El triunfo del esfuerzo y de la fe (a propósito de la victoria en Liga del Atlético de Madrid)

Ya saben ustedes, queridos amigos seguidores del blog, que he escrito en ¿Hay Derecho? varias entradas sobre materias relacionadas con el fútbol, en las que me he mostrado, en general, bastante crítico con las actuales estructuras, vicios y gobernantes del futbol profesional el cual, más que un deporte, ha derivado en un negocio multimillonario y un espectáculo de masas regido por organismos que gozan de un poder omnímodo y extraterritorial, casi ajeno a todos los demás poderes mundiales.

Pero hoy, a raíz de la victoria del Club Atlético de Madrid en el Campeonato Nacional de Liga de Primera División, quiero también, como viejo aficionado, ex directivo y aún practicante de este deporte maravilloso, exigente y realmente único, rendir homenaje a sus mejores virtudes que también las tiene, y son muchas e importantes.

En el fútbol de competición, aparte de algunas cosas poco edificantes que ya hemos comentado largamente en el blog, se adquieren también una serie de hábitos fundamentales, que resultan muy útiles para el desarrollo personal, y más en estos tiempos de tantas comodidades y vida hedonista y complaciente: el esfuerzo y la generosidad, el trabajo en equipo, la solidaridad con los compañeros, la conciencia de que tú solo no ganas nada ni a nadie, la capacidad de sufrimiento, la superación positiva de los dolores y las lesiones físicas, la competitividad sana, la aptitud para sacar el mejor rendimiento de uno en una situación de máxima presión… No saben ustedes lo educativo que puede resultar para un chaval chulito y algo “crecido”, como hay muchos en la edad adolescente, que un día tu entrenador te siente en el banquillo y ponga a jugar en tu puesto a otro compañero que esa semana se ha esforzado más que tú en los entrenamientos. Y hay que aguantarse y encima apoyar y aplaudir a los tuyos para que ganen. Yo lo he vivido muchas veces, desde muy pequeño, y es una cosa que te pone en tu lugar de verdad. Hay pocas lecciones mejores que esa para la educación de un chaval. Luego la vida de cada uno está llena de trampas y dificultades que, con esas enseñanzas aprendidas practicando deporte, pueden ir superándose con mayor éxito, generosidad y destreza. Y también existe otra cuestión muy importante: las amistades. Los mejores amigos de la vida se hacen sufriendo juntos por un objetivo común. El fútbol, y el deporte en general, crean amistades imperecederas. Yo, que llevo casi 23 años ejerciendo como notario, trabajo y me relaciono a diario con un montón de amigos a los que he conocido, en diferentes épocas de mi vida, jugando al fútbol, y que hemos mantenido una amistad sana e indestructible a lo largo de los años. Es totalmente cierto que la práctica conjunta de un deporte como éste crea una camaradería difícil de encontrar en otros ámbitos de la vida.

Pues bien, en una Liga como la española dominada por dos equipos archimillonarios, Real Madrid y Fútbol Club Barcelona, que imponen la dictadura implacable de su inalcanzable poder económico, la victoria de un equipo con un presupuesto que es una quinta parte de cada uno de los otros dos es una verdadera hazaña. Y una preciosa lección para la vida. Un grupo de jugadores que hace escasamente cuatro años peleaban por salir de las posiciones bajas de la Primera División encuentra de repente a un guía -ex jugador del equipo- llamado Diego Pablo Simeone, que se pone al frente del grupo y le da la vuelta como a un calcetín, convirtiendo a aquella banda de futbolistas desmotivados en un equipo ganador, paradigma de la lucha, la solidaridad y el máximo esfuerzo colectivo hasta la extenuación. Y de la fe tremenda de un colectivo en su líder. Yo he vivido desde dentro el complejísimo mundo del fútbol profesional, como directivo de otro equipo de Primera División, y no pueden ustedes imaginar el enorme mérito que tiene el trabajo que ha realizado este entrenador. Y de los directivos que le dieron, en un momento muy delicado para su Club, las riendas del equipo. Es realmente impresionante.

Cuando uno maneja diariamente un grupo de futbolistas que ganan sueldos millonarios, y que tienen el ego bastante subido a sus veintipocos años, resulta muy, pero que muy complicado lograr que todos corran y luchen como posesos durante todos los partidos de una temporada tan larga. Sin relajarse. Ni unos minutos. Ninguno de ellos. Ni siquiera los más técnicos del equipo y los que no habían corrido antes nunca tanto. Ni un miércoles de febrero ni un domingo de abril. Ni contra el Elche ni contra el Barcelona. Esto, queridos amigos, tiene un mérito enorme, y constituye un auténtico milagro futbolístico. Y lo ha conseguido el Cholo Simeone, aunque -señas de identidad de ese entrañable Club- sufriendo hasta el minuto final del último partido, con sus dos mejores jugadores lesionados antes del minuto 20, y en el campo abarrotado de su rival por el título. A partir de junio se lo van a rifar. Es realmente único. La gente que entiende de verdad de este deporte comprenderá mejor que bien lo que estoy diciendo. Como dijo él mismo recientemente, “no ganan los mejores jugadores, sino los que luchan mejor”. Por ello se ha pasado estas últimas dos semanas poniendo en vídeo a sus futbolistas imágenes de todos sus esfuerzos y sufrimientos de este año, especialmente de la terrible pretemporada a la que les sometió. Su mensaje: “sufrir da resultados”.

Por ello, esta victoria del Atleti me parece realmente bonita. Y edificante. Por lo que significa y por los valores que transmite a todos nuestros jóvenes -con independencia de su amor a unos u otros colores- necesitados hoy en día de referencias de este tipo. Como ha comentado el profesor Luis Cazorla refiriéndose a sus clases universitarias, los ejemplos -aun explicando Derecho mercantil- resultan con el fútbol más fáciles de poner, y llegan a todos ya que todo el mundo los entiende. Pues cuando en una competición tan difícil como la Liga española triunfan la fe, el esfuerzo y la solidaridad de un colectivo hay que destacarlo. Incluso en un blog jurídico como éste. Gracias al Cholo y a sus muchachos por su magnífico ejemplo. Gran parte de España quería vuestra victoria por todo lo que aquí he contado. Ahí la tenéis… ¡A disfrutarla! No siempre gana el más guapo ni el que más cobra o más camisetas vende. Algunas veces en la vida ganan los que se esfuerzan…..

 

9 comentarios
  1. José Luis carralero
    José Luis carralero Dice:

    Recorre la red una foto q contrapone los valores de humildad y trabajo a los de millones y prepotencia, añadiendo “el cambio cultural que España necesita”. Obviamente tanto los dirigentes de uno y otro equipo dejan probablemente bastante q desear en cuanto a comportamiento en el mundo de los negocios y a su cercanía a casos de dudosa ética comercial, pero unos han transmitido sus valores al equipo y otros parece q no. No sé qué pasará esta noche y personalmente me da un poco igual, pero probablemente a los que más interesa perder sea a los madridistas, porque es la única manera de que se pongan a reflexionar por qué han perdido ciertos valores y qué quieren ser de mayores (la maldición de Del Bosque). Por ciero q todo esto es transmisible al mundo político: un equipo que pretende romper el bipartidismo imperante q se reparten los privilegios de la televisión, ¿40 años después? Todo muy simbólico. Franco murió al año después y el año q viene en España van a pasar muchas cosas que pueden llevar, o no, a un cambio de régimen. Pero tal vez esto no sea más que un espejismo y al final ganen los de siempre.

  2. JJGF
    JJGF Dice:

    Me recuerda este post q todas esas ideas de Ortega: vida noble y vida vulgar, esfuerzo y autoexigencia o “dejarse ser”, abandonarse a la inercia y a la emoción.

    El hombre noble, el hombre selecto, es el que se exige mucho a sí mismo. Más que los demás.

    “Es un hombre para quien la vida es ENTRENAMIENTO, palabra que como he hecho notar en recientes conferencias traduce exactamente lo que en griego se decía ASCETISMO”.

    Es importante, sigue Ortega, destacar que este hombre no se mide por sus logros sino por sus exigencias y aspiraciones.

  3. Borja Criado
    Borja Criado Dice:

    No cambio ni una coma!!!Una vez un entrenador dijo una frase que he comprobado a lo largo de los años y que es cierta: en un equipo hay 22 futbolistas (aunque sólo pueden jugar 11). Cuando el entrenador consigue que todos los miembros del equipo estén “contentos” (tanto los que juegan como los que no juegan) el equipo funciona y consigue resultados. Ej: este año con el atleti, el cebolla rodriguez o adrian han tenido menos protagonismo (a nadie le gusta ser carne de banquillo), pero cada vez que salían al campo mordían como el que más y eso sólo es debido al buen trato psicológico del mister. Otro ej: David Villa el fichaje estrella y supuestamente titular indiscutible (viene el Barça y campeon del mundo) se ha visto relegado al banquillo en ocasiones y no ha tenido una mala cara, ni un mal gesto. El 60% del fútbol esta en la cabeza y en la psicología y el cholo tiene pinta de ser un gran psicólogo.

  4. Paloma
    Paloma Dice:

    Si hoy vuelve a perder el Madrid, será otra ocasión para acordarse de Vicente del Bosque, al que Florentino no le renovó, después de haber ganado dos copas de Europa, porque no tenía sex-appeal ni hablaba inglés. Y trajo a Fabio Capello, que era muy guapito, para que conjuntase estéticamente con el pijín David Beckham. (Por cierto, que para fichar a Beckham se llegó al acuerdo de que Gallardón recalificase la antigua ciudad deportiva para que pudieran levantarse los cuatro rascacielos que hoy languidecen. Cosas de Gallardón y la burbuja inmobiliaria.)

    Claro que aquello no fue nada comparado con el fiasco de Mourinho.

    Desde que no renovaron a Del Bosque, el Madrid no ha vuelto a ganar nada importante. ¿Y por qué no le renovaron? Porque no tenía glamour (quédense con esta palabra).

  5. Paloma
    Paloma Dice:

    Pues al final ganó el Madrid pero, qué quieren que les diga, lo de alargar la segunda parte cinco minutos, sin interrupciones que justifiquen tanto tiempo de descuento, no me parece ni normal. Ya sé que éste es un blog jurídico y la justicia del deporte (y del arbitraje) brilla por su ausencia, sobre todo en fútbol, pero me gustaría conocer algún precedente “normal” de alargamiento del segundo tiempo durante cinco minutos (que fue lo que a la postre permitió el empate del Madrid, pasados ya tres minutos de descuento -con tres minutos de prolongación habría ido que chuta- y forzó la prórroga).

    • Lucía de las Heras
      Lucía de las Heras Dice:

      Es curioso que en este blog somos las mujeres las más futboleras, pero no entiendo que a estas alturas no se instalen sistemas para arbitraje con filmación asistida para repetición de jugada en caso de gol dudoso o anulable, o cuando se pueda pitar penalty, como en el tenis con el “ojo de halcón” se comprueba si la bola entró. Y en cuanto a la prolongación por tiempo de descuento, lo lógico sería que en las interrupciones se pare el cronómetro, como en los tiempos muertos del basket, para que los 90 minutos fuesen de juego efectivo.

  6. Fermín
    Fermín Dice:

    Vaya aqui tampoco aparece mi comentario sobre el Atleti de Madrid y como es posible que tenga mucho merito ganarle al Madrid porque tiene menos dinero y A LA VEZ tiene mucho merito ganarle al Elche, que ese sí que tiene poquísimo dinero. El tercer presupuesto mas grande de la liga se lleva una cada 20 años y OOOOH alucina vecina cosa de magia. Y luego las loas a Del Bosque, que fue capaz de llevarse un titulo por año mientras el barsa de reikjaard no se clasificaba ni para la uefa, en aquella epoca el barsa se llevo un trofeo Gamper, lo digo para los que les gusta compararlo con Mou que se enfrentó y venció al Barsa de Pep.

Los comentarios están desactivados.