¿Es posible según la Constitución la consulta del 9 de noviembre de 2014 en Cataluña?

El jueves día 12 de diciembre de 2013 pasará a la historia de España por el siguiente acontecimiento histórico: la propuesta política de una consulta popular que postula la independencia de Cataluña. Al margen de cualquier crítica sobre la iniciativa,  una de las cuestiones que se plantean es si, en las actuales condiciones políticas y jurídicas, dicha consulta puede realizarse al amparo de la Constitución. De la respuesta a la presente cuestión dependerá directamente la legalidad o ilegalidad de la misma.

Para resolver el interrogante planteado, necesariamente se ha de partir de las siguientes circunstancias: En primer lugar, los partidos promotores de la consulta actualmente ocupan 87 de los 135 escaños del Parlamento de Cataluña. Si bien reúnen la mayoría absoluta de la Cámara (67’5 escaños), no llegan a alcanzar los dos tercios de la misma (90 escaños). Los principales partidos nacionales, PP y PSOE, se han posicionado, a día de hoy, en contra.

En segundo lugar, nuestra Constitución solo contempla tres tipos de consultas populares o referéndums: la consultiva (artículo 92), la de reforma constitucional (artículos 167 y 168) y la de reforma de los Estatutos de Autonomía que legalmente lo requieran (artículos 151 y 152).

En tercer lugar, la competencia para autorizar los referéndums es exclusiva del Estado (artículo 149) y la convocatoria solo pueda hacerla el Rey, a propuesta del Presidente del Gobierno y por Real Decreto.

Con arreglo a lo expuesto, examinaré el encaje constitucional de la consulta popular planteada. Comenzando con la vía del artículo 92 de la Constitución, el precepto permite realizar consultas sobre cuestiones políticas de especial transcendencia pero a “todos” los ciudadanos. No admite, por tanto, una consulta un grupo limitado de electores. El artículo establece el instrumento esencial de la participación directa de los ciudadanos, reunidos en un cuerpo electoral, en los asuntos públicos (art. 23.1), contraponiéndolo al modo normal de participación, la indirecta, por medio de representantes en las Cortes Generales o en los Parlamentos Autonómicos. Queda la consulta popular exclusivamente para aquellos casos y aquellas condiciones de ejercicio, expresamente previstas en la Constitución (STC 103/2008, de 11 de septiembre, sobre el Plan Ibarretxe, Ley 9/2008, del Parlamento Vasco). A lo dicho hay que añadir la exigencia de autorización previa del Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, requisito que no logran los partidos políticos promotores por sí solos, dada su representación parlamentaria a nivel nacional.

La segunda modalidad de referéndum viene a ser la prevista para la reforma de la Constitución en los artículos 167 y 168. Al proponerse que la consulta se realice exclusivamente a los ciudadanos de Cataluña se excluye todo encaje en ambos preceptos. Además, el procedimiento de reforma sería el del artículo 168, dado que, incide sustancialmente en la indivisibilidad de España, prevista en el Título Preliminar. Es necesario, por tanto, lograr el acuerdo de las dos terceras partes del Congreso y el Senado. Nuevamente, la aritmética juega en contra de la iniciativa de los diputados del Parlamento Autonómico.

La tercera y última posibilidad de llevar a cabo la consulta reside en iniciar una reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña, aprobado por Ley Orgánica 6/2006, de 19 de julio, que regula el procedimiento en los artículos 222 y 223. En ambos preceptos se  establece que “la aprobación de la reforma requiere el voto favorable de las dos terceras partes de los miembros del Parlamento”. Esto conlleva que los cuatro partidos proponentes carecen de capacidad para aprobar por sí solos cualquier reforma del Estatuto de Autonomía, necesitando, inevitablemente, recabar mayores apoyos políticos entre otros partidos representados en el Parlamento Autonómico. Ahora bien, aun en este caso necesitan contar con el apoyo del partido que ostenta la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados como premisa ineludible, pues se exige, con carácter previo a la celebración del referéndum entre los electores de Cataluña, la ratificación por el Congreso mediante Ley Orgánica.

Así, se puede concluir que no es constitucionalmente posible la consulta popular que CIU, ERC, IU-ICV y la CUP pretenden realizar el día 9 de noviembre de 2014 entre los ciudadanos de Cataluña. Ahora bien, en puridad, el examen técnico anterior podría haberse ahorrado si nos atenemos a los artículos 1.2  y 2 de la Constitución. El artículo 1.2 señala que la soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan todos los poderes del Estado. Ello supone que la soberanía es única, indivisible y la ostenta todo el pueblo español por igual, sin exclusiones ni parcelaciones. No hay un pueblo catalán soberano al margen del pueblo español, sino siempre en cuanto parte integrante del mismo.

Del mismo modo, el artículo 2 garantiza la indisoluble unidad de la Nación Española. Unidad que reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran. Ambos conceptos, unidad y autonomía, lejos de excluirse, se complementan. Por tanto, toda iniciativa política que, en esencia, conlleve la división de España, es necesariamente inconstitucional en tanto en cuanto no se reforme previamente la norma fundamental.

Los argumentos arriba recogidos son de sobra conocidos por nuestros políticos. No nos engañemos. De ahí que algún parlamentario haya manifestado públicamente diciendo que hay que dejar hacer a la política. Asusta sobremanera el desprecio de nuestros representantes hacia el Estado de Derecho. La subversión consciente de la norma jurídica, la utilización desvergonzada del fraude de ley. No hay nada más antidemocrático, y aterrador, que el consciente olvido de los políticos de su sujeción a la Constitución. La Constitución establece claramente los cauces, la invocación de instancias supranacionales es, además de un ejercicio de demagogia, un modo de elusión de las reglas que la propia sociedad se ha dado. Es hora de que la sociedad civil despierte para dejar de ser presa de la política y de sus políticos

34 comentarios
  1. Teilhard
    Teilhard Dice:

    La constitución, formal, como cualquier otra norma, puede incumplirse, reinterpretarse, o simplemente completarse ante supuestos vacíos. Por ello, hemos de fijarnos sobre todo en la constitución real; es decir en la configuración de los poderes en la nación y el decisionismo que se esta dispuesto a ejercer y aceptar. En estas tierras de frontera, es el acto jurídico vive subordinado al acto político y por eso estos los análisis basados en el derecho no determinan la solución.

  2. Ramon Palacio
    Ramon Palacio Dice:

    Mi querido autor,
    1.- Está claro que la Constitución española es garantista y no admite la escisión, como no podía ser de otra manera.
    2.- La tan traída soberanía nacional se la pasaron por el forro PSOE y PP en un fin de semana de verano, modificando esa intocable Constitución bajo presión del BCE y de Alemania (o del DB directamente, acreedor de España).
    3.- Todo el resto de argumentos legales aportados se basa en la suposición del estado de voto de los partidos mayoritarios en la Cortes, lo que es desde luego un argumento político y no jurídico.

    Resumiendo, la consulta puede ser legal o no dependiendo de posicionamientos políticos. Es decir, parece que no es que no se pueda, es que no se quiere.
    Y desde luego, obligar a un solicitante de divorcio a seguir casado, o a un hijo mayor de edad a no emanciparse, o a un país colonizado a españolizarse (tome el ejemplo que prefiera), es incompatible con presumir de demócratas, más bien parece violencia institucional, conmigo aunque no quieras.

    Por otra parte, son válidos todos los argumentos en defensa del “quédate”, incluyendo los del miedo (te vas a quedar fuera del sistema solar), o los de la presión de los Estados hermanos europeos), lo único que no es válido es impedir el derecho (que no llamaré de decidir), sino simplemente el derecho a expresarse. A eso se llama miedo y prepotencia.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      Estimado Ramón, yo creo que las analogías pueden ser esclarecedoras, cuando hay una sintonía entre las relaciones comparadas, pero también pueden dar lugar a la confusión en el caso contrario. Creo que esto último ocurre con la tan traída comparación con el divorcio. Cuando uno se quiere divorciar no parece lógico impedírselo, efectivamente (aunque históricamente esto no siempre ha sido así, por cierto) pero el caso de las comunidades políticas es bastante diferente. En el divorcio hay dos sujetos perfectamente individualizados: dos personas físicas. En el caso de las comunidades esto no es tan claro. Por muchísimas razones.
      Primero, yo soy descendiente de catalanes por vía paterna (y de vascos por vía materna).¿ Ergo no soy español ni por un lado ni por el otro? Bueno, digamos entonces que es catalán el que vive en Cataluña, pero ¿por cuánto tiempo? ¿El que vive fuera de Cataluña no es catalán? Por otra parte, ¿cómo se define exactamente el territorio a emancipar? ¿Para eso la Constitución sí vale?, ¿o vale la “historia” e incluimos la Cataluña francesa y las Baleares? Por otra parte, ¿es comunidad la que todavía no ha nacido o es menor de edad? Imaginemos que la independencia es un absoluto desastre y las futuras generaciones de catalanes tiene que pagar un precio elevado por ello, ¿está tan claro que puede asumir su representación el 50% de los actuales residentes en Cataluña mayores de edad? ¿Si no, qué porcentaje? Por otra parte, ¿el resto de españoles que durante siglos han considerado que esa parte de España también es suya no tiene nada que decir? Mi cónyuge no es mío, está claro, ¿pero está tan tan claro que Barcelona no es también algo mía?
      Precisamente porque se trata de muchas preguntas nada fáciles de contestar, los sistemas constitucionales establecen muchos requisitos y cautelas para tomar estas decisiones. Hay que poner a mucha gente de acuerdo. Y cuando uno de ellos no quiere colaborar, porque considera que eso sería un desastre para todos, no justificado desde el punto de vista político, moral y social, no se le puede acusar de antidemocrático. Las cautelas en un sistema democrático están para que alguien las invoque, si quiere, ¿pero si las invoco soy antidemocrático? Sinceramente el argumento no me convence.

    • IRENE
      IRENE Dice:

      La Constitución no es intocable. Consta de todo un Título, el X, sobre su “tocabilidad”. Ya se ha reformado anteriormente, en 1992. La reforma del verano de 2011 es plenamente constitucional (artículo 167 CE). Infórmese. Y un Estado no es un matrimonio. Si no ve la diferencia es su problema.

    • José Argentina
      José Argentina Dice:

      Expresarse pueden hacerlo, es más si lo único que han hecho en cataluña, desoyendo otros gravísimos problemas que tienen s expresarse cojoneramente sobre el absurdo tema de la independencia mientras tant ya van 10 muertos por legionella y a nadie parece importarle,

  3. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Añadiría que el Gobierno puede autorizar consultas de ámbito municipal sobre competencias propias de los ayuntamientos (basuras por ejemplo) y que en el País Vadco ni siquiera de solicita autorización ni al gobierno vasco ni al central. Así se ha segregado Igueldo de San Sebastián.

  4. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Durante la Primera república, hace ahora justo 140 años, y presidiendo el gobierno Pi i Margall tuvieron lugar, entre otras, las declaraciones de independencia de Jumilla, Murcia, Cartagena, Málaga, Madrid, Cataluña, Valencia, Granada, etc. ¿Recuerdan? Algunos Probablemente no lo recordarán porque el temario de Historia del Cole no lo incluía.

    En aquella constitución (“federalista” como insistentemente insiste el PSOE de hoy) las regiones eran entes soberanos. Así se entiende el congreso refundacional de Suresnes 1974 que les reconoce el derecho de autodeterminación.

    Me han hecho llegar una estupenda presentación en Power Point al respecto que puedo reenviar ( manuoquendo@yahoo.es )

    Es evidente que nuestra historia se conoce poco por la mayor parte de la clase política y no hacen el menor esfuerzo por remediarlo.

    Viven de nuestra desmemoria.

    En cualquier caso muchas gracias al autor por las precisiones constitucionales y a Teilhard por recordarnos el viejo dicho de……………….. “Ojo al Cristo, que es de plata”. El respeto de la clase política por lo de todos no está en sus mejores momentos.

    Buenos días

    • Fernando
      Fernando Dice:

      Durante la Primera República muchos decían que o la Repúbliaca acababa con el federalismo, o el federalismo acababa con la República…

  5. Antonioj
    Antonioj Dice:

    Buen artículo, ya para rematarlo hablaría, en caso de hacer caso omiso y llevarla acabo, del posible uso por parte del Gobierno de nuestro art.155 CE 😉 ,

    un saludo y feliz año 2014

    • Fermin Vazquez Contreras
      Fermin Vazquez Contreras Dice:

      Estimado Fernando, las gracias las debo dar yo por permitirme participar y exponer mi post entre tan insignes firmas.

      Mi articulo solo responde a una finalidad que es la de explicar de manera sencilla porque la consulta no tiene encaje en la norma fundamental. Al final del post si muestro un punto de vista personal, que no es otro que el temor de que aquellos encargados de hacer cumplir las normas abusen de ese encargo y hagan de su cumplimiento una arbitrariedad. Al contrario de lo que se ha dicho en una entrada, las normas nacen para su cumplimiento. Lo contrario hace inviable el Estado de Derecho, y por ende, la propia democracia.

      Un saludo, feliz Dia de Reyes y gracias

  6. de lege ferenda
    de lege ferenda Dice:

    “El deseo es la facultad de ser causa de los objetos de nuestras representaciones por medio de estas representaciones mismas. La facultad que posee un ser de obrar según sus representaciones se llama la vida”.

    (Kant: Introducción a la Metafísica de las costumbres).

    Ni el derecho, ni las Constituciones, poseen otro significado que el de definir un marco de convivencia social. Y no podemos pretender que esa convivencia social permanezca estática. Es siempre DINÁMICA; se construye cada día, se innova y adapta en cada momento a la realidad social.

    De la misma manera, el contenido de los Derechos Fundamentales tampoco es estático, sino que se encuentra siempre en movimiento; movimiento generado por la tensión entre fuerzas contrapuestas.

    Cuando esas fuerzas apuntan, cada una, en su propia dirección, el Derecho impide -o eso intenta- que la sociedad se hunda en el caos. Y, en cada momento, predominará la fuerza dotada de mayor organización. Es la realidad.

    En un mundo de ficción, regido por el “deber ser”, parecería sencillo (o al menos factible) alcanzar una convivencia social “estática”, regida por principios inmutables de orden constitucional. Sin embargo, en el mundo real, el “deber ser” no puede resultar ajeno a las tensiones creadoras de ese dinamismo constructor de la realidad inmediata.
    El Derecho es acción. Es la acción del aplicador del derecho. Es la acción del ciudadano, sujeto/objeto de Derecho. Es una obra inmensa, siempre en construcción.
    Por ello, el estudio del Derecho vigente, requiere el análisis de la realidad del momento histórico vivido. Será esa realidad la que, en cada instante, determine el estado de la convivencia social, y consecuentemente, el campo de actuación del Derecho y su dinámica.

    “Si se me permite la pregunta, ¿cómo sabe qué es bueno para el pueblo? ¡Da por sentadas tantas cosas! Empieza usted con un sinfín de conclusiones, y cuando se parte de una conclusión, tanto si es suya como de otro, todo pensar cesa. La tranquila suposición de que ustedes saben, mientras que el otro no sabe, conduce a una mayor desgracia que la de no poder comer más que una vez al día, pues la vanidad de las conclusiones es lo que produce la explotación del hombre. En nuestra ansia de actuar por el bien de otros, al parecer causamos graves perjuicios”.

    “Todos los partidos saben, o creen saber, qué es bueno para el pueblo. Sin embargo, lo que es verdaderamente bueno no creará antagonismo, ni en casa ni fuera de ella; traerá la unidad entre el hombre y el hombre. Lo que es verdaderamente bueno se interesará en la totalidad del hombre, y no en cierto beneficio superficial que sólo puede conducir a una mayor infelicidad y miseria; pondrá fin a la división y a la enemistad que el nacionalismo y las religiones organizadas han creado. Pero, ¿se encuentra tan fácilmente lo bueno?”.

    (Jiddu Krishnamurti – Comentarios sobre el vivir, tomo III)

  7. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    Coincido totalmente con Fernando Gomá y el contenido del artículo del Círculo Cívico en El País “A favor de la Concordia”.-
    Pero quiero llamar la atención sobre una variable: Francia.-
    Existe una Cataluña francesa o Nord,irredenta,que por supuesto entra en el concepto político de” Els Països Catalans”,que inmediatamente de conseguida – de forma legal,por supuesto – la independencia de la Cataluña”española” los nacionalistas pondrán encima del tapete de la politica territorial de inmediato.- No hablo de Valencia y de Islas Baleares,de momento.-
    Ni del llamado País Vasco Francés o Iparralde: Laburdi,Zuberoa y Baja Navarra.-
    Porque todo esto tiene que ver con un arreglo “interno” español del tema catalán y seguidamente vasco,incluso una reforma constitucional que permita una salida a la escocesa o a lo quebecois.-No es baladí que las consignas de la Generalittd y de los dos principales partidos secesionistas catalanes,CIU-ERC ,hayan acordado “un tono menor” con respecto a los condados catalanes del Rosellón y la Cerdaña “perdidos” den el Tratado de los Pirineos.-
    Pero la cuestión “allende el Pirineo”existe y afectya a Francia aunque Hollande la considere “un problema interno español”

  8. Carles
    Carles Dice:

    Consulta no equivale a referendum, por supuesto. Referendum viene de refrendar, lo que equivale a someter a la aprobación de la ciudadanía una decisión de los poderes públicos (me remito a la RAE), como fue el caso de la OTAN en el 86. La Constitución no prohibe las consultas a la ciudadanía, de lo contrario la consulta del anterior ayuntamiento socialista de BCN sobre la Diagonal habría sido inconstitucional ya que no venía aprobada por las Cortes. Por lo tanto, la opinión del superexperto este de que “queda la consulta popular exclusivamente para aquellos casos y aquellas condiciones de ejercicio, expresamente previstas en la Constitución”, no es cierta.

    Por otra parte, e independientemente de la titularidad de la soberanía, eso de que “toda iniciativa política que, en esencia, conlleve la división de España, es necesariamente inconstitucional” costituye una afirmación propia de quien quiere apropiarse la constitución en su propio beneficio. Cualquier partido político puede incorporar en su programa la derogación de la sacrosanta unidad de españa, y mediante los cauces legales y constitucionales, modificar la constitución en ese sentido (suponiendo que reúna los apoyos necesarios).

    Pero es que además una consulta a la ciudadanía no tiene porqué provocar el efecto inmediato de que “españa se rompe”. El único efecto de una consulta es que permite conocer la opinión de la población, y hasta aquí no hay nada inconstitucional. Otra cosa es que según qué tipo de políticos no quieran conocer esa opinión, ya que quedaría evidente que están actuando contra la voluntad popular y por lo tanto, de que se están pasando por el forro el estado de derecho del que tanto hacen bandera.

    • Fermín Vázquez Contreras
      Fermín Vázquez Contreras Dice:

      Estimado Carles,

      La consulta que es objeto del artículo si es un aunténtico referéndum, sobretodo teniendo en cuenta la definición que del mismo da el TC en su sentencia 103/2008 sobre el Plan Ibarretxe (antecedente claro al supuesto catalán). Habrá referéndum cuando se realice una consulta al cuerpo electoral a través de un procedimiento electoral y sometido a normas electorales. Recuerde que la Generalitat ya ha pedido al Gobierno el censo electoral y éste se lo ha denegado.

      Asímismo las consultas de ámbito municipal (art. 71 de la Ley de Bases del Régimen Local) no fueron tratadas en el post porque están limitadas a “aquellos asuntos de la competencia propia municipal y de carácter local que sean de especial relevancia para los intereses de los vecinos, con excepción de los relativos a la Hacienda local.”. Respecto el órgano competente para autorizarla será o bien el Gobierno o la Comunidad Autonónoma según su legislación específica. Cataluña en el año 2010 aprobó una Ley de consultas populares por vía de referéndums, la cual está pendiente de recurso de inconstitucionalidad ante el TC, y, además, limita el objeto de las consultas a aquellas cuestiones propias de las competencia de la Generalitat o, en su caso de los entes locales. Resulta patetente que consultar a la ciudadanía sobre la integridad del territorio nacional excede de las competencias tanto autonómicas como locales. Amén de que se plantearía el problema de qué hacer con aquellos municipios que no quieran participar en tal proceso consultivo.

      Por útltimo, que haya partidos políticos que no quieran realizar la consulta es tan legítimo como lo contrario, y merece el mismo respeto, sin que quepa tildar tal posición de antidemocrática. Además, es muy limitado, y un error, pensar que la voluntad popular se expresa solo por la vía de la consulta. Recuerde que en las últimas elecciones autonómicas de Cataluña CIU perdió gran número de escaños con su aventura soberanista, creciendo al mismo tiempo partidos políticos tan dispares como ERC, PP y Ciutadans. Ahí ya está expresada,

    • Jesús Díaz Formoso
      Jesús Díaz Formoso Dice:

      El artículo 92, 1º de la Constitución no dice lo que vd señala. Le recuerdo el texto: “ Las decisiones políticas de especial trascendencia PODRÁN ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”.

      Es curiosa la manera interpretativa de un texto constitucional cuyos términos resultan de claridad incuestionable: al parecer, cuando la Constitución dice “podrán”, en realidad lo que quiere decir es que “ no podrán” hacer algo diferente a lo expresamente permitido.

      Pero es que, además, el citado precepto (art. 92) se encuentra ubicado en el título III (“De las Cortes Generales”), Capítulo II (“ De la elaboración de las leyes”). Esto es, al contrario que el artículo 23 (“Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, DIRECTAMENTE o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal”), no se ubica en el catálogo de Derechos Fundamentales y Libertades Públicas. Quizás por ello, la Sentencia del TC 103/08, “caso Ibarretxe” no dice en su Fundamentación Jurídica lo que por aquí se ha escrito al respecto, salvo descontextualización de su tenor literal. Tenor literal del que, por lo demás, discrepo abiertamente.

      Añadiré que, tanto el artículo 92, 1º CE, como la STC 103/08, se refieren a “Referendum Consultivo”. Y el Referendum Consultivo siempre tiene por objeto una Ley, pues cuando lo que se somete a la aceptación del electorado es una decisión política No Legislativa, nos encontramos no ante un Referendum, sino ante un PLEBISCITO. Al que no se refiere el citado Art. 92 CE. Y que evidentemente integra el contenido del también referido Art. 23 CE.

      Curiosidad interpretativa (que se ha de calificar, más como actuación Constituyente que interpretativa -in claris non fit interpretatio), que ha quedado someramente descrita, y que afecta a muchas otras “lecturas” del articulado de la Constitución. Como, destacadamente, es el caso del art. 24, 1º in fine, que al señalar “… sin que en ningún caso pueda producirse Indefensión”, en realidad, según algunos exégetas, está expresando que si es posible estar en Indefensión en el seno de los Procedimientos ejecutivos sumarios, como el juicio Hipotecario, tan actual.

      Saludos cordiales

  9. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    En el trasfondo de la discusión está el tema de las identidades étnicas y su creación, uso y manipulación por élites extractivas para el control social y el mantenimiento del poder político.

    Lo que dice Rodrigo me parece fundamental: ¿Cuánto de nuestras identidades debemos extirpar, avergonzados y sumisos, para ser súbditos ideales?

    Por lo tanto debiera asombrarnos que lo “identitario herido” (¿?) sea el centro argumental del artículo de V. Camps y JL García.

    Es decir el bucle interminable del nacionalismo ¿es el argumento para la concordia?. ¿El “dáselo, a ver si calla”?.

    Pues no, no calla. Nunca calla porque es insaciable y como no te plantes te destruye. Es un cáncer del alma. Una patología.

    Habría que recodar a Amin Maaluf (“Identidades asesinas”) o el mucho más próximo Juaristi. (Identidad Política y Política de Identidades) http://letraslibres.com/revista/convivio/identidad-politica-y-politica-de-identidades .

    Incluso nos debiera valer observar cómo tras menos de 40 años de “concesiones para la concordia” nos encontramos con un estado inviable, sin isonomia (que nos niega iguales derechos para todos independientemente del lugar) el mayor exilio político de Occidente –al amparo del terror y de los recoge-nueces– y ver cómo finalmente los cómplices de los asesinos están a cargo de la Agencia Tributaria de Guipúzcoa y se refuerza la mayor operación de reeducación e ingeniería social de Europa. En silencio. No rompamos el silencio. Acordemos.

    Dejo para otro instante y espacio dar más detalles de por qué estoy en profundo desacuerdo con el artículo de Victoria Camps y José Luis García pero lo anterior lo resume.

    Y que conste que dos muy buenos amigos de más de 20 años son socios fundadores del Círculo Cívico.

    La sociedad civil no puede afrontar esta situación si para hacerlo necesita la financiación de las grandes empresas del IBEX que a su vez dependen de los mismos gobiernos que han causado el problema.

    Es una contradicción insalvable que la acción ciudadana debe reconocer y resolver. Dicho sea con todo mi afecto, a mis amigos del Círculo y a las empresas del IBEX –que tampoco es fácil estar allí.

    Pero hay cosas que son, de verdad, incompatibles.

    España está mal y Europa está mal.

    Si ambas Ideas suponen ciudadanías fragmentarias en reinos de Taifas, incapaces de comunicarse entre ellas de modo natural, con derechos desiguales y un horizonte de pobreza creciente, pública y privada…entonces, no sigamos engañándonos…………emigremos porque esto no merece ni un esfuerzo ni un euro de nuestros impuestos.

    En algún momento de la vida uno debe plantarse. Aunque resulte incómodo y difícil.
    Saludos cordiales.

  10. Fernando
    Fernando Dice:

    En el artículo de Victoria Camps y José Luis García Delgado (El País, 5 enero 2014) ya se indica la solución política a las demandas de los nacionalistas catalanes, solución que derivaría de un “cambio en el encaje político con España, que revise especialmente el modelo fiscal”. Es decir, dinero y más dinero, como decía Azaña hace ochenta años refiriéndose a las demandas de los nacionalistas catalanes.
    El PSOE, que es de El País, tras su descubriento del mediterráneo federalista asimétrico o como sea, defenderá esta solución. El PP, que no sabe vivir sin los votos de los nacionalistas catalanes en el Congreso, también. Y todos tan contentos, hasta la siguiente embestida.
    Sin duda es cierta la percepción de muchos catalanes de la injusticia fiscal que se comete con ellos. Probablemente tengan la misma percepción los habitantes de Logroño, por ejemplo. Pero lo que pasa es que los catalanes son más y no sólo en el número; en eso consiste el hecho diferencial catalán.

  11. izaskun
    izaskun Dice:

    Igual es hora de refundar el Estado, en un clima sin ruido de sables ni metralletas, y no pasa nada; en algún momento del siglo XXI deberá hacerse y cuanto antes se comience a proponer y concretar otro modelo (el que sea: jacobino, federal, autonomía asimétrica, monarquía…), mejor.

  12. Ramon Palacio
    Ramon Palacio Dice:

    Veo, leo… que el tema despierta interés, y agradezco a Rodrigo su respuesta personal.
    Ése debe ser tema de debate.
    ¿Cuál es el sujeto de decisión?
    ¿Cuáles són sus límites?
    ¿Cuál es el perímetro?
    ¿Quien está incluido en ese perímetro?
    ¿Cuál es el margen diferencial necesario?
    ¿Cuál es el ritmo de ese proceso?

    Conceptos de Física teórica.
    Pero como decía Romanones….., reglamentos,

  13. Pilar Piquer
    Pilar Piquer Dice:

    Desde mi punto de vista, al margen que el tema de Cataluña es una cortina de humo para tapar problemas muy graves del país (temas que en muchas ocasiones se mencionan en el blog), intentar prohibir un referéndum basándose en la Constitución no va a ser suficiente. Tenemos el ejemplo del Reino Unido, que no disponen de una constitución escrita fija y van adaptándose a los cambios sociales. No hay que prohibir, hay que hacer como el primer ministro Cameron, que en vez de prohibir, intenta argumentar por qué deben permanecer juntos. Es mi humilde opinión.

  14. Luis Villameriel
    Luis Villameriel Dice:

    ¿Podría la Generalidad de Cataluña -en vez de covocar una consulta- recoger firmas a favor de la independencia de Cataluña? Podría firmarse en distintos locales habilitados al efecto, y a lo largo de varios días para facilitar la tarea. Dicha recogida de firmas bien podría ampararse en el ejercicio del muy constitucional derecho de petición, en su modalidad colectiva. Para dar mayor fiabilidad al proceso podrían utilizarse los servicios de uno o varios notarios, que darían fe de la identidad de los firmantes, de su condición de mayores de edad, de estar avecindados en Cataluña, etc, etc. Más o menos las mismas garantías de identificación y de evitar votos dobles que se usan en las mesas electorales.

    Alguien dirá que no se puede ejercitar el derecho de petición para pedir cosas no constitucionales. No lo creo. Quiero decir que -a mi juicio- la Constitución ampara que yo pueda recoger firmas para pedir el advenimiento de la III República, o la abolición de la propiedad privada, puestos a pedir.

    El resultado de la recogida de firmas sería un escrito de petición colectiva que vendría avalado o suscrito por un número determinado de ciudadanos, número que podría expresarse como cierto porcentaje de los residentes en Cataluña mayores de edad.

    El derecho de petición colectiva carece de consecuencias jurídicas reales. No tiene eficacia jurídica, como tampoco la tendría la consulta que promueve Artur Mas.

    ¿Podríamos decir que Mas lo que promueve es una forma singular de que los catalanes -los que quieran hacerlo, claro está- ejerciten el derecho de petición colectiva?

    Estas reflexiones pretenden, lógicamente, animar el debate jurídico sobre los límites entre el derecho de petición de cosas no constitucionales y la consulta a los ciudadanos sobre cosas no constitucionales.

  15. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Complejo de inferioridad histórico y mentalidad pequeña de los españoles y sus dirigentes. Larvado desde 1700, fecha en que se consuma la decadencia española tras la Guerra de Sucesión. De nada sirvió que en el siglo XVIII volvieran a recuperarse para la Corona española numerosos territorios europeos o que el Imperio americano alcanzara su máxima extensión territorial, desde la Tierra del Fuego hasta Alaska. En el XIX perdimos casi todo ese imperio tras una gloriosa Guerra de la Independencia sepultada por el Rey Felón. Tres guerras civiles carlistas y la pérdida de las perlas del imperio en 1898 nos sumieron en un estado de depresión colectiva del que sólo despertamos para matarnos en una atroz guerra civil idealizada por quienes quieren ganarla 70 años después de perderla.

    Somos miserables, pequeños, acomplejados, ignorantes, mezquinos y tremendamente injustos con un pasado que desde luego tiene mucho más de reivindicable que nuestro vulgar cuando no penoso presente.

    El Reino Unido se siente orgulloso de su historia, de la que no reniegan en ninguna forma. Por supuesto que tiene muchos hechos históricos de los que arrepentirse, como cualquier pueblo. Pero saben que la historia no se puede aceptar a beneficio de inventario ni renunciar.

    Salvo que quieras sucidarte como nación, claro.

  16. Eugenio Calderón
    Eugenio Calderón Dice:

    Con respecto a la nota de Ramón Palacio del 5 de enero, una precisión relativa al punto 2.

    La propia Constitución ofrece 2 modos para modificarla, según la importancia de los artículos que se quiera cambiar.

    Para modificar los artículos especialmente importantes: Titulo Preliminar, Capitulo 2º de la Sección 1ª del Titulo I (derechos fundamentales y libertades publicas) y Titulo II (de la Corona) hay que seguir el procedimiento siguiente. Aprobar la reforma por mayoría de 2/3 del Congreso y Senado, disolución de la Cortes, nuevas elecciones, aprobación por mayoría de 2/3 de las nuevas Cortes y referéndum aprobatorio del pueblo español.

    Para modificar el resto de artículos, menos importantes, basta con aprobar la reforma por mayoría de 3/5 de Congreso y Senado.

    Así se ha hecho en 2 ocasiones, para conceder derecho electoral pasivo, en las elecciones municipales, a personas de la Comunidad Europea y la que tu dices, en la que se fijaron objetivos máximos de déficit del Estado. En ambos casos se cumplió con la legalidad vigente.

    Los gobernantes están obligados a cumplir la ley, como no podría ser de otra manera, por lo que no pueden aprobar una reforma constitucional sin seguir los pasos que cito aquí arriba.

  17. Luisa
    Luisa Dice:

    Quizá no tiene mucho que ver con la entrada, pero he leído una entrevista a Joaquín Sabina que viene en la contraportada de El Mundo de hoy, y me ha emocionado esta frase. Por eso la pego aquí, para compartirla:

    “Yo creía que la izquierda era internacionalista y solidaria. Ver a ERC y a IU metidas en una pelea aldeana de ser una cosa por ser de un territorio u otra por ser de otro es un empobrecimiento intelectual asombroso, como si la Ilustración no hubiera pasado, como si no supiéramos las catástrofes, la sangre y la miseria que han producido los nacionalismos.”

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Apreciada Luisa:

      La resolución 2ª del Congreso del PSOE en Suresnes 1974 (Nota 1) cumplirá 40 años en este 2014 y el Sr. Sabina ¿se cae del caballo ahora?
      Quizás sea que cuando uno deja de fumar nos llega más oxígeno al cerebro.

      En fin, nunca es tarde y que sea bienvenido al mundo de los atónitos.
      Saludos

      Nota 1

      Además, el PSOE aprueba una segunda resolución que define y remarca su posición respecto al problema nacional y la organización territorial del estado:

      Resolución sobre Nacionalidades y Regiones

      Ante la configuración del Estado español, integrado por diversas nacionalidades y regiones marcadamente diferenciadas, el PSOE manifiesta que:

      1) La definitiva solución del problema de las nacionalidades que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas que comporta la facultad de que cada nacionalidad pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español.

      Ya entonces les costaba decir España.

  18. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    El análisis carece de todo sentido. No es un referendum, el resultado no tiene ninguna consecuencia jurídica. Es una simple consulta política sin que el resultado vincule a nada o a nadie. Si saliese mayoritariamente el sí a la independencia eso no significa que Cataluña sea inmediatamente independiente, ni la Generalitat o los políticos catalanes quedan obligados a declarar unilateralmente la independencia. El resultado el único efecto que tiene es político, saber qué quieren los ciudadanos de Cataluña, nada más. Por tanto, un análisis jurídico no sirve de nada

    • Josef K
      Josef K Dice:

      Creo que es lo más acertado que he leído. No sé por qué tanto miedo a saber lo que quiere la gente. Todos los ciudadanos consultados (esté a favor o en contra de la independencia), debería participar en esa consulta para informar al pueblo de la verdad y de las posibles consecuencias de la independencia. Son los catalanes los que tienen que decidir si quieren la independencia. Cómo se produce esa independencia la tenemos que decidir todos los españoles.

  19. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    En el verano del 2005,apareció en “El País” el artículo que a continuación transcribo literalmente,para no perder ni un àpice de su profundo interés, escrito por mi buen amigo,el Notario de Barcelona,Juan José López Burniol.-
    “Federalismo o autodeterminación”.-
    La articulación de España en un Estado federal ‘simétrico’ o la autodeterminación de las comunidades que busquen la independencia son opciones que habría que afrontar aunque hoy parezca imposible.-
    1. El problema no resuelto del siglo XIX español fue articular un verdadero Estado nacional. Por ello -y por el fracaso de 1898- los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos definieron a Cataluña, Euskadi y Galicia -a inicios del siglo XX- como sendas naciones que forman parte del Estado, con lo que negaron el carácter de nación a España. Y hay que añadir, además, que los nacionalismos catalán, vasco, gallego y navarro han ganado hoy -en sus comunidades- la batalla cultural gracias a su control del sistema educativo.-
    Los españoles,catalanes,vascos,gallegos,navarros ,han de preguntarse que es lo que quieren.- Desde luego,la opción del Federalismo o de la Autodeterminación exige una REFORMA CONSTITUCIONAL PACTADA.-
    2. ¿Separatistas? ¿Separadores? ¿Quién tiró la primera piedra? No importa. Se acerca la hora de la verdad y hay que definir las respectivas posiciones para buscar una salida, ya no desde la perspectiva amable que brindaría un proyecto compartido, sino desde el ángulo estricto que proporcionan los respectivos intereses.{Son capaces los separatistas de vivir independientes de los “intereses”.-Es que no están en este mundo o viven todavía en la Arcadia….]
    3. Así, hay que partir de la idea de que el trozo de tierra que se extiende del Pirineo a Tarifa y de Finisterre al Cap de Creus -al margen Portugal- sólo puede articularse teóricamente de cuatro modos: como un Estado unitario y centralista que no llegó a cuajar y nunca será; como un Estado federal asimétrico, que no es posible de hecho, pues no hay Estado que aguante varias relaciones bilaterales, en las que otras tantas comunidades traten con el poder central de tú a tú, casi como si de una confederación se tratase. Como un Estado Federal simétrico, del que el Estado autonómico es embrión y que no deja de ser un Estado unitario, es decir, un solo sistema jurídico articulado sobre el único principio ético de validez universal no metafísico: que el interés general del todo prevalece -en ciertas materias- sobre el interés particular de las partes. Y, por último, como diversos Estados independientes -varios sistemas jurídicos-.
    4. En la práctica, estas opciones se reducen a dos: Estado federal simétrico o ejercicio del derecho de autodeterminación por aquellas comunidades que aspiren a la independencia.
    5. El Estado federal simétrico se caracteriza porque el tipo de relación que une a todos los Estados federados con el poder central es idéntico. No admite relaciones bilaterales -Estados asociados, soberanías compartidas, pactos con la Corona- que busquen configurar un estatus particular y privilegiado para algunos de los Estados federados. Otra cosa es que admita la asimetría respecto a la extensión de las competencias de cada Estado federado, dado que distintos son los presupuestos de que cada uno parte en materia de lengua propia, derecho civil, concierto fiscal…
    6. No se rechaza el federalismo asimétrico -la relación de tú a tú- por razones conceptuales. Puede funcionar. Sosa Wagner sostiene que Kakania fue un caos; Ernest Lluch- asesinado por ETA – pensaba que es un modelo a seguir. Pero, en España, generaría unas galimatías irresoluble, pues, habida cuenta del efecto mimético que Cataluña ejerce sobre el resto, serían varias las comunidades que apostarían también por una relación de tú a tú con el Estado, y no hay Estado que pueda soportar esta situación.
    7. La opción Estado federal simétrico o autodeterminación exige, para ser efectiva, una reforma constitucional sólo abordable tras un pacto -hoy impensable- entre el partido en el Gobierno y el primer partido en la oposición (PSOE/PP o PP/PSOE). Un pacto que debería estar abierto a los partidos nacionalistas, pero al que habría que llegar también sin ellos, ya que precisamente a ellos -a los que no acepten el federalismo simétrico- les quedaría la salida de la autodeterminación.
    8. Muchos españoles pensarán que es una locura -o una traición- admitir la posible secesión de partes de España. Pero, sin perjuicio de la adhesión cordial a la idea de España y precisamente por ella, hay que mirar la realidad y asumirla. Y esta realidad nos dice que -en Cataluña, País Vasco, Galicia y Navarra- parte de los ciudadanos quieren separarse. No se trata ya de competencias, dinero, infraestructuras, deuda histórica, etcétera, sino, lisa y llanamente, de la ausencia de un proyecto compartido que resulte atractivo. Puede que los que quieran irse sean mayoría, puede que no; pero hay que saberlo. Y, en cualquier caso, lo que nunca debe hacerse es estructurar el marco constitucional de convivencia con la única aspiración de que se queden los que quieren irse, porque, si tal se hace, resultará que los que quieran marcharse terminarán yéndose y los que se queden habrán destruido su Estado.
    9. Una mínima decencia obliga a contemplar las serias objeciones que pueden hacerse:
    a) Es ceder al chantaje de ETA. No: el desafío nacionalista más grave es el catalán, y en Cataluña no existe nada equiparable a ETA.
    b) La situación en que quedarían, en caso de secesión, los españoles del País Vasco y Navarra. Es una objeción trágica, frente a la que no hay argumentos. Sólo cabe añadir que quizá no sea mejor su situación actual, ya que el objetivo último del nacionalismo vasco es la nacionalización -la “vasquización”- de los españoles que viven allí, con independencia y sin ella. {Incluidos o preferidos de otras razas: siempre aparece “un negro” en los actos PNV- hace unos días junto a Urkullu- al igual que en su día al principio de la “transición” muchos partidos no obreristas presentaban a su “obrero”……….}
    c) La oposición cerrada de la España española a la admisión de la autodeterminación. Hay nacionalistas periféricos -incluso cultivados- que presentan a los españoles como unos tipos -mitad iluminados, mitad interesados- que defienden con arrogancia insufrible un concepto unitario de España, al que ensalzan con retórica huera y del que viven con avidez prosaica. Pero ¿es ésa la España actual?
    d) La inviabilidad económica del Estado español sin Cataluña. Es cierto que la participación catalana en el PIB español se acerca al 20%. Es real la aportación del esfuerzo fiscal catalán al desarrollo de España. También es cierta la contrapartida que ha significado, para las empresas catalanas, la existencia de un mercado cautivo español durante décadas. Pero si la única razón para mantener la relación entre España y Cataluña -al parecer insatisfactoria para ambas partes- es la conveniencia económica, mal vamos. Carece de futuro.
    10. Por consiguiente, españoles, catalanes, vascos, gallegos y navarros han de asumir sus responsabilidades y preguntarse qué es lo que quieren. Y terminar con esta situación de incertidumbre y desorden, que tanto perjudica a todos, al impedir que se afronten las graves cuestiones de nuestra época.
    11. Ha llegado el tiempo de la palabra veraz. Los políticos tienen que hablar sin tabúes. Pero, al igual que la guerra es demasiado seria para dejarla en manos de los militares, la política es demasiado importante para dejarla en manos de los políticos. Y, precisamente por ello, la gente tiene que decir lo que de veras piensa, sin miedo a quebrar el canon dominante, sosteniendo en público lo mismo que dice en privado. Sólo la palabra libre nos hará a todos libres.
    12. Cabe pensar que con la disyuntiva Estado federal simétrico o autodeterminación se precipita la desintegración de España. No es así por estas razones:
    a) Lo letal sería -a medio plazo- seguir con las concesiones particularizadas, arrancadas en un debate bilateral por las comunidades con vocación de independencia y sin un plan de conjunto;
    b) Desde el preciso momento en que se admitiese el derecho de autodeterminación, el problema dejaría de ser un problema de España para convertirse en un problema de la comunidad que quiera autodeterminarse, ya que ésta se dividiría en dos partes enfrentadas;
    c) Es duro que un viejo Estado, con mucha historia a sus espaldas, admita el derecho a separarse de una de sus partes; pero todo Estado que reconoce tal derecho sale reforzado por un motivo: ya no se verá nunca más sometido al chantaje continuado de aquella comunidad que intenta arrancar ventajas y conseguir una situación de privilegio, bajo la presión de que, si no se le concede lo que pide, se irá.
    13. Todo cuanto antecede parece hoy un delirio. Pero llegará el día en que se lamentará constatar que no se afrontó cuando aún era tiempo”.

  20. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Hola, Íñigo

    A pesar de lo que el artículo que citas denomina “éxito cultural” a causa del dominio exclusivo del Sistema Educativo autonómico (véase el origen de los profesores de euskera-batua en las Ikastolas o el hecho de que más del 65% de los maestros del sistema público de Cataluña sean de Esquerra Republicana) creo que la situación dista mucho de ser irreversible.

    Del mismo modo que se ha creado este caldo de cultivo durante 30 años, la situación es manejable con la recuperación por el Estado de la competencia educativa que ya es un clamor en voz baja incluso en dichas comunidades.

    Sucede que toda esa ciudadanía perfectamente consciente se ser maltratada por la casta nacionalista local se ve, además, Ignorada por el Estado.

    Y si el Estado te niega la mínima protección (la principal función del Estado) no queda más remedio que vivir en el miedo y, lógicamente, en el resentimiento hacia el Estado que lo permite.

    Nadie que conozca mínimamente bien la Geografía humana ( “Personas”) que viven en Cataluña, en el País vasco (y no digamos en Galicia) y hable con ellas en la confianza del afecto cercano puede ignorar lo anterior. Son sociedades vigiladas y monitorizadas hasta en los menores detalles.

    A mi modo de ver mucho más grave que la conducta nacionalista es la conducta del Estado. Su Ausencia. Ni está ni se le espera.

    Es cómplice del maltratador al admitir la Imposición Identitaria a ciudadanos cautivos.

    Esto es un clamor en millones de familias sometidas y de cuyos hijos se abusa con descaro forzándoles a despreciar la identidad de sus antepasados reales (no los inventados), la de sus conciudadanos españoles y adoptar la Obligatoria y Excluyente.

    ¿Por qué el Estado se comporta con esta dejadez y la ha ido reforzando?

    Es imposible no caer en la cuenta de que El PSOE en Suresnes 74 proclamó a los 4 vientos que Implantaría el Derecho a la Autodeterminación de Nacionalidades y Regiones.
    De aquellos Polvos vienen estos Lodos.

    Hoy Rubalcaba sigue enmarañado en este problema de Raíz.

    Si el PSOE encuentra una forma creíble de refundarse y por primera vez se pone en Disposición de Decir públicamente “España” en vez del “Estado español” dejaremos automáticamente de tener un problema.

    Porque el nacionalismo es tan enfermizo y cruel que no resiste la confrontación argumental de cara. Su mundo es el del miedo y la coacción aplicados por quienes viven de él.

    No es fácil hacerlo porque la hidra les ha crecido en casa (también al PP) pero sin una izquierda homologable con la europea ( ni el PSOE ni IU lo son) esto no es recuperable porque ya es un Estado Fallido con todas las letras.

    Hay quien habla de la muerte del estado-nación.

    Olvídenlo, es un invento de la UE porque conviene a esa casta . Miren el mundo y vean quién maneja el cotarro cada día con más fuerza.

    ¿Tienen esos enormes estados-nación pinta de dejar de serlo?

    Buenos días

    • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
      IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

      Manu:
      Exacto:es el eterno problema de España desde las “Abdicaciones de Bayona”: El Siglo XIX y El Siglo XX existen.- Para bien o para mal de España,una realidad histórica con la que me identifico y a la que a veces coo dolor explico y menos veces justifico, pero en la que creo y me afirmo más sin imponer.-
      EL ESTADO ESPAÑOL,digo “ESPAÑA”,conclusión de un proceso conformador frente al mundo desde los siglos IV a XIX, tiene- a mi juicio. agotadas sus potencialidades para seguir como tal y en consecuencia ESPAÑA misma debe asumir la dirección y gestión de su propio proceso—largo y doloroso — de la restauración de ESPAÑA…con o sinn algunas de sus “españas” …eso dependerá del la firmeza ,finura,inteligencia ,del auto-proceso de la propia ESPAÑA.-
      Todo deberá ir en esa Dirección: la RESTAURACIÓN DE ESPAÑA. con todas las dudas razonables y acreditadas sobre sus politicos,empresarios,dirigentes sindicales,clases medias profesionales…y sin olvidar que estamos en un mundo cada día más globalizado. Su Derecho,Sus Jueces y su Formas de aplicación.-
      En EEUU.cuando llamas hoy por telefono lo primero que te dicen es si quieres “a translator in spanish”,- SPANISH.

  21. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    PLANES Y CONSULTAS.-
    A.- DESDE UNA VISION NACIONALISTA VASCA.- Leo en el diario peneuvista “DEIA” de fecha 3 de junio del corriente la carta de una ciudadana vasca, de Beasain, que el periódico califica”PLANES Y CONSULTAS”.- Por lo escrito y por lo que se lee, no es difícil convenir en el carácter nacionalista vasco de la “Hoja de Ruta” y que transcribo literalmente: “Ahora que sigue estando de moda eso de hacer planes que nunca se cumplen (porque son inconstitucionales, ilegales o ambas cosas), me gustaría presentar un plan que ayude a encontrar una solución definitiva al conflicto político vasco.- La hoja de ruta en cuestión sería la siguiente:
    1. Declaración oficial de los gobiernos español y francés reconociendo Euskal Herría como nación de la Comunidad Europea.
    2. Legalización de todos los partidos políticos vascos.
    3. Elaboración de un Censo Nacional Vasco, donde figuren todas las personas empadronadas en pueblos y ciudades de sus territorios.
    4. Celebración de un referéndum al conjunto de la ciudadanía vasca sobre su ordenación territorial y modelo de convivencia (Autonomía, Departamento, Comunidad Foral o Estado Independiente).
    5. Respeto a la decisión sobre el marco de relaciones institucionales, económicas y sociales entre las diferentes comunidades de Euskal Herría. Este plan solo pretende que todos los planes (incluido el plan elegido por la mayoría) puedan ser llevados a la práctica. Sin violencia, sin amenazas militares, sin injerencias de ningún tipo. Un plan para garantizar el cumplimiento de una consulta democrática”.
    II.- DESDE UNA VISION INTEGRAL (VASCA/CATALANA/ ESPAÑOLA/FRANCESA Y EUROPEA).- Parafraseando a la ciudadana propositora del antes reseñado “plan” y animado,al igual que ella, del más ferviente deseo , pero como” español” a secas, de encontrar una solución definitiva al llamado “conflicto político vasco”, (que para mí no es la existencia de una legítima voluntad nacionalista sino la existencia y persistencia de la violencia y terrorismo nacionalista y de la persecución y exclusión social de los no nacionalistas) me gustaría presentar un plan que tenga en cuenta a todos los “sujetos de decisión” afectados, pues la posible creación de dos/o tres/ Estados Independientes, Vasco y Catalán/o incluso Aranés/, a ambos lados de los Pirineos, reconocerá incluso el más exarcebado nacionalista, afectaría, – con detrimento, daños e incluso desaparición de algunas de las diversas entidades en juego-, a las Naciones de España y Francia, y a los ciudadanos no nacionalistas de “Euskal Herría”/”Cataluña Sur y Norte”/, por lo que algo tendrán que opinar los Ciudadanos de uno y otro Estado.- Se entiende sin necesidad de explicarlo aunque algunos, muchos, no lo querrán aceptar, o ni siquiera escuchar.- Mi hoja de ruta, que considero más completa, democrática y útil a medio y largo plazo, que la de nuestra parafraseada de Beasain, por tener en cuenta TODAS las voluntades e intereses en juego, es la siguiente:
    I.- Disolución inmediata de la banda terrorista ETA, (ejemplo,IRA) su desaparición para siempre del escenario vasco/español/francés/ e instauración de un clima de paz, tranquilidad y serenidad social entre nacionalistas y no nacionalistas.-(“Convivencia interna”)
    Eliminación de cualquier tipo “persecución y exclusión social” de los no nacionalistas (Pacto de Estella-Lizarra),y de intentos de “vasquización”/”catalanización/ forzada o encubierta.-.- (“Convivencia interna”).-
    Potenciación del Euskera/Catalán/Aranés , pero con idéntico pleno respeto y posibilidad en igualdad de condiciones de enseñanza, en todos sus ciclos,del Español- Castellano/Francés-Lengua de Oil, a fin de instaurar un Bilingüismo real y efectivo.-Supresión de todas las normas contrarias al libre uso del Castellano-Español en cualesquieras àmbitos de la vida civil, mercantil- empresarial, administrativa o judicial.-El Modelo lingüístico podrá de ser el del Coprincipado de Andorra adaptando: una lengua propia oficial-vasco,catalán,aranés- y consideración del español/castellano y del francés-lengua de oil también como propias y oficiales, coexistiendo con absoluta normalidad y con libertad total para ciudadanos y residentes de utilizar una u otras en todos los àmbitos de la vida diaria,privada o pública.- Todos los ciudadanos tendrán el deber de aprenderlas en sus respectivos àmbitos y derecho a utilizarlas.-
    II.-Transferencia, en un ambiente prolongado de ausencia total de violencia y de exclusión y persecución social, de todas las competencias previstas en el Estatuto de Guernica e incluso de aquellas previstas en el artículo 150 , 2 de la C.E. de titularidad estatal que por su naturaleza sean delegables o transferibles, a la Comunidad Autónoma respectiva.-
    III.-Pasado un período suficiente ,de no menos de 25 años, de paz y tranquilidad democráticas, los Gobiernos Español y Francés enviarán a sus Cortes Generales /Asamblea Nacional/ sendos Proyectos de Leyes de Claridad, a la canadiense, que por implicar modificaciones de sus Constituciones, deberán ser aprobadas por los ciudadanos españoles y franceses en su conjunto, y por los procedimientos y mayorías establecidos en cada Estado para las modificaciones constitucionales.- La Ley contendrá una pregunta clara y sencilla”¿ACEPTA VD. LA POSIBILIDAD DE CONSTITUCIÓN DE UN ESTADO INDEPENDIENTE EN LOS TERRITORIOS HISTORICOS DE ALAVA, VIZCAYA Y GUIPUZCOA, ASÍ COMO EN LA COMUNIDAD DE FORAL DE NAVARRA/ y en el “PAIS VASCO”FRANCÉS,CONTINENTAL O IPARRALDE , EN LOS PIRINEOS ATLÁNTICOS, BAJA NAVARRA, LAPURDI Y ZUBEROA? SI/NO
    Caso de voto afirmativo:
    VOTA VD.SI CON CONOCIMIENTO QUE DICHO ESTADO INDEPENDIENTE ENTRARÁ EN LA UNIÓN EUROPEA EN EL MOMENTO QUE LOS CIUDADANOS ESPAÑOLES Y /FRANCESES LO APRUEBEN EN REFERENDUM AL EFECTO?
    SI/ NO
    Este referéndum considera, por tanto, “ Sujeto Primario de la Decisión”, al Conjunto de los Ciudadanos Españoles y Franceses, que pueden verse afectados por la creación de Estados Independientes -Euskal Herría/Cataluña/Valle de Arán, a ambos lados de los Pirineos: “Territorialidad”.-
    IV.- A.- Supuesto que los Ciudadanos españoles y franceses , en su conjunto, rechacen esta pregunta, votando mayoritariamente en contra (con “mayoría atendible” constitucional) se podrá repetir esta operación a los 15 años, salvo que durante este término se quebrara la paz social democrática por la reaparición del terrorismo, la violencia, la persecución y exclusión social, en cuyo caso los Gobiernos Centrales respectivos podrían proponer un referéndum abolitorio de la Ley de Claridad al conjunto de la Ciudadanía hispanofrancesa.- Mientras tanto los Estatutos de Autonomía de la CAV, Amejoramiento del Fuero Navarro, o Normas Internas del País Vasco Francés, se irán gradualmente implementando, hasta alcanzar las competencias de un “Estado Federal”, reservando siempre al Estado Central las que correspondan a este tipo de organización política en el Derecho Internacional.-(EE.UU., Alemania, Suiza )
    B.- Supuesto que la ciudadanía española/francesa, apruebe la propuesta, con las mayorías constitucionales respectivas, los Gobiernos Centrales, en colaboración con los Autonómicos, Forales y Departamentales o del Valle de Arán:
    * Elaborarán un Censo Electoral en los Territorios Vascos/Catalán,incluido el Valle de Arán,de cultura y lengua aranesa/occitana,reconocido por el nuevo Estatuto de Cataluña como “realidad nacional” y por tanto con capacidad de decidir al mismo tiempo el marco político al que desee acogerse.-
    * Igualmente y con la misma colaboración convocarán en Referéndum a la Ciudadanía Vasca/Catalana( y Aranesa) (“Sujeto Definitivo de la Decisión”), en base a una pregunta clara y sencilla: ¿Quiere vd. la SEPARACIÓN de España y de Francia y la Constitución de un ESTADO INDEPENDIENTE, incluso aunque la entrada en la Unión Europea pueda verse postergada a un Referéndum aprobatorio de los Ciudadanos españoles y franceses en su conjunto? SI/NO
    C.- Supuesto que con una mayoría social” atendible”( igual a la necesaria para las reformas constitucionales de uno y otro Estado Español/Francés) la Ciudadanía Vasca /Catalana( y Aranesa) de ambos lados de los Pirineos aprobara la Propuesta :
    * Se abrirán negociaciones entre los Gobiernos Centrales Hispano-Francés y Autónomicos, Forales/Departamentales( y/o Consejo Aranés,en su caso), durante un período de 2 a 5 años para dialogar y pactar sobre los temas de interés mutuo.-
    * Se pactarán las condiciones de igualdad absoluta en derechos y deberes políticos, económicos , sociales y linguisticos,determinados por la vecindad civil,de todos los ciudadanos del o de los nuevos Estados, aunque conserven su nacionalidad originaria española o francesa, o adquieran la nueva vasca o catalana o aranesa o asuman la doble nacionalidad,lo que estará expresamente permitido.-
    (Deberán, por supuesto, tener más derechos que “Los alemanes en Mallorca o los portugueses en Luxemburgo)-Arzallus – y por supuesto que los Gibraltareños originarios de 1704 o los Acadios o colonos franceses católicos romanos,unos y otros expulsados de forma genocida por los Británicos hasta San Roque,Andalucía,los primeros y a Nueva Orleáns, en Luisiana, hoy EE.UU.,los segundos, a pesar, de los términos de la capitulación al Archiduque Pretendiente Carlos de Austria,representado por el Landgrave Jorge de Hesse-Darmstadt y de las cláusulas de protección del Tratado de París de 1763 en cuanto a su Lengua,su Religión Catòlica y sus Leyes de Derecho Romano,respectivamente).-
    En el momento que la Unión Europea emita el Pasaporte Europeo y cree la Nacionalidad Europea desaparecerán las Nacionalidades antes dichas, tanto las de los Estados originarios como las de los nuevos, si estos ya pertenecen a la Unión Europea.-
    * Antes, los Gobiernos de los Estados originarios habrán consultado al conjunto de sus respectivas Ciudadanías acerca de si desean que los nuevos Estados ingresen de inmediato en la Unión Europea o deciden retrasar esta entrada al momento en que los Intereses generales lo permitan o aconsejen.-
    Parece una aplicación de la TEORIA DE JUEGOS.-Puede inquietar a algunos o exarcerbar a los impacientes o mal intencionados o ignorantes pero nadie negará que el Procedimiento es COMPLETO , por atender a todos los intereses en juego, a la voluntad de TODOS los Ciudadanos y es exquisitamente “democrático” y” útil”.-Fuera componendas intermedias de Estados Libres Asociados, Estados Confederados y otros “apaños”:
    o culminación constitucional de los Estatutos, Fueros Amejorados o Normas Internas Regionales,con derivación hacia un Estado Federal ,”simétrico” en las relaciones de los Estados Federados entre sí y de todos con el Estado Federal,aunque se admita la “asimetría” en las competencias de aquellos,o bien ejercicio de la autodeterminación y secesión de España y Francia y constitución de sendos Estados Independientes, en la Unión Europea o no.-
    Iñigo Romero. Junio 2008
    _______________________________

  22. IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO Dice:

    Estos comentarios los escribí para un blog en 2008 pero estimo siguen vigentes y reflejan mi opinión personal incluso hoy día.-
    Están pensados en el País Vasco pero estimo” mutatis mutandi” cabe para cataluña.- La cuestión es quién pone el huevo primero: los catalanes ,como ahora plantean los de CD(Mas,Homs) y después el resto de los españoles para dar “encaje” al resultado de la consulta o los españoles en su conjunto y después los catalanes.-

Los comentarios están desactivados.