El intento de privatizar el Canal de Isabel II: ¿un caso de corrupción legal? (I)

¿Fue el intento de privatizar el Canal de Isabel II un caso de corrupción legal? El Gobierno de Esperanza Aguirre hizo modificaciones legales en los años 2008 y 2011 para facilitar la privatización de la gestión del Canal de Isabel II con el subterfugio de necesitar recursos para acometer ciertas inversiones. En realidad, tras ese proceso latía un pacto secreto entre el Gobierno regional y la dirección de Caja Madrid para que el Canal, muy rentable, acabara en manos de esa entidad financiera y ciertas constructoras.

Daniel Kaufmann, antiguo director del Instituto del Banco Mundial, considera que hay corrupción legal cuando las élites establecen leyes y regulaciones en su propio beneficio, produciendo una captura de las políticas públicas por intereses privados. Es decir: aprovecharse de lo público para obtener un beneficio privado no es delito, pero sí corrupción.

Si se sigue el hilo de los correos —publicados por Infolibre— que enviaba Carlos Vela García-Noreña (director general de Caja Madrid, fue unos de los gestores crédito a Fadesa) a Miguel Blesa (presidente) sobre el Canal y las modificaciones legales que hizo el Gobierno autonómico sobre el régimen jurídico de esa entidad, se puede apreciar una relación de causa y efecto entre ambos. Sigámosla.

Primero, los correos que muestran las negociaciones secretas entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el Canal de Isabel II y los directivos de Caja Madrid:

El 31 de mayo de 2004, se envía el primer correo. Con el asunto “Canal Isabel II”, incluye dos archivos adjuntos: Canal YII versión corta.doc y evolución societaria Agbar y A. Valencia.doc. El primer documento propone intentar un proceso de privatización no convencional del Canal, que consistiría en una privatización en dos fases: la primera, dando entrada a un socio privado (Caja Madrid) y la segunda, mediante su salida a bolsa.

El 6 de septiembre de 2005, Vela avisa a Blesa sobre el envío del informe que pidió a Carlos Contreras (director de finanzas corporativas, luego paso a ACS), que ajunta como canal+FCC. Bajo el título “Sobre la compatibilidad  entre el proyecto empresarial con Canal de Isabel II y la aportación conjunta de participaciones de autopistas con FCC”, se dice —entre otras cosas— que “el modelo que se ha diseñado con Canal de Isabel II implica la creación de un holding en cuya matriz participarían Caja Madrid y Canal YII”. Asimismo, señala que “las compañías especializadas actuarían como cabeceras de proyectos específicos” y marca como ventajas que “no nos enemistaríamos con ningún grupo del ámbito construcción-servicios, que son el origen de buena parte de nuestra actividad financiación proyectos”. Después, analiza la incorporación de FCC al proyecto, en la que se ven una serie de inconvenientes ya que “tendríamos el recelo del resto de constructores, para acudir con ellos como socios en otros proyectos de transporte”. Algo que, según dicen, no sería positivo al dedicarse Caja Madrid en su línea fundamental de negocio al sector de la construcción.

El 28 de noviembre de 2005, en otro correo –esta vez,  bajo el asunto “CanalYII-Caja Madrid”-, Vela dice: “ya hemos revisado la presentación con el Canal y hemos inluído las sugerencias de ayer”. Adjunto al correo va un documento que valora la creación de un holding de infraestructuras entre el Canal de Isabel II y Caja Madrid. ¿El objetivo? “Un holding con origen madrileño y socios con sede en la Comunidad de Madrid”; “una compañía desde la que explotar la complementariedad de las capacidades técnicas, financieras y de gestión de ambos socios”. Este holding de decicaría al ciclo integral del agua, medio ambiente, energía: infraestructuras y servicios, transportes y equipamiento público, tecnología y otros: hospitales concertados, colegios concertados, alojamientos de estudiantes, etcétera.

El 12 de junio de 2006, con asunto “Canal Isabel II”, Vela le dice a Blesa: “la nota prometida”; así, le reenvía el correo que a él le había remitido Carlos Contreras, ese mismo día. Email en el que se señala que “la Intervención General del Canal de Isabel II indicó —al Gobierno regional y al Canal— que la aportación de sus participadas a un vehículo en el que no tuvieran el 100% podía ser considerado como una enajenación, y en consecuencia debería estar sujeto a las normas de adjudicación por la vía del concurso público”. Añadiendo que como consecuencia —el Canal— ha decidido hacerlo en dos fases: primero, mediante la creación de un “Vehículo propio” en el que pondrán todas las participadas. Para ello, encargan una valoración de los activos a KPMG. La segunda fase será ese “concurso público” —que aparece entrecomillado en el correo original— en el que lo importante serán méritos como sinergías, no competencia, características de las aportaciones, etcétera. Todo ello pensado, según dicen, para que Caja Madrid tenga ventajas obvias al adjudicarse la participación en la joint venture.

El 21 de mayo de 2007, Carlos Vela envía otro correo a Miguel Blesa con el asunto “Canal Y-II”, que señala: “Por si te dice algo Ignacio González”, quien entonces era vicepresidente de la Comunidad de Madrid y presidente del Canal de Isabel II. Este correo reenvía otro remitido por Carlos Contreras a Carlos Vela tres días antes, en el que aparte de hablar de la financiación de una serie de activos que el Canal de Isabel II había comprado al Ayuntamiento de Madrid un año antes en el marco de este proceso, se indica que desde el Canal estarían dispuestos a iniciar un proceso de “privatización” —entre comillas en el original— más ambicioso, en el que Caja Madrid podría tener la mayoría del capital.

En el siguiente post mostraremos cómo a consecuencia de esos pactos y negociaciones en la sombra entre los directivos de Caja Madrid y los del Canal de Isabel II, se hicieron un conjunto de modificaciones legales con el objetivo de crear un holding privado que permitiera, como dicen en su documentación, la explotación del negocio sin tener que bajar el precio del agua, para no renunciar “al valor societario potencial”, que obviamente iría a manos de los amigos a costa de los ciudadanos; y las razones de por qué fracasó.

7 comentarios
  1. O,Farrill
    O,Farrill Dice:

    No hay nada más peligroso en política que las relaciones donde se confunde lo público con lo privado. Incluso adornado de buenas intenciones. Las AA.PP. perdieron su rumbo hace muchos años confundiendo lo privado con lo institucional y creyendo que la función pública tenía más que ver con la “ingeniería financiera” que con los servicios a los ciudadanos. La historia interminable de los ERES andaluces (entre otros muchos casos) confirma la situación. La mayor y más profunda reforma pendiente es la de la gestión pública pero es la más peligrosa tras muchos años de estar en el filo de la navaja. Mientras a los ciudadanos se los persigue con auténtica saña en sus cuentas privadas (la propiedad privada está protegida constitucionalmente y no parecen enterarse) las cuentas públicas siguen siendo escasamente públicas y siguen descontroladas (el déficit de las CC.AA. sigue aumentando). Para colmo nos enteramos de que el órgano de control, el Tribunal de Cuentas, parece estar también bajo sospecha. Esto ha tocado fondo y hay que rediseñarlo y reajustarlo desde cero o nos espera un futuro decepcionante y peligroso.

  2. Patricia
    Patricia Dice:

    Me parece increíble que se saquen estas conclusiones leyendo unos mails. El autor parece periodista.

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Sobre el fondo de la cuestión planteada por el Sr. Marcos Allo, es decir, si un proceso de privatización gestionado estratégicamente a muy largo plazo– puede ser considerado corrupción no voy a comentar. Creo intuitivamente –y muy especialmente en este jugoso caso– que sí. Pero esto quizás sea lo de menos.

    Lo más importante, creo yo, es que el tipo de relación que se desvela ha estado sucediendo a lo largo y ancho de España en prácticamente todas las actividades. Treinta años.

    Piensen ustedes que hoy hay ayuntamientos muy grandes que en cuidadoso camuflaje legal del nombre de los intervinientes a través de tinglados societarios han privatizado –legalmente por supuesto– unos cuantos servicios municipales de limpieza con impuestos directamente relacionados (tasas de basuras) por nada menos que los 50 próximos años. Incalificable, se mire como se mire. Y también Legal.

    Cuando decimos que el IBEX 35 es un “SPS”, un Sector Público en la Sombra, un Shadow Public Sector, estamos diciendo, literalmente, lo que hoy tenemos.

    Pero es que si hubiera un Nasdaq OTC también estaría sucediendo porque hay pequeños aplicativos (APP’s) que están siendo promocionados desde el poder Municipal de algunas ciudades con la extrema izquierda en el poder, en su relación con sectores de la población. Esto no va de partidos. Es general.

    Y todavía no es oficial el Internet de las Cosas que ya ha entrado en juego. Vamos tan por detrás que es para salir corriendo.

    Leñe, pero si subieron en Enero los Peajes de Autopistas de toda España mientras terminaban de despedir a todos los empleados para poner maquinitas. ¿Qué más Corrupción Sistémica queremos?

    En esta situación, lo de menos, pienso, es si en los largos años de intensa relación deliberativa, legislativa y dispositiva que estos procesos exigen se presenta o no la oportunidad de “corruptelas” mayores o menores. Me da igual.

    Es que da igual- El conjunto necesariamente ha de serlo porque pervierte hasta el fondo la esencia del sistema que se basaba en la separación de lo Público y de lo Privado, de la segregación de funciones sin la cual no puede haber ni transparencia ni limpieza, del papel de las Instituciones, de todo. No se salva nada.

    Por esta causa decimos que estamos ya, de hecho, en un sistema Sovietizado, donde nada escapa y todo está relacionado y gestionado desde lo invisible. Es decir, peor que en la Unión Soviética. Aquí ni se sabe desde dónde.

    Lean por favor de nuevo Heart of Darkness, Corazón de Tinieblas.

    Desde lo más profundo del África congoleña, hace ya más de cien años, Conrad nos dibuja a la perfección.

    En su momento no quise comentar este artículo pero me pareció muy importante y seguro que no pasó desapercibido en unos cuantos lugares.

    Esta batalla es muy complicada. Demasiado.

    • de Lege Ferenda
      de Lege Ferenda Dice:

      ” La criminalidad de la ineficiencia y el puro egoísmo frente a la obra civilizatoria en África es una idea justificable”.
      “”Descendió sobre mi una gran melancolía cuando me dí cuenta de que las realidades idealizadas de los ensueños de un muchacho habían sido desplazadas y embrutecidas por las actividades de Stanley y del Estado Libre del Congo; por la nada santa recolección de un periodistilla sensacionalista y por el desagradable conocimiento del más vil de los saqueos en la historia de la exploración geográfica y
      de la conciencia humana.” (Last Essays, 1926)
      J.Conrad
      Buen, muy buen libro, estimado contertulio. Se puede leer aqui:
      http://mural.uv.es/deladel/El%20corazon%20de%20las%20tinieblas.pdf

  4. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    No comparto la cláusula de legalidad de la corrupción. No, no es legal. Es delictiva.
    Es una RED DELICTIVA que se extiende por todos los resquicios de nuestras vidas, destruyendo todo significado de la cláusula de Estado Social de nuestra Norma Fundamental.
    Desde el Ayntamiento que privatiza un Servicio Público entregando a la depredación de la “gestión” privada la economía de escla que poseía el Servicio en cuestión, cuya supresión no tiene efectos sobre la tributación municipal, lo que supone, una y otra vez que tengamos que asumir el coste privado de un Servicio público que desaparece.
    Desde un Ayuntamiento cualquiera, decía, hasta la corrupción organizada para robarnos nuestra Seguridad Social, el agua, la energía, las infraestucturas … dejando un Estado competente solo para reprimir a la ciudadanía, no solo mediante el Poder “blando”, sino mediante un Poder Durísimo y delictivo, ejercido por un grupo de sediciosos ocupantes de nuestras Instituciones, que utiliza la violencia y la coacción -estatal y paraestatal- para pervertir en su mercenario interés el Sistema Constitucional de que -con mayor o peor fortuna- nos hemos dotado.
    Si, la Prevaricación y el Cohecho, son Delitos.
    Diseñados, añadiré, de manera que la prueba de los hechos resulta poco menos que imposible.
    Necesitamos el valor de nuestros Jueces para enfrentar esta ola de corrupción mortal.
    Y lo vamos teniendo. Hemos de apoyarlos en su independencia. Y ellos deben apoyarnos para encarar la Corrupción Judicial que ha permitido el lodazal en el que nos desenvolvemos como sociedad.
    Independencia y responsabilidad son exigencias de la Imparcialidad. Independencia sin responsabilidad es Arbitrariedad.
    http://es.scribd.com/doc/245841748/Corrupcion-Casos-en-Espana#scribd
    Saludos.

  5. de Lege Ferenda
    de Lege Ferenda Dice:

    “… José Manuel Serra Peris, que a pesar de estar imputado en el “Caso Bankia”, es desde el pasado mes de diciembre Presidente del Comité de Auditoría, encargándose de velar por la información financiera del Canal de Isabel II Gestión”.
    Imputados por corrupción como Auditores de empresas públicas. Parece un mal chiste. Pero no; es así.
    http://www.nuevatribuna.es/articulo/medio-ambiente/denuncian-presunta-corrupcion-cargos-directivos-canal-isabel-ii/20150225135924112964.html
    ¿Tansparencia? Venga ya … Madrid si paga a traidores. Y a presuntos delincuentes.
    Saludos.

Los comentarios están desactivados.