Eurovegas: una hipótesis sentenciada por el tiempo.

Definitivamente Eurovegas no se construirá en Madrid. Esta noticia no ha pillado a nadie medianamente informado por sorpresa. Todo apuntaba a que la empresa no lograría financiación suficiente para el proyecto en condiciones que la satisficieran y a que no renunciaría a ninguna de las severas condiciones que quería imponer a las Administraciones españolas para invertir y garantizarse unos altos retornos de esa inversión. Fracasado el proyecto, se pueden sacar algunas conclusiones sobre lo que no se debe hacer.

 

Las negociaciones entre la empresa y los gobiernos, sobre todo el de la Comunidad de Madrid, han adolecido de la mínima transparencia y claridad, a pesar de que iban a tener consecuencias públicas y que implicaban cambios normativos singulares para el proyecto. En esas condiciones era imposible hacer un debate racional sobre el proyecto y era lógico temer una colusión de intereses públicos con intereses privados, que aunque puedan ayudar a una importante inversión inicial también pueden impedir o dificultar otras inversiones en nuestro país de calado ya que pondrían en duda la existencia de reglas claras e iguales para todos. Reglas que como se sabe son requisitos mínimos para conseguir que el dinero fluya hacia quienes tengan una iniciativa inversora rentable por sí y no por sus relaciones con el poder político.

 

Las negociaciones han sido confusas y opacas. Hemos asistido a una impúdica campaña de propaganda desde el gobierno de la Comunidad de Madrid sobre el proyecto. Desde el principio se ha dado prácticamente por hecho, y día sí y día también se ha vendido a todos los ciudadanos que gracias a él se crearían cientos de miles de empleos. El despropósito más picaresco quizás sea el del Alcalde de Alcorcón animando a sus vecinos a presentar curriculum ante la oficina de empleo de su ayuntamiento para trabajar en un complejo aún en fase de infografía a colorines. Según ciertas informaciones, 25.000 personas lo habrían presentado ya. De forma que la oficina de empleo del Ayuntamiento de Alcorcón ha estado dedicando su tiempo y presupuesto a un fin impalpable. Tanto la Comunidad como el Alcalde se han comportado como si fueran los dadores de trabajo, con unas formas que recuerdan a las del peronismo argentino, o mirando más cerca a las del clásico clientelismo español.

 

Quizás esa pulsión por sentir que son los gobiernos los que crean y dan el trabajo sea la que haya llevado a los de nuestro país, y especialmente en los últimos tiempos a los de Madrid, a apostar de forma desmesurada como motor económico y de crecimiento por la realización de grandes eventos y dudosos macrocomplejos de inversión foránea de los que se harían protagonistas ante los ciudadanos. Pero claro, ese tipo de crecimiento siempre esta condicionado a decisiones de terceros y olvida los fundamentos esenciales de un crecimiento sólido: educación, seguridad jurídica y reglas iguales para todos que se cumplen y hacen cumplir.

 

Volviendo al principio, es muy probable que en el fracaso de Eurovegas, además de los problemas de financiación y rentabilidad, haya tenido que ver la forma en la que la empresa ha valorado el comportamiento de nuestros gobiernos, porque por qué va la empresa a pensar que estos cumplirán en el futuro unos acuerdos si están dispuestos a incumplir sus propias leyes.

 

Decía Raymond Aron,refiriéndose el concepto de ideología,que son “hipótesis que esperan la sentencia del tiempo”. En este caso, la sentencia del tiempo ha enterrado un hipotético proyecto que desde el principio adolecía de claridad. Esperemos que las enseñanzas de esta aventura sirvan además para enterrar una forma de hacer política basada en la ideología del espectáculo y la propaganda.

3 comentarios
  1. KC
    KC Dice:

    Es una pena que cuando hay personas que intentan generar puestos de empleo porque es obvio y notable que les importa que el rumbo de las sociedades vaya a mejor, llegue un Gobierno y se limite a prohibir el humanismo de este tipo de gente. ¡Con la de puestos de trabajo que iba a crear el señor Adelson para mejorar la situación española…!! No sé en qué estaban pensando…

    (Comentario sarcástico, claro. Quizás incluso demasiado para que algunos lleguen a comprenderlo…).

  2. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    A mí no me extrañaría que el proyecto llegue a realizarse. Nada es lo que parece: Lo de los JJ.OO estaba hecho y mire usted por dónde que fue que no, sin que el relaxing cup of cofee tuviera nada que ver.

    El problema principal de Eurovegas es que ha tocado la fibra ultrasensible del pueblo y clase política españoles.

    Somos el país más liberal del mundo en lo tocante a constumbres y relaciones personales, pero de un comunismo tiránico en lo que respecta a lo económico. Y el juego que está a caballo entre ambas todavía tiene el sambenito del pecado colectivo que por influencia de la Iglesia le colocó el franquismo…

    Salvo que lo organice-autorice-mamonee Papá Estado, que entonces está justificado por el fin social. Nada agrada más a un español que el premio de la lotería de Navidad esté “muy repartido”, cuando el máximo reparto es precisamente que no haya lotería … ¡Y este año con retención del 20% para el vampiro Montoro!

    La oposición política al proyecto se ha basado en tres líneas fundamentales:

    a) Falta de claridad y transparencia. Traducido al español: No nos dan la mordida suficiente, desde un lado y desde el otro, no sabemos a quién se la tenemos que dar.

    b) Régimen de trabajo en condiciones de semiesclavitud. Cosa sorprendente en un país con uno de los sistemas laborales más rígidos y protectores del mundo.

    c) Problemas de moralidad derivados de la presencia masiva de putas y sus clientes. Asombroso en un país en el que la prostitución es una actividad que tiene una opinión pública tan favorable, hasta el punto de que es la única publicidad que no ha bajado en la prensa escrita, se reclama por el regresismo en general su legalización y los locales de alterne se anuncian con enormes rótulos luminosos al lado de las autopistas y carreteras, sin que nadie jamás osara aplicarles la prohibición de publicidad de Borrell, de la que se salvó por los pelos el Toro de Osborne.

    FELIZ NAVIDAD.

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Y aún diría más.

    Ahora que no vienen se puede flexibilizar tranquilamente la Ley antitabaco (diciendo que se endurece, claro) sin que nadie se rasgue las vestiduras por prostituir nuestra soberanía nacional a unos empresarios extranjeros de nula moralidad (mientras la regalamos por doquier a los nacionalismos interiores y exteriores).

    Y dentro de un año y medio, cuando el PP tiene perdidos Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, se saca el conejo de la chistera en forma de candidatos ganadores de primera fila y el macroproyecto que por fin se hace, gracias a que la firmeza del Gobierno y el PP ha hecho doblar el brazo a los magnates extranjeros.

    Llantos de alegría y fundido a negro.

Los comentarios están desactivados.