Madrid 2020: el fin de un mal sueño

Fue un mal sueño, del que, por suerte, nos hemos despertado. El triunfo de Tokio para organizar los juegos olímpicos impidió que culminara la hipnosis colectiva que un conjunto de dirigentes políticos nos querían inducir con Madrid 2020. Ellos codiciaban eximirse de sus responsabilidades por la grave crisis económica y política a través de una euforia colectiva seducida por un evento deportivo que, como maná venido del exterior, todo lo tapará y de todo les salvara. Los oscuros miembros del COI, que tanto habían agasajado, les han dejado sin su caramelo y mostrado la cruda realidad de nuestro país.

El triunfalismo que vendía la candidatura de la ciudad de Madrid, sobre todo, en los últimos meses, es una muestra de cómo gran parte de nuestra clase política ha perdido el sentido de la realidad y desconoce o prefiere ignorar en su provincianismo qué opina el resto del mundo de España en estos momentos. Un mundo exterior que ve cómo hemos desaprovechado la oportunidad de construir un país sólido institucional y económicamente durante el periodo de bonanza y que se encuentra encenagado en graves casos de corrupción, conflictos institucionales que afectan incluso a su integridad territorial, un bajo nivel educativo y una profunda crisis económica que, tras cinco años, ha dejado duras consecuencias en términos de empleo y renta.

El desnortamiento y la ceguera de esos dirigentes españoles, que ha inducido a muchos ciudadanos a creer que los JJ.OO. estaban en el bolsillo y que eran lo que más nos convenía para salir de la crisis, se ha visto ayudado por la complacencia de una sociedad civil débil y un periodismo que en su mayoría se ha comportado en este asunto más como un hooligan que como un informante veraz e imparcial. Una sociedad civil más fuerte y menos influenciable hubiera exigido más transparencia y que los recursos siempre limitados se dedicaran a otros fines más esenciales: educación, sanidad y reforma de nuestras instituciones.

La prensa también ha fallado. Sea porque se haya dejado llevar por un patrioterismo mal entendido o por sus propios intereses –unos juegos podrían suponer dinero en publicidad y más audiencia- o por ambas cosas, no ha cumplido con su función. No han informando sobre la realidad del estado de realización de la candidatura, que no tenia el 80 por ciento de las infraestructuras construidas; tampoco han sabido contextualizar la actual situación española en el mundo y relatar como se ve el país desde fuera; o explicar el coste de oportunidad que la concesión de los juegos implicarían para el país, por tener que renunciar a otras políticas más provechosas. En suma, han hecho suyo acríticamente el lema de que Madrid y España necesitaba los juegos, siguiendo la juerga a un poder político que era quién realmente los necesitaba para ocultar su mala gestión del país.

Ha quedado claro que la apuesta por Madrid 2020 fue equivocada, aunque pocos fueron los que se opusieron a ella desde el principio –UPyD lo hizo con mociones e intervenciones en el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid-. Lo lógico hubiera sido que el año pasado, como Monti hizo con la candidatura de Roma, el presidente Rajoy hubiera obligado a la endeudada ciudad de Madrid a retirarla. Se habría evitado la decepción de muchos ciudadanos, que no se merecían otra más; someter a España de nuevo a hacer manifiesta su debilidad internacional; y gastos inútiles. Aunque hay que reconocer también que ha tenido un efecto positivo: descorrer el velo ante muchos ciudadanos de la forma en que en España se maquilla y oculta la verdad. Viendo la actuación de sus dirigentes habrán podido darse cuenta de su falta de ambición por el país y de cómo antepusieron sus intereses a corto plazo a los de los ciudadanos. Un retrato que afecta especialmente a los políticos madrileños del Partido Popular.

El momento postolímpico no pude ser sólo un rasgarse las vestiduras. Es hora de actuar responsablemente y de que los cargos públicos del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid empiecen a dar cuentas del coste que han supuesto las tres candidaturas fracasadas y de la solvencia de los informes que encargaron para avalar la última. Quedan muchas preguntas por resolver. Entre ellas por qué la delegación española en Buenos Aires era con mucho la más numerosa. Un símbolo del despilfarro al que se nos tienen acostumbrado.

Pero como a veces no hay mal que por bien no venga, la ducha de realidad a la que nos han sometido quizás nos permita, por fin, centrarnos en nuestros principales problemas para mejorar la vida de los ciudadanos y tener de nuevo crédito internacional. Resolverlos no es tarea fácil: exige tesón, capacidad y verdad. Podemos afrontarlos todos juntos. Si lo hacemos, tendremos un mejor futuro.

19 comentarios
  1. FBR
    FBR Dice:

    Buen artículo que agradecería tuviese su continuidad con una exposición más detallada de “la maniobra” olímpica madrileña-española. No hay que quedarse en la epidermis; ya está bien de que todos estos asuntos pasen de largo sin responsabilidades. La candidatura estaba inflada de mentiras, engaños, tergiversaciones, encuestas tramposas…, y de palmeros, viajes gratuitos, agasajos por doquier…. Al menos que se justifiquen.
    Eché mucho de menos este tipo de comentarios y artículos antes de la “bendita decisión” del COI.

  2. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Todos hemos echado de menos este tipo de artículos antes de la decisión del COI, aunque en twitter eramos clara mayoría los que estábamos en contra, sorprendentemente (o no) los medios “convencionales” han sido totalmente acríticos. Aquí tienen en cambio la entrada (leídisima) de Jesús Fernandez-Villaverde en NeG antes de la decisión. No tiene desperdicio. http://www.fedeablogs.net/economia/?p=32585

    • arcimboldo
      arcimboldo Dice:

      La unanimidad a la búlgara sobre este tema en los principales medios de comunicación españoles pone de manifiesto cómo el ensimismamiento del establishment ha contagiado incluso al otrora llamado cuarto poder.
      ¿Qué esperanza nos queda a quienes queremos saber la verdad de las cosas? Pues los blogs independientes y algo de la prensa extranjera…

  3. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Magnífico artículo y excelentes comentarios los que preceden a éste. Por otro lado, la organización de las olimpiadas en Madrid habría dado lugar a una nueva irrupción de organismos, asesores, comisiones, observatorios, agencias y tinglados en que colocar acólitos, ¡con el trabajo que ha costado suprimir entes innecesarios (defensor del menor, agencia autonómica de protección de datos, defensores del pueblo autonómicos, etc, etc)!

    En la actual situación de España no podemos permitir este dispendio de cargos inútiles y redundantes, que además surgirían con vocación de permanencia tras el año olímpico.

    Por lo demás, las secuelas de la olimpiada de Barcelona y la Expo 92 de Sevilla, que arrastraron al país a otra crisis económica en los años 93 y siguientes, no auguraban nada bueno para el Madrid post-olímpico.

    Ahora que el mundo ha pasado olímpicamente (nunca mejor dicho) de nosotros, es el momento de pensar en clave interna y resolver nuestros propios problemas, y en particular los de Madrid, cuya gestión deja mucho que desear como se ha visto en (entre otros) las ramificaciones madrileñas de la trama Gürtel y en los casos Funespaña y Madrid Arena.

  4. Socio civil
    Socio civil Dice:

    Bueno, veo que ya ha empezado el momento de hacer leña del árbol caído… Sólo unas consideraciones

    El “triunfalismo” de la candidatura de Madrid, venía entre otras cosas de las notas del Comité de Evaluación del COI que dio a Madrid la nota máxima frente a las otras dos aspirantes, lo que ponía a la candidatura en muy buena disposición, al menos de disputar hasta el final el partido.

    Es difícil establecer una relación causa-efecto entre la “situación” y “debilidad internacional” del país o la calidad de sus políticos y la decisión del COI, aunque sea útil políticamente. Pensemos que en la última elección para los Juegos de Invierno, la candidatura (potentísima) de Munich fue barrida por una ciudad surcoreana o en la elección para 2016, Chicago cayó a las primeras de cambio.

    En cuanto a lo de la prensa, tal como funciona es lógico, pero además, hay que pensar que la mayoría de los madrileños estaba a favor de la candidatura, aunque algunas élites preclaras y desinteresadas siempre se opusieron buscando el bien común (claro…). Y prueba de que la mayoría estaba a favor es el clima de decepción que se creó. Leyendo a algunos debería haber sido de euforia por la derrota…

    Lo de que la delegación española era la más numerosa… Eso es, por decirlo suavemente, una inexactitud. La de Tokio era muy superior.

    Por cierto, aprovecho para poner un enlace de un medio extranjero y de prestigio como es la BBC del día anterior a la votación, titulado Olympics: How Madrid has edged ahead in 2020 host city vote http://www.bbc.co.uk/sport/0/olympics/23973059

    Por lo del triunfalismo sin base y tal.

    Finalmente, un ruego, o mejor dos: el primero es que por favor, dejen de mentar a la sociedad civil, porque en la sociedad civil hay de todo y por ello, no es un todo uniforme, con lo cual arrogarse el poder de hablar por ella, cuando no de representarla, sólo delata la prepotencia de quien lo hace y , que yo sepa, los políticos, con todos sus defectos, han sido elegidos, a diferencia de los autoerigidos portavoces de la sociedad civil, a los que nadie les ha dado ninguna representatividad, más que la que se arrogan.

    Y, por último, para los responsables del blog, con el cambio de diseño han cambiado los colores y en la cabecera, sobre el fondo oscuro, han puesto dos bandas móviles, una amarilla y otra de un color indeterminado que no sé si quiere ser rojo, para en conjunción con el amarillo referirse a la bandera o es más bien morado. No se corten, pongan el color magenta. Quedaría muy propio para este blog que quiere ser puramente jurídico y sin ningún sesgo político (claro…)

    • Páradox
      Páradox Dice:

      Estimado Socio Civil. Algunas precisiones. Nadie ha dicho en este post, ni creo que en ningún otro del Blog, que represente a la sociedad civil. Otra cosa es lamentar su debilidad y sometimiento por el poder, que es cosa distinta. A ver si esa evidencia tampoco va a poder decirse.
      En cuanto a sus irónicas críticas, recuerdo al menos un post de Fernando Rodríguez Prieto que criticaba una iniciativa política del partido que, según su expresada opinión, controla este blog. Un poco raro.
      Supongo, por lo que yo leo, que aquí tienen cancha todos los que defienden un buen Estado de Derecho y una democracia sana. Por desgracia ello no puede hacerse sin un enfoque crítico y regeneracionista de nuestra penosa situación actual. Es triste que ese enfoque sea raro encontrarlo en los partidos con poder, e incluso esos raros ejemplares supongo que serán remisos a publicar aquí sus ideas. Pero supongo que no habría problema alguno para ello. Si me equivoco, que alguno de los Editores me corrija.
      En fin, que tal vez usted esté contento con la situación de nuestro país, con la calidad de nuestros gobernantes, con el lustre de nuestras instituciones, y con tener una sociedad civil débil e inmadura. Tal vez incluso defienda la situación de nuestra economía, nuestros altos impuestos y lo que recibimos a cambio. Y hasta esa menudencia de los 6 millones de parados. Tiene que haber gente para todo. Pero entienda que haya quienes no compartan su defensa de este status quo.
      Un atento saludo.

    • Aloe
      Aloe Dice:

      hay que pensar que la mayoría de los madrileños estaba a favor de la candidatura…

      ¿Por qué hay que pensar eso? ¿Porque es lo que nos han vendido institucionalmente con ayuda de alguna encuesta tramposa?

      No tengo datos fehacientes para saber cuantos madrileños estaban a favor y cuantos en contra. Ni yo ni nadie, porque esa es una de las cosas que se han manejado más cuidadosamente: la ausencia de debate público, de cifras, de costes, de detalles, de exposición de opiniones diversas… y de encuestas fiables y bien hechas.

      Lo que sí puedo decir es que de las personas que conozco, quienes manejan un poco de números y conocen aunque sea en grandes cifras la situación del Ayuntamiento de Madrid, estaban en su mayoría en contra.
      Y quienes estaban a favor (a veces con razones que yo también compartiria en otras circunstancias, que no somos de piedra y unos Juegos en casa hacen ilusion) o no viven en Madrid y están bastante ajenos al detalle de nuestra ruina, o son mayoritariamente anuméricos y desinteresados de los asuntos públicos (salvo el fútbol).
      Esto no son datos, son anécdotas, desde luego: Y es que datos no tenemos, y no por casualidad.

  5. José María de Pablo
    José María de Pablo Dice:

    Sinceramente, creo que la candidatura olímpica de Madrid no era tan descabellada como interpreta este artículo. Los informes de los técnicos del COI pusieron a Madrid 2020 la mejor nota, por delante de Tokyo y Estambul. En otras palabras, desde un punto de vista puramente técnico, Madrid era la más adecuada de las tres para organizar las olimpiadas. Partiendo de este dato, creo que el optimismo previo a la decisión del COI estaba justificado.

    Quizás no se tuvo en cuenta que los miembros del COI no votan en función de qué candidatura es mejor (ni Río ni Londres, que yo recuerde, tenían tampoco la mejor nota técnica cuando ganaron) sino en función de otro tipo de intereses.

    A lo mejor soy un irresponsable. Pero me encanta el deporte, y me hubiera hecho muchísima ilusión que mi ciudad albergara el mayor acontecimiento deportivo del mundo, como son unas olimpiadas.

    Ya lo he dicho. Ahora me pongo el casco…

  6. SantiArq
    SantiArq Dice:

    Tan injustificado era el maná de unos como la lluvia de azufre de otros. Unos juegos bien planteados tienen a medio plazo efectos dinamizadores y de progreso sobre las ciudades y regiones que saben gestionarlos bien; se ha constatado. Entre los detractores no se ha prodigado la crítica documentada sino la literatura apocalíptica.

  7. Curro Arriola
    Curro Arriola Dice:

    Ya han salido dos motivaciones para la candidatura:
    1.- Tapar la desastrosa situación actual con “opio” para el pueblo.
    2.- Aprovechar los JJOO para colocar amiguetes y amantes.
    Yo, que soy muy mal pensado (porque me han enseñado a serlo a base de palos) añado una tercera; como mera hipótesis:
    Los JJOO conllevan ingentes obras. Costosísimas. Y ahí, ahí es donde se mueve como pez en el agua nuestro político español medio. A la hora de lograr -por diversas vías- que parte de ese dinero pase a su bolsillo particular. Las obras son su especialidad.
    Por una vez, el “ajo, agua y resina” se lo aplican los políticos. La falta de costumbre les hace llorar a moco tendido por la tele. Normal. Pero animaros, compañeros; el resto de los españoles, cada día, nos toca bailar con la más fea. Vosotros es solo esta vez. Noós preocupéis y enjugad vuestras lágrimas. Que con lo bobos que somos os seguiremos votando (basta con que saquéis temas como el IBI de la Iglesia o la Memoria Histórica, que tanto nos enardecen) y seguiremos votando a la contra, con las tripas, y –claro- a los mismos. Y vosotros ya encontraréis “cosillas” con las que resarciros. Con el aplauso y el oe oe oeeeee generales (iniciado por los medios).
    De momento, ya hemos conseguido, para 2017, ser “capital mundial del orgullo gay”. http://madrid2noticias.net/n-11393-3-Madrid_sera_capital_mundial_orgullo_2017
    Consoláos…

  8. Euribates
    Euribates Dice:

    Respondiendo a Socio civil:

    “un enlace de un medio extranjero y de prestigio como es la BBC del día anterior a la votación, titulado Olympics: How Madrid has edged ahead in 2020 host city vote http://www.bbc.co.uk/sport/0/olympics/23973059
    Por lo del triunfalismo sin base y tal.”

    Pero, alma de cántaro (con perdón)… ¿tú has leido al artículo, o te quedaste sólo con el titular?

    “The bookmakers’ favourite is Tokyo. It also enjoys a narrow lead in the Around the Rings Olympic Bid Power Index, and Livingstone’s BidIndex, two mathematical models that rank the merits of each bid”

    ”Tokyo has sound finances, good organisation and the most compact bid in terms of venues”

    “Madrid’s no-frills budget also draws attention to its Achilles heel, Spain’s arthritic economy.”

    “I’m not sure how IOC members will feel about giving the Games to a country in recession and with youth unemployment figures that bad”

    En mi opinión, las olimpiadas 2020 en Madrid habrían significado una ruina para la mayoría y la salvación para unos pocos, justamente los que menos se la merecen. Gracias a Annie Bottle por su “fluido y natural inglés”, me gusta pensar que esa fue la gota que colmó el vaso del despropósito.

  9. FBR
    FBR Dice:

    Para tener motivos para no querer los juegos olímpicos, basta con mirar hacia los que iban a gestionarlos. Aunque quizás no seamos capaces de verlos a causa de la sombra de la sospecha que se cierne sobre muchos de ellos. ¿Se pretende que gestionen los juegos personas señaladas en tramas de corrupción?. Y eso sumado a su demostrada capacidad como gestores.
    Independientemente de lo anterior, la situación económica no parece la más adecuada. No creo que sea necesario traer aquí las continuas declaraciones de los ministros justificando los recortes por la falta de liquidez. Ya hubo una atleta marroquí miembro del COI que se lo recordó a la delegación española.
    Primero habrá que ordenar el país, y luego ya será tiempo de festejos y eventos varios. Ahora es volver a colocar recursos escasos en manos de quienes han demostrado lo que han demostrado.

  10. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Ni me gusta el deporte profesional (hoy las olimpiadas lo son) ni creo que los políticos de otros países aborden el corrupto circo olímpico con motivaciones muy distintas de las que se sospechan de nuestros políticos.

    El espíritu deportivo es anónimo, privado e íntimo. Es un esfuerzo –individual y colectivo– físico y mental que como tantas otras cosas valiosas hemos prostituido y mercantilizado, –valga la redundancia.

    En mi vida anterior tuve que preparar buena parte del concurso para los servicios informáticos de una olimpiada. Y perdí. Es decir, “perdimos”, pero toda la parte financiera de la propuesta era mía.

    Estábamos seguros de que íbamos a ganar.
    Las aplicaciones estaban a punto o requerían muy poca inversión y se habían probado con gran éxito en muchos eventos por el mundo, los equipos físicos de comunicaciones y humanos eran excepcionales (muchos de ellos de instituciones públicas de los organizadores que eran clientes nuestros) y, de regalo, nuestra oferta era económicamente imbatible. Por una “minucia” de unos 60 M de Dólares de la época (una pasta).

    Pues resultó que nos ganó otro excelente competidor con una oferta comparable, pero sin las aplicaciones y a un coste de….. unos 100M de $.

    Algún lector es posible que recuerde perfectamente el chasco global y los detalles. Lo afrontamos deportivamente y estudiamos la propuesta del ganador.

    ¿Dónde estuvo su acierto? Incorporaban en su oferta la subcontratación local (en la ciudad olímpica) del desarrollo de las aplicaciones y para ello habían reservado unos 30 o 35 M de $.

    Este pequeño detalle explicaba por qué eran mucho más caros y por qué se les adjudicó aquel concurso olímpico que se adjudicó con criterios “olímpicos”

    De esto hace años, claro, pero así son muchas cosas.

    Dicho lo cual creo que España debe volver a presentarse como demostración de si tenemos algo en el alma colectiva o estamos ya fuera de circulación como nación.

    Saludos

  11. Luis Villameriel
    Luis Villameriel Dice:

    ¿Qué naturaleza jurídica tienen los Juegos Olímpicos? Parece que son una franquicia cuyo titular es el COI, organización privada con sede en Suiza.
    Que me perdonen los amantes del deporte pero quizá –en términos jurídicos- conseguir que los Juegos se celebren en tu pueblo es lo mismo –en términos jurídicos- que conseguir que se celebre en tu pueblo la final de “Miss Mundo” u otro evento similar.
    Bromas aparte, quiero plantear la enorme discordancia que supone el que el “Movimiento Olímpico” sea gestionado a título de propietario, por una organización privada como es el COI. El Movimiento Olímpico concita un interés mundial, y tiene más que evidentes consecuencias políticas. No hay más que ver el devastador efecto entre nosotros de la reciente derrota de Madrid.
    ¿Es sensato que varios Jefes de Estado pujen ante una organización privada –el COI- para obtener la concesión de la franquicia –organizar una edición de los Juegos- para su país?
    Sería sensato si se conocieran las reglas de la subasta o concurso. Por muy privada que sea la naturaleza jurídica del concedente de los Juegos, nadie concurre a un proceso selectivo sin saber los criterios que determinarán la selección.
    ¡Sería como un Tribunal de oposiciones sin temario, o un contrato administrativo sin pliego de condiciones!
    Algo así sospecho que es la adjudicación o concesión del derecho a organizar una edición de los JJ.OO.
    Y además, el mero hecho de presentarte ante tal concurso y ante tal tribunal inescrutable como es el COI, pues genera gastos, los cuales no se reembolsan, por supuesto.
    ¿Debe funcionar así el deporte organizado que llamamos Movimiento Olímpico?

  12. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    No olvidemos que todo empezó con el Sr. Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid y entonces nadie pronosticó su caída política. Los lamentos vinieron de todos los que -supuestamente- se iban a forrar con las infraestructuras, publicidad, “merchandising”…. y que se encontraron con un palmo de narices. Los Juegos Olímpicos concebidos sólo como negocio y perdiendo de vista su concepción original, no puden ser más que un “nicho de negocio” para los instalados en los aledaños del poder: concesiones, obras, contratos, nombramientos….. Estoy de acuerdo con el autor del post: ¡de buena nos hemos librado! De otra estructura político-administrativa con sus cargos, gastos, comidas, personal de confianza, edificios, coches, despachos…. ¿La inversión necesaria justificaba los supuestos beneficios? Una última cuestión: Posiblemente la actual alcaldesa de Madrid se lo encontró preparado….

  13. Ramón Marcos Allo
    Ramón Marcos Allo Dice:

    Gracias por los comentarios de todos. Socio Civil considera que Madrid tenía una excelente candidatura y grandes oportunidades de ganar. Cada uno puede creer lo que quiera, es libre. Pero la realidad de la votación ha demostrado que Madrid tenía pocos apoyos. Y las razones son objetivas: una compleja situación económica del país y un desprestigio internacional por ella y por la forma en la que la hemos afrontado. No me arrogo la representación de ninguna sociedad civil. Ahora, un país que no haya tenido más organizaciones, personas de prestigio, etc. que hayan dicho que no era el momento de pedir unos juegos, sino de centrarse en resolver nuestros graves problemas y elegir bien las prioridades de las políticas públicas muestra una gran debilidad. Y es una de las razones de que gobernantes que se han equivocado gravemente en sus políticas o han cometido graves casos de corrupción puedan seguir campando a sus anchas, como si nada pasara. Otra, la cantidad de gente que en España desecha el uso de argumentos para tratar de imponerse con ataques a quien emite el mensaje, simplemente porque no le agrada. Así, es difícil tener una debate racional.

Los comentarios están desactivados.