La CNMC no quiere molestar…ni sancionar

 

Hace unos días se hicieron públicos unos datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses que mostraban que cuatro de cada diez fallecidos en accidentes de tráfico habían consumido alcohol o drogas antes de ponerse en la carretera. Son cifras tan graves que es normal que la sociedad reaccione y reclame de los poderes públicos una acción contundente frente a comportamientos en la carretera que, como la ingesta de alcohol y drogas, pueden poner en peligro la vida de otros conductores o peatones.

La Dirección General de Tráfico tiene así como misión velar por el cumplimiento de las normas de circulación con el objetivo último de garantizar la seguridad del tráfico automovilístico. Las multas que la Guardia Civil impone o las retiradas de carnet que se ordenan no son (no pueden ser) decisiones discrecionales, sino que constituyen uno de los medios para garantizar el respeto a dichas normas.

[Siento aburrir a los esclarecidos lectores de ¿Hay Derecho? con estas consideraciones, dignas de una clase de educación vial para adolescentes, pero hay que hacerlas para entender lo que se dirá a continuación.]

Si de repente el Director General de Tráfico o el Ministro del Interior empezaran a decir que hay que ser comprensivos con los que dan positivo en los controles de alcoholemia, que no hay que poner tantas multas, que las multas son en definitiva “el fracaso del sistema” y que la Guardia Civil “no está para poner sanciones”, pues en ese caso todos pensaríamos que esos responsables políticos han perdido completamente el juicio…

Pues resulta que esto es precisamente lo que se está diciendo (y lamentablemente llevando a la práctica) desde la institución que, teóricamente, debería garantizar el respeto a esas normas de circulación de los mercados que es el Derecho de la Competencia. Efectivamente, desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se está transmitiendo la idea de que las sanciones son el fracaso del sistema de defensa de la competencia. El otro día el Presidente de la CNMC, Marín Quemada, decía textualmente ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados: “creo que la CNMC no está para poner sanciones…”.

Sí, queridos lectores de ¿Hay Derecho?, en el atribulado Estado de Derecho español a los fiscales que defienden a los acusados, a los órganos independientes de gobierno del Poder Judicial que dependen del Ministerio de Justicia, etc. hay ahora que añadir un nuevo animal monstruoso (en el sentido de contrario al orden de la naturaleza): el órgano sancionador que no quiere poner sanciones…

Y no se piense que estamos hablando sólo de retórica. No: los datos que tenemos hasta ahora muestran que, efectivamente, la CNMC se ha tomado muy en serio su tarea de dejar de poner multas. Hace unos días conocíamos por ejemplo, gracias a un artículo en El País, que la CNMC ha impuesto desde su creación 27,8 millones de euros en multas. Para hacernos una idea de la caída que supone esa cifra baste decir que, en el periodo de enero a septiembre de 2013, la CNC (el antecesor de la CNMC) impuso 203 millones de euros.

Eso por lo que se refiere al resultado de la actividad sancionadora en aplicación de la legislación de defensa de la competencia. Más grave es aun, si cabe, la espectacular caída en el número de incoaciones de nuevos expedientes desde que existe la CNMC. Si los cálculos no me fallan, la CNMC ha abierto siete expedientes nuevos desde que empezó a funcionar en octubre del año pasado. Esto supone un ritmo de apertura de expedientes de algo menos de uno al mes, lo que arrojará una actividad de unos 11 ó 12 expedientes al año. Para que nos sirva de término de comparación, la CNC abría en sus buenos tiempos unos 40 ó 50 expedientes cada año. Es decir, el ritmo de apertura de expedientes se habrá reducido a ¼ o a 1/5 en comparación con las cifras de hace apenas un año. ¡Tiene mérito…! Y eso que, según el Presidente de la CNMC, ahora el organismo “está ya a pleno rendimiento…”.

Siguiendo con el ejemplo de la Guardia Civil: no sólo es que hayan dejado de poner multas a los conductores imprudentes, es que han dejado sin más de patrullar las carreteras…!

También es verdad que, con esta nueva política de abstención en la aplicación de la Ley de Defensa de la Competencia, el Presidente de la CNMC no hace sino cumplir con las instrucciones del Gobierno que, a través del Secretario de Estado de Economía, ya hace un año advertía a todo aquel que quisiera escucharle que no eran partidarios de muchas multas en temas de competencia “porque complican la salida de la crisis”.

En poco tiempo, el sistema español de defensa de la competencia habrá retrocedido 15 ó 20 años, a los viejos tiempos en los que el Tribunal de Defensa de la Competencia sólo multaba a autoescuelas y panaderías…

¿Quiénes pierden con todos estos cambios? Pues todos nosotros como consumidores, dado que son los consumidores, en definitiva, los beneficiarios últimos de las acciones en defensa de la competencia en los mercados.

Bueno, y en general, toda la economía, que ve así reducido su potencial de crecimiento en el momento de salida de la crisis.

Felicidades a los autores de la reforma.

13 comentarios
  1. Marat
    Marat Dice:

    Critilo por favor, que no te enteras: las cosas se hacen para algo. Tu artículo es tan patético como quejarte de que el TS exonere a los Blanco o a Barcina de turno tras la reforma del Consejo del Poder Judicial. Claro que, bien mirado, a veces esta supuesta relación causa-efecto no ocurre (dada la increíble torpeza de los malos) como reformar la Justicia universal para exonerar a Bush y conseguir que éste siga imputado y los narcos libres… ¿O es que quizás querían esto precisamente?, joé me hago un lío con este Gobierno. Pero bueno, lo que está claro es que cuando estamos hablando de dinero de verdad, de estrujar al consumidor en épocas de crisis, de rapiñar a fondo, de llegar a pactos colusorios para repartirse el pastel, entonces no se equivocan. Porque para eso están los abogados del Estado y los expertos del revolving door, para hacer las cosas bien. Así no dificultamos la salida de la crisis (de su crisis, claro).

  2. Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado
    Elisa de la Nuez Sánchez-Cascado Dice:

    De entrada, y con independencia de las consideraciones que se hacen en el post, si ese va a ser el ritmo de trabajo debe de sobrar muchísima gente, dado que la CNMC es el resultado de fusionar un montón de reguladores, no solo la CNC. Por lo demás, coincido con Marat que era esto lo que se buscaba…esto y que el Ministro de turno pueda llamar de madrugada al regulador para parar una subasta eléctrica. Objetivo conseguido.

  3. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    Cuando he tenido que encargar asuntos a Despachos (o departamentos de Despachos) especializados en competencia, me he dado cuenta de que esa es una especialización lucrativa, poco jurídica y muy administrativa y de “contactos”, dicho sea con todos los respetos a mis colegas del área. Todos se conocen, se ven con el “Regulador” desayuno, comida y cena, saben los cauces adecuados, de modo que si uno llega por ventanilla, como un ciudadano cualquiera, armado sólo de la Ley aplicable, lo lleva difícil. Lo mismo en Madid, en los TDC de las Comunidades Atónomas (o Taifas, como dice el Sr. Oquendo) o en Bruselas. Ahora, Bruselas gasta multas y páginas del DOCE en cantidades inusitadas (todos los días sale algo en la “Serie C”). La libre competencia en España es qimérica, basta ver qué empresas componen en IBEX 35 y calcular cuántas de ellas no son de sectores “regulados” o con alta dependencia de la contratación pública, como ya han escrito algunos de los editores, colaboradores y comentaristas de esta bitácora. No puedo expresarlo con nombres porque asesoro a los que están en la otra parte y la transparencia exigiría la declaración , pero aquí se permite la existencia de cárteles y sólo se emiten informes “light” al respecto, aunque, eso sí, luego se redactan leyes de nuevo cuño y se crea un Regulador nuevo, fuera de la CNMC, para que aplique sólo en un sector, una Ley que debería aplicar, pero no aplica dicho Regulador.

  4. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Prácticas como la colusión,el abuso de posición dominante o la competencia desleal están muy extendidas en España y en otros países, es evidente. Por ejemplo, con unos tipos de interés relativamente bajos, los cárteles son relativamente estables y muy nocivos para la competencia. Parece que en el comercio, por ejemplo, se dan muchos casos de abuso de la posición dominante.Un expediente al mes es poco. Creo que se deben iniciar más procedimientos, a la misma vez que mantenemos y reforzamos las garantías procedimentales. Demostrar determinadas conductas no es sencillo, pero siempre se debe hacer desde el más escrupuloso respeto a las garantías. Y otra cuestión importante es que quizá sea necesario reforzar los medios dedicados a la investigación de estas conductas. Mantener o conseguir competencia allá donde es posible debe ser prioritario.

  5. espíritulibre
    espíritulibre Dice:

    Una curiosidad: yo no me había enterado de que aplicar el derecho sancionador establecido por Ley fuese OPCIONAL para la Administración Pública. Es decir: este señor presidente de ese sitio, ha decidido no sé en base a qué , que él decide si se aplica o no el precepto de una Ley (la de defensa de la competencia) que obliga a la autoridad a incoar expediente si existen indicios de vulneración de la misma. Pero no; él decide que no le apetece, que queda feo, que mejor hablar y dialogar, que es un fracaso sancionar….¡Será un fracaso la Ley!¡Pues qué la cambien los que legislan!. Mientras tanto a una autoridad pública, lo que le toca es aplicarla; vamos que no es una opción ni desde luego entra dentro de sus atribuciones decidir si sí o si no.Y sipòngo que a los funcionarios a sus órdenes se les ha dado instrucción de no cumplir con su Ley , supongo, y eso estarán haciendo.

    Y, encima¿ lo dice en el Congreso y nadie rechista? Por cierto, a ver si Hacienda hace lo mismo: nada de sancionar, ir por las buenas, convencernos a los ciudadanos de las bondades de pagar al fisco…Diálogo, diálogo.

  6. momus
    momus Dice:

    La vicepresidenta de este “regulador” era hasta su nombramiento una “fontanera” en el gabinete económico de Rajoy en La Moncloa. El Asesor Jurídico Jefe de este “regulador” era hasta su nombramiento un Alto Cargo directo de Soraya de Santamaría. ¿Seguimos? Creer que este organismo es independiente del Gobierno es de una ingenuidad extrema.

  7. Miguel Anxo
    Miguel Anxo Dice:

    Como lean este post Acemoglu y Robinson les da un patatús… El récord de este Gobierno destrozando instituciones va a ser difícil de igualar…!

  8. Desahuciada
    Desahuciada Dice:

    Querido Critilo, Una vez más, tus posts vuelven a ser certeros en el diagnóstico. Un mal endémico de España y de los españoles es la falta de confianza en el entramado institucional que partidos y grupos de interés se empeñan en corromper y desvirtuar de manera recurrente.
    Por una vez que el entramado institucional de competencia se logra con el consenso unánime de todos los grupos políticos y después de haber hecho el trabajo de reflexión y preparación previa que supuso el Libro Blanco de Competencia que precedió a la Ley 15/2007, se empeñan en cargárselo de un plumazo.
    Las señas de identidad del nuevo engendro creado -el Frankestein que lo llamaron algunos- son cada día más preocupantes: no sólo por su inactividad y su falta de rumbo y criterio (el plan estratégico que acaba de lanzar es absolutamente huero) sino porque las personas que lo dirigen no tienen ningún interés en hacer de la CNMC la Institución seria y respetable que se ganó el reconocimiento internacional de sus colegas europeos y de la prensa especializada.
    ¡Qué fácil es destruir y cuánto se tardará en recuperar el trabajo perdido! ¿Cuántas frivolidades de este tipo nos podemos seguir permitiendo como país? ¿A alguien le importa de verdad que se haya destruido la Autoridad de Competencia? ¿Alguien se molestó en escuchar y poner en tela de juicio la audiencia previa de los candidatos a dirigir este organismo en la Comisión de Economía del Congreso?

  9. Paco Marcos
    Paco Marcos Dice:

    Coincido mayormente con lo q dice el post. Lo del Plan Estratégico de la CNMC presentado en el Congreso es una tomadura de pelo insuperable. Difícilmente puede caerse más bajo. Pero preocupa tambien escuchar a nuestros representantes en la Comisión de Economía en el Congreso, engolados y agradeciendo al presidente de la CNMC q fuera allí (a tomarles el pelo!!) y diciendo genuinas tonterías. La pantomima no tiene nombre, pero lo más preocupante es cómo salimos de esta….

  10. Isidro Elhabi
    Isidro Elhabi Dice:

    De acuerdo con Marat. ¿Cui prodest?

    Si se reduce la litigiosidad con las tasas, ¿quiénes eran los mayores litigantes aparte de los ciudadanos que no pueden pagar?

    Si se reforma el CGPJ privándole de su independencia ¿a quién beneficia?

    Si se diera la instrucción a los fiscales o en vez de un instructor se nombren 3 por el CGPJ ¿a quién le interesa?

    Si se reducen las multas en competencia ¿qué empresas eran las más multadas? ¿Quiénes salen beneficiados de que no haya sanciones?

    Y así todo… Y lo peor es que esto es sólo una más. Se ha sustituido el interés general, el interés público y social por intereses privados, espurios y ocultos. Y ya ni siquiera se cortan, tienen tal omnipotencia y prepotencia que ni siquiera se molestan en disimular. Y aquí seguimos aguantando…

  11. DAGD
    DAGD Dice:

    Es mucho mejor lo que hacía la anterior Comisión, que se hartaba a meter multazas muchimillonarias y luego la AN les decía que se volviesen por donde habían venido!

  12. Chus
    Chus Dice:

    Es el signo de los tiempos. Si investigan, es peor.

    Too big to jail.

    Ahora el EURIBOR
    http://cincodias.com/cincodias/2014/05/20/mercados/1400580514_989005.html

    … “La Comisión inició sus pesquisas con una serie de inspecciones por sorpresa en los locales de varios bancos en octubre de 2011. En diciembre de 2013, en el marco de esta investigación, el Ejecutivo comunitario ya impuso una multa acumulada de 1,04 billones de euros a Barclays, Deutsche Bank, Société Générale y RBS por participar en este mismo cártel.
    Estos cuatro bancos reconocieron su participación en el acuerdo ilegal y el Ejecutivo comunitario pudo concluir una solución acordada con ellos a cambio de un 10% de reducción en la multa.
    Crédit Agricole, HSBC y JPMorgan no aceptaron esta solución acordada y por ello la investigación sobre ellos sigue el cauce normal aplicable en materia de cárteles”.

    Vale la pena seguir el asuntillo …

Los comentarios están desactivados.