El “Aufsichtsrat” alemán garantiza más control sobre las cuentas y la gestión de una sociedad anónima..

(siempre y cuando sindicatos y consejeros no pacten, como ha sido por ejemplo el caso en Volkswagen, y siempre y cuando sus miembros no sean ex gerentes de las empresas o provoquen conflictos de interés con su posición de consultores de la empresa)

A un buen alemán le gusta siempre controlar la situación. Por eso quiere planificar todo, tener estructuras claras y necesita mucha transparencia en la gestión de una empresa. Esto también explica en parte la introducción de un consejo de control independiente (Aufsichtsrat, Consejo de Vigilancia) en el sistema de gestión de una Sociedad Anónima que vigila el consejo de administración (Vorstand) en su trabajo diario. Este sistema tan peculiar existe ya desde hace casi 150 años y es único en el mundo.

Pero esto no hace las empresas más limpias. Una cosa que los alemanes hacen quizás mejor que otros europeos es establecer y ejecutar sistemas de control para limitar sus propias actuaciones ilegales, implementar un formas de autocontrol. “En este sentido el “Aufsichtsrat” funciona muy bien”, cree Georg Abegg, jefe del despacho de abogados Roedl & Partner en Madrid. Este órgano vigila, en interés de los propietarios, si las actuaciones del “Vorstand” realmente corresponden al objetivo de sus inversores de aumentar la rentabilidad de la empres, aunque posteriormente se le han añadido otras tareas por la implementación de los Códigos de Buen Gobierno.

Pero Abegg, como muchas otras personas expertas en el mundo de los negocios en Alemania y España, no piensa que este sistema alemán, que incluye también representantes de los sindicatos, sea transferible a otros países. En consecuencia para él no es una solución para la crisis de confianza y la amplia corrupción en España: “En Alemania el “Aufsichtsrat” nos ha ayudado a desarrollar una cultura de consenso y diálogo sobre todo desde el año 1976, cuando se decidió en el “Mitbestimmungsgesetz” que también los sindicatos deben estar en este órgano de control de las sociedades de capital. Desde entonces estamos acostumbrados a estar en una mesa debatiendo para lograr una solución, lo que hace posible constructos cómo una gran coalición a nivel de Gobierno; pero en España esto no funcionará”, dice Abegg.

La cultura del dialogo con los sindicatos, que no existe en otro país de esta misma manera, también ha llegado a una situación en la que Sociedades limitadas que normalmente no tienen que establecer un “Aufsichtsrat” lo han introducido para evitar conflictos y mejorar la calidad de la gestión dentro de la empresa y, con ello, situaciones de huelga. Aquí en España, se debe por el contrario, según Abegg, avanzar todavía más en la independencia de los consejeros y su permanencia en las empresas en lugar de cambiar todo el sistema: “No puede ser que se queda la misma gente durante años en el mismo consejo y luego se llaman independientes.”

El consultor de empresas Ignacio de Benito es de la misma opinión. Él cree que no se puede mezclar en España el control de una empresa con los sindicatos. Me comenta: “Para Alemania es un buen sistema, pero en España no tenemos los mismos sindicatos que allí. Aquí hay mucha corrupción en las representaciones de los empleados, como se ha podido ver recientemente, no hay el mismo nivel de capacidad y honradez dentro de los sindicatos. En los comités de empresas es diferente, pero las grandes organizaciones sindicales son aparatos bastante nefastos que no trabajan para el bien del empleado. No es conveniente que se sienten en un órgano de control de una sociedad anónima.”

De Benito, que también viaja mucho por el mundo y ayuda con su empresa Crisbe a otras empresas en sus recorridos internacionales, recuerda también que tampoco en Alemania todo ha sido siempre tan limpio en el “Aufsichtsrat” y que es necesario siempre un control y vigilancia de todos para todo: “En el caso de Volkswagen, cuando los dirigentes han pactado con los sindicatos reformas que han pagado con regalos de lujo, viaje y prostitutas, se ha empezado a dudar también en Alemania si este órgano de control tiene un sentido o si bien necesitaría otros sistemas de control.” Al final dónde hay seres humanos y dinero siempre hay peligro de corrupción. También la empresa Siemens ha tenido varios escándalos en la que el “Aufsichtsrat” no ha hecho bien su trabajo de vigilancia.

Existen también en el  “Aufsichtsrat” posibles conflictos de intereses. Por ejemplo, sus miembros pueden también trabajar como consultores para la misma empresa, lo que crea dudas sobre su función de control del “Vorstand”. Por todo esto, existe ahora una discusión entre empresarios y políticos Alemania. “Creo que no puede ser que antiguos miembros del “Vorstand” puedan luego sin pausa entrar en el “Aufsichtsrat”, cree Abegg. Porque si es así cabe que el presidente del “Aufsichtsrat” se comporte como consejero delegado. Por ejemplo en el caso de Volkswagen el ex gerente Ferdinand Piëch es el que dirige el “Vorstand” desde la sombra de su presidencia en el “Aufsichtsrat”. Esto no es la idea. El “Aufsichtsrat” solamente debe vigilar e intervenir únicamente cuando se advierten irregularidades.

El  Corporate Governance Kodex, que se ha introducido como sistema de “Buen Gobierno” en muchas de las grandes empresas alemanas desde hace algunos años, tampoco soluciona este problema de conflicto de intereses. Como en España, los “pesos pesados” de una empresa frecuentemente  pasan al “Aufsichtsrat” de la misma sociedad anónima y se quedan ahí como Piëch durante años. En España, si tienen mucha influencia, pasan de directivo de la empresa directamente al consejo y tienen también varios mandatos de consejeros. “Estos problemas son iguales en los dos sistemas”, dice de Benito.

Aunque muchas sociedades anónimas publican ya los salarios de los miembros del “Aufsichtsrat” en Alemania como en España sigue siendo un buen negocio estar presente en los órganos de control como consejeros independientes, porque se puede tener más de un mandato y tener trabajos conexos. Es cuestionable si alguien con varios mandatos puede todavía hacer bien su trabajo. Es cuestionable tanto aquí como en Alemania. Esto se debe regular mejor y la recién formada Gran Coalición entre SPD y CDU/CSU bajo el mando de Angela Merkel va poner manos a la obra para que no haya más escándalos que dañen al imagen del “made in Germany”. Un asunto ya importante ya previsto: El “Aufsichtsrat” de una Sociedad Anónima debe en un futuro limitar las remuneraciones de los miembros del “Vorstand” para evitar los sueldos escandalosos de varios millones de euros de los que se ha tenido noticia últimamente.

“Ser consejero es un negocio, pero creo que debería ser más bien algo como una vocación”, dice el abogado alemán Tim Wirth, que se mueve por su trabajo entre Mallorca y Alemania: “La única manera de realmente evitar corrupción, sea en Alemania, España o Grecia, es tener todos los procesos internos muy transparentes y que haya un control de todos y una convicción de que al final no vale la pena abusar del sistema porque te van a pillar”, cree el experto en el mundo inmobiliario. Ahora bien: “En Alemania te pillan más rápido y ya una sospecha de corrupción tiene normalmente como consecuencia la dimisión de la persona en cuestión.”

 

7 comentarios
  1. aldelgadog
    aldelgadog Dice:

    España es un país de corruptos, y sindicatos de vagos y maleantes y en cambio Alemania es un país ejemplar donde nunca tendrían el poder personajes como Hitler, Himmler, Goebbels, Göring, Speer, ni hay sobornos a partidos políticos (http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Flick) ni se dan casos de sobrecostes en infraestructuras (http://economia.elpais.com/economia/2014/01/19/actualidad/1390167251_313661.html) ni las cajas de ahorro – gestionadas por gobiernos regionales y locales- tienen irregularidades ni problemas económico-financieros que esconder (http://economia.elpais.com/economia/2012/12/13/actualidad/1355431787_639193.html) y por supuesto no hay corrupción ni escándalos empresariales (http://www.rankia.com/blog/oraculo-omaha/1799774-alemania-capitalismo-renano-no-exento-corrupcion).

    • Avicat
      Avicat Dice:

      Aquí hay bastante mas corrupción que en nuestro entorno, no creo que sea solo cuestión de que ahora florezca o seamos mas transparentes. Está extendida y consentida generalizadamente y si hay reacción contra ella no es por una cuestión ética sino porque está afectando seriamente a la economía. Y desde luego, es mi percepción particular, mas en lo público que en lo privado, así que instituir el comité de vigilancia no es una prioridad.

      Cuestión distinta es que alemanes y anglosajones estén aprovechando nuestras debilidades para ponerse las botas con nosotros

  2. Gonzalo García Abad
    Gonzalo García Abad Dice:

    Muy interesante el artículo y muy interesante el tema del control en las sociedades. Con independencia de que sea o no conveniente, creo que el sistema es trasladable a otros países, de hecho parte de su filosofía está en el sistema de administración dual de las sociedades anónimas europeas. Comparto su opinión de que no es un buen sistema para España. Opino que no es un buen sistema para España porque la “materia prima” del control es la información. Tenemos que tener en cuenta que España es un país con una elevada temporalidad en el empleo, lo que implica que una parte significativa de los trabajadores acabe trabajando en otras empresas, incluso de la competencia. Toda empresa quiere mantener la información más sensible en manos de las personas de mayor confianza, entre las cuales no hay ningún impedimento para que se encuentren los trabajadores y, particularmente sus representantes sindicales. Lo que sucede es que, en el caso de España hay una proporción excesivamente elevada de trabajadores que no continuarán por mucho tiempo en la empresa. Se puede confiar información a los representantes sindicales, porque ellos tienen una probabilidad mucho más elevada de continuar en la empresa, pero eso incrementaría la brecha abierta entre unos representantes con una posición muy asentada dentro de la empresa y un gran número de trabajadores que permanecerán durante poco tiempo en la empresa. Además, dado el escaso incentivo para controlar la participación de representantes sindicales en órganos de control que tendrían los trabajadores temporales, habría más posibilidades de corrupción. Otra alternativa sería un conocimiento muy escaso por parte del órgano de control de información sensible dentro de la empresa, pero eso hace que el control sea mucho menos efectivo.
    Reciba un cordial saludo.

  3. Jesús Casas
    Jesús Casas Dice:

    El post actualiza un debate clásico en el Derecho de sociedades de capital. Salvo que la autora me corrija, entiendo que afecta sólo a las AGs y no a las Gmbhs como ella apunta. En Italia las SpA tienen un Collegio Sindacale formado usualmente por abogados y “commercialisti” que se suponen profesionales independientes. Estamos abordando otra reforma – más – de la Ley de Sociedades de Capital y por tanto los debates de derecho comparado son ilustrativos de posibles soluciones. Me ha gustado el comentario de aldegadog, si bien creo que la Sra. Müller precisamente deja claro que el órgano de vigilancia societario alemán se ve incurso en los mismos escándalos que en cualquier otra parte, lo que ocurre es que entiendo que sus frases sobre corrupción generalizada en España son desacertadas, pues aquí no hay más ni menos que en Alemania, sino que está, afortunadamente, saliendo a la luz pública, cosa que no sucede siempre en otros países. Lo que debe funcionar bien es el sistema de responsabilidad del Consejo y así nos evitamos tantos controles y controladores, tan humanos como los consejeros y tan falibles como ellos, salvo que, y este debate lo he visto poco, se exija una formación específica y rigurosa ( no me refiero a un cursito) en buen gobierno para poder ser consejero de una SA “independiente”. Por lo demás, a la postre, las sociedades son de sus accionistas y quien tiene derechos de voto suficientes es el que manda. En el caso de las cotizadas, si el Regulador y el auditor hicieran sus deberes ya ni veo la necesidad de tanto control. Si un sistema necesita más controles que agentes, si el agente no se autocontroles y se siente impune, malo.

  4. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    Es el autismo del explotado. Mira a su alrededor y dice, para mi el asunto es que “ni Flick, ni Flock”.
    En estas situaciones, como con aquélla fraudulenta Responsabilidad Social Corporativa;o como ahora con la Economía del Bien Común, nos encontramos ante la belleza de una flor … carnívora por naturaleza.
    Es el capitalismo financiero el paradigma. No hay azúcar suficiente en este mundo que ayude a tragarlo. Se trata de maximizar el beneficio como única estrategia o concepto moral; ético en realidad.
    Es el lobo travestido que intenta que caperucita le abra la puerta.
    Quizás la solución, aquí como en todo, sea sencilla. Algo así como negar la efectividad de los Derechos Humanos a los objetos. Como las antiguas Sociedades Mercantiles de los piratas y corsarios, cuya esencia es un trozo de papel, que llamamos Estatuto.
    Como quiera que, finalmente, estos “sujetos de papel” se han independizado del Ser Humano, han acabado imponiéndonos un mundo terrible, en el que el lucro como objetivo vital lo ha enfangado todo en nuestras vidas.
    Los Presidentes y Consejeros van y vienen; el Estatuto, la “persona de Papel” permanece. Aunque lo pinten de colores, se trata de maximizar el beneficio a toda costa, es la esencia del sistema. Y el medio más evidente es el de corromper a todo el mundo; lo que incluye a los Sindicatos ya las patronales,a las Mato ya las Pajines, a los perroflutas ya los antidisturbios.
    Teorías sobre el papel, utilizadas por “personas de papel” con el fin de enmascarar la realidad a los ojos de las confiadas personas de carne y hueso, cuyos Derechos Humanos acaban claudicando ante los Derechos Humanos que se predican para tales Personas de papel, de naturaleza psicopática e inhumana. Personas de papel, dueñas de nuestros destinos.
    Para un buen Gobierno, las Corporaciones deben ser sometidas bajo la espada de los Derechos Humanos, que solo a los Humanos han de proteger.

  5. Stefanie Müller
    Stefanie Müller Dice:

    Querido LegeFerenda: Estoy totalmente de acuerdo. Los dos sistemas – comunismo y capitalismo – han fracasado totalmente. Hay que reinventar la economía y controlar ciertas cosas sin que se habla de ideología roja. Tampoco tiene que ser el Estado que controla. Los consumidores, los trabajadores, los medios y clientes deberemos mucho más quejar y exigir cambios en la manera de tratar a los empleados y clientes. Pero también que despedirnos de un sistema, dónde el Estado se comparta como una Familia. El Estado controla y ordena. Es insostenible que nos paga por tener hijos, por quedarnos en casa con nuestros hijos en lugar de trabajar etc., etc.. Tiene que proteger a los más debiles y exegir de los más fuertes. Ahora es a revés, y es un escandalo.. Después de tantas revoluciones no ha cambiado nada en el fondo: Los ricos mandan.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      Estimada Stefanie, quizás los dos sistemas, en lugar de haber fracasado, se han unido. Ambos se identifican en una regla: Unos pocos mandan, los demás obedecen. En un caso, la “mano invisible” del Sr. Mercado y sus secuaces. se encarga de “dar a cada uno lo suyo”, previa definición de la legitimidad que da paso al “reparto” de lo que es común. En el otro caso, todo se dice común, pero es una mano negra (no invisible), la que decide como y cuando cada uno puede usar lo que es de todos.
      Lo del nombre es lo de menos.
      Un abrazo.

Los comentarios están desactivados.