La carta del BCE al Ex Presidente Zapatero o en dos tardes aprenderás lo que es la transparencia

Con una precisión digna de una obra de ficción (que es a lo que empieza a parecerse la democracia española) han coincidido en el tiempo la aprobación por el Congreso de la nueva Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen Gobierno ( sobre la que hemos escrito largo y tendido en este blog y seguiremos escribiendo) y la presentación de las Memorias del ex Presidente del Gobierno Jose Luis Zapatero, de la que también  tendremos ocasión de hablar.

Resulta que en sus Memorias el ex Presidente Zapatero revela, por fin, la existencia y contenido de la famosa carta del BCE ¿se acuerdan?  La carta sobre cuya existencia respondió en su momento al Congreso marcando la casilla  “no sabe no contesta”. Efectivamente, cuenta el periodista Mariano Guindal (Los días que vivimos peligrosamente. Planeta, 2012), sobre la carta en cuestión que el Banco Central Europeo se la remitió al entonces Presidente Zapatero el 5 de agosto de 2011 y que el actual Presidente Rajoy dijo que el presidente saliente no le entregó la misma y que “la he conseguido por mis propios medios”.

Uno de los autores de este post, Isaac Ibañez, luchador en pro de la transparencia donde los haya, fue quien solicitó al Banco Central Europeo (BCE) el acceso a dicha carta, solicitud que  éste denegó argumentando que tal divulgación perjudicaría el interés público por lo que respecta a la política económica y monetaria de la Unión Europea o de un Estado miembro. Lo que pretendía Isaac era conocer, simplemente, si la mencionada carta imponía o sugería de alguna forma la reforma constitucional que, de prisa y corriendo, se produjo, también sin luz ni taquígrafos, en aquellas fechas en España y de la que también hablamos en su momento aquí. aquí y aquí

A través de la intervención del Defensor del Pueblo Europeo en dicho asunto se llegó a tener conocimiento, acaso parcial, del contenido de dicha misiva, confirmándose que la misma no sugería cambios en la Constitución española. El Defensor animó al Banco Central Europeo a que continuara considerando la transparencia no solamente como una obligación legal, sino también como una ocasión de reforzar su legitimidad a los ojos de los ciudadanos.Previamente el Defensor tuvo que enviar una misión a Fránfort para examinar in situ y con el mayor de los sigilos la famosa carta.

Puede decirse que hoy, el celo del Banco Central Europeo en la divulgación de sus arcanos ha quedado en ridículo, a causa de la inefable actitud del ex presidente Zapatero. Como ex presidente (es decir, cuando ya no es presidente) ha transcrito íntegramente la carta en su libro de memorias (El dilema: 600 días de vértigo), y la misma ha sido publicada, también íntegramente, en la prensa nacional. Consta en ella el lema de “estrictamente confidencial”. ¿Ha solicitado permiso el ex presidente a alguna autoridad pública para dicha publicación?, ¿la considera de su propiedad? Es curioso que la carta fuera solicitada entonces por grupos parlamentarios en la oposición y les fuera negada. Ahora Izquierda Unida pide explicaciones e invita al Gobierno a regular los documentos que puede hacer públicos un ex presidente del Gobierno.

En fin, con este caso se pone en evidencia al Banco Central Europeo, que demostró un celo injustificado; mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos, por imposición del Congreso estadounidense, hace públicas las actas íntegras de las reuniones de su Consejo. Y el propio BCE está estudiando publicar las hasta ahora actas secretas de sus reuniones; por lo que podemos decir que la transparencia es un “concepto dinámico”: un día (hoy mismo) las actas del BCE son secretas y si las pides te deniegan el acceso a ellas en base a una excepción legal; mañana, vigente la misma excepción, vuelves a solicitarlas y te las entregan: ya no se aplica la excepción vigente. O aparece un ex presidente del Gobierno con sus memorias y se encuentra publicado lo que usted solicitó y le denegaron.

Claro que las Memorias son de pago. Según esta noticia hasta 700.000 euros de anticipo podría haber recibido el ex Presidente del Gobierno por revelar, entre otras cosas, el contenido de la carta cuyo conocimiento se negó a los ciudadanos españoles y a sus representantes e incluso al intrépido Isaac. Claro que ninguno de ellos sabía que había que pagar por ella.

Con esta clase política comprenderán que la Ley de Transparencia nos parezca nada más aprobarse otro producto cosmético…que nace caducado.

 

 

 

5 comentarios
  1. Administrador Blog
    Administrador Blog Dice:

    Por un problema de inestabilidad del servidor producido hoy, se han perdido los comentarios publicados en este post. Lamentamos el incidente.

    • Luis Villameriel
      Luis Villameriel Dice:

      Buenos días Administrador.
      También se han perdido comentarios en el post “Evaluación de políticas públicas en España”, entre ellos uno mío.

      Saludos.

  2. alfonso
    alfonso Dice:

    Un ripio sobre esto:

    Repasó el pasado finalmente,
    con su reaparición definitiva,
    por Tío Pedro censurado, a la deriva,
    con el estigma de la crisis en la frente.

    Repasó el pasado y sus dilemas,
    e hizo pública la famosa misiva.
    ¡Autor bestseller, cronista de exclusiva,
    quién tuvo el buen talante como lema!

    Repasó el pasado y escribió la historia
    de nuestra reciente incertidumbre
    aquél que de solvencia bancaria presumiera
    e hizo de negar la crisis su costumbre.

    El sorpasso de Francia ya es memoria,
    el prometido pleno empleo, una quimera.

  3. Usuario
    Usuario Dice:

    En USA hasta los correos electrónicos que manda el presidente mientras ejerce su cargo, se consideran propiedad del Estado. Aquí una carta que no se manda a ZP, sino al presidente del gobierno, la usa él para su propio beneficio, sin tener en cuenta ni ética, ni estética. Este hombre es una calamidad total.

  4. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Dña. Elisa, ¿es que no comprende Ud. que el ex-presidente en realidad estaba cumpliendo su deber de protegernos de nosotros mismos? Puesto que la Constitución protege el secreto de las comunicaciones, este sufrido pro-hombre lo que ha hecho es preservar la Constitución y sacar a la luz el texto cuando ya no puede ser tan pernicioso. ¿Previo pago? Pero bueno, y las canas, el desvelo, los antiácidos que este buen hombre ha tenido que tomar por nosotros. Voy gustoso a comprar las memorias de este y todos los expresidentes de la democracia porque los sueldos de expresidentes, de Consejeros de Estado natos, las conferencias, los Consejos de administración y demás no son compensación bastante para lo que estos próceres han hecho por nosotros. Además, a Uds. Se les borran los comenatarios precisamente a este Post…¡Pues vaya transparencia! Por cierto, a ver si cuando le pregonan a uní de dónde es y dice que de León, dejan de contestarle con retintín: Ah! Como Zapatero!

Los comentarios están desactivados.