La familia del Tribunal de Cuentas es la punta del iceberg

El diario El País está sacando unos “fascículos veraniegos” sobre el Tribunal de Cuentas, institución de la que hemos hablado largo y tendido en este Blog y que recordemos es la encargada de fiscalizar la actividad económico-financiera del sector público y la contabilidad de los partidos políticos y enjuiciar la responsabilidad contable de quienes gestionan fondos públicos.

La serie ha tenido por ahora tres entregas:

1)      El Tribunal de Cuentas troceó proyectos de obras y contratos para eludir la Ley de Contratos para las Administraciones Públicas

2)      De los 700 trabajadores del Tribunal, 100 tienen lazos familiarescon altos y ex altos cargos de la institución y de sus principales representantes sindicales, en especial de UGT

3)      Y el último por ahora: el 80% de la plantilla de informáticos del Tribunal de Cuentas carece de conocimientos y titulación para afrontar las necesidades del servicio.

La práctica de fraccionar o trocear contratos para que no superen el importe máximo legal que obliga a sacarlos a concurso público es todo un clásico en nuestras administraciones públicas y quedaría bastante feo que el organismo fiscalizador realice estas malas prácticas… pero podemos estar tranquilos porque el Presidente del Tribunal de Cuentas lo ha desmentido. En cualquier caso, el post lo vamos a centrar en la segunda entrega de la serie (el 14% de la plantilla del tribunal tiene lazos familiares con altos cargos y representantes sindicales), que es la que ha tenido mayor impacto mediático. Ademásha generado unas reacciones que son dignas de enmarcar.

Por un lado, tenemos las declaraciones del candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, que quiere “descolonizar” el Tribunal de Cuentas: “El enchufismo y la endogamia se van a acabar”. Curiosa reacción cuando su partido se ha venido repartiendo con el PP los puestos del Consejo del Tribunal (la última vez enverano de 2012, 7 para el PP y 5 para el PSOE). Parece ahora arrepentirse de la actitud de su partido y reclama lo que otros (UPyD) llevan pidiendo desde hace tiempo: que se despolitice el Tribunal y se garantice su autonomía e independencia. Bueno nunca es tarde si la dicha es buena y si sale elegido esperemos que cumpla con su palabra.

Esta reacción contrasta desde luego con la “versión oficial” del partido. La portavoz parlamentaria del PSOE en el Congreso ha reclamado una comparecencia urgente del Presidente del Tribunal… y ya está. Curioso que no entre ni siquiera a valorar o analizar las informaciones reveladas (bueno las ha calificado de “alarmantes” y “preocupantes”), solo quiere que comparezca el actual Presidente de la institución, con urgencia eso sí. Lo mejor de todo es que la portavoz no ha querido entrar en el fondo del asunto al desconocer el régimen de contratación y acceso al Tribunal (pues anda que no ha gobernado años el PSOE para saber cómo funciona el Tribunal, al menos el proceso de reparto de los puestos del Consejo del organismo lo conocen perfectamente).

Tampoco tienen desperdicio las primeras declaraciones del citado Presidente del Tribunal de Cuentas. Destaco solo dos “perlas” (cuando vaya al Congreso esperemos que las explicaciones sean mejores porque vamos apañados):

1)      el sistema de oposición por el que se accede a una plaza(en el Tribunal) es el mismo para toda la función pública y que, por tanto, no hay diferencias entre distintos organismos: Bien, el procedimiento de selección de personal en el Tribunal es el mismo en el resto de organismos públicos, un consuelo que esta concentración de familiares suceda o pueda suceder en el resto de organismos públicos, ahora nos quedamos mucho más tranquilos.

2)      unos familiares comunican a otros la convocatoria de unas pruebas o unas oposiciones (este dato lo proporcionó para justificar la “carga familiar” del organismo): Bien, una cosa es enterarte de una oposición y presentarte porque te lo ha dicho un familiar y otra es que te adjudiquen la plaza correspondiente.

Casualmente, coincidiendo con el escándalo provocado por las publicaciones de El País, desde el Tribunal de Cuentas reconocen que se están planteando cambiar la composición de los tribunales opositores del organismo, ya que hasta ahora, tres de los cinco miembros que integran los jurados examinadores son altos cargos y representantes sindicales del Tribunal. Han debido de pensar que si hubiese una mayoría de examinadores en los tribunales ajenos a la institución, quizás las sospechas sobre enchufismo / amiguismo serían menores.

Alguien puede decir que lo que ha pasado en el Tribunal no es para tanto, que los procesos de contratación no han sido irregulares y no digo que no haya sido así, pero aunque solo sea por motivos estéticos, este tipo de “concentraciones” familiares no deberían suceder. Y es que aunque algunos lo consideren como algo anecdótico, el nepotismo es una variante más de la corrupción que nos azota y no debería permitirse de ninguna forma.

De todos modos, estemos tranquilos porque seguro que el PP y PSOE se quedan muy satisfechos con las explicaciones que dé el Presidente del Tribunal de Cuentas en el Congreso. Incluso a lo mejor nos sale algún teórico que se invente un índice de familiaridad en la administración pública y nos tranquilice diciendo que si el peso de los familiares sobre el total de la plantilla está por debajo del 15% no hay que preocuparse, porque es lo normal en los organismos públicos.

A mi desde luego las noticias que se están publicando me parecen muy preocupantes por la carga simbólica de la institución (el Tribunal es el guardián de las cuentas públicas y debería tener un funcionamiento interno ejemplarizante) y sobre todo porque nos hace pensar que si esto pasa en el Tribunal de Cuentas, qué no pasará en empresas, consorcios y fundaciones públicas de la AGE, en las CCAA, entes locales, diputaciones, etc. La punta del iceberg asusta.

 

12 comentarios
  1. momus
    momus Dice:

    No veo dónde está el escándalo porque haya lazos familiares dentro de esa institución. Esto es España, y aquí la familia vertebra a la sociedad.
    Miren lo sucedido en El Corte Inglés: el Presidente ha designado para sucederle a su propio sobrino. Ahora vendrán diciéndome que “es una empresa privada y el dueño hace lo que quiere”. ¿Seguro que eso es correcto? Una empresa con 90.000 empleados, proveedores, clientes, etc, si quiebra ¿es un asunto privado? ¿90.000 empleados son propiedad privada de un propietario que hace lo que quiere? Esa mentalidad de respeto al propietario nos ha llevado a la ruina.
    Los periódicos miran con lupa a las instituciones públicas porque les sale gratis. A las empresas privadas no las analizan ni critican tanto, porque son anunciantes, y el dinero manda.
    Luego quiebran, y hay que financiar su ruina entre todos, pero hasta ese momento ningún periodista ni bloguero se preocupaba por su funcionamiento interno, porque son “propiedad privada”.

    • Juan
      Juan Dice:

      El Corte Inglés ni siquiera cotiza en bolsa. Con lo cual es literalmente suya. Siempre que cumpla las leyes, puede nombrar a su sobrino, o a quien quiera. Ellos ponen el dinero. Ellos lo perderán. Si ellos caen, ten por seguro que otra empresa cogerá su hueco. Más regulación, y mas intervención estatal, no por favor. Que el estado se ocupe de la adminsitración, y deje a las empresas privadas en paz.

  2. David Sotomonte
    David Sotomonte Dice:

    Ayer compareció Álvarez de Miranda ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para las relaciones con el Tribunal de Cuentas.

    Anunció una batería de medidas (siete) tendentes a aumentar “la transparencia” y mejorar los “procesos de selección” para los futuros aspirantes a la plantilla de esta institución.

    http://politica.elpais.com/politica/2014/07/08/actualidad/1404814651_239306.html

    Ya podemos estar tranquilos, que esto del nepotismo se va a acabar… En fin, seguro que en el PPSOE ya están satisfechos. Eso si, de regenerar una institución tan clave como el Tribunal de Cuentas ni hablamos

  3. David Sotomonte
    David Sotomonte Dice:

    Ayer el Presidente del Tribunal Álvarez de Miranda compareció en el Congreso ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para las relaciones con el Tribunal de Cuentas.

    Anunció una batería de medidas (siete) tendentes a aumentar “la transparencia” y mejorar los “procesos de selección” para los futuros aspirantes a la plantilla de esta institución.

    http://politica.elpais.com/politica/2014/07/08/actualidad/1404814651_239306.html

    Ya podemos estar tranquilos, con estas medidas el nepotismo se va a acabar, en fin. Seguro que PPSOE ya están satisfechos con estas medidas y dan carpetazo al asunto, porque de regenerar una institución clave como el Tribunal de Cuentas ni hablamos…

  4. IVP
    IVP Dice:

    Gracias por sacar este tema que todos los que estamos cerca de la Admon. sabíamos que estaba pasando y aunque lo hemos denunciado no hemos tenido suerte o no le hemos sabido hacer. Yo lo conocí por 1ª vez en el año 1987 cuando me presenté a un concurso y en la entrevista personal me preguntaron si me podía recomendar algún partido político, les informe que no y al salir lo comenté con otra persona que acababa de tomar posesión, también por concurso, y me dijo: olvida el puesto, no te van a llamar; yo he accedido gracias a la recomendación del compañero de mi madre ¿por qué no hablas con algún partido?. Ni se me ocurrió preguntar porque lo que sentí fue vergüenza de lo que estaba viviendo.

    Esto no solo pasa en el T. de Cuentas. Cuando se creo la C. de Cuentas de la Comunidad de Madrid, me presenté y me dieron una información similar a la T. de Cuentas. Llamé a la Asamblea de Madrid, hablé con 2 políticos de diferente partido y les hice la siguiente pregunta ¿es cierto que los recursos humanos de la C. de Cuentas os los repartís proporcionalmente a los votos que habéis obtenido?, los 2 me dijeron que si.

    Lo importante es que esto sirva para empezar a sanear la Admon. y todo su personal sean profesionales al servicio de los ciudadanos y nunca del político de turno

  5. KC
    KC Dice:

    Las cotas de surrealismo y esperpento en el ámbito jurídico ya ha superado todo lo posible. Que el órgano fiscalizador se vea inmerso en tal situación es la descripción perfecta de la cultura de un país, que sigue haciendo una especie de guerra civil en base a colocaciones, endogamia y nepotismo político. Imagino que para el señor Delgado, comentarista de este blog, esto es otro acto exagerado de la Sociología moderna y poco más que una anécdota curiosa. Sinceramente, ustedes no tienen arreglo. El problema fundamental, como ya he dicho muchas veces, es de mentalidad. No entender porqué el nepotismo no es interesante en el sector público es sencillamene ridículo. Tampoco se puede esperar otra cosa, imagino.

  6. Francast
    Francast Dice:

    Gracias por el post Jaime. Entiendo que dentro de los 100 empleados con vínculos familiares no se incluyen amigos, por lo que podríamos extrapolar a por lo menos 300 más lo que habrían entrado por enchufe por ser por ejemplo el íntimo amigo del colegio, de la universidad o compañero de padel o golf….

    Así de triste es el funcionamiento de la Administración.

  7. Juan
    Juan Dice:

    Gracias Jaime por el post. Muy apropiado. Las explicaciones que dio ayer el Presidente del Tribunal en el Congreso siguieron el guión habitual. Lo mejor sin duda la complacencia de PP y PSOE con las explicaciones dadas por el presidente. Todo un clásico. Da verguenza el desparpajo con el que consideran que estos comportamientos son normales, y que no hay nada que ocultar.
    Partitocracia en estado puro. Ocupación total de los órganos de control. Anulación total de sus funciones para que no sirvan para nada, y ya que no hay nada que hacer, empleamos a familiares y amigos para que tengan un buen sueldo sin tener nada que hacer. Perfecta partitocracia. Perfecta desverguenza. Y despues hay que esperar que en las comparecencias en el congreso, donde preguntan los mismos que participan en esta farsa, sirvan para algo. Un esperpento.

  8. RC
    RC Dice:

    “Y es que aunque algunos lo consideren como algo anecdótico, el nepotismo es una variante más de la corrupción que nos azota y no debería permitirse de ninguna forma.”

    No es “una variante más”. Es LA variante de lejos más corriente en España. Tanto que muchos ni lo consideran como corrupción y sueltan, en estos mismos comentarios, perlas como que “esto es España y aquí la familia vertebra a la sociedad”.

    Viviendo en el extranjero, yo me desgañito en contar a los guiris que en España la corrupción “de sobres” es algo bastante limitado a las altas esferas y que el que intente sobornar a un funcionario de a pie corre un riesgo bastante alto de acabar entre rejas. Pero que en cambio hay una aceptación social muy alta a “echarle una mano al niño” es algo que resulta innegable. Y no deja de ser igual de dañino para la sociedad.

  9. Escotero
    Escotero Dice:

    http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2010/02/21/0003_8308748.htm
    “Y el último por ahora: el 80% de la plantilla de informáticos del Tribunal de Cuentas carece de conocimientos y titulación para afrontar las necesidades del servicio.”
    ¿Saben encender y apagar el ordenador? Pues ya es suficiente, no vaya a ser que les de por trabajar y descubran alguna irregularidad antes de que se produzca su caducidad.

Los comentarios están desactivados.