El “Coste de la No-España”

Hace ya más de diez años que el periodista Miguel Ángel Aguilar, inspirado por el informe que Paolo Cecchini hiciera en 1988 sobre el coste de la no-Europa, postulara en un artículo publicado en “El País”, por la necesidad de que en España se redactara también un informe sobre el coste de la No-España. Entonces el objeto de preocupación se residenciaba en el País Vasco, ahora nos lo encontramos en Cataluña.

El fin de semana pasado pude leer el documento sobre “El coste de la No-España: Razones para un proyecto de vida común” que fue presentado la semana anterior en el Circulo de Bellas Artes y que, salvo algunas referencias en el El Mundo, Vozpopuli o el Imparcial, apenas ha tenido reflejo en los medios de comunicación.

Aunque a título individual han surgido trabajos analizando el problema desde diversos ángulos, destacando desde mi punto de vista el “Informe sobre España” de Santiago Muñoz Machado (Ed. Critica, 2012), desde los think-tanks vinculados a los principales partidos nacionales o a las instituciones oficiales solo se ha abordado el tema de manera tangencial y, salvo error en mi búsqueda, ni FAES ni Ideas han publicado un documento con la profundidad de éste que comentamos. Lo cierto es que esta inactividad, de una manera u otra, ha provocado que ante lo univoco del mensaje a favor de la secesión catalana, una parte muy importante de la sociedad española, dentro y fuera de Cataluña, nos planteemos ese evento como posible y que incluso, cada vez sea creciente un sentimiento de hastío dentro de lo que se denomina “resto-de-España” que incide en un desapego evidente.

Desde esta perspectiva, este trabajo adquiere su auténtica importancia y aunque la obra no esconde su carácter de documento de partido, ya que está patrocinada por la Fundación Progreso y Democracia vinculada a UPyD, y muchos de sus autores tienen la condición de cargos electos de este partido, se trata de un trabajado informe realizado con un enfoque académico y que encuentra su auténtico valor añadido en los artículos o ensayos que a lo largo de más de 200 páginas, se dedican a desmontar de manera sistemática y con apoyo en numerosas referencias bibliográficas el argumentario nacionalista.

Así, tras un prólogo firmado por Fernando Savater, Ramón Marcos, Letrado de la Administración de la Seguridad Social y, actualmente, diputado a la Asamblea de Madrid, acomete un documentado trabajo sobre “las razones del éxito del nacionalismo disgregador” en el que combinando su experiencia vital en Cataluña y numerosas referencias, analiza desde un punto de vista sociológico y político el éxito que, hasta ahora, está tenido el experimento social que los nacionalistas están llevando a la práctica debido en parte a aciertos propios de su estrategia y, en parte, a la parálisis cómplice de los gobiernos de España.

A continuación se presenta un repaso histórico realizado por los profesores Gabriel Tortella y Clara Eugenia Núñez (“Más de 500 años juntos: síntesis de la evolución histórica de Cataluña, País Vasco en España”), donde se pone de manifiesto nuestra larga y conocida historia común llena de encuentros y de algunos desencuentros, estos últimos magnificados y tergiversados por la historiografía catalana reciente.

En el tercer artículo, de nuevo Ramón Marcos, junto con A.G. Ibañez abordan la cuestión “del contenido real del Derecho a decidir: un patrimonio común de todos, no fraccionable”, en el que de manera razonada se desmonta la falacia del pretendido derecho a decidir del pueblo catalán como un presupuesto inatacable de democracia.

El profesor barcelonés de la Universidad de Edimburgh, José V Rodríguez Mora, analiza desde un punto de vista económico -y no sin cierta ironía-, los costes transitorios de la independencia y presenta un modelo en el que, teniendo en cuenta el comercio internacional normal entre países vecinos y amigos y algunas experiencias recientes de disgregación amistosa de países, considera que lo normal sería que se produjera una disminución muy relevante de la actividad económica catalana tras la separación y la pérdida de un mercado difícil de recuperar o de compensar, desmitificando con un modelo económico cuantificable la arcadia feliz que otros expertos auguran.

El actual eurodiputado Francisco Sosa Wagner, junto con la catedrática en Derecho administrativo Mercedes Fuertes analizan los costes políticos e institucionales de la separación, entrando incluso en la política ficción del día después de la independencia.

Un enfoque psicosocial del problema es el que se ensaya en el trabajo suscrito por el catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma, José M. Fernández Dols y por el también psicólogo y concejal del ayuntamiento de Madrid Jaime Mª Berenguer.

El coste lingüístico y cultural es abordado por el filósofo Aurelio Arteta y el abogado Enrique Helguera haciendo especial hincapié en el tratamiento del castellano en Cataluña y el perverso enfoque hacia ciertos elementos culturales compartidos a lo largo de la historia que actualmente son ignorados cuando no perseguidos por las autoridades autonómicas catalanas.

Concluye la obra con breves artículos a cargo de Martínez Gorriagán, Rosa Diez y Vargas Llosa,, donde a modo de colofón desarrollan sus ya conocidos argumentos respecto a la cuestión catalana, y con una abundante bibliografía en donde se recogen las fuentes utilizadas en los diversos ensayos.

Prácticamente en su totalidad, el contenido de la obra rezuma sentido común y podría ser suscrito en su mayor parte tanto por quien pueda sentirse afín al PP como afín al PSOE. De hecho, desde mi punto de vista, la gravedad del problema debería haber favorecido que una obra de estas características naciera con el patrocinio común de varias fuerzas políticas y no solo de un partido político cuantitativamente menor. Sin embargo tal y como esta la situación política en este país ahora eso es como pedir peras a un olmo.

En cualquier caso, este informe, huye tanto del cómodo refugio retórico de la sacralidad de la Constitución de 1978 como de la presunta eficacia mágica de la palabra “federalismo” y sobretodo apela, como en su título se indica, por rescatar las razones que aunque siempre han estado ahí parecían olvidadas, y demuestran la existencia de una auténtica Nación española que engloba realidades sociales, históricas y culturales diversas, pero unidas por unos lazos de todo orden que solo forzando las cosas pueden llegar a romperse. Todas ellas, en realidad, son razones que perfectamente justificarían que este debate que tanto nos preocupa ahora no se hubiera abierto nunca si no fuera por los intereses de un sector minoritario muy interesado en desatar esta dinámica.

Este informe merecería tener una distribución adecuada y permitir su difusión completa, sin embargo, en la versión que me han proporcionado carece de ISBN y de depósito legal -de hecho el único copyright corresponde a la ilustración de la cubierta-, por lo que no puede calificarse como un libro propiamente dicho, por lo que esta versión difícilmente podrá llegar a las librerías. Esperemos que este error se subsane y se facilite una divulgación que vaya más allá del consumo interno dentro de un concreto partido político.

8 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Buenos días.

    No he podido acceder al enlace en el que debiera aparecer el coste de la No-España pero me gustaría hacer algunas observaciones dado que se menciona el informe Cecchini promovido por Delors para defenderse de los ataques a la Unión Europea a finales de los 80.

    En ambos informes es posible que se cometa un error estratégico: Tratar de combatir una emoción con una cuenta de Pérdidas y Ganancias sin ofrecer una emoción alternativa.

    Esencialmente vienen a decir, “no te dejo porque sería más pobre sin ti” bien entendido que “si fueras a ser más pobre te dejaría plantad@”.

    En este enfoque reside un enorme problema de la UE que a mi modo de ver terminará por destruirla.
    La estamos “construyendo” pensando que damos un braguetazo (con perdón) y la realidad, como en la vida, nos viene a decir que esa no es forma de construir nada serio ni humanamente decente.

    Por otra parte el proceso Europeo es de Construcción, mientras lo que que al amparo de esta constitución se está haciendo con España es de Destrucción, de Fragmentación.

    Los costes de ambos procesos son de naturaleza muy diferente.

    El Informe Cecchini plantea cuatro bloques de costes. De dirección contraria a los nuestros interiores.

    (a) Trámites fronterizos y aduaneros.
    (b) Apertura de los procesos de Compras Públicas a la Competencia,
    (c) Liberalización e Integración de Mercados Financieros.
    (d) Los efectos de políticas de Oferta (Supply side) en la conducta estratégica de las empresas en un nuevo entorno competitivo.

    Es decir, un enfoque parcial que, por muchas razones, el tiempo no corrobora.

    Por ejemplo, los costes de Schengen son monumentales para España donde hoy se refugia una población comunitaria de casi el millón, por la sencilla razón de que en su país de origen, comunitario, no se dan las pensiones de renta social básica ni la sanidad que aquí reciben. Pregúntenles a los pobres.

    ¿Qué Europa es esta? Ninguna, un engaño.

    Buena parte de nuestro déficit y de nuestro Paro Industrial es debida a la entrada en una UE que no asume los costes que produce porque no ofrece lo primero Unión Política (mismos derechos y obligaciones concretos) que es la principal y sin la cual el resto es un engaño.

    El proceso es España es al Revés.

    Teníamos una Unidad Política (por cierto: Población de Bilbao en el siglo XIX, 15,000 habitantes. Población de Cataluña en el XVIII, 375,000 habitantes). ¿Qué “vascos”? , ¿qué “catalanes”? Un cuento chino de trileros.

    ¿Cómo no se explican cosas tan básicas y tenemos que tragarnos tanta falacia?

    Y, por cierto, España (Spaniae) tiene bastante más de 2000 años. Sólo a los correligionarios de Delors interesa hacer creer que somos tan recientitos como Francia o Alemania.
    Suresnes 1974 no es ajeno en absoluto al desastre.

    Ojo al relato porque frecuentemente usamos la semántica de los malos.

    En cualquier caso tenemos la experiencia de la separación con Portugal que nos ha costado tanto a ambos.

    Saludos y gracias

  2. Eliseo
    Eliseo Dice:

    El problema con UPyD es que cada vez es más un partido que ofrece gato por liebre. No ya entre lo que dice y lo que hace, sino también entre lo que dice y lo que se plasma en sus documentos oficiales. Y desde luego lo que dice gente cercana a UPyD y lo que esta defiende. Por desgracia tampoco puedo acceder al enlace del documento, pero tengo muy claro que las propuestas y los análisis sobre la lengua de Aurelio Arteta poco (me atrevería a decir que nada) tienen que ver con las propuestas que sobre dicho asunto figuraban en la ponencía política del reciente congreso de este partido que -según dicho documento- se reducen a que “están en contra de la discriminación por motivos lingüisticos”, lo cual es decir muy poco. También los nacionalistas catalanes están en contra y por eso defienden la normalización (sic).

  3. Sandic
    Sandic Dice:

    Pues honestamente, creo que con ésto han hecho un trabajo impecable. Incomprensiblemente, uno no llega a entender cómo algo así, un estudio cargado de razones y afirmaciones bien documentadas, no haya tenido una mayor repercusión pública (luego Rajoy dice trivialidades para las NNGG y falta telediario).

    Para los que no puedan acceder al enlace:

    1.- Versión resumida de VozPopuli (17 páginas): Resumen.pdf

    2.- Vídeos de la ponencia (Índice + 8): Lista Vídeos

    Espero que de algo sirvan. El de Sosa Wagner y el de Dols harían replantearme dos veces tanta necedad.

    No obstante tampoco tengo demasidas esperanzas. En Twitter Gorriarán puso el de Dols, y un comentario fue:

    Un pseudocientifico, delirante de nacionslismo tipicamente español. Infumable. De pena.

    Lo que tristemente no hace más que acreditar su intervención.
    Un saludo.

    • Carlos
      Carlos Dice:

      Me sorprende el comentario de Eliseo. Uno podrá estar a favor o en contra de lo que postula UPyD pero lo que yo aprecio de este partido es precisamente la gran coherencia entre lo que leo en su página web y en sus blogs y lo que defienden en las distintas cámaras de representación. Puede ser mejorable, no lo dudo, pero incomparable con otros partidos. ¿Podrías darnos algún ejemplo concreto?

      Por otro lado, y no añado nada nuevo, es lamentable la actitud dimisionaria de PP y PSOE en este asunto, y no creo que Suresnes sea la explicación francamente, como tampoco creo, aunque me gusten los comentarios de Oquendo, que sea creíble defender la unidad social y política de España desde hace 2000 años, a mí eso me suena a esencialismo, algo difícilmente objetivable.

  4. KC
    KC Dice:

    Miren: ni Historia, ni lengua, ni sociología, ni naciones, ni ciudadanos, ni sociedades. Lo único que habría sería un cambio de collares -¿banderas?- con diferentes perros, que seguirían siendo igual de perros. Es bastante curioso que parte de la izquierda y la derecha catalanas se pongan de acuerdo para según qué cosas. Aunque obviamente su derecho tendrán a decidir. Que supieran bien lo que deciden y por qué lo deciden es algo que no creo que lo sepan ni ellos. Ni siquiera veo que quieran gestionar mejor Cataluña. Y si lo veo, no me lo creo. Lo que veo son unos tipos frotándose las manos y poco más. Nunca antes las bolsas de basura atravesarían tantos aeropuertos. Lo de Cataluña es un eufemismo, como lo es España para algunos.

  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hola, Carlos.

    Es cierto que el concepto de nación-política surge con la revolución francesa para sustituir las viejas lealtades, Dios y Rey esencialmente, pero hay escasa duda de que si hay un estado-nación viejo en Europa, ese es España a pesar de que se busque degradar el relato para legitimar otros.

    Pero quisiera precisar las dos afirmaciones que citas porque tienen más base documental que sus alternativas.

    La primera es que para los españoles resulta preocupante que el PSOE no haya abjurado en plaza pública de la “cantada” de la resolución 2ª de Suresnes (derecho de autodeterminación para nacionalidades y regiones). Que yo sepa siguen sin hacerlo.
    Es decir, éramos colonias esperando ser liberadas.

    Por eso están organizados en partidos regionales y hacen contorsiones en sus congresos para evitar hablar del asunto mientras sus Secretarios muestran esa extraña propensión a “dialogar sobre lo relativo, España”.

    Un partido constituyente, –como fue el PSOE recién salido de aquel congreso–, nunca pudo considerar a los etarras como enemigos. Descarriados como mucho.

    Ni cuando se dedicaron a asesinar a compañeros socialistas lo hicieron. Recurrieron a ponerse al nivel del hampa pero…. no tocaron ni una sola ley penal que pudiera afectar este asunto.

    La segunda se basa en Polibio, Estrabón y otros. Spaniae, es conocida desde hace casi tres mil años por ese nombre además de las lógicas referencias tribales (turdetanos, carpetanos, astures, berones, cántabros, edetanos, indicetes, iberos, vetones, vacceos, masaliotas, y otras variedades celtas).
    La literatura latina y la medieval también usan el término “español” del mismo modo que Bernal Díaz hace 500 años en su celebérrima obra.

    Por otra parte en Estrabón, Polibio, etc. no aparecen por lado alguno referencias a nuestras etnias identitarias actuales. Son todas muy posteriores.

    La primera referencia escrita a los vascones que conozco es de la letra pequeña del III concilio de Letrán (en torno a 1170’s) con motivo de la excomunión de “Albigensis, Vascones et Navarrensis” (sic). En mi opinión porque la raíz de nuestra protolengua peninsular era eusquérica. Arriako hoy Guadalajara, etc. Sabino Arana, al viajar, se dio cuenta y lo reflejó en su obra. Esto es según Juaristi una de las causas de que el PNV no reedite su obra.

    Galaetia fue el nombre romano (división provincial romana del siglo II) para honrar a las legiones que procedentes de la Galia habían exterminado a Astures y Cántabros desde sus Castros en Astorga, Palencia, Álava, Castro Urdiales, Abando, etc. El centro de Galaetia estaba entonces en Ávila (cerro Gorria).

    La hoy Cataluña (gentilicio de Goth-Aulanii, provincia romana de Tarraco en la misma división), fue invadida –y exterminada su población– en el año 410. Oliveira Martins, pag 103, 1860, “Historia de la civilización ibérica”.

    Los mitos identitarios actuales encajan mal en la historia escrita sin intereses partidistas.

    Saludos cordiales

  6. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Al amparo del último comentario de Manu Oquendo le pregunto si conoce un libro editado por la Institución Fernando el Católico de la Diputación Provincial de Zaragoza llamado: “Esbozo de gramática ibérica. El bilingüe de Azaila.” del profesor Jesús Bergua Camón.

    En él se dan muchas de las claves que permitieron traducir bastantes grabados ibéricos escritos en caligrafía cuneiforme y que se había conseguido transliterar al alfabeto latino pero no traducir a ninguna lengua. El autor, como otros, se apoya en un “bronce de Rosetta” en realidad una estampilla en lengua ibérica que Vallejo, en 1943 propuso comparar con otra similar escrita en latín considerando idénticos ambos textos… valiéndose para ello del vascuence.

    Esta tesis fue casi unánimemente aceptada, entre otros por el gran etnógrafo vasco Julio Caro Baroja. De esto también se guarda sepulcral silencio.

    Tengo para mí que mientras España no recupere con normalidad y sin traumas su alma prerromana, celtíbera y por tanto, vasca, no seremos una nación “normal”, orgullosa de sí misma, porque ese es un elemento diferencial de otras naciones nacidas de la matriz romana. Y que mientras no sepamos ampliar nuestro concepto de nación “española” o “hispana” integrando en ella a nuestros hermanos portugueses, no seremos la “nación” antigua de la que hablaban los historiadores clásicos.

    Dejo un par de enlaces:

    http://www.centroarqueologicosaguntino.es/uploads/descargas/460_91%20Nuevas%20reflexiones%20sobre%20la%20estampilla%20de%20Azailla%2030-31.pdf

    http://www.amazon.es/Esbozo-gram%C3%A1tica-ib%C3%A9rica-biling%C3%BCe-Azaila/dp/B00F56624M

  7. Isma
    Isma Dice:

    Salvo por el dato erróneo de “más de 500 años juntos”, son unos pocos más, no volvamos a la eterna discusión del “Ser de España” del Regeneracionismo, un artículo genial y un libro para tener.

Los comentarios están desactivados.