Mentiras en el Parlamento: responsabilidad política y responsabilidad penal

El Grupo Parlamentario de UPyD ha propuesto una reforma legal para que mentir en el Parlamento sea considerado delito. La iniciativa no me parece acertada por las razones que expondré, y creo que tampoco a los demás editores ni a muchos de los colaboradores de este blog.

Sin embargo ha tenido la virtud de poner de manifiesto la gravedad de nuestra situación, donde las mentiras expresadas en ese foro, representación de la soberanía popular, no derivan en responsabilidad alguna. Tal vez por ello ha sido seguida por otra del Partido Socialista, que quiere proponer un proceso semejante al Impeachment norteamericano, en virtud del cual se puede conseguir hasta el cese de un Presidente cuando haya incurrido en ciertas falsedades.

Contra esa posibilidad se ha dicho que esa figura es propia de un sistema político tan particular como el estadounidense, y que no tiene parangón en Europa. Lo que es cierto. Pero también lo es que en los países europeos de nuestro entorno no sería imaginable que un Primer Ministro mintiera en un parlamento para ocultar sus responsabilidades y que no pasara nada por ello.

LAS MIXTIFICACIONES DEL PRESIDENTE

Apunto brevemente algunas de las mentiras (o, como poco, manipulaciones falsarias) cometidas por Mariano Rajoy. En su conocida intervención del uno de agosto ante el Congreso (reunido en la sede del Senado), el Presidente dijo:

– Que no había en el PP una contabilidad B. Aunque ya son seis personas, entre ellas altos cargos del partido, que admiten haber recibido los pagos que aparecen reflejados en asientos de esa contabilidad. Judicialmente se dilucidará la cuestión, aunque creo que queda poco margen de duda.

– Que desde que supo que Bárcenas tenía cuentas en Suiza se sintió traicionado en su confianza y rompió todas las relaciones con él. Muy probablemente ese dato era conocido por el Presidente ya unas semanas antes. Pero incluso dos días después de que saltara la noticia en la prensa de tales cuentas suizas, Rajoy envió a Bárcenas un SMS de ánimo y apoyo. Y el partido siguió pagando sus abogados.

– Que desde que él había sido elegido Presidente, Bárcenas ya no estaba en el partido. Sin embargo el extesorero seguía en el PP (incluso abonando cuota de militante) en condiciones además muy privilegiadas: con sueldazo, coche oficial, despacho… ¡Incluso abogados pagados por el Partido para su defensa penal! Que tales condiciones fueran además negociadas personalmente por Arenas y el propio Rajoy, según la declaración hecha por Cospedal al Juez Ruz, no hace sino agravar esa declaración. E inducir a sospechar que las razones para ese trato privilegiado no eran del todo confesables.

Como la capacidad de ver la realidad está a veces notablemente deformada por razones de ideología, puede ser que aún siga habiendo gente que crea que Rajoy ha sido del todo honrado, y que no ha faltado en absoluto a la verdad. Otros muchos dicen creerle por razones diversas, aunque en realidad no le crean. En muchos casos les va en ello incluso el sueldo. Cosas de nuestra Partitocracia vertical. Pero como creo que la mayoría es consciente de la situación, no quiero detenerme más en el dato de si han existido o no esas mentiras o tergiversaciones, sino en cuáles deberían ser las consecuencias de las mismas.

¿SOLUCIÓN PENAL?

Como señalé, no me parece idónea la solución penal propuesta por UPyD. Esa solución tendría un dudoso encaje constitucional, pues el artículo 71 de la Carta Magna reconoce su “inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones”. Pero al margen de ese problema, y en todo caso, creo que no es la solución penal la adecuada. Como hemos defendido en este Blog, en un ordenamiento maduro y avanzado, el Derecho Penal debe considerarse una “ultima ratio” adecuado sólo para afrontar problemas que no puedan ser solucionados con otro tipo de responsabilidad.

En nuestro caso, las falsedades deben dar lugar a otro tipo de responsabilidad: la política. Es en este ámbito sonde deben producirse consecuencias. En otro caso, si pretendemos buscar soluciones en el Código Penal, me viene a la cabeza con una sonrisa esa falsa “noticia” del diario digital humorístico El Mundo Today recogiendo unas declaraciones de Rajoy de que seguiría “gobernando desde la cárcel”.

Hemos dicho en otras ocasiones que un buen Estado de Derecho (y no es nuestro caso) no necesita muchas leyes, sino que basta con que se cumplan las existentes. Para ciertas faltas ni siquiera deberían ser necesarias normas jurídicas. En un caso como el que tratamos, como ocurriría en una democracia avanzada, un presidente atrapado en sus mentiras debería marcharse por propia iniciativa, en virtud de un código no escrito de honorabilidad de los políticos por el que esos actos no serían admisibles. La reacción de la sociedad, y de los medios de comunicación no deberían dejar además otra salda.

Pero vemos que no es nuestro caso. Y como no existe ese código de honorabilidad, ni una sociedad estructurada que exija cuentas inmediatas, la solución a estas situaciones debería encontrarse en el ámbito interno de nuestros partidos. Pero tampoco. Éstos no son verdaderamente democráticos sino caciquiles, y por eso tampoco disponen de mecanismos que permitan apartar a un líder que pueda abochornar a sus cuadros y militantes, o incluso llevar al desastre al Partido (como se ha visto en el caso del Partido Socialista con Rodríguez Zapatero).

Por eso tal vez, reconocidas nuestras limitaciones, sería necesaria una ley que estableciera ese tipo de responsabilidad política e inhabilitara para seguir en su cargo al político que incurriera en una conducta tan reprobable. Pero no podemos engañarnos: tal propuesta, lastrada por que tampoco el partido que la propugna ha predicado con el ejemplo, no va a salir. Desde luego, por el juego de la mayoría absoluta del partido gobernante, férreamente controlada. Pero también porque en nuestro régimen las élites que dominan los partidos con poder no tienen interés alguno en aumentar los ámbitos de responsabilidad política (ni ninguna otra) de sus líderes. Los mecanismos de control han sido colonizados y desactivados por la partitocracia. Y no se rectifica, sino que se avanza en este error.

Tal vez, por ello, si se consolida esa impunidad, el sistema no esté sino dando un paso más en su camino de descomposición y de deslegitimación social. Y tal vez en algún momento de ese camino algún básico instinto de supervivencia haga reaccionar a una sociedad tan fatalista y postrada como la nuestra.

30 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Pues a mi me parece una iniciativa excelente. Brillante a pesar de tardía.

    El impeachment es una saludable institución cuando nada menos que un Jefe del Gobierno miente a toda la nación.

    Mentir es un delito para los testigos en un juicio y no veo por qué no debe serlo en un gobierno.
    una de las razones de que tengamos unas instituciones “Subprime” es precisamente que sus cabezas no tienen responsabilidad alguna con respecto a sus electores. Es bochornoso escucharlos en el Parlamentio. Da vergüenza ajena hasta tal punto que lo racional es ahorrarnos su coste y usar, en su lugar, un programa de Software Monclovita y otro por “Autoctonía”

    Entre su Irresponsabilidad Estructural y sus Inmunidades Vergonzosas estamos con un Estado sin la menor capacidad de recibir respeto o el viejo concepto de Legitimidad Otorgada.
    Les queda simplemente el monopolio de la Coacción sobre nosotros y la Ejercen cada día.

    Saludos

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Muy de acuerdo, Manu, en la necesidad de establecer mecanismos de responsabilidad, o incluso impeachment. Lo que no creo es que la solución sea la prisión. Sería más que suficiente con hacer cesar al político que se haya comportado con la indignidad que ha exhibido nuestro Presidente.

    • O,Farrill
      O,Farrill Dice:

      Amigo Manu: La mentira es una cuestión moral y hasta tiene cabida en la confesión de un imputado. A veces se habla de “mentiras piadosas” incluso que impiden hacer daño a los demás. Es una cuestión que depende de cada persona y de sus principios. No podemos seguir “legislando” (aunque lo proponga UPyD) sobre todo lo divino y lo humano. Para empezar debemos tener en cuenta donde está o debe estar la lealtad del parlamentario ¿con sus electores que ni siquiera le conocen? ¿con el partido que le ha colocado en las listas? En esta democracia chapucera que vivimos no todo consiste en engrosar más el corpus legislativo, sino en recuperar personalmente los principios de ética y honestidad que han quedado en la “memoria histórica” de nuestros abuelos. Otra cuestión es la figura de “estafa” que sí puede y debe ser combatida desde las leyes ya vigentes. Lo único que necesita es la valentía de la denuncia….. Ya se sabe aquello de que “en el amor y en la guerra todo cabe”…. pues hay que incluir la actual política en el mismo contexto. El que esté libre de pecado…

  2. Luisa
    Luisa Dice:

    No soy partidaria de engrosar el Código Penal y ni siquiera creo que en EEUU se criminalice. Otra cosa (esto sí deseable) es que se instaure en España un clima según el cual el político que miente no pueda seguir en el poder. Ya vimos lo que pasó con Clinton, quien estuvo a punto de dejar la presidencia por mentir al Congreso (y a la Nación) en una cuestión de su vida privada (relación extramatrimonial). Sus pecados contra el sexto podían perdonársele (la carne es débil…), pero no su gran pecado contra el octavo mandamiento.

    Por lo demás, más pronto que tarde Rajoy tendrá que declarar en el proceso que se sigue contra los Bárcenas de su partido, y allí habrá de responder bajo juramento o promesa, con advertencia expresa de incurrir en las penas del delito de falso testimonio.

  3. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Desde luego, ¡qué vergüenza!
    Mentiras en el Parlamento… ¿a dónde vamos a llegar? En esa Casa de todos, en el Templo de la Democracia, donde jamás se faltó a la verdad, donde los Presidentes de Gobierno en particular nunca mintieron… ¡Rajoy lo he hecho!
    Si fuésemos japoneses deberíamos hacernos el harakiri y no sobrevivir a tanta vergüenza… o mejor el sekkupu, que creo es el indicado cuando ya el honor te ha abandonado del todo.
    Nuestra Democracia, hasta ahora perfectamente impoluta, digna y ejemplar, se ve mancillada con la mentira.
    ¡Esto es el fin! ¡Esto es el acabóse!

  4. JJGF
    JJGF Dice:

    Yo estoy con el autor y en contra de tipificar eso como delito. El problema, por llevar la contraria a Manu, no es la irresponsabilidad de nuestros políticos sino de todos nosotros, electores, que seguimos votando lo mismo a sabiendas de que nos mienten.

    Clinton ganó a Bush padre recordándole que había subido los impuestos cuando se presentó diciendo aquello de “read my lips, no more taxes”. Casi todos nosotros seguiremos votando al PP del falsario Montoro o al PSOE de otras tantas mentiras porque tenemos más tragaderas que los antiguos votantes de Bush padre. Si miento y me siguen votando, por qué dejar de mentir? El problema es que los votantes tragamos!!!

  5. 2renoip
    2renoip Dice:

    Sr Fernando,: Artículos como este o similares, deberían inundar las páginas de las publicaciones nacionales, se pueden entender, comprender y repasar sin sospecha de manipulación creo, pues su lectura me produce una empatía de lo que realmente, estoy viendo en mas de 50 años de vida. Gracias por plasmarlo y espero que los “intelectuales” de turno se decanten de una vez. Lo paso a mis archivos y a los medios. salu2 manel BCN.

  6. Panóptico
    Panóptico Dice:

    Es importante partir en primer lugar, de hechos ciertos e indubitados.

    En la sesión del 01-08-2013, se le preguntaba al Sr. Rajoy en el Congreso (reunido por obras en el Senado) no por su actuación como Presidente del Gobierno, sino que se le preguntaba por hechos -supuestamente- acaecidos y de los que seria responsable, como Presidente y máximo dirigente de un Partido Político.

    Que responsabilidad pueden exigir los Diputados a un Presidente de un Partido Politico -ocupe o no transitoriamente la Presidencia del Gobierno- es la primera cuestión a resolver.

    Otra cuestion -muy distinta- es cuando se le pregunta por cuestiones “de Gobierno”, como maximo representante de la Administracion Publica, segun el art. 97 de la Constitución, entonces las responsabilidades son distintas.

    Se le preguntaba y se queria saber sobre hechos -presuntamente- cometidos por un Ex-Senador, Tesorero, Gerente y trabajador a tiempo completo en los ultimos 25 años de un Partido Politico, del cual el Sr. Rajoy, resulta que lleva siendo dirigente (Alto Cargo responsable) por pertenecer a su Comisión Ejecutiva y ser Presidente del mismo, durante los ultimos 20 años, es decir se le preguntaba por “su gestión” en un Partido Politico concreto y no como representante politico (Diputado, Ministro o Presidente del Gobierno) de los ciudadanos.

    En todo caso, quedo evidenciado de sus respuestas y de lo que conocemos de las declaraciones judiciales de todos los intervinientes, que determinados altos dirigentes del Partido Popular (entre ellos, Rajoy y Arenas) han intentado CHANTAJEAR A BARCENAS Y NO AL CONTRARIO, para que su actuacion procesal ante los Jueces haya sido desde el año 2009, fuese muy distinta a la que mantiene ahora.

    Estos dirigentes del Partido, se unieron todos como una piña contra el Juez “descubridor” al que amenazaron con varias QUERELLAS y denuncias ante todos los Organos posibles (TS, CGPJ, Defensor del Pueblo etc) siguiendo los consejos juridicos del Sr. Trillo (a la sazon negociador del nombramiento de los Magistrados del TS y TC) y ademas “han pagado a un Catedratido de Dº Penal y un Bufete de Abogados reconocido” para defender, no solo al Sr. Barcenas, sino tambien a su esposa (Rosalia) lo cual es muy pero que muy llamativo.

    Le mantuvieron (al Sr. Barcenas) como Senador y como “alto cargo del PP” pagandole el mejor sueldo posible, con Secretaria, coche y sin funcion que realizar, en fin un CHANTAJE en toda regla, mientras que se limitase a decir que los papeles eran FALSOS, seria una persona honorable, cuando dijo que existia contabilidad B, la cosa cambio y ahora veremos como el Sr. Lapuerta (el de los vises) si llega a declarar contra el PP, tambien sera defenestrado.

    Por ello, pese a lo grave de la situación el Sr. Rajoy hablaba en la tribuna del Congreso el pasado día 1 de Agosto, de “sus asuntos del Partido” de su gestion como lider de una formación política y esto creo que no entra dentro de los “hechos enjuiciables” por el resto de Diputados.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      En lo del chantaje a Bárcenas, todo indica que sí, y que estaba recibiendo un pago por su silencio. Se verá.
      Sin embargo creo que todo el asunto sí tiene un interés general y por tanto que puede ser preguntado por ello Rajoy en el Parlamento, aun cuando se refiera sobre todo a su responsabilidad en el partido y no como Presidente del Gobierno. Recordemos que lo que hizo caer a Nixon en el caso Watergate fue su actuación durante la campaña electoral. No cabe duda de que la financiación irregular puede incluso influir en la composición de las cámaras.
      Y, sobre todo, es evidente el interés de la ciudadanía representada (mal que bien) en el Parlamento en saber si al frente del gobierno está una persona capaz de mentir o ocultar la verdad para eludir sus propias responsabilidades.

  7. Juan Ciudadano
    Juan Ciudadano Dice:

    Conviene añadir varias cosas acerca de la veracidad de los papeles de Bárcenas y la mendacidad de Mariano Rajoy:
    1ªEl juez tiene ya acreditada la veracidad de 55 apuntes de la contabilidad b (Diario El Pais 15 de agosto de 2013).
    2ªLa segunda rúbrica que figura en los papeles de Bárcenas es de Alvaro Lapuerta (Diario El Pais 16 de agosto de 2013); por lo que los papeles no solo son de Bárcenas sino también de Lapuerta.
    Así lo acredita un informe grafológico de María del Rosario Casas Bartolomé, perito calígrafo de los juzgados de Madrid y elaborado a instancia de EL PAÍS. La perito coteja en su informe “los visé/rúbricas” que aparecen en los cuadernos manuscritos de Luis Bárcenas, publicados por este periódico el pasado 31 de enero, con la rúbrica que hizo Lapuerta ante el fiscal el pasado 6 de febrero. Y concluye: “Los visé/rúbricas dubitadas [los que constan en los cuadernos], sí han sido realizados por el mismo autor que las indubitadas [las que hizo ante el fiscal], y por tanto, corresponden en autoría a D. Álvaro Lapuerta Quintero”.
    3ª El PP ha estado defendiendo fraudulentamente a Bárcenas en sede procesal hasta que que fue expulsado de la causa en la que se había personado como acusación meses después de saber que tenía más de 50 millones de euros en Suiza (Diario el Mundo 26 de abril de 2013).
    El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha expulsado al Partido Popular como acusación popular en la causa principal en la que se investigan las actividades de la trama ‘Gürtel’, al considerar que durante el procedimiento ha defendido la inocencia de su ex tesorero Luis Bárcenas; su mujer, Rosalía Iglesias; y el exdiputado Jesús Merino. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 pone de manifiesto en un auto que el ejercicio de la acción popular por parte de esta formación política “no resulta congruente” con las actuaciones procesales que ha venido desarrollando desde el inicio de la investigación, en 2008, “en especial en lo relativo” a estos tres imputados.

  8. Puc
    Puc Dice:

    Todo esto es una parte mas de la partitocracia que nos invade. O la sociedad civil reacciona y exige responsabilidades a políticos, partidos y sindicatos o estaremos institucionalizando un poder corrupto y amoral. Lo peor de todo no es que los políticos piensen en sí mismos, lo peor es que nosotros “pasamos” y no levantamos la voz lo suficiente, ni formamos en la familia y en las escuelas verdaderos ciudadanos con convicciones en el corazón y capacidad crítica en la cabeza para regenerar el país. O sea, los políticos son felices en este caldo de cultivo hispano. UPyD parece que tiene buenas intenciones, no lo dudo, pero se queda en eso.
    En todo caso, me ha gustado tu artículo.

  9. Sam
    Sam Dice:

    Que este hombre miente no es nada nuevo.
    Todos sabemos que no solo no está cumpliendo la mayoría de sus promesas electorales, sino que está haciendo exactamente lo contrario de lo que dijo y tan feliz.
    Si eso no bastó para que supiéramos qué pie calzaba, es que no queremos ver de qué calaña son quienes gobiernan este país y qué tipo de ciudadanos lo pueblan.

  10. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Lo triste del caso es que el futuro de Rajoy no depende de Bárcenas, sino de la situación económica. Si salimos de la depresión económica, saldremos también de la mental colectiva y si dentro de un año el balance económico es medianamente presentable, el PP no sufrirá castigo alguno en las urnas, aunque es probable que la abstención roce o pase del 50%, pero eso no tiene consecuencia política alguna.

    Al PP le pasarán factura en las “trascendentales” elecciones europeas, donde el listo de Rajao pretenderá que repitan los que le critican dentro o aquellos a quienes se quiere cargar porque ya no le sirven. No me extrañaría que sería el momento ideal de hacer una lista ilusionante con gente como Ana Mato, Ana Botella, etc., para que se coman el marrón de un mal resultado, mientras que en el PP se hace una “renovación” consistente en poner a los que en las horas duras han demostrado más fidelidad “al Partido”, esto es, a Mariano.

    En cuanto a lo del Código Penal, quizás no se trataría de ir a la cárcel, pero sí de obtener una inhabilitación a perpetuidad para el ejercicio de cargos públicos, por mentir de forma deliberada en asuntos concretos. Esto en España, por razón del principio de legalidad (mal entendido) sólo puede imponerse de ese modo, salvo que fuéramos capaces de imponer a la casta política otro modelo de comportamiento. Pero esto no puede hacerse sin:

    – Desmontar la partitocracia y la sindicatocracia, es decir el fascismo democrático del siglo XXI que es la verdadera naturaleza de nuestro régimen político.

    – Imponer restricciones cuantitativas concretas a la capacidad de exacción fiscal de los políticos y a sus hipertrofiadas competencias sancionadoras.

    – Establecer límites temporales a los mandatos de todos los cargos públicos.

    – Exigir elevados requisitos de preparación y honorabilidad personal a los legisladores y parlamentarios, así como a los miembros de las altas magistraturas del estado.

    – Establecer el derecho de cualquier diputado o senador a acceder a cualquier expediente administrativo, cualquiera que fuera su naturaleza, con excepción de los secretos de estado, que estarían reservados exclusivamente a los miembros de la Comisión correspondiente.

    Lo demás, fuegos de artificio condenados al fracaso.

  11. Jaime de Nicolás
    Jaime de Nicolás Dice:

    A lo mejor es que soy un poco ingenuo, pero una cosa es opinar, incluso contra la más evidente de las lógicas, y otra muy diferente es mentir sobre datos que conoces perfectamente, y sobre los que eres preguntado. En USA mentir es algo muy grave, que trae consecuencias políticas grandes. Si Rajoy ha mentido deliberadamente, a sabiendas, es una persona indigna de ser presidente, y ello siendo consciente de que quizá no hay en estos momentos alternativa a él, pero no se puede consentir de ningún modo esa impunidad jurídica, política y moral en la que se mueve esta gente.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Totalmente de acuerdo contigo, Jaime. Tal vez seamos una sociedad demasiado tolerante con las mentiras, o al menos con las mentiras de los políticos.

  12. Feanaro
    Feanaro Dice:

    Seamos serios. A los politicos del bipartidismo les importa poco si les cesan de sus funciones por haber mentido. Seguiran controlando su partido y pondran otro mono de feria en la poltrona al que controlaran como un satelite. Diganme si es que a Barcenas le ha importado su condicion politica desde que ha estallado el escandalo (que fue diputado, senador, etc.) o si, por el contrario, ha tenido miedo a que le retirasen sus apoyos y terminase entrando en la carcel.

    Pues lo mismo con los politicos del congreso y del senado. Si mentir en sede parlamentaria sobre asuntos transcendentales supone que puedan ir a la carcel (y no solo dejar su cargo), ya veras como les entra el miedo y empiezan a largar todo lo que sueltan.

    La financiacion ilegal no es delito, el enriquecimiento ilicito no es delito, un monton de cosas ilegales no son delito y UPyD ha propuesto añadirlas al codigo penal. Y lo ha propuesto porque los politicos son practicamente inmunes a los delitos y pueden hacer casi lo que se les antoje. Al igual que las otras, si nuestros politicos fueran decentes no haria falta esto, pero visto lo visto, hay que atar en corto.

    Por cierto, me llamó poderosamente la atencion como ha salido el PSOE con la misma idea de UPyD (porque es la misma pero siendo mas permisivos) justo despues de que UPyD la registrara e hiciera publica. Paso lo mismo cuando se hablo de dacion en pago y fresh start, y muchas mas veces. No es realmente curioso que se ponga verde en internet (no digo que aqui) al partido que parece que lleva la delantera en proposiciones serias para controlar la impunidad de politicos y demas mafiosos?

    • Feanaro
      Feanaro Dice:

      Perdon, me deje una cosa en el tintero.
      Quiza en otras circunstancias y en un futuro no sea necesario castigar la mentira penalmente y solo sea necesario politicamente. Pero para eso hara falta que en los partidos se escale por elecciones internas, donde presentarte y votar no necesiten avales, donde te fuercen a dimitir si descubren que eres un corrupto y donde te expulsen del partido por existir irregularidades en el ejercicio de tus funciones.
      Hasta ahora solo UPyD (que conozca) tiene unos estatutos asi y los cumple de maravilla pese a que algunos afiliados no les guste su partido no les ampare ante sus errores y triquiñuelas (y consecuentemente se marchen largando pestes). Si todos los partidos y no solo UPyD fuera asi, otro gallo cantaria en la politica de España.

      • Fernando Rodríguez Prieto
        Fernando Rodríguez Prieto Dice:

        Para cambiar ese funcionamiento y conseguir que todos los partidos actúen con limpieza, democracia y responsabilidad es por lo que apoyamos esta iniciativa: http://porunanuevaleydepartidos.es/
        Por desgracia la mayoría de la gente no es consciente de ese problema.

  13. Jose Luis Correa
    Jose Luis Correa Dice:

    Consulta.
    ¿Cuándo el presidente del gobierno, los ministros, los representantes de las autonomías e incluso los alcaldes y concejales juran su cargo?……..¿Este juramento, no es vinculante para nada?

    Al menos el presidente y los ministros juran ante el rey y los representantes del estado “cumplir fielmente las obligaciones del cargo de …” , “guardar y hacer guardar la constitución como norma fundamental del estado…….

    Y digo yo, pues………. Si no es vinculante este tipo de acto…… ¿ lo es, el juramento que realiza el presidente de los estados Unidos ante un juez del tribunal supremo?

    A lo mejor tendríamos que considerar actualizar el enunciado del juramento de toma de posesión de cargos y ante quien se realiza.

    ¿Sería práctico ?

    Un saludo

  14. JJGF
    JJGF Dice:

    Haciendo abstracción del asunto Bárcenas, lo cierto es que mentira y política han sido, son y serán buenas compañeras. No debería ser así, pero es. En ese aspecto, estoy con lo que dice Arriola más arriba.

    El fin último de un intelectual es la búsqueda de la verdad. El fin último de un político es otro: es conseguir y conservar el poder. No la verdad. El poder ( luego los buenos políticos, una vez que lo tienen, aspirar a mejorar su país, al bien común, pero este ya es otro tema).

    Por eso no es extraño que desde siempre se haya mentido/disimulado para conseguir o conservar el poder…. Qui nescit dissimulare, nescit regnare, creo que decía Plutarco y luego algún rey francés.

    Desde entonces hasta “El arte de la mentira política” que se comenta en este artículo…. (aunque he visto críticas mejores)

    http://elpais.com/elpais/2013/03/19/opinion/1363725340_384464.html

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Cierto que la simulación, las medias verdades o el saber poner el foco donde interesa, forma parte inherente, aunque no nos guste, del arte de la política. Pero otra cosa son las mentiras groseras que tan fácilmente se ponen de manifiesto. Esa actuación demuestra un considerable cinismo. Por una parte se desprecia a la audiencia, en la convicción de que los votantes propios van o bien a tragárselas sin más (¡hay casos!) o bien a disculparlas (ese cuento de la necesaria estabilidad, por ejemplo). Se desprecia también a las fuerzas de oposición, al considerar que que se les puede vencer dialécticamente usando las berzas como arma. Pero sobre todo se degrada el debate político, al sacarlo directamente de la realidad. Es verdaderamente difícil debatir con mentirosos.
      Yo creo que el daño es grave. Y que en el PP deberían ser conscientes de ello.

    • JJGF
      JJGF Dice:

      Yo te reconozco, Fernando, que prefiero encarar una mentira burda, evidente, de la que me pueda dar cuenta de inmediato que una simulación, que una media verdad, bien disfrazada, que se me pueda pillar desprevenido y por ello suponerme un engaño o una traición mucho mayor. (Ya sabes el verso de Antonio Machado: Dijiste media verdad/ dirán que mientes dos veces/ si dices la otra mitad).

      Había un profesor en un colegio que, cuando un alumno mentía o no cumplía sus más elementales deberes, le decía: RESPETATE!!!

      Rajoy ha perdido ese celo mínimo que consiste en que, cuando se miente, o se simula, para que no le consideren a uno un caradura, intenta simular, disfrazar la verdad con astucia. El ya ni se molesta en eso. Nos toma por tontos -siempre nos tomó- pero ahora ya ni siquiera se respeta a sí mismo. Ese punto de vanidad que tienen los muchos políticos que han mentido y mienten de al menos que no les consideren tontos o lerdos. Quee les consideren malos, taimados, golfos, pero nunca lerdos y simplones!
      Pero no, Rajoy ya no se respeta ni a sí mismo y por eso ha bajado ese escalón.

      Por cierto, para los que les interese el tema de cuándo es procedente la simulación en política, no estaría de más echar un rato con la “EMPRESAS POLÍTICAS” de Diego Saavedra Fajardo. Una de las “empresas” va dedicada precisamente a este tema.

  15. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    El episodio, entre lamentable y grotesco, de la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas en la sede del PP añade argumentos, si falta hiciere, en favor de la evidencia de que Rajoy no dijo la verdad. He visto que a pesar de ello en las redes sociales que hay quien sigue creyendo en la palabra del Presidente. Es una pena que esas personas no estén en general muy dispuestas a debatir. Probablemente esos “puntos ciegos” que causan las afinidades políticas merezcan otro post.

    • Juan Ciudadano
      Juan Ciudadano Dice:

      Ya se sabe que no hay peor ciego que el que no quiere ver, y mucho me temo que en España todavía hay millones de votantes del PP y del PSOE que se encuentran en esa situación de no querer ver el grado de degradación de los dirigentes de esos partidos y que les seguirán votarán pese a Bárcenas, ERES, etc..

  16. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Estoy sorprendido de lo mucho que puede dar de sí un asunto como el de Bárcenas, cuando se conocen un montón de ellos en todas las formaciones y organizaciones políticas y sindicales. Por otra parte me encanta la subjetividad con que se tratan estas cuestiones de la “verdad” política, según quien la pronuncie. ¿Creemos que los demás son unos benditos? hace unos años la gente se lanzaba a la calle por la guerra de Irak porque quien la declaró era Bush. Hoy nos encontramos con otra decisión de nada menos que un premio Nobel de la Paz en el mismo sentido y corremos a justificarlo. Ha habido que esperar a las “armas químicas” utilizadas (no sabemos todavía por quien) mientras morían cientos de miles en el mismo conflicto masacrados por armas convencionales que siguen fabricándose en muchos paises libres para mayor gloria de sus economías. ¿Donde está la verdad? ¿Quien tiene autoridad moral para establecerla?

    • Fernando Rodríguez Prieto
      Fernando Rodríguez Prieto Dice:

      Que haya más casos de corrupción, además del de Bárcenas, no quita gravedad a éste. No son sino más síntomas de un sistema que no funciona adecuadamente.
      Este caso, sin embargo, tiene especial gravedad por las personas afectadas, y por su torpe reacción. Parece evidente, según he contado, que Rajoy mintió en el Parlamento para encubrir sus responsabilidades. ¿Cómo reaccionaríamos al descubrir que cualquier persona que administre nuestros intereses tiene semejante conducta? ¿Podríamos seguir confiando en ella? ¿Por qué esas responsabilidades no pueden hacerse efectivas en nuestro régimen partitocrático?
      ¿Y cómo puede creerse que quien busca que la verdad resplandezca se dedique a destruir soportes informáticos que pueden contener pruebas relevantes?
      La verdad puede a veces ser difusa. Pero en otras, como ésta, los indicios apuntan claramente en una sola dirección y son bastante concluyentes. Aunque haya quien insista en no querer verlo, o en creer excusas bastante burdas.

  17. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    Amigo Fernando: No se trata de creer excusas por un tema puntual, sino del descreimiento total sobre la forma y sistema de democracia que, algunos que estuvimos en la Transición desde sus inicios, hemos ido viendo degradarse progresivamente. Todo empezó con las maniobras para eliminar UCD y a quien la representaba en su deseo de cambio para España. Siguió con un PSOE que se llevó por delante con el apoyo más insospechado al socialismo histórico (esos vejetes que aún tenían principios) en Suresnes y se hizo con el poder tras un intento de golpe de estado del que todavía no sabemos las claves. Una etapa felipista muy pragmática donde se eliminaron los sistemas de control internos de las AA.PP. para hacer libre disposición de gasto y dejar a España para que no la conociera “ni la madre que la parió”. Una Constitución consensuada y libre en su interpretación y aplicación como hemos comprobado. Unos poderes sometidos a uno sólo: el ejecutivo y, como consecuencia, unos controles controlados por el que debía controlarse. Unos sistemas de contrataciones públicas que dejan mucho que desear pero también un clientelismo político y personal ajeno a todo criterio libre y objetivo alimentado con las subvenciones…… Quizá la mayor mentira que estamos padeciendo es llamar a esto “democracia”. La iniciativa de UPyD llena de buenas intenciones se realiza desde el propio sistema y por ello no pasa de tener más valor que el testimonial (muy importante para mí, por cierto) al igual que cualquier iniciativa pidiendo a los que hacen las leyes que legislen contra sus intereses. Estamos ante una situación que se agota por sí misma pero que no nos puede asombrar a los que hemos conocido tantos y mayores desmanes que el tan mediático y fácil asunto Bárcenas.

  18. Isma
    Isma Dice:

    El problema, mis queridos amigos, de todos los males de España radica en la educación -la de la escuela y la de casa-. No hay más que fijarse en los países nórdicos, Australia o Canadá, para mí, los espejos donde mirarse.

Los comentarios están desactivados.