El jurista complaciente (o nuestro hombre en el Consejo)

En el post de hoy, amigos lectores, quiero glosar un fenómeno muy nuestro y extraordinariamente castizo: el del jurista complaciente. En pocos países del mundo cabe apreciar con tal pureza de rasgos este espécimen, profundamente imbricado en nuestro hábitat partitocrático. En ¿Hay Derecho? hemos hablado hasta hartarnos de la captura de nuestros organismos reguladores supuestamente independientes por el actual establishment extractivo, y sus perniciosos efectos, pero tal cosa no sería posible sin la entregada colaboración -porque no podemos calificarla precisamente de desinteresada- del jurista complaciente. Para ilustrarlo, vamos a escoger dos ejemplos muy interesantes: el de Vicente Guilarte, actual consejero del CGPJ, y el de Fabio Pascua Mateo, Secretario General de la CNMV.

Vicente Guilarte, Catedrático de Derecho Civil, comenzó su carrera política al fichar como abogado del Colegio de Registradores de la Propiedad. Era el encargado de defender en los juzgados las posturas de la Corporación, impugnando resoluciones de la Dirección General de los Registros cuando convenía o defendiendo de la impugnación calificaciones registrales. Fue una época muy movida corporativamente hablando, pues la Dirección General pensaba, en su ingenuidad, que era el superior jerárquico de los funcionarios a su cargo (notarios y registradores) y que podía sancionarles cuando no obedecían sus mandatos. En fin, recordarlo hoy da casi ternura.

Bueno, el caso es que uno de los muchos sancionados fue nada menos que Enrique Rajoy Brey, un hombre muy implicado en la defensa de los intereses corporativos. El Sr. Guilarte se encarga activamente de la defensa del Sr. Rajoy y consigue levantarle las sanciones en los tribunales. Es el comienzo de una gran amistad. Sin duda complacido por su actuación, el propio Rajoy la recuerda públicamente en esta carta (aquí) enviada a todos sus compañeros en diciembre de 2013, en donde glosa la persecución a la que fue sometido y agradece “el impagable apoyo de Vicente Guilarte Gutierrez”.

Es una carta muy emotiva cuya lectura recomiendo encarecidamente. En su parte final realiza una advertencia que interesa retener por lo que luego veremos y que transcribo seguidamente: “casi nos hemos olvidado de que el riesgo que entonces estuvo a punto de acabar con nuestro status todavía permanece y no sólo permanece sino que se agranda cada día que pasa y, en lugar de aprovechar el tiempo para mejorar nuestro sistema de seguridad jurídica, para modernizarnos, para aumentar nuestra eficiencia y acrecentar así nuestro valor añadido, lo utilizamos para cazar musarañas, proponer cambios tan urgentes y candentes como la pre-horizontalidad y difundir insidiosos e interesados rumores sobre la ruina a que las reformas propuestas por el Ministerio nos abocarían o la ‘contaminación’ que implicarían para nuestra función.”

El caso es que el Sr. Guilarte, poco a poco y sin olvidar sus encargos judiciales, fue promocionado a otros menesteres. El 2012 se le incorpora al consejo de redacción de la revista del Consejo General de la Abogacía en representación de los registradores y desde allí comienza a publicar (en ese y en otros medios) una serie de artículos en defensa de la profesión (tal como él entiende la defensa de una profesión, claro, que es denigrando a las demás). Pueden leer uno de esos interesantes artículos aquí (tampoco tiene desperdicio).

Tantos méritos no podían quedar desatendidos. Si Enrique Rajoy había sido capaz de nombrar medio Ministerio de Justicia, estaba claro que podía ayudar a un amigo (y a la Corporación, claro) colocando al Sr. Guilarte en el CGPJ. Sin duda resultaba muy interesante para todo el mundo (recordemos esa advertencia sobre los riesgos para “nuestro status” y la necesidad de defender las reformas propuestas por el Ministerio). Dicho y hecho, Guilarte es nombrado consejero en la última renovación por la cuota del PP y desde el primer momento se pone manos a la obra, sin por ello dejar sus tareas anteriores, al menos las principales, pues en enero y febrero de 2014 Guilarte sigue firmando un buen número de escritos procesales en representación de los registradores (concretamente escritos de personación, lo que significa que lleva la dirección letrada en su conjunto). Suponemos que sigue cobrando por ello, naturalmente. Quizás la reforma del CGPJ propulsada por el PP -permitiendo compatibilizar la actividad de consejero con el ejercicio profesional- buscaba precisamente esto, quién sabe.

En cualquier caso, el resultado final era el previsible (al fin y al cabo para eso le han nombrado) en un frente y en el otro. En el frente de los Juzgados, ¿se imaginan la presión para un juez de Primera Instancia que tenga que decidir sobre un asunto de interés para los registradores cuando se entere que el abogado de esa parte es un consejero del CGPJ? En el frente del Consejo, se propone él mismo como co-ponente en el informe del CGPJ sobre jurisdicción voluntaria, en el que tanto interés tiene los registradores (en eso sí que se juegan el status y no en la pre-horizontalidad, como nos ilustraba Rajoy) y ya se pueden ustedes imaginar el desenlace: la propuesta de informe deja pequeños a los mismísimos artículos de Guilarte anteriormente mencionados. Y lo que te rondaré, morena. Definitivamente, nuestro hombre en el Consejo (pero todo legal, eh, aunque otra cosa es que ética y estéticamente resulte sencillamente asombroso).

Pasemos ahora al otro caso, que no es menos divertido. Fabio Pascua Mateo es Letrado de las Cortes. Comienza su andadura política en Madrid a la sombra de Elvira Rodríguez, entonces presidenta de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, quien le designa Secretario General de la Asamblea. En la siguiente legislatura la Sra. Rodríguez se va al Congreso de diputada y el Sr. Pascua continúa con el nuevo Presidente, Ignacio Echevarría. Pues bien, al poco tiempo estalla el escándalo BFA-Bankia y la oposición, en su ingenuidad y a la vista del desaguisado, quiere debatir las posibles responsabilidades políticas en las que han podido incurrir los gestores autonómicos en una comisión de investigación.

La pretensión sobre el papel parece lógica, puesto que  la Ley 4/2003 de 11 de marzo, reguladora de las Cajas de Ahorro de la Comunidad de Madrid,  establece una serie de responsabilidades administrativas para quienes ostenten cargos de administración y dirección que infrinjan normas de ordenación y disciplina de las entidades de crédito,  correspondiendo la competencia para exigirla y sancionarla a la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid y, en su caso, a su Consejo de Gobierno, aunque en determinados casos se requiere informe del Banco de España.

Quizás sobre el papel de la ley, sí, ¡pero menos mal que tenemos juristas complacientes para interpretarlas! Si no estaríamos perdidos, desde luego. Se encarga urgentemente un informe a la Secretaría General de la Asamblea para que emita su opinión (institucional e imparcial, naturalmente) y el Sr. Pascua se descuelga en mayo de 2012 con uno, que pueden consultar aquí, en donde afirma que la Comunidad de Madrid no tenía ninguna competencia en materia de Cajas de Ahorro.

Como lo leen. Pese a que la Ley de la Comunidad de Madrid establece claramente que  el órgano responsable dentro de la Comunidad de Madrid de ejercer las funciones de disciplina y sanción es la Consejería de Economía y Hacienda, el informe supuestamente independiente, en base a argumentos de tipo formal y temporal, y con abundante retórica, afirma que el único responsable es el Estado y el Banco de España.

El informe cumplió su cometido: por supuesto que no hubo Comisión de investigación –tampoco es que hubiera servido para mucho, visto el paripé que se montó en el Congreso por el mismo tema- pero, sobre todo, el jurista complaciente es en la actualidad Director del Servicio Jurídico y Secretario General de la CNMV, de nuevo bajo las órdenes de su jefa de siempre, Elvira Rodríguez. Estamos seguros de que sus informes en ese órgano serán del mismo tipo al que ya estamos acostumbrados, para tranquilidad de su presidenta… e intranquilidad de los ciudadanos, lamentablemente.

 

17 comentarios
  1. JJGF
    JJGF Dice:

    Rodrigo, se te ha olvidado Rubio Llorente! Ese al que Benigno Pendás, letrado de las Cortes como el propio Rubio, acusó de “modular su trayectoria y poner su prestigio al
    servicio de la falacia jurídico-política” de ZP con el lío de la nación como concepto discutible y la aprobación del Estatut. ABC 4 enero 2005.

    Y es que a muchos cátedros ilustres les das un cargo político, como pasó con Rubio, y son capaces de decir que dos y dos son cinco, o siete, según convenga a quien le nombró.

    Qué pena de agradaores!

    • La crítica de Pendás a un Rubio Llorente complaciente con ZP
      La crítica de Pendás a un Rubio Llorente complaciente con ZP Dice:

      http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20050104&idn=9631282380322

      “Nuestras élites, a lo suyo. Rubio Llorente, extremeño de Berlanga, era un profesor estupendo. Conservo los apuntes del curso ¡1976-77! en la Facultad de Derecho de la Complutense. Previa cita de Max Weber, dice allí que toda nación tiende por naturaleza a constituirse en Estado. Letrado de las Cortes, Rubio fue asesor de la Ponencia constitucional. Querencia universal del oficio: todo constitucionalista desea con fervor llegar a ser constituyente. Consiguió al menos ser «intérprete supremo», a través de sus votos particulares en el Alto Tribunal, que daban mucho más juego doctrinal que la sentencia misma. Recibió después el homenaje merecido de amigos y discípulos. Cuando le nombran presidente del Consejo de Estado, muchos respiramos con alivio: Zapatero sabe lo que hace en materia de reforma constitucional. Error lamentable. El profesor modula su trayectoria y pone su prestigio al servicio de la falacia jurídico-política que nos aguarda. Lejos todavía de las logomaquias historicistas que tanto combatía. Cerca, demasiado cerca de otorgar una baza insospechada a quienes no son felices porque no son leales al proyecto común.”

  2. Fernando Rodríguez Prieto
    Fernando Rodríguez Prieto Dice:

    Enrique Rajoy tiene la misma desfachatez que su hermano para ocultar la verdad y mentir. Se proclama víctima de una persecución, mártir de la causa. Pero lo cierto es que cuando estaba de registrador en Alcalá de Henares utilizaba dos criterios sistintos de calificación, DOS, para los mismos supuestos. Si actuaba para su registro utilizaba UNO, el mismo que reprocha que hayan utilizado la inmensa mayoría de sus compañeros. Pero si actuaba en funciones de calificación sustitutoria respecto a las de Arnaiz utilizaba OTRO, el contrario, para no tener que quitarle la razón a éste.
    Una conducta, la verdad, muy cínica, muy poco ejemplar. Y que algún compañero suyo ha calificado como claramente tipificada en el código penal como prevaricación.
    Sorprende que con esos muertos en el armario ahora anden haciendo alardes. Como sorprende la recompensa al conseguidor.
    Pero estamos en el país que estamos, donde ser hermanísimo sigue dando interesantes réditos.

  3. Martia
    Martia Dice:

    Sentencia del Juzgado */2014 de Bilbao:
    Parte demandada: Administración del Estado y Registrador de la Propiedad
    Abogado: Abogado del Estado y Vicente Guilarte Gutiérrez.
    Alegaciones de Vicente Guilarte: “Falta de legitimación activa para recurrir””Lo que se impugna en el presente procedimiento es la nota de suspensión de la inscripción y no la calificación que no ha sido recurrida”
    ¡Qué sensación tan extraña produce ver a un Consejero del Consejo General del Poder Judicial, con una hija registradora, servir en un juzgado como abogado al registrador, cuando quien recurre es el Notario! ¿Cómo podrá elaborar el Sr Guilarte un informe imparcial sobre la seguridad jurídica preventiva si está pagado por los registradores, si es el futuro de su hija, y en los recursos se agarra a sutilezas conceptuales o supuestos defectos de forma para ganar cualquier cosa? ¡Si su abuelo Guilarte Zapatero levantara la cabeza!

  4. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    Lo que yo no me acabo de explicar es porque un cuerpo profesional como el de los Registradores cree tan necesario contar con los servicios de un “jurista complaciente”. En el segundo caso, se entiende muy bien el interés del PP de Madrid por evitar la investigación de Caja Madrid en la Asamblea Regional.. YO creía que los juristas complacientes era sobre todo una categoría muy utilizada por la clase política pero se ve que su uso empieza a extenderse en los sitios más insospechados. En fin..

  5. David Levi
    David Levi Dice:

    Seguro que el juez no se ha dejado influir por el pequeño detalle de que el abogado de parte sea, simultáneamente, su superior jerárquico como consejero del CGPJ. Una peculiaridad más de este país donde lo anormal es, precisamente, lo más normal.

  6. Sinibaldo
    Sinibaldo Dice:

    Magnífico post que sintetiza las claves del nombramiento del jefe de la asesoría jurídica del Colegio de registradores como consejero del CGPJ. Piensan los Rajoy que siempre es bueno tener a uno de los nuestros en los órganos que deben emitir informes sobre intereses registrales.
    Sin embargo, el nombramiento de Guilarte en términos compatibles con los cientos de miles de euros que reciben al año por sus funciones asesoras, se encontraba como el obstáculo de la incompatibilidad absoluta que para todos los miembros del CGPJ imponía la LOPJ. De ahí que meses antes tuvo que allanare el camino reformando el precepto en junio de 2013, a fin de permitir a los vocales abogados o procuradores, que no sean miembros de la permanente, continuar con el ejercicio de su profesión liberal.
    Muy oportuna la reforma.
    Pero hay algo más. La carta del hermanísimo revela que el Colegio de registradores, contra la opinión del entonces Presidente Cepeda, distrajo fondos de la caja común para aplicarlos a la defensa jurídica (Guilarte) y a la multa de 300.000 euros que le impuso la DGRN al compañero Rajoy (y al compañero Arnáiz, cuyo hermano urbanista está implicado en numerosas tramas de corrupción de los ayuntamientos del PP de Madrid)
    La propia carta revela las impagables gestiones realizadas por el registrador Javier Vallejo y, aunque no lo nombre expresamente, del registrador mercantil de Zaragoza, para conseguir que el Colegio de registradores utilice sus fondos para la atención de los gastos particulares del futuro hermanísimo. Lo cierto es que tales dávidas no son muy acordes con la legislación corporativa y fiscal vigente. No se espera que la DGRN cuyo director y subdirector, nombrados por el agradecido Enrique Rajoy, influyeron en la adopción de esa medida, toeme cartas en el asunto.
    En fin, todo esto demuestra que en este país las gestiones nunca son impagables, si el deudor es Enrique Rajoy: Joaquín Rodríguez a la DGRN, Vallejo, a la Subdirección y Guilarte, al CGPJ. Causalidades de la vida…

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      Sí, porque Guilarte además de ofrecerse como voluntario para trabajar en los informes de más interés para su cliente, encima es miembro de la comisión disciplinaria del Consejo, lo cual cuando uno se presenta como abogado en un juzgado siempre viste mucho más. Viste tanto que hasta creo que ningún juez le llamaría la atención por no llevar toga.
      Si la reforma de Gallardón ya era mala políticamente hablando (todavía mayor dependencia del CGPJ de los partidos políticos, especialmente del mayoritario) la experiencia práctica nos demuestra que encima ha conseguido crear en su seno todo tipo de incentivos perversos y conflictos de intereses.
      En cuanto al segundo asunto que plantea creo que, efectivamente, cuando uno se las quiere dar de héroe perseguido es importante hacerlo a su costa. En eso consiste precisamente el mérito, porque si no, si sale gratis, ¿de qué se vanagloria uno?

  7. Lucía de las Heras
    Lucía de las Heras Dice:

    Y ahora los diputados de la Asamblea de Madrid, varios de ellos imputados por la trama Gürtel, van a nombrar al magistrado que ha de juzgarles, esto es, a uno de los miembros de la Sala del TSJ de Madrid que enjuiciará el caso en sustitución del jubilado juez Pedreira, anterior instructor de este asunto de corrupción institucional. Perverso sistema, en que los propios imputados eligen a “su” juez. Qué país. (Dejo el enlace del periódico de hoy:)

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/03/03/madrid/1393841530_594575.html

  8. Páradox
    Páradox Dice:

    Es peculiar la posición de privilegio que ha conseguido Vicente Guilarte. Es abogado de parte. Y a la vez miembro del CGPJ, órgano superior de los jueces. Y dentro del mismo nada menos que miembro de la comisión disciplinaria. Está en su mano, por tanto, decidir sobre el ascenso de los jueces. O incluso sobre la imposición de sanciones a los mismos. Y mientras sigue actuando como abogado de parte.
    ¡A ver qué juez se atreve a fallar en su contra!
    No me cabe duda de que es un caso claro de competencia desleal respecto a los demás abogados. Y de que sus honorarios habrán subido! Y todo gracias a contar con el apoyo del hermanísimo.
    ¿Es que no hay vergüenza en este país?

  9. Montesquieu
    Montesquieu Dice:

    ¿Llamarán “control de legalidad” al “control” “del que controla la legalidad”?

    ¿Cómo puede ser que un Juez, que se vanagloria de su Independencia, esté subyugado disciplinariamente a un abogado que ejerce de abogado defendiendo al registrador?
    Si yo fuera Magistro del Tribunal Supremo sacaría el orgullo que siempre ha caracterizado a los jueces vocacionales y le diría: usted no tiene legitimación para estar en todos los lados: sentado en el estrado como abogado de parte, sentado a mi lado como consejero, y sentado detrás de mí como supervisor. Y cobrando por todos los puntos cardinales, en algunos puntos más que en otros.

    Guilarte sí puede decir: el Estado soy yo!
    El poder legislativo, ejecutivo y judicial condensados en una sola persona.

  10. KC
    KC Dice:

    Lo de la ingeniería social mal entendida ha causado muchos problemas en España… No le veo la diferencia a este tipo de conductas “sociales” y las de un grupo de babuinos de un bosque de Tanzania, la verdad. La esencia es prácticamente la misma.

    Saludos.

  11. paloma
    paloma Dice:

    En el caso al que alude.Lucia de lasHeras solo UPyD se ha negado a proponer candidato por considerar que la Asamblea no debe nombrar magistrados.

  12. Lorena Moreno
    Lorena Moreno Dice:

    La Independencia de algunos es impagable y digna de aplaudir.
    Gracias Rodrigo por mostrarnos estas verdades que le pueden complicar su vida laboral… por no ser Ud precisamente “complaciente”.

  13. valerio
    valerio Dice:

    Rodrigo, en el último número de la revista ABOGADOS, que leí ayer, hay un artículo de GUILARTE y en la nota a pie de página reconoce expresamente que el informe lo hace para aumentar las competencias de los abogados. Es decir, que un informe oficial del CGPJ tiene como objetivo declarado por uno de sus ponentes, favorecer a los abogados…¿no os parece insólito? ¿no debería dimitir este señor inmediatamente? y en su defecto ¿no deberían cesarle inmediatamente? Por otro lado, insiste con el tema del monopolio notarial…curioso argumento para el abogado de los registradores, que como todo el mundo sabe ni son un monopolio, ni cobran del “cliente”…lo dicho, INSÓLITO…

  14. Martia
    Martia Dice:

    a).- El Sr. Guilarte tiene el monopolio de la defensa de los registradores, ya que a él le han encargado su defensa: no hay más que recopilar todas las sentencias en las que interviene un registrador, aparece como abogado defensor del registrador Vicente Guilarte. Los registradores han pensado en que alguien debía defenderles y le han dado ese servicio a Vicente Guilarte, en régimen de monopolio.
    b).- Cada registrador tiene el monopolio territorial de cada registro. Es necesario acudir a ese registro, y hay que pagar por registrar lo que diga el registrador. No se puede ir a ningún otro registro para registrar los derechos. Aunque otro registrador, en otro registro, estime que lo que se presenta está bien hecho, si te toca el registrador que piensa diferente, no puedes pedir que lo registre el que considera que está bien. Hay un monopolio absoluto. Y hay que pagar al registrador que te corresponde, no puedes ir a otro. Eso es un monopolio. Por tal razón, cuando Guilarte habla de monopolio, o lo hace para tergiversar el lenguaje usando una connotación negativa contra una institución que, como abogado de parte, entiende que puede molestar a a los intereses de su defendido, o utiliza incorrectamente el término.

  15. antonio
    antonio Dice:

    La expresión JURISTA COMPLACIENTE es muy acertada, y le felicito sinceramente por ella, pues por desgracia cada vez son más los juristas complacientes, que luego pasan a la política sin problema alguno, pues, al fin y al cabo, siempre han estado haciendo política…

Los comentarios están desactivados.