Algo que hacer el día de San Beda el Venerable. Sobre Europa y las instituciones europeas

 

 

 

(Proyección de escaños del Parlamento a 05/05/14. Fuente: Parlamento Europeo)

Confieso que nunca llevo encima numeral porque no me resulta de utilidad ya que casi nunca realizo transacciones económicas, por suerte para mí, pero he pedido a mi hijo que me preste unas monedas unos minutos y he visto que se llaman “Euros”. He ido entonces a una cajita donde guardo las monedas que me traía el “Ratoncito Pérez” que eran nada menos que duros de plata de Franco, de esos de 100 pesetas, que supongo valen bastante en el mercado numismático (“nomisma” era el nombre de moneda bizantina, por cierto, un Imperio que mantuvo una unidad monetaria idéntica en oro durante 7 siglos, algo que Carlomagno y sus hijos ni hubieran soñado) pero que facialmente vale menos que la moneda que me habían prestado (y ya he devuelto). Esta semana estuve reunido con europeos de tres nacionalidades y no hablamos de Europa ni un minuto, pero trabajamos juntos. Por cierto el Rey de España en el siglo XV era Emperador de los europeos de esas nacionalidades y cobraba impuestos a todos ellos. Dándole vueltas a la idea he pensado que tal vez, aunque “¿Hay Derecho?” es una bitácora de nivel, sería conveniente escribir unas breves reflexiones en el día de Europa (escribo esto un 9 de mayo) sobre las elecciones que se nos avecinan. Sobre todo porque los comentaristas, glosadores y postglosadores, como siempre digo, harán unas aportaciones estupendas, de verdadera altura.

Lo primero que me viene al caletre es que el 28 de julio de 2014, o sea, hace tan sólo un siglo y tras una larga “Paz Armada”, estalló en Europa la Primera Guerra Mundial, bien llamada Gran Guerra, que conmovió los cimientos de toda la sociedad europea y no europea.  El 1 de septiembre de 1939 se inició sobre el mismo solar la Segunda Guerra Mundial y, en total y en números redondos – aunque sólo redondear me parece una falta de respeto a cada víctima individual, que merecen memoria exclusiva y honor perpetuo como la que de las víctimas del Holocausto se conserva en el YadVashemmás de cien millones de muertos, sin incluir los del denominado Periodo de Entreguerras, entre los que debemos contar todos los de la Revolución de 1917 y los de nuestra Guerra Civil. Un efecto similar al de la Peste Negra en términos demográficos con el resultado de que, además, Europa se partió en dos mitades o “bloques”, el Occidental o “capitalista” y el Oriental o “comunista” que comienzan a recuperar lentamente la conciencia de tener unas similares tradiciones y raíces.

A día de hoy, de nuevo sobre el mismo solar, estamos asistiendo a una situación prebélica en Ucrania, con la misma pasividad individual y responsabilidad colectiva con la que asistimos a la guerra de lo que fue Yugoeslavia o en Chechenia, Osetia o cualquier otro rincón de nuestro Continente, con su Escuela de Beslán incluida, que tampoco se debería olvidar, ni siquiera por nuevas atrocidades como la de Nigeria.

No obstante todo lo anterior, entre el 22 y el 25 de este mes, todos los mayores de edad de entre 500 millones de ciudadanos de la Unión estamos convocados a la elecciones al Parlamento Europeo, que nos parecen mucho menos interesantes por estos lares el 24 de mayo en la capital portuguesa. Las primeras encuestas publicadas  (el 9 de mayo, precisamente el desapercibido día de Europa)  indican que sólo el 16,9% de los españoles saben qué día pueden ir a votar y se espera una abstención histórica, aunque el 67,8% de los encuestados considera que el Parlamento Europeo es importante en la vida de la Unión y el 80,9% cree que sus decisiones afectan mucho o bastante a los españoles. El 64,4% de los encuestados dicen que piensan ir a votar. Ya veremos.

Un vistazo a la historia de las elecciones europeas nos lleva a la conclusión de que, sobre un total (desde este año, tras la adhesión de Croacia, el Parlamento Europeo está compuesto nada menos que por 750+1 miembros (art.14 del Tratado de la Unión Europea, de los que los Españoles elegimos tan sólo a 54, si bien, ya que no se trata de una “cámara de representación territorial”, lo que importa a la postre es la influencia que los mismos tengan en los órganos internos y su nivel de actividad en la cámara, en los despachos y en los pasillos.

La función de este número ingente de eurodiputados de nuestro 18º Parlamento es triple: control de la Comisión, aprobación del enorme presupuesto comunitario e intervención en el proceso co-legislativo, tras las reformas de los Tratados de Ámsterdam y Niza ahora incorporadas el vigente de la Unión.

Para ello el Parlamento Europeo, conforme a su Estatuto, se organiza en Pleno y Comisiones ( a saber: Asuntos Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad y Defensa, Desarrollo, Comercio Internacional, Presupuestos, Control Presupuestario, Asuntos Económicos y Monetarios, Empleo y Asuntos Sociales, Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, Industria, Investigación y Energía, Mercado Interior y Protección del Consumidor, Transportes y Turismo, Desarrollo Regional, Agricultura y Desarrollo Rural, Pesca, Cultura y Educación, Asuntos Jurídicos, Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, Asuntos Constitucionales, Derechos de la Mujer e Igualdad de Género y Peticiones ).

Los procedimientos legislativos recogidos en el art. 289 del vigente Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Reglamento del Parlamento son los siguientes:

–        De consulta: Aprobación, rechazo o enmienda de una propuesta legislativa del Consejo o de la Comisión, que se emplea en un número limitado de asuntos, aunque uno de ellos son los Tratados Internacionales que la propia Unión suscribe.

–        De aprobación (antes llamado “de dictamen conforme”): Para la aceptación o veto de determinadas propuestas legislativas o no en ámbitos restringidos

–        De iniciativa: Aunque la iniciativa legislativa en la Unión corresponde ordinariamente a la Comisión, el Parlamento puede solicitar que la Comisión presente una propuesta concreta, usualmente en el marco de su Programa de Trabajo que es, además, revisado por el propio Parlamento.

–        Procedimientos especiales: relativos a moneda única, diálogo social, acuerdos voluntarios, codificación del Derecho comunitario, y revisión de actos delegados y disposiciones de ejecución de la Comisión.

Ya se pueden Uds. imaginar la importancia de la Secretaría General del Parlamento (¿saben Uds., sin mirarlo en Internet, quién es actualmente?) y de las distintas direcciones generales, más de 6.000 empleados y unos 1.800 millones de euros de gasto anual. Imagínense sólo lo que debe ser la oficina de interpretación de lenguas y los servicios de traducción. Sería más barato (y mejor) que aprendiésemos todos latín.

En fin, si quiere Ud. saber más, tiene documentación para leer durante más de un año sabático o incluso el resto de su vida, o bien se da una vuelta por la Web del propio Parlamento o se acérquese dando un paseíto Castellana 46 en Madrid o Paseo de Gracia 90 en Barcelona, a las oficinas d e la Delegación del “Europarlamento” en España, donde podrá Ud. sacar una preciosa foto a todas las banderas de nuestra Unión, la que gobierna la mayor parte del territorio y las gentes cuyos abuelos y tatarabuelos se mataban inmisericordemente.

Dicho cuanto antecede, uno tiende a creer que lo relevante es el juego de los Grupos Parlamentarios y de los partidos políticos europeos (Partido Popular Europeo, Partido Socialista Europeo, Alianza de los Demócratas y Liberales de Europa, Verdes, Alianza de Europeos Conservadores y Reformistas, Partido de la Izquierda Europea, Movimiento por la Europa de las Libertades y la Democracia, Partido Demócrata Europeo, Alianza Libre Europea, alianza Europea por la Libertad, Alianza Europea de Movimientos Nacionales, Movimiento Político Cristiano Europeo y Demócratas de la Unión Europea), pero no votaremos a ninguno de ellos sino a los partidos y coaliciones de cada Estado Miembro que, curiosamente, no presentan programas comunes para el Parlamento, sino programas nacionales, al albur de los debates políticos de cada País.

Quienes creemos que estas superestructuras europeas son mastodónticas y poco operativas, que a la Unión le falta ante todo y más que nada simplicidad y que el Derecho europeo no puede ser de peor calidad jurídica (no diré técnico-jurídica, porque técnico es muchísimo pero claro, nada), más cercanos al denominado “euroescepticismo”, haríamos bien en pensar también que Europa (Εὐρώπη), además de una fenicia raptada por Zeus en forma de toro blanco (ya se sabe que las jóvenes en edad de merecer cuentan algunas extrañas mentiras a sus madres cuando vuelven de madrugada), una Historia y unos valores, es también o tal vez sobre todo un proceso que está “haciéndose”, in fieri, que diría ese europeo de apellido Hegel. Como me decían dos colegas de la Asociación Española de Derecho Europeo : “- Aceptamos que Europa no funciona bien, pero sería peor no tenerla”.

Y nuestro voto del 25 supone nuestro granito de arena en ese proceso para realizar una idea, la de que es posible que los mismos que es posible construir hogaño con nuestros más feroces enemigos de antaño.

Aunque sólo sea por la lista de Premios Andréi Sajárov, y aunque solo sea por Malala Yousafzai, creo que merece la pena ejercer la responsabilidad como ciudadano, que incluye según creo la abstención meditada y fundamentada, el voto nulo voluntario y el voto en blanco, en vez de quedarse en lo que de verdad se comenta por estos lares, que tiene que ver con Europa pero ocurre el día 24.

(P.S.: Con agradecimiento a Carmen Plaza y su equipo de documentalistas del CEYDE de la Universidad Politécnica de Madrid).

25 comentarios
  1. Escotero
    Escotero Dice:

    “el Rey de España en el siglo XV era Emperador de los europeos de esas nacionalidades y cobraba impuestos a todos ellos”. Hay algo que me rechina…

    • Patricia
      Patricia Dice:

      Supongo que está aludiendo a Carlos V, pero en realidad debería haber dicho siglo XVI, no XV. La frase es desafortunada, porque además, ningún rey del s. XV se tituló rey “de España”, habiendo varios en lo que ahora es el territorio español: al menos, el de Aragón y el de Castilla, pero también el de Navarra y el de Granada. Incluso si se refiriera a Carlos V, tampoco me parece exacto decir que el rey de España recaudaba en Europa, sino que en calidad de señor de cada territorio cobraría lo que en cada uno fuera menester.
      Mi impresión es que estas elecciones serán un desastre más de nula ilusión ciudadana y escasa participación. Creo que el quedarse en casa precisamente beneficia a los partidos que tienen anestesiado al personas con esos otros partidos que se han convertido en auténtico opio del pueblo.

  2. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Fe de erratas: Pido sinceras disculpas a los lectores. El quinto párrafo debería haber dicho: “Un vistazo a la historia de las elecciones europeas (http://www.cvce.eu/european-elections-2014 ) nos lleva a la conclusión de que, sobre un total (desde este año, tras la adhesión de Croacia), de 750+1 miembros (art.14 del Tratado de la Unión Europea), los Españoles elegimos tan sólo a 54, si bien, ya que no se trata de una “cámara de representación territorial”, lo que importa a la postre es la influencia que los mismos tengan en los órganos internos y su nivel de actividad en la cámara, en los despachos y en los pasillos.” Hay algunas otras erratas menores por las que igualmente quisiera disculparme. Espero que los comentarios – como es usual – sean más interesantes que el “post” y ya tienen Uds. datos actualizados en la prensa.

  3. tomas fdez
    tomas fdez Dice:

    En contra de lo que dice el firmante del blog, los socialistas europeos sí presentan programa común al PE. En esta ocasión lo hacen así por primera vez.

  4. KC
    KC Dice:

    En Reino Unido va a ganar el UKIP, que vendría siendo lo mismo que Le Pen en Francia o Partido de la Libertad en Holanda (no recuerdo ahora el nombre, pero me imagino que algo así, la pobre Libertad es como una prostituta al que todos quieren pagar). Es curioso ver como la cúpula de estos partidos son de ideología ultraderecha y se van a nutrir de un gran porcentaje de trabajadores británicos de estudios básicos que tienen miedo al ya famoso tema de la inmigración y el “me quitan los puestos de trabajo” (polacos, españoles, italianos y griegos, por ese orden). Pero es que si uno analiza cómo está configurado el sistema, en su chapucero diseño, no cabe otro final. A los liberales (los palurdos y los no palurdos) les encanta la idea de la globalización por el tema de la circulación de bienes, pero cuando hablamos de circulación de personas, algo sucede que entonces ya no es todo tan bonito. Estamos dispuestos a ser europeos para mandar más allá de nuestras fronteras todo tipo de excedente comercial, pero no para que otros vengan a trabajar cuando sus países están en crisis. Claro que, en el fondo, y viendo los antecedentes europeos de moneda única (recordemos que la libra sigue circulando), al final parece que todos irán migrando hacia donde esté el trabajo, pero, ¿podrán otros países absorber a todos aquellos que migren porque los gobernantes de sus países son deficientes mentales? No lo creo. Y he aquí la cuestión. En realidad ese miedo está justificado en parte porque ninguno de los desgraciados que diseñaron Europa pensaron en este tema como se debía. Sólo pensaron en la parte “bonita”. El caso es que entonces se genera un populismo mediocre que posiblemente va a dar legitimidad a auténticos desgraciados mentales (como el líder del UKIP), en base al miedo de estas personas que ven cómo inmigrantes de todas las nacionalidades hacen peligrar sus puestos de trabajo porque el dueño de la empresa observa que aquellos con dificultades son más dóciles que los nacionales (y si por él fuera, mucho más rentables, aunque aquí se condena fuertemente el saltarse el salario mínimo). Entonces entramos en la paradójica situación de que el empresario de los números que está deseando que bajen el salario mínimo y el trabajador asustado posiblemente vayan a votar al mismo partido… El señor Farage proviene del Partido Conservador Británico (que vendría a ser el liberalismo serio, no el palurdo, aunque no siempre) y entre otras perlas dice que precisamente el tener una mujer alemana hace que entienda lo que significa lo que podría ser tener a los alemanes de mandamases… Luego se da el paradójico caso de que alguno de sus miembros ha sido procesado por tener inmigrantes ilegales trabajando en un restaurante (el colmo, siendo precisamente que eres anti-inmigración y que quieres reservar los puestos de trabajo a nacionales). Alguno de sus concejales asegura que las lluvias torrenciales de cierta zona son a causa del matrimonio gay… Así están las cosas.

  5. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    El artículo del Sr. Casas ilustra un órgano de la mayor burocracia de nuestra galaxia. Es de agradecer.

    Una burocracia que hace imposible cualquier semblanza democrática y que se construye, al igual que hacía el “Caudillo”, “orgánicamente”.

    Es decir olvidando plebiscitos constituyentes negativos (Francia y Holanda, 2006) acelerando las tomas de control “indirectas” y los cambios de constituciones democráticas sin consultar al supuesto soberano.

    Es realmente la única opción que les queda porque ¿en qué cabeza cabe que se puede constituir algo equivalente a USA, Rusia, Brasil, Indonesia, India, Japón o China, si ni siquiera compartimos un idioma que nos permita entendernos sin intermediarios. ¿Alguno de nuestros supuestos competidores está destrozando su Estado Nación? Pues claro que no. Están justamente en la estrategia opuesta.

    Nos hallamos, por diseño, en manos de un puñadito de leales a si mismos y sin ninguna posibilidad de protegernos ni de ser actores de nuestras propias vidas. La mayor Burocracia extractiva del Orbe nos tiene bien agarrados y España sigue en el pelotón de los “¡Señor, sí, Señor!” Debiera hacernos pensar lo que nuestros conciudadanos de UK o Francia tienen en mente. Porque las cosas están cambiando y no podemos seguir como si nada.

    Esto ha durado porque así lo quiso USA tras la guerra y en sesenta años hemos sido incapaces de crear una “polis” homogénea e interesada en seguir. Hoy sólo quieren seguir por esta vía bastarda quienes viven de ella o quienes se benefician del deterioro conjunto.
    Hablo esencialmente de la Europa del Euro, la empeñada en “sostenella y no enmendalla”.

    Ninguno de nosotros dejaremos de ser Europeos por salir de una moneda ruinosa para países como España, Italia, Francia, Portugal o Grecia. Los que viven del núcleo germano –que es el inmensamente beneficiado por el Euro– que se lo queden. Ya veremos cuanto tiempo tardan en llegar a la situación de Alemania en los años 90.

    Por otra parte veo que a Nigel Farage se le dedican epítetos y titulares tremendistas y me he ido a escuchar qué dice realmente para ver si dice lo que dicen que dice.

    Casualidad, miro un par de minutos y veo este vídeo http://www.youtube.com/watch?v=aylLhPHI1TI al que responde Barroso. No me parece que diga insensateces.

    Los titulares de prensa están en manos de quien están. Nos conviene escuchar directamente porque nos mienten sin el menor pudor.

    Es mucho más inteligente reconocer los errores y probar otra cosa rápidamente que insistir en el error.

    Saludos

  6. ENNECERUS
    ENNECERUS Dice:

    Tenga cuidado, Manu Oquendo. Cualquier a que se muestre neuroescéptico será tildado automáticamente de ultraderechista.

    • KC
      KC Dice:

      El caso es que es muy curioso que parte de la derecha haya estado encantada con la parte comercial, mercantil y de libre circulación de bienes y servicios, y haya una que, aunque no sea lo que se entiende por derecha en el ámbito británico (ya que el UKIP va a nutrirse de una gran parte de votos de lo que en UK se llama la Working Class), no esté nada de acuerdo con cómo se ha diseñado el tema europeo (que ciertamente muchas veces parece más una herramienta con la que algunos mueven capitales de la forma más “rentable” (más bien fraudulenta), que otra cosa). A mí me huele a que alguien nos ha tomado el pelo al resto de los mortales y que lo que viene encima va a ser el río que todo lo lleva al que se refiere Bretch en su perfecta frase de: “Al río que todo lo lleva le llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime”. Y eso que la derecha tradicional británica es diez mil veces más sensata y más cuerda que la mediterránea… Pero sí en UK la gente está dispuesta a votar al UKIP, agárrense los machos….

      Necesitamos que la tecnología modernice la política de una vez. El tema representativo ya no es absolutamente nada necesario. No se necesitan políticos, se necesitan “gestores de lo político”. Muchas decisiones pueden ser tomadas al instante con las nuevas tecnologías. Sólo falta que la casta del sillón quiera dejar de arrellanarse.

  7. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Gracias como siempre a los comentaristas, glosadores y postglosadores.
    Escotero y Patricia: Claro, tienen Uds. evidentemente razón en cuanto al siglo y las precisiones, pero el César Carlos (con sus distintos Reinos y Estados y, a la vez, Emperador) nos da una imagen que nos remite a – si se me vuelve a permitir una licencia – una “personificación” de Europa, dada la extensión de sus “dominios” Carlomagno o Federico Barbarroja no la representan igual. El Emperador usó en distintas ocasiones (cosa que inauguró Alfonso IX, si no recuerdo mal) el título de Rey de las Españas para abreviar los de sus muchas coronas. Vean que la referencia trataba de tener su miga para los lectores, porque los “mille regretz” de los que se lamentaba Carlos no fueron solo suyos, sino de muchos de sus súbditos de muchos rincones de nuestra actual Europa.
    Tomás Fernández: Entiendo que se refiere al Manifiesto Común del PSE 🙁http://d3n8a8pro7vhmx.cloudfront.net/partyofeuropeansocialists/pages/1/attachments/original/1397230955/110001306_PES_Manifesto_SP.pdf?1397230955 ) pero no creo que pueda considerarse un programa electoral, sino un conjunto de desiderata. El programa es del PSOE (http://europeas2014.psoe.es/programa/medidas ). Pero si estoy en un error, a pesar de haber visitado las principales webs de los partidos políticos europeos (incluyendo la de documentos de campaña del PSE – http://www.youth-guarantee.eu/campaign_documents – todos le agradeceremos mucho si puede colgar el vínculo. Una de las mejores cosas de los “blogs” es que los comentarios hacen vivos y multívocos y no unívocos los “posts”.
    KC: La cuestión que Ud. plantea es muy sustanciosa y merecería tratarse monográficamente, entre otras cosas para entender si se puede o debe tratar de construir un espacio común donde se respeten todos los principios básicos de los Tratados, sin los cuales es difícil concebir algo similar a una unidad política. ¿Tienen los ciudadanos de los países de la Unión, los que votan en los próximos días, interés en seguir encontrando comunes denominadores o el cansancio de la política y la burocracia les hace desistir de incluso pensar si merece la pena el esfuerzo? Hoy mismo un nieto de ha hecho un llamamiento a no votar a partidos de ultraderecha.
    Manu Oquendo: Ni se imagina Ud. como entiendo y comparto lo de la máquina burocrática, que he tratado de reflejar. Pues el Sr. Farage se ha expresado libremente así en el mismo Parlamento. Aunque, como en todo discurso, hay algunas cuestiones que podrían aceptarse, pero otras son muy populistas, porque la tesis-antítesis interesante no es “eurobelievers” azules/ “eurobelievers” verdes (uso los colores de las facciones del hipódromo de Constantinopla, no sea que alguien me acuse de otra cosa) sino “eurobelievers”/”euroskeptiks”/ “eurócratas”. También estoy de acuerdo en que una construcción europea con calzador y contra los votos es inconveniente, o una ampliación permanente sin periodos transitorios adecuados. Ya he confesado mis dudas, pero la pregunta es: ¿no merecería la pena intentarlo de otro modo?¿No podemos hacer algo de lo poco que nos dejan hacer tratando de participar en lo poco que nos dejan? Un colega me decía la semana pasada que todo es inútil con esta casta política europea, pero, ¿cuál es la alternativa no violenta que tenemos?

    • Manu Oquendo
      Manu Oquendo Dice:

      Por supuesto, Jesús, que merecería la pena de otra forma pero hay que ser realista. Las cosas vienen como vienen y cuando las inicia otro lo lógico es esperar que lo haga con sus prioridades y no con las que nosotros querríamos.

      La realidad es que esta UE se diseña tras ser descartada por USA la primera opción post bélica: el plan Morgenthau, tras dos años de reconstrucción urbana europea.

      Su función era servir de barrera a la amenaza soviética y su historia no es comprensible sin la dirección estratégica y táctica americana en el contexto de los acuerdos de Rosevelt y Churchill para que EEUU se decidiese a traer sus tropas a Europa y vencer a Alemania.

      Es decir, la exigencia del fin de los imperios coloniales comenzando por el de UK pero también los franceses, holandeses y, lógicamente, alemanes.
      Al resto le podemos poner toda la retórica que queramos pero es sólo eso, retórica. Ni siquiera de la buena ni verdadera como estamos viendo.

      Entre las 7 y las 9 de la tarde he estado en la Fundación del Pino escuchando a Benjamin Cohen (U de California, Santa Bárbara) disertar sobre algunos aspectos de la geopolítica de las principales monedas globales. Básicamente Dólar, Euro y Yuan.

      En el turno de preguntas, hizo la suya el delegado de la UE en Madrid, uno de ellos al menos. Su pregunta era en relación al esfuerzo inversor en Fuerzas Armadas que es necesario hacer en Europa para que el Euro tenga alguna viabilidad. Para tomar nota.

      Cohen, uno de los expertos mundiales en políticas económicas internacionales, dijo lo esperable ante el asentimiento de la parte del público que sabía de qué van estas cosas: No es posible. Europa no puede plantearse ser un competidor global de los bloques que se configuran.

      Y no puede por su estructura de Minitaifas, con “paisillos” de a 2 millones metidos a toda prisa en la OTAN, y su resultante coste fiscal que lo impide.

      Europa tiene una fiscalidad que es un 25 o 30% superior a la de USA o Japón, carece de la coherencia interna de cualquier otro bloque de países como los citados en el post anterior, de la capacidad de decisión y de los parámetros de voluntad ciudadana propios de un gran estado nación.

      En esta Europa se dan las mismas incoherencias que tan bien conocemos en nuestra joyita de estado autonómico. En la vida no suele ser fácil, como dice el refranero….”Tener la suegra borracha y la bota llena”.

      Cohen no se privó de revisar la flojera estructural del euro o al hecho de que es un lastre para la Europa que, como nosotros o como Francia o Italia, entró en dicha moneda en contra de bien sabios consejos. Hoy favorece a Alemania y los listos, UK, Dinamarca, Suecia, se han abstenido.

      Y sí, para tener una moneda relevante es necesario inspirar la confianza que, nos guste o no, se deduce de la posesión de un ejército fuerte. Esto Cohen lo dio por sabido porque es así de básico. Pero, para muestra un botón, ya vemos lo que preocupaba a un empleado de la UE en esta conferencia.

      Saludos

  8. momus
    momus Dice:

    En España lo de abstenerse, o votar en blanco, queda hasta elegante y no tiene coste. A fin de cuentas aquí ganará el PP o el PSOE, y ambos son partidos sensatos, defensores del euro, del orden establecido y de la paz burguesa que hace prosperar los negocios.

    Lo de abstenerse en Francia tiene más riesgo, porque allí puede ganar la Sra. Le Pen, que anda por ahí vestida de Juana de Arco predicando las ventajas del arancel a la importación. En cuanto a abstenerse en U.K. eso sí que es adrenalina pura y ruleta rusa, que allí lo mismo se van de Europa, que lo mismo Escocia se queda en Europa pero Londres se marcha de ella, un lío!

    • ENNECERUS
      ENNECERUS Dice:

      Querido amigo, a mí me parece violento imponer a los ciudadanos una “constitución” que no sólo no han plebiscitado, sino que incluso han votado en contra.

      La alternativa puede ser votar a partidos euroescépticos para:

      a) Tratar de construir si es posible, una verdadera unión de ciudadanos que vaya sustituyendo progresivamente a la unión de estados.

      b) Si eso no es posible, construir una unión de estados verdaderamente democrática y liberal, totalmente alejada del despotismo “ilustrado” en el que se basa el actual modelo.

      Todo lo que los gobiernos tienen que o quieren hacer sin sufrir el desgaste en las urnas, lo “elevan a Europa” y así, cuando lo imponen en sus respectivos países dicen que “viene de Europa y no podemos oponernos”. Así quedan justificados, excepto en el Reino Unido, que creen ser una democracia de verdad donde el gobierno tiene que rendir cuentas al parlamento y cada uno de sus diputados a los electores de su distrito, sean o no de su partido.

      No quiere decir esto que el R.U. sea el mejor de los mundos pero desde luego sus sistema político nos da sopas con honda a las democracias parlamentarias continentales con escasísimas excepciones.

      Todo el mundo está muy preocupado con el referéndum escocés, cuando el realmente importante es el de 2017 en que los británicos decidirán si continúan o no en la UE, con resultado nada claro. Una renegociación del estatus británico en la UE sería muy saludable si se produjera un efecto contagio en la ciudadanía de los demás países. Pero su salida sería letal para el “proyecto europeo”.

  9. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Ya ven que tengo frecuentes lapsus como omitir “nieto de Höss”. Para seguir a D. Blaise Pascal, de corazón uno está con el Sr. Oquendo y contra la Eurocracia, de corazón uno está en que no es posible votar a listas cerradas en las que (¿se han fijado?) casi ningún partido español (salvo alguna honorosa excepción de los que mejor clasificados van según Transparency International) te da el perfil de sus 54 candidatos y suplentes y eso si eres capaz de encontrarlo en la Web, porque algunos lo ponen difícil. Pero la razón contesta: – Este es el tinglado que existe, cuando te preguntan, contesta de un modo que, al menos, te perjudique lo menos posible, haz entender que esto no debe seguir así y que hace falta un modelo nuevo, incluso si parece imposible o que sólo parece posible cambiar desde la violencia. Eso mismo pensarían todos menos Ghandi con respecto a la independencia de la Joya de la Corona de su Británica Majestad.

  10. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Por si alguien lee esto el la jornada de “reflexión” (!) mi compañero laboralista Ignacio Sampere (uno de los “europeistas” tácitamente citados) me envía esta cita de la Prof. Mangas Martín: “Los tratados de la Unión Europea no se firmaron para conducirnos a un mundo feliz e ideal sino para salvarnos del infierno de las guerras que han asolado a Europa durante siglos”.

    • KC
      KC Dice:

      Jesús, esta cita me parece poco prudente, aunque pudiera ser real hasta cierto punto. El diseño esencial de la Unión tenía como finalidad una convivencia pacífica, cierto, pero parece que algunos han usado según qué mecanismos para enriquecerse a costa de otros (nada nuevo dentro del panorama humano), cosa que estaría muy bien de haber usado mecanismos lícitos, pero cuando uno lee acerca de según qué manipulaciones debe de ser un poco lelo o ser demasiado inocente para no ver cuál es la Europa y el concepto de globalización que tienen algunos…

      Es decir, como siempre, las cosas podrían ir bastante mejor de no ser por esos pocos que por alguna razón parecen pensar que los demás son tontos…

      La profesora tiene razón en que la utopía no es la esencia, pero eso no da validez para que se hagan las cosas tan chapucera y mierdosamente como están haciendo con Europa en diversas materias -la tributaria y fiscal es directamente un escándalo-. Lo que no puede ser es querer un ente común que funciona con distintos corazones, porque desgraciadamente los entes siameses no suelen durar mucho. Y si tienen varios cerebros la esquizofrenia ya es bastante preocupante.

      El diseño europeo actual es una mierda pinchada en un palo en muchas cuestiones, con la mayor de las sinceridades. Y lo dice alguien que no es un euroescéptico, sino simplemente realista.

  11. Alberto G.
    Alberto G. Dice:

    Europa está en un conflicto potencialmente muy peligroso con Rusia, España está ante una amenaza muy seria de ruptura, estamos ante la mayor crisis económica y política que se recuerda con la corrupción saliendo por las orejas, y el debate principal de esta campaña entre los dos grandes partidos es si Cañete es machista o no.

    Personalmente considero que con todos sus defectos lo que pasa en el Parlamento Europeo es en muchas ocasiones más interesante que lo que ocurre en la carrera de S. Jerónimo….

  12. Escotero
    Escotero Dice:

    Estimado Sr. Casas, el rechinar que me producía la frase “el Rey de España en el siglo XV era Emperador de los europeos de esas nacionalidades y cobraba impuestos a todos ellos” no era por la omisión de un “palito” en la referencia temporal que Vd. cita. (Obviamente, estoy asumiendo que la suposición de Patricia sobre al monarca al que se refiere es correcta, tal y como Vd. mismo manifiesta posteriormente)
    Si mi propósito fuese mofarme de un lapsus o de un error tipográfico, en este mismo blog hay una entrada en la que se menciona a “Aaron Burr (1.756-1.736), héroe militar [sic]” (15/05/2014) y no he dicho nada. No obstante, si no estoy equivocado Vd. tiene amplios conocimientos de Derecho Romano, se ve que lo de Ciencias vs Letras ya viene de lejos (:)).
    Simplemente me extraña la equiparación del grado de soberanía del Emperador del SIRG y del Rey de España, más allá de la coincidencia en una misma cabeza. Por otra parte, el reinado de Carlos V (como es popularmente conocido en España, lo que nunca ha dejado de sorprenderme, salvo que refleje algún tipo de “sentimiento de inferioridad”) fue una época presidida precisamente por las continuas guerras, muchas de ellas “civiles” y supuso el prólogo de la llamada “Guerra de los Ochenta años”, de funestas consecuencias para España, y sobre todo para los que dejaron sus vidas en ellas.
    Por último, he de reconocer que, a un nivel más personal, la mención del término “impuestos” en estos días también puede haber influido en mi reacción. ¿La eliminación de la posibilidad de presentar la liquidación del IRPF mediante el tan socorrido “sobre para la declaración” tendrá algo que ver con la necesidad de esos “sobres” para otro tipo de contenidos?. No sé si me explico.
    En todo caso, espero no haberle molestado con mi comentario.

    • Jesús Casas
      Jesús Casas Dice:

      Todo lo contrario. Lo mejor del blog son los comentarios, pero me sigue gustando la figura retórica de que el Emperador cobraba impuestos. Creo que no es incierta y sirve para los fines del post que versaba sobre Europa y la importancia de sus Instituciones, para lo bueno y para lo malo.

  13. Cruz
    Cruz Dice:

    En cierta ocasión dije que la idea de Europa, tal como se estaba llevando a cabo, era igual que pretender hacer un puzle con piezas planas de diferentes troqueles y cubos de madera con distintos tamaños. Perdí una beca. Fue un año después de conocer in situ las diferentes instituciones comunitarias y la sede de la OTAN. Hasta ese momento creía que nada podía ser peor que la burocracia española, pero me equivoqué. Suscribo las ideas de KC, particularmente la de que es más cuestión de realismo que de euroescepticismo.

    Esa necesidad de ser realistas, como también señala Manu Oquendo (con quien vuelvo a coincidir), sería la que permitiría definir un modelo de Europa realmente eficiente. Si no hubiera tantos intereses creados a su alrededor,que solo sirven a unos cuantos que ya han demostrado que no están por la labor de renunciar ni a uno solo de sus privilegios.

    Especialmente destacable del artículo (por cierto: Felicidades, Jesús, por abrir así este debate y gracias a todos los comentaristas) es el siguiente párrafo: “Uno tiende a creer que lo relevante es el juego de los Grupos Parlamentarios y de los partidos políticos europeos (…) pero no votaremos a ninguno de ellos sino a los partidos y coaliciones de cada Estado Miembro”. Cierto, los partidos nacionales reciben directamente el voto pero ¿No será que, de facto, son los grupos parlamentarios en los que se integran quienes se benefician de ello? Tal vez sea por eso por lo que cuesta tanto encontrar información fiables sobre partidos-grupos-programas….

    • Jesús Casas
      Jesús Casas Dice:

      Pues a Cruz si me deja responderle al pulsar la flecha…(?). Creo haber escrito no desde en análisis personal de lo que veo, que, como habrán visto genera mi lema “melancolía o exilio”, sino desde lo que debe ser. La moderación de las propias ideas es necesaria para vivir en colectividad. Estoy mucho más cerca de lo que dicen Oquendo, KC y Ud. pero ¿No es más cierto que el dia de San Beda podemos hacer algo? Incluso no haciendo nada pero meditadamente, o, como algunos haremos, tragando saliva, contando hasta diez, con una pinza en la nariz (listas cerradas!), pero peor lo llevan en China o Tailandia…

  14. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    KC: no me deja esta cosa responder bajo su segundo comentario o yo no sé hacerlo bien. La cita es pertinente pues tiene que ver con la cuestión planteada. Puedo compartir lo demás que Ud. dice, e incluso me expresaría de modo más radical con respecto a cómo funciona (o no funciona) la Unión y la necesidad de reformas y simplificación, pero creo que, si ponemos en el fiel de la balanza tener o no tener una Unión Europea, y participar como se pueda, es preferible tenerla. Otra cosa es lo que saldría del lápiz si a uno le dejaran un papel en blanco. Las construcciones colectivas lo que tienen es que nunca responden a las utopias de todos o más bien de casi ninguno. Creo que mi post no defendía la Europa que tenemos sino la necesidad de participar como cada uno estime oportuno en seguir su construcción.

    • KC
      KC Dice:

      Estoy de acuerdo, Jesús, pero es que, después de observar la mecánica y funcionamiento de la Unión y la moneda única, lo de “construcción colectiva” parece que sea más marketing que otra cosa… Si se unifica se unifica todo, no unas cosas sí y otras no dependiendo de las soberanías nacionales. Lo del tema fiscal es una aberración jurídica que sólo está generando todo tipo de competencia desleal, mala redistribución y en general una chapuza económica de no te menees. Es impresionante que este tema todavía no se haya “arreglado”. Diseñar una Unión sin tener todo en cuenta, sino lo que a algunos más les interesaba, se está traduciendo en todo el euroescepticismo actual. Pero es que es increíble que todavía haya quienes afirmen que Europa está bien diseñada…Y a mí no me sirve lo de que “es que así no hay guerras”, la cual me parece una justificación realista, pero muy jurídicamente muy pobre.

  15. Escotero
    Escotero Dice:

    Se ve que las dificultades para colocar una réplica en el lugar correspondiente no sólo me afectan a mí.
    En modo alguno discuto la figura retórica de que el Emperador cobraba impuestos aunque el Gobierno efectivo de los territorios del Imperios correspondiera a los príncipes electores. De hecho. si no recuerdo mal, cuando abdicó lo hizo simultáneamente de su condición de Rey de España y de Emperador del SIRG, aunque su abdicación – en este segundo caso – no fue aceptada formalmente hasta más de un año después (no debían ser muy
    disciplinados).

  16. Cruz
    Cruz Dice:

    Por supuesto que podemos hacer algo, Jesús. Si no lo creyera no habría escrito ni una línea. Es importante debatir-se, comunicar-se, informar-se. Pero no debemos perder de vista el hecho de que siempre habrá gente a quien no le interese, que no se implique (ni en saber ni en hacer) y además están en su pleno derecho. El problema es que eso de “La Europa de todos”, ahora mismo, es solo propaganda barata.

    Por cierto, muy oportuno el día de las elecciones y su santo http://santopordia.blogspot.com.es/2012/05/25-de-mayo-san-beda-el-venerable.html

Los comentarios están desactivados.