¿Publicar balanzas fiscales? ¡No, por favor!

Una balanza fiscal es la diferencia (saldo positivo o negativo) entre los ingresos por los impuestos cobrados por el Estado en una Comunidad Autónoma y los gastos, transferencias e inversiones que el Estado realiza en esa Autonomía.

Hay diversos métodos para calcular este saldo; los más utilizados son el de “Flujo Monetario” que valoran el saldo en función del autonomía donde se realiza el gasto y el de “Coste-Beneficio”, que lo valora en función del bienestar de los ciudadanos de las distintas autonomías que les afecte ese gasto.

Para entenderlo, una inversión en un tren de velocidad alta entre Zaragoza y Bilbao la apuntamos en Aragón y en Vizcaya, ¿y por qué no en La Rioja?, pues pasa este tren por aquí también. ¿Y dónde apuntamos la pensión que cobra mi vecino del 6º, que ahora vive en Logroño pero que nació en Salamanca y estuvo media vida trabajando en San Sebastián? Y eI Impuesto de Sociedades, que grava los beneficios de las empresas, donde lo apuntamos, ¿dónde la empresa tiene su sede o en las autonomías dónde se han vendido los productos y generado los beneficios?

En función de quién lo calcule tendremos distintos saldos. Por lo que lo importante no es si estamos de acuerdo en el método, si no en lo que queremos medir. Discutir sobre los distintos métodos es un dialogo de sordos, es un debate torticero, de política rastrera. No es un debate ni técnica ni económicamente serio.

Cuando se realiza una investigación se tiene en cuenta que queremos medir y entonces buscamos el método adecuado. No se debe hacer al revés, pues la investigación saldrá siempre sesgada, !a favor de quien paga¡

Además este debate de las balanzas fiscales es una falsedad, una mentira, ya que la conclusión es siempre la misma: las Autonomías cuyas empresas y ciudadanos generan más riqueza siempre tienen un saldo negativo, es decir aportan más que lo que reciben, mientras que las autonomías cuyos ciudadanos generan menos riqueza tienen un saldo positivo, es decir reciben más de lo que aportan. Esta la base de una de las funciones más importantes de los Estados modernos: la distribución de la riqueza y la renta entre sus ciudadanos. Como ejemplo, en España se ha recibido de Europa en 25 años más dinero que toda Europa con el Plan Marshall. Y esta ingente cantidad de dinero la hemos recibido para que nos acercáramos a la renta media europea.

Ya puestos, ¿por qué no realizar una balanza fiscal entre Logroño y Alcalá de Henares, para saber qué ciudad aporta menos impuestos y cual recibe más inversiones.  Pero hacerla sería una enorme majadería y una gran estupidez.  Y esta es la trampa de las balanzas fiscales, que tan bien manejan los nacionalistas catalanes: No son los territorios los que pagan los impuestos, son las personas y las empresas. No merece la pena hacer balanzas fiscales.

En mi opinión el Gobierno meterá la pata si publica las balanzas fiscales o “sistema de cuentas públicas territorializadas” como eufemísticamente quiere llamarlas ahora. Les da bola a los nacionalistas y a los mini nacionalistas, cantonalistas o regionalistas.

Ya que yo pago mis impuestos como ciudadano, podría tener algún sentido económico que me calcularan una balanza fiscal a nivel personal.Para saber si lo que aporto es más que lo que recibo. En fin, que si cuantas veces fui al médico a curarme las malditas anginas, que cuántos Kms. de asfalto desgasto cuando voy a trabajar, que porqué subvencionar el autobús si yo no lo uso,… Así tendría motivo de conversación para ciscarme en el gobierno si el saldo me da negativo. Ah, pero si se la hacen al presidente de Mercadona, su saldo saldría muy negativo. Lógicamente, pues su renta es mucho mayor que la mía.

Pero la conclusión seria siendo la misma. Quien más tiene más paga. Ningún gobierno haría balanzas fiscales personalizadas, porque es una tontería. Una majadería supina. Se da por supuesto que los ciudadanos aportan en función de su capacidad, de manera progresiva, y reciben según su necesidad. ¡Es la solidaridad económica entre ciudadanos contribuyentes!

No podemos eliminar la función básica de cualquier estado moderno: la redistribución de la riqueza y la renta entre sus ciudadanos. Si el Gobierno del PP publica las balanzas fiscales les seguirá el juego a los secesionistas catalanes. No publiquen las balanzas fiscales. Porque que el mantra “Espanya ens roba” no es cierto.

18 comentarios
  1. Deus ex Machina
    Deus ex Machina Dice:

    Por favor, el debate tiene que ser algo más serio que “que no se publiquen las balanzas porque sino los malos de los nacionalistas no van a parar de darnos la murga”.

    Empezando porque no se puede tener un discurso de transparencia y tal y luego no querer que se publiquen datos. Cualquier dato que se publique es siempre interesante y no se puede defender su no publicación sobre la base de que los nacionalistas son malos y que nos van a echar los datos a la cara. Qué pasa, ¿no creemos que la ciudadanía sea lo suficientemente crítica para que no le tomen el pelo?

    Además los datos serían interesantes porque por mucho que se repita el mantra de que no son las comunidades las que pagan sino los ciudadanos, sí son las comunidades las que se llevan mucho del dinero (y lo gastan) por tanto no es baladí saber cuanto pagan los ciudadanos de esa comunidad.

    En cuanto a los argumentos tan flojos sobre como que dónde se anota el vecino ese de Salamanca que vive en Logroño y que trabajó en San Sebastián, para eso tenemos algo que se llama domicilio fiscal, no tiene ningún misterio. Y lo mismo con las sociedades.

    Y lo mejor es que se dice que lo de que España nos roba es un mantra sin ni siquiera tener un dato y queriendo que no se tengan, que me lo expliquen.

    Así que no nos escudemos en la solidadirad para defender el oscurantismo de datos, saber las cosas nunca ha hecho daño a nadie.

    • Alfonso
      Alfonso Dice:

      Muy de acuerdo. Además aquí hay un contrasentido ¿No publicar las balanzas fiscales porque el mantra “España nos roba” no es cierto? ¿Y qué tiene que ver eso con el nacionalismo?

      Primer punto: una de dos, o el mantra es cierto o no lo es. Si los datos lo corroboran, y no hay suficiente explicación para refutar el mantra, tienen razón. No hay mucho que discutir en ese aspecto. Si una comunidad aporta más de lo que recibe no es malo saberlo, y tampoco es malo hablar de contraprestaciones a esas aportaciones. Si los datos lo niegan, ¿cuál es el problema en publicarlos?

      Segundo punto: no tienes por qué ser nacionalista para pedir que tu comunidad reciba más fondos. Si el único argumento para los nacionalistas es el económico, estamos de suerte porque es fácil de desmontar. Basta con que echen un vistazo a los costes, tanto reales como de oportunidad de su independencia.

    • FBR
      FBR Dice:

      Estoy de acuerdo con la transparencia en los datos. Pero lo que no puedo admitir es la admisión del mantra “España nos roba”, de ninguna de las maneras, y sea cual fuere el resultado.

  2. spurgus
    spurgus Dice:

    Alfonso.- nadie dice que no se publiquen los datos.

    Lo que se dice es que es estúpido publicar datos que demuestran lo evidente: que las CCAA con mas industria, salarios más altos y mayor renta y actividad económica tienen más dinero, y por tanto que sus ciudadanos pagan proporcionalmente más impuestos que los ciudadanos de zonas más pobres.

    Por eso el autor habla de su balanza personal en relación con la del dueño de mercadona. ¡Claro que para este sera “negativa”! ¿Que aporta conocer “por cuanto” es negativa? Pues nada.

    El tema es que los datos -no seamos ingenuos- van a ser usados (lo están siendo hace tiempo) por los que a todo trance están buscando agravios para dividir a la ciudadanía en dos bandos, “el suyo” y el “de los demás”. Este es el tema de fondo: el uso espurio de datos fiscales; el planteamiento de falsos debates que tienen por finalidad crear sentimientos negativos y polarizarlos. Y nada más que eso. No verlo es, me temo, buenismo.

    • Juan
      Juan Dice:

      Las discusiones sin datos son peores. Pretender acabar con la discusión de que las regiones ricas se sienten agraviadas por las transferencias a regiones pobres no publicando los datos, si que parece buenismo. La transparencia nunca debería ser un problema. Lo que es un problema es no explicar las cosas.

      Desde el momento en que hay gobiernos regionales, que adoptan políticas, que deben tener consecuencias, deben publicarse datos. O hay corresponsabilidad fiscal, o este modelo territorial que nos hemos dado es absurdo. Y si hay corresponsabildiad fiscal, tienen que publicarse balanzas fiscales.

      No publicar datos solo sirve para que los que se sienten agraviados, nunca puedan ser rebatidos. Al “España nos roba”, no se le rebate no publicando datos, sino mostrando la realidad de esos datos.

      Los ciudadanos más o menos pobres, viven en zonas donde hay más o menos trabajo que genera riqueza. Y hay políticas que favorecen o perjudican el desarrollo económico. Da la impresión que la distribución de personas más o menos pobres en las regiones es “aleatoria” leyendo algunos comentarios.

    • Julian
      Julian Dice:

      Pero si ya existen datos del Ministerio de Hacienda y la AEAT sobre las transferencias y entregas a cuenta que el Estado realiza sobre la cesion de impuestos y sobre la financiacion autonomica, xq publicar balanzas fiscales?. Quiza deberiamos solicitar, exigir, que fueron mas agiles y que los datos, aunque sean provisionales, fueron del mes anterior como muy tarde..
      Y que todas las CCAA, incluidas las de regimen foral, tuvieran las misma financicacion para los mismos servicios publicos. Y si una CCAA quiere mejorar algun servicio en particular, pues que sean los ciudadanos que viven en esa Comunidad los que paguen ese plus¨¨Y desde luego elimianr los privilegios anacronicos de los regimenes forales de Pais Vasco y Navarra

  3. Juan
    Juan Dice:

    No dar la información de las balanzas fiscales no es una solución. Es importante la transparencia, y por tanto es importante proporcionar la información, explicando lo que supone cada método, y lo que quieren indicar los resultados.
    La redistribución de la renta tiene un objetivo de convergencia. Se espera que el dinero que se redistribuye permita a las regiones menos ricas, alcanzar a las más ricas. Ese es el planteamiento de programas como los de la Unión Europea. No se espera que sea eterno. Debe verse el progreso. La redistribución no puede desincentivar a las regiones menos ricas, porque consiguen dinero transferido, ni a las más ricas, porque ven que sus esfuerzos para generar riqueza se traslada a regiones que no se esfuerzan.
    No dar información nunca es una solución. La transparencia lo es. Contar bien las cosas. No permitir que solo una parte cuente su versión interesada, sino contar todas las versiones, y sobre todo, incentivar a todas las regiones para que impulsen el desarrollo y la riqueza en sus regiones, y no esperen contar siempre con transferencias de otras regiones.
    Alemania publica balanzas, y eso permite discutir en términos concretos de los volúmenes de transferencia y solidaridad. No publicar da lugar a oscurantismo y manipulación.

    • Julián San Martín
      Julián San Martín Dice:

      Las transferencias que realiza el Gobierno a las CCAA ya están publicadas en la Agencia Tributaria. El asunto va más allá. Algunas CCAA quieren utilizar las balanzas fiscales como herramienta política para separarse xq ellos son mejores, identidad, que los demás, Y técnicamente como hay diversas formas de calcular las balanzas, se siembra la confusión y al gunas CCAA calculan y difunden la que más les “perjudica”. Pero, repito, los impuestos los pagan los ciudadanos y las empresas, y no los territorios. El grueso de los impuestos los recauda el Estado y luego los transfieres a las CCAA. Tenemos que ser solidarios entre las regiones y esta función sólo la puede realizar el Estado Central fuerte. Ah, que tenemos que eliminar los privilegios de los regimenes forales del Pais Vasco y Navarra. Por supuesto, xq no son solidarios. Tb la UE nos dió dinero para esta función de la redistribución de la riqueza y la renta y se consiguió¡¡

  4. ARB
    ARB Dice:

    Tengo unos conocidos que tienen un bar cerca de un cuartel militar en un pueblo sin mucha más actividad que esa. Creo que si a ellos les dices que a partir de mañana esos militares no van a estar allí, mis conocidos del bar no van a estar para nada contentos, pues seguramente tendrían que cerrar su negocio. ¿Cómo se puede argumentar que hablar sobre el tipo de balanza fiscal no importa?

    Además, claro como tenemos un problema lo que hacemos es esconderlo, no vaya a ser que alguien salga perjudicado con la realidad. Es como con las guerras en África, que como casi no aparecen en la tv, para muchos ni existen.

    Después, si la gente paga los impuestos y no los territorios, pero cuando el estado construye una carretera o una escuela la construye en un territorio.

    Está muy bien que haya una cierta distribución de rentas, pero hasta cierto punto para alcanzar un óptimo eficiente y no desincentivar a nadie, y eso es lo que ha pasado con los catalanes.

    Por favor, este tipo de debates deberían de estar ya superados.

  5. Jesus
    Jesus Dice:

    De los comentarios saco la conclusión de que lo correcto sería publicar la balanza fiscal de cada ciudadano que tributa en España y de ahí que cada uno haga su estadística. Los medios existen y la transparencia, máxima.
    Bueno, casi máxima, porque hay ciudadanos como la familia Pujol, que optan por llevar a Andorra el dinero en sacos y no aparecerían en esas estadísticas.
    Estos no se quejan de las balanzas fiscales.

  6. Marc
    Marc Dice:

    Querría hacer una corrección sobre lo que dice el autor del post:
    “Se da por supuesto que los ciudadanos aportan en función de su capacidad, de manera progresiva, y reciben según su necesidad”.
    A ido a parar al único estado que conozco en el que esto no es cierto si tenemos en cuenta las regiones “chollo” de Euskadi y Navarra.

    Otra cosa: “No son los territorios los que pagan los impuestos, son las personas y las empresas”
    Cierto, pero son los territorios quienes, supuestamente, administran los impuestos de las personas y la empresas. Sin las balanzas, no hay una visión clara del rendimiento de cuentas de los dirigentes regionales. En Catalunya, los políticos viven de denunciar el maltrato del estado central y como no hay rendición de cuentas clara, han podido usar esta queja sin problema alguno. Si además se dice que no hay que publicar las balanzas, más fácil lo tendrán para usar este argumento. “No las publican porque saben que tenemos razón”.

    Las encuestas del CIS muestran que los ciudadanos tienen más confianza en su gobierno regional que en el central, quizás tenga algo que ver el echo de siempre tener el escudo de la falta de datos.

    @Jesus: Hay que entender la diferencia entre solidaridad y “a-pagar-porque-lo-digo-yo-y-a-callar”.

    • Jesus
      Jesus Dice:

      Marc: la alusión no la entiendo pero ya puestos, creo que ambos entendemos lo que es la solidaridad personal, voluntaria y la establecida por el entramado legal de todos los países para equilibrar en lo posible el cuerpo social que lo forman y que es obligada por ley. A brocha gorda, ahora aparece oro en el suelo de Murcia y nacería una opción política acentuando las diferencias murcianas (lengua, descendencia de Cartago, etc.) para sacar provecho de ello.

    • Julián San Martín
      Julián San Martín Dice:

      Las transferencias que realiza el Gobierno a las CCAA ya están publicadas en la Agencia Tributaria.Los impuestos los pagan los ciudadanos y las empresas, y no los territorios. El grueso de los impuestos los recauda el Estado y luego los transfieres a las CCAA. Tenemos que ser solidarios entre las regiones y esta función sólo la puede realizar el Estado Central fuerte. Ah, que tenemos que eliminar los privilegios de los regimenes forales del Pais Vasco y Navarra. Por supuesto, xq no son solidarios

  7. Balanza fiscal
    Balanza fiscal Dice:

    Sería interesante que el autor no vinculara balanza fiscal-Catalunya porque, entre otras, Valencia y Baleares piden también su publicación (puede ver artículos de diario al respecto). Supongo que según la lógica del autor en el PP de Baleares y Valencia deben ser unos nacionalistas-separatistas que usan los datos a su medida.

  8. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    El debate redistributivo es inevitable si es azuzado, con razón o sin ella, por alguno de los contendientes.

    Los casos –redistributivos y federales– USA y España son bastante parecidos y en ambos se demuestra lo que explica uno de los principales expertos en el asunto, Ángel de la Fuente ( http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81ngel_de_la_Fuente_Moreno ) : Salvo pequeños ajustes en pequeñas autonomías (Cantabria, Rioja, etc, que suelen salir inexplicablemente “beneficiadas” sobre el papel) el sistema, en general, hace lo que debe hacer: redistribuir entre regiones en función de necesidades y diferenciales de renta.

    De hecho el profesor de la Fuente usa ejemplos de Estados USA para mostrar lo muy normalito de nuestra redistribución sin dejar por ello de comentar sobre lo pedestre del sistema y sobre el hecho de que todos los datos usados a su antojo por el victimismo del Palau provienen de la Agencia Tributaria de España. Transparencia selectiva poco reconocida.

    Lo que resulta inevitable, –una vez cometido el desaguisado estructural autonómico–, es que el ciclo del victimismo se instale y se desarrolle.
    Pedir que esta gente se comporte con normalidad racional es no conocer el percal.
    Aparte de que el debate es tramposo ab initio porque excluye cualquier hecho causal previo.

    Es decir, si la fiscalidad –en general– se basa en Renta, capacidad de Consumo y Patrimonio y vivimos en un sistema político cuyo fundamento es Igualar Rentas y Consumos por abajo sin mirar los factores que la producen…. ¿En qué cabeza cabe que alguien se pregunte si le toca bastante a un “territorio”?.

    Pues a la cabeza de quien quiere enredar y malmeter.

    Y esto, pese a quien pese, funciona porque la Disonancia Cognitiva es aspecto Esencialísimo del Ser Humano. Un ser que es teóricamente capaz de lo más sublime pero que, — con mucha mayor frecuencia–, también es capaz de degradarse en la instintividad más embrutecida en el otro extremo.

    El nacionalismo medra divinamente en este coctel emocional.

    Y como permitimos que la fiera medre (de hecho la UE se ocupa de expandirse a lomos de la memoria nazionalista de Stepan Bandera a costa de los quemados en Odessa tratados con sordina por nuestra prensa) pues no nos queda otra que aguantar esta tabarra.

    Un inciso; que estemos en elecciones Europeas y no se hable de la metástasis que estamos alimentando en Ucrania tiene tela.

    Ahora bien, si estamos promoviendo la Transparencia no se me ocurre cómo podemos ocultar los datos de redistribución.

    A lo mejor si los dominásemos bien y estuviesen bien a la vista veríamos lo que ya es un axioma: Las subvenciones propenden a institucionalizarse y a crecer sin resolver, de verdad, el problema original.

    A lo mejor, de tanto “Redistribuir” sólo estamos consiguiendo que medren los “Redistribuidores” sin resolver nada de lo Importante…………La mala distribución de las capacidades productivas, las capacidades de creación de riqueza.

    Saludos

  9. Miguel
    Miguel Dice:

    Cuestión muy interesante el de las balanzas fiscales.
    Como poco entendido del asunto no voy a tratar de ofrecer una verdad absoluta, solo mi punto de vista.

    Primero.- El gobierno prometió aportar y publicar las balanzas fiscales, cosa que aún no ha hecho (una mentira más y ya son…). Que un gobierno como este, que se está mostrando claramente manipulador y falseador no las publica da que pensar, ¿no? Es indudable que si el saldo de las balanzas fuera positivo para Cataluña haría MESES que están publicadas. No es así, y me supongo que el motivo no es otro que buscar un método de cálculo (a que se refiere el post) que trate de reducir el saldo negativo en contra de Cataluña. Pero bueno, es una muestra más de la escasa transparencia y politización/manipulación de todo lo que toca el PP (medios de comunicación, policía, CGPJ…)

    Segundo.- El argumento “manido/trillado” de que quien paga son las personas está muy bien. Pero las personas viven en un territorio. Sí, en un lugar como pudiera ser Cataluña. Y si un ciudadano de Cataluña tiene que pagar más IRPF, las becas son inferiores, tiene que pagar los libros de texto, tienen peajes por doquier (por cierto, las autopistas de Madrid las hemos de pagar todos, no?)… Que tiene que hacer? Callar? Ver como comunidades con saldo positivísimo dilapidan en dinero y tienen un coste de vida mucho más menor a costa de otro que lo tienen mucho mayor y no decir nada?

    Tercero.- La existencia del concierto vasco y el convenio navarro juega claramente en contra de quien pueda defender que Cataluña tiene que callar y pagar. Ya está bien que las comunidades más ricas sean las que menos pagan, Pero no hay ningún partido valiente para quitarles este privilegio. Unos sí, otros no??

    Cuarto.- Por todos es sabido, ¡incluso los catalanes (entre los que me encuentro)lo saben!, que Madrid y Baleares aportan más al conjunto del Estado que Cataluña. Eso es así, como también sabemos, aunque muchos tengan frágil memoria, que la ruina actual procede del tripartito, aunque la Generalidad no hable todo el día de la herencia recibida (no como otros que solo conocen el argumento del y tu más). Pensar que el conflicto catalán es solo cuestión de dinero y pensar que los catalanes son malos y quieres dividir y bla bla bla bla solo añade leña al fuego.

    El autor del post mismo parece ser afín a un partido que no parece entender la situación actual y, recordemos, cuya máxima dirigente defendía, no hace mucho tiempo una posible independencia.

  10. Francisco de la Torre
    Francisco de la Torre Dice:

    Julián:
    Creo que el ejercicio de dar publicidad a los datos de las balanzas fiscales o cuentas públicas territorializadas puede estar bien sobre el papel. El principal problema es que no hay una metodología en la que todos estén de acuerdo. En Economía todos sabemos lo que es una balanza comercial y cómo se calcula. Sin embargo, el tema de las balanzas fiscales se ha convertido en un despropósito. Aquí lo expliqué hace un par de meses: http://www.elmundo.es/espana/2014/03/06/53178552e2704e6d408b4580.html
    Bien, tengo la sensación de que el Gobierno publicará esas balanzas, y que nadie aceptará los datos. Los problemas políticos (y el nacionalismo extremos y el independentismo creo que lo son) no se resuelven publicando datos (ni tampoco escondiéndolos). Otro comentario, creo que el origen de todo esto, en el plano puramente económico, está en los privilegios forales vascos y navarros, que han acabado creando un efecto de imitación en otras regiones ricas (o más ricas que la media).

  11. momus
    momus Dice:

    A mí me interesa saber, por ejemplo, si la balanza fiscal española dentro de la Unión Europea es positiva, negativa, etc. ¿Cuánto aportamos a la UE? ¿Cuántos recursos destina la UE a España? ¿Somos perceptores netos o contribuyentes netos? También me interesa saber cómo les va a los demás Estados miembros.

    Imaginen que Bruselas negara esa información a los Estados argumentando que esos datos pueden fomentar el euroescepticismo en tal o cual país contribuyente neto. ¡Se armaría una buena pelotera ante ese ejercicio de oscurantismo!

    Pues lo que no nos gustaría que nos hicieran como país, no se lo hagamos a las regiones españolas. ¡Transparencia para todos!

Los comentarios están desactivados.