La regeneración bien entendida empieza por uno mismo: Jornadas notariales de Málaga

Los editores tenemos desde el principio el propósito de no utilizar este blog para fines corporativos pues, aunque varios editores somos notarios, la finalidad del mismo no es, en absoluto, profesional. Y, además, actualmente no dependemos de ningún órgano corporativo e incluso se ha incorporado recientemente una nueva editora no notaria. Pero tampoco hay que hurtar la temática notarial, e incluso es debido hacerlo cuando se trata de autocrítica, como es el caso, aunque quizá no guste a todos los compañeros. Espero que sí, porque este post es constructivo.

El caso es que los notarios –como otras varias corporaciones- también estamos necesitados de regeneración. Por supuesto, son diversos los males que nos aquejan como profesión: algunos inevitables como la crisis económica; otros difícilmente evitables, como leyes diversas que afectan a nuestra función de manera negativa; y otros perfectamente previsibles y evitables. Por supuesto, somos también conscientes que hay males que están dentro de nosotros mismos y que hay que corregir, razón por las cuales se pidió en las jornadas que se modificara el régimen disciplinario, lo que sin duda es una tarea imprescindible y urgente.

Pero, como he dicho, no vamos a usar este blog para hablar de nuestros problemas (aunque quien quiera podrá ver las conclusiones en el enlace que daré más adelante), sino de mostrar que en muy diversas corporaciones, incluso en la nuestra, se dan alguno de los males propios de las estructuras de poder que tanto combatimos en este foro. Pues lo que parece claro es que un órgano directivo eficaz, previsor y organizado podrá paliar algunos de estos males previsibles y evitables así como realizar un “control de daños” de los inevitables o imprevisibles. E incluso podrá reforzar la función con iniciativas interesante y útiles. Pero claro, para eso, como dirían Acemoglu y Robinson, cuyas enseñanzas entiendo aplicables aquí en socorrida metáfora, es necesario que esas instituciones sean “inclusivas” y no “extractivas”, de manera que haya una importante participación de los interesados en el nombramiento y en el control de los dirigentes y que estos, conscientes de su obligación y responsabilidad, actúen en beneficio de quienes les nombran con diligencia y eficacia y no se encierren en su torre de marfil, alejándose de la realidad y disfrutando de las comodidades del poder, que no son pocas. Si no, como tuve oportunidad de decirles a los compañeros en vivo, corremos el riesgo de que ocurra lo que dicen los autores de “Por qué fracasan las naciones” con aquéllas que no son capaces de permitir la renovación y la participación: el fracaso.

Y muchos compañeros, algunos presentes en las Jornadas y otros no, pensamos que nuestro órgano directivo, el Consejo General del Notariado, adolece al menos de algunos de esos males. El Consejo está formado por 17 decanos, uno por cada colegio, y cada colegio corresponde a una Comunidad Autónoma por lo que cada uno de ellos, por razones obvias, comprende un número muy diferente de notarios. Sin embargo, cada decano tiene un voto en el Consejo lo que, como puede entenderse, supone un cierto déficit de representatividad, importante en ciertas ocasiones. Por otro lado, no existe tampoco un medio de control o censura de la actuación del Consejo ni medios para exigir responsabilidad. Por ejemplo, nuestros primos los registradores disponen de elecciones directas de su presidente y equipo y la posibilidad de convocar una asamblea general de registradores para asuntos importantes. Y tanto es así que el año pasado se convocó una para tratar la reforma del registro civil y probablemente fue una de las causas de que se parara.

La consecuencia de nuestras carencias, como podrán ustedes suponer, es la falta de planificación eficaz de la actuación del Consejo, alarmante ausencia de transparencia, gasto suntuario excesivo incluyendo una polémica sobre las llamadas “compensaciones institucionales” de la cúpula (loa cargos en teoría son gratuitos, por lo que ello acabó desembocando en una sentencia anulatoria) y, cómo no, una incesante y fratricida lucha desde hace algunos años entre decanos en un “quítate tú que me pongo yo” que, obviamente, ha generado una gran inestabilidad que de hecho produjo hace pocos meses la dimisión de nuestro actual presidente, posteriormente revocada a consecuencia de un movimiento espontáneo de compañeros que es el que ha animado la celebración de estas Jornadas.

Y, en efecto, preocupados por esta grave situación, el pasado día 29 de marzo se han reunido en Málaga de una manera extraoficial para tratar todos estos asuntos nada menos que 236 notarios (un número muy importante, quizá mayor que el de los Congresos convocados por la corporación). La reunión fue un gran éxito, con intervenciones sinceras y emocionantes y mucho sentido común. Estuvieron presentes en la reunión, tanto el presidente como el vicepresidente del Consejo, así como varios decanos, que tuvieron que soportar las críticas de las bases notariales. Que se prestaran a eso, hay que decirlo, es positivo. Las conclusiones, aprobadas prácticamente por unanimidad, instaban a nuestros representantes a favorecer las reformas reglamentarias que permitan la existencia de un equipo directivo homogéneo, legitimado por un sistema de elección directa, que garantice simultáneamente la eficacia y la responsabilidad y que, mientras tales reformas se ultiman, el Consejo se contagie de ese espíritu democrático, convoque un Congreso oficial al efecto y caso de verse incapacitado para todo ello, todos sus componentes dimitan de sus cargos. Aquí se puede ver el resumen de las conclusiones.

Por supuesto, como no podía ser de otra manera, los editores de este blog estuvimos en las Jornadas interviniendo (menos uno, que tenía un compromiso anterior), a pesar de que ese mismo día nos entregaban el premio de Derecho en Red, del que ya dimos cuenta en el blog. La vida es así.

Como pueden ver, algo no muy distinto de lo que ocurre en otros sitios, pero nos cabe la satisfacción de decir que un nutrido grupo de compañeros están dispuestos a enterarse de la realidad y cambiar las cosas lo que, dicho sea de paso, nos deja ver un rayo de esperanza en el horizonte.

33 comentarios
  1. Pedro
    Pedro Dice:

    Me pregunto si la Ley de Colegios Profesionales permite eso de la elección directa del presidente y su equipo; creo que el artículo 9 dice que el presidente deben elegirlo los decanos.

  2. F. Javier Oñate Cuadros
    F. Javier Oñate Cuadros Dice:

    Estoy absolutamente de acuerdo con la entrada y con las conclusiones de las Jornadas de Málaga en las que no pude estar presente pero sí en espíritu. Yo formé parte de una comisión que diseñó un sistema de organización del Consejo General del Notariado conocido popularmente como “Informe Madridejos” en la que modestamente, creo que hice aportaciones de fuste, como los demás compañeros que tuvimos el honor de formar parte de ella. También creo que dicha propuesta es superior a ninguna otra presentada hasta la fecha y que es difícilmente superable, por conciliar adecuadamente los intereses de los notarios, en todo caso preferentes, y los Colegios, aunque no, de los decanos.

    Los argumentos contrarios a la elección directa del Presidente y su equipo son muy interesados. Es curioso o quizás no tanto, que quienes se escudan en la Ley de Colegios profesionales (art. 9) para decir que “estoy de acuerdo con el cambio pero la Ley lo prohíbe” ignoran o declaran no aplicables a los notarios otros preceptos de la misma Ley (art. 2) específicamente aplicables a los notarios por disponerse literalmente así en sus disposiciones adicionales. Haciendo cabriolas jurídicas dignas del abogado norteamericano de película más retorcido. No digo que sea éste el caso de Pedro, pero sí de quienes desde la cúpula notarial se oponen por pensamiento, obra u omisión a cualquier cambio en este sentido.

    Como no he nacido ayer, soy consciente de que un simple cambio de la forma de elección del Presidente y su equipo no es suficiente para arreglar las cosas. Pero es imprescindible si se quiere que de una vez por todas el CGN pueda liderar un proyecto estratégico que permita al Notariado aportar valor a una sociedad que nada tiene que ver con aquella en la surgió y se sentaron sus caracteres.

    La cosa parece bastante clara y se puede resumir en muy pocas palabras: Democracia, transparencia, incentivos y creación de valor. Si estos valores se tienen claros, sobre ellos se podrá construir un código deontológico y disciplinario serio y que no quede en papel mojado, un arancel que retribuya la creatividad, el trabajo y la responsabilidad en vez del peso del papel, unas demandas de cambios legislativos, etc.

    Mientras nuestra única respuesta sea quejarnos de lo malos que son nuestros enemigos (estado, mercado, registradores, abogados … y compañeros), la constante apelación a la unidad como valor único supremo (como en cualquier dictadura) y el postureo más o menos afectado al albur de la coyuntura, sólo podremos aspirar a alargar al máximo nuestra decadencia hasta la desaparición definitiva.

    Espero que las comisiones creadas en el seno del CGN para informar acerca del documento público y del notario en el siglo XXI puedan trabajar con libertad y sobre todo, que sus conclusiones puedan ser ampliamente debatidas y tenidas en cuenta por la cúpula si gozan del apoyo mayoritario de las bases.

  3. Rocio
    Rocio Dice:

    Si a un matemático le preguntan ¿Cuándo son dos más dos? el matemático responderá: ¿en qué te hago la suma, en base 10 o en otra base?
    Si a un abogado le preguntan: ¿Cuándo son dos más dos? El abogado responderá:…. ¿cuanto quieres que sean?

    Como aquí hay muchos juristas, cada uno tendrá apoyos que crea suficientes para sostener su tesis. Pero surge el argumento de autoridad: está estudiado, y es que sí. Pues vale. Amén.

    • F. Javier Oñate Cuadros
      F. Javier Oñate Cuadros Dice:

      Estimada Rocío:

      No he hecho uso del argumento de autoridad por varias razones. La primera, porque no soy ninguna autoridad con potestas y si tengo un mínimo de auctoritas, lo será en el sentido romano de que mi opinión pueda pesar en el ánimo de aquellos compañeros que me conozcan y valoren que, dicho lo cual, son unos pocos. El proyecto de la “comisión Madridejos” ha sido explicado por Alfonso, a los decanos y a los notarios y existe una redacción de los preceptos del Reglamento Notarial que se verían afectados por el cambio. Por cierto, cuando se reformó el Reglameno en 2007, nadie se fijó en la Ley de Colegios Profesionales a la hora de hacer pasar los cambios organizativos que entre otras perlas, se cargó la facultad de los Colegios de dictar Circulares de obligado cumplimiento, sin que los Decanos, que dicen defender suis intereses, presentaran protesta alguna.

      La segunda porque como es obvio, en un comentario de 400 palabras es muy difícil argumentar con la extensión y profundidad requerida. Pero muy gustosamente si los editores del blog lo desean, haré un artículo resumiendo pros y contras no sólo desde el punto de vista jurídico, sino también del político y algunas de las aportaciones o sugerencias que hice en el seno de la Comisión.

  4. Emilia
    Emilia Dice:

    Buenos días,
    Puedo decir que estuve en las jornadas de Málaga y me encantó el espíritu renovador que se respiraba. Hoy ya ha pasado más de una semana y he tenido la oportunidad de hablar con otros notarios que no están de acuerdo con las conclusiones. Me ha dolido que haya alguno que niegue la evidencia. Creo que hay problemas en nuestra profesión y que en lugar de arreglarlos, se están agravando. Hemos dejado que bancos, abogados y gestores no nos respeten. A veces me da la impresión de que no somos más que mercancía para ellos. Hay quien se justifica por seguir las reglas actuales del juego y me parece triste. Cuando un empleado de banca te dice que le gusta cómo explicas una escritura, pero que con las pólizas no hagas un juicio de valor (porque comentar que un 16% de interés es elevado está fuera de nuestro ámbito, ya que eso lo ha “pactado con el cliente”), hay un problema. Además, en mi caso debe ser peor porque no pueden elegir notario, ya que soy la única en la isla… (A eso debe referirse la ley cuando habla de libre elección de notario, según los bancos).
    El caso es que cuando hablaron los decanos en la reunión de Málaga yo sólo pensaba: “esta gente no me representa”. Han venido aquí a hacer política y a NEGAR. Si tan buenos políticos se creen, por qué hemos dejado de tener influencia en el gobierno y en la sociedad?
    No se si el que me dejen votar al presidente del Consejo es una solución, pero para mi es un principio. Es un principio para poder exigir que se me informe de lo que sucede y de saber a qué me atengo si voto a un candidato. Se hablaron de más cosas allí. Hoja de ruta, régimen disciplinario, transparencia, unidad, compañerismo, dejar de tener miedo a alzar la voz…
    También por detrás me enteré de que el señor Belda cobra no menos de 180.000€ al año por ser consejero de Ancert. No me extraña su gran interés por replicar una y otra vez. Sinceramente, creo que habló demasiado. Además, al final la prensa no se enteró de nada… Qué cosa más rara… En fin… Quiero más y quiero dejar de ser un número.

    • CESAR BELDA CASANOVA
      CESAR BELDA CASANOVA Dice:

      Buenos días. Soy César Belda, consejero delegado de Ancert. Responder simplemente que lo manifestado por la compañera Emilia es absolutamente falso. Como consejero delegado de Ancert no percibo ABSOLUTAMENTE NADA. Ni tampoco como miembro de la Comisión Permanente, ni como Decano. Lo manifestado por la compañera es sencillamente una infamia. Espero que la compañera Emilia tenga, al menos, la decencia de identificarse. De momento es posible que deje de ser un número, pero no ha pasado de ser unas letras, sin identidad que la respalde.

    • CESAR BELDA CASANOVA
      CESAR BELDA CASANOVA Dice:

      Buenos días, soy César Belda Casanova, consejero delegado de Ancert. He intentando contestar pero parece que mi comentario tiene dificultades para ser publicado en este blog. Mi respuesta lo es, lógicamente, a la compañera Emilia. Quiero dejar claro que NO PERCIBO ABSOLUTAMENTE NADA como consejero delegado de Ancert, ni como miembro de la Comisión Permanente, ni como Decano de Valencia. Y así se puede verificar en las cuentas de Ancert, que están depositadas en el Registro Mercantil, en los presupuestos de mi Colegio, a los que tienen acceso todos mis colegiados 15 días de su aprobación, y también en los Presupuestos del Consejo. En resumen, lo que la compañera Emilia ha manifestado es sencillamente una infamia. Espero que al menos tenga la decencia de hacer pública su identidad, porque es posible que deje de ser un número, pero de momento no es más que unas letras.

    • Lorena Moreno
      Lorena Moreno Dice:

      “Hemos dejado que bancos, abogados y gestores no nos respeten. A veces me da la impresión de que no somos más que mercancía para ellos. Hay quien se justifica por seguir las reglas actuales del juego y me parece triste. Cuando un empleado de banca te dice que le gusta cómo explicas una escritura, pero que con las pólizas no hagas un juicio de valor (porque comentar que un 16% de interés es elevado está fuera de nuestro ámbito, ya que eso lo ha “pactado con el cliente”), hay un problema”.

      ¡Plof, plof, plof! Aplaudo de forma entusiasta la realeza de sus palabras. Mis más sinceras felicitaciones Emilia.
      Para seguir con la línea de la sinceridad: he de decir que es posible que haya tratado personalmente a algún Notario/a como “mercancía” (mis disculpas por ello) pero no menos cierto es el hecho de que he respetado a algunos más que ellos así mismos, porque clama al cielo que un Notario no defienda su función (como es defender su juicio de suficiencia y la redacción de las escrituras en general) y me haya puesto yo a defenderla (¿Asombroso, no?).
      Si se os trata como mercancía o como la mano necesaria para el ansiado “Doy Fe” es porque lo permitís, lamentablemente.

  5. F. Javier Oñate Cuadros
    F. Javier Oñate Cuadros Dice:

    Estimado César:

    Celebro y te felicito por tu rápida contestación. Sin embargo me gustaría una pequeña aclaración. Dices literalmente que:

    “NO PERCIBO ABSOLUTAMENTE NADA como consejero delegado de Ancert, ni como miembro de la Comisión Permanente, ni como Decano de Valencia”.

    Mis preguntas son sencillas: ¿Cobras algo de Ancert en cualquier otro concepto distinto del de Consejero-delegado? ¿En caso afirmativo, a cuánto asciende la remuneración de tus servicios?

    La pregunta va sin mala intención. La esclavitud y el trabajo forzado hace tiempo que fue proscrito y por tanto, quien trabaje y más si es con dedicación plena o exclusiva, tiene que cobrar por ello.

    • CESAR BELDA CASANOVA
      CESAR BELDA CASANOVA Dice:

      Gracias Javier. No me lo tomo mal. Y te agradezco que me pidas la aclaración. Pues no. No percibo absolutamente nada de Ancert, por ningún concepto. Ese fue el acuerdo que se tomó en el Consejo cuando se decidió nombrarme consejero-delegado. Y que no se ha cambiado.
      Por cierto que seguimos sin saber quién es Emilia.
      Un saludo.

    • JOSE-JAVIER CUEVAS CASTAÑO
      JOSE-JAVIER CUEVAS CASTAÑO Dice:

      Lo primero es saludar a compañeros de aventuras y desventuras corporativas y asociativas, como Javier Oñate. La “oposición” une mucho.
      Sobre el tema de delección del Presidente del Consejo y de su equipo, creo que ya lo tenemos todo hablado, escrito y leido. Esto es como el Guadiana: se trata de un tema que cada nueva generación de notarios se plantea de vez en cuando y que luego se queda en conclusiones, manifiestos, platafomas y cosas parecidas.
      Tanto el actual Presidente como el actual Vicepresidente tienen una larga historia de democratizadores y de leales impulsores de esas iniciativas de reforma. Es de esperar que actuen en consecuencia.
      Por lo que pudiera tener de interés y sin entrar en las peculiaridades de los Colegios Notariales, quiero llamar la atención sobre el ANTEPROYECTO DE LEY DE SERVICIOS Y COLEGIOS PROFESIONALES, cuyo artículo 34 in fine dispone; “Los Estatutos de los Consejos Generales establecerán un sistema de participación de los distintos Colegios que tendrá en cuenta el número de colegiados en cada uno de ellos , garantizando, en todo caso, la participación de todos los Colegios”
      En esa línea se situa la propuesta que hace tiempo suscribimos algunos, en virtud de la cual determinados acuerdos requerirían simplemente “mayoría de Colegios” y otros , además, exigirían “mayoría de colegiados”.
      El mismo artículo del mismo anteproyectio dispone que “El Presidente (del Consejo General) será elegido por todos los Presidentes y DEcanos…”. Lo que zanjaría el tema de “electores”, pero no el de “elegibles”.
      Sería deseable que ·”por si acaso” estuviesemos atentos a la tramitación del anteproyecto.

  6. Cayo Ignoto
    Cayo Ignoto Dice:

    La identidad de Emilia está bastante clara. ¿Cuántos notarios se llaman Emilia? ¿Cuántas islas hay con un solo notario? Otra cosa es que Emilia no quiera escribir su nombre completo en una página que es indexada por google.

  7. cesar belda
    cesar belda Dice:

    Me vas a perdonar Cayo Ignoto pero sigo sin saber quien es Emilia. Y no me vale el argumento cuando ella no tiene reparos en imputar unos ingresos falsos. Para dejar de ser un numero lo primero es enseñar la mano cuando se tira la piedra. Sino de què regeneracion estamos hablando?

    • Cayo Ignoto
      Cayo Ignoto Dice:

      César, si vas a notariado.org y en el cuadro de “Elige a tu notario”, en el campo “nombre”, escribes “Emilia”, la solución te será evidente. También si te vas a la demarcación y buscas las islas con un solo notario, y a continuación buscas por los correspondientes municipios o códigos postales en el cuadro antedicho.

  8. Emilia
    Emilia Dice:

    Buenos días,
    No sabía que era necesario poner nombre y apellidos en un blog y este señor se lo toma como una acusación pública a su honor. Me da la impresión de que lleva a la defensiva desde que entró en ancert.
    Para su información, los comentarios que escuché eran dispares. He puesto la menor cantidad de la que se rumorea. Siéntase agraviado, no porque yo lo haya dicho a la cara. Siéntase agraviado por lo que dicen de usted a su espalda. Si usted está tan contento de su gestión y es tan transparente, le animo a que nos proporcione un enlace donde conste la partida destinada a gastos de personal y de los miembros del consejo. Ya que estamos, infórmeme de cuánto cobra el director general (no notario) y de cuánto dinero se ha destinado a pagar dietas de miembros del Consejo de administración de ancert.
    Ya sabemos que los miembros del Consejo, Comisión y Decanos no pueden cobrar (nada). Eso ya lo dicen sentencias (STS 14 octubre del 2008, STJCM 14 de enero 2011). Creo recordar que también incluyen las compensaciones institucionales, pero como no tengo la sentencia a mano, lo dejaré en creo.
    Lo que quedó bien claro en las jornadas es que FALTA TRANSPARENCIA. Sólo usted puede acabar con esto.
    Seguro que puede hacer uso de réplica una y otra vez, pero por desgracia, no cuento con los mismos datos ni me siento en igualdad de condiciones.
    Lamento la forma en la que se ha expresado hoy y se expresaron algunos decanos en las jornadas. El caso es poner veto y bozal a las nuevas ideas. Infame es su comentario e infame es su reacción. Infame es el oscurantismo de la gestión de ancert.
    Me gustaría dejar claro que ni buscaba ni quería confrontación, como tampoco lo querían las jornadas de Málaga. Hay que poner soluciones ya.
    Emilia Cuenca (la Gomera, único caso de notaria única en una isla)
    Siento no haber podido contestar antes, pero hoy estoy pendiente de cosas más importantes.

  9. Chimo Calvo
    Chimo Calvo Dice:

    Hola: Chimo Calvo para los que me conocen Joaquin Vicente Calvo Saavedra, notario de Andratx para los que no me conoceis. No estuve en las jornadas.

    Notario de base? No sé muy bien que significa, supongo que dicese del Notario sin cargo sea este o no remunerado. De base entonces.

    Notario vocacional? Me encanta y disfruto con mi trabajo. Vocacional entonces.

    Notario ilusionado? Depende del día.

    Notario de acuerdo con conclusiones?
    Sí a lo que sea trabajar de verdad por el bien de la profesión ( y no olvidemos que somos los que somos por el servicio que prestamos)
    No, a figurar, a quitate tú que me pongo yo, no a salvadores de la patria, sí a propuestas lógicas y con sentido más allá del propio notariado.
    Las peleas en casa. Las acusaciones/ contestaciones donde corresponda

    Cada uno que se encuadre donde crea que le toca.
    Mi idea y misión, trabajar mejor cada día y ser mejor Notario y persona.. si me dejan…

    Saludos a todos

  10. CARLOS DE PRADA
    CARLOS DE PRADA Dice:

    Querido César, quizás no cobres 180.000€ como Consejero Delegado(CDL) de Ancert y es verdad que en las cuentas de 2010 y 2011, que por cierto no han sido depositadas en el RM hasta el pasado mes de marzo, (qué vergüenza para el socio único de Ancert, nada menos que el CGN y para su CDL) no figura ninguna partida en concepto de remuneración del CDL, pero lo cierto es que en las cuentas de 2010 aparece una remuneración del CDL de Ancert de188.500 € y una partida de 454.700 € de dietas alta dirección.
    Sin duda, el oscurantismo en la gestión y el injustificado retraso en la publicidad de las cuentas, ha hecho pensar a Emilia y a muchos compañeros, incluido yo, que tú seguías cobrando lo mismo que tu antecesor. César ésto es lo que tiene la FALTA DE TRANSPARENCIA. Parece que no terminaste de enterarte de lo que hablamos en Málaga y mira que hubo una compañera de tu Colegio que te insistió en que tomaras nota de lo dicho, pero no hay manera.
    César, ya que dices que “NO PERCIBO ABSOLUTAMENTE NADA…. ni como miembro de la Comisión Permanente…..” permíteme que te haga una pregunta ¿El CGN ha pagado alguna cantidad mensual (omitiré la cifra) como remuneración a un compañero, para que te sustituya en tu notaría? Porque, si lo ha hecho, no creo que puedas afirmar con tanta rotundidad que NO PERCIBES ABSOLUTAMENTE NADA.
    Por último César, ofreces la posibilidad de verificar que no percibes nada del CGN comprobándolo en sus presupuestos, algo que debería estar al alcance de todos los notarios, que somos los que lo financiamos. ¡CARAMBA¡, a eso me apunto yo. Por favor, dime dónde y cuándo puedo ir a ver el presupuesto y voy volando. Dado que ésta es una de las peticiones que, en aras a la transparencia, se os hicieron a los Decanos asistentes a las Jornadas de Málaga, me imagino que esta oferta tuya es la respuesta a dicha reclamación, ¡¡¡¡¡ QUE BIEN EMPIEZA LA TRANSPARENCIA ¡¡¡¡.
    En resumen César, transparencia, transparencia, transparencia y así se evitarán malos entendidos. Al final, que las cuentas estén claras y sean públicas, a los primeros que beneficia es a los que las gestionan, siempre que su gestión haya sido impoluta, claro.

  11. Juan Pérez de la Blanca
    Juan Pérez de la Blanca Dice:

    César , buenas tardes: ¿dónde puedo mirar el presupuesto del consejo?

  12. CARLOS DE PRADA
    CARLOS DE PRADA Dice:

    ACLARACIÓN: Las cuentas depositadas el pasado mes de marzo son las de 2011 y 2012.
    Gracias Fernando.

  13. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    como editora no notaria y a la vista de sus comentarios, creo sinceramente que los problemas relativos a sus órganos de gobierno y sociedades dependientes mejoraría mucho con una buena dosis de transparencia. Aprovechen la próxima entrada en vigor de la Ley 19/2013 de transparencia que afecta también a las corporaciones y colegios profesionales, y pónganse al día. El mejor antídoto contra las sospechas y la falta de legitimidad, real o percibida, es la transparencia y la verdad. Dicho eso, por lo que veo su problema es bastante similar al que existe en el resto de las corporaciones y colegios, opacidad y la captura por las cúpulas directivas de toda la organización colegial en detrimento de los colegiados de a pie.

  14. F. Javier Oñate Cuadros
    F. Javier Oñate Cuadros Dice:

    Muchas gracias por la aclaración César. Aprovecho devolver el saludo a Javier Cuevas. Efectivamente, la “oposición” une mucho, sobre todo a quienes no hemos estado nunca en el poder, aunque una vez “me tocara” formar parte de la Junta directiva de un colegio pequeño.

    La “reforma Madridejos”, parte de los siguientes planteamientos (estar de acuerdo o discrepar es otra cosa):

    – El CG no lo es “del Notariado”, sino “de los Colegios Notariales”, representados por sus decanos.
    – El sistema de “democracia indirecta” es imperfecto y poco representativo.
    – El sistema no es transparente.
    – El CGN no es eficaz en la defensa de los intereses del Notariado, que es su razón de ser.

    Algunos dijimos y seguimos manteniendo que cualquier otro sistema sería mejor que el actual, que ha permitido en los últimos años situaciones totalmente dispares, tanto de gobiernos personalistas cuando no caudillistas, como asamblearios pero con la nota común de haber sido altamente cuestionados y en todo caso no ha garantizado la necesaria estabilidad, principal argumento de sus defensores.

    Las líneas maestras del que propusimos en la comisión fueron las siguientes (con matices porque estábamos dispuestos a ceder todo lo que fuera necesario para salvar lo principal, que era la elección directa, como pedimos más de 1200 notarios):

    – Un CGN integrado por:

    a) Un órgano ejecutivo llamado Junta directiva, con el Presidente del CGN y su equipo elegidos directamente por los notarios, según el principio, un notario, un voto, en lista cerrada y bloqueada.

    b) Un órgano de control, la Junta de decanos.

    Las competencias ejecutivas y la representación del Notariado corresponden al presidente y la Junta directiva, que rinden cuentas de su actuación ante la Junta de decanos, que es competente para aprobar o rechazar los actos más importantes. Los decanos tienen un voto personal y otro ponderado (no proporcional) en atención al tamaño de sus colegios y pueden rechazar por mayoría cualificada determinadas decisiones de la Junta directiva. Por mayoría cualificada la Junta de Decanos puede forzar la dimisión de la Junta directiva y su Presidente, dando lugar a una nueva convocatoria electoral. En ningún caso el voto de los 4 colegios grandes o de los 13 pequeños, permite obtener la mayoría cualificada. La condición de decano o miembro de la junta directiva de un Colegio es incompatible con la de miembro de la Junta directiva del CGN. No se puede ser candidato simultáneamente para ser elegido como miembro de la Junta Directiva del CGN y del Colegio.

    – Con carácter transitorio, mientras no se modifique el RN, los decanos deberán elegir de entre ellos como Presidente y Vicepresidente del Consejo a quienes consigan más votos de entre los notarios.

    – Los Colegios recuperan la facultad de dictar circulares de obligado cumplimiento en el ámbito de sus competencias, suprimida por la reforma de 2007.

    Legitimidad de origen, legitimidad de ejercicio, eficacia, control y transparencia.

  15. Rocio
    Rocio Dice:

    A mí no me parece mal que se remunere el ejercicio de un trabajo en interés de los demás; al fin y al cabo, son horas de tu vida que dedicas a ese menester y no a otro trabajo, y deberían contarse expresamente y no indirectamente. Los cargos gratuitos son decimonónicos.

    Otra cuestión: Emilia: eres una valiente, y muy inteligente, me gusta mucho cómo escribes.
    Además te admiro por tus magníficos recursos,y tienes en ellos toda la razón: ¿porqué no se podrá hacer una disolución parcial de la sociedad de gananciales, o porqué no se puede pactar un régimen diferente al rígidamente establecido en la Ley? Claro que se puede, pero ese esquema no cabe en el “test” que hay que rellenar en el registro; no cabe, no se lo han estudiado. Por otro lado, el recurso relativo a la vivienda habitual raya en la ridiculez calificadora: a una sociedad que hipotecaba una vivienda querían hacerle declarar si era o no su vivienda habitual. De opereta.

  16. Fernando Olaizola
    Fernando Olaizola Dice:

    Estimado César Belda:

    Veo que todavía no has contestado a la pregunta que te hace Carlos De Prada, sobre si el CGN ha pagado alguna cantidad mensual como remuneración a un compañero, para que te sustituya en tu notaría ¿O eso también es una infamia?

    Estimado Chimo Calvo:

    De tu comentario se desprende que, además de ser un notario sin cargo, vocacional e ilusionado según días, eres un notario VVQMQCE. Es decir: “Virgencita, virgencita…”.
    Qué bonito (y qué poco comprometido) es eso de mostrarse dispuesto a “trabajar de verdad por el bien de la profesión”, las peleas en casa y cada uno en su sitio. Debido a lo extendidas que están en nuestra corporación actitudes como la tuya tenemos las cúpulas directivas que tenemos y nos va como nos va.

    Saludos.

    Si esperamos a que los trapos sucios

  17. F. Javier Oñate Cuadros
    F. Javier Oñate Cuadros Dice:

    Ya que habláis de recursos, ¿tenéis alguna experiencia con el recurso judicial? Vistas las últimas resoluciones de la DGRN y sus setenta y tantos cambios de criterio, quizás lo mejor sea ir todos directamente al juzgado. Lo malo son las costas y demás, pero también se pueden ganar.

    • Ignacio Gomá Lanzón
      Ignacio Gomá Lanzón Dice:

      Efectivamente, Javier, en mi opinión este es un tema gravísimo. Cuando la Dirección era algo importante, una resolución era definitiva y resolvía todos los problemas. Hoy no es así, como hice constar aquí

      http://hayderecho.com/2012/05/22/auge-y-caida-de-la-direccion-general-de-los-registros-y-del-notariado/

      Recientemente (bueno, hace 3 años) interpuse un recurso a la Dirección General ante una calificación que me parecía absurda. Considero ético hacer eso para impedir comportamientos abusivos. La DG no me contestó, fui recurrí judicialmente y se han sacado de la manga la interpretación de que el notario no puede recurrir si su interés no es concreto, como si no lo fuera defender su escritura. Parece que tal cosa no hubiera ocurrido si hubiera acudido directamente a la jurisdicción.

      Dado lo absurdo, por no decir otra cosa, de la existencia de una Dirección que ha cambiado el criterio de esa forma a mi modo de ver injustificable, no hay más remedio que acudir a la jurisdicción. Te recuerdo que el Consejo tiene un servicio de recursos que puede ser gratuito para el notario.

  18. JAVIER TRILLO
    JAVIER TRILLO Dice:

    Al igual que el compañero Fernando Olaizola, “ardo en deseos” por conocer la respuesta de César Belda a la pregunta de marras (no quiero bautizarla como la pregunta “del millón”, no vaya a ser malinterpretado).

  19. Pablo Fernández de la Vega
    Pablo Fernández de la Vega Dice:

    A don Ignacio Gomá le interesará esta sentencia del Juzgado de Primera Instancia N°6 de Córdoba, de 18 Dic. 2009, que reconoce la legitimación ad causam de la Registradora de la Propiedad para accionar, por ostentar un interés del que es titular, que puede ser, además de la defensa de la legalidad registral, el interés en el confirmación de su propia actuación profesional en materia de calificación.
    La sentencia dice que no puede exigirse que en demanda el Registrador exprese de forma concreta y cierta en qué forma se materializa es interés o derecho del que sin duda es titular, pues ello supondría imponerle una carga procesal que, no sólo no está recogida en precepto alguno, sino que, además, resulta de imposible cumplimiento, pues, como ya se ha expresado, ese interés o derecho puede consistir en una utilidad o ventaja jurídica que se derivaría de la revocación de la resolución y que, obviamente, no es tangible, pudiéndose afirmar que, de mantenerse la tesis contraria, se llegaría a la conclusión absurda, por ilógica, de que el Registrador jamás tendría acción para recurrir, lo cual no sólo es contrarío a la norma, sino que implica una interpretación exagerada de la dicción legal de la misma y con un resultado desproporcionado cual es denegarle la tutela judicial efectiva que consagra el precitado artículo 24 de la Constitución Española, cuando, por otro lado, el interés del Registrador demandante es palmario en cuanto salvaguarda de su responsabilidad y de la función registral que le es propia, y tiene el grado de utilidad suficiente para legitimar su acceso a la vía judicial a fin de mantener su posición contraría a la inscripción en su día pretendida, que fue objeto de recurso gubernativo ante la Dirección General de los Registros y del Notariado que dictó resolución revocatoria.”

  20. Aristides Teorán
    Aristides Teorán Dice:

    En el capitulo 24 del Tao Te Ching apre-hendemos (no leemos) lo siguiente.-

    Si te mantienes de puntillas no te mantienes mucho tiempo;
    Si dás pasos demasiado largos no puedes caminar bien;
    Si te muestras a tí mismo no puedes ser bien visto;
    Si te autojustificas no puedes ser respetado;
    Si te halagas a ti mismo no puedes ser creído;
    Si te enorgulleces demasiado no puedes alcanzar la excelencia.

    Interesa y urge al Notariado una revolucion. Revolucion entendida como actitud de crítica hacia algo que se ama, algo en lo que se cree, que a su vez es algo respetable. Revolucionar es regenerar, y regenerar es renovar desde dentro.
    Por tanto, al notariado se le demanda evolución, aún mas, para la regeneración: Hacia el Documento publico electronico TOTAL. Es decir, cambiando la forma, pero conservando el magnifico fondo (la profesion). Y al CONSEJO GENERAL se le exige para la regeneracion solo un comienzo: eleccion directa. Cualquier otra formula es un caldo de cultivo perfecto para que algunos jueguen a las sillas musicales mientras esperan su sueldo a fin de mes. Entre tanto, en Moncloa se van moviendo papeles y no han llamado ningun miembro del Consejo y la Dirección General habla alli de FUTUVER con pasmosa libertad.
    Por otro lado han propuesto unos cuantos otras jornadas para finales de año (2014), cuando el año 2015, legislativamente, no existe. Se exige una hoja de ruta mas concreta, y sobretodo, más urgente, y como no da tiempo a otra cosa, encomendar a cuantos Santos consideren que la seguridad juridica es la mejor de las opciones en una democracia donde se escrutinan intereses y no opiniones, para que iluminen a los miembros de Consejo cuando vayan de visita tur´sitica a Moncloa.

    Por ultimo, nada tiene que ver la valentia (hablar de cifras aqui) con la absoluta imprudencia.

    Señores, de los NOtarios de pende su futuro, solo de ellos, y todo, todo lo demas es naturaleza muerta

  21. Llamame Ismael
    Llamame Ismael Dice:

    Arístides Teorán.
    Las cifras de las que se ha hablado aquí son públicas, resultan de las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Y si se habla aquí es porque no se puede preguntar en otro sitio.
    ¿Cómo mantener tapadas las vergüenzas si ya hablan de ellas en la televisión en la prensa, en las sentencias? Callemos lo malo, ya saldrá un programa de cámara oculta a revelarlo.
    El futuro no es solo la seguridad jurídica. Estamos pensando en el elefante blanco que nos ponen delante los primos de FUTUVER. La función notarial sirve para eso y para mucho más. Lo de las duplicidades y el consiguiente “solo puede quedar uno” es una falacia. En todo caso, el Registro de la Propiedad duplica una de las múltiples facetas de la función notarial.
    La elección directa es un medio, no un fin. Es necesaria pero no suficiente. Se impone repensar el contenido y la forma.
    El futuro de una institución no está solo “en la Moncloa”. También, y sobre todo, en la percepción de la utilidad y de la limpieza de la misma que tenga la sociedad. Que se lo pregunten al nieto de Alfonso XIII.

Los comentarios están desactivados.