizado a Rajoy no por los “sobres, que me extrañarían hayan existido de verdad; porque si Rajoy tenía los rendimientos de su Registro -muchos cientos de miles de euros al año- ni siquiera siendo un sinvergüenza (¡¡QUE NO CONSTA LO SEA, OJO!!) se habría pringado por las cantidades que dice Bárcenas.
    Rajoy y compañía están amojonados por lo que Bárcenas sabe y puede largar por su boca. Igual bastante más graves y escnadalosas que las historias esas de los sobres. Así se entienden los cariñosísimos SMS de Mariano.
    Otra cosa: Ignacio: “Bárcenas habrá de pagar sus culpas penalmente”. Hasta los etarras gozan de la presunción de inocencia; en tu artículo –me parece- deberías usar más el palabro “presunto” (que por cierto vaya birria de palabro, ¿dónde está la “presunción” de que deriva para referirse a un procesado, si la presunción es de inocencia? Aparte que en portugúes “presunto” es jamón, o sea, algo cercano al chorizo). Que mira si me cae mal el tío, ganando cuarenta millones de euros “con inversiones en obras de arte”, menudo camelo, creo yo… pero aún no ha sido condenado. Ni siquiera la propia confesión del reo, antes “reina de las pruebas” nos permite hoy pasar por encima de la presunción de inocencia.
    ¿Mira que si al final sale absuelto?

    • Isidro Elhabi
      Isidro Elhabi Dice:

      Si sigue tirando de la manta no es que puede que salga absuelto, Sr. Curro, es que me huelo que saldrá y encima será héroe nacional. Toda la mi… que le cubre la va a repartir y él va a quedar más limpio que los chorros del oro. Tengo la premonición de que la estrategia de Gómez de Liaño es magistral.

      ¿Financiación ilegal? No es delito, es sanción administrativa y puede estar prescrita.

      ¿Cohecho? Oiga que yo era un humilde tesorero, y yo no sabía nada. Yo aquí en estos papeles que le entrego apuntaba por dónde entraba el dinero y por dónde salía. ¿A cambio de qué? No lo sé, a mí me han utilizado como persona interpuesta. Yo no daba obras, ni contratas. Eso pregúntele a los Presidentes autonómicos, consejeros de obras públicas, ministros de fomento, o concejales sus razones.

      ¿Delito fiscal? Sr. Juez, el patrimonio que hay en Suiza y en el resto de paraísos fiscales y que no puedo justificar el origen, resulta que no es mío. Tantos millones son de X, los otros de Y, los otros de Z… Y sólo estos pocos son míos. A mí me encomendaban gestionarlos, porque sabían que era buen asesor.

      Pero ¿oiga y sus distintas versiones? Me han amenazado, me han chantajeado, mi mujer, mi familia, ellos el Gobierno, el espionaje, me ofrecieron dinero incluso por callarme, pero yo estoy muy arrepentido y por eso confieso todo.

      ¿Delito contable por contabilidad B del Art. 310? Pues es verdad Sr. Juez, llevaba doble contabilidad, pero era cumpliendo órdenes. ¿Qué pena es por esto? Prisión de 5 a 7 meses. Menos de dos años, sin antecedentes y queda abonada con la prisión provisional. Además se reduce por atenuante analógica de confesión. Perfecto.

      Y que cada pelo aguante su vela, y el resto se limpie su mier… Eso os pasa por darle la espalda a Luis el Cabrón, pringaos.

  9. Antonomasia
    Antonomasia Dice:

    Creo recordar que Rajoy cambión la ley, siendo ministro, para hacer compatible ese cargo con la titularidad de un registro. No es precisamente una prueba de desinterés económico, del que tanto se reclama recordándonos a menudo que ganaría más como registrador.
    En cuanto a los sobres, seguramente se trata de cantidades ridículas, como dice C Arriola, al lado de sus ganancias registrales, pero no es cuestión de cantidad.
    En un sistema de reparto de botín todos tienen la obligación de participar (pringarse), lo contrario convierte en sospechoso y presunto traidor a quien quiere quedar limpio. Si ese sistema ha regido en el PP es de esperar que lo desvelen los jueces.
    Gracias mil por el artículo.

  10. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Me parece importante distinguir el caso de Bárcenas (como en su momento también cantó el contable del PSOE) de lo que debería ser una causa general contra el sistema trucado de financiación de partidos políticos, sindicatos y otras organizaciones y fundaciones. Si los partidos reciben una cantidad de los presupuestos públicos para su funcionamiento, parecen poco recomendables otras formas de financiación, con topes o sin topes. Los topes se saltan con una fragmentación de la donación al igual que se saltan los de concursos públicos para hacer adjudicaciones directas. El problema estriba en que, quien debería tener un exquisito cuidado con el control de los dineros públicos, busca muchas veces las vías de eludir el mismo. A eso lo llaman “razones políticas”. Este asunto es un suma y sigue de todos los que hemos ido conociendo en nuestra democracia tan manoseada y sesgada donde los ejemplos de financiación irregular en otros países, fueron rápidamente asimilados por nuestros novatos dirigentes públicos: desde la recalificación de suelos hasta la práctica de los comedores privados. Todo muy en plan “colegas”. Aprovecho para recomendar también ese relato estremecedor de “El negocio de la libertad” de Jesús Cacho donde se narra con detalle absoluto lo que fue la España felipista con Rubalcaba como gran muñidor de intereses (ya apuntaba modales en aquella época) o el pulso mediático por la influencia política entre dos cabeceras. Desde el punto de vista jurídico la supuesta validez de unas anotaciones con fallos de calado para perjudicar a quienes le habían puesto las maletas en la calle, no pasan de ser una constatación más de las dos varas de medir y de cómo se pueden interpretar las cosas de una forma diferente si estás en la pomada o eres un simple y vulgar administrado.

  11. Francisco Martín Puertas
    Francisco Martín Puertas Dice:

    La financiación irregular del partido popular (PP), como lo fué anteriormente la del partido socialista obrero español (PSOE), la de convergencia y unión (CIU) y practicamente todos los que gobiernan o han gobernado; es posible gracias a nuestro sistema político. Es necesario cambiar las cosas para que otras personas accedan a la política y nos devuelvan la esperanza en el futuro.
    “es imprescindible que cree los instrumentos necesarios para que aunque el que gobierne no sea honrado de por sí, no tenga más remedio que actuar como si fuera honrado porque el sistema no le deja actuar de otra manera…”

    Enhorabuena por el artículo y la labor que realizais.
    ¡Ánimo!

  12. Javier Navarro
    Javier Navarro Dice:

    Las dimisiones y peticiones de la verdad y nada más que a verdad no son más brindis al sol: no sirven de mucho tal y como está el país. No olvidemos que los políticos son fruto y fiel reflejo de nuestra sociedad, no son marcianos ni superdotados, son como cualquiera de nosotros metidos en la imparable maquinaria del poder.
    A lo mejor ayudaría poder adoptar medidas cautelares (y con condena firme) de impedir concursar a empresas con cargos directivos simplemente imputados por cohecho, malversación, etc. Digo yo que aún a costa de muchos derechos, muchos pagadores tendrían que buscarse una manera menos grosera de mamonear con el dinero público.
    Y no digamos de establecer una presunción de corrupción al cargo político que no puede demostrar el origen lícito de sus bienes, fondos y propiedades. Pero esa breva si que no cae.

  13. Luisa
    Luisa Dice:

    El Mundo ya no es el periódico mononeuronal de antaño, cuando sólo sacaba corrupciones del partido socialista y ponía sordina a las gamberradas de la Derecha. Ahora El Mundo se hace eco de los casos de corrupción que afectan a todo el arco político, incluyendo (señaladamente) al PP. Estamos de enhorabuena. A ver si los demás toman ejemplo, pues lo que es El País lleva mucho, muchísimo tiempo sin hacer su trabajo.

  14. Panóptico
    Panóptico Dice:

    Esta claro que el Tesorero del PP (Ex-Abogado del Estado) no ha realizado correctamente su función. Esta claro, que los “listados” estan VISADOS por el Tesorero anterior y el propio Sr. Barcenas. No hay duda de que existieron estos apuntes contables, que ademas no corresponden con la contabilidad “oficial” del PP en el T. Cuentas.

    Esta claro que los Presidentes del PP (Aznar y Rajoy) y los Secretarios Generales (Cascos, Arenas y Acebes) no realizaron correctamente su función.

    Esta claro -clarisimo- que el dinero del Sr. Barcenas (decenas de millones de euros en Suiza) lo obtuvo por apropiacion directa del dinero que se “donaba” al PP y ademas segun reconoce incluso los propios Ministros y altos dirigentes del PP, cobraban un SOBRESUELDO (indebido segun el art. 157 y ss de la Ley Electoral) que NO ESTA PROBADO, que tuviese retencion de IRPF alguna, ni tampoco que lo declarasen a Hacienda.

    Esta claro, que NADIE declara a Hacienda, lo que obtiene como “dinero B” de su Partido, por trabajos no realizados, puesto que en ninguna Asociacion o Estatuto del Partido dice que “su cargo es retribuido”.

    Esta claro, que las Sociedades Donantes al PP, son casualmente las adjudicatarias de las Obras, segun se puede ver con claridad en la Pieza Separada que instruye el Juez Ruz (hasta que llegue el Juez Miguel Carmona) en la Querella de IU por la que se pelearon el Juez Bermudez y Ruz, con apoyo de la Fiscalia en aquel momento.

    Esta claro, que el Sr. Barcenas (Gerente o Tesorero) no tenia el “poder suficiente” para llamar a los politicos de la Administracion Municipal o Autonomica, responsables de las adjudicaciones de obras. Es decir sigue faltando una pata de esta mesa, que son los Dirigentes Politicos del PP que pondrian en contacto a “donante” y mesa de contratacion publica o adjudicación de la Obra.

    Saludos cordiales.

    • Unai
      Unai Dice:

      Tres importantes precisiones:

      1) El concepto “ex-Abogado del Estado” es incorrecto, lo correcto sería decir, por ejemplo, “Abogado del Estado excedente” o “Abogado del Estado en situación de excedencia”. Si fuera “ex” sería por haber perdido su condición de miembro del cuerpo, y eso sucede en casos muy concretos y tasados.

      2) Bárcenas no es Abogado del Estado excedente, como sí lo son, por ejemplo, Arias Cañete, Cospedal, Sáenz de Santamaria, García Tizón…o Mario Conde

      3) Los Abogados del Estado son unos profesionales cualificadísimos y cotizadísimos en el mercado de las grandes firmas de la abogacía, o de la empresa. Ninguno acaba de mero tesorero de un partido político

      • Juan Ciudadano
        Juan Ciudadano Dice:

        Alvaro Lapuerta sí.
        Álvaro de Lapuerta Quintero (Madrid, 22 de septiembre de 1927).
        Estudió el Bachillerato en el colegio de los Jesuitas de Villafranca de los Barros (Badajoz) y en el colegio de Areneros de los Jesuitas de Madrid. Ingresó por oposición en el Cuerpo de Abogados del Estado en 1957 con destinos en Gerona, Teruel y Guadalajara. Destinado a Madrid, fue secretario del Tribunal Económico Administrativo Central, jefe de la Asesoría Jurídica de la Dirección General de Seguridad y delegado especial del Ministerio de Hacienda ante los Ministerios de Gobernación y Trabajo.

  15. FBR
    FBR Dice:

    A mí de este asunto lo que me molesta no es lo que diga Bárcenas, -que podrá ser verdad o mentira, e incluso ambas cosas a la vez-, sino las respuestas y silencios del Gobierno.
    De la íntima amistad a la repudia, pasando por la impostada indiferencia, con monólogo del finiquito incluido, retransmisión televisiva del presidente, repetición de mantras, remisiones a anteriores explicaciones inexistentes…. Y lo de ayer sobre el euro y su entrada en vigor el 1 de enero de 2.002, que repiten los medios afines, ignorando el contenido de la Ley 46/98 de introducción al euro. El clavo ardiento del desesperado.
    Es todo un vodevil. Al final acabará el todo en la nada como un BigBang implosivo.
    Creo que Bárcenas también será elevado a la categoría de héroe, como el Snowden del que se habla en una entrada anterior. Por parte de unos por ser el que les salve un poco la cara de su fracaso político, y por parte de otros para que se calle (que ya lo han intentado).

  16. Juan Ciudadano
    Juan Ciudadano Dice:

    No está de más recordar que hasta hace poco el PP estuvo personado en la causa contra Bárcenas, supuestamente como parte acusadora, pero de hecho actuando como segunda defensa de Bárcenas, y que fue expulsado de la causa por tan fraudulento proceder.
    Diario El Mundo 26/04/2013
    El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha expulsado al Partido Popular como acusación popular en la causa principal en la que se investigan las actividades de la trama ‘Gürtel’, al considerar que durante el procedimiento ha defendido la inocencia de su ex tesorero Luis Bárcenas; su mujer, Rosalía Iglesias; y el exdiputado Jesús Merino.
    No hubiera estado de más que alguien se lo hubiera recordado a Alfonso Alonso en sede parlamentaria cuando calificó a Bárcenas de delincuente.

  17. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Por fin El País se decide a investigar el asunto. Hasta ahora ha ido a remolque y rebufo de El Mundo, como casi siempre en temas de corrupción. En estas cuestiones El Mundo es el único que mantiene la dignidad de la prensa en España.

    De elpais.es:

    El Partido Popular, a través de su entonces gerente Luis Bárcenas, ocultó supuestamente en 2006 como anónimos una serie de donativos efectuados por tres de las principales constructoras españolas —FCC, OHL y ACS—, que por su naturaleza de contratistas con la Administración tenían prohibido entregar dinero a las formaciones políticas. Así se desprende de uno de los manuscritos que Bárcenas entregó al juez Ruz en su declaración del pasado lunes, en la que, tras dos semanas largas en prisión, decidió destapar la presunta financiación irregular del principal partido de España durante las últimas dos décadas.

    Como muestra de su voluntad de colaboración, Bárcenas entregó al magistrado antes del interrogatorio nueve carpetas de colores con distinta documentación relevante para la investigación. La carpeta número tres era la más delgada pero quizá la más jugosa. En ese portafolio amarillo, a cuyo contenido ha tenido acceso EL PAÍS, había dos folios. El primero era un manuscrito, con la caligrafía de Bárcenas, en la que figuran bajo el epígrafe “Galicia” las siguientes anotaciones. “OHL: 300.000 € en campaña / ACS: se comprom. a 1 M€, ha dado 30.000 € / Ingr. 2006 en donat.: = 360 M./Pts / FCC: daba 50.000€/mes; va a dar 12.000€/mes + ayuda campaña”.

    En la siguiente línea, el gerente y luego tesorero popular anotó la siguiente valoración: “Las empresas siguen ayudando”. Finalmente en el último renglón apunta: “Congreso y Monte Dogazo (sic), pagados”. Las anotaciones coinciden con la época en la que el fallecido presidente de la Xunta y fundador del PP, Manuel Fraga, perdió las elecciones autonómicas de 2005 contra la coalición de PSOE y BNG que aupó al poder al socialista Emilio Pérez Touriño. La derrota dejó exangües las arcas del PP gallego, que había realizado una campaña electoral costosísima. La referencia a “Congreso” tiene que ver presumiblemente con el congreso del PP gallego ganado por Alberto Núñez Feijóo en marzo de 2006, y “Dogazo” con los macromítines que organizaba Fraga cada primavera en el Monte do Gozo, de Santiago de Compostela y que congregaban a miles de personas. Este acto fue suprimido por su sucesor.

    Con todo, el elemento más significativo del documento es un pequeño recuadro en la esquina inferior izquierda en la que Bárcenas anotó “Ojo, donat. Anoni”. Esta apostilla muestra la preocupación de Bárcenas de no dejar rastro de los supuestos donantes, ya que la Ley de Financiación de Partido Políticos prohibía expresamente a las formaciones aceptar fondos procedentes de empresas con contratos con la Administración. En aquella época, FCC, OHL y ACS firmaban contratos de obras públicas por valor de miles de euros.

  18. jurista
    jurista Dice:

    Debe haber alguna explicación psicológica, sociológica, emocional, biológica… o un cúmulo de factores que hace que la gente no estalle y que a los estudiosos del Derecho se nos escapa.
    No puede ser que todo quede reducido a meras manifestaciones de un día, al pataleo diario, a la rabia contenida, a la indignación diaria pero pasajera, hasta el siguiente escándalo. ¿De verdad que esto no tiene arreglo? Y ¿cuando va a durar este estado de cosas?.

  19. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Como casi siempre, en los episodios últimos del caso Bárcenas tiene especial relevancia la entrevista con el director de “El Mundo” que, por cierto, parece haber sido concertada expresamente por alguien cercano al PP. ¿Alguien tiene más información al respecto? Podía ser interesante saber las intenciones que hay en mover la silla a Rajoy en estos momentos.

  20. JJGF
    JJGF Dice:

    Hoy le ha reducido de 6 años a 9 meses la condena a Jaume Matas. Si uno está calladito, aunque haga alguna golfería, el sistema partitocrático le trata mejor.

    Pero si te da por largar/tirar de la manta, entonces, amigo, te has caído con todo el equipo.

    Como dice Vidal Quadras, tan admirado por FRPrieto (y por mí, en cuanto a sus análisis, que no a sus obras): “solo se agradecen los favores que quedan por hacer”.

    Cuál es el último favor que podría haber hecho Barcenas al PP una vez que dejó de ser senador y tesorero?? Pues, evidentemente, estar calladito.

    Si ese favor lo siguiera haciendo, seguro que no estaba en la cárcel y el PP le seguiría pagando el abogado.

Los comentarios están desactivados.