La Educación de un Economista (II)

Explicaba ayer cómo mi columna de EL PAÍS con Luis Garicano y Tano Santos, No Queremos Volver a la España de los 50, había representado el final de una etapa de evolución personal sobre la situación política y económica de España.

El origen de la famosa columna (aun sale en Google bien arriba cuando una la busca y de la que se sigue hablando en la prensa incluso hoy) fue sencillo. Yo estaba visitando por una semana el departamento de economía de UCL (en Londres). Como Luis trabaja en LSE pensamos en quedar a tomar un café y hablar sobre la situación de España. Al final resultó que no pudimos (vidas ajetreadas las nuestras) pero si que estuvimos un buen rato en el teléfono. Gracias a ello y, después de añadir a Tano a la conferencia, escribimos casi de un tirón la columna.

De muchas fuentes me llegaba que desde posiciones oficiales se coqueteaba abiertamente y enfrente de mucha gente con la salida del Euro. Se iba por ahí diciendo que si salíamos del Euro no pasaba nada y que nuestros socios europeos mejor nos trababan bien o las cosas irían mal para todos (una especia de “opción Sansón” a la española). Esto era, obviamente, una posición de política peligrosísima, no solo por los horribles efectos que salirse del Euro hubiera tenido sobre la economía sino por sus consecuencias políticas de “Peronización” de España. Lo que Luis, Tano y yo nos dimos cuenta hablando –y eso quizás haya sido una de nuestras mejores intuiciones- es que más de un político no veía la “Peronización” como un peligro sino como una oportunidad de incrementar sus rentas. Había que decir estas cosas y había que decirlas cuanto antes.

Cuando enviamos la columna a EL PAÍS le pedimos al periódico que fuera cuidadoso y que solo pusiera nuestras afiliaciones universitarias. La columna la escribíamos nosotros tres solos, a nivel individual y sin citar a ninguna otra institución española. De hecho, y de manera contraria a nuestra costumbre, no lo colgamos en el blog en el que escribíamos por aquellas fechas, precisamente para no confundir a nadie. Solo unos días después, y ante la tremenda reacción creada, escribimos una entrada explicando, de nuevo, que la columna era únicamente nuestra opinión personal.

De poco nos sirvió. Unos nos criticaron por “esconder” el que éramos de FEDEA. Otros nos culpaban de no desvincularnos lo suficiente de FEDEA (nadie en la fundación había visto la columna antes de que la enviásemos a EL PAÍS y no habíamos firmado con tal afiliación, así que sinceramente no entiendo cómo podíamos habernos desvinculado más). Unos nos atacaban por ser de izquierdas. Otros, por ser de derechas. Incluso, de manera muy cómica, se nos acusó de intentar articular un golpe de estado.  En general esto me dejó contento. Es como cuando te llegan las evaluaciones de clase. Si la mitad de los estudiantes te dicen que vas muy rápido y la mitad que vas muy lento es que más o menos el curso lo diste a la velocidad correcta.

No Queremos Volver a la España de los 50 tuvo dos efectos en mi. El primer efecto fue darme cuenta de que muchísimos comentaristas en España prefieren la teoría conspiratoria a ninguna otra explicación. En vez de entrar en el fondo del asusto (¿cuál es el riesgo para España de salirse del Euro? ¿Funciona la Unión Europea como un mecanismo de limitación de la arbitrariedad de nuestros políticos?), estos comentaristas se limitaban a hacernos cómplices de oscuras maquinaciones

Me imagino que esto es culpa de dos cosas: el que en España muchos escriben al dictado y que es más fácil emplear la teoría conspiratoria que pensar. Lo primero remunera bien. Lo segundo es muy cómodo. Pero, por otra parte, si alguien de lo único que te acusa es ser parte de una conspiración, sabes que la victoria intelectual es tuya: no tienen un mejor argumento.

El segundo efecto fue el hacerme saltar definitivamente al campo de los que creían que los problemas españoles eran institucionales y no meramente económicos. Mejor tarde que nunca.

A partir de ese momento mis entradas en internet cambiaron de manera radical. Empecé a hablar de instituciones siempre que pude. Por ejemplo, aquí alababa a John Roberts y Ben Bernanke como dos grandes servidores del estado. John Roberts ha liderar a la Corte Suprema de Estados Unidos por caminos muy difíciles (como todo el tema de Obamacare: cuanto más lo pienso más convencido estoy que su decisión de defender la constitucionalidad del mandato como un impuesto -“the saving construction”- fue la mejor posible). Ben Bernanke contribuyó de manera decisiva a que la crisis en Estados Unidos no fuera a peor y que su impacto fuera menor que en Europa.

Esa entrada me motivó a hablar del acceso a la función pública en España aquí y aquí (con Pablo Ibañez Colomo, de LSE), pues ni Roberts ni Bernanke, a pesar de sus indudables méritos, podrían haber nunca haber llegado a donde han llegado en Estados Unidos en España.

Estas entradas sobre el acceso a la función pública generaron mucha reacción entre ciertos grupos (incluyendo, de nuevo, acusaciones francamente divertidas). Pero el proceso de escribirlas me ha llevado a reflexionar sobre estos sistemas de acceso y a aprender en mayor detalle acerca de los sistemas alternativos existentes en otros países. Como expliqué en esas entradas (y a lo que volveré en su día), creo que buena parte de nuestros problemas vienen del sistema de acceso a la función pública y de su interrelación con la política. No es sano que básicamente todo el actual gobierno sea funcionario de carrera. Menos sano aún es el sistema de excedencias especiales indefinidas que convierten a la carrera política en una apuesta para los funcionarios en la que solo se puede ganar.

Otras entradas fueron sobre instituciones incluyeron esta, esta y esta, pero quizás la que mas eco tuvo fue esta sobre Elvira Rodríguez. Este nombramiento fue para mi la gota que colmó el vaso y que me hizo abandonar toda esperanza con el actual gobierno. Claramente Elvira Rodríguez no estaba preparada para ese puesto y su vinculación partidista era obvia. Pero el verdadero problema era que, si había un cargo donde el PP podía encontrar a alguien bien preparado, razonablemente independiente y afín a su proyecto político era en el mundo financiero. Como dicen en Estados Unidos (y perdón por el anglicismo): “they did not even try”. El gobierno puso a mala persona a llevar la CNMV a posta. Punto.

Lo único positivo es que fue justo antes de mi famosa conferencia en ICADE, lo que me permitió incluir un ejemplo que llegó a mucha gente (junto con mi crítica del alcalde de Majadahonda: curiosamente nadie me acusó de querer ser alcalde).

Después, de Octubre de 2012 a Septiembre de 2013 escribí muy poco por una serie de motivos. El primero era que estaba muy ocupado con mi vida profesional. Por ejemplo, escribí un artículo sobre la economía política de la burbuja que salió en el Journal of Economic Perspectives y que, a pesar de no ser matemático, me llevo mucho tiempo pensar. El segundo, que estaba aún más ocupado leyendo sobre economía política. En mis clases en la universidad le dediqué mucho tiempo a explicar estos temas (no se si para alegría o tristeza de mis estudiantes). Y durante los fines de semana, a recuperar lo poco que sabía de derecho (cinco años de carrera un tanto olvidados).

Como recordarán los editores de este blog un buen día les empecé a preguntar sobre manuales de derecho administrativo. Realmente quería entender los detalles de los cambios regulatorios, en especial del uso del suelo. Cuando mi mujer me vio llegar a casa con los tres volúmenes del manual de Ramón Parada Vázquez, la pobre poco podía salir de su asombro. El que me pasara el siguiente fin de semana sin levantarme de la mesa leyendo un buen trozo del susodicho manual probablemente le hizo preguntarse acerca de mi salud mental. Pero ese esfuerzo era necesario.

Mi última entrada en mi antiguo blog fue precisamente producto de esas lecturas: Controles y Contrapesos, en el que comentaba esta nueva columna en EL PAÍS. Como decía, en este caso hablando sobre los nombramientos de la nueva CNMC:

“necesitamos una CNMC vigorosa y vigilante. Y esto requiere de dos cosas: conocimiento técnico e independencia del poder. En otras palabras: el saber qué hacer y el querer hacerlo. La lista de los consejeros nombrados nos dice que la CNMC no va a cumplir con su misión.”

Y añadíamos:

“sí que sabemos que en España existen decenas de candidatos mucho mejor preparados para este puesto que los economistas seleccionados como consejeros. Quien dude de ello, solo ha de poner el nombre de los consejeros en Google Académico (esa prueba del algodón que no engaña) y comprobará la casi total ausencia de citas relevantes de los mismos. A la vez, poniendo el nombre de muchos otros posibles candidatos verá que estos tienen muchísimas más citas (y con mayor índice de impacto) en las áreas de competencia y regulación.”

Ya desvinculado de mis anteriores afiliaciones, en Enero publiqué una nueva columna que fue también mi bautismo aquí en ¿Hay Derecho?, en la que ya analizaba de manera muy explícita la economía política de los nombramientos políticos:

“En resumen: la selección de directivos en nuestras instituciones públicas no es un accidente. Es una respuesta estructural dados los incentivos existentes. Los gobiernos no quieren ser controlados, unos políticos de mala calidad necesitan de salidas económicas personales y los mecanismos de control no operan.”

Culminaba así la educación de un economista. España ha sufrido una gravísima crisis económica. Pero lo que nos ha pasado no es una casualidad: es el producto de la conjunción de unas fuerzas exteriores (el Euro, la caída de los tipos de interés mundiales) con nuestra situación política. No se puede hablar de economía en España sin entrar en la economía política. Si Bankia se hundió fue por un pacto entre PP y CC.OO. que politizó CajaMadrid, por el control por la Comunidad Valenciana de Bancaja, por fusionar malas entidades para crear una nueva “too big to fail” a propósito, por nombrar a Rodrigo Rato –una persona sin experiencia profesional en la banca y que había dejado un pésimo recuerdo en el FMI- para que el banco fuera intocable.  Si la gente esta cansada con el sistema es porque nadie entiende porque Moreno Bonilla puede mentir sobre su CV y que no pase nada o que Cesar Alierta siga siendo Presidente de Telefónica cuando esta probada su participación en un uso privilegiado de información confidencial.

La crisis y la pobre recuperación actual es el producto de un sistema político creado en la transición y que ha llegado al final de su ciclo vital. El problema es que muchos o no lo han entendido o no lo han querido entender e intentarán prolongar su vida todo lo que puedan. El desenlace puede ser repentino o puede que nos lleve tres décadas, como durante el declive de la restauración. La dos grandes claves en el corto plazo serán cómo se gestione el tema de Cataluña y que coaliciones sean posibles después de las siguientes elecciones generales.

Mientras tanto, yo seguiré escribiendo sobre la economía política de España. Una cosa que quiero hacer es comentar libros y artículos que he leído sobre temas de economía política, derecho constitucional e instituciones (alguno de los cuales, sinceramente, me han encantado). Un par de docenas se me han acumulado encima de la mesa. Espero que los lectores de este blog me otorguen su confianza y sigan con cierto interés mis disquisiciones.  Quizás nos ayuden a entender lo que pasa.

31 comentarios
  1. Cvm Privilegio
    Cvm Privilegio Dice:

    Estimado prof. Fernández-Villaverde, gracias por este relato en primera persona. Y gracias por salir del confortable refugio de la economía matemática.

    Pero no espere que todos se lo agradezcan. Ya leyó usted ayer: le acusaban de haber callado en 2001 sobre la crisis, o de haber alentado las teorías alternativas sobre el 11M… Quizás acaben afeando su silencio ante el asesinato de Prim o involucrándolo en el de Escobedo.

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      Por supuesto! Y en cuanto se enteren que tengo un Passat, seguro que soy culpable de la Primera Guerra Mundial, ahora que es el centenario. Ya sabes: si te compras un coche aleman, complice del Kaiser Guillermo. Ah, y de vez en cuando voy a comer Sushi, asi que me imagino que tambien estoy detras de Peal Harbor 🙂

  2. hutopyko
    hutopyko Dice:

    Jesús, me encantan tus comentarios y estoy de acuerdo en un 99% con ellos. La independencia que te da tu puesto te permite ser libre y eso es más grande que detentar el poder. Seguiré pendiente de lo que publiques, pues desde tu posición e información privilegiada aclaras muchas cosas.

  3. Reignman
    Reignman Dice:

    Un buen amigo me ha recomendado leerle estas dos entradas y desde luego ha sido agradable. Es usted una mente brillante y España necesita de este tipo de análisis para mejorar.

    Es escalofriante pensar en el Gobernador actual del Banco de España y en el anterior y hacer la comparación con la Fed (aunque también el BCE sale muy mal parado, Spain is not so different). Y el caso es que si proponemos de Gobernador a Galí saldríamos muy bien parados en la comparación internacional (y arreglamos la crisis catalana como by-product).

    Quizás sesgado por mi condición de funcionario (pido perdón), pero no creo que el sistema de acceso a la función pública sea tan responsable de la crisis política. El Gobernador del Banco de España y los Ministros no tienen por qué ser funcionarios de carrera. Y si nos ponemos a buscar funcionarios de carrera, de verdad que los podemos encontrar mejores. Seguro que algún miembro del anterior gobierno y algún otro intelectual de la esfera económica puede presentarle a algún funcionario creativo e innovador, con ganas de cambiar cosas. No todo es google scholar, la gestión (brillante) en la Administración debería ser una cantera lógica para ciertos puestos.

    Dicho esto, el sistema de acceso a la función pública es muy perfectible y debería aligerarse mucho. Pero creo que cuando los valores de una sociedad están maltrechos, no hay reglas que lo arreglen (valga la redundancia). En Suecia funciona todo y aquí nada.

  4. Joan Robinson
    Joan Robinson Dice:

    Estando de acuerdo con buena parte del diagnóstico del Profesor, me gustaría seguir debatiendo, primero, sobre las medidas concretas que propone para salir de esta crisis, y generar crecimiento sostenible a largo plazo, en un Estado que por fin, sea calificado de Derecho.

    Porque, en mi opinión, dichas propuestas exceden al profundo conocimiento de la legislación administrativa y constitucional, ya que este país sigue teniendo  graves problemas “sociológicos”, denunciados desde hace mucho tiempo, con escasos apoyos y éxito.  Problemas sociológicos que se resumen en el consentimiento y hasta el aplauso colectivo, desde hace más de 20 años, de comportamientos y actuaciones públicas o privadas, que no tienen cabida en ningún país moralmente sano y políticamente bien articulado.

    Por tanto, me sigo congratulando porque sigan apareciendo este tipo de iniciativas y reflexiones sobre cómo hacer de España lo que hemos querido siempre: un país que funcione y genere futuro para las nuevas generaciones. Sólo nos queda ponernos a trabajar seriamente como lo que decimos que somos ( técnicos y no políticos ); abandonar el discurso simplista de que “sólo”  los políticos son responsables de todos nuestros males (como si esta sociedad no les hubiera generado y mantenido con sus votos hasta el día de hoy); no apartar a los mejores y mantener a los que desde hace mucho tiempo han demostrado su incompetencia; no seguir penalizando ex-post, las decisiones (lleva a que la gestión se paralice) y poner el análisis económico ex-ante al servicio de los gestores públicos y privados. Y sobre todo, ser muy exigentes con el correcto funcionamiento de los órganos de control, eliminando toda dependencia. Es decir, eliminar institucional y sociológicamente todo lo que nos ha llevado a la situación en la que nos encontramos.

    Invito en este foro a que, por fin, abandonemos la mera exposición del diagnóstico y busquemos soluciones y propuestas entre todos. Tenemos el privilegio de hacerlo, porque no tenemos la presión de la toma de decisiones y contamos con la sólida formación de los técnicos que, como el Profesor, nos puede ilustrar en esta tarea.

    Por favor, no entienda mi propuesta como ataques simplistas a su actuación personal. He trabajado mucho en mi ámbito de actuación y siempre he apoyado este tipo de iniciativas de las personas que en el pasado las han desarrollado como técnicos o como políticos en ejercicio. Sólo que siempre he opinado que el mundo académico tampoco ha cumplido su misión y debe recuperar el prestigio perdido, con otros modos de actuación. Y como toda opinión, es debatible.

     

  5. Sewals
    Sewals Dice:

    Gracias profesor por todo este esfuerzo por seguir dando la cara! Quiza no se considere tal, pero es usted una referencia para muchos jovenes españoles por el mundo.

    Puede que ahora parezca que el país no se librará nunca de esta generación de gobernantes que no saben inglés, funcionarios, inmovilistas, incapaces de entender la globalización, enemigos de la libertad…Pero, los que nos estamos sacando las castañas fuera sabemos que la estafa intergeneracional que vivimos no quedará impune ni durará para siempre. Sabemos qué nos lleva al futuro y con quien no podemos contar.

    Y por supesto que hay que seguir hablando de economía política. Como antes de 1978, no hablar de política es una forma de hacer política (Cesar Molinas dixit).

    Animo con esta rebelión de los empollones, unos eligieron esto y otros llevarle el paraguas a Montoro. El tiempo le dara la razón, espero.

    • Jorge
      Jorge Dice:

      Los que nos estamos sacando las castañas fuera somos minoria y siempre lo seremos en esta triste España. Tenemos dos alternativas de futuro: el exilio o la resignacion (que en el fondo son lo mismo).

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      Muchas gracias! 🙂 Lo de llevarle el paraguas a Montoro es muy gracioso…..

    • Arcimboldo
      Arcimboldo Dice:

      Soy funcionario. ¿Debo avergonzarme y flagelarme en público o puedo albergar la esperanza de ser útil a la sociedad? Su post parece dejarme sólo la primera opción.

    • Sewals
      Sewals Dice:

      Arcimboldo, me sobra una coma entre funcionarios e inmovilistas.

      Se puede (!) ser funcionario, no ser inmovilista y contribuir a reformar el país. Es más creería que usted puede, desde dentro, hacer mas por el país que dejará a sus hijos…que muchos.

      Porque de eso de trata, al final. Este blog no es un teatro de vanidades ni un divan donde economistas y abogados vienen y van a desahogarse (al menos a mí no me lo parece). Hay mucho en juego, abrazar la modernidad o caer en el peronismo, qué menos!

      El cambio que buscamos en el país debe empezar por nosotros mismos. Y en democracia…en nuestros votos.

  6. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    No se puede decir más claro ni más alto. Y es particularmente de agradecer contarlo en primera persona y citando nombres y apellidos, cuando aquí tanta gente tiene miedo de decir en voz alta lo que todo el mundo dice en voz baja. En cuanto al blog, sabes que lo tienes a tu disposición para lo que quieras escribir, y si los posts son sobre libros estupendos nosotros encantados de aprender, aquí nos gusta leer. Eso sí, tendremos que hacer un upgrade de nuestro hosting para que no se nos caiga el blog si se te ocurre diseccionar algún cv más..:-)) Y te aseguro que darían para una serie de terror.

  7. Javier Navarro
    Javier Navarro Dice:

    Siempre es una gozada encontrar talentos con el suyo Sr. Fernández y más cuando se exponen al chorreo desde las respectivas trincheras y no caen en la desilusión. Siga adelante, muchos le seguiremos leyendo para formarnos una opinión de lo que ocurre y de las medidas que hay que tomar para salir adelante.
    Una sugerencia : ¿por qué tiene tan mala prensa la delación fiscal en España y en ciertos países anglosajones sea hasta premiada? Digo delación como podría haber empleado el término denuncia, reproche o alguno similar de aquellos comportamientos que van contra el interés común.

  8. MARÍA RODRÍGUEZ
    MARÍA RODRÍGUEZ Dice:

    Me gustan, me encantan sus posts en este blog y en NeG. También los de su compañero Luis Garicano y los de otros colaboradores. Pero cada vez que los leo me dan ganas de salir corriendo de aquí. Sé que aquí mi carrera profesional está estancada y lo estará para siempre pero tampoco soy ya tan joven como para hacer la maleta sin más. Me encanta leer sus posts pero me generan una intranquilidad tal que, sinceramente, me los voy a tener qe dosificar. Gracias.

  9. LUIS
    LUIS Dice:

    Ayer tuve la ocasión de departir un rato con un hombre de la universidad, muy vinculado a las carreras técnicas, y le pedí oponión sobre los supuestos males de nuestro sistema educativo y las bonanzas, reales o ficticias del Plan Bolonia.

    Gratamente sorprendido me quedé cuando el análisis que realizó era coincidente con la tesis patrocinadas por parte del señor autor de este post y sus compañeros, srs Garicano y Santos, en estas materias.

    No sería conveniente llegar al casuismo de lo hablado, en este comentatario. Pero si tengo claro que las personas, que realmente desean mejorar las cosas, en cualquier materia, deben enfrentarse a su realidad desde un espíritu crítico, evitando toda autocomplaciencia. Y en nuestra clase dirigente falta autoctrítica y sobra vanidad para aceptar la crítica que viene de fuera.

  10. PETER
    PETER Dice:

    Un par de ideas rapidas:

    -¿por que el Parada?; lo sufri en la carrera, y salvo en materia de suelo, ordenacion urbana, etc. (ahi es imbatible), siempre preferi el manual de Garcia De Enterria.

    -¿Randy Barnett?… confiesa, y seras perdonado (tenemos raices cristianas): te estas pasando al lado austriaco. Como diria Skywalker “…la fuerza es muy intensa…”

    Saludos.

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      1) Parada: tu lo has dicho: queria aprender de suelo y ordenacion urbana mas que de ninguna otra cosa. El paper que escribi era sobre la burbuja 😉 Pero si, el Garcia de Enterria es una gran alternativa y de el aprendi mucho (fijate que siempre uso su argumento de la diferencia entre arbitrariedad y discreccionalidad de los poderes publicos).

      2) No, no me estoy haciendo Austriaco, no te preocupes. De hecho ayer mismo me reuni con John Finnis por un buen rato, asi que de libertario no cojeo 🙂 La razon es sencilla. Barnett, como sabes, fue la mente “intelectual” detras del tema de la constitucionalidad de Obamacare y me apetecia saber como pensaba. El libro es francamente bueno y, aunque no estoy de acuerdo con el en muchisimas cosas, me parece que tiene argumentos que son importantes (aunque solo sea de rebatir).

  11. Joan Robinson
    Joan Robinson Dice:

    Puede que Ud. Tenga razón en que para ser Gobernador del Banco de España no sea necesario ser funcionario de carrera, porque, lo verdaderamente relevante es que, además de profundos conocimientos sobrevel funcionamiento y mecanismos de control del negocio bancario, se le debe exigir la necesaria autonomía frente al gobierno temporal de turno.

    Pues bien, no avanzamos mucho. La mayor dependencia del BdE respecto al ministerio de Economía, legislado hace dos años, no ayuda en esa dirección. La ceremonia de la confusión a la que estamos asistiendo estos días con la relajación de las provisiones de créditos refinanciados, que el BdE con buen criterio había impuesto hace un año, es una ejemplo, entre otros, de que no se avanza en la necesaria autonomía.

    Como siempre, más allá de las personas concretas y sus actuaciones, la credibilidad de este país sigue pasando por lograr el correcto y ortodoxo comportamiento de sus instituciones.

  12. Ignacio Gomá Lanzón
    Ignacio Gomá Lanzón Dice:

    Lo que cuenta Jesús en esta entrada tiene un cierto paralelo a lo que hemos sentido muchos de los editores y colaboradores de ¿Hay Derecho?, y que podría englobarse dentro de una rúbrica similar: “Educación de un jurista”. Nosotros empezamos criticando y examinando aquello que nos parecía mal en el mundo del Derecho: incorrecta elaboración de las leyes, atentados contra la seguridad jurídica, injusticias varias. El primer post, de Alberto Gil, se llamaba “Una extraña técnica legislativa”, sobre la oficina presupuestaria y en los días subsiguientes hablábamos de que la Caixa quería cobrarle más, la plusvalía, el seguro de los jueces y yo mismo iniciaba una breve serie que se llamaba ¿Hay (Estado de) Derecho? que comenzaba con el absurdo de la constitución telemática de sociedades.

    Véase aquí, que es curioso: http://hayderecho.com/page/91/

    Sin duda, si montamos el blog es porque veíamos que había que montarlo y tengo que decir que yo personalmente, y sé que a los otros editores también, el sistema político español nos ha parecido siempre poco democrático al carecer los partidos de un verdadero procedimiento de elección democrática de sus dirigentes (al contrario de los que ocurre en todo agrupación de personas en nuestra legislación: asociaciones, sociedades etc). Yo todavía recuerdo haber leído en los años ochenta al pintoresco García Trevijano y su negación de la legitimidad de la Transición y del carácter democrático de los partidos.

    Pero lo cierto es que con el tiempo hemos de reconocer que, como Jesús, también nos hemos “concienciado” de que esos desajustes que denunciábamos no eran hechos esporádicos sino que responden a un patrón, que es sin duda institucional en primer término (como oportunamente han traído a la palestra Acemoglu y Robinson), aunque no cabe duda de que hay también factores más profundos que influyen, de orden sociológico y filosófico y que se reflejan en cuestiones como la educación, la ética individual y las relaciones interpersonales.

    O sea que, efectivamente, no nos basta con ser juristas –ni economistas- y hay que ir a la raíz de las cosas, que lógicamente no pertenecen a una sola disciplina. Luego podremos discutir si hay que ser muy crítico –en casa son famosas las discusiones con nuestro hermano Javier el filósofo acerca de si estos son los mejores tiempos de la humanidad o no- y si hay algo más que hacer que criticar.

    Pero, en cualquier caso, está claro que decir las cosas claramente y en libertad, como hace hoy Jesús, es justo y necesario. Aunque tenga un precio.

    http://blogs.20minutos.es/un-cuento-corriente/2014/03/17/fedea-garicano-y-las-presiones-que-recibe-en-espana-el-pensamiento-critico/

  13. Purgandus Populus
    Purgandus Populus Dice:

    Siempre es una satisfacción leer a Jesús.

    Aunque había señales (declaraciones de Rajoy con precios en pesetas, de Álvaro Nadal en Expansión diciendo que el euro no era una zona monetaria óptima), es muy interesante que había una estrategia para salir del euro, y que este artículo la abortó. Una salida debería ser por sorpresa para evitar que la gente saque su dinero antes.

    El problema es que, por un lado no hemos salido, pero tampoco se han tomado las reformas necesarias para ser competitivos sin devaluar la moneda. Estos días se produjo el triste espectáculo de rechazo unánime al contrato único en el Congreso (excepto UPYD). Se ven señales de enrocamiento, como decía Elisa de la Nuez. En Asturias el PSOE pacta con el PP para no cambiar la ley electoral.

    Esta falta de reformas, unidas al peso de pertenecer a una moneda fuerte, es insostenible a medio plazo.

    El riesgo de populismos tipo Pablo Iglesias contrarios a la propiedad privada y que llevarían a la salida del euro.

    Y, como ya les dije en otra ocasión, un ahorrador prudente debería sacar sus ahorros de España. Hay muchas entidades encantadas de ayudarnos.

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      Gracias 🙂 Lo que no sabemos es si realmente se jugaba con la salida del Euro o si era solo una “postura para la galeria” y asustar a los europeos. Me imagino que quien decia esas cosas ahora argumentara que era solo lo segundo. Pero yo me temo que habia mucho de lo primero y que incluso lo segundo era muy peligroso.

      Yo nunca apoye la creacion del Euro, pero una vez que estamos dentro salirnos hubiese sido horrible.

      Y, si lo de Asturias (que a mi obviamente me toca mucho) es tremendo: al final PP y PSOE se van a la cama juntos con toda la tranquilidad (como con tantas otras cosas). En fin……

  14. Eduardo Armenteros Menéndez
    Eduardo Armenteros Menéndez Dice:

    Estimado profesor:
    Yo he acabado dirigiendo una empresa privada, una de las sufridora de la crisis. Una empresa minera que exporta el 97% de su producción. Es decir que cambia piedras españolas por dólares americanos en cuarenta paises. Dólares para pagar a los mineros, a los comerciales, abogados, economistas, ingenieros españoles, a los camioneros, los estibadores y a los accionistas españoles.
    Y no sé bien las consecuencias macro para España de salirnos del Euro pero entre el Euro alto, el gas caro y el leñazo a la cogeneración que acaba de dar el ministro Soria desde luego la próxima mina que abramos será en Chile o en Túnez o en cualquier sitio menos en España.
    Competimos con mejicanos, canadienses y estadounidenses que tienen gas a un tercio de nuestro precio (fracking) o contra chinos que queman carbón y no pagan derechos de CO2.
    Nos estan mandando a la guerra sin escopeta y nos van a matar.

  15. undergrad
    undergrad Dice:

    Suscribo lo dicho por Sewals.
    Una cosa respecto a Alierta: él es Presidente de Telefónica porque los accionistas así lo han decidido. ¿No hay decencia personal? Quizá, pero no veo porqué tiene que haber un cambio desde arriba como el que se ha hecho en FEDEA en la empresa privada. Los accionistas sabrán lo que hacen.

    • Rodrigo Tena Arregui
      Rodrigo Tena Arregui Dice:

      Bueno undergrad, eso de que Alierta es presidente de Telefónica “porque los accionistas así lo han decidido” merecería mucho comentario. Tanto como que ya lo hemos hecho en nuestra serie sobre cotizadas. (Véase esta entrega, por ejemplo: http://hayderecho.com/2013/11/13/la-propuesta-de-la-comision-de-expertos-sobre-sociedades-cotizadas-ii/)
      Hoy en las cotizadas españolas (al menos en algunas muy vinculadas con el poder) los accionistas pintan poco. La ley de hierro de la oligarquía les es de aplicación con más rigor incluso que a los partidos políticos. Por eso su afirmación es todavía más atrevida que decir que “Rajoy o Rubalcaba son líderes de sus partidos porque sus militantes así lo han decidido”.

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      Rodrigo tiene toda la razon. Solo añadir dos ideas mas:

      1) Los accionistas defienden sus intereses, no los de España. Es perfectamente racional para un accionista mantener a un presidente como Alierta que ha demostrado sobradamente su catudura moral si tiene las conexiones politicas adecuadas que le permiten extraer rentas derivadas de su posicion de poder de mercado. La estructura de sociedad anonima tiene como objetivo el bien de la sociedad. Normalmente el buscar el beneficio privado, dentro de unos limites, es como maximizamos el beneficio de la sociedad. No es ese el caso en Telefonica por muchos motivos y por tanto la libertad de los accionistas (cuya responsabilidad economica esta limitada por gracia del ordenamiento juridica) queda supeditada el interes general.

      2) En España la sociedad civil no se moviliza. Si hubiese una asociacion contra la permanencia de Alierta en Telefonica (hay muchos medios de presionar a una compañia), quizas los accionistas pensaran que Alierta no deberia seguir ahi. Que Alierta sea presidente de telefonica es problema del gobierno y es problema de la sociedad civil.

  16. Dan Evans
    Dan Evans Dice:

    Enhorabuena por el post. Estoy deseando leer el siguiente. Yo también creo que el tiempo le dará la razón. Espero que no sólo eso…
    Dos cuestiones.
    En relación con las teorías conspirativas creo que es otra manifestación de la politización de todo. Hay demasiadas personas que se mueven por favores, peloteos, etc y no entienden que simplemailente alguien dé su opinión porque es lo que opina sin ningún interés particular detrás.

    Pese a que los políticos son mucho peor que la media de la sociedad, estoy de acuerdo con que hay mucho que analizar de la escasez de valores de nuestra sociedad. Pese a que todos tuvimos una evolución similar no supimos ver las enormes consecuencias de ello ya que esto lleva muchos años.

    Yo seguiré leyendolo en cualquier foro en el que escriba dado que aprendo mucho y es un placer.

    Saludos y ánimo

  17. Jose Antonio
    Jose Antonio Dice:

    Profesor, parece incríble peor parece que el Régimen les está convirtiendo a ustedes (Tano, Garicano y Ud) en un grupo antisistema. Tiene su gracia, al final terminaremos siendo el primer país antisitema.

  18. Alcides Bergamota
    Alcides Bergamota Dice:

    Me hace gracia el respingo ante la posibilidad de ser considerado “austriaco”. Prosperidad y libertad son indisociables, y el liberalismo que yo sepa (el anglosajón, Hayek) es consciente de la necesidad de que existan leyes, dosis de regulación y dosis de control público. Pero lo que está pasando en Europa me parece que es justo lo contrario: vivimos en la denuncia de un capitalismo salvaje que no existe mientras el intervencionismo del Estado en todas las esferas de la actividad privada es cada vez mayor, asfixiante, el siguiente paso es el peronismo sin duda, pero convencidos de que hemos triunfado de los malvados liberales. Y mientras tanto, terrorismo y nacionalismos cada vez peor. Parece que nos hemos metido en el guión de una película de Costa Gavras pero resulta que es la realidad.

    • Jesus Fernandez-Villaverde
      Jesus Fernandez-Villaverde Dice:

      La palabra “austriaco” significa muchas cosas distintas y sobre ello he escrito en NeG en su dia. Yo admiro a Hayek mucho y me considero participe de la tradicion de gobierno limitado, separacion de poderes e imperio de la ley (estoy mucho mas cercano, sin embargo de una justificacion iusnaturalista de estos principios que de una consecuencialista como, en gran medida propone Hayek). Y si, creo que buena parte de nuestros problemas se solucionarian si la actuacion publica volviera a sus cauces correctos. Por ejemplo, un gobierno sin publicidad institucional (que es casi siempre una perdida de recursos) tendria menos capacidad de influir en los medios. A la vez, existen cosas en el libertarianismo de Barnett que no comparto. Pero si no me pareciese interesante y digno de discusion seria, no lo habria mencionado expresamente 🙂

      Por otra parte, y como tambien he dicho en numerosas ocasiones, existe otra tradicion austriaca: la del Von Mises Institute en Alabama y sus acolitos. Es una tradicion que ha convertido muchas de las ideas del liberalismo clasico en una religion doctrinaria y cerrada a cualquier evolucion y que, en el caso del VMI, ha coqueteado con cosas muy, muy feas en EE.UU. El miercoles me tomaba una cerveza con un chico muy majo que me explicaba sus experiencias de acudir a la universidad de verano del VMI y haber quedado asombrado de su sectarismo y de su falta de rigor intelectual. Aunque se sigue declarando un gran admirador de Hayek, no quiere volver a tener nada que ver con esa gente. Solo hay que ver lo que Rothbard escribio sobre la Constitucion de la Libertad para darse cuenta que esta gente “is out there”

  19. Carles Sirera
    Carles Sirera Dice:

    En definitiva, que descubre cuando tiene más de 40 años que la economía sufre un enfoque reduccionista que no permite hacer acertadamente análisis social. Que no tienen instrumental para el análisis institucional, pese a la corriente llamada institucionalismo. Que el paradigma neoclásico no le ha ayudado a entender correctamente la realidad española… Magnífico, que lleva equivocado toda la vida y por eso debemos escucharle y los modelos de análisis económico extenderse al resto de disciplinas.
    Por cierto, eso de salir del Euro que promovía uno de los Nadal era un bluf, un farol para ver cómo se lo tomaban en Europa. Sorprende que ustedes realmente se lo creyeran y sacasen el mantra de la peronización (que me da un poco de risa, porque es evidente que no saben mucho sobre las distintas familias políticas que incluye el peronismo, sobre la problemática entre sistemas parlamentarios oligárquicos y repúblicas presidencialistas, sobre el sindicalismo argentino… pero bueno, la etiqueta suena bien para deslegitimar, pues usémosla, que así se hace ciencia de la buena)
    De todas formas, como ya le comenté, me alegra que ahora le preocupe tanto el proceso de formación de elites y funcionarios. Por si le interesa, los historiadores españoles, pese ser paletos provincianos obsesionados con el localismo y librar las guerras de nuestros abuelos, hemos montado un congreso en Barcelona a finales de Mayo sobre profesiones liberales, corporativismo y Estado:
    http://www.academia.cat/files/204-2380-FITXER/Programa%20Provisional%20cast..pdf

  20. jesus
    jesus Dice:

    No es el euro, fundamentalmente, sino las políticas neoliberales. ¿Por qué no bancos nacionales?

    Nuestra querida Europa liberal ha establecido que el BCE no pueda prestar a los estados el dinero que es de los propios estados, sino que hayan de obtenerlo de los bancos privados, que lo han recibido de los estados al 1% y lo prestan a los estados (el dinero que es de los estados) al 4, 7 y hasta 13% de intereses.

    Otra aberración es que se haya roto la pared entre los bancos comerciales y los financieros: el precedente se lo debemos al sr. Clinton, junto a la guerra contra Yugoslavia.

    El acuerdo de libre comercio con los eeuu terminará con darnos la puntilla.

    Mientras sigamos atados a un país, eeuu. que está dispuesto a luchar hasta el último europeo, mala solución habrá.

    Decía un exsenador norteamericano: No sigan ninguna recomendación de los eeuu, ellos no se las aplican a sí mismos.

    Creo que no somos completamente conscientes de la situación: Por un lado el grueso del comercio mundial se está desplazando del Atlántico al Pacífico; de otro, EEUU fabrica papel sin fondos de reserva. Su carencia de oro es alarmante. Estan comprando sin dinero, y su deuda nos arrastra….

Los comentarios están desactivados.